Reciente

lunes, 17 de agosto de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 202

Capítulo 202. Gran Duque Demonio Agares (2)


[Parece que primero tendré que deshacerme de este desastre.]

Agares agitó ligeramente su mano. Luego, el tornado de un kilómetro de altura se asentó rápidamente, como si hubiera sido una mentira.
 
Crash. Desde el tornado, los cadáveres de las especies demoníacas y pedazos de Árboles Demoníacos descendieron hasta el suelo, Kindred miraba a Agares con ojos incrédulos.

"Agares..."

Un demonio que debería haber estado en el piso 98 había descendido. Y era uno de los demonios de más alto rango con la posición de Gran Duque. 

Kindred  apretó los dientes al pensar en Brahm, que había usado su divinidad como si no fuera nada. 
 
Además, no podía entender por qué un demonio como Agares había descendido a los pisos inferiores. 

Aunque hubieran hecho un sacrificio asombroso, sólo sería útil para los demonios de nivel medio o bajo. 

Sin embargo, ahora debía centrarse en encontrar una  manera de resolver esta situación. 

Incluso si había límites en su descenso, podría hacer todo que necesitara. 

Y estaba claro lo que buscaba. 

El Dragón Humano. 

Tenía el mismo objetivo que ellos. Elohim, Tierra Sangrienta, el Ejército del Demonio, e incluso los demonios. Habían pensado que sería una misión fácil, pero las cosas se complicaron más de lo que esperaban. 

Calculando solo el grado de dificultad. Esto sería como desperdiciar 10 años para conocer la otra cara del Demonio Celestial, la del Gran Sabio. 
 
Kindred sacó 5 piezas de hierro amarillo de su túnica y las hizo flotar en el aire. Eran piezas del Ruyi Bang. En el momento en que las usó como médium, una columna dorada de luz bajó del cielo para envolverlo. 

Las piezas del Ruyi Bang se arremolinaron a su alrededor. La energía negra se combinó con ella, tomando una cantidad significativa de poder sagrado. 

<Espíritu Demoníaco>

<Posesión - Rey Mono>

¡Hwak! 

Kindred concentró una enorme cantidad de poder en la punta de sus dedos. 

Tomar prestada la otra cara del Demonio Celestial requería una cantidad colosal de maná y poder espiritual. Planeaba pedirlo prestado sólo si la resistencia tenaz de Brahm permaneciera y agotara su divinidad. 

Pero con Agares presente, no tuvo tiempo de sopesar sus opciones. 

Pajijik-

¡Kwakwakwa!

'Byuk' y 'Eung' de las 72 Artes brillaron al combinarse en su mano derecha. En su mano izquierda, 'Bing' y 'Si' se arremolinaban. Yin y yang. Dos atributos opuestos se usaban al mismo tiempo. Además de eso, estaban impregnados con el poder del Rey Mono, extraído de las piezas del Ruyi Bang.

El cuerpo de Kindred se estremeció, era demasiado poder para que su cuerpo pudiera manejarlo. Las venas de su piel brotaron como si fueran a explotar. 
 
Además, sus ojos brillaban con un profundo color dorado. 

<Huo Yan Jin Jing>.

Kindred demostrando el poder que obtuvo del Rey Mono, juntó sus manos. 

"¡Explotar!"

¡Urrr, kwakwakwang!

<Um Yang Hap Byuk>. Una habilidad característica de Kindred que combina dos fuerzas opuestas comprimidas al límite y causa una gran explosión.

Como tenía el poder del Demonio Celestial, no estaba seguro de que podría derribar a Agares, pero pensaba que al menos sería capaz de dañarlo.

Sin embargo.

[Me preguntaba qué es lo que estaba preparando con tanta intensidad. ¿Estabas preparando esta cosa adorable?]

Agares se rió, y extendió su mano hacia la dirección de Kindred. 

[Pero.]

Luego su risa se detuvo repentinamente, y sus ojos se entrecerraron. 

[Todavía tienes un largo camino por recorrer para copiar al Rey Mono.]
 
El poder del Um Yang Hap Byuk, que podía destruir el piso 23, desapareció inútilmente antes de que pudiera llegar hasta Agares. 

Una de las alas alrededor del cuerpo de Agares se sacudió un poco, como si estuviera sacudiendo una molesta mosca. 

[Desaparece.]

La oscuridad que descendió como granizo barrió a Kindred y a los obispos restantes. 

No pudieron hacer ni un sonido, ni tuvieron la oportunidad de levantar un espíritu demoníaco o intentar una nueva posesión. 

Fue un final decepcionante para el segundo obispo del Ejército del Demonio. 

Sin embargo, incluso si eras un jugador fuerte, no representabas más que una mota de polvo contra un dios o un demonio. 

Pero Agares frunció el ceño, como si algo no le agradara. 

[¿Era una sombra? Qué apropiado de un servidor del tipo que no hace nada más que dormir.]

Chasqueó ligeramente su lengua y giró su cuerpo. 

[Bueno, no importa.]

Mientras Kindred y los otros desaparecían, el intentó de intervenir en el piso 23 del Demonio Celestial quedó completamente impedido. 

No había nadie que pudiera detener a Agares ahora. 

[Muy bien, como todas las molestias se han ido, dígame su deseo, contratista.]

A cambio de que un demonio sea invocado, el invocador tendría que entregar su alma. 
 
Brahm sonrió amargamente apoyándose en la roca. La sangre seguía saliendo de su boca. Eran las consecuencias de que su divinidad hubiera sido arrebatada por la fuerza. Su cuerpo estaba colapsando después de que su alma fuera dañada. 

Pero a Brahm no le importaba nada de eso. Después de dejar el piso 98, hace tiempo que había dejado de preocuparse por cosas como esas Además, estaba preparado. Todo estaba sucediendo como había calculado. 

Bueno, Agares no estaba en sus cálculos. 

"Estaba llamando a Belial o Dantalion... pero ¿Por qué estás aquí?"

[No lo sé. ¿Por qué crees?]

Una esquina de la boca de Agares se curvó. 

Brahm apretó sus dientes. 

"Si quieres el cadáver de un dragón, tengo uno que he asegurado antes. Es el cadáver de un Lord. Los Dragones Humanos son inútiles para seres como tú, así que es suficiente, ¿Verdad?"

El cadáver de un dragón lord. Se trataba de un material precioso. Los demonios e incluso los dioses lo querían. 

Sin embargo.

[¿De qué hablas, Brahm? ¿Crees que no lo sé?]

Agares cruzó los brazos y se burló. 

Brahm no podía hablar fácilmente. ¿Él lo sabía? Quería evitar que Agares prestara atención a otra cosa, pero parecía que sabía la verdad. ¿Pero cómo? Este hecho debería haberse ocultado de los ojos de los dioses y de los oídos de los demonios. 

[Me llevaré al Dragón Humano. Aunque no es más que un montón de basura. Si es la hija de Ala Celestial, ¡¿No es suficiente para que me la lleve?!]

"¡......!"

La expresión de Brahm se volvió rígida cuando se confirmaron sus sospechas. Sus puños estaban cerrados con fuerza. 

Y lo mismo ocurrió con Galliard, que había estado planeando dejar el escenario con Brahm.

'¿Qué?'

La mirada de Galliard se trasladó de Agares a Brahm. Sus ojos temblaban. 

'¿Sesha es... la hija de Jeong-woo?'

Ala Celestial. Cha Jeong-woo. El que lo persiguió en el tutorial, llamándolo 'maestro'.

Después de eso, lo visitó con frecuencia, y lo ayudó a encontrar la Serpiente de Akasha. 

Era una persona amable y alegre. 

Así que cuando Galliard escuchó que había muerto después de ser traicionado por sus camaradas, sentía que su mundo se estaba desmoronando. 

Sin embargo, había pasado demasiado tiempo desde entonces, y Galliard no tenía la fuerza suficiente para vengarse. 

Así que tuvo que enfriar su ira hasta el día que fuera más fuerte. 

Y estaba a punto de convencer a Brahm de que se hicieran más fuertes juntos. 

¿Pero un rastro de ese chico estaba tan cerca?

"No. Ese niña es...."

Brahm gritó frenéticamente. Sus ojos estaban rojos. 

"La hija de Ananta. ¡Mi nieta!"

Agarró el Libro de Mercurio aún más fuerte. 

Se forzó a sí mismo a levantarse. Mientras lo hacía, el libro comenzó a pasar sus páginas con una luz deslumbrante. Era la activación del grimorio. 

"Agares. Te diré mi deseo."

[Escucharé por ahora. Habla.]

"Necesitas ser sacrificado por mi nieta."

Y en el momento en que terminó de hablar. 

Hwak-

Se activó el círculo de transmutación estaban aún más profundo que el círculo de invocación. Decenas de miles de círculos de transmutación se elevaron. Todos giraban como engranajes, preparados para activarse en cualquier momento. 

En esto, Brahm puso toda su divinidad.

Creak, creaaak...

Los engranajes comenzaron a girar. Los círculos de transmutación giraron y se dispersaron en varias direcciones. En su lugar, miles de cadenas aparecieron.

Era un Hierro Divino hecho artificialmente simulando la fórmula estructural de Hierro Divino que había visto YeonWoo.

¡Chrak!

Las cadenas envolvieron el cuerpo de Agares e incluso sus alas. Agares estaba fuertemente atado.

Hierro Divino. Ni siquiera Agares sería capaz de escapar fácilmente de esto. 

El cuerpo de Brahm parecía estar en peligro mientras mantenía las cadenas. Se formaron arrugas en su rostro ensangrentado. Su envejecimiento, que había sido detenido por su divinidad, progresaba rápidamente. 

Brahm era ahora un humano normal, puesto que había perdido su nivel de divinidad y santidad. Morir de esta forma significaba que realmente desaparecería para siempre.

Pero Brahm planeaba dar su vida para sellar Agares. 

Era una lástima que no pudiera mirar a su nieta sonriendo con buena salud. Pero si ella podía sonreír, él daría cualquier cosa por ello. 

Así que introdujo aún más maná en el Libro de Mercurio. 

Su Libro de Mercurio, parecía que se haría pedazos, pero esperaba que pudiera mantenerse unido un poco más. 

Y durante este tiempo, Galliard, que se había dado cuenta de las intensiones de Brahm, se dio vuelta rápidamente. 

Lamentaba no poder presenciar el final de su amigo, pero de alguna manera iba a cumplir su último deseo. 

¡Creaaak!

Los engranajes giraron cuando las cadenas comenzaron a apretarse contra Agares. 

Entonces-

Con las cadenas envueltas a su alrededor, Agares habló con una voz intrigante. 

[Así que esto es todo. Para lo que te has estado preparando todo este tiempo. Lo siento, pero no puedo hacer que tu deseo se haga realidad.]