Reciente

jueves, 27 de agosto de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 217

Capítulo 217. Piedra Filosofal (9)


La advertencia de la demonización. 

Definitivamente fue un presagio de un depredador a la espera. 

Yeon-woo rápidamente hizo circular su maná para revisar la Piedra Filosofal. Sin embargo, a diferencia de sus preocupaciones, la piedra estaba bien conectada a su Circuito de Maná, y cumplía perfectamente su función como núcleo principal. 

No hubo ninguna resistencia. Era como si fuera parte de su cuerpo desde el principio. La energía demoníaca mezclada con el maná se había sincronizado con su cuerpo. 

Los rastros de la demonización no se encontraban en ninguna parte. 

'¿Fue una ilusión? ¿O simplemente estaba presentando su última resistencia?'

Pero Yeon-woo seguía preocupado, por lo que buscó no sólo en la piedra, sino en todo su cuerpo. Incluso escaneó su conciencia de nuevo. La demonización no estaba. Como si nunca hubiera existido. 

Así que Yeon-woo se sintió aún más incómodo. Si simplemente hubiera sido su última resistencia, habría dejado un pequeño rastro en algún lugar. Pero estaba demasiado limpio. 

"¿Caín? ¡Cain!"

Yeon-woo tuvo que volver a sus sentidos por las manos que sacudían sus hombros. 

Brahm lo miraba con preocupación. 

"¿Pasó algo? Tu respiración no es constante."

Yeon-woo sacudió su cabeza. No podía dejar que se preocuparan por él. 

"No es nada. La resistencia de la Piedra Filosofal y el Circuito de Maná ha sido más fuerte de lo que pensaba... Así que probablemente estoy cansado debido a que tuve que mantener todo bajo control."

"Por supuesto. Debe haber sido difícil. ¿Qué te parece si vas a descansar?"

"No es nada. Ya estoy bien. Aparte de eso, ¿Qué ha pasado mientras tanto?"

Yeon-woo miró el desorden que lo rodeaba. Las herramientas que habían estado usando para los experimentos estaban esparcidas por todo el piso. La montaña de documentos también estaba en el suelo.

"Como era de esperar, no tienes ni idea de lo que pasó afuera."

"No."

"En realidad, fue un caos."

Mientras Yeon-woo se centraba en dominar la demonización, el cuerpo de Yeon-woo se desplomaba y se recuperaba consecutivamente. Había sido caótico debido a la fuerte tormenta de maná.

Si Brahm y el Anciano Principal no se hubieran acercado para sellar su cuerpo a la fuerza, la mayor parte de la aldea podría haber sido arrasada. 

Yeon-woo asintió entendiendo. El maná estaba fluyendo en su interior, pero se sentía ilimitado. Si se hubiera descontrolado, ni siquiera podía imaginar lo destructivo que sería. 

Un poder que tenía que ser detenido por dos personas. Los dolorosos efectos secundarios en su cuerpo parecían provenir de eso. 

"Aparte de eso."

El Anciano Principal levantó sus gafas y le preguntó a Yeon-woo con una mirada seria. 

"¿Cómo está la Piedra Filosofal? ¿Es útil?"

Brahm y Henova asintieron. Ya que habían terminado el tesoro del siglo, como los creadores, querían saberlo todo.

Yeon-woo levantó ligeramente las comisuras de su boca. 

"¿Deberíamos probarlo?"

***

Incluso mientras terminaba la piedra en la aldea, Yeon-woo no dejó de entrenar. 

Notaría los cambios, incluso si dejaba de entrenar por unos días. Necesitaba esforzarse constantemente. 

Además, había aprendido nuevos poderes, así que Yeon-woo no podía relajarse. 

Aunque el área de entrenamiento era tan comfortable como su propia casa, Yeon-woo sintió una emoción como si fuera su primera vez en este lugar. 

Probablemente se debía al poderoso maná que fluía a través de su cuerpo. 

El maná de la Piedra Filosofal se hizo más fuerte con el paso del tiempo. Las Bendición del Dragón y la Bendición del Demonio se despertaron gradualmente. También su maná se purificaba continuamente, expandiendo su circuito.

Como si se fortaleciera naturalmente sin la interferencia de Yeo-woo, la Piedra Filosofal estaba ajustando lentamente a su cuerpo.

Esto demostraba la falta de heterogeneidad entre la Piedra Filosofal y el Cuerpo de Dragón Demoníaco, todavía faltaba para que hiciera su función aún más eficiente.

Después de que el proceso terminara, sería capaz de crecer de nuevo, como si hubiera despertado otro paso. 

Había una razón por la que la Reina del Verano había elegido la Piedra Filosofal como reemplazo de su Corazón de Dragón. 

Al principio, Yeon-woo estaba preocupado por la demonización. Pero poco a poco, fue dejando esos pensamientos a un lado. Incluso si lo pensaba, no obtendría una respuesta, y ahora mismo, sólo quería comprobar su nuevo cuerpo. 

Brahm, el Anciano Principal, y Henova, que lo observaban desde afuera del área de entrenamiento, ansiaban lo mismo. 

"Salgan."

Checheche-

Una larga sombra se extendió desde donde estaba Yeon-woo y se dividió en dos. Shanon y Hanryeong estaban completamente armados, y por encima de ellos, Rebecca descendió en silencio. 

La mejor de comprobar sus nuevos poderes sería en la acción. 

Yeon-woo planeaba enfrentarse a los 3 con todo su poder. 

Shanon y Hanryeong habían subido varios niveles debido al maná suministrado por la Piedra Filosofal. E incluso con eso a un lado, habían estado constantemente investigando la herencia del Rey Mono. 

Rebecca también quería comprobar sus habilidades, porque había recuperado una parte de su poder de cuando estaba viva. En particular, la divinidad de Cernunnos estaba a punto de estallar en su cuerpo. 

Si luchaba con ellos, no sería fácil. 

[Hey, Maestro.]

"¿Qué?"

Yeon-woo levantó la cabeza, estaba examinando la Daga de Carshina y su Bayoneta Mágica cuando Shanon lo llamó. 

[No te vas a vengar de nosotros sólo porque te dimos una paliza, ¿De acuerdo?]

Yeon-woo sonrió con satisfacción. 

"Estaba a punto de decir eso."

[Jejejeje, claro. Estaba esperando eso.]

Shanon hizo un breve calentamiento de su cuerpo, y luego dejó caer al suelo el Rompedor de Espadas que Henova le hizo.

Los ojos de Henova se abrieron ligeramente cuando vio eso, pero cruzó los brazos y continuó mirándolos. 

[Te dejaré en el suelo llorando.]

Shanon se rió como si sólo pensar en ello fuera divertido. Mientras tanto, Hanryeong activó la 'Tumba de los Nueve Sables', y Rebecca enderezó su espalda, retrocediendo para balancear las espadas en cada una de sus manos. 

Y en ese momento...

Kwaduk-

Yeon-woo intentó despertar su Cuerpo de Dragón. Las escamas de dragón que crecían desde su pecho llegaron hasta sus ojos, y las alas del dragón se elevaban, emitiendo calor a su alrededor. El suelo que estaba pisando se volvió negro instantáneamente. 

[Estigmas de la Diosa]

Cuando la bendición de Atenea se añadió a esto, su fuego creció hasta una cantidad incontrolable. 

¡Kwang!

Justo entonces, Yeon-woo pisó fuertemente el suelo. Como si se abriera un portal, un profundo agujero se abrió en el suelo, y Yeon-woo apareció de repente delante de Shanon. 

Sin embargo, no fue Shanon quien lo bloqueó. 

[¡Hey!]

[Lo siento, pero iré primero.]

Hanryeong se acercó, lanzando ocho sables a su alrededor de forma aleatoria, sacando y empuñando simultáneamente una cimitarra gigante en la mano. 

[He estado queriendo pelear apropiadamente contigo.]

Hanryeong estaba siendo sincero. Aunque su clan se desmoronó por culpa de Yeon-woo, Hanryeong se convirtió en un Caballero de la Muerte y cambió de opinión al observar a Yeon-woo. 

Yeon-woo le recordaba a sí mismo en su juventud. Alguien que se metía en una situación sin importar el peligro, y tomaba todo lo que quería. 

Al observar a Yeon-woo, Hanryeong sintió que su inexistente corazón latía más rápido. Sintió un gran espíritu de la lucha, algo que no había sentido después de que su hijo naciera. 

Por supuesto, había algunos aspectos diferentes. 

A diferencia de él, que estaba obsesionado con las batallas, Yeon-woo siempre mantenía la cabeza fría. Los pensamientos de Yeon-woo eran tan profundos que a veces, no podía suponer lo que estaba pensando.

Así que Hanryeong quería saber más sobre Yeon-woo. 

Pero no había manera, no era un buen conversador. Afortunadamente, había un método que los guerreros podían usar. 

La armas. Las armas de un artista marcial podían pronunciar palabras. 

Nunca antes había cruzado espadas con Yeon-woo, así que Hanryeong quería usar este tiempo para leer la mente de Yeon-woo. 

¡Kwang!

<Remolino de Cuchilla>. Una de las habilidades característica de Hanryeong. Un movimiento de su sable que producía un remolino que generaba decenas o cientos de ataques.

Pero Yeon-woo saltó para evitarlo. El remolino desapareció inútilmente. 

Mientras tanto, Yeon-woo apuntó al cuello de Hanryeong con la Daga de Carshina.

¡Kang!

Hanryeong sacó un sable que estaba clavado en el suelo para evitar el ataque de Yeon-woo. La cimitarra en su otra mano se balanceó en línea recta.

¡Kwakwang!

Yeon-woo apenas pudo bloquear el ataque cruzando la Bayoneta Mágica y la Daga de Carshina. Sin embargo, su cuerpo fue empujado. 

Rápidamente hizo girar su Circuito de Maná. A medida que sus alas de fuego se agrandaban, recuperó el equilibrio, pero Hanryeong apareció en frente en un instante. 

Sable de caza. El sable que estaba especializado en el apuñalamiento estaba apuntando justo a su cabeza. 

Era imposible detenerlo ahora. 

Yeon-woo rápidamente activó otro poder. 

[Tercer Espíritu]

[72 Artes - Byuk]

Kkiaaaa-

El Brazalete Negro de su brazo derecho destelló, y con un horrible chillido, un grupo de almas aparecieron para crear una pared resistente frente a él. 

¡Kwang!

Hizo un agujero en la pared de las almas, sin embargo no pudo alcalzar a Yeon-woo debido a las muchas capas que lo rodeaban. 

Mientras tanto, Yeon-woo pudo corregir su postura. El aura y el Fuego Sagrado ardieron en su espada. 

Sin embargo, Hanryeong rápidamente balanceó el sable que estaba a su lado, como si no quisiera perder esta pequeña oportunidad. Krrung. Una vez más, remolinos salieron de su arma. La pared de almas se rompió rápidamente. 

Yeon-woo todavía carece de muchos aspectos comparado con la experiencia de Hanryeong con las armas.

Hanryeong estaba en el nivel de gran maestro antes de morir. Había adquirido nuevos conocimientos estudiando la herencia del Rey Mono, así que ahora, estaba casi en el nivel de arhat. 

Pero su cuerpo actual no podía seguirle el ritmo. Sus habilidades eran evidentes. 

Por supuesto, Yeon-woo, que todavía era un maestro, perdería contra él. 

Sin embargo, Yeon-woo tenía un arma que compensaba sus habilidades.

El fuego... Con su casi ilimitado maná con la Piedra Filosofal, ponía una poderosa fuerza en cada ataque. 

¡Kwaang!

La Bayoneta Mágica emitió un fuego rojo. El Aura mezclada con Fuego Sagrado hicieron retroceder a Hanryeong, mientras Yeon-woo usó su Parpadeo para perseguirlo. 

Hanryeong sintió la presencia de Yeon-woo y rápidamente movió su cimitarra. Sin embargo, la cimitarra se detuvo por la nueva pared de almas, mientras la Bayoneta Mágica cortaba el costado de Hanryeong. 

¡Flash!

La Bayoneta Mágica brillaba con una luz muy intensa como si fuera a explotar. Ola de Fuego. Fue más destructiva que nunca. 

El fuego se elevó decenas de metros hacia el cielo. 

¡Kwang! ¡Kwakwakwang!

Krrrrr-

Al final, Hanryeong no pudo ser encontrado entre el fuego. En ese momento, Shanon y Rebecca suprimieron el fuego que se extendía blandiendo sus armas.

Yeon-woo usó a Parpadeo una vez más para moverse. 

Sin embargo, en el momento en que apareció en otro lugar, flechas se precipitaron hacia su dirección como si lo estuvieran esperando. Rebecca había leído sus movimientos y estaba preparada. 

¡Clink!

Mientras ella estaba lanzando las flechas, Shanon apareció de nuevo, trayendo su Rompedor de Espadas. 

Un camino de fuego rojo vibrante descendió sobre Yeon-woo. <Volcán>. Una habilidad característica que le había robado a Bahal. 

[Segmentación de Tiempo]

En el mundo lento, Yeon-woo rápidamente hizo su juicio. 

Parpadeo no podía ayudar más, puesto que lo estaban atacando desde corta y larga distancia. 

Sólo había una cosa que podía hacer. 

'Hacerle frente'.

Cuando terminó de pensar, otro poder se reveló. 

[Hyoongshin Acksal]

La ira que descansaba tranquilamente dentro de su corazón de repente se elevó hasta su cabeza. Como si fuera una bestia. Yeon-woo no detuvo la creciente ferocidad.

"¡Huaaanng!"

El Aullido y el Fuego Sagrado de Yeon-woo hizo crecer su cuerpo varias veces. También, adquirió la tonalidad de un color negro quemado. Poco después, atacó.

Kwakwakwa-

Las llamas negras se convirtieron en el depredador de todo lo que tenía delante. No sólo fueron arrastrados Shanon y Rebecca en un instante, sino que la colina que estaba detrás del área de entrenamiento también quedó aplanada.

¡Krrrrr!

La montaña tembló, y sus alrededores se convirtieron en ruinas. Entre la densa nube de polvo, Yeon-woo estaba emitiendo un aura mortal, con llamas negras ardiendo a su alrededor. 

Parecía un Lord del infierno, con el fuego del infierno a su alrededor.