Reciente

viernes, 17 de julio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 380

Capítulo 380. Primavera, La Estación Donde Florecen las Flores (2)


Después de las palabras de Gula, aparecieron varios mensajes simultáneamente.

[Como recompensa por haber pasado la primera prueba, el rango de Corazón Justo ha sido cambiado a EX, y su efecto se ha expandido de Cultivación de Maná a Técnica de Maná.]

[Como recompensa por pasar la segunda prueba, has obtenido la habilidad 'Voluntad Indomable (Especial)'].

[Como recompensa por pasar la tercera prueba, has obtenido la aptitud 'Espejo Claro, Agua Quieta'.]

[Has obtenido la autoridad 'Mata Dioses (Grado Desconocido)'.]

Los ojos de Seol Jihu permanecieron fijos en el último mensaje.

Aunque estaba intrigado por los tres primeros mensajes, sabía que el cuarto era el más importante.

El Negro Seol Jihu había insistido varias veces en la importancia de la Autoridad 'Mata Dioses'.

|Yo... no fui elegido.|

El No Elegido.

Era uno de los muchos apodos que tenía el Negro Seol Jihu.

Aunque su destreza marcial era de primera categoría, ninguno de los dioses lo había nombrado su Ejecutor o le había otorgado un vestigio divino.

|Entiendo la elección de los Siete Dioses. Estaba medio loco en ese momento y no me importaba realmente el Paraíso.|

|Me arrepentí más tarde. Si tuviera la autoridad Mata Dioses o al menos la Lanza de la Pureza...|

El Negro Seol Jihu sonrió amargamente, diciendo que no tenía otra opción que confiar en las técnicas basadas en el Qi de Espada Reforzado, que consumía mucha energía mental cuando se enfrentaba a los Comandantes del Ejército.

Seol Jihu apretó la Lanza de la Pureza.

Los mortales no podían derrotar a los inmortales.

Porque los inmortales, por definición, eran inmortales.

Sin embargo, Seol Jihu se había convertido en una excepción a esa regla absoluta.

Mata Dioses era una autoridad que sólo los dioses podían otorgar, dando a su poseedor el poder de matar a un dios, o más precisamente, el poder de destruir la divinidad de un dios.

Esto significaba que Seol Jihu tenía ahora los medios para matar no sólo a los Comandantes del Ejército sino también a la Reina Parásito.

Por supuesto, no garantizaba su victoria. Matar a un dios era sólo un derecho, y dependía de Seol Jihu ejercer ese derecho para producir resultados.

'Aparte de Mata Dioses...'

Seol Jihu revisó los tres mensajes restantes uno por uno.

Sus ojos se nublaron lentamente mientras se movían a través de la ventana de mensajes.

Parecía perdido en sus pensamientos.

[No puedo creerlo.]

Gula sonrió suavemente.

[¿Ya estás pensando en entrenar?]

'Ah, sólo estoy pensando en cómo aplicar estas nuevas habilidades'.

Su elección de palabras había cambiado.

Antes habría dicho 'usar' en lugar de 'aplicar'.

'Usar' significaba el acto de utilizar algo para el propósito con el que fue hecho, mientras que 'aplicar' significaba moldearlo para que encajara en uno.

La diferencia era sutil pero clara.

Esto demostraba que sus capacidades de pensamiento habían crecido lo suficiente como para tener en cuenta no sólo la habilidad en sí misma, sino también como se podía relacionar con la misma.

[¿Te gustaría entrar en el Camino del Alma de nuevo?]

Al darse cuenta de lo que Gula estaba tratando de decir, Seol Jihu sacudió su cabeza con una sonrisa.

Se sintió tentado, pero 8 meses no era poco tiempo.

'No creo que deba. Ahora, me gustaría adquirir otras habilidades'.

Esto significaba que quería adquirir habilidades que aún no había aprendido, las que se abrieron cuando alcanzó los niveles 5, 6 y 7.

A partir del nivel 1, Seol Jihu se basó únicamente en el entrenamiento para dominar diferentes técnicas, por eso se abstuvo de utilizar los puntos de contribución para adquirir fácilmente nuevas habilidades.

Sin embargo, al hablar con el Negro Seol Jihu había cambiado de opinión.

|¿Qué demonios? ¿Una habilidad que puede alterar la ley de la causalidad? ¿Por qué demonios no la has aprendido todavía?|

|Entiendo por qué estás preocupado, pero tienes una ventana de estado. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Alcanzar la iluminación espiritual? ¿Intentas convertirte en un ser celestial a través de miles de años de entrenamiento? ¿Es eso lo que quieres?|

|Hagamos una suposición imposible. Supongamos que hay una lanza mágica que automáticamente mata a la Reina Parásito si la lanzas una vez en el aire. No es que no la vayas a usar, ¿Verdad?|

|Este entorno parecido a un juego que los Siete Dioses han otorgado a los Terrícolas es también parte de su poder. Habilidades físicas, habilidades mentales y entorno. Tu objetivo debe ser lograr la armonía entre los tres. ¿Recuerdas la Armonía de la Trinidad que tanto quieres?]

|Apréndela tan pronto como salgas de aquí.|

Seol Jihu recordó que Agnes había hecho comentarios similares en el pasado, y la más mínima duda que tenía ya se había disipado.

Por supuesto, sólo porque estaba adquiriendo nuevas habilidades usando puntos de contribución no significaba que los siete años de entrenamiento salvaje no tuvieran sentido.

[Ha adquirido una nueva Habilidad de Clase: 'Némesis': Lanza Maldita que Entrega Desgracia (Más Bajo)'.]

[Has adquirido una nueva Habilidad de Clase: 'Némesis': Lanza de Venganza Castigadora (Más Bajo)']

[Has adquirido una nueva Habilidad de Clase: 'Berserk (Más Bajo)'.]

Los mensajes fueron seguido por otra procesión de mensajes informándole que el 'Gran Cambio Cósmico' respondía a la Lanza de Venganza Castigadora y que el 'Nueve Ojos que Miden el Futuro'. Por otra parte, las aptitudes 'Espejo Claro, Agua Quieta' y 'Corazón y Alma Como Uno' respondían a Berserk.

Como resultado, los rangos de las dos habilidades recién adquiridas, excepto la Lanza Maldita que Entrega Desgracia, subieron rápidamente.

'Así que incluso las aptitudes afectan a las habilidades'.

Estaba un poco confundido al principio, pero luego recordó la peculiar habilidad de despertar Berserk.

Seol Jihu sonrió suavemente.

Sentía como si todos sus esfuerzos anteriores hubieran sido recompensados.

'Gracias'.

[¿A dónde vas?]

La voz de Gula lo detuvo, cuando estaba a punto de despedirse.

[Tengo una cosa más que darte.]

'¿Darme?'

[Sí. Seguro que eres consciente de que ahora eres un Ranker Único.]

'Sí'.

[No tienes ni idea de cuánto tiempo he estado esperando este día.]

Seol Jihu inclinó su cabeza a un lado, con curiosidad antes de detenerse repentinamente.

Se dio cuenta de lo que Gula estaba a punto de hacer.

'Pero yo...'

[Eso y la prueba son independientes.]

Gula respondió con calma.

[Siendo más precisa, la prueba es algo que le damos a quien nos rechaza, pero tú la hiciste por el Estigma Divino.]

'......'

[Si Eun Yuri me sirviera, habría dudado debido a su potencial futuro. Pero de todos mis hijos, tú has hecho la mayor contribución. Verte pasar por las pruebas me convenció de mi propia decisión. Ahora que has ganado la Autoridad de Mata Dioses, no veo razón para seguir demorando esto.]

Gula expresó sus pensamientos en un largo pero articulado monólogo.

Gracias a la determinación de la diosa, Seol Jihu estaba empezando a comprender que el momento que había estado esperando finalmente había llegado.

'...¿Está segura?'

[Por supuesto que sí.]

Gula preguntó entonces en un tono ligeramente agitado.

[¿Podría ser que no quieras servirme?]

Seol Jihu sonrió un poco a la diosa aparentemente inquieta.

'Por supuesto, no. Es un honor'.

Aunque había obtenido la habilidad Mata Dioses bajo el pretexto de que era una recompensa por haber pasado la prueba, Gula le había otorgado el poder de matarla.

Su autoridad era la prueba de que la diosa confiaba en él, por lo cual, él confiaba más en la diosa.

[Bien entonces.]

Gula habló.

[Acércate, hijo mío.]

Una voz digna resonó por todo el templo.

Seol Jihu se acercó lentamente a la estatua de piedra e inclinó su cabeza ante ella.

[Desde este día en adelant...]

Gula colocó suavemente su mano en la cabeza de Seol Jihu.

[En nombre de la diosa Gula, por la presente concedo a Seol Jihu el derecho a recibir la prueba de 'Apóstol de Gula'.]

<< Nota: Si. En este diálogo dice Apóstol de Gula, no Ejecutor. >>

[Cuando termine la prueba termine, serás conocido como mi Ejecutor, el portador de mi nombre.]

Los ojos de Seol Jihu, como un espejo, brillaban intensamente.


*


Después de dejar el templo de Gula, Seol Jihu abrió su ventana de estado por primera vez en años.


[Tu Ventana de Estado]

[1. Información general]
Clase: Nvl 7. Buscador de Estrellas

[2. Características]
1. Temperamento
-Autocomando (Suprime las emociones, la codicia y los impulsos con la voluntad racional)
-Competitivo (Un deseo de ganar)
-Sobrehumano (Increíblemente excepcional para soportar el dolor y las dificultades cuando se compara con un ser humano promedio)

2. Aptitud
-Esfuerzo (Esfuerzos con el cuerpo y la mente para lograr un objetivo)
-Espejo Claro, Agua Quieta (Posee una mente tranquila y limpia que se asemeja a un espejo brillante y agua quieta.)
-Corazón y Alma Como Uno (Determinado e inquebrantable al concentrarse en una sola cosa)
-Promedio (Normal en todos los sentidos; no tiene ningún talento en particular)

[3. Nivel físico]
Fuerza: Alto (Bajo)
Resistencia: Intermedio (Alto)
Agilidad: Alto (Bajo)
Estamina: Alto (Bajo)
Maná: Alto (Alto)
Suerte: Intermedio (Intermedio)
Puntos de Habilidad Restantes: 19

[4. Habilidades]
1. Autoridades (1)
-Mata Dioses  (Grado desconocido)

2. Habilidades Innatas (1)
-Nueve Ojos que Miden el Futuro (Grado Desconocido)

3. Habilidades de Clase (10)
-Habilidad de Despertar: Berserk (Alto)
-Técnicas Básicas de Lanza: Estocada (Pináculo), Golpe (Pináculo), Corte (Pináculo)
-Lanza de Maná - Múltiples (Pináculo)
-Arte Secreto: Ola de Qi de Espada (Pináculo)
-Arte Secreto: Mutilación (Pináculo)
-Movimiento Etéreo (Pináculo)
-Corazón Justo (EX)
-Némesis: Lanza Maldita que Entrega Desgracia (Más Bajo)
-Némesis: Lanza de Venganza Castigadora (Alto)
-Armonía Perfecta (Pináculo)

4. Otras Habilidades (6)
-Circuito Reforzado (Especial)
-Gran Cambio Cósmico (Pináculo)
-Voluntad Indomable (Especial)
-Ruptura Infernal (Intermedio)
-Intuición (Pináculo)
-Mil Truenos (Intermedio)


'Tantas cosas cambiaron'.

Eso fue todo lo que pensó.

No se sentía particularmente orgulloso de sus logros.

Más bien, porque había adquirido muchas nuevas habilidades, tenía que entrenar más duro...

"...Ah."

Seol Jihu agarró su cabeza y la sacudió.

Desde que el Negro Seol Jihu y Baek Haeju se fueron, Seol Jihu ha estado en un constante estado de Corazón y Alma Como Uno.

Había pasado cada momento pensando en cómo arreglar sus defectos y mejorar sus técnicas.

Se había convertido en un hábito. No era un mal hábito, pero necesitaba aprender a detenerlo a su voluntad.

'¿Qué debo hacer primero?'

Fue entonces cuando su estómago dejó salir un fuerte gruñido.

El hambre lo invadió como un tsunami. No se había dado cuenta hasta ahora de que este proceso había consumido toda su energía.

Probablemente podría aguantar un poco más si tuviera que hacerlo, pero no quería.

"Ah."

Seol Jihu se detuvo mientras bajaba las escaleras, frotándose la barriga.

Recordó la promesa que había hecho justo antes de pasar la tercera prueba.

Lo había olvidado momentáneamente porque sucedió hace años.

Seol Jihu inmediatamente se dio la vuelta y regresó al templo.


*


La primera cosa que Seol Jihu hizo fue regresar a la Tierra.

251 días en el Paraíso eran 84 días de la Tierra. Habían pasado casi tres meses.

"Sí, Madre. Soy yo. Sí, sí. Hoy he vuelto a casa. Por supuesto, estoy bien."

Tan pronto como llegó a casa, Seol Jihu llamó a su madre.

"¿Ahora mismo? No, está bien. Justo a tiempo. De hecho, me estaba muriendo de hambre. Bien. Los veré a ti y a Hyung en ese restaurante."

Su madre le dijo que quería verle, así que acordaron una cita para la cena.

Más tarde ese día, Seol Jihu se reunió con su madre y su hermano en el restaurante que habían acordado. Comieron mientras hablablan.

Una extraña sensación se apoderó de Seol Jihu.

Fueron tres meses para su madre y su hermano, pero siete años para él.

Aún así, no podía demostrarlo. No podía dejar que lo supieran.

"¿Estás bien?"

Seol Jihu levantó la vista de su cuarto tazón de fideos fríos.

Su madre parecía bastante preocupada.

"¿Hmm? ¿Por qué lo preguntas?"

Preguntó Seol Jihu, tragándose otro bocado de sus fideos.

"Bueno, es sólo que..."

Su madre continuó con cuidado, haciendo una pausa antes de responder.

"Es como si no fueras mi hijo."

"¿Yo?"

"Sí. Siento como si estuviera viendo a Wooseok."

Seol Wooseok se estremeció ante su nombre mientras movía un gran porción de sus fideos al plato de Seol Jihu.

"Pero Hyung también es tu hijo."

"Ya sabes lo que quiero decir. Pareces diferente de alguna manera."

Su madre inclinó la cabeza hacia un lado, confundida.

Seol Jihu miró a su hermano.

"Bueno, en mi opinión..."

Seol Wooseok murmuró, cortando los fideos con unas tijeras.

"Su aura se siente diferente. Es como si de repente fuera cinco años mayor."

"Sí, eso es exactamente."

Su madre aplaudió en aprobación.

"¿Es por ese proyecto confidencial que mencionó antes? ¿La empresa está abusando de ti?"

Seol Wooseok preguntó, y Seol Jihu se lamió los labios nerviosamente.

No esperaba que se dieran cuenta, pero familia es familia después de todo.

"La compañía está abusando de mí. Acabo de cumplir con un... trabajo muy singular. De todos modos, estoy bien. No te preocupes por mí."

Con una amplia sonrisa, Seol Jihu bajó su cara hacia el tazón de nuevo.

Después de cenar, los hermanos se dirigieron al área de fumadores del restaurante, con un vaso de café en sus manos que habían obtenido de la máquina expendedora.

"¿Está todo bien?"

Seol Wooseok preguntó con cautela mientras miraba a su hermano beber café caliente de su vaso.

"Todo está bien. ¿Por qué sigues preguntando?"

"Los fideos de hoy no estaban tan buenos como antes. Conociéndote, estaba seguro de que te negarías a comer. Pero ni siquiera te quejaste."

...Su duda estaba bien fundada.

Seol Jihu era muy quisquilloso con los fideos. Seol Wooseok tenía motivos para sospechar que algo andaba mal.

"No estaban tan mal. Y sabes que todo sabe bien cuando tienes hambre."

"No, no puedes engañarme. Te conozco. Eres más estricto que los grandes chefs cuando se trata de fideos. Incluso cuando te mueres de hambre, ni siquiera miras los fideos que no cumplen con tus estándares."

Su hermano tenía razón, y Seol Jihu se vio obligado a inventar una excusa diferente.

"La comida en donde estaba era mala. No tienes idea de cuánto extrañé la comida de afuera, Hyung."

Respondió con calma aunque su corazón estaba lleno de culpa hacia Baek Haeju.

"Pero te fuiste sólo por un par de meses. ¿Cómo sobreviviste al ejército?"

"Un día se sentía casi como un mes."

"¿Un mes? Así que son unos siete años en total... ¿Estuviste en una Cámara de Tiempo Hiperbólico o algo parecido?"

Con una risita, Seol Wooseok sacó un paquete de cigarrillos del bolsillo de su camisa.

Por costumbre, Seol Jihu hurgó en su bolsillo antes de bajar su brazo.

"Hey, toma."

Con un cigarrillo en su boca, Seol Wooseok le entregó el paquete de cigarrillos a su hermano.

"......"

Seol Jihu lo miró fijamente por un momento y luego sacudió la cabeza.

Los ojos de Seol Wooseok se agrandaron.

"¿Qué sucede? Pensé que no te importaban las marcas."

"...No."

Después de una breve pausa, Seol Jihu sonrió.

"Dejé de fumar."


*


Después de cenar con su madre y su hermano, Seol Jihu regresó inmediatamente a su apartamento.

Les dio una excusa convincente para su ausencia, para que no se preocuparan por él por el momento.

Tan pronto como llegó al Paraíso, Seol Jihu se dirigió directamente a Valhalla.

La calle del amanecer estaba tranquila y vacía, al igual que el edificio del Valhalla.

¿Cuánto había crecido Eun Yuri? ¿Habían vuelto Yi Seol-Ah y Yi Sungjin? Sabía que los hermanos Haleb y Seo Yuhui habían vuelto. ¿Cómo estaban todos?

Tenía tantas preguntas.

En silencio, Seol Jihu entró en el edificio con una sonrisa en su cara.


*


A la mañana siguiente.

Alrededor de las 6, Kim Hannah abrió los ojos de golpe, alarmada por el calor que había a su lado.

Un olor familiar acariciaba la punta de su nariz.

No había ninguna duda. Era él.

Acababa de despertar de un sueño en el que un cachorro parecido a Seol Jihu saltaba a sus brazos. ¿Podría haber sido una profecía de algún tipo?

Kim Hannah preguntó con los ojos cerrados.

"¿Cuándo regresaste?"

"...Al amanecer."

Escuchó una voz somnolienta y ligeramente ronca.

'Al amanecer'.

Kim Hannah se repitió sus palabras.

Tal vez no se dio cuenta de su llegada porque la realidad era completamente diferente de su sueño.

En su sueño, él movía su cola y frotaba su cabeza contra su cara.

Pero en este caso, se había comportado de forma tranquila. No se aferró a ella como lo hizo en la posada de Scheherazade.

Ella podía decir por el cálido aliento que tocaba su cara. Tal vez no se dio cuenta de su llegada porque la realidad era completamente diferente de su sueño.

En su sueño, él movía su cola y frotaba su cabeza contra su cara.

Pero en este caso, se había comportado de forma tranquila. No se aferró a ella como lo hizo en la posada de Scheherazade.

Ella podía saber por el cálido aliento que tocaba su cara, que él estaba acostado cara a cara con ella. No entre sus pechos.

¿Quién se creía que era, arrastrándose a su cama en medio de la noche como un marido que vuelve de un largo viaje?

Kim Hannah soltó una suave risa.

"Deberías haberme despertado, amor."

Ella lentamente extendió su brazo y puso su mano en la espalda de Seol Jihu.

La movió lentamente hacia abajo, impresionada por la textura de sus músculos.

Fue como tocar una hermosa escultura nacida de las manos de un artista.

"Cierto. Hay algo que quiero preguntarte."

Las manos de Kim Hannah se detuvieron repentinamente mientras le acariciaba la espalda.

"¿Soy la primera persona a la que has venido a ver?"

"...Esta es mi habitación."

"Ah."

Recibió una respuesta inesperada.

De hecho, era la habitación de Seol Jihu.

Exhausta de trabajar hasta pasada la medianoche, se había detenido en la habitación más cercana a su oficina en lugar de la suya propia.

Al recordar esto, Kim Hannah abrió los ojos ligeramente.

Luego vio a Seol Jihu, con los ojos cerrados, bajo la brillante luz del sol.

Kim Hannah se echó hacia atrás y observó su cara, con su propia cabeza apoyada sobre la palma de su mano.

"¿No deberías estar despertándote? Tú eres el representante."

"Sólo un poco más."

Todavía era temprano.

Kim Hannah lo observó durante un rato antes de salir de la cama.

El reloj señalaba las 6:30 a.m.

Cada día ella se acostaba a las dos y se levantaba a las seis. Para alguien tan meticuloso como ella, esto era un retraso impensable.

"Duerme bien. Tengo tantas cosas que discutir contigo cuando te despiertes... Ah, esto es para ti."

Kim Hannah tiró lo que tenía en la mano, y una tela suave cubrió la cara de Seol Jihu.

Poco después de que ella se fuera, Seol Jihu abrió los ojos.

Su visión estaba cubierta de un color gris claro.

No es de extrañar que fuera la chaqueta de Kim Hannah.

"...Ya me gradué de esto."

Seol Jihu dejó la chaqueta a un lado y rodó por la cama hasta el suelo.

El tacto del suelo duro le hizo sentirse más cómodo, quizás porque se había acostumbrado a dormir a la intemperie.

"Esto es malo."

Seol Jihu sonrió amargamente. De repente sintió dos pares de ojos sobre él.

El Pequeño Polluelo y el fantasma lo miraban desde la puerta. El sonido de Kim Hannah saliendo parecía haberlos despertado.

"Oh."

Seol Jihu soltó una breve exclamación.

La Pequeña Polluelo se veía diferente.

Las plumas que cubrían su cuerpo se habían vuelto más largas y suaves. Se veían masticables.

En su frente había dos plumas, una escarlata y una índigo.

Parecía haber sufrido otra evolución.

"Mucho tiempo sin vernos."

Seol Jihu los saludó.

No hubo respuesta.

Ambos parecían perplejos.

"Ven aquí."

Seol Jihu hizo un chasquido con su lengua y extendió su mano hacia el Pequeño Polluelo .

"Jódete."

El Pequeño Polluelo finalmente abrió su pico.

Ofendido por el hecho de que Seol Jihu lo tratara como una mascota, el Pequeño Polluelo trató de protestar pero en cambio preguntó de mala gana.

"Por cierto, ¿Qué... eres?"

"¿Qué quieres decir?"

"¿Qué eres tú? ¿Qué demonios ha pasado?"

"No tengo ni idea de lo que estás hablando."

Seol Jihu resopló.

Luego se volteó hacia Flone, que estaba revoloteando en el aire.

"¿Flone? ¿Me extrañaste?"

[...Sí.]

Flone dudó antes de asentir de mala gana.

Ella no parecía tan segura.

Seol Jihu extendió sus brazos.

Esperaba un abrazo, pero Flone seguía dudando.

"¿Flone?"

[Mmmmm.]

Eventualmente, se escondió detrás de Pequeña Polluelo como una niña tímida ante los extraños.

Él todavía podía verla, por supuesto, pero estaba claro que se sentía incómoda alrededor de Seol Jihu.

"¿Qué sucede?"

[No sé...]

Flone gruñó.

[Es raro. Tu cuerpo y tu alma son iguales, pero la resonancia de tu alma es totalmente diferente a la de antes.]

"¿Resonancia del Alma?"

[Sí. Puedo notarla. Y no es sólo tu longitud de onda. Tu alma también brilla tenuemente, como una persona que se está entrenando para convertirse en un santo... ¿Quién eres, en realidad?]

Los ojos de Seol Jihu giraron en círculo.

Y luego se encogió de hombros.


*


La cálida luz del sol brilló sobre la ciudad.

Phi Sora bajaba las escaleras con la barriga llena del desayuno.

"No~♪ me llames~♪ una mujer cruel~♪"

Estaba cantando alegremente pero de repente se detuvo.

Un joven conocido estaba subiendo las escaleras hacia ella.

'...¿Eh?'

El encuentro inesperado borró todos sus pensamientos de la cabeza.

El joven también la vio bajar las escaleras y le hizo un gesto con una amplia sonrisa.

"Ah, Señorita Phi Sora."

Un saludo familiar.

"¿Dormiste bien anoche?"

Una voz familiar.

Phi Sora mantuvo la boca cerrada.

Parpadeó rápidamente y frunció el ceño.

Nada parecía fuera de lo normal, todo resultaba familiar.

No, había algo fuera de lugar. No podía señalar 'qué'.

"¿Ya has desayunado?"

"...¿Eh? Oh, um, sí. Acabo de hacerlo."

Ella estaba confundida.

Seol Jihu asintió con la cabeza.

"Qué lástima. Esperaba comer contigo. Bueno, entonces, te veré más tarde."

"Ah, está bien".

Seol Jihu inclinó su cabeza una vez y subió el resto de las escaleras.

Phi Sora se mantuvo en su sitio durante mucho tiempo.

Una mirada de desconcierto se reflejaba en su rostro.

Exhaló, porque inconscientemente había contenido la respiración. 'Como sea'. Entonces sacudió la cabeza y comenzó a bajar las escaleras de nuevo.

"Nya nya nya nya nya nya~ Nyo nyo nyo nyo~"

De repente, se sintió mejor sin razón alguna. Al final de la escalera, Phi Sora giró a la derecha, tarareando.

Un poco más tarde.

¡Tak, tak, tak, tak!

Se escucharon los sonidos de pasos apresurados en el pasillo.

La mujer que corría por el pasillo, agitando su cabello carmesí en el viento, no era otra que Phi Sora.

"Espera..."

Se apresuró a subir las escaleras, subiendo varios escalones a la vez.