Reciente

domingo, 26 de julio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 389

Capítulo 389. La Venganza Es Un plato Que Se Sirve Mejor Frío (2)


No se veía ni una sola nube en el claro y tranquilo cielo de la mañana, pero cuando llegó la tarde, aparecieron nubes oscuras y empezó a llover a cántaros.

A medida que las ruedas del carruaje rebotaban en el terreno accidentado del vasto campo, dejaban una larga huella en el barro.

El interior del carruaje estaba tranquilo.

Un total de cuatro personas se sentaron dentro. Había cinco miembros en total, contando a Hoshino Urara, que estaba sentada en el techo del carruaje.

Eun Yuri estaba aturdida mirando fijamente el aire, moviendo sus dedos ágilmente como si estuviera tocando en un piano invisible.

Alguien que no la conociera podría pensar que esto era extraño, pero Chohong sabía que era una Maga y no le dio demasiada importancia.

De hecho, su mirada indiferente se fijó en otra persona frente a ella; un joven sentado en un rincón del carruaje y una mujer que usaba el muslo del joven como almohada.

Eran Seol Jihu y Seo Yuhui.

Hmm, hmm. Mientras una dulce voz zumbadora sonaba, Seol Jihu bajó la cabeza y miró hacia abajo.

"¿No vas a dormir?"

"Iba a hacerlo, pero no puedo dormir por alguna razón... ¿Por qué, es incómodo?"

"No, en absoluto."

"Entonces, ¿Puedo quedarme de esta manera un poco más? Mi cuello está muy cómodo ahora mismo."

"Claro. Y trata de dormir un poco. Sé que no te sientes bien."

Seol Jihu puso cuidadosamente su mano en los ojos de Seo Yuhui.

Entonces, mientras la gran y cálida mano cubría la mitad de la cara de Seo Yuhui, una agradable sonrisa floreció en su rostro.

"Auung~ No puedo ver~"

Estaba claro para cualquiera que estuviera viendo que Seo Yuhui se retorcía de felicidad.

Chohong frunció el ceño. La forma en que giraba la cabeza a izquierda y derecha, disfrutando del muslo de Seol Jihu era desagradable, por decir lo menos.

"Noonim, ¿Estás segura de que estás enferma?"

Al final, preguntó abiertamente.

"¿Sí? Ah, estoy bien ahora mismo por esto."

Seo Yuhui levantó su mano izquierda con los ojos todavía cerrados. El anillo esmeralda en su dedo brillaba intensamente, haciendo alarde de su belleza.

Chohong se inclinó hacia delante para mirar más de cerca.

"¿Qué es eso? ¿Un anillo?"

"¡Si!"

Seo Yuhui extendió sus dedos.

"Jihu me lo dio~"

Parecía estar presumiendo. Por la forma en que agitaba la mano, era como si estuviera mostrándolo para que todos lo vieran.

"Dijo que era un regalo y personalmente me lo puso en el dedo."

Por cierto, el anillo estaba en su dedo anular izquierdo.

Eun Yuri miró a Seo Yuhui. Luego dirigió su mirada hacia el anillo que estaba en su dedo anular izquierdo antes de suspirar y sacudir la cabeza.

"Entonces, ¿Qué es?"

"Es un artefacto que contiene una gran cantidad de poder sagrado."

Seol Jihu respondió cuando Chohong preguntó con una expresión de desconcierto.

"El obispo lo recibió de Luxuria-nim cuando se convirtió en Nivel 6. Yuhui Noona podría quedarse sin poder sagrado en el camino, ¿Verdad? Este anillo se encarga de ese problema. No debería haber ningún problema por lo menos durante diez días."

"Ahhh, por eso..."

Chohong asintió con la cabeza antes de reflexionar por un momento. Miró a Seol Jihu y luego se dio la vuelta con un resoplido. Parecía estar diciendo, '¿Quién diablos te preguntó?'

Seol Jihu se rió. Parecía que Chohong no se había olvidado de la discusión que tuvieron hace unos días mientras entrenaban.

Mientras Seol Jihu miraba fijamente a Chohong, la comisura de su boca se enroscó. Su expresión parecía reflejar que había pensado en algo bueno.

"¡Oh no!"

¡Clunk! En ese momento, junto con un fuerte grito, la puerta del carruaje se abrió de golpe.

Una mujer empapada por la lluvia entró como una ágil gimnasta.

Era Hoshino Urara.

"¡El cochero dijo que tendrá que detener el carruaje pronto!"

Seo Yuhui se levantó de un disparo.

Chohong agarró la Espina de Acero, y Eun Yuri comenzó a cantar un hechizo.

Cuando Seol Jihu agarró la Lanza de la Pureza, Hoshino Urara miró alrededor del carruaje y luego asintió con la cabeza.

"Dijo que tendríamos que acampar antes de lo esperado porque los Horuses se cansaron de correr bajo la lluvia."

Un silencio descendió.

"¿Lo entendieron?"

Hoshino Urara puso sus manos en su cintura y presumía sacando su pecho.

Pronto, se produjo la feroz patada de Chohong.

"¡Kwack-!"

Hoshino Urara salió volando del carruaje con el chillido de un cerdo moribundo.

"Esa perra loca. Hey, cierra la puerta."

Chohong resopló.

Seo Yuhui volvió a acostarse en el muslo de Seol Jihu, y Eun Yuri cerró la puerta.

"¡Uaaaaang! ¡Lo siento! ¡No me dejen sola!"

Podían escuchar a Hoshino Urara persiguiéndolos mientras gritaban fuertemente.


*


A medida que las gotas de lluvia se hacían más gruesas, el carruaje se detuvo por completo.

Se suponía que llegarían a su destino hoy o mañana, pero se retrasaron debido al repentino y fuerte aguacero.

El equipo principal de Valhalla acampó y cenaron con el ramen de Seol Jihu.

Como esta era la primera expedición de Eun Yuri, Seol Jihu le entregó algo que preparó especialmente para ella.

Eun Yuri miró un par de palillos de plata y un vaso de vidrio.

<< Nota: Nuevamente. Eun significa plata. Yuri significa vidrio. >>

Viendo que todos los demás tenían palillos de madera y vasos de papel, se acercó corriendo a Seol Jihu y enojada tiró los palillos de plata y el vaso de vidrio al suelo.

Cuando la cena terminó, Hoshino Urara llegó al campamento, jadeando.

Después de verla lamer cada gota de sopa de la olla como un perro hambriento, los miembros del equipo se reunieron dentro de la tienda y prepararon sus sacos de dormir.

Seol Jihu se acostó en el saco de dormir que Eun Yuri le preparó y se puso a pensar.

'Me pregunto cómo justificaron este asunto'.

Una pregunta fundamental apareció en su cabeza mientras hurgaba en sus pensamientos.

Pero no era realmente un problema. Estaba claro que los traidores estaban haciendo un movimiento, y él había hecho preparativos contra ello.

Gracias a Seo Yuhui, podía estar un paso adelante de ellos y reaccionar en consecuencia.

'Aún así, ¿Las cosas no están saliendo demasiado bien?'

Si Seo Yuhui no hubiera preparado una trampa tan oportuna, Seol Jihu podría haber caído en los trucos de los traidores a pesar de los Nueve Ojos que Miden el Futuro. Así de escrupuloso era el obispo.

'Escondió mentiras dentro de las verdades'.

Sin embargo, Seo Yuhui vio a través de sus mentiras perfectamente.

No sólo eso, sino que también predijo cada uno de sus movimientos.

Casi como si supiera que el obispo haría esto. Como si lo hubiera experimentado antes.

Por supuesto, Seo Yuhui era una Terrícola que había estado activa en el Paraíso durante mucho tiempo, así que era natural que supiera más sobre su política que él.

No era tan extraño pensar de esa manera, pero aún así...

'Si voy al templo y pregunto, si puedo gastar puntos de contribución para ver el sueño de nuevo, ¿Estaría Gula-nim de acuerdo?'

Mientras reflexionaba, de repente vio a alguien.

Era la persona que no le había dicho una palabra desde que dejaron Eva.

"......"

Seol Jihu se movió y se acostó a su lado.

Chohong se alejó sin decir nada.

Al lado opuesto.

Seol Jihu se rió suavemente antes de rodar a su lado una vez más.

"Chohong."

Susurró su nombre, pero no hubo respuesta.

Pero una vez que levantó su pierna y la colocó sobre ella...

"Muévete."

Reaccionó inmediatamente.

"Ah, tan cómodo."

"Te dije que te movieras."

"Ehem."

Seol Jihu tosió con fuerza.

"¿Es esa la forma de hablarle a tu querido esposo?"

"¿Estás loco?"

Chohong resopló con su espalda hacia Seol Jihu.

"Esposo, mi trasero. Si no mueves la pierna antes de que cuente tres, te la romperé. Tres."

"Te devolveré esas palabras. Si no te volteas, te arrepentirás."

"Dos."

"Cielos, ¿Eres Hugo? Malhumorada sólo porque fui un poco estricto..."

"Uno."

"¿Dije algo malo? Tienes que concentrarte cuando estás aprendiendo. ¿Te dolió tanto que te preguntara si venías al entrenamiento sólo para jugar conmigo?"

"Está bien, estás muerto..."

"¡Noona!"

Gritó Seol Jihu.

Seo Yuhui, que estaba sentada junto a Eun Yuri, aprendiendo poses de yoga que eran buenas para el cuerpo, se asustó.

"¿H-Hmm?"

"Tengo algo que preguntar. ¿Cómo funcionan las promesas en el Paraíso cuando un Sacerdote jura por el nombre de su Dios?"

Chohong se estremeció. Podía sentir claramente la presión de la pierna que estaba colocada en su cuerpo.

"Cuando un Sacerdote jura en el nombre de su Dios... Eso no es algo que hagan tan fácilmente... No los Sacerdotes, al menos."

"¿En serio?"

"Sí. Los Sacerdotes tienen la relación más cercana a sus dioses entre las cuatro clases básicas, por lo que una promesa hecha en nombre de su dios les impone una fuerte restricción que rivaliza con un juramento. Es por eso que los Sacerdotes, con un poco de sentido común, nunca harían promesas en el nombre de su Dios."

Lo que significa que Chohong había sido completamente desconsiderada.

Seol Jihu sonrió.

"¿Y si firmaron un contrato? Aunque era uno informal."

"Entonces realmente no tendrían ninguna salida. ¿Pero por qué lo preguntas de repente?"

Seo Yuhui preguntó mientras hacía un estiramiento de mariposa.

Seol Jihu miró fijamente a Chohong con arrogancia.

"Tres, dos, uno... Cielos, ¿Dónde puse ese contrato ahora?"

"......"

"Bueno, supongo que no necesitas llamarme Querido Esposo. Querido~ Oppa~ Maestro~"

Chohong se sacudió en su saco de dormir.

Luego, se dio la vuelta lentamente y se encaró con Seol Jihu.

Su cara se había enrojecido dentro del saco de dormir y se estaba poniendo morada de rabia.

"¡Todavía... sigues con eso...!"

"Tengo una buena memoria. Más vale que me respetes porque todavía tengo la tabla periódica de elementos memorizados."

Seol Jihu se rió antes de poner su otra pierna encima de ella.

"Auu, qué cómodo. La Almohada Chohong es la mejor."

"¡Eres tan desvergonzado!"

"Silencio, almohada. Además, por favor, cuida bien de mí esta noche."

Viendo esto, Seo Yuhui sólo podía inclinar la cabeza, sin saber que Chohong había hecho una apuesta sobre que Kim Hannah y ella misma no vendrían a Valhalla.

Ella estaba mirando al dúo antes de excusarse de la clase de yoga de Eun Yuri y levantarse.

"Jihu, no hagas eso."

"¿Eh? Ah, sólo estoy bromeando."

"Aún así, la Señorita Chohong lo odia. Quítale las piernas, ¿De acuerdo? Si realmente tienes que hacerlo, pon tus piernas en esta noona más tarde."

"¡Argh, está bien!"

Chohong gritó de repente.

"No es que sea la primera vez que hace esto. Simplemente viviré con ello."

"Pero..."

"Además, estás enferma. Sólo ve a dormir en paz lejos de este bastardo."

"No, verás, mi fuerza vital está dentro del cuerpo de Jihu..."

De repente, la conversación tomó un giro extraño.

Las dos mujeres discutieron durante un tiempo antes de comprometerse finalmente.

Seo Yuhui tendría la parte superior del cuerpo de Seol Jihu, y Chohong la inferior.

De repente, teniendo su cara en el abrazo de Seo Yuhui y sus piernas en la parte superior de Chohong, Seol Jihu parpadeó rápidamente. Pero como estaba cómodo, decidió estar satisfecho con el resultado de las cosas y se durmió.

Esa noche...

Seol Jihu tuvo un sueño.

Estaba solo en un pequeño barco con Seo Yuhui, navegando sobre las tranquilas olas de un hermoso mar que brillaba bajo la luz del sol.

Parecía estar acostado en el barco, y Seo Yuhui parecía feliz en sus brazos.

[Por fin estamos sólo nosotros dos.]

Fue sin duda un sueño pacífico.

[Mi pequeño conejo.]

Pero por alguna razón, un escalofrío recorrió su espina dorsal.

[¡Corre! ¡Deprisa!]

[¿Oh? ¿¡El Conejo Negro también está aquí!?]

El Negro Seol Jihu apareció de repente de la nada y se escapó con él.

[Conejo Blanco~ Conejo Negro~]

Cuando inconscientemente abrió los ojos en medio de la noche, se encontró empapado de sudor de pies a cabeza.


*


El carruaje anduvo durante otros cuatro días antes de detenerse.

Se bajaron en el comienzo de una cordillera que estaba más allá de Haramark y más allá del Bosque de la Negación.

Como la región circundante de Haramark se había estabilizado en los últimos días, el rango de área que se consideraba segura para viajar había aumentado.

El equipo principal de Valhalla comenzó su marcha con Hoshino Urara como cabecilla. Se dirigían en dirección al antiguo Ducado Delphinion.

La marcha transcurrió sin problemas porque Hoshino Urara era una Arquera Ranker Único y Chohong había tomado esta ruta antes cuando salió a rescatar a Seol Jihu, que estaba atrapado en el laboratorio.

Tal vez porque estaban en una montaña, la noche llegó bastante rápido.

El equipo principal de Valhalla marchó durante casi un día entero antes de llegar a su destino.

Debido a que el obispo les dio un detallado mapa de la ruta, no había sido difícil encontrar el lugar.

Sólo había un problema.

"¿Eh? ¿Este es el lugar Gorad Boga?"

Chohong frunció el ceño mientras miraba a su alrededor.

Todo lo que podía ver era un denso bosque lleno de árboles y arbustos crecidos.

No podía observar nada parecido al rastro de una ciudad que una vez había sido gobernada por un dios después de su nacimiento.

En todo caso, la oscuridad del bosque daba una sensación sombría y espeluznante.

"¿Qué pasa con este lugar? En la Gran Montaña Rocosa y el Monte Peléeom, se podía ver fácilmente la energía vital en la atmósfera."

"Estamos hablando de un mito de hace miles de años. Dicen que incluso las montañas y los ríos cambian en diez años. No es tan sorprendente que este lugar se vea así."

"Pero incluso así..."

Chohong se mordió los labios.

Seo Yuhui también inclinó su cabeza.

"¿Qué piensas, Noonim? ¿Puedes sentir algo?"

"Mm... siento un poder sagrado, pero no estoy tan segura..."

"Oh, ¿En serio? Entonces tal vez Seol ha encontrado el lugar correcto."

"Es sólo... un poco extraño..."

Seo Yuhui continuó en un tono dudoso.

"Puedo sentir pequeños cúmulos esparcidos, pero no están conectados. No hay tantos, y están muy separados. Además, son cúmulos de poder sagrado, no de energía vital."

"¿Hmm? ¿Poder sagrado? ¿Qué quieres decir?"

"Los Sacerdotes convierten la energía vital en poder sagrado rezando en áreas de alta concentración de energía vital. Pero esto es un poder sagrado refinado. Nunca he escuchado que exista un lugar como este."

Chohong se rascó la cabeza.

Seol Jihu miró directamente a los ojos de Seo Yuhui.

Los dos asintieron con la cabeza ligeramente al mismo tiempo.

"Pero Noona, todavía hay un poder sagrado aquí, ¿Verdad?"

"Mmn, sí, pero..."

"Entonces, ¿Por qué no intentas rezar en este lugar? Echaré un vistazo mientras tanto."

Seol Jihu abrió una estera de paja.

Seo Yuhui se arrodilló cuidadosamente, cerró los ojos y juntó las manos en una oración.

"Chohong, levanta el campamento junto a Noona. Señorita Hoshino Urara, esté atenta a cualquier cosa sospechosa. Señorita Eun Yuri, sígame."

Seol Jihu comenzó a caminar de inmediato.

Dio alrededor de una docena de pasos antes de detenerse repentinamente y arrodillarse.

Eun Yuri, que lo seguía mientras miraba alrededor, se sobresaltó.

¡Whoosh!

Una energía aterradora que no podía ser descrita con palabras salió del cuerpo de Seol Jihu. No podía sentir ni la más mínima impureza en este maná.

Pero lo que sorprendió a Eun Yuri aún más era que la energía ilimitada se dividió en miles de hilos delgados y se extendió en todas las direcciones.

Si Roselle viera esto, sin duda exclamaría, '¡Qué hermosa aplicación de maná!'

Mientras tanto, los ojos de Seol Jihu se desvanecieron mientras miraba fijamente al suelo.

'¿Oh?'

Una risa se escapó de su boca antes de que hurgara en su bolsillo y pusiera su mano en el suelo.

Tocó la tierra fangosa y luego se levantó.

"Señorita Eun Yuri."

"¿Sí?"

"Me viste moviendo mi maná hace un momento, ¿Verdad?"

"...Sí."

"¿Puedes hacer lo mismo?"

Eun Yuri inclinó su cabeza ante la repentina pregunta.

"No estoy segura. Tendría que intentarlo."

"¿Qué te parece si los divides en unas pocas docenas de filamentos y los envías en una dirección?"

"Debería ser capaz de hacer eso."

"Grandioso. Entonces recuerda los puntos donde me detengo."

Con eso, Seol Jihu comenzó a caminar de nuevo.

Eun Yuri miró fijamente al lugar donde Seol Jihu había estado parado antes de perseguirlo con pasos ligeros.

Se arrodilló, hurgando en su bolsillo, y luego puso su mano en el suelo. Seol Jihu repitió la misma serie de acciones docenas de veces mientras daba vueltas alrededor del campamento.

"Hay más de lo que pensaba. ¿Puedes recordarlos todos?"

"Si, puedo, pero..."

Eun Yuri miró fijamente a Seol Jihu con curiosidad.

Ella había permanecido en silencio para no molestar involuntariamente a Seol Jihu, pero no podía entender por qué se detenía en estos lugares.

"Muy bien, esta es la cuestión..."

Seol Jihu bajó la voz y habló.

Después de escuchar su explicación, Eun Yuri se quedó aún más desconcertada.

"Entonces... ¿Esa es la señal?"

"Sí. Yo levantando esta lanza."

Seol Jihu sonrió y tocó la Lanza de la Pureza.

"Piensa en ello como una señal. Ya sabes, como un director de cine que da una señal antes de filmar."

Eun Yuri tenía la mirada perdida.

Ella entendió lo que Seol Jihu le estaba pidiendo, pero no comprendía el motivo.

Y entonces, justo cuando estaba a punto de preguntarle...

"¿Qué estás haciendo?"

Un visitante inesperado irrumpió.

Era la hermana mayor de Yishino Seolara.

"Señorita Hoshino Urara, ¿Qué pasó con lo de estar alerta?"

"Lo hice y luego vine aquí. Se volvió demasiado aburrido."

Eun Yuri frunció el ceño.

Sin embargo, Seol Jihu no se enojó. Había traído a Hoshino Urara en este viaje, calculando específicamente que ella actuaría de esta manera.

Si quería a alguien que cumpliera fielmente con su deber, habría traído a Marcel Ghionea o a Kazuki en su lugar.

"De todas formas, te he estado observando durante un tiempo, y parece que estás haciendo algo interesante."

"¿......?"

"Estabas enterrando cosas en la tierra. Y también..."

Hoshino Urara se acercó a Seol Jihu.

"Esto, esto... ¿Qué pasó?"

"¿Qué pasó con qué?"

"Ya sabes, el collar que siempre llevas alrededor de tu cuello. ¿Por qué no lo llevas hoy?"

"......"

"Tan sospechoso~ puedo oler la diversión a kilómetros de distancia~"

Hoshino Urara cerró los ojos y olfateó.

Seol Jihu sonrió. Como se esperaba de un Arquero Ranker Único, su atención a los detalles era impecable.

Hoshino Urara abrió los ojos y luego sonrió.

"¡Ahora dime! ¡Quiero saberlo!"

Fue entonces.

El hombre y la mujer giraron sus miradas simultáneamente.

Seol Jihu a la izquierda, Hoshino Urara a la derecha.

Pronto, un grito sonó.

Era de la dirección en la que Seo Yuhui y Chohong habían establecido el campamento.

"...Iya..."

Hoshino Urara exclamó en voz baja.

"Esas dos deben estar ardiendo."

En el siguiente momento, mientras Hoshino Urara bajaba su centro de gravedad para catapultarse, Seol Jihu estiró la mano y se agarró a su hombro.

"Señorita Urara."

"¿Ahh?"

"Prométeme algo antes de irte. Mírame."

Hoshino Urara se giró lentamente.

"A partir de ahora, escúchame con atención. Si lo haces, te mostraré algo divertido y emocionante. Estoy seguro de que lo disfrutarás."

"...Entiendo lo que estás diciendo..."

Hoshino Urara levantó ligeramente las cejas.

"¿Pero no escuchaste ese grito?"

"Yo lo hice. Eso es lo que estoy diciendo. Te dejaré divertirte un poco."

Los ojos ensanchados de Hoshino Urara regresaron lentamente a la normalidad.

"...¿En serio?"

"Por supuesto."

"Oh. Sabía que podía confiar en mi olfato de perro. Bueno, si tú lo dices..."

Hoshino Urara avanzó sin tanta prisa.

Eun Yuri miró fijamente a Seol Jihu con una mirada nerviosa.

El grito de hace un momento era definitivamente de Seo Yuhui.

El grupo de Seol Jihu estaba lejos del campamento. Había una posibilidad de que pudieran llegar tarde incluso si corrían hacia donde estaban. Entonces, ¿Por qué...?

"Ahora, entonces."

En ese momento, los ojos de Eun Yuri se iluminaron.

"Vamos. Asegúrate de poner tu cara más impactante y apresurada."

Porque Seol Jihu acababa de levantar su lanza.

Había dado la esperada señal.