Reciente

jueves, 20 de agosto de 2020

La Villana Vive Dos Veces - Capítulo 18

Capítulo 18. Tomados De La Mano (8)


"¿Qué? ¿Quién es él para decir eso?"

"Dijo que Lady Artizea es la dueña del Marquesado Rosan, así que le contaría a la maestra sobre lo sucedido."

"¿Tia es la dueña? ¿Simplemente te quedaste escuchándolo?"

"Era el Gran Duque Evron. ¿Cómo podría atreverme a contestarle? Podría haberme cortado el cuello en ese mismo momento."

"Ha."

Miraila sintió que le ardía la garganta y extendió su mano. Bill rápidamente le ofreció una copa de agua fría.

Miraila se bebió la taza de agua, suspiró y se sentó de nuevo en el sofá.

'Es extraño. ¿Dónde conoció al Gran Duque Evron?'

Ella tenía una corazonada.

En lo que respecta a las relaciones entre un hombre y una mujer, las corazonadas de Miraila siempre habían sido acertadas.

Racionalmente, pensaba que no había manera que una chica poco atractiva como Artizea pudiera haber atrapado al Gran Duque Evron. No había manera de que se hubieran encontrado en algún sitio.

Pero su corazonada le decía lo contrario. 

De alguna manera se sentía un poco disgustada (unpleasant), no, realmente estaba de muy mal humor.

Artizea era una chica fea. Miraila pensaba eso desde el fondo de su corazón.

'Ella no tiene ningún parecido a mí. Ella tiene 18 años, pero no tiene ningún rasgo femenino, ni siquiera un encanto. Ella sólo podría vivir conmigo, porque soy su madre. ¿Cómo haría para casarse con un hombre?'

Y sobre todo, si se trataba del Gran Duque Evron.

Pero todos las chicas son iguales.

Incluso con todas las probabilidades en contra, hacían cualquier cosa para seducir a los hombres.

'Quizás lo estoy pensando demasiado. Ella no es atractiva'.

En ese momento. Un sirviente tocó apresuradamente la puerta.

Bill le ofreció una pequeña disculpa a Miraila, se puso de pie y se dirigió a abrir la puerta.

"Mayordomo Jefe, el escudero del Gran Duque Evron está aquí."

"¿Su escudero? ¿Para qué?"

"Al parecer, después de asistir al baile en la propiedad del Conde Endar, el Gran Duque y la Miss Artizea se fueron a algún lugar. Su Gracia le pidió al escudero que lo esperara aquí."

"¿Qué?"

Bill miró de reojo a Miraila, su cara se estaba tornando feroz.

Justo entonces apareció Lawrence.

Acababa de regresar a casa después de salir a tomar aire fresco. Estaba frunciendo el ceño, como si estuviera molesto por algo.

"Joven Amo, ¿Cómo estuvo su paseo?"

Bill inclinó la cabeza educadamente. El sirviente se arrodilló rápidamente sobre una rodilla.

Lawrence solía mirar fijamente a Bill, el Mayordomo Jefe, cuando estaba de mal humor.

Y ahora, parecía ser ese caso.

"Bill. Escuché que vino el escudero del Gran Duque Evron. ¿Qué está pasando?"

"Ah, eso es..."

"Lawrence, mi príncipe, bienvenido a casa."

Miraila salió de la habitación con una sonrisa brillante, llevando un abrigo sobre su delgada bata.

Lawrence miró a su madre con una expresión de molestia. 

"¿Hay algún problema con el Gran Duque Evron?"

"No. ¿Cómo podría tener algún problema con el Gran Duque? Él es un guerrero que va de un campo de batalla a otro. Sólo vino a visitar a Tia esta tarde."

Miraila refunfuñó. El rostro de Lawrence se contorsionó. 

"¿Estás enojado por algo?" 

"No has hecho nada irrespetuoso hacia el Gran Duque Evron, ¿Verdad?"

"Ni siquiera lo he visto. Cuando el mayordomo le informó que Tia había ido al baile en la propiedad del Conde Endar, se fue para allá."

"Entiendo. Si regresa, no te entrometas. Mantente al margen. Yo lo recibiré."

 "¿Qué?"

"Madre, el Gran Duque Evron es un hombre íntegro. Ha pasado un tiempo desde que Tia hizo algo útil, pero si alguien como tú se entromete, lo estropearas todo."

"¿Qué quieres decir con eso?"

Miraila reaccionó con sensibilidad. Lawrence dijo fríamente.

"Madre, el Gran Duque te desprecia. Hablas como si no lo supieras. Y desafortunadamente, también me desprecia. Por esa misma razón, mi padre no ha podido confiarme el asiento de Príncipe Heredero."

El significado oculto en sus palabras era evidente. El rostro de Miraila se puso pálido.

Sin embargo, ella no hizo nada. 

Con Artizea, Ella actuaba como la mejor tirana del mundo. Pero con su hijo, era una madre comprensiva y sumisa.

***

Marcus dudó amargamente durante mucho tiempo cuando ella le pidió que regresara al Marquesado Rosan y la ayudara.

Aunque había aceptado a Artizea como la Pequeña Marquesa, pero volver al Marquesado Rosan era otro asunto.

「Me casaré pronto, y recuperaré el Marquesado Rosan de las garras de mi madre. Necesitaré al Señor Hanson entonces.」

Habían pasado casi 18 años desde la última vez que estuvo en el Marquesado Rosan.

Actualmente, todos los empleados del Marquesado Rosan en puestos relevantes, están a favor de Miraila.

El patrimonio del Marquesado Rosan era enorme. Sería difícil luchar contra todos ellos a la vez.

「Quiero evitar que los bienes de la Familia Rosan sean robados y recuperar todo. Señor Hanson, usted lo sabe todo sobre el Marquesado Rosan. Además ¿La mayoría de los empleados más antiguos no lo conocen?」

「Bueno, eso es cierto, pero...」

「Así que no creo que sea difícil para usted entender y controlar la situación. Sería aún mejor si toda la Familia Hanson pudiera venir a ayudar. Por favor, regrese a la posición en la que se supone que debería estar, vuelva a la posición de la que nunca debió haber salido y ayúdeme.」 

「¿Pero mi familia no ha sido la culpable de envenenar a los descendientes directos del Marqués Rosan?」

「Fue hace 18 años. Ahora mismo, el envenenamiento se ha convertido en una cosa del pasado. Su Majestad intervino para aclarar la situación, pero no se logró identificar al verdadero culpable.」

Artizea continuó.

「Mi madre trató de incriminar a la Familia Hanson, pero no sólo no tenía pruebas, sino que nadie le creía. Así que pensó, que sería mejor dejarlo así.」

「Pequeña Marquesa…」

「De todos modos, me aseguraré de que ese incidente no los afecte.」

Fue un gran incidente, puesto que había provocado que la Familia Rosan fuera exterminada. El hecho de que el culpable no haya sido identificado, representaba un gran inconveniente para el Emperador.

「En el caso de que este incidente saliera a relucir de nuevo, esta vez, como sucesora, estaré a tu lado, así que luchemos juntos hasta el final. Si todavía estás preocupado, puedes cambiar tu nombre y esconder tu identidad hasta que todo  se resuelva.」

「Viví en la mansión del Marquesado Rosan durante 60 años, de los cuales 45 años estuve sirviendo al lado del amo Michael. Muchos de los aristócratas saben de lo sucedido, no sólo los empleados.」

「¿Por qué no hacer lo mismo que hizo mi madre? Ella le puso una venda en los ojos a los demás, y consiguió que no la condenaran por el incidente de envenenamiento.」 

Artizea habló dignamente.

「Seré la Marquesa Rosan, Señor Hanson. Como única heredera, puedo encargarme de los asuntos relacionados con el Marquesado Rosan a mi discreción. Mientras el Señor Hanson esté dispuesto a volver, me ocuparé del resto de los problemas.」

Sin embargo, Marcus no pudo asentir con la cabeza de inmediato. La herida era demasiado profunda.

Pero tampoco sacudió la cabeza. 

De vuelta en el carruaje, Cedric fue el primero en hablar.

"Estoy asombrado, Lady Artizea."

"¿Perdón?"

"La mejor manera de conmover el corazón de una persona es impresionarla, ¿No es así? Aunque todavía es joven, Lady Artizea, usted ciertamente parece saberlo muy bien."

"No pretendía impresionar al Señor Hanson. Sólo intentaba darle una excusa válida."

"¿Una excusa?"

"El Señor Hanson está luchando para subsistir. También tiene a su nieta de 14 años a su cuidado. Estoy segura que debe haber querido salir de la Calle Reve desde hace mucho tiempo. Pero sin una buena excusa, no tomaría mi mano."

Dijo Artizea. Y se disculpó por eso.

Cedric se rió entre dientes. Artizea se ruborizó levemente.

"¿Por qué te ríes?"

"Lady Artizea parece considerarse a sí misma como una villana."

 "...Porque es verdad."

Para Artizea, eso era tan cierto como la salida del sol durante la mañana.

"Cualquiera que recuerde momentos honorables querría escapar de la desgracia. Y eso solo puede ser determinado por uno mismo. Lady Artizea, usted no le dio una excusa a Hanson, sino que le hizo recordar momentos honorables. Así que volverá por usted." 

"¿Por mí?"

"Sí. Porque ama el Marquesado Rosan, y tu eres la única heredera."

"Sin embargo, no soy la hija biológica de Michael."

"Él solía ser el Mayordomo Jefe, así que probablemente sabe quién es tu padre biológico. Debes ser una descendiente legítima de la Familia Rosan. De lo contrario, él no te habría aceptado."

"Ya veo. Nunca lo pensé de esa manera." 

Cedric preguntó.

"¿No sientes curiosidad por saber quien es tu padre?"

"No, no tiene sentido saberlo. Quienquiera que sea mi padre biológico, cualquiera pensaría que es un sinvergüenza que tuvo una aventura con la esposa legal del Marqués Rosan. Pero más que eso, un idiota que se metió con la concubina del Emperador."

Artizea dijo, mordiéndose los labios.

Cuando las ruedas del carruaje comenzaron a moverse, las vibraciones del traqueteo se transmitieron a sus cuerpos.

Luego Artizea permaneció en silencio, y Cedric tampoco dijo nada. Sólo hubo silencio en el interior del carruaje hasta que llegaron al frente de la mansión del Marquesado Rosan.

Una vez más, Cedric se bajó primero y ayudó a Artizea.

Artizea inclinó la cabeza ante él.

"Su Gracia, gracias por acompañarme. Si no fuera por ti, Señor Hanson no habría confiado en mí. Hubiera pensado que la hija de Miraila había ido a conspirar en su contra."

"De nada. Entiendo muy bien la importancia de lo que ha ocurrido hoy, para usted y el Marquesado Rosan. Agradezco que me haya invitado y permitido estar presente en esa reunión. Si necesitas algo más, por favor, no dudes en hacérmelo saber."

"Si dices eso, realmente me sentiré libre de pedirle cualquier cosa. Porque no tengo poder, riqueza, ni gente en estos momentos."

"¿No tienes esto?"

Cedric se golpeó ligeramente la sien con el dedo índice. 

Artizea sonrió.

"A partir de ahora tendré que demostrarte si realmente es útil o no."

"Cuento con ello."

Fue entonces cuando el escudero de Cedric apareció, llevando un caballo,

Bill estaba siguiendo apresuradamente al escudero. Había salido por orden de Lawrence.

"Bienvenido, Su Gracia. ¿Disfrutó de su paseo, señorita?"

Artizea inclinó su cabeza hacia un lado mirando a Bill.

Bill había hablado nervioso.

Él no pensaba que Cedric lo escucharía, puesto que lo había hecho enojar temprano.

Sin embargo, Lawrence era estricto cuando daba una orden, así que no tenía otra opción que transmitir su mensaje. 

"Su Gracia, el amo Lawrence me ha dicho que le gustaría invitarle a cenar."

Cedric entrecerró los ojos mientras miraba a Bill, poniéndose los guantes de montar que le había dado su escudero.

Quiso regañarlo otra vez, pero al final decidió no hacerlo.

"Será en otra ocasión. Sería diferente si Lady Artizea me estuviera invitando." 

Artizea sonrió. 

"Como una mujer soltera, soy un poco reacia a invitar a un hombre que no sea un pariente a cenar en casa a estas horas."

"Sabía que dirías eso. Entonces, me disculpo. La próxima vez te visitaré con el Corazón de Olga." 

Cedric se despidió con una profunda reverencia. Artizea también se inclinó cortésmente ante él, doblando una rodilla.

Cuando Cedric montó su caballo para irse, Artizea lo detuvo cuando recordó algo de repente.

"Oh, ahora que lo pienso, ¿Puedo preguntarte algo?"

"Adelante."

"¿Por qué actúas tan formalmente conmigo? El otro día, no te comportabas de esa manera."

Artizea miró a Cedric.

Cedric pensó que sus ojos turquesa eran brillantes y profundos.

"Debo respetarte, no porque seas la hija de Miraila, sino porque serás mi futura esposa."

Cedric dijo y se giró montado en su caballo.

Artizea bajó la cabeza, sintiendo que su rostro se sonrojaba como si estuviera ardiendo.