Reciente

martes, 21 de julio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 384

Capítulo 384. La Sombra del Árbol Gigante (3)


"¿Puntos sospechosos?"

Las esquinas de los ojos de Seol Jihu se enroscaron ligeramente.

En ese instante, Kim Hannah sintió una indescriptible y feroz sensación de desarmonía. Era como tratar de cruzar la calle con un semáforo peatonal que tuviera la luz verde a punto de cambiar.

Después de dudar por un breve momento.

"Sí. Verás..."

Ella eligió detenerse antes de cruzar.

Porque sentía que la luz se pondría en rojo en cualquier momento.

"Creo que una organización externa interfirió en este asunto."

Rápidamente ella bajó la mirada hacia el portapapeles, disimuló e informó sobre otro asunto relacionado.

"¿Una organización externa interfirió...? ¿Se interpuso en nuestro método de recoger las ofrendas?"

Seol Jihu sonrió suavemente y preguntó mientras apoyaba su barbilla en su mano.

Kim Hannah soltó el aliento que había estado conteniendo.

"No, es lo contrario."

"¿Lo contrario?"

"La sucursal principal del Templo de Luxuria, que se encuentra en Scheherazade, nos donó ofrendas. El obispo incluso vino a Eva personalmente y cuidó a la Señorita Seo Yuhui."

"¿El obispo...?"

Seol Jihu levantó su ceja.

Kim Hannah volteó una página del documento y continuó.

"Roberto Servillo. Es un hombre italiano del Área 2. Es un obispo de nivel 6 que sirve a Luxuria."

Seol Jihu parpadeó un par de veces y después puso una mirada pensativa.

"Así que, no sólo donaron ofrendas, sino que un Sacerdote de Nivel 6 también vino a atender a Yuhui Noona..."

Luego miró a Kim Hannah.

"Eso suena como algo por lo que deberíamos estar agradecidos. ¿Cuál es la razón por la que lo llamaste interferencia?"

"Es simple."

Kim Hannah continuó.

"Roberto Servillo y la Señorita Seo Yuhui no están en términos amistosos."

"Es la primera vez que escucho esto."

"Eso es natural. Roberto Servillo sabe cómo comportarse ante el público, así que su relación poco amistosa con la Señorita Seo Yuhui no es conocida por las masas."

"Eso significa que lo está ocultando, así que ¿Cómo lo sabes?"

"Mm, es una larga explicación... pero el Templo de Luxuria durante un tiempo tuvo mucha prosperidad conjuntamente con el Templo de Gula. Eso fue cuando Sung Shihyun y la Señorita Seo Yuhui participaban activamente como Ejecutores."

Seol Jihu asintió con la cabeza, indicándole que siguiera adelante.

"Pero su cordial relación no duró mucho tiempo. Después de la Expedición de la Incursión al Imperio, los dos Ejecutores se separaron por razones desconocidas. Sung Shihyun se unió a Sinyoung. La Señorita Seo Yuhui renunció a su posición como Ejecutora y se retiró del Paraíso alrededor del mismo tiempo. Poco tiempo después de eso, Sung Shihyun desapareció."

"¿Quién hubiera pensado que desertaría a los Parásitos?"

Seol Jihu resopló.

"De todos modos, ¿Qué sigue?"

"El Templo de Luxuria naturalmente quedó en una posición difícil. Con los Ejecutores que actuaban como sus pilares de soporte desaparecidos, su pasada postura dominante retornó como un problema."

Recordando el incidente que experimentó en Haramark, Seol Jihu se mordió los labios.

El misterioso grupo estaba desesperado por atacarlo cuando no les hizo nada. Así que pudo adivinar lo apasionados que deben haber sido atacando el Templo de Luxuria, que debe había estado haciendo alarde de su poder político.

"La influencia del Templo de Luxuria disminuyó día a día. Aún así, teniendo en cuenta lo poco comunes que eran los sacerdotes sanadores, había una demanda constante de sus miembros, por lo que podían mantener un cierto nivel de influencia. Pero debieron haber querido recuperar su influencia pasada, que iba más allá del Gremio de Magos, o tal vez se sintieron amenazados por la presión de su entorno... Independientemente de eso, después de que la Señorita Seo Yuhui se retiró, el obispo, que era el representante del Templo de Luxuria, tomó cierta decisión."

"¿Decisión?"

"Se alió con Sinyoung."

Kim Hannah dijo firmemente.

"Aaah."

Seol Jihu exclamó.

"Ahora que lo mencionas, solías estar con Sinyoung."

"Escuchas historias interesantes mientras sigues a los miembros de la directiva. Yo prestaba atención en ese entonces."

Como ex-gerente distinguida de Sinyoung, no era sorprendente que Kim Hannah supiera de tales asuntos internos.

"Sinyoung, huh... no pensé que escucharía ese nombre en todo esto."

Seol Jihu dio un suave toque en la mesa con su dedo.

"Yun Seohui de Sinyoung no tenía una buena relación con la Señorita Baek Haeju y la Señorita Seo Yuhui. Esto era un secreto a voces."

"¿Así que estás diciendo que Yuhui Noona y Yun Seohui no estaban en buenos términos, y porque Roberto Servillo se unió a Sinyoung, Yuhui Noona no lo consideró favorable?"

"No puedo estar segura. Considerando la gentil personalidad de la Señorita Seo Yuhui, hay una posibilidad de que no le haya importado demasiado. Pero no podemos descartar ninguna opción. También podría haber algo que sólo ella sabe."

Kim Hannah continuó.

"Sinceramente, no creo que Roberto Servillo tomara la decisión equivocada. El Templo de Luxuria necesitaba asociarse con una nueva organización, y la Señorita Seo Yuhui se había retirado en ese momento."

En otras palabras, Seo Yuhui no estaba en posición de criticar la decisión del obispo.

"La razón por la que juzgué que ambos tenían una mala relación, es porque la Señorita Seo Yuhui se mantuvo alerta del obispo."

"¿......?"

"Se pensaba que ella se había retirado del Paraíso para siempre, pero regresó. Una Terrícola que es una leyenda del Paraíso y la Estrella de la Lujuria. Como sabes, la influencia de la Señorita Seo Yuhui entre los Sacerdotes de Luxuria no tiene rival."

Seol Jihu estuvo de acuerdo. Había visto como ella dirigía a los miembros de la sucursal principal del Templo de Luxuria durante la Guerra del Valle.

"Incluso ahora, hay muchos Sacerdotes que desean el regreso de la Señorita Seo Yuhui. Luxuria también afirma que ella sigue siendo la apóstol. Teniendo en cuenta todo esto, ¿Qué crees que pensaría la persona que piensa que protegió el Templo de Luxuria todo este tiempo?"

"Así que estás diciendo que esto es una cuestión de deseo de poder político."

Seol Jihu se rió.

"Pero no parece que a Yuhui Noona le importe mucho el poder político o su influencia."

"La gente que está en la cima de sus ámbitos normalmente no se preocupa. Son los segundos los que están ansiosos por salir adelante."

Seol Jihu se frotó la barbilla lentamente.

Entendió la historia de fondo hasta cierto punto.

El obispo, que no quería el regreso de Seo Yuhui más que nadie, había venido a ayudarla personalmente. Era realmente extraño.

"Y hay algo más que tengo que decirte."

Kim Hannah habló.

"Nos encontramos con el obispo una vez mientras estábamos vigilando a la Señorita Seo Yuhui. Roberto Servillo, el obispo, preguntó por el paradero del Representante."

"¿Sobre mi paradero?"

"Sí. Solicitó verte, diciendo que tenía algo que decir. Cuando le dije que estabas fuera por un asunto importante, me preguntó si era por la Señorita Seo Yuhui y cuándo volverías."

"¿Y qué le dijiste?"

"Dije que te llamaría para averiguarlo y no dije nada más. Me imaginé que sería mejor dejar que imaginara lo que quisiera."

Seol Jihu sonrió ante la respuesta de Kim Hannah.

"Buen trabajo."

"¿De verdad?"

"Sí, esa fue la respuesta perfecta. Te daría una estampilla de 'bien hecho' si pudiera."

Kim Hannah sonrió amargamente por la exagerada felicitación de Seol Jihu.

"¿Qué deberíamos hacer de ahora en adelante?"

"Fácil. Continúa como normalmente lo has hecho."

"¿Qué quieres decir?"

"Recorre las casas de subastas comprando ofertas y luego llamando a Yuhui Noona a través de la señorita Baek Haeju. Ah, en realidad, no tienes que preocuparte por ir a las casas de subastas. Planeo acudir personalmente."

Seol Jihu se levantó de su asiento y se estiró.

"¿Los otros informes tienen algo urgente?"

"No, no hay mucho excepto por el asunto de la Señorita Seo Yuhui."

"Entonces escucharé el resto más tarde. Quiero concentrarme en esto por ahora."

Seol Jihu finalmente encendió su motor.

Kim Hannah respiró sutilmente.

"Entendido."

"Muy bien, ya puedes irte. Necesito algo de tiempo para pensar en esto a solas."

Kim Hannah volvió a poner el portapapeles bajo su axila.

Sin embargo, no se fue.

En lugar de darse la vuelta, se acercó y se paró frente al escritorio de Seol Jihu.

"Hey."

Ahora que el asunto oficial había terminado, ella colocó el portapapeles en el escritorio y entrecerró los ojos.

"¿No estás siendo un poco demasiado descarado?"

"...¿Quizás?"

Seol Jihu guiñó un ojo.

"Lo siento, pero no estamos en la etapa de revelar nada todavía."

"Aún así, ¿No deberías al menos darme una o dos pistas?"

Kim Hannah se rompió el trasero trabajando durante los ocho meses que Seol Jihu estuvo fuera, así que resultaba comprensible que se sintiera decepcionada.

No como una subordinada, sino como un ser humano.

"Supongo que he sido un poco duro con la reina del Valhalla."

"Reina, mi trasero. ¿Qué era, la Madre de Jinah? ¿No sabes que una verdadera pareja comparte hasta sus fetiches más secretos en la cama? ¿Qué reina? Me estás tratando como una esposa de oficina."

"No soy tan malo."

Ambos intercambiaron chistes mientras se reían.
"De todos modos, si lo sientes, déjame seguirte a las casas de subastas. No me interpondré en su camino."

"En realidad no tienes que hacerlo, pero supongo que puedes si e estás libre... Ah, déjame pedirte un favor también."

"¿Un favor?"

"Sí. Enséñame a actuar."

Fue un favor aparentemente aleatorio.

Le había dicho que iría a las casas de subastas pero ahora le pedía que le enseñara a actuar.

Kim Hannah no podía entender lo que Seol Jihu estaba planeando, pero sin embargo asintió con la cabeza.

"Si eso es lo que quieres."


*


Seol Jihu se fue a trabajar de inmediato.

Empezando por Eva, pasó por todas las casas de subastas de cada ciudad.

Kim Hannah se quedó al lado de Seol Jihu y observó la situación cuidadosamente.

En realidad, no había nada digno de mención. Él estaba haciendo lo mismo que ella había estado haciendo mientras no estuvo.

La única diferencia era que mostraba signos de estar demasiado obsesionado con la obtención de ofrendas. Al menos, así parecía desde afuera.

Compraba cualquier ofrenda que llegara a la subasta sin importar cuán grande o pequeño fuera el poder sagrado que contenía. Incluso visitaba a los sacerdotes de alto nivel y les rogaba para que le vendieran las ofrendas que tenían en su posesión.

No dudó en comprarlas por encima del precio de mercado.

Para Kim Hannah era como tirar dinero al fuego. Pero como prometió, ella sólo lo siguió en silencio y no lo obstaculizó de ninguna manera.

Fue porque un rumor comenzó a circular. Un rumor de que el representante de Valhalla había regresado después de haber estado ausente por mucho tiempo y que estaba comprando ofertas sin importar el precio.

Ella estaba segura de que Seol Jihu tenía su razón para todo esto. No era una conjetura, sino una certeza, puesto que volvió a la normalidad en el momento en que regresó al edificio de Valhala, lejos de la mirada pública.

De esa manera, mientras pasaba sus días acumulando ofrendas, invitados inesperados visitaron el Valhalla.


*


Mientras Seol Jihu revolvía los cubos de hielo dentro de su bebida preguntándose cuándo volvería la Señorita Baek Haeju, la puerta se abrió de golpe y varias personas entraron corriendo.

"¡Representante Seoooool!"

Levantó la vista, preguntándose a quién pertenecía la alegre voz. Las invitadas eran nada menos que el trío de chicas mágicas que incluía a la jefa de la sucursal del Gremio de Magos de Eva.

"¿Dónde has estado? ¡Acabas de regresar!"

Una chica de cabello castaño claro vino corriendo.

"¡Quería verte!"

Odelette Delphine puso sus manos sobre el escritorio.

Seol Jihu parpadeó.

"...La pasado un tiempo."

"¡Sí, ha pasado bastante tiempo!"

Odelette Delphine tenía un tono increíblemente elevado por alguna razón.

"Tengo que pedirte un gran favor."

"¿Un favor?"

"¡Si!"

Odelette Delphine se golpeó el pecho.

"¡Déjame ir!"

Seol Jihu escupió el agua helada que estaba bebiendo.

'¿Venir? ¿Adónde?'

"¡Yo también quiero ir!"

"¿De qué están hablando?"

"¡Ya sabes, ahí!"

'No pueden estar hablando de eso, ¿Verdad?' Seol Jihu se limpió los labios y miró atónito a Odelette Delphine.

"Jejeje."

Por otro lado, Charlotte Aria sonreía como una tonta, tal vez feliz de encontrarse finalmente con Seol Jihu.

"......"

Por alguna razón, Eun Yuri miraba a lo lejos, animando con unos palos inflables que uno esperaría ver en un juego de béisbol.

Ahora que lo pensaba, escuchó que estas chicas empezaron a tener reuniones regulares para discutir la magia.

Sólo ahora Seol Jihu se dio cuenta de lo que Odelette Delphine quería decir.

"¿Por qué me preguntas eso...?"

"¡Aaaaah! ¡Déjame ir! ¿Por favor?"

Odelette Delphine se tiró al suelo y empezó a rodar.

"¡Por favor... por favor...!"

Empezó a hacer una rabieta con los brazos en alto.

A Charlotte le debió parecer divertido cuando se unió rápidamente a ella.

"¡Déjala! ¡Déjala!"

Rodando a la izquierda. Rodando a la derecha.

Con dos personas haciendo esto, rápidamente se salió de control la situación.

Seol Jihu miró a Eun Yuri, esperando que hiciera algo al respecto, pero se quedó sin palabras.

"Vamos, vamos."

Eun Yuri las animaba, agitando los largos palos al ritmo que ellas rodaban.

Con una cara inexpresiva.

Seol Jihu cerró los ojos.

Dejando a Odelette Delphine y Eun Yuri de un lado, recordó haber escuchado a Charlotte Aria se había convertido en una respetable reina capaz de liderar una nación, pero...

'No maduró en absoluto...'

"...Su Majestad."

Una vez que Seol Jihu miró hacia abajo con los ojos de un profesor decepcionado, Charlotte Aria se calmó rápidamente.

"Si el señor Sorg Kühne ve esto, se sentirá muy decepcionado."

Parecía haber funcionado porque Charlotte Aria se levantó.

"... Ha pasado un tiempo desde la última vez que te vi... así que quería ser mimada... Todavía actúo con dignidad cuando es importante... "

"......"

"No planeaba decírselo al principio... pero Delphine notó que Yuri y yo crecíamos anormalmente rápido..."

"......"

"Le pregunté a la maestra y ella sólo dijo que lo pensaría... así que pensamos que tomaría una decisión inmediatamente si el representante del Valhalla le preguntaba... por eso..."

Charlotte Aria se frotó los pulgares con la cabeza hacia abajo.

Seol Jihu sacudió su cabeza.

"Claro, adelante."

"¿En serio?"

"¿Realmente?"

Dos niñas, no, Charlotte Aria y Odelette Delphine levantaron la cabeza.

Seol Jihu habría dicho que 'sí' aunque hubieran venido a preguntarle normalmente.

No sólo tenía una relación de cooperación con Odelette Delphine, sino que también conocía su talento.

Si ella podía hacerse más fuerte y desempeñar un papel más importante en futuras batallas, Seol Jihu sólo lo agradecería.

"Sabes cómo llevarla al Mundo de los Sueños, ¿Verdad?"

"¡Mmm!"

"Ve y pregúntale a la Dama Roselle si puede recibir a la Señorita Odelette Delphine también. Puede que incluso esté escuchando esta conversación. Sólo deben saber que no puedo hacer nada si ella dice que no."

"¡Yaaaay!"

"¡Siii!"

Las dos niñas levantaron las manos con una gran alegría.

Salieron corriendo, parloteando y aplaudiendo alegremente como si Roselle ya les hubiera dado la respuesta.

Sólo después de eso Seol Jihu pudo hacer una pausa para respirar.

Luego miró a Eun Yuri, que se escondía detrás de los palos inflables y se rió.

"¿La Dama Roselle no quiere aceptar a la Señorita Odelette Delphine como discípula?"

Eun Yuri agitó la cabeza.

"No, en absoluto. Ella tiene un gran concepto de ella."

"¿En serio?"

"Sí. Sobre nuestros talentos, la Maestra dijo que el mío estaba dotado por el cielo, que el de Su Majestad Aria era precioso, y que el de Delphine era especial."

Ahora que lo mencionaba, sus aptitudes eran vagamente diferentes.

Genio, Prodigio y Brillante.

Tener a los tres compitiendo entre ellas sonaba divertido. Parecía que también habría un efecto sinérgico positivo.

"Es sólo que... el momento era un poco inoportuno."

Eun Yuri continuó.

"Ella tiene que elegir un sucesor, por lo que con más discípulos, hay más de qué preocuparse. Ella es sorprendentemente bondadosa."

En realidad, Eun Yuri era la candidata más probable para heredar la Luz Eterna de la Sabiduría de Roselle. Pero con su decisión anterior, ella ahora tenía otra competidora de la que preocuparse.

"Está bien."

Notando los pensamientos de Seol Jihu, Eun Yuri apartó los palos inflables detrás de los cuales escondía su rostro.

"Te habría hecho algún tipo de señal si no quisiera más competidores. Sin agitar estos. Estoy feliz de tenerla a bordo."

"¿En serio?"

"Sí. Verás, los tres peleamos todo el tiempo cuando nos encontramos porque los caminos que seguimos son totalmente diferentes."

Eun Yuri era una Mage, Charlotte Aria era una Hechicera, y Odellete Delphine era una Maga.

<< Nota: Esto de 'Mage', 'Hechicera', y 'Maga' no tiene una diferencia. Es decir, que todo depende que lo que el autor quiera transmitir. >>

"Siempre detesté escucharla decir que la magia es algo que sigue leyes preconcebidas. Ahora que estamos en los mismos términos, puedo usar esta oportunidad para pisotearla. Si la maestra me elige, esa apestosa Maga conocerá mejor su lugar."

Eun Yuri entonces resopló y se burló, "Hmph, la magia que pone un límite no es magia."

Seol Jihu se sorprendió después de escuchar sus pensamientos honestos, porque lo que esperaba escuchar era algo como: '¡Competimos de buena fe y hacemos lo mejor que podemos!'

"Debes tener confianza."

"Un Mage sin confianza es sólo un cadáver. Pero..."

Eun Yuri se mordió los labios.

"No estoy tan segura ahora. Recientemente, todo lo que recibo de la profesora es regaños y más regaños..."

"¿Te está regañando?"

"Sí. Dice que alguien que persigue los límites del Sendero de Maná no debería andar probando todo y sólo debería cavar un pozo hasta el fondo..."

Seol Jihu sintió curiosidad al escuchar esto y activó su Habilidad Innata.

'Ek'.

Casi gritó sorprendido después de mirar la ventana de estado de Eun Yuri.

Desde que entró en el Paraíso, nunca había visto una ventana de estado tan larga y complicada.

'¿Cómo es que ella tiene tantas habilidades...? ¿Qué diablos es la aptitud ESP? ¿Y qué es la percepción extrasensorial?'

No eran sólo sus habilidades. También tenían más aptitudes.

"No te preocupes demasiado por eso."

Eun Yuri dijo con calma.

"No dejaré que la Eterna Luz de la Sabiduría me sea arrebatada. Ser regañada a menudo es sólo una prueba de su interés, ¿No es cierto?"

"Bueno, supongo que está el dicho, saca la vara, mima al niño."

<< Nota: 'Saca La Vara, Mima Al Niño - significa que si no castigas a un niño cuando hace algo mal, no aprenderá lo que está bien. Esta basado en la biblia que dice que debes castigar a los niños con vara.  >>

"Exactamente."

"Está bien. Si tengo que invertir en algo, me aseguraré de elegir la moneda de vidrio de plata."

<< Nota: 'Moneda de Vidrio de Plata' - Es un juego de palabras. Eun significa plata. Yuri significa vidrio. En otras palabras quiso decir que invertiría en Eun Yuri como si fuera una criptomoneda. >>

"¿Moneda de vidrio de plata...?"

Eun Yuri miró a Seol Jihu.

"...Era una broma."

"Kuhum, de todas formas, parece que has estado ocupado últimamente. Siento haberte molestado. Me iré ahora."

"Bien".

"Ah, por cierto..."

Eun Yuri se detuvo mientras se daba la vuelta y miró furtivamente a Seol Jihu.

"¿Algo te ha estado molestando últimamente?"

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron antes de que sonriera suavemente.

"Jaja, ¿Entonces puedo pedirte un favor?"

"Por supuesto".

"No es nada difícil. ¿Puedes decirle a Odelette Delphine que llamaré pronto al Señor Philip Muller por una cuestión?"

"¿Eso es todo?"

"Sí. Pero..."

Seol Jihu bajó su voz y susurró algo más.

Eun Yuri inclinó la cabeza pero, sin embargo, aceptó.

"¿Eso es todo lo que tengo que hacer?"

"Sí."

"Lo tengo."

Eun Yuri se inclinó y luego salió de la oficina.

"...Pensé que era divertido. Moneda de vidrio de plata."

Seol Jihu se rió para sí mismo.

En cualquier caso, estaba agradecido de que Eun Yuri estuviera bien sola.

Pero no podía estar contento.

El tiempo no era infinito.

Ocho meses.

Bastaba para que los Parásitos se recuperaran de su derrota en la Fortaleza Tigol hasta cierto punto.

'Antes de que se levanten de nuevo...'

Tenía que tener éxito.

El último de los tres objetivos que prometió alcanzar cuando dejó Haramark y se mudó a Eva.


*


Fue alrededor de la hora de la cena del día siguiente que Baek Haeju entró en el Paraíso.

Seol Jihu le pidió que llamara a Seo Yuhui tan pronto como pudiera, y Baek Haeju regresó el mismo día con una respuesta.

"Me puse en contacto con la Señorita Seo Yuhui. Dijo que entraría al Paraíso mañana según el tiempo del Paraíso."

El momento que Seol Jihu había estado esperando finalmente llegó.

El día en que se reuniría con Seo Yuhui.

Y el día en que levantaría el telón del plan final.