Reciente

viernes, 21 de agosto de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 208

Capítulo 208. Piedra Filosofal (1)


¿Y cuánto tiempo había pasado?

Después de que Yeon-woo saliera del abrazo de Edora, no pudo hacer contacto visual con ella. Estaba absorto debido a la situación, pero tan pronto como volvió a sus cabales, se sintió muy incómodo. 

Edora se rió ligeramente, pensando que Yeon-woo era adorable. Ella sólo había visto su lado rígido, así que conocer este lado resultaba refrescante. Era interesante que ella también pudiera mirar sus expresiones faciales y no sólo sus ojos.

"Oraboni así que tú también puedes sentirte avergonzado."

"...¿Qué pensaste de mí todo ese tiempo?"

"Dejaré eso a tu imaginación."

Edora bromeó ligeramente y le devolvió la máscara en su mano. 

La mano de Yeon-woo estaba ligeramente rígido cuando la recibió. Todavía parecía tener muchos pensamientos contradictorios. No eran pensamientos extremos como antes, pero no sabía qué decir o qué hacer.

Pero como si le dijera que no se preocupara, Edora silenciosamente tomó la mano de Yeon-woo. Miró a Yeon-woo con sus ojos brillando como una joya. 

"Phante no vio tu cara."

Yeon-woo la miró con duda. 

"Cuando estaban en el suelo, dijo que no creía que fuera el momento de mirar tu rostro todavía. No revelaste tu rostro por tu propia voluntad, así que dijo que esperaría hasta entonces."

"......"

"Pensaba de forma parecida pero.... seguía siendo algo diferente. Quería saber que tipo de carga soportaba Oraboni. ¿Estaría mal si quisiera ayudarte con ella?"

Edora cerró la boca después de decir eso, como si le dejara el resto a Yeon-woo. 

Yeon-woo se dio cuenta de que había llegado el momento. El momento de tomar la decisión de si iba a decir su secreto o no. 

Sabía que ese momento iba a llegar algún día. No podía ocultarlo para siempre. Y también que si no podía decirlo, tendría que separarse de ellos. 

Pero no sabía que sería tan pronto, por lo que no sabía que decir.

Entonces, tomó una decisión. Si se tratara de estos chicos. ¿No estaría bien? Si le preocupaba lo que pasaría después, podría irse entonces.

Organizó sus pensamientos, y lentamente se puso su máscara. 

"Algún día. Te lo contaré todo."

"Está bien."

Edora asintió con la cabeza y sonrió ampliamente. Su sonrisa parecía más brillante que nunca. 

***

Yeon-woo se dirigió con Edora a la habitación de enfrente. Dijo que Phante, Sesha, Galliard y Brahm se quedaban allí. Y no sabía por qué, pero había un visitante que también se estaba quedando con ellos. 

Creak.

Cuando ella abrió cuidadosamente la puerta, Galliard inclinó su cabeza viendo a Yeon-woo. Parecía estar sorprendido de que Yeon-woo estuviera usando su máscara de nuevo, pero adivinó la razón. 

"¿Estás aquí?"

"Sí."

"Brahm te está esperando."

Yeon-woo asintió con la cabeza y se dirigió hacia el dormitorio. Phante miró de reojo a Yeon-woo con una expresion complicada. Sesha, que había estado sentada en la cama, corrió hacia Yeon-woo. 

"¡Waaaw! ¡Tío!"

¿Galliard ya había explicado todo? Sesha estaba llamando a Yeon-woo 'Tío' y no 'Papá'. Pero antes de que pudiera expresar su felicidad de conocer a su pariente después de que todo se revelara, Sesha comenzó a sollozar. 

Brahm estaba acostado en la cama, muriendo lentamente. Su piel estaba seca, y su respiración era débil. Un dios se estaba muriendo. Y un gran dios, uno que una vez estuvo entre los dioses de mayor nivel. 

Su aliento parecía que se desvanecería en cualquier momento. Parecía estar apenas respirando con la ayuda de Yvlke, quien constantemente le estaba suministrando maná a un lado.

Yvlke tenía una sonrisa amarga en su boca por primera vez, desde que Yeon-woo lo había conocido. Cuando vio a Yeon-woo, se apartó de la cama mientras se arreglaba el monóculo.

"Probablemente tienen mucho de que hablar, así que como forastero, me iré por un momento. Jugador ###, hay un mensaje del Señor Hermes, así que por favor, permiteme un poco de tu tiempo después."

Cuando Yeon-woo asintió, Yvlke desapareció a través de un portal. 

Yeon-woo se acercó lentamente a la cama. Los párpados de Brahm temblaron, y apenas los abrió. Sus pupilas desenfocadas se movieron lentamente para fijarse en Yeon-woo. 

"¿Estás aquí?"

"Sí."

"¿Puedo ver tu cara?"

Yeon-woo asintió con la cabeza y movió su mano a su máscara. Mientras lo hacía, Phante, Edora y Galliard se fueron. 

Click.

Brahm miró fijamente la cara de Yeon-woo durante un rato. Cejas oscuras. Sus ojos peculiares. Un mentón angulado. Era una cara bonita. 

"Es igual. De verdad. Pero la impresión es diferente."

"Escuché eso muchas veces."

"Normalmente los gemelos son similares."

"Pero extrañamente, crecimos de forma completamente diferente."

"Ya veo. Ciertamente dan impresiones completamente diferentes. ¿Pelearon mucho?"

"¿No suelen crecer los hermanos peleando?"

"Jajajaja. Supongo que sí."

¿Fue porque estaba a las puertas de la muerte? Parecía mucho más gentil, y le quedaba bien.

Brahm normalmente tenía una expresión de frialdad, pero podría haber sido una fachada, como la máscara de Yeon-woo. 

Entonces, Brahm sonrió amargamente. 

"¿Sabes? No me agradaba ese rostro."

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron ante las palabras inesperadas. 

"Porque ha sido el rostro que hizo sufrir a mi hija."

Yeon-woo habló con una sonrisa amarga. 

"Era un bastardo malo."

"Sí. Definitivamente. Un tipo muy malo."

A Ananta gustaba de su hermano desde que se conocieron. A veces, revelaba sus emociones, pero su hermano la había rechazado firmemente. La razón era simple. Porque tenía una amante en ese momento.

Aunque Jeong-woo era su hermano, pero realmente era un tonto. 

Ananta había sido capaz de descubrir que Jeong-woo tenía una hija porque lo vigilaba continuamente, y arriesgó todo para salvar a esa niña.

Así que a Brahm probablemente no le agradaba su hermano porque había hecho pasar a su hija por todo eso. Incluso después de la muerte de su hermano, la hija de Brahm luchaba en algún lugar para proteger a Sesha. 

"No viví una vida en la que pueda decir con orgullo que tengo una hija. No me comporté como un buen padre. Pero no me gustó como le rompió el corazón a mi hija durante tanto tiempo."

La mirada de Brahm ya no estaba puesta en Yeon-woo, sino en alguien que tenía la misma cara que él.

"Pero al mismo tiempo, me siento agradecido. Pero al final, la persona que me conectó con mi hija, mientras sólo estaba mirando desde lejos, fue él."

Yeon-woo pensó en una sección del diario. Su hermano había conocido a Ananta por medio de Brahm.

'Como Brahm no quería ayudarlo, así que averiguó lo que Brahm necesitaba y fue a convencer a Ananta. ¿No le dieron una bofetada en esa ocasión?'

Su hermano convenció a Ananta con tenacidad. 

Al principio lo había hecho para poder aprender alquimia de Brahm, pero después, realmente quería que su relación pudiera mejorar. Como también había dejado a su familia en la Tierra, pudo empatizar con ellos. 

"Y la persona que me dio esa niña fue él. Aunque no me guste, estoy agradecido."

Brahm acarició la cabeza de Sesha. Las lágrimas brotaron de los ojos de Sesha. 

"¿Cómo puedo dejar a esta niña?"

Había arrepentimiento en la voz de Brahm. Al final, no había sido capaz de atrapar al demonio. La enfermedad de Sesha empeoraría, mientras grupos como Elohim y Tierra Sangrienta la codiciaban. Además, su hija estaba luchando en un lugar desconocido.

Tendría demasiadas cosas de las que arrepentirse si muriera ahora. Desde que nació Ananta, hasta hoy. Fue un tonto que no había hecho nada bien. 

¿El Dios de la creación, Brahma? ¿Un Dios superior? ¿Qué importaba todo eso? Era sólo un mediocre que no podía proteger las cosas valiosas que estaban a su lado.

Brahma estaba lleno de pesar, mientras acariciaba con su mano la cabeza de Sesha. 

"Brahm, no te vayas."

Sesha agarró la mano de Brahm y sacudió su cabeza. Su cola caída demostraba su tristeza.

Entonces...

Yeon-woo se volvió hacia Brahm para hacerle una pregunta. 

"¿No quieres vivir?"

Había una manera. Para él. 

Brahm levantó su cabeza para mirar a Yeon-woo de nuevo. La luz de sus ojos se había asentado. 

"Estás hablando de la habilidad que tienes."

Como esperaba. 

Sabía que Shanon y Hanryeong estaban en su sombra. 

"Eso es correcto."

"Yo, puedo vivir...."

Brahm cerró silenciosamente sus ojos y los abrió lentamente de nuevo.

"Pero... ¿Debería vivir?"

Su voz temblaba. 

"He pecado. Sólo fui una molestia para el mundo. Pero, ¿Puedo... vivir?

"Sí, puedes."

La voz de Yeon-woo era firme. 

"Vive por Sesha. Vive por Ananta. Y también te lo pediré como un favor. Vive. Sólo entonces..."

Yeon-woo hizo una pausa y continuó. 

"¿Tendrás a alguien con quien reírte de los defectos de ese tipo, verdad?"

"¡......!"

Los ojos de Brahm se agrandaron. Y se mantuvo en silencio ante lo que dijo Yeon-woo.

"Además, ¿No tienes que curar la enfermedad de Sesha e incluso reunirte con tu hija?"

"...¿Hay alguna manera?"

Yeon-woo asintió con la cabeza. 

"Hay una manera. Una manera de salvar tanto a Sesha como a Ananta. Sin embargo, necesito tu ayuda para eso."

Brahm suspiró débilmente. 

"Eres igual. Molestando a la gente. Hacía lo mismo."

"Buenos, somos hermanos."

"Una vez me llamaron dios.... Jaja. No puedo creer que ahora estaré atado a alguien."

Si la gente que conocía el fuerte orgullo de Brahm se enterara de esto, se sorprendería. 

"Pero esto probablemente... no estaría mal."

Y con eso, Brahm cerró silenciosamente sus ojos. Su pecho se hinchó y desinfló. Su vida había terminado. Yeon-woo pudo observar el alma de Brahm dejando su cuerpo con sus Ojos Dracónicos. 

"¡Tío!"

Sesha tiró de la manga de Yeon-woo. Yeon-woo se frotó la cabeza, como si le estuviera diciendo que no se preocupara, y extendió su mano izquierda sobre el cuerpo de Brahm. 

[Daga Vampírica de Báthory]

Click, clack. 

Sus dientes se hundieron en el cuerpo de Brahm conforme comenzaba a absorber la energía.

No sería mucho, porque a Brahm no le quedaba tanto poder. Pero seguía siendo el alma de alguien que alguna vez fue un dios, por lo que una enorme cantidad de energía fluía en su cuerpo.
Y al mismo tiempo,

[Has obtenido la Bendición del Dios.]

[Has obtenido la Bendición del Dios.]

…..

Era información sobre la Bendición del Dios. 

Para Yeon-woo, eran mensajes interesantes. Podía usarla como material para despertar su Cuerpo de Dragón Demoníaco a un nivel superior.

Sin embargo, no lo haría. Yeon-woo reunió la Bendición de Dios y la combinó con energía. 
 
Dado que no podía usar su cuerpo de Dragón Demoníaco apropiadamente, sólo sería una carga. Además, ahora mismo, quería salvar al 'abuelo de Sesha' usando cualquier método que pudiera. 

¡Jiiiing!

Justo entonces, resonó la Desesperación del Rey Negro. 

Yeon-woo abrió ampliamente su mano derecha. Había una gran alma blanca en la palma de su mano. El alma casi podía considerarse un espíritu divino. 

Los Espíritus Familiares y los Monstruos Excéntricos no se podían comparar.

Yeon-woo pensaba que está gran alma podría convertirse en un Lich o en un Caballero de la Muerte. 

Tenía una gran capacidad, así que no podía convertirse en un simple no muerto. Un dios seguía siendo un dios. 

Entonces, estaba a punto de intentarlo.

"¡Espera, Tío! ¡Aquí, aquí!"

Sesha se tocó el brazalete en su muñeca y abrió el subespacio. Metió su mano dentro por un momento, y sacó algo. 

Era una pequeña botella de vidrio. 

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron cuando vio lo que era. 

[Líquido Espiritual de Homúnculo]

[Clasificación : Elixir]

[Calificación: ??? (Incapaz de ser determinado, incompleto)]

[Descripción: material prima de vida artificial que Brahm hizo con su conocimiento de alquimia y magia. Sin embargo, no pudo averiguar cómo crear un 'alma', por lo que quedó incompleto.] 

Había dos tesoros de los que Brahm estaba orgulloso. 

Si el Libro de Mercurio representaba todo su conocimiento sobre la alquimia, el Líquido Espiritual de Homúnculo era el resultado de su conocimiento. 

"Dijo que lo usaría si mi enfermedad no se curaba. ¡Brahm podría arreglarse con esto también!"

Sesha agarró la botella aún más fuerte. Sus dos ojos brillaban. Estaba llena de confianza en que su Tío lo haría por ella. 

Yeon-woo sonrió sin querer. 

'Será terrible si esto no funciona'.

Estaba convencido de que debía cumplir los deseos de su sobrina.

Así que aceptó la botella y puso el alma de Brahm dentro de ella. 

¡Hwaaaak!

La botella brilló. 

Mientras la miraba, se le ocurrió un pensamiento. 

Quizás se había convertido en un tonto por su sobrina.