Reciente

lunes, 10 de agosto de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 189

Capítulo 189. Bosque de los Demonios (4)


Yeon-woo se detuvo después de estar lejos del Lago De Roy. 

¿Se excedió usando su Circuito de Maná? Podía sentir sus núcleos y el calor de su cuerpo. 

"No podrán perseguirnos hasta aquí."

"Supongo que sí".

Galliard aterrizó ligeramente en el suelo. 

Miró a Yeon-woo de forma extraña.

Cuando presenció las explosiones y su esgrima, se preguntaba si era el mismo niño que había conocido. 

Pero cuando Yeon-woo habló, se dio cuenta de que tenía razón. 

"Ha pasado un tiempo, Galliard."

"Así que fuiste tú. Caín."

"Sí."

"Escuché que hiciste un montón de cosas impresionantes. Pero cambiaste más de lo que esperaba. Y pareces usar Shunpo bastante bien."

Galliard no se perdió los pasos de Yeon-woo mientras usaba Parpadeo. 

Su movimiento era bastante hábil. Además su magia se combinaba muy bien. Estaba un poco orgulloso de que Yeon-woo estaba usando bien la habilidad que le dio.

Sin embargo, también tenía algunas preguntas. 

Galliard hizo circular su maná para poder usar inmediatamente su Shunpo si lo necesitaba, y habló. 

"¿Pero como sabías que estaba aquí?"

"Fue una coincidencia."

"Coincidencia."

"Sí. Buscaba a Brahm para preguntarle algo, y en su lugar, los encontré a ustedes peleando."

Galliard asintió con la cabeza. 

Galliard estaba donde Brahm se había establecido durante los últimos 6 meses. Aunque, todo había desaparecido por completo debido a la explosión. 

"Ya veo. Entonces, ¿Por eso que me ayudaste?"

"Es una historia bastante famosa que Brahm fue expulsado de Elohim. Y como eres amigo de Brahm, pensé que algo había pasado."

"Eso tiene sentido. Pero todavía hay muchas cosas que no has dicho."

Galliard entrecerró los ojos. 

"Al contrario de lo que dijiste en el Tutorial, parece que no conoces a Brahm. ¿Cómo vas a explicar eso?"

Yeon-woo cerró la boca. Esta fue una pregunta completamente inesperada. 
 
Cuando conoció a Galliard, él preguntó quién lo había presentado, y Yeon-woo respondió que había sido Brahm. 

<< Nota: Esto sucede en el capítulo 34. >>

Por supuesto, era una mentira. 

Lo había inventado porque no planeaba encontrarse con Brahm dentro de la Torre. 

No, incluso si no se encontraba con Brahm, no pensaba estaría con Galliard. 
 
Pero Galliard había subido a la Torre, y se había reunido con Brahm. 

Los dos estaban atentos. Si existía alguna sospecha, no podría acercarse a Brahm. 

"No pienses que te estoy siendo exagerado. Esto es un tema delicado."

Galliard puso su mano en su daga. Aunque Yeon-woo lo había salvado, el gesto demostraba que no confiaba en él. Estaba claro que la usaría si fuera necesario. 

Yeon-woo intentó pensar en una excusa que funcionara. 

En momentos como estos, las excusas tenían que mezclarse con el 90% de la verdad. 

"En realidad, mentí porque necesitaba el Cáliz de Undine y Shunpo en el Tutorial. Me dijeron que no podría conseguirlos si no decía eso."

"¿Dónde has escuchado sobre Brahm?"

"Me enteré sobre Brahm por un retornado de mi planeta".

"¿Un retornado?"

Galliard frunció el ceño. 

Un retornado. Eran personas que renunciaron a subir a la Torre y regresaron a sus hogares. 

Los que vivían en el Distrito Exterior eran personas que no perdieron la esperanza de subir la Torre, pero los que retornaban eran los que se rindieron por completo. 

Y estos jugadores nunca podrían volver a la Torre porque ya no tenían los derechos. 

Así que si usaba a un retornante como excusa, resultaría difícil determinar si era verdad o no. 

"¿Quién es? ¿Esa persona?"

"No puedo decírtelo. Es una persona que no quiere que su nombre sea mencionado."

"......"

Galliard silenciosamente examinó a Yeon-woo por un momento. Una luz apareció en sus ojos, y luego desapareció. 

Una habilidad de su especie, <Ojos de Hada>. Ojos únicos de los Elfos que les permite diferenciar las mentiras y las verdades. 

Los Elfos y los Elfos Oscuros se separaron hace mucho tiempo, pero los rasgos básicos de su especie no habían cambiado mucho. 

"... Es verdad."

Y Galliard juzgó que Yeon-woo no estaba mintiendo con sus Ojos de Hada. 

Pero consideraba que habían mentiras mezcladas hasta cierto punto.

De hecho, lo que Yeon-woo había dicho no era una completa mentira. Ya que 'retornado' era un término usado para aquellos que regresaron a su Tierra desde la Torre, su hermano también podía considerarse un retornado. Y también resultaba evidente que no quería que se mencionara su nombre. 

Galliard le preguntó obsesivamente varias cosas a Yeon-woo, y Yeon-woo respondió elocuentemente diciendo cosas que no serían descubiertas por los Ojos de Hada. 

Todos sus respuestas eran ciertas.

"En resumen, viniste porque necesitas pedir prestada la fuerza de Brahm, y terminaste participando en la pelea."

"Sí. Eso es correcto."

"¿Tiene sentido? Lo que acabas de hacer ahora mismo te ha convertido en un enemigo de Elohim."

En la pelea, Yeon-woo se había revelado. Incluso si no lo conocían, serían capaces de averiguar quién era mediante sus rasgos y su ropa. 

Significaba que le había dado la espalda a unos de los Grandes Clanes. Pero Yeon-woo sacudió su cabeza como si no fuera nada. 

"Los rumores no se extenderán."

"¿Por qué piensas eso?"

Yeon-woo no respondió. No podía decir que conocía la personalidad de Aether, y tampoco había necesidad de responder. 

Aether es un tipo muy orgulloso. Siempre tenía que ser el líder, y el centro de atención. Probablemente sea un hábito personal porque ha vivido como un noble en la Torre durante mucho tiempo.
 
Es el tipo de persona que cansa a la gente que lo rodea. Por otra parte, así como es exigente con los demás, es exigente consigo mismo. Pero siempre sabía controlarse.

Y no hablaba mal de los demás en ningún sitio. Tampoco dejaba que los demás supieran fácilmente que pensaba o sentía. 

La razón por la que mi relación con Aether se volvió problemática, podría haber sido por eso. 

Aether era alguien que había sido desterrado de su especie por algo que su familia había hecho, y luego pudo regresar gracias a que había hecho una contribución. 

La contribución, por supuesto, fue la traición de Arthia. 

De todos modos, estaba muy orgulloso de sí mismo. Se había deshecho de todo, y no hacía cosas que pudieran dañar su reputación. 

Lo mismo ocurría en este caso. 

Si se extendían los rumores de que había perdido contra un jugador de los pisos inferiores que ni siquiera era un Semi Ranker, la persona que más sufriría sería Aether. 

Por ese motivo, intentaría ocultar este hecho tanto como pudiese, y estaba claro que intentaría vengarse de Yeon-woo. 

Galliard suspiró e hizo una última pregunta. 

"Entonces, ¿Qué ayuda necesitas?"

Por supuesto, Yeon-woo no podía decirle sobre la Piedra Filosofal. Así que le mencionaría la excusa que había preparado. Sin embargo, de repente, Galliard levantó su mano e inclinó ligeramente su cabeza. 

Parecía que se estaba comunicando con Brahm, quien probablemente estaba viendo desde lejos. 

Entonces, después de terminar su comunicación, miró a Yeon-woo de forma extraña.

"Brahm pregunta... Por qué hay un olor a dragón en ti."

"¡......!"

Esta vez, Yeon-woo se sorprendió. La Bendición del Dragón no se revela al exterior hasta que se despierta.

¿Cómo pudo Brahm darse cuenta de algo que la Reina del Verano no pudo?

Yeon-woo trató de no mostrar sus emociones y sacudió la cabeza. Resultaba útil usar una máscara en momentos como estos.

"...No sé a qué te refieres."

"Puedes decirle eso a Brahm. Quiere que te lleve. Sígueme."

Galliard se dio la vuelta y comenzó a guiar a Yeon-woo. 

Viendo a Galliard alejarse, suspiró y comenzó a seguirlo. 

No estaba contento haciendo lo que ellos querían, pero como había venido a pedir un favor, así que el control de la situación se le había ido de las manos. 

Y también tenía un pensamiento. 

¿Cómo había sido capaz Brahm de darse cuenta de la Bendición del Dragón?

***

Galliard se movió a una colina en el norte más allá del Bosque del Árbol Demoníaco. 

Parecía simplemente una parte del bosque donde los fantasmas vagaban, pero una vez que pasaron cierto punto, su entorno había cambiado rápidamente. 

En lugar del espeluznante cielo rojo, había un claro cielo azul, y una refrescante brisa que soplaba.

Había un arroyo provenía de algún lugar. 

'Barrera Ilusoria'.

Yeon-woo se dio cuenta de lo que acababa de pasar y tenía una mirada un poco extraña en sus ojos. 

Barrera Ilusoria. Era una barrera que creaba un mundo imaginario. 

Se podía decir que se trataba de una versión más concreta del territorio que Yeon-woo podía hacer. 

Era una 'fortaleza' construida por Brahm. 

Requería mucho esfuerzo y tiempo. 

Pero el hecho de que la hubiera creado a pesar de ese hecho significaba una cosa. 

Brahm había estado en el piso 23 más tiempo del que se conocía. 

'¿Por qué se habrá quedado en este piso?'

Galliard habló. 

"Nunca puedes hablar de lo que ves en este lugar. No, puede que te tengas que quedar en este lugar hasta que la situación actual se resuelva, así que si no quieres, puedes irte ahora mismo."

Yeon-woo no planeaba irse de todas formas. Después de que Yeon-woo dijo que estaba bien, hizo una pregunta. 

"Lo que está protegiendo en este lugar... ¿Está relacionado con lo que Elohim está persiguiendo?"

"Así es."

Galliard asintió con la cabeza y cerró la boca. Una expresión de lástima se reflejó levemente en su rostro. Yeon-woo lo notó. 

Pronto, llegaron al centro de la Barrera Ilusoria. 

Era un gran campo donde no había ningún árbol creciendo. Se veía similar a la cabaña en la que vivía Brahm. 

Y en el patio delantero, había un hombre con gafas que parecía un erudito, estaba jugando con una niña. 

Debían estar jugando al escondite. La niña había estado corriendo, riéndose, cuando de repente se detuvo, sintiendo otras presencias. 

Viendo que había alguien más que Galliard, se escondió rápidamente detrás del hombre. 

'¿Dragón Humano?'

Al mismo tiempo, los ojos de Yeon-woo también se agrandaron. 

La chica se veía similar a cuando Yeon-woo había despertado su Cuerpo de Dragón. 

En general, era humana, pero la parte superior de su cuerpo estaba cubierta de escamas, y bajo su vestido, había una larga cola de dragón. Tenía caninos afilados, e incluso había pequeñas alas en su espalda. 

Era un Dragón Humano. Un ser nacido una vez cada cien, o incluso miles de años. Un ser que superaba los límites de su especie.

También se les llamaba mitad humano, mitad dragón. 

'Pero después de Ananta, no debería haber ningún Dragón Humano'.

Después de la muerte del antiguo Dragón Kalatus, sólo había tres humanos relacionados con los dragones en la Torre. 

El último dragón, la Reina del Verano. 

Mitad humano, mitad dragón, Ananta. 

El sucesor del antiguo dragón, Cha Jeong-woo. 

Pero como Cha Jeong-woo estaba muerto, sólo había dos. 

De ellos, la Reina del Verano era la líder del Dragón Rojo, y Ananta se había escondido de repente. 

Y Yeon-woo sabía la razón por la que Ananta había desaparecido a través del diario. Fue porque la última persona con la que estuvo en contactó Ananta había sido su hermano. 

¿Pero había un nuevo Dragón Humano?

Por supuesto, había algunos descendientes de Dragones Humanos que despertaban su Bendición de Dragón, pero eso sólo los potenciaba. No tenían características claras de los dragones. 

Sin saberlo, Yeon-woo tenía su mirada sobre ella. 

Ahora, entendía por qué Elohim estaba interesado. Tener a la especie de los Dragones de su lado era uno de los deseos de Elohim. 

La chica debió sentirse incómoda ante su mirada, porque se escondió aún más detrás del hombre. Sus delgadas manos apretaron su agarre en la ropa del hombre. 

El hombre acarició la cabeza de la chica como si le estuviera indicando que todo estaba bien, y se arregló sus gafas para mirar a Yeon-woo. A diferencia de cuando miraba a la chica, tenía una expresión fría. 

Era Brahm. 

Alguien que estaba orgulloso de haber sido expulsado de Elohim y perseguía la libertad. 

Una encarnación del alto dios Brahma, quien quiso bajar del piso 98 y descender al mundo. 

"Así que tú eres el tipo con el poder de un dragón."