Reciente

lunes, 31 de agosto de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 225

Capítulo 225. Casa de Subastas Kelat (8)


La Reina del Verano y Troy miraron las tres piezas de la tabla. 

"Esta es la Piedra Filosofal...."

Una luz brillaba en los ojos de la Reina del Verano. Ella se agarró fuertemente a tabla. 

La aparición de las piezas había sido repentina. Como si los cielos le hubieran dado un regalo de forma 'intencional'.

Según su firme convicción, no existían las coincidencias en este mundo.

Era algo que había aprendido como el último dragón, a lo largo de su vida. Al igual que una piedra se creaba a través de todo tipo de procesos y perturbaciones, parecía que alguien había manipulado la apariencia de esta tabla. 

Así que normalmente, ella habría tirado la tabla, o tratado de investigar quien estaba detrás de eso, pero no odía permitírselo ahora mismo. 

Su Corazón de Dragón que se transformaba en piedra comenzaba a quebrarse, y su cuerpo estaba al borde del colapso. 

Si esto seguía avanzando, todos los poderes a los que apenas se aferraba se desvanecerían. 

Afortunadamente, no había nada sospechoso en la información de la tabla. La examinó con su Conocimiento del Dragón, pero sólo había información sobre alquimia compleja. 

Incluso había algunas cosas que su Conocimiento del Dragón no sabía. 

La Reina Dragón sintió que su conocimiento se había vuelto más profundo. 

No había nada malo en lo que decía. Ni siquiera había una trampa. 

'A menos que un dios haya hecho una broma pesada'.

Pero no había forma de que algo como eso sucediera, así que no estaba preocupada. 

La Reina del Verano movió su maná basándose en lo que decía la tabla. Mientras sus subordinados hacían la Piedra Filosofal, ella planeaba sellar su Corazón de Dragón primero como una medida temporal. 

Checheche-

Mientras lo hacía, el ritmo al que su Corazón de Dragón se estaba agrietando se redujo, e incluso se estabilizó en algunos lados. 

El cuerpo de la Reina del Verano temblaba de alegría. 

Las ataduras que la habían atrapado como una maldición habían desaparecido. Sentía que incluso podría ser capaz de volver a su antigua forma. 

Quería sonreír. Quería reírse del Ala Celestial. 

'Observa. Me arruinaste de esta manera, pero al final moriste, mientras yo logré sobrevivir'.

 La Reina del Verano no había muerto. Más bien, ella nacería de nuevo, para derrotar a AllForOne y subir al piso 98. ¡Y Ala Celestial había sido su sacrificio!

Justo cuando se estaba riendo...

"¡Aaack!"

La Reina del Verano gritó. 

Su renovado Corazón de Dragón se rompió de repente. 

El maná se derramó de inmediato. Su Circuito de Maná quedó destruido, y su Bendición de Dragón colapsó. 

Su carne se volvió negra, y el ritmo de destrucción se aceleró. El veneno que se mezclaba con su maná se comió su cuerpo a un ritmo rápido. 

Era Veneno Demoníaco. 

***

"¡Su Majestad!"

"¡Qué...!"

El grito de la Reina del Verano se extendió por todo el territorio de Dragón Rojo. 

La gente que estaban afuera abrieron la puerta desesperadamente. Normalmente no se les permitía entrar sin permiso, pero ahora no era el momento de pensar en las reglas. 

Había una visión horrible esperándolos dentro. 

Una grieta estaba apareciendo en el cuerpo de la Reina del Verano. Como si una porcelana se rompiera en pedazos. Como tierra deshidratada durante una sequía. Las grietas se extendían como telas de araña, y la sangre salía de ellas. 

Su brillante cabello plateado se estaba convirtiendo de un color negro intenso. 

Se movieron con urgencia, sentía que iba a explotar en cualquier momento. 

***

Con la rápida respuesta de los más altos líderes del Dragón Rojo, pudieron evitar que cualquier rumor saliera a la luz. 

Pero todos los 81 Ojos que estaban en el cuartel general estaban tensos. 

La Reina del Verano no era sólo la líder del clan.

Ella representaba el Dragón Rojo. 

La razón por la que la Torre tenía tanto miedo de Dragón Rojo era porque la Reina de Verano los gobernaba, y la razón por la que los jugadores del Dragón Rojo eran tan fuertes se debía a que la Reina de Verano compartía su poder con ellos. 

Los 81 Ojos podrían ser llamados básicamente sus apóstoles. 
 
Le pidieron prestados todo tipo de poderes, y también sus conocimientos les fueron transmitidos. 

Pero, ¿Y si algo le pasaba a la Reina del Verano?

Los 81 Ojos y el propio clan se derrumbarían. Como si sus vidas se dirigieran hacia un abismo. 

Necesitaban evitar que eso sucediera. 

Tom y Troy, quienes habían traído la tabla, se sentían aún más agobiados. 

"¡Es Veneno Demoníaco!"

"¡Tonterías!"

Troy apretó su puño mirando la cara devastada de Tom. La ira escapó de sus dientes apretados. 

Veneno Demoníaco. 

Si había algo que podía dañar a la gran especie de los Dragones, era el Veneno Demoníaco. 

"En primer lugar, apaguemos el fuego con la ayuda de los sacerdotes visitantes. Pero eso es sólo una solución temporal. La desintoxicación ..."
 
Troy se tragó el resto de sus palabras. Tom tampoco solicitó más detalles. Resultaba obvio lo que iba a decir. 

No había manera de que el Veneno Demoníaco pudiera ser tratado tan fácilmente. Además, la Reina del Verano no podía descansar debido a sus pesadillas. No podía curarse a sí misma. 

Las cosas sólo empeorarían. 

Tom sentía que su cabeza iba a explotar, pero tenía que hacer algo. No sólo le preocupaba que sus hermanos lo hicieran pedazos, sino que el propio clan fuera destruido.

"¿Qué pasa con el dueño original de la tabla? ¿Han encontrado al vendedor?"

Troy sacudió la cabeza. Habían buscado en los registros, preparados para enfrentarse a la Oficina, pero no había quedado nada. Habían buscado testigos oculares, pero todos dijeron que no se acordaban. 

"Fue alguien que lo ha planeado desde el principio."

"Eso es correcto."

Tom rechinó los dientes. 

Era increíble cuanto más pensaba en ello. ¿Alguien se había atrevido a hacerle una especie de truco a Dragón Rojo? Además, el enemigo sabía que la Reina del Verano necesitaba la Piedra Filosofal. No se trataba de un simple caso de terrorismo. Siendo precisos, ese ataque apuntaba directamente a la Reina del Verano. Eso significaba que un grupo poderoso debía haber planeado esto. 

¿Quién había sido? ¿Elohim? ¿Tierra Sangrienta? ¿Mar del Tiempo? ¿Los jugadores remanentes de Cheonghwado? ¿O el Dios de la Espada que había escapado?

Cualquiera que haya sido, al menos una cosa era segura. 

No serían capaces de huir de ellos. Dragón Rojo los perseguiría hasta el fin del mundo y destruiría todo lo relacionado con ellos. 

Actualmente, ya se habían convertido en enemigos de la Oficina, la Torre Mágica y Tierra Sangrienta que había estado protegiendo al magnate.
 
Pero a Tom no parecía importarle. En su cabeza sólo pensaba en la supervivencia de la Reina del Verano y la destrucción del enemigo. 

"Entonces... ¿Qué hay de cómo se encontró la tabla? Si alguien nos hubiera apuntado, ¿No habría dejado algún rastro?"

Troy asintió con la cabeza y sacó unos papeles. 

"¿Recuerdas el sitio histórico de Fausto de hace 6 años?"

"¿Fausto? ¿Ese lugar no resultó ser falso?"

Fausto. Desapareció hace mucho tiempo, casi nadie lo recordaba, pero una vez había estaba a la altura de la Reina del Verano con un nombre, 'Despreciador de la Luz'. Podría ser comparado con el Rey Marcial. 

Era famoso porque aunque no estaba afiliado a ningún sitio, era el único que había hecho un contrato con el demonio Mefistófeles.

Mefistófeles era un coleccionista de todo tipo de conocimientos, y Fausto había registrado logros en la historia con su influencia. 

Sin embargo, el problema consistía en que sus logros no eran conocidos en la Torre. Nunca tuvo amigos o camaradas con él. 

Entonces, cuando se descubrió el viejo laboratorio de investigación de Fausto, la Torre se estremeció. 

Pero pronto, la atención pronto se redujo. A diferencia de los grandiosos rumores, sólo quedaban cosas extrañas en el laboratorio. Había sido como el calabozo de un mago bueno para nada.

"También pensaba de esa manera hasta ahora."

"¿Qué quieres decir?"

"Después de esa conmoción, Cheonghwado y la Noche de Walpurgis inspeccionaron el sitio juntos 1 año después. En ese momento, la persona a cargo de Cheonghwado en ese momento era Leonte."

Los ojos de Tom brillaron. Leonte. Era la persona que había estado creando la piedra. 

"¿Y?"

Troy asintió con la cara arrugada. 

"No sabemos con certeza lo que se descubrió en ese lugar, pero después de que Leonte y Noche de Walpurgis entraron en el sitio, hay testigos que dicen que tenían algo parecido como una estela de piedra. ¿Eso no podría estar relacionado con esto?"

Tom apretó el puño. Venas azules brotaron en sus nudillos. Leonte estaba muerto ahora. Entonces, sólo había un sospechoso. La Noche de Walpurgis. 

No sabía por qué un montón de brujas habían atacado a la Reina del Verano. Las brujas podrían no estar relacionadas con esto, porque lo que encontraron en el sitio podría no estar relacionado con la tabla. 

Sin embargo, estaba claro que habían hecho algo sospechoso con Leonte, y Dragón Rojo se había dado cuenta de esto.

Si había algo sospechoso, cualquier cosa que las brujas pudieran haber hecho mal, todas sus preguntas serían respondidas si simplemente las atacaban. 
 
Y aunque los de la Noche de Walpurgis no fueran los verdaderos culpables, pronto podrían encontrar a la verdadera gente detrás de esto. Era importante seguir el rastro. 

"Así que se atrevieron a hacer algo tan horrible, ¿Eh?"

¡Crunch!

Tom rechinó los dientes mirando a Troy. Troy asintió. 

Si luchaban contra la Noche de Walpurgis, sabían que sólo podrían esperarse un gran derramamiento de sangre, pero no podrían evaluar los beneficios y pérdidas en este momento. Incluso si luchaban contra la propia Torre, tenían que encontrar rápidamente al principal culpable y encontrar una cura para la Reina del Verano. 

***

Yeon-woo miró al Marqués Caliburn. Era un hombre de mediana edad de apariencia feroz, justo como indicaba el diario. 

Las espadas que el Emperador Gula más atesora son los 4 Duques y los 8 Marqueses. 

El Marqués Caliburn es uno de los más fuertes, un Alto Rankers con habilidades extraordinarias. 

Yeon-woo estaba considerando si sería capaz de ganar si peleaban. Como aún no se había asimilado completamente la Piedra Filosofal, podría ser difícil enfrentarse en un combate cara a cara. Sin embargo, si Shanon y los otros ayudaran... 

'Puedo hacerlo. Fácilmente'.

Ahora, era lo suficientemente poderoso como para apuntar a los Altos Rankers.

Sintiendo su propia fuerza creciente, Yeon-woo miró al Marqués Caliburn. 

"¿Y?"

Un comentario breve y apático. 

Una ceja del Marqués Caliburn se retorció, y luego asintió sin mostrar sus emociones. 

"Bueno, supongo que sí. Con el Exiliado, el Cazador de Serpientes y los hermanos de la familia Cheongram."

El Marqués Caliburn dijo con los ojos entrecerrados. 

"He estado esperando a que salieras. Hace unos meses, escuchamos que habías visitado un burdel. Cuando llegamos, ya te habías marchado."

"¿Es por el Barón Lao?"

"¡Como esperaba! ¿Sabes algo de él?"

Los ojos del Marqués Caliburn brillaron. 

"Lao era un camarada que apreciaba mucho. Había salido para invitar al exilio y a ti por orden del Emperador, pero nunca regresó. Quiero saber qué pasó."

"¿No sabes nada aún?"

Tierra Sangrienta sabía que Elohim también perseguían a Brahm. 

Los datos restaurados del piso 23 eran de antes de que Agares descendiera. Entonces habrían podido comprobar el enfrentamiento que tuvo con Elohim. Además de eso, había otras cosas que Yeon-woo había preparado con la sincronización. 

"Quiero saber más detalles."

"Como dijiste, Lao dijo que quería invitarnos a mí y a Brahm a Tierra Sangrienta. Después de eso..."

Yeon-woo mintió sin siquiera parpadear. 

La llegada de Lao. La aceptación de Yeon-woo. La oferta de Lao de ayudarlos con el Monstruo Ceratopsiano. Continuó explicando cómo los Elohim habían llegado, y con la ayuda de Lao, apenas pudieron escapar. 

"No sé si confiarás en mí. Pero Lao dijo que no podía dejar que los invitados de su Emperador corrieran peligro, así que nos dijo que escapáramos mientras ganaba algo de tiempo. Afortunadamente, sobrevivimos, pero..."

Las palabras de Yeon-woo se desvanecieron. 

Pero eso fue suficiente. 

El Marqués Caliburn apretó sus puños. Sus afilados ojos como de cuchillo estaban temblando. 

Lealtad.

Cuando se trataba de los jugadores de Tierra Sangrienta, no había nada mejor que eso. 

"¿Cómo fueron... sus últimos momentos?"

"Murió como un caballero."

"¿En serio? Entonces, está bien."

El Marqués Caliburn se quedó en silencio y cerró los ojos. Lao. Repitió el nombre del leal subordinado que había muerto por el Emperador. 

La multitud que lo estaba siguiendo, murmuraba sobre la cobardía de los Elohim. Estaban furiosos. 

Nadie entre ellos percibía nada extraño. La actuación de Yeon-woo había bastado para engañar a un misterioso mercader, así que, por supuesto, ninguno de ellos pudo darse cuenta. 

Yeon-woo pudo ocultar su sonrisa con la máscara. Podía haber encontrado otro talento oculto suyo. 

'Con esto, la Tierra Sangrienta se enfurecerá lo suficiente'.

Todo se puso en marcha. 

El Dragón Rojo pronto perseguiría a la Noche de Walpurgis. Yeon-woo planeaba interferir usando a Brahm y Ananta como una razón. Entonces, los Elohim darían un paso adelante, y la Tierra Sangrienta los seguiría para atacarlos. 

En un instante, tres de los Grandes Clanes estarían en una situación difícil.

Y con esto, la Torre Mágica, la gente del Magnate y la Oficina se involucrarían para comprobar la versión original de la tabla. 

No había habido una pelea como esta desde el comienzo de la Torre. 

En medio de ese caos, Yeon-woo solo se ocuparía de Ananta y otras cosas necesarias.

'La cabeza de Vieira Dune también será una buena adición'.

Phante miró atónito cómo Yeon-woo podía mentir esa manera. Por supuesto, no le estaba mostrando su rostro al Marqués Caliburn. 

El Marqués Caliburn se calmó y le hizo otra pregunta a Yeon-woo. 

"Entonces, ¿Qué dijiste en ese momento?"

"Dije que iría."

"¿Sigue siendo tu respuesta?"

"Por supuesto. Es donde estaba nuestro camarada que nos salvó."

"Camarada.....está bien. Tienes razón. Si eres el camarada de Lao, también eres mi camarada y el camarada de Tierra Sangrienta."

Los ojos del Marqués Caliburn brillaban intensamente. 

"Juro en este lugar. De acuerdo con la voluntad de Lao, mientras no nos traiciones, te consideraremos nuestro aliado y te protegeremos del peligro. Dondequiera que estés, el Emperador de Tierra Sangrienta estará contigo."

El maná estaba infundido en su voz. 

"Y Elohim tendrá que pagar por esto."

Ching-

[Se ha declarado el juramento del Marqués Caliburn.]

Una línea invisible se conectó desde el Marqués Caliburn hasta Yeon-woo. El juramento de maná que acababa de hacer aplicando maná, había sido aplicado por el sistema. Era una declaración de guerra contra los Elohim. 

Ni siquiera los amigos más cercanos harían un juramento con tanta facilidad, pero así de enojado estaba el Marqués Caliburn. 

El Marqués Caliburn confirmó que el juramento se había hecho y asintió con la cabeza. Quería invitar a Yeon-woo a la Tierra Sangrienta de nuevo. 

"Señor."

En ese momento, su subordinado susurró rápidamente al oído del Marqués. Su cara se volvió rígida. 

Yeon-woo pudo darse cuenta de lo que estaba pasando. 

'Ha comenzado'.

El Marqués Caliburn dirigió su mirada a Yeon-woo de nuevo, con una expresión ligeramente rígida.

"Creo que tendremos que postergar la invitación para la próxima vez. La Reina del Verano parece haber metido la pata."

Puesto que el Dragón Rojo estaba en movimiento, tendrían que estar en guardia también. Yeon-woo asintió con la cabeza como si entendiera. 

"No hay necesidad de apresurarse. Podemos hablar la próxima vez."

El Marqués Caliburn se dio la vuelta y dejó el escenario con sus subordinados. 

Brahm se acercó a Yeon-woo, viéndolos salir. 

"Caín."

Yeon-woo asintió.

"Sí. Nosotros también deberíamos ir."

Yeon-woo y su grupo saltaron al portal abierto.