Reciente

sábado, 15 de agosto de 2020

La Villana Vive Dos Veces - Capítulo 17

Capítulo 17. Tomados De La Mano (7)


El lugar donde vivía Marcus Hanson, el viejo mayordomo de la Familia Rosan, era una destartalada taberna en un rincón de la Calle Reve.

Hacía trabajos ocasionales durante el día y atendía a los clientes por la noche, viviendo en una pequeña habitación anexa al bar.

Marcus tenía muchos hijos y nietos, pero la familia se había separado hace mucho tiempo.

Artizea nunca había conocido a Marcus Hanson en su vida pasada.

En el pasado, su nieta, Lise Hanson, había entrado como criada de Artizea, ocultando su nombre con la intención de vengarse.

Lise Hanson había pensando que había ocultado completamente su identidad.

Sin embargo, en ese entonces, Artizea ya tenía muchos enemigos. Ella tenía que ser cuidadosa incluso con sus nuevas criadas.

Después de verificar los antecedentes de Lise, Artizea había pensado que su ambición y temperamento encajaría bien con su trabajo.

De esa manera, ella había asegurado el puesto que había ocupado Marcus Hanson. Habiendo tomado a su abuelo como rehén, Lise no tuvo otra opción que permanecer leal hasta el final.

Sin embargo, en realidad, no le había hecho nada a Marcus. Ni siquiera lo había conocido en persona.

Pero al entrar en la taberna, pudo darse cuenta a simple vista quién era Marcus.

Marcus era un hombre de 78 años, pero se mantenía en forma. Aunque el traje anticuado que llevaba puesto estaba desgastado, se veía limpio, incluso las mangas de sus muñecas estaban blancas.

Él preguntó, sin perder la compostura, mientras que el otro hombres que estaba trabajando, se veía abrumado por la espada de Cedric y su espléndida vestimenta.

"Estimados nobles, ¿Qué los trae a un lugar como este?"

"..."

"¿Puede darnos un momento de su tiempo,Señor Hanson?"

Marcus se quedó en silencio por un momento. Pero pronto le dijo a otro empleado.

"Vuelvo enseguida."

"¿Es...Estás seguro, viejo?"

"No te preocupes, no creo que quieran matarme."

Dijo eso y se dio la vuelta, marchándose. 

Artizea lo siguió, junto con Cedric.

Marcus los condujo a un terreno baldío detrás de la taberna, donde solían poner la basura.

"Este no es un lugar agradable, pero soy un hombre que trabaja en un establecimiento como este, por lo que resulta difícil llevarlos a un lugar limpio. Gran Duque Evron, ¿Por qué vino a visitar a un hombre como yo?"

Hanson había reconocido a Cedric y le preguntó.

Hace dieciocho años, cuando Marcus fue echado del Marquesado Rosan, Cedric era un niño que aún no tenía ni diez años.

Sin embargo, Cedric se parecía a su padre, su antecesor, el Gran Duque Evron.

Como antiguo mayordomo principal de la Familia Rosan, Marcus conocía los rostros, personalidades y la historia de todos los nobles de alto rango.

Por ese motivo, no era extraño que supiera quien era Cedric. 

"Aunque nuestra familia ha sido expulsada, hemos servido a la Familia Rosan durante generaciones. No hay nada que pueda decirte."

Marcus pensaba que la razón de la visita de Cedric era para desenterrar las debilidades de la Familia Rosan.

Pero Cedric sacudió la cabeza en señal de negación.

"Soy simplemente su escolta."

Cedric señaló a Artizea.

Artizea se quitó lentamente la capucha. Su cabello rubio platinado descendió sobre sus hombros.

Incluso en el terreno baldío parecido a un vertedero de basura, el sol resplandecía intensamente sobre el cabello de Artizea.

"..."

"Saludos,Señor Marcus Hanson. Yo soy Artizea Rosan."

Artizea lo miró. Marcus la miró fijamente por un momento sin decir una palabra.

La frustración, el resentimiento, el anhelo y la pena brotaron en su interior, haciendo que el rostro arrugado del viejo, se volviera amargo.

Marcus no sabía qué decir

¿La hija de Miraila?

¿La persona que había causado la destrucción de su familia y el exterminio de la Familia Rosan?

Pero finalmente habló con voz temblorosa.

"Ciertamente, te pareces mucho a Lord Michael. Pequeña Marquesa."

Dieciocho años habían despejado el resentimiento que había en su interior. La vejez había agotado su cuerpo hasta el punto de no tener la fuerza para descargar su ira.

La nostalgia provocaba dolor. El sentimiento más intenso en Marcus era el dolor.

Y el dolor es un sentimiento que uno quiere que la otra persona entienda. Uno desea que lo entiendan, que lo comprendan y que lo abracen.

Ese era el único remedio.

Marcus todavía echaba de menos el Marquesado Rosan.

La Familia Hanson era una familia que se había desempeñado como mayordomos al servicio del Marques Rosan durante generaciones. Aunque no eran aristócratas, se enorgullecían de ser diferentes de la gente común.

Marcus había nacido en la mansión del Marqués Rosan, y en su infancia se convirtió en un compañero de juegos de los hijos de los Marqueses.

Desde que creció, aprendió a trabajar como asistente de Michael Rosan. Después de un poco de experiencia, comenzó a trabajar como mayordomo bajo las órdenes de su abuelo, el mayordomo principal.

Sus hijos y sus nietos también nacieron en la mansión del Marqués Rosan.

Su descendencia, hijos e hijas, siguieron sus pasos, sirviendo al Marquesado Rosan.

No pudo evitar ponerse nostálgico. Cuanto más recordaba a su familia, más recordaba los buenos tiempos y más extrañaba el Marquesado Rosan.

Quería que alguien asumiera este dolor, esta pena.

Artizea pudo notarlo en la cara y en los ojos temblorosos de Marcus.

Era la misma emoción que ella había percibido en Lise Hanson, que había querido matarla en el pasado.

"Señor Hanson, usted es la primera persona en dirigirse a mí como Pequeña Marquesa."

Artizea dijo con una voz suave. Marcus habló con firmeza.

"¿La perra de su madre sabe que... la Pequeña Marquesa ha venido a este lugar?"

"No debería. Si ella lo supiera, no me habría dejado venir."

Dijo Artizea, luego puso su mano sobre su pecho y se inclinó profundamente.

Fue una reverencia cortés, como si estuviera inclinándose ante un sacerdote.

"Señor Hanson. Tengo muchas cosas que decirle, pero primero debo disculparme."

"¿Sabe lo que hizo su madre?"

"Sí. Mi madre envenenó a todos los descendientes directos de la Familia del Marqués Rosan e incriminó a la Familia Hanson. Con el fin de convertirme en la única heredera del Marquesado Rosan."

El incidente del envenenamiento tuvo lugar durante el periodo de luto de Michael Rosan. Ocurrió cuando Artizea tenía seis meses de edad.

La hija mayor de Michael, que lo sucedería como Marquesa Rosan, estaba conmocionada cuando se enteró que la hija que tuvo Miraila se parecía increíblemente a Michael. Por esa razón, había decidido reconocer a Artizea como su hermana, porque prefería eso, en lugar de escuchar que su hijo había embarazado a su abuela.

Pero no había forma de que Artizea pudiera ser hija del moribundo Michael. Quizá uno de los jóvenes nietos de Michael había jugado con fuego con Miraila.

Así Artizea se convirtió en una hija legítima nacida entre el Marqués Rosan y su esposa.

Pero Miraila, que había perdido el favor del emperador al quedar embarazada de Artizea, no estaba satisfecha con eso. Necesitaba una protección más fiable.

Ella consideró el funeral como una oportunidad. Envenenó la mesa, donde se habían reunido todos los descendientes directos de Michael.

Marcus trató de probar que Miraila estaba mintiendo y que en realidad era la culpable.

Sin embargo, su inteligente hija viéndolo temblar de miedo, dio su opinión.

「Debería desistir de esa idea, padre. Estas poniendo nuestra vida en riesgo.」

「Pero tengo pruebas.」

「¿De qué sirve todo eso? Nada va a cambiar por un tiempo. Incluso si se demuestra la culpabilidad de Miraila, probablemente habremos muerto antes de eso. Esa mujer es capaz de todo.」

Su hija continuó entre lágrimas.

「¿Quién nos va a proteger? ¿Los parientes del Marqués Rosan? No lo creo. Ellos están cegados, sólo están interesados en tomar parte de la herencia.」

「Entonces,¿Quieres que finja no saberlo? ¡Obviamente sé quién los mató!」

「De todos modos, la herencia le pertenece a la única descendiente sobreviviente, la Señorita Artizea. Si logras revelar la verdad, ¿Crees que ella te lo agradecerá? ¡Padre, te convertirías en el enemigo de su madre!」

Él sabía que su hija tenía razón.

「Padre, por favor, ríndete. La relación entre nuestra familia y la Familia Rosan está acabada.」

Si hubiera sobrevivido otro heredero del Marqués Rosan, habría luchado lealmente hasta el final.

Sin embargo, la única descendiente directa del Marqués Rosan que había sobrevivido era Artizea.

De todos modos, Miraila no dejaría en paz a la Familia Hanson, incluso si tomara el control del Marquesado Rosan.

Finalmente, Marcus le pidió a sus hijos y nietos que escaparan antes de que algo malo les ocurriera.

Les dijo que ocultaran su identidad y se olvidaran de la Familia Hanson y del Marquesado Rosan. Mientras sus descendientes pudieran seguir con vida, estaría bien para Marcus.

Sin embargo, él mismo no pudo renunciar a su nombre.

Aunque la Familia Hanson, que consideraba honorable desapareció, él seguía siendo Marcus Hanson.

'De todos modos, soy un hombre viejo. Si un día Miraila me encuentra y me mata, no importa'.

Eso pensaba.

La conspiración maliciosa de Miraila, había sido ejecutada sin mucho cuidado. No tenía ningún consejero útil, ni ningún empleado de confianza.

Marcus había logrado esconderse.

Entonces, ocurrió algo más aterrador de lo que su hija había anticipado.

El Emperador intervino.

El Emperador estaba furioso por la infidelidad de Miraila. Pero al final, evitó que Miraila fuera ejecutada.

Los enormes sobornos y el poder cubrieron la verdad.

El emperador abrió la puerta de su dormitorio de nuevo a Miraila. Como un ave, Miraila voló a los brazos del emperador y lo abrazó.

Después de todo, no pudieron encontrar nada, a pesar de la búsqueda del envenenador.

Marcus no podía mostrar su cara al mundo de nuevo. Por eso había estado llevando una vida difícil en esta taberna de la Calle Reve.

"No pretendo excusar las acciones de mi madre. No estoy haciendo esto en su nombre."

Marcus la miraba fijamente. Artizeria enderezó su espalda, lo miró y dijo.

"Como última descendiente del Marqués Rosan, me disculpo por no haber protegido a mis súbditos."

"Pequeña Marquesa…."

"Lo siento."

Ella inclinó su cabeza de nuevo. Los ojos de Marcus se humedecieron.

Artizea se acercó a él y le ofreció un pañuelo. Marcus aceptó el pañuelo.

Cedric estaba observando la escena desde una corta distancia.

Algunos súbditos, lo querían más que su familia, y como alguien que quería protegerlos, no podía evitar tener sentimientos encontrados.

Además, Cedric sintió un alivio en su corazón, porque pensaba que Marcus sería la primera persona que cuidaría de Artizea, que estaba aislada en el Marquesado Rosan.

***

En ese momento, Bill, el mayordomo del Marquesado Rosan, le estaba contando a Miraila sobre la visita de Cedric.

Crackk

Miraila se puso de pie bruscamente y agitó las manos, alterada. 

Un jarrón de cristal que era casi una obra de arte, se rompió al caer al suelo.

Los fragmentos de vidrio se extendieron y brillaron sobre la alfombra de piel de leopardo.

Bill se arrodilló rápidamente ante Miraila, sin preocuparse por el vidrio que estaba esparcido en el suelo. Luego, cortésmente, le dio sus pantuflas.

Miraila, que estaba descalza y sólo llevaba una fina bata encima de su ropa interior, deslizó sus pies a través de las pantuflas y se sentó de nuevo en el sofá con un ruido sordo.

"Dímelo otra vez."

"Su Gracia El Gran Duque Evron me preguntó por qué era leal a Madam y no a la Señorita Artizea."

Bill dijo, interpretando las palabras de Cedric a su conveniencia. Miraila estaba ardiendo como el fuego.