Reciente

martes, 1 de septiembre de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 226

Capítulo 226. Cacería de Brujas (1)


¡Hwak!

El Marqués Caliburn apareció en un nuevo espacio a través del portal. Eran las secciones exteriores de la Torre. A diferencia del piso 23, en este se sentía eñ espeso olor a sangre. 

Su cara se volvió rígida ante la vista que tenía enfrente. 

Todo estaba en ruinas. Había edificios destruidos y rastros de una violenta batalla. 

Por un momento, el Marqués Caliburn se preguntó si había abierto el portal equivocado. 

Porque el lugar para el que había introducido las coordenadas era la Casa de Subastas Kelat. Ningún otro lugar de la Torre había prosperado tanto, así que se preguntaba si había llegado al lugar equivocado después de observar las ruinas. 

Pero en el momento en que vio a los subordinados de la Tierra Sangrienta sentados sobre los restos de los edificios, se dio cuenta de que estaba en el lugar correcto. 

"¿Qué pasó...?"

"¿Estás aquí?"

El Marqués Caliburn estaba a punto de gritarle a los subordinados, pero una voz familiar habló desde atrás. La voz pertenecía al Duque Ardbad. El Marqués giró la cabeza e inconscientemente se sobresaltó. 

"¡Señor...!"

"No hagas un gran problema de esto. Los subordinados se pondrán nerviosos."

El Duque Ardbad agitó su mano como si no fuera nada y se sentó junto a sus subordinados.
 
Su manga derecha estaba vacía. El brazo tonificado y musculoso había desaparecido. 

"¿Qué... pasó?"

El Marqués Calirbun reprimió su ira. Mientras Tierra Sangrienta se levantaba, había luchado a su manera a través de incontables campos de batalla, pero nunca había visto un campo de batalla ensangrentado como este. 

Debido a que se había estado quedando en el piso 23 después de que el Bosque de los Demonios fuera destruido, no estaba al tanto de lo que había sucedido. 
 
El Duque Ardbad dio un gran mordisco al pan que estaba comiendo y habló tranquilamente. 

"Dragón Rojo se volvió loco."

"Eso significa..."

"Has escuchado sobre esa cosa llamada la tabla de Trismegisto o lo que sea, ¿Verdad?"

"Sí."

"En la casa de subastas que se estaba vendiendo, el Dragón Rojo hizo un alboroto. Supongo que no se conformaron con convertir a la Torre Mágica, a la gente del magnate y a la Oficina en sus enemigos. ¡Humph!"

El Marqués Caliburn supuso lo que había pasado después de eso. Probablemente significaba que habían convertido a los otros clanes que habían participado en la subasta en sus enemigos. 

Seguramente, había sucedido un enfrentamiento del Dragón Rojo, que intentaba robar la tabla, y la gente que intentaba detenerlos. Al final, Dragón Rojo había ganado. 

Siendo honesto, no resultaba muy sorprendente. Era un poco humillante, pero incluso Tierra Sangrienta no podía rivalizar con Dragón Rojo. Esos tipos eran fuertes, lo suficiente para luchar contra toda la Torre sin siquiera pestañear. 
 
Sin embargo, no podía creer que hubieran tomado uno de los brazos del Duque Ardbad. 

El Duque Ardbad no perdería fácilmente ante alguien, a menos que se tratara del Emperador de la Glotonería. No, ni siquiera el Emperador de la Glotonería habría sido capaz de dañarlo de este modo. Ardbad no simbolizaba la 'fuerza' en vano.

Pero había agitado ligeramente su mano como si no quisiera hablar de eso.

"Aparte de eso, ¿Cómo te fue con el Acaparador?"

"Recibimos una promesa de que vendría a visitar la capital. También, con respecto al Barón Lao..."

El Marqués Caliburn explicó lo que había descubierto. El Duque Ardbad asintió con la cabeza, porque todo había sucedido como lo que habían adivinado.

"Ya veo. Con esto, el Emperador se tranquilizará un poco. En fin. Los de Elohim, esos bastardos deben haberse vuelto locos también."

Los ojos del Duque Ardbad estaban ardiendo. 

Desde Dragón Rojo a Elohim. No sabía por qué había tanta gente tras ellos. 

"Todos en esta Torre no son más que unos parásitos que deben ser quemados. No sé por qué es tan difícil recuperar nuestra tierra prometida."

El Duque Ardbad murmuró con molestia. 

"Caliburn."

Llamó al marqués. 

"Sí, Su Gracia."

El Marqués Caliburn se inclinó rápidamente, arrodillándose sobre una rodilla. En un campo de batalla, las órdenes del comandante eran equivalentes a las del Emperador. Los ojos del Marqués brillaban. 

"Vamos a preparar nuestro ejército. Prepárense."

Eso significaba que los parásitos que habían puesto a prueba la voluntad del Emperador serían barridos. Era una declaración de guerra. 

El cuerpo del Marqués Caliburn se estremeció. La paz que un grupo llamado Arthia había creado con su muerte estaba finalmente a punto de romperse. 

"¡Sí, de inmediato!"

***

Mucho tiempo después de que el Duque Ardbad y el Marqués Caliburn se fueran con sus subordinados, un nuevo portal rojo se abrió. Poco después, Yeon-woo y su grupo salieron del portal. 

"Es un desastre."

Brahm miró alrededor de la Casa de Subastas Kelat, o lo que quedaba de ella, sacudiendo la cabeza con incredulidad. 

Aunque resultaba comprensible que le dieran la espalda a los otros clanes, ¿Qué pasaba con la Oficina? Además de eso, tocar la casa de subastas significaba que también habían convertido en enemigos de varias uniones de mercaderes misteriosos. 

Resultaba difícil saber el poder exacto de los Guardianes desde el punto de vista de un jugador, especialmente de los 12 Zodíacos, los más grandes Guardianes que ni siquiera los dioses y demonios podían tocar. 

Si actuaban, el Dragón Rojo no sería capaz de evitar el daño. 

¿Y las uniones de los mercaderes misteriosos? No podrían luchar contra el Dragón Rojo como otros clanes o la Oficina. 

Sin embargo, por muy grande que sea el Dragón Rojo, necesitaban muchos más suministros. Si las uniones dejaban de comerciar con ellos, les resultaría difícil luchar. 

No había manera de que el Dragón Rojo no supiera algo que incluso un niño sabía. 

¿Tenían algo que los respaldara? Pero como estaban actuando con tanta arrogancia, parecía que estaban llevando a todos, incluidos ellos mismos, por el camino de la destrucción. 

"Están muy apurados en este momento."

"Supongo. Si su reina muere, todo se acabó para ellos."

Brahm asintió con calma a lo que dijo Yeon-woo. 

Si la Reina del Verano muriera, el poder que tenían se derrumbaría como un castillo de arena. Pensándolo ahora, era como si estuvieran colgando del borde de un acantilado en este momento. 

"Si les dan una o dos patadas más, caerán directamente al abismo."

"Será divertido observar la caída de algo tan grande."

Yeon-woo sonrió y miró a su sombra. 

"Boo."

Checheche-

Mientras la sombra se extendía, apareció un Lich. 

[Por favor. Deme sus órdenes.]

"Encuentra a dónde fue el Dragón Rojo."

Boo asintió con la cabeza y se elevó hacia el cielo, sosteniendo su orbe negro. 

¡Hwak! El orbe emitió una luz y comenzó a derramar magia. 

Boo había crecido a un ritmo rápido, superando los poderes de la mayoría de cualquier otro Lich con la magia rúnica, los estudios de Victoria, las otras investigaciones que se habían obtenido del estudio de la Piedra Filosofal, el poder 'Libro Sin Ley' y el Demonismo.

Brahm miraba a Boo con interés. 

"Cada vez que lo veo, me parece más asombroso. ¿Dónde lo encontraste?"

"¿De qué estás hablando?"

Yeon-woo había encontrado a Boo a través de un pendiente que obtuvo como recompensa. Por lo que él sabía, Boo era un jugador de hace mucho tiempo.

<< Nota: Esto sucede en el capítulo 81, el pendiente se llamaba 'Cresta de Cráneo'. >>

"¿Hm? ¿No lo sabes? Creo que tampoco se da cuenta todavía, pero ese tipo probablemente era muy famoso cuando estaba vivo. Incluso si es un Lich, ese tipo de crecimiento es imposible. En realidad, es mejor describir sus nuevos poderes como 'recuperarlos' en lugar de 'crecimiento'.

Brahm se acarició la barbilla. 

"Aunque nadie lo sepa, ese tipo probablemente estaba por encima de esos 3 amigos. Si lo comparamos con la gente de ahora... probablemente sería uno de los Nueve Reyes."

[¡......!]

[¡......!]

[¡......!]

Las emociones de Shanon, Hanryeong y Rebecca le fueron transmitidas a través de su conexión con ellos. 

Por supuesto que se sentirían desconcertados, puesto que consideraban que Boo estaba por debajo de ellos, porque aún no podía hablar correctamente. 

Yeon-woo puso una expresión pensativa.

'¿Boo estaba originalmente en el nivel de los Nueve Reyes?'

Yeon-woo sólo había conocido a dos de los Nueve Reyes hasta ahora, el Rey Marcial y la Reina del Verano. Sin embargo, había visto un poco de los otros a través de sus sombras en el piso 21, así que podía adivinar qué tipo de seres eran. 
 
¿Pero Boo estaba siendo comparado con ellos? No podía imaginarlo. 

Y además, ¿Por qué una persona como esa había caído como alma y se había atado a un artefacto como una simple recompensa del Tutorial?

Además, el artefacto en el que Boo había estado atado estaba calificado con una D. No era algo que una persona de ese calibre hubiera usado.

El nombre 'Boo' se le dio por el hecho de que era un Médico Brujo. 

<< Nota: La pronunciación de Médico Brujo en coreano, sería boodoosoolsa. >>

Pero Boo no parecía reaccionar mucho a lo que decían, quizás ignorando la situación. 

Mientras Yeon-woo pensaba profundamente, la voz de Boo sonó. 

[Te mostraré.]

El orbe brilló con una luz intensa. 

Al mismo tiempo, varias escenas pasaron por delante de Yeon-woo. Eran escenas de lo que había pasado en este lugar. 

¡Hwak!

—¡Dragón Rojo! ¡Finalmente se han vuelto locos!

—El tesoro está regresando a quien debería pertenecer. ¿No es así? Los artículos son tomados con poder. ¿No es algo que ustedes también hacen bien?

Poco después de la burla de Tom, el enfrentamiento entre el Dragón Rojo y los demás, destruyó la casa de subastas de Kelat instantáneamente. 

Como un fantasma, Yeon-woo pudo observar todo desde arriba de la Casa de Subastas. 

<Ojo de Consternación>. Este era el poder que Boo había creado usando el Libro Sin Ley como referencia. Recreaba viejos eventos usando el vestigio dejado en los objetos.

El poder de Dragón Rojo era increíblemente abrumador. 

Ya resultaba bastante impactante que el más joven de los Nueve Hijos del Dragón, Tom, hubiera venido, pero incluso se las arreglaron para hacer retroceder a todos los demás clanes. 

El brazo derecho del Duque Ardbad terminó siendo cortado por la Antigua Espada, Hanan. Los dos obispos del Ejército del Demonio no pudieron vencer a los Gemelos Asesinos, Jack y el Destripador. Ojo de Halcón, Troy, extendió sus uñas para masacrar a los eruditos rebeldes de la Torre Mágica. Escenas tan espantosas como esas sucedieron por toda la casa de subastas. 

'Es un desastre'.

Yeon-woo estaba tan sorprendido que se rió con incredulidad. 

Había buscado esto desde el principio, pero parecía que la escala crecería más de lo que había esperado.

'Mejor para mí'.

Cuanto más turbia estuviera el agua, más lucharían, y quien se beneficiaría de todo esto sería él. 

Mientras tanto, Tom tomó la tabla y se trasladó al piso 76 a través de un portal. 

La conmoción en la casa de subastas de Kelat terminó en ese punto, pero la confusión que generó duró mucho tiempo. 

Entre los diferentes clanes y jugadores, Yeon-woo encontró a las brujas que había estado buscando. 

Eran caras familiares para Yeon-woo. 

'D'arc y Margaret'.

Desde hace algún tiempo, Vieira Dune empezó a ser seguida por gente que parecía estar protegiéndola. 

No sabía por qué, pero las primeras brujas que nacieron de la madre de las brujas, 'Noche', protegían a Vieira Dune a su lado.

Vieira Dune era la líder del clan Noche de Walpurgis, pero no podía liderarlos sola. Así que hubieron personas la ayudaban, protegiéndola. 

Las primeras brujas. 

Nadie sabía de dónde venían. Sin embargo, se sabía que eran monstruosidades que habían vivido desde el comienzo de la Torre. 

D'arc y Margaret estaban entre esas primeras brujas, y le habían enseñado a Vieira Dune 'Seducción' y 'Poder Oculto'. 

—¿Qué pasó? ¿Por qué está la Tabla Esmeralda ahí? Hay rastros de algo en ella... pero definitivamente es la Tabla Esmeralda.

—¿Quién la filtró? Parece que proviene de Leonte. ¿Quién haría algo como esto?

La razón de la participación de las dos brujas era simple. Iban confirmar la legitimidad de la tabla. Y una vez que descubrieron que era real, se dieron cuenta de que alguien había filtrado la tabla. Pero no podían demostrar lo que estaban pensando. 

—Primero... salgamos de este lugar. 

Ya que habían confirmado la Tabla Esmeralda, planeaban discutir qué hacer después de regresar a su cuartel general, el Castillo Brocken. 

D'arc y Margaret se llevaron a las jóvenes brujas bajo su mando y recitaron magia para activar el teletransporte a distancia de la conmoción para volver a su cuartel general. 

'¡Boo!'

Yeon-woo no dejó escapar ese detalle.

El Castillo Brocken no era un lugar físico. El 'Mundo Infinito de la Noche' del que hablaban las brujas estaba en un subespacio, y no había ningún camino para entrar en él. 

Así que ordenó a Boo que encontrara las coordenadas a partir de los rastros que dejaron, y el resultado fue....

[Lo he hecho. Lo he encontrado.]

Bingo.