Reciente

miércoles, 5 de agosto de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 398

Capítulo 398. Están Con Nosotros o Contra Nosotros (2)


¡Clang!

Una pequeña cuchara cayó al suelo de la mano de Yun Seohui. Sin embargo, ni siquiera se le pasó por la cabeza recogerla mientras preguntaba aturdida.

"...¿Qué dijiste?"

"El Destino Enfermo de Haramark fue aniquilado por Sicilia. Todos los miembros, incluyendo a Giovanni Greco, han sido asesinados..."

El director de recursos humanos juntó sus manos y se inclinó.

Yun Seohui se mordió el labio inferior.

Entre las organizaciones que tenían el control de Haramark, Destino Enfermo era la organización que respondió más favorablemente al llamado de Sinyoung.

'¿Se enteraron?'

No, era poco probable que lo descubrieran.

El orden de los acontecimientos estaba claro. Destino Enfermo había anunciado su posición sobre el reciente incidente, y Valhalla tenía que actuar de acuerdo con su declaración de hace unos días.

Fue sólo que Sicilia cumplió la voluntad de Valhalla.

Y ahí estaba el problema.

Yun Seohui hubiera preferido que Valhalla se enterara de la participación de Destino Enfermo.

La acción de Sicilia, en la situación actual, no difería de apoyar abiertamente a Valhalla.

Por supuesto, el público podría criticarlos por ser demasiado duros. Pero los Halcones de Guerra del Sur no eran una organización que se preocupara por la opinión pública, y probablemente no recibirían muchas críticas de todos modos. Después de todo, el público estaba al lado de Valhalla, y Sicilia se había unido a ellos.

Yun Seohui mordió su labio durante algún tiempo. Después de pensar en silencio durante un rato, abrió los ojos. Después de organizar los documentos dispersos en su escritorio con una expresión tranquila, se levantó.

"Me voy a despedir ahora. Tengo una reunión a la que asistir."

"¿Una reunión...?"

El director de recursos humanos, Jung Minjong, parpadeó.

"Deberías habérmelo dicho antes..."

"Ah, está bien. No te lo dije a propósito."

Jung Minjong se estremeció.

"Debes estar agotado, ¿Verdad? Pareces muy estresado."

Mientras levantaba lentamente su cabeza, vio la dulce sonrisa de Yun Seohui.

Su expresión de preocupación no se veía por ningún lado mientras mostraba su habitual sonrisa falsa.

"Creo en usted, Director Jung."

Jung Minjong estaba negando fuertemente la acusación hecha en su contra, y Yun Seohui acababa de decir que le creía.

Pero ella no le estaba diciendo sobre su agenda a pesar de haberlo hecho siempre hasta ahora, y no le estaba permitiendo unirse a la reunión donde se hablarían de él sin duda... ¿Cómo iba a interpretar esto?

"......"

Por alguna razón, Kim Hannah apareció en su mente.

"Descansa bien."

Yun Seohui sonrió, inclinándose ligeramente antes de salir de la habitación con pasos ligeros.

Jung Minjong se quedó en el mismo lugar durante mucho tiempo y miró aturdido a la puerta que Yun Seohui dejó abierta.


*


La destrucción de Destino Enfermo.

La noticia de este incidente sacudió duramente a todas las regiones de la humanidad.

Lo que resultaba aún más impactante fue el hecho de que Sicilia, y no Valhalla, había llevado a cabo esto.

Pero este incidente fue sólo el comienzo.

Valhalla finalmente se puso en marcha.

"¿De verdad vas a hacer esto?"

Park Dongchun, el jefe de los Comerciantes Dongchun, expresó su frustración ante esas palabras con un suspiro.

"Vamos, amigo, ¿Por qué estás tan preocupado? ¡Yo, Park Dongchun, estoy aquí para ti! ¿Nos conocemos desde hace cuántos años? ¡Estoy aquí para salvar tu trasero!"

Un hombre flaco, con cabello de cola de caballo, que contrastaba con la figura regordeta de Park Dongchun, frunció el ceño.

Miraba un trozo de papel delante de él con vacilación en su rostro.

Su nombre era Vahid Hosseini. Era del Área 5 y el representante de un gran grupo de comerciantes que tenía un firme control sobre Nur. Lo que significaba que era un poco famoso dentro de Nur.

"Hosseini, sé cómo te sientes. Pero sabes sobre el viejo incidente de la Alianza Eva, ¿Verdad? ¿Cuál crees que fue la causa de eso? ¡Fue la caza ilegal de esclavos! Y en ese momento, fui atrapado con las manos en la masa por el representante de Valhalla."

Vahid Hosseini levantó la vista un poco.

"En aquel entonces, pensé que estaba acabado. Había capturado a una niña Hombre Zorro y estaba persiguiendo a otra que había escapado cuando un demonio me miró de repente con la niña Hombre Zorro en la mano."

"......"

"¿Qué crees que hice? ¡Entregué a la niña Hombre Zorro en mi posesión, me disculpé y juré que nunca lo volvería a hacer!"

"...¿Y?"

"¿Qué quieres decir con, 'Y'? ¿No ves que estoy vivo y bien? Diablos, no sólo estoy vivo. ¡Estoy prosperando en Eva ahora mismo!"

Viendo que Vahid Hosseini mostraba interés, Park Dongchun se golpeó el pecho y habló con más pasión.

"Debes pensar que el representante de Valhalla es una especie de monstruo, ¡Pero no podrías estar más equivocado! ¡El señor Seol también es un ser humano! No es un maldito inflexible."

"Mmm..."

"Sólo confía en mí. Me aseguraré de ayudarte a ti y a tu organización a salir de esto intactos. Sólo cierra los ojos y firma aquí. Persuade a tus hombres para que también firmen."

Park Dongchun tocó el papel en el escritorio.

Vahid Hosseini se mordió los labios y miró el papel, que no era más que un contrato. Siendo precisos, era un contrato de Valhalla que estaba imbuido con el poder de un dios.

Aunque era complicado, podría resumirse de la siguiente manera:

1. Los que firmen el contrato no confabularán con los Parásitos y no harán nada en contra de los intereses de la humanidad.

2. En caso de que estalle una guerra contra los Parásitos, los que firmen el contrato no escatimarán esfuerzos para ayudar a la humanidad.

Este contrato, escrito por Philip Muller, era la forma más efectiva de probar la inocencia de las 23 organizaciones restantes y de controlarlas.

Los Terrícolas que incumplan los términos del contrato no podrán entrar en el Paraíso en el mejor de los casos y serán ejecutados en el peor de los casos.

Era una forma limpia y segura de tratar con potenciales traidores, pero Seol Jihu discutió con Philip Muller toda la noche sobre este tema.

Seol Jihu pensaba que toda rata debería ser exterminada mientras que Philip Muller sugirió dejar una salida en consideración a la gran brecha que podría crearse dentro de la humanidad.

|Me estás volviendo loco. ¿Crees que eres el rey hegemónico Xiang Yu, exterminando a todos tus enemigos?|

|No teniendo otra opción que luchar contra su propio país, dirigió su ejército a Xiangyang, matando incluso a aquellos que se rindieron sin piedad.|

|Como resultado de esta insensata llamada Marcha de la Muerte, la gente de su país se resistió desesperadamente sabiendo que morirían a pesar de todo.|

|Mi punto es este. ¿Qué harás si la gente que se convierte en tu objetivo dice 'al diablo' y escapa hacia los Parásitos? ¿Crees que la Reina Parásito se quedará sin hacer nada después de enterarse de esto?|

Seol Jihu no había olvidado la advertencia de Philip Muller. Así que inmediatamente después del falso incidente de Gorad Boga, cambió de opinión para dar a los aspirantes a traidores una última oportunidad.

Por eso, hizo un ejemplo del Destino Enfermo y envió emisarios a las otras organizaciones.

Francamente, Seol Jihu no esperaba que un tercio de todas las organizaciones del Paraíso participaran en este último incidente. Después de descubrirlo, no pudo evitar estar de acuerdo en que la sugerencia de Philip Muller de reformar las fuerzas existentes mediante contratos. Eso parecía mejor que su idea de destruir todas las organizaciones que estaban involucradas y reclutar nuevos Terrícolas.

Por supuesto, sólo daría esta oportunidad a aquellos que no confabularan con los Parásitos, y correspondería a las organizaciones decidir si aceptan esta oferta o no.

Si se negaran...

Philip Muller dijo que no lo disuadiría entonces.

"Entiendo lo que dices..."

Vahid Hosseini se quejó después de una profunda contemplación.

"Pero estos términos son demasiado..."

"¿¡De verdad estás diciendo eso!?"

Park Dongchun lo interrumpió antes de que pudiera terminar su frase.

Luego miró a su viejo amigo con sospecha.

"No me digas... ¿Realmente estás conspirando con los Parásitos?"

"¡Claro que no!"

Vahid Hosseini dijo con ira.

"¡Soy inocente! ¡No sabía que el obispo era un traidor!"

"¡Entonces sólo firma!"

Park Dongchun también dijo con rabia.

"¡Este contrato ni siquiera pide mucho! ¿Te dice que renuncies a tu vida? ¿Te dice que disuelvas tu organización? ¡No!"

"......"

"¡Está diciendo, te perdonaremos y dejaremos que mantengas tu organización intacta, así que ayúdanos a luchar contra los Parásitos como compañeros Terrícolas!"

Park Dongchun golpeó el escritorio con frustración.

"Además, aclaremos esto. Incluso si participó independientemente sin su conocimiento, seguía siendo su subordinado. ¡Sin mencionar que era el as de su organización! ¡Un subordinado directo! Hablando sin rodeos, digamos que intenté apuñalarte con un cuchillo. Y después digo, Cielos~ No quise hacerlo pero mi mano se movió por sí sola, ¿Dirías, Oh entiendo, y lo olvidarías?"

"No..."

"Un representante debe asumir la responsabilidad. Piensa detenidamente sobre esto. Ahora mismo, tú eres el infractor. No importa cuántas veces grites que eres una víctima, nadie te creerá. Sólo te verán como un mentiroso."

"......"

Vahid Hosseini cerró la boca. Sabía que Park Dongchun tenía razón.

Después de suspirar en silencio durante mucho tiempo, lentamente puso su mano sobre el contrato.

"...¿Sólo tengo que firmar esta cosa?"

"Eh."

La expresión de Park Dongchun se suavizó un poco.

"Primero, firma el contrato. Luego, vas a Valhalla y te disculpas personalmente, ¡Y tal vez deberías incluir una pequeña muestra de gratitud!"

Luego tosió.

"Kuhum... También deberías mencionar a Sinyoung en tu declaración pública. Es lo menos que puedes hacer."

Vahid Hosseini se estremeció cuando escuchó el nombre de Sinyoung.

Viéndole dudar de nuevo, Park Dongchun chasqueó su lengua.

"Ufff. Parece que has envejecido desde la última vez que te vi. Estando tan preocupado..."

Se aclaró la garganta y se inclinó hacia adelante.

"Muy bien, voy a contarte un secreto... Escucha. Sé lo que te preocupa, pero no tienes por qué angustiarte."

"...¿Qué quieres decir?"

"¿Qué quiero decir? Quiero decir que las cosas van a cambiar. Ven aquí."

"Uh, está bien".

"Recuerdas la Guerra de la Fortaleza Tigol de hace un año, ¿Verdad? Cuando esa guerra terminó, el representante de Valhalla y los altos mandos de la Federación tuvieron una pequeña charla..."

Park Dongchun susurró en voz baja, y cuando terminó de hablar, los ojos de Vahid Hosseini estaban muy agrandados.

"¿Es eso cierto?"

"¡Claro!"

"¿No estás mintiendo?"

"¿Por qué iba a mentir?"

Park Dongchun resopló.

"¿Sabes cuando el representante de Valhalla se fue por mucho tiempo? Fui contactado por la Familia Real Eva y comencé a prepararme en secreto. Ven a visitarnos si te cuesta tanto creerlo. Te lo mostraré."

"Mm, si tú lo dices..."

"Además, se suponía que no debía decir esto a nadie, pero hice una excepción especial por ti. Así que sabré que eres tú si se extiende algún rumor sobre este asunto. Nuestra relación se acabará."

"Lo sé, lo sé. Mis labios están sellados. Sabes que tengo los labios herméticos."

Mientras Park Dongchun daba un ultimátum, Vahid Hosseini dejó salir el aliento que había estado aguantando.

"De todos modos, si lo que me estás diciendo es verdad..."

Luego abrió el cajón de su escritorio y sacó un bolígrafo.

Con sólo un segundo de vacilación, Vahid Hosseini firmó su nombre en el contrato.


*


Federación de Negocios de Japón.

Era una organización económica que mantenía una fuerza considerable dentro del Paraíso.

Como se puede adivinar fácilmente por su nombre, la mayoría de sus miembros eran japoneses, y también era la organización donde trabajaba el Umi Tsubame de Kazuki en el pasado.

Hoy, Kazuki estaba visitando la Federación de Negocios de Japón con Eun Yuri.

Kim Hannah le había sugerido que atara los cabos sueltos del pasado.

|Líder de equipo Kazuki, sé que su relación con la Federación de Negocios de Japón no es particularmente buena... ¿Por qué no les hace una visita?|

|El Representante Seol dio su aprobación. Si aceptas, irás como el agente directo del Representante. Por supuesto, para este asunto.|

Como ella dijo, Kazuki no tenía una buena relación con la Federación de Negocios de Japón. De hecho, incluso podría ser considerada terrible.

Como la Federación de Negocios de Japón valoraba el mando y la disciplina, disolvieron a Umi Tsubame cuando Kazuki desobedeció su orden de 'no participar en la Misión de Rescate del Laboratorio Delphinion'.

Después, obstaculizaron los esfuerzos de Kazuki para crear un nuevo equipo, empeorando así su relación hasta un nivel irreconciliable.

Al final, Kazuki no pudo soportar la interferencia de la Federación de Negocios de Japón y se unió al Valhalla.

Habían pasado varios años desde entonces, y ahora se reunían de nuevo con los papeles completamente invertidos.

En el suelo de madera de una gran sala de espera, docenas de personas estaban sentadas en dos filas.

Y en una pequeña plataforma frente a ellos, una hermosa mujer estaba acostada mientras miraba a los invitados que habían venido a visitarlos.

Ojos ligeramente curvados y labios bien cerrados, cabello liso con flequillo cortado en una sola línea. Vestida con un yukata carmesí suelto que le quedaba como una manta. Esta belleza parecida a una muñeca no era otra que la jefa de la Federación de Negocios de Japón, Tsuji Yuki.

Ella miraba fijamente a Kazuki con los ojos adormecidos y medio cerrados antes de decir lentamente.

"El representante de Valhalla..."

"No vino."

Kazuki habló claramente.

"Está muy ocupado en este momento. Pero no tienes que preocuparte. Estoy aquí en lugar del Representante Seol."

Los labios de Tsuji Yuki se torcieron. Se llevó una larga pipa de fumar a la boca y luego miró hacia abajo mientras apoyaba su barbilla en el dorso de la mano.

Delante de ella había un trozo de papel que Kazuki entregó.

Era un contrato que había sido enviado por Valhalla.

"...Tengo una pregunta."

Tsuji Yuki preguntó mientras leía las disposiciones del contrato.

"¿Otras organizaciones obtuvieron el mismo contrato?"

"No, no son exactamente iguales."

Kazuki agitó la cabeza.

"Se añadió una cláusula adicional para la Federación de Negocios de Japón. Es la primera disposición, como puedes observar."

"......"

"Kishi Yukino, quien es sospechoso de ser uno de los traidores junto con el obispo, es de la Federación de Negocios de Japón después de todo."

"¿No confesó Kishi Yukino todo?"

"No estoy seguro. No conozco todos los detalles sobre ese asunto."

Kazuki evitó fácilmente el intento de Tsuji Yuki de sondear para obtener más información.

Tsuji Yuki sonrió y luego habló.

"Si recuerdo correctamente, una organización que está en la misma ciudad que nosotros rechazó la oferta de Valhalla justo ayer."

"Es cierto. Hanoi rechazó la oferta de Valhalla. Pero esa fue la decisión de Hanoi. El Grupo Comerciante de Arabia de Nur aceptó la oferta del Valhalla."

Kazuki continuó con calma.

"La decisión a la que llegaron otras organizaciones no es de mi incumbencia. Estoy aquí para saber la decisión de la Federación de Negocios de Japón. Presidenta Tsuji Yuki, como su representante, ¿Cuál es su decisión en este asunto?"

Tsuji Yuki no respondió. Dejando a un lado las otras disposiciones, la primera disposición era más vergonzosa y humillante que una rendición.

¿Realmente tenía que firmar esto?

Fue entonces. Mientras la expresión de Tsuji Yuki se retorcía, la puerta bien cerrada de la sala de espera se abrió de golpe.

Un hombre con kimono entró corriendo y se acercó a Tsuji Yuki.

"¿Qué es lo que pasa?"

"Lo siento, Presidenta. Es que..."

Mientras Tsuji Yuki preguntaba con brusquedad, el hombre sudaba profusamente y le susurraba al oído.

Pronto, los ojos de Tsuji Yuki se agrandaron.

"...¿Qué?"

"Fui y lo confirmé con mis propios ojos. El lugar fue completamente arrasado."

"......"

"Hanoi... ha sido destruido por Valhalla."

Tsuji Yuki volteó su mirada sorprendida.

Kazuki seguía mirándola con tranquilidad.

"...Jajaja."

Tsuji Yuki soltó una risita. Se preguntaba por qué Hanoi permanecía intacta incluso después de un día desde su negativa.

'Así que fue por esto'.

Sintió que entendía cómo se debía sentir Xi Jinping cuando le dijeron que Estados Unidos estaba bombardeando Siria en medio de su reunión cumbre con Trump.

"Déjame preguntarte de nuevo."

Kazuki habló.

"¿Aceptas o rechazas?"

Después de un corto momento de silencio, Tsuji Yuki suspiró profundamente y dejó su pipa.

Ella había estado dudando, pero ahora la balanza se había hundido de repente a un lado.

Una vez que ella se negara, Kazuki dejaría este lugar y volvería con sus camaradas en menos de un día.

Aunque desafortunado, la actual Federación de Negocios de Japón no tenía forma de detener a Valhalla.

"...Así que este es el tipo de hombre que es el Representante Seol."

Tsuji Yuki sonrió amargamente y levantó lentamente la parte superior de su cuerpo.

"No habría sido tan malo si hubiera venido personalmente, pero para pedirme que muestre mi cuerpo delante de mi antiguo subordinado... veo que tiene un gusto bastante inusual."

Después de lamentarse brevemente, Tsuji Yuki se arrodilló y se inclinó con la cintura hacia abajo.

"...Me disculpo."

Una disculpa salió de la boca de Tsuji Yuki.

Puso sus manos en el suelo e hizo una reverencia hasta que su frente tocó el suelo.

Por otro lado, el mentón de Kazuki subió lentamente.

"El hecho de que Kishi Yukino sea miembro de la Federación de Negocios de Japón es una verdad innegable, y la culpa de mi subordinado es también mía. Como representante de la Federación de Negocios de Japón, me disculpo sinceramente con el representante de Valhalla por haberle causado esa preocupación."

La Federación de Empresas del Japón cedió.

Los ejecutivos que estaban sentados detrás de ella estaban todos mirando a Tsuji Yuki afligidos.

"Estoy increíblemente avergonzada de las acciones de mi subordinado, y pido disculpas a todos los que han sido heridos por este incidente. La Federación de Negocios de Japón aceptará la oferta de Valhalla y cumplirá las disposiciones del contrato de todo corazón."

Tsuji Yuki liberó el aliento que había estado reteniendo.

"Y... los ejecutivos de la Federación de Negocios de Japón, incluyéndome, tomarán la iniciativa y darán el ejemplo llevando a cabo la primera disposición."

Hablando con voz temblorosa, Tsuji Yuki se levantó lentamente.

Inmediatamente, el yukata que estaba colgando libremente de sus hombros rodó hacia abajo. No debía llevar nada dentro ya que su cuerpo desnudo y liso se reveló por completo.

Tsuji Yuki cerró los ojos, abrió ligeramente las piernas y levantó las manos en alto. Era como si estuviera pasando por el escáner corporal de un aeropuerto.

Kazuki asintió con la cabeza y luego miró alrededor de la habitación.

Luego, con ligeras diferencias de tiempo, los ejecutivos sentados en silencio se levantaron lentamente y comenzaron a quitarse los kimonos.

Después de desnudarse completamente, posaron de la misma manera que Tsuji Yuki.

"Entiendo que la Presidenta Tsuji Yuki tiene buenas intenciones."

Sólo ahora se levantó Kazuki.

"Entonces discúlpenme."

Luego se dio la vuelta y habló con Eun Yuri, que estaba luchando para contener su risa.

"No te rías. Este es un asunto importante. Deberías saber qué hacer ahora. Podría estar oculto a simple vista, así que..."

"Lo sé, lo comprobaré con magia."

Eun Yuri apretó los dientes y asintió con la cabeza.

Pronto, el hombre y la mujer caminaron hacia el grupo de gente desnuda.

'Un tatuaje de una serpiente púrpura...'

Mientras Tsuji Yuki estaba parada con la cabeza agachada, Kazuki y Eun Yuri comenzaron a examinar cada rincón del cuerpo de Tsuji Yuki.


*


El cielo de la mañana estaba claro y tranquilo, pero Sinyoung había estado ocupado incluso antes del amanecer.

Aunque pudiera ser una buena noticia para algunos, Sinyoung sólo había estado recibiendo una mala noticia tras otra.

Había un dicho, un hombre rico puede vivir tres años aunque se vaya a la quiebra.

Cuando Sung Shihyun desapareció, Sinyoung quedó abandonado a su suerte sin la fuerza e influencia política de Sung Shihyun. Sin embargo, todavía se las arreglaron para mantener su posición de poder durante varios años.

Fueron capaces de hacerlo porque tenían un amplio poder militar y porque muchas organizaciones habían formado asociaciones con ellos.

La escala de esta red de asociaciones no podía compararse con la antigua Alianza de Eva.

La Alianza de Eva, en el mejor de los casos, era una unión de ocho organizaciones de tamaño medio. En contraste, los socios de Sinyoung eran organizaciones de alto rango en sus respectivas ciudades.

Su influencia de largo alcance tenía un firme dominio en todas las ciudades excepto en la de Eva.

Pero ahora, cuando ya habían transcurrido tres años desde entonces, la situación era diferente.

Externamente, Sung Shihyun había reaparecido como un traidor, e internamente, una organización que era más poderosa que Sinyoung había aparecido.

Reuniendo a las Tríadas, el Gremio de Asesinos, el Gremio de Magos, y Sicilia, esta organización estaba ahora apuntando su lanza a Sinyoung, cortando sus extremidades una por una.

Estaban tratando de desarraigar los cimientos que permitieron a Sinyoung permanecer en la cúspide.

Sinyoung ya tenía las manos llenas, tratando de lidiar con los incidentes que habían estallado a diestra y siniestra, pero no resultaba sorprendente que otra mala noticia llegara hoy al mediodía.

Era la noticia de que la Estrella de la Lujuria había regresado al Templo de Luxuria.

Yun Seohui miraba aturdido el cristal de comunicación que un mensajero le entregó.

Dentro del cristal, más de cien Sacerdotes de Luxuria estaban reunidos en el templo, y Seo Yuhui estaba sentada en un trono blanco decorado, hablando a la multitud.

La forma en que se dirigió a los incontables sacerdotes la hizo parecer una emperatriz.

—Estoy segura de que todos ustedes saben sobre el reciente incidente. El Obispo Roberto Servillo ha traicionado a la humanidad y ha confabulado con los Parásitos.

Su mensaje fue claro y simple.

—Como Ejecutora de Luxuria, no puedo dejar que el Templo continúe por este camino. A partir de hoy, volveré oficialmente a la sede principal del Templo.

—Además, expreso mi profundo pesar por permitir que las malas acciones del obispo sucedieran. Me uniré personalmente a Valhalla y los ayudaré de todo corazón.

Y las reacciones de los Sacerdotes de Luxuria no fueron sorprendentes.

¡Clap, Clap, Clap, Clap!

Sonaron estruendosos aplausos a través del cristal de comunicación.

¿Quién esperaría otra cosa?

El Templo de Luxuria, la organización donde radicaba el principal culpable del reciente incidente, y con el obispo confesando sus crímenes, la organización estaba rodeada por enemigos de todas partes.

Fue entonces cuando Seo Yuhui, la Sacerdote más codiciada del Paraíso, regresó, y dijo que incluso se uniría al Valhalla para la reconciliación de las dos organizaciones.

Esto significaba que Seo Yuhui se uniría oficialmente a Seol Jihu, a quien se predecía como el próximo Apóstol de Gula.

No sólo se le dio al Templo de Luxuria un camino de supervivencia como organización, sino que también se reconciliarían con el templo de Gula. ¿Cómo no iban a estar felices?

Esta era una oportunidad para que ellos recuperaran la gloria del pasado.

Si sólo tenían que firmar un contrato o hacer un juramento, estarían más que contentos de hacerlo. Por supuesto, si no eran traidores.

Yun Seohui, que estaba viendo a los Sacerdotes de Luxuria vitorear fuertemente, apagó el cristal de comunicación y cerró los ojos.

'Estás con nosotros o contra nosotros...'

Fue una declaración del Presidente Americano, George Walker Bush, después del 9/11.

En ese momento, el mundo entero contenía la respiración ante la furia sin precedentes de América.

Incluso Corea del Norte y China criticaron abiertamente la organización terrorista. Cuando Pakistán rechazó la petición de América de pasar por su espacio aéreo, se encontraron con la amenaza: Prepárense para ser bombardeados. Prepárense para volver a la edad de piedra. Y finalmente cedieron.

La situación actual en el Paraíso era similar.

El reciente ataque había enfurecido a Valhalla, y Seol Jihu proclamó delante de todos.

|Aquellos que atacaron a Valhalla, aquellos que idearon y apoyaron el plan, y aquellos que sabían del plan y permanecieron en silencio. No haré ninguna excepción.|

|Cada organización y cada Terrícola involucrado en este asunto tendrá que asumir la responsabilidad.|

Sus acciones coincidieron con sus palabras.

Destino Enfermo intentó evitar su responsabilidad y fue destruido rápidamente. Hanoi rechazó su oferta y también fue destruido.

Por otro lado, la Federación de Negocios de Japón y el Grupo Comerciante de Arabia se inclinaron ante el Valhalla, denunciando a Sinyoung. Y ahora, el Templo de Luxuria se unía a la lucha.

Con las cosas que han llegado tan lejos, Yun Seohui no podía dejar de admitir que los sólidos cimientos de Sinyoung estaban empezando a temblar.

Seol Jihu estaba agarrando a Sinyoung por el cuello.

Sacudiéndolo violentamente, estaba buscando esto...


*


"...¿Todavía van a permanecer callados?"

Sentado en su oficina, Seol Jihu se burló fríamente.