Reciente

martes, 25 de agosto de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 417

Capítulo 417. El Futuro Que No Podía Ser Evitado (1)


Yun Seohui no contestó la llamada. No, no pudo. Fue porque estaba en la Tierra y no en el Paraíso cuando Seol Jihu la llamó.

Cuando escuchó la noticia y regresó al Paraíso, el cristal de comunicación todavía estaba parpadeando con luz.

Yun Seohui miró a la luz pura con una ligera sorpresa antes de mirar el orbe brillante. Le tomó 20 minutos entrar al Paraíso después de recibir una llamada telefónica diciendo que el Representante Seol la estaba buscando.

En otras palabras, había pasado una hora en el tiempo del Paraíso.

"¿Han estado llamando todo este tiempo?"

"Sí, les dije que les avisaría cuando volviera la Directora, pero han seguido llamando cada cinco minutos..."

"Hmm...."

Yun Seohui puso su mano en el orbe pero no atendió la llamada de inmediato. Entrecerró los ojos en el orbe, pensando en hacerse la difícil.

La relación actual entre Valhalla y Sinyoung estaba en su peor momento. El representante de Valhalla tenía un miembro de la familia en la Tierra, y Sinyoung era el principal sospechoso detrás del incidente.

Por supuesto, no había manera de probar que ellos estaban detrás de esto, pero era cierto que cometieron el grave error de dejar escapar a Jung Minjong.

Por lo tanto, sólo debería haber una razón para que el representante del Valhalla la llamara en este momento.

El hecho de que la haya estado llamando sin parar como un ex-novio obsesionado... no tenía sentido. Además, el Seol Jihu que ella conocía era un hombre de acción más que de palabras.

Mientras Yun Seohui estaba sumida en sus pensamientos, la llamada terminó. Yun Seohui todavía tenía su mano puesta en el orbe. Entonces, cuando el orbe se iluminó antes de que pasaran cinco minutos, sus ojos se curvaron de una manera peculiar.

Luego, la respiración de Yun Seohui se volvió repentinamente áspera. Aclaró su garganta y esperó a que la llamada terminara de nuevo. Cuando la luz del orbe se apagó, contó hasta cien y luego le infundió su maná.

"¡Lo siento!"

¡Paat! Yun Seohui se disculpó rápidamente en cuanto destelló la luz.

"No estaba en el Paraíso y sólo me enteré hace un momento... vine corriendo de inmediato..."

Jadeaba para respirar como alguien que acaba de hacer una carrera de 100 metros.

Tenía muchas excusas que dar. Planeaba mencionar el incidente que había sucedido en la Tierra para justificar su tardanza, mientras mostraba disimuladamente lo arrepentida que estaba.

Actualmente, lo único que tenía en mente era la relación entre ella y Seol Jihu.

Eso fue, hasta que escuchó lo que dijo la otra persona.

"En la Tierra... ¿Eh?"

El tono de Yun Seohui se elevó hacia el final de su frase.

"...¿Te refieres a la Dama Roe Scheherazade?"

Su falsa voz llorona se redujo cuando una voz baja continuó sonando desde el orbe.

"Sí, sí. Es difícil de creer... pero haremos un movimiento de inmediato. No te preocupes demasiado."

Yun Seohui respondió amablemente y asintió con la cabeza. Luego se volteó hacia el joven tan pronto como la llamada terminó.

"¿Pasó algo en Nur?"

"Sí. No ha sido confirmado todavía, pero... todo contacto se ha cortado con Nur desde hace unos días. No sólo la familia real de Nur, sino también todas las organizaciones de la misma no están recibiendo ninguna llamada."

Yun Seohui frunció sus hermosas cejas ante la respuesta del joven.

"¿Hace unos días? ¿Cuántos días han pasado exactamente? El representante de Valhalla dijo que recibió la noticia cuatro días después de salir de Eva."

"No estoy seguro. Sólo hemos tenido noticias de ello hoy. La Federación de Negocios de Japón aparentemente le solicitó a un equipo que estaba cerca que investigara, pero parece que también perdieron contacto con ellos."

Eso significaba que algo podría haber pasado hace más de tres días.

Sin duda era extraño, pero debería haber estado bien tomar medidas después de investigarlo más a fondo.

Yun Seohui recordó la petición que Seol Jihu acababa de hacer.

Asegurar a Roe Scheherazade junto con su asistente y proteger la ciudad.

O sólo asegurar a Roe Scheherazade junto con su asistente y dejar la ciudad.

Y si eso tampoco fuera posible, matar a Roe Scheherazade y dejar la ciudad.

Ella no había escuchado mal. Seol Jihu le había pedido que matara a Roe Scheherazade. Además, dijo que asegurara el Juramento Real si pudiera.

Yun Seohui inclinó su cabeza antes de sacudirla de lado a lado. Que Roe Scheherazade fuera una traidora no resultaba muy difícil de creer, pero matarla era demasiado atrevido.

A pesar de todo, Yun Seohui vio esto como una oportunidad.

Seol Jihu estaba tan apurado que había llamado a alguien a quien odiaba y le había hecho una petición seria.

Para Yun Seohui, que estaba caminando en la cuerda floja, esta petición debería convertirse en una cuerda resistente para que ella se aferrara.

"Dile a la Dama Roe Scheherazade que venga aquí."

Sonaba como alguien que estaba convocando a su subordinada.

Incluso en la realidad, Roe Scheherazade se había convertido en la marioneta de Sinyoung durante la época de Yun Seojin, y ese estatus no cambió después de que Yun Seohui tomara el poder.

Ella sabía de la situación en la que estaba la Reina de Sherezade, pero simplemente la ignoró.

"Dile que venga ahora mismo. Tenemos que comunicarnos con ella primero. Si otras organizaciones se entrometen, puedes usar la autoridad de la organización representativa."

"Entendido".

El joven salió corriendo de la oficina.

Luego, unos treinta minutos más tarde, volvió corriendo a la oficina.

"¡Directora!"

Yun Seohui estaba en medio de su segunda llamada con Seol Jihu, ocupada dibujando un mapa en un pedazo de papel.

"Espera."

Pidió que la disculparan, se volteó hacia el joven y le preguntó en voz alta.

"¿Desapareció?"

"Aseguramos a la asistente, pero la Dama Roe Scheherazade no se ve por ningún lado..."

El joven asintió con la cabeza en un aturdimiento.

"...Tenemos a la asistente."

Yun Seohui repitió el mensaje en el cristal.

"La Dama Roe Scheherazade ha... sí, ha desaparecido. Es como dijiste... ¿Así que se está escondiendo en este lugar?"

Yun Seohui dejó su bolígrafo.

"Lo tengo. Formaré un equipo de expedición y lo revisaré personalmente."

Con eso, colgó la llamada, inclinó la cabeza y miró al techo.

A estas alturas, Yun Seohui se sentía un poco incómoda.

Pensó que esto sería un asunto insignificante.

Pero realmente parecía como si...

Golpeando ansiosamente su escritorio, Yun Seohui miró hacia atrás al joven, que estaba parado en la habitación con incomodidad.

"¿Cuánto tiempo se tarda en llegar a Nur desde Scheherazade?"

"¿Perdón? Ah, unos diez días en carruaje..."

"¿Qué pasa si te apresuras a llegar en un carruaje?"

"Uh... Si los Horuses no se agotan, estoy seguro de que el tiempo se puede reducir a la mitad."

"En ese caso..."

Yun Seohui pensó por un momento antes de preguntar.

"¿Y si viajas en avión?"

"¿En avión?"

El joven replicó con una gran agitación. No entendía por qué ella preguntaba por un avión cuando no existía en el Paraíso.

Sin embargo, la expresión de Yun Seohui se estaba volviendo cada vez más seria. Fue porque pensaba en el peor de los casos.

Como se había demostrado muchas veces en el pasado, los Parásitos podían marchar a una velocidad que trascendía la imaginación más salvaje.

Además de tener un cuerpo físico modificado por la virtud del parasitismo, había entidades dentro de los Parásitos que podían usar la magia. Además, los Parásitos no se cansaban, especialmente los Comandantes del Ejército que habían absorbido divinidades.

'¿Podría ser esta una situación extremadamente peligrosa?'

Justo cuando Yun Seohui lo pensó y se levantó...

¡Krrrrrrrr!

Un temblor repentino, que surgió desde las profundidades de la tierra, sacudió todo el edificio.

El repentino temblor causó que Yun Seohui y el joven perdieran el equilibrio hasta caerse. Las sillas se sacudieron de un lado a otro y las mesas se deslizaron a un lado como si hubiera un gran terremoto.

Pronto, estallaron gritos.

Después de aparecer sin previo aviso, el terremoto duró cerca de cinco minutos.

"Justo ahora..."

Los ojos de Yun Seohui brillaban fuertemente bajo la protección de una barrera que ella había proyectado.

El joven, que estaba atascado en un rincón de la habitación, sólo abrió la boca.

Yun Seohui corrió afuera.

El caos total se desplegaba ante ella. No era como si los edificios se derrumbaran o la tierra se agrietara, pero la gente estaba muy confundida por el repentino temblor.

¿Realmente había ocurrido un terremoto en Scheherazade?

Yun Seohui sacudió su cabeza.

No podía ser verdad, porque sintió cuatro cambios inmediatamente después del terremoto.

El primero era que la ciudad se convirtió en un extraño espacio lleno de extrañas vibraciones.

El segundo era que el maná que fluía por su circuito de maná se estaba filtrando.

El tercero era que este maná se filtraba en la tierra, uniéndose a un enorme flujo de energía y dirigiéndose en una dirección.

Y el  cuarto...

"......"

Cuando ella siguió inconscientemente la dirección hacia donde el maná fluía, y observó el Palacio Real de Scheherazade en la distancia.

A menos que estuviera viendo cosas, la ubicación del palacio parecía haber cambiado desde la última vez que lo comprobó.

Yun Seohui subconscientemente infundió su maná en el cristal de comunicación. Sin embargo, el cristal no estaba reaccionando.

La maná que le infundió se filtró y desapareció.

Era como si fuera tirado por una fuerza magnética.

Eso no era todo.

"¿¡Qué demonios está pasando!?"

Alguien gritó desde el templo.

"¿Qué ha pasado?"

"¡El portal desapareció!"

"¿Qué?"

"¡El portal no funciona!"

Los ojos de Yun Seohui se entrecerraron.

Un misterioso terremoto, el maná fluyendo en una dirección, y el portal funcionando mal...

Mientras pensaba, una ráfaga de viento que llevaba una poderosa energía pasó y golpeó a Yun Seohui.

Ella no fue la única. Otras personas parecían haber sentido esta energía también.

Los murmullos disminuyeron instantáneamente.

"......"

Un pesado silencio descendió.

A pesar de que nadie dijo una palabra, todos pensaban lo mismo.

La causa de este incidente se estaba acercando. Algo que era lo suficientemente grande como para devorar esta ciudad de un solo bocado.

Fue entonces.

"¡Pa...!"

Alguien señaló al cielo y gritó.

Yun Seohui miró hacia arriba.

El cielo más allá del muro del castillo se estaba volviendo negro.

Antes de que pudiera echar un segundo vistazo, la asquerosa marea negra tiñó el cielo de su color e inundó Scheherazade.

¡Chweeeeeek!

Cientos de sombras con alas de murciélago atravesaban el aire a velocidades que rivalizaban con las de los aviones, no, los jets.


*


Al mismo tiempo.

Roe Scheherazade estaba solo en el área más profunda del palacio real.

En la dirección que ella miraba había una cámara de piedra donde se dibujaba un enorme círculo mágico en el techo y en el suelo con un gran pilar de luz erguido.

La luz se hizo más intensa a medida que más maná fluía en la cámara de piedra, y sus ojos brillaban con más luz.

Roe Scheherazade acababa de activar el primer nivel del mecanismo del Gorad Boga.

En consecuencia, todo Gorad Boga se convirtió en un enorme círculo mágico, que comenzó a reunir  maná dentro de la ciudad.

Esto incluía el maná tanto de los humanos como de las estructuras.

En cierto modo, el primer nivel era sólo una preparación para la activación del segundo nivel.

Roe Scheherazade miró fijamente la estela que flotaba dentro del pilar y de repente levantó la barbilla.

El estruendo de la tierra, los explosivos retumbaban, y los gritos incomprensibles... la mezcla de estos sonidos hacían una melodía feliz a sus oídos.

Roe Scheherazade sonrió radiantemente.

"¿Puedes escucharlo?"

Extendió sus brazos como si fuera a mostrar su propia obra de arte.

"Querido."

Mostrando una sonrisa que era más brillante que cualquier otra...

"Es un réquiem para ti."

<< Nota: Réquiem - composición musical cantada en una misa de difuntos o parte de ella. >>

Susurró en silencio en el espacio vacío.

"¿Sabes lo que dijo esa niña? '¿De qué sirve vengarse ahora? Hacerlo sólo te dejará con el vacío...'"

Luego se rió suavemente.

"...Pero, ¿Qué es esto?"

Sus ojos perdieron el enfoque como una mujer que se perdió en el éxtasis del orgasmo.

"Acabo de empezar mi venganza, acabo de probar, pero no importa sentirme vacía, ¡Es tan, tan dulce! Es tan dulce que yo..."

Roe Scheherazade cerró suavemente los ojos sin terminar su frase.

"Ah, este sentimiento de liberación..."

Después de que su esposo muriera por una causa misteriosa, Gorad Boga había sido su único lugar de paz.

Cada vez que sufría una indescriptible humillación, venía a este lugar a llorar y a buscar a su esposo, pidiendo disculpas hasta que se desmayaba de cansancio.

Sin embargo, hoy sería el último día en que este lugar se usaría para ese propósito.

Porque a partir de hoy, tanto Sinyoung como esta ciudad desaparecerían.

Además, sería el comienzo de la caída de la humanidad.

"Haaaa..."

Roe Scheherazade gimió felizmente al escuchar el zumbido sobre el techo.

Luego desabrochó la parte delantera de su vestido como si no pudiera evitarlo.

Sssk. Su vestido se deslizó hacia abajo, y su cuerpo desnudo se reveló por completo.

A continuación, Roe Scheherazade levantó un brazo y una pierna en alto.

Usando los gritos de los Terrícolas como acompañamiento, comenzó a girar como si estuviera haciendo un ballet.

Dentro de una cámara de piedra vacía, una mujer desnuda bailaba sola, pasando la lengua alrededor de sus labios como alguien que saborea el sabor del chocolate dulce.


*


Llevó seis días llegar a Scheherazade desde Eva. Si uno se apresuraba, le tomaba cuatro días.

Cuando Seol Jihu notó la anormalidad en la cuarta noche, sólo había un día de distancia que cubrir.

Ya había hecho todo lo que estaba a su alcance.

Ordenó a Kim Hannah que notificara a todas las ciudades además de Nur y puso en movimiento a todas las organizaciones dentro de Scheherazade.

El resultado fue una pérdida de comunicación.

Después de escuchar de Yun Seohui que Roe Scheherazade desapareció, le indicó el camino para llegar a Gorad Boga.

Desde entonces no se ha puesto en contacto con ella.

Podía enviar señales débiles con el cristal de comunicación, pero el otro lado no contestaba.

Incluso enviar la señal no debería ser posible si los Parásitos estaban interfiriendo la comunicación.

Seol Jihu se sentía impaciente.

Al final, se bajó del carruaje a mitad de camino y se dirigió a Sherezade con sólo Flone y el Pequeño Polluelo.

Los Horuses se habían cansado de correr toda la noche, y aunque lo hacían a toda velocidad, seguía siendo más lentos que la velocidad de vuelo de Flone.

Aunque no podía llamar a esto una situación ideal, la urgencia del asunto no le dejaba otra opción.

Afortunadamente, se acercaban a su destino con Flone dándolo todo en el vuelo.

Mientras atravesaba el cielo a una velocidad aterradora...

[¡Allí...!]

La voz de Flone sonó repentinamente.

Seol Jihu, que había estado constantemente tratando de usar el cristal de comunicación, miró hacia arriba.

La ciudad comenzó a entrar en su vista.

Y cuando Scheherazade se hizo lo suficientemente grande como para que no pudiera captarla con una sola mirada...

"¡......!"

Las cejas de Seol Jihu se distorsionaron violentamente después de confirmar el estado en que estaba la ciudad.