Reciente

miércoles, 2 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 229

Capítulo 229. Cacería de Brujas (4)


¡Kwakwang! ¡Kwang!

Kwang-

"¡Joder!"

Tom maldecía cuando veía meteoritos descendiendo. Cada vez que gritaba, las escamas de su piel se estremecían. Sus escamas estaban rojas por la furia. 

"¡Estas perras con forma de rata se atreven!"

Apenas se había recuperado del miedo de las alucinaciones y quimeras de la Formación del Mundo Fantasmal, pero las brujas habían aparecido de repente en el cielo. Eran sólo basura que no habría sido difícil de afrontar, pero estaban atacando al Dragón Rojo desde la seguridad del cielo sobre sus palos de escoba. 

El problema radicaba en que no podía tocarlas. 

Todo esto se debía a la primera bruja Margaret, que no bajaba del cielo. 

Estaba envuelta en luz púrpura, derramando todo tipo de magia. Impidió que el Dragón Rojo se moviera controlando la gravedad y cubrió a las brujas a su alrededor con barreras para defenderlas. Además, los meteoritos caían del cielo como la lluvia, y el suelo hacía cosas imposibles como agrandarse o encogerse. 
 
¿Acaso el maná de esa bruja era ilimitado? Incluso si tenía mucho, debería haberse acabado al usar magia como esa.

Pero Margaret ni siquiera parecía cansada. 

Más bien, cuanto más tiempo pasaba, sus mejillas se volvían más brillantes, y el nivel de su magia también se volvía más fuerte. 

¡Hwak!

Justo entonces, una luz púrpura brilló alrededor de Margaret otra vez. Se trataba de una luz siniestra y espeluznante. Al principio, había estado brillando sutilmente como una estrella, pero ahora era tan brillante como la luna llena.

Una simple bruja no podía seguir haciendo estas cosas milagrosas. Entonces eso sólo dejaba una posibilidad. 

'La Piedra Filosofal. ¡Eso es lo que esa perra está usando!'

Y se trataba de una Piedra Filosofal que había sido asimilada por su cuerpo. Tenía un aura similar al de la Reina del Verano. Era una prueba definitiva de que este caso estaba relacionado con la Noche de Walpurgis.

La medicina para curar a la Reina del Verano estaba justo enfrente, pero sentía que se iba a volver loco porque no podía acercarse a las brujas. 

"Tom. Danghee ha muerto. No hay forma de que esto pueda continuar."

Troy se acercó a Tom con el ceño fruncido. 

Danghee. Ella formaba parte de los 81 Ojos. Aunque era la más débil entre ellos, un Alto Ranker seguía siendo un Alto Ranker. Así de complicada estaba la situación. 

Tom apretó los dientes. ¡Si pudieran atrapar a esa perra, se despejaría el camino!
 
Pero no importaba cuántas veces activara su habilidad simbólica, no afectaba a Margaret. 

Cuando Margaret volteó su mano anteriormente, el suelo se levantó. Gracias a eso, el Dragón Rojo sufrió la humillación de perder a un tercio de sus fuerzas. 

Tampoco podían retirarse ahora que estaban en este lugar. 

La Reina del Verano estaba muriendo a un ritmo rápido. Tenían que encontrar la Piedra Filosofal lo antes posible. ¿Retirarse en este tipo de situación? De ninguna manera. No tendrían una segunda oportunidad. 

También estaba intranquilo porque Elohim se había movido antes que ellos. Si conseguían la verdadera tabla, todo se iría por el desagüe. Tenían poco tiempo. 

La ansiedad y el tiempo lo presionaban. Todo tipo de factores lo estresaban. No tendrían éxito a este ritmo. 

Tom finalmente decidió pedir más ayuda. Actualmente, sólo una parte de sus fuerzas estaban en el Mundo Infinito de la Noche. Era porque necesitaban detener el ataque de los demás. También era para reaccionar rápidamente si se descubriera otra información.

Pero como se había confirmado que la Piedra Filosofal estaba aquí, no tenía que preocuparse por eso. 

"Tendré que ver a esos bastardos."

No quería ver las caras de sus hermanos, pero no podía acudir a nadie más.

Estaba a punto de contactarlos pero...

¡Kwang!

Escuchó algo que explotó en el cielo. Fue suficiente para sacudir el suelo y el Espacio Exterior. 

Las miradas de Tom y Troy se movieron naturalmente. Los otros jugadores de Dragón Rojo que habían estado lidiando con los meteoritos también miraban hacia arriba. 

Un fuego se estaba extendiendo donde las brujas estaban reunidas. 

Era un fuego muy oscuro. 

Tom, que había visto a su madre ocasionar varios incendios, nunca había visto ese color antes. 

Estaba oscuro como la noche, y el fuego negruzco emitía un calor mucho más intenso que cualquier otro. Probablemente era el fuego que uno experimentaría en el infierno. 
 
La explosión que había comenzado desde Margaret se extendió instantáneamente a las otras brujas y se elevó aún más alto en el cielo. La atmósfera estaba hirviendo, y las repercusiones se notaron rápidamente. 

¡Plop, plop, plop!

De los pedazos que caían como granizo, la cabeza de Margaret estaba incluida. Pero incluso eso se quemó antes de llegar al suelo. 

"¿Qué... es esto?"

Tom estaba nervioso por la escena que nunca hubiera imaginado. 

¿Por qué había ocurrido de repente una explosión, y por qué Margaret estaba muerta? ¿Explotó la Piedra Filosofal porque no había usado su magia apropiadamente?

Cualquiera que fuera la razón, una cosa estaba clara. 

Esta era su oportunidad. 

"¡Ahora! ¡Corran! ¡Tenemos que llegar antes que Elohim!"

Con Tom y Troy en la delantera, los cientos de jugadores del Dragón Rojo comenzaron a correr.

Más allá de los cañones sinuosos, podían ver una montaña escarpada que parecía estar pinchando el cielo. 

***

Esta extraña visión no sólo ocurrió frente al Dragón Rojo. 

"¿Eh?"

"¿Por qué tan de repente?"

Misteriosas explosiones ocurrieron por todas partes. 

Las primeras brujas que milagrosamente habían arrinconado a los intrusos, murieron repentinamente quemadas sin siquiera poder gritar. 

Gracias a eso, los jugadores que habían atascados en la Formación Mundo Fantasma quedaron libres. 

"Estas perras brujas definitivamente tienen algo."

"Vamos a tomarlo. ¡Quien lo encuentra se lo queda!"

El ritmo de su progreso aumentó. 

***

"¡Los enemigos están cerca! ¡Tenemos que detenerlos!"

"¡Prepárense para morir!"

"La Gran Madre está con nosotros. Incluso si morimos, podemos vivir para siempre en sus brazos, ¡Así que no escatimen sus esfuerzos!"

El Castillo Brocken estaba en la punta de la montaña escarpada más allá de los cañones laberínticos, y estaba rodeado por muros firmes.

En ese lugar la mayoría de los poderes de las brujas se amplificaban porque estaba más cerca de la luna. 

Las brujas emitían un aura ominosa mientras volaban sobre sus escobas con sus sombreros puntiagudos. 

Desde las primeras brujas que nacieron de la 'Gran Madre', hasta las brujas que nunca habían salido del castillo, todas las brujas de la Torre se movían apresuradamente. 

Hace unos años, Ala Celestial Cha Jeong-woo había atacado el castillo, pero no había sido tan grave.

El nivel de peligro era completamente diferente. 

Este ataque podría determinar si sobrevivirían o no. Los grandes clanes y los Altos Rankers acorralaban a las brujas. 

Incluso usaban el poder de la Gran Madre, pero seguían avanzando a un gran ritmo.

"¡Hace un momento, la Formación del Mundo de los Monstruos ha sido evadida...!"

"¡La Formación del Mundo de los Desastres y la Formación del Inframundo han sido activadas!"

Había cinco Formaciones del Mundo que las defendían: la Formación del Mundo de los Gigantes, la Formación del Mundo de los Monstruos, la Formación del Mundo de los Desastres, la Formación del Mundo del Inframundo y la Formación del Mundo de las Calamidades. 

No sólo habían encontrado la Tabla Esmeralda en la mazmorra de Fausto. 

El conocimiento mágico que encontraron bastaba para crear un archivo completo, y la Noche de Walpurgis usó lo que resultaba útil para protegerse. 

También por eso los logros de las brujas habían mejorado recientemente. 

Pero no importaba que tan sobresaliente fueran las barreras, con el ataque de los más hábiles de la Torre, el castillo parecía un castillo de arena. 

'¿O es que hemos sido capaces de llegar tan lejos debido a las 5 barreras?'

D'arc, una de las primeras brujas nacida por la Gran Madre, apretó sus dientes. Este peligro parecía especialmente inesperado. 

'Si sólo... si sólo esto ocurriera un poco después...'

¿Dónde se habían estropeado las cosas? ¿Cuando Ananta robó el sujeto de prueba BX_71? ¿O cuando la Tabla Esmeralda fue robada a Leonte? ¿O cuando la Gran Madre se quedó en silencio?

No. Incluso con todas esas variables, habían hecho lo que tenían que hacer. Y estaban a punto de hacer descender a la Gran Madre. 

Probablemente fue cuando la tableta fue puesta a la venta en la Casa de Subastas Kelat. En ese momento, la Noche de Walpurgis se dio cuenta de que algo estaba mal, y al final, fueron señaladas como las culpables. 

El problema consistía en que no tenían ni idea de quién había sido el verdadero culpable. 

Definitivamente tenía que ser un jugador muy conocido, porque había sido capaz de hacer que el Dragón Rojo tuviera que moverse y sacudir la Torre. Pero no podía pensar en nadie. 

'¿Brahm? Podría haber hecho esto para rescatar a Ananta... no. No es él. Es cierto que el Exiliado es inteligente, pero se necesita mucho más para tramar esto. Debe ser alguien ingenioso y maquinador. Él no lo es. Entonces, ¿Quién es?'

La cabeza de D'arc daba vueltas. Pero no había podido encontrar la respuesta. 

'Necesito concentrarme en detenerlos primero. No es demasiado tarde para encontrar al culpable después de eso'.

Normalmente, la Noche de Walpurgis no habría sido capaz de detener a todos los intrusos con lo que tenían, pero D'arc estaba confiada. 

Tenían un arma secreta además de la magia y las barreras de la mazmorra de Fausto. 

'La Piedra Filosofal'.

Se trataba de un prototipo que ni siquiera podía llamarse Piedra Filosofal, pero funcionaba de forma eficaz. 

Se trataba de una Piedra Filosofal 'pura' que había sido hecha con la verdadera Tabla Esmeralda. 

Las primeras brujas tenían Piedras Filosóficas como éstas. Si estas se usaban, mientras las jóvenes brujas estaban en la vanguardia y luchaban en una batalla de desgaste, podrían detener a los invasores. 

La razón por la que el Dragón Rojo y otros intrusos no habían podido pasar la Formación del Mundo Fantasmal fue todo gracias a esta piedra. 

D'arc estaba tratando de detener a Mar del Tiempo. Casi se equiparaban con el Dragón Rojo en términos de poder, pero su número era relativamente menor. 

Jing-

Ella escuchó la magia que notificaba que los enemigos se acercaban. D'arc puso la Piedra Filosofal en su boca. 

"Prepárense para..."

¡Hwaaa!

'¿El olor de la sangre?'

Los ojos de D'arc se agrandaron ante el olor de la sangre que salía de los cañones. 

En ese momento, una sombra oscura cubrió su cabeza. D'arc levantó su cabeza para mirar en esa dirección. Dos ojos que parecían fuegos fatuos estaban justo delante de ella. 

"¡Hup!"

D'arc se giró rápidamente para bajarse de su escoba. Pero cuando lo estaba haciendo la espada atravesó su hombro izquierdo. Su brazo izquierdo fue separado de su cuerpo y voló por el aire. 

'¡El culpable...!'

D'arc pudo saberlo en cuanto vio al jugador enmascarado con alas de fuego. No sabía si era el líder o un subordinado, pero estaba claro que no pertenecía a Mar del Tiempo. 

'Tengo que decírselo a Vieira...'

Las jóvenes brujas con D'arc estaban todas muertas. El jugador era tan rápido que ni siquiera ella podía verlo bien, así que no podía evitarlo. Fue su culpa por darse cuenta demasiado tarde. 

Necesitaba arreglar su error. Tenía que decirle a Vieira que había una persona peligrosa como esta. Y hasta que no recibiera una respuesta, tenía que mantenerlo ocupado. 

D'arc circuló su maná en la Piedra Filosofal de su boca. Con esto, todo tipo de cosas serían posibles. 

Una piedra milagrosa. Eso era lo que la Piedra Filosofal significaba para las brujas. Ella sería capaz de detener a este jugador que era valiente o tonto por haber venido a este lugar. 

Sin embargo, 

'¿Qué...?'

Los ojos de D'arc se abrieron de par en par. La Piedra Filosofal no se movió. Parecía sólo una piedra. Como si estuviera rota. Había comprobado que funcionaba correctamente antes de salir de la Torre. ¿Por qué se rompió de repente?

En ese momento, el enmascarado giró ligeramente su cuerpo y se acercó a D'arc. Ella tembló ante la escalofriante mirada que había más allá de su máscara. 

Pero D'arc pronto parpadeó ante lo que dijo. 

"No funcionará. Probablemente."

'¿Qué...?'

"Porque eso es lo que pasó con el resto de ellas."

'¡......!'

Habló como si hubiera sido el responsable de eso. 

'¿Qué clase de...?'

En el momento en que los ojos de D'arc se agrandaron, el jugador enmascarado se abalanzó sobre ella para poner su Bayoneta Mágica en su pecho izquierdo. 

¡Ting! El órgano de maná fue cortado completamente. Los ojos de D'arc se inyectaron de sangre. 

Yeon-woo extendió su mano para agarrar la cabeza de D'arc. Podía observar sus ojos llenos de terror a través de sus manos.

El fuego negro de las puntas de los dedos de Yeon-woo cubrió la cabeza de D'arc. ¡Eup! ¡Eup! D'arc gritó con miedo, pero pronto se quemó hasta quedar crujiente. 

"42."

Yeon-woo contó el número de brujas de las que se había encargado, arrojando el cuerpo de D'arc al suelo. Su cabeza se destrozó, y una piedra púrpura quedó atrás. 

Checheche-

En ese momento, la sombra de Yeon-woo se extendió mientras Boo parecía absorber la Piedra Filosofal. El fuego púrpura brillaba en las cuencas oculares del cráneo. 

"Buen trabajo."

[Es un honor. Obedecer. Sus órdenes.]

Boo se inclinó. Controlar las Piedras Filosofales de las brujas había sido posible gracias a él. 

Con el conocimiento que había aprendido investigando la Piedra Filosofal, Boo conocía la única debilidad de la Piedra Filosofal.

Siendo exactos, era una debilidad que Yeon-woo no tenía, pero las brujas sí. 

Como su Piedra Filosofal era perfecta, no necesitaba ninguna interferencia con el maná del exterior una vez completada.

Boo había usado esto para bloquear el flujo del maná y hacer que las piedras que las brujas tenían fueran sólo piedras normales. 

Además, con los movimientos silenciosos de Yeon-woo, las brujas cayeron como hojas de otoño. 

Era importante salvar a Ananta de inmediato, pero no estaba bien dejar que la Noche de Walpurgis tuviera éxito en su defensa. 

Todos tenían que seguir atacándose entre sí y destruyendo las fuerzas de los demás. 

[Está. Hecho.]

Yeon-woo sonrió fríamente al observar que Boo había terminado de absorber la Piedra Filosofal. La persona que había ganado más con este ataque era probablemente Boo.