Reciente

martes, 14 de julio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 378

Capítulo 378. Gracias (2)


Seol Jihu entró por fin en la prueba final. Al igual que en las dos pruebas anteriores, los días repetitivos comenzaron una vez más.

Aprendió algunas cosas sobre la Cámara del Vacío mientras subía hacia el tercer pico sin parar.

Lo primero fue que no sólo se limitaban sus cinco sentidos. Más bien, todo lo que le rodeaba desaparecía. No sólo la ladera, sino también la roca que estaba empujando se desvanecía. Sin su sentido del tacto, ya no podía saber si estaba subiendo una ladera o caminando por un terreno plano.

Lo mismo aplicaba para su sentido del tiempo. Con todo en el vacío, no tenía forma de sentir el flujo del tiempo.

Pero de lo que podía estar seguro era que no había un final a la vista, a pesar de que caminó lo suficiente para subir tanto el primero como el segundo pico.

Sólo sufrió sin cesar de interminables ilusiones.

[Jihu, Jihu... Por favor...]

Al observar a su hermano mayor en el suelo, gimiendo, una llama ardiente surgió dentro de su corazón y encendió su cuerpo en llamas.

[¡Oppa! ¡Opppaaa! ¡No te vayaaaas!]

Cuando huyó, dejando atrás a su hermana menor que se cayó mientras lo perseguía, un veneno que provocaba un dolor feroz se filtró en sus venas, y un frío invadió sus huesos.

[...¿Qué? ¿Yanquis?...]

Su corazón se encogía cada vez que se encontraba con Yoo Seonhwa hasta que finalmente se rompió en un millón de pedazos junto con su cuerpo.

[¿Qué te pasó, Jihu...?]

Cuando vio a su madre llorando frente a una mesa, sin importarle que le rompieran el corazón, sintió como si sus huesos y su carne fueran aplastados en pedazos.

[Jihu... tu padre... no puede entender... Es demasiado doloroso...]

Viendo a su padre disgustado, una pesadez irresistible se apoderó de Seol Jihu.

Tuvo que morir incontables veces en esta prueba también. Cuando ya no podía soportar la fatiga y se desmayaba, se encontraba en el punto de partida una vez que se despertaba.

De acuerdo con el Negro Seol Jihu, él se desplomaba en la ladera y era aplastado rápidamente por la roca.

Siendo honesto, este dolor no era nada. Aunque le dolía, había desarrollado una fuerte resistencia al dolor por haber muerto repetidamente durante casi cinco años. Todo lo que tenía que hacer era aceptarlo como algo que merecía por sus pecados pasados.

Sin embargo, lo que más lo atormentaba era que, dentro de la Cámara del Vacío, decía cosas en contra de su voluntad.

"Retrasado. ¿Por qué demonios me viniste a buscar? Especialmente si vas a ser noqueado por un solo puñetazo."

"Jejeje, operación exitosa. Debería ser capaz de conseguir un buen dinero con esto, ¿Verdad?"

"Cielos, Yoo Seonhwa. Has cambiado mucho después de regresar de tus estudios en el extranjero. ¿Qué, esos yanquis eran realmente tan buenos? ¿Hmm?"

"No, padre, dejé de apostar. Estoy tratando de trabajar duro, ¿Por qué no me prestas algo de dinero para empezar mi negocio? ¿Es porque crees que lo voy a usar para apostar?"

Actuaba en contra su voluntad. La reproducción del pasado cuando era un pedazo de basura sólo le producía una vergüenza y un arrepentimiento indescriptibles.

'Esto no puede continuar. No puedo hacer esto. Tengo que subir en silencio, pero no puedo'.

Seol Jihu comenzó a hacer un gran esfuerzo.

Para intentar cambiar estas ilusiones.

'No'.

Las ilusiones no cambiaban.

En realidad, tenía que cambiar él mismo.

Por eso, intentó hablar con toda su fuerza.

Y un día, ocurrió un pequeño cambio.

"Vete a la mierda, ¿Quieres? Justo cuando estaba teniendo suerte... ah, euu..."

"De todas formas, lo duplicaré un par de veces y le compraré algo... Así que, lo siento..."

Su boca seguía moviéndose como quería. Sin embargo, un murmullo parecido a un gemido comenzó a mezclarse con sus palabras.

"¿Qué, eran esos yank... no... Se, Seonhwa..."

Y después de un período de tiempo desconocido, su tartamudeo se hizo más claro lentamente.

"...Así, así que... lo siento..."

"Lo siento... padre..."

Eventualmente, la voluntad de Seol Jihu anulará sus acciones.

Había logrado manifestar la Armonía Perfecta dentro de la Cámara del Vacío.

Una vez que pudo hablar libremente, el control de su cuerpo llegó rápidamente.

Seol Jihu ya no golpeó a su hermano mayor o robó el auto de su hermana menor.

Simplemente caminó hacia adelante.

Entonces, las reacciones de su familia también cambiaron.

Por supuesto, no lo abrazaron de repente y lo perdonaron llorando.

Lloraron. El problema era que lloraban lágrimas de sangre y se abalanzaban sobre él como espíritus vengativos.

[¿Perdón? ¿Cómo puedes disculparte cuando estás mintiendo otra vez? ¿Qué? ¿Sinyoung? ¡Qué gracioso!]

Su padre se acercó rápidamente y le dio una bofetada en la mejilla.

[¡Muere! ¡Muere! ¿Dudaste de mí, bastardo? ¡Voy a matarte y a suicidarme!]

Yoo Seonhwa se clavó un cuchillo en el estómago y lo retorció de un lado a otro.

Su madre no dijo nada, pero se puso a su lado y lo miró fijamente.

Pero cuando Seol Jihu no dejó de caminar a pesar de todo esto, sus actitudes cambió una vez más.

[No te vayas.]

Seol Wooseok habló mientras se desplomaba en el suelo.

[Si realmente lo sientes, no te vayas. Regresa y ayúdame a levantarme.]

Luego extendió la mano y agarró los tobillos de Seol Jihu.

[¡No te vayas! ¡No te vayas!]

Seol Jihu también pudo escuchar el grito de Seol Jinhee.

[Dijiste que lo sentías, ¿Cierto?] Hijo de perra. ¿¡Todo eso fue una mentira!? ¿¡Me estás dejando atrás otra vez!?]

Ella corrió hacia Seol Jihu en un instante y se aferró a su brazo.

Estaba rodeado de rencor, ira y resentimiento.

Dentro de todo esto, Seol Jihu sonrió para sí mismo. Ahora, las ilusiones se sentían realmente como ilusiones.

El tiempo fluía como un río.

Antes de que se diera cuenta, todo a su alrededor se oscureció.

Su cuerpo no reaccionó ante el dolor, y las palabras de las ilusiones sólo vagaban dentro de su cabeza sin ningún rumbo.

Eventualmente, incluso las ilusiones se volvieron débiles.

Seol Jihu estaba asimilando el vacío.

¿Cuánto tiempo más caminó?

Mientras caminaba con la cabeza hacia abajo como un criminal, Seol Jihu miró de repente hacia arriba, parpadeando.

'¿Luz...?'

Una luz clara le cegó la vista.

Mientras entrecerraba los ojos, podía ver una luz brillante a lo lejos.

La pequeña luz creció gradualmente en tamaño a medida que se acercaba hasta que, finalmente, se expandió al tamaño de un portal.

Seol Jihu se detuvo.

Miró fijamente la solitaria y ovalada luz que brillaba en la oscuridad.

Parecía que lo que decía la alerta era cierto. Eventualmente llegaría a la salida si caminaba a ciegas.

Seol Jihu se dio la vuelta y miró hacia atrás antes de dirigirse a la luz.

Su gruñón padre y su silenciosa madre; Yoo Seonhwa, que sostenía un cuchillo de cocina chorreando sangre; su hermano mayor; su hermana menor...

Las cinco personas que lo perseguían como ángeles de la muerte se detuvieron y lo miraban con desprecio.

Seol Jihu se encontró con los ojos de su madre.

Le resultaba más difícil resistirse a su madre.

Hubiera sido más fácil si ella le maldijera y le causara dolor como los otros. Pero como ella simplemente se quedó parada y lo miró fijamente, todo tipo de pensamientos surgieron en su mente.

"...Cuando todo esto termine..."

Seol Jihu abrió la boca y dijo con voz ronca.

"Volveré a la Tierra y te llamaré de inmediato. Te lo prometo."

Entonces, su madre dio un paso atrás en silencio. Ella no hizo nada más, y su expresión seguía siendo difícil de descifrar.

"Entonces..."

Seol Jihu rió mansamente y se inclinó.

"Cuídate."

Se dio la vuelta y saltó hacia la luz.

En el siguiente instante, la Cámara del Vacío se derrumbó.

"...Ah."

Seol Jihu exclamó brevemente.

Cuando recobró el sentido, un nuevo paisaje se extendía ante él.

No, no era completamente nuevo.

Ya lo había visto una vez con Baek Haeju.

Un suelo plano cubierto de nubes, una altura elevada que contemplaba todo el Camino del Alma, y un solitario altar colocado en el centro.

[Pasaste la tercera prueba.]

Seol Jihu había subido a la cumbre, del Camino del Alma.

"......"

No sentía nada especial. Pero al mirar la tercera ladera, le resultaba un poco difícil de creer. Sintió que caminó durante meses dentro de la Cámara del Vacío, pero la distancia que subió en realidad era bastante corta.

[Primera vez que pasa las pruebas: 1.672 días, 17 horas, 24 minutos.]

[Si quieres reiniciar las pruebas, baja la roca por la montaña.]

[Si quieres terminar las pruebas, por favor ponte delante del altar.]

Alertas tan tranquilas como la mente de Seol Jihu aparecieron en el aire.

'1.672 días... Eso son cuatro años y cinco meses...'

Seol Jihu miró fijamente las alertas durante mucho tiempo. Luego, cuando finalmente se volteó hacia el altar...

"Felicidades."

Escuchó una voz familiar.

El Negro Seol Jihu caminaba hacia él con una extraña expresión.

"Digamos que superas las pruebas en 167 días. Tardaste casi dos meses en la Tierra, pero decir eso sería demasiado desvergonzado."

Seol Jihu se rió.

Finalmente sintiendo que era real, Seol Jihu apartó lentamente sus manos de la roca, que había sido como su sombra.

"Finalmente superaste las pruebas. pero, ¿Qué piensas de quedarte en este lugar un poco más?"

El Negro Seol Jihu dijo.

"No es que tengas poco tiempo, y es difícil encontrar un lugar como este."

Cierto, Seol Jihu no tenía intención de dejar este lugar. Todavía tenía cosas que quería hacer.

Había habilidades que quería practicar, y quería intentar las pruebas usando diferentes condiciones para pasar.

No quería irse de esta manera.

"Lo estaba planeando de todas formas."

"Genial, genial. En lugar de irse después de anotar 80, 65 y 100, ¿No sería mejor obtener una puntuación perfecta en las tres pruebas ante de irte?"

Seol Jihu asintió con la cabeza antes de detenerse.

"¿Conseguí 100 puntos en la tercera prueba?"

"Sí. Según mi perspectiva, al menos."

El Negro Seol Jihu habló apáticamente.

"Siendo honesto, resulta difícil evaluar tu desempeño en la tercera prueba. ¿Cómo podría alguien que es peor que la persona que hace la prueba tener la cualificación para hacer cualquier evaluación? Al menos para la tercera prueba, eres mucho mejor que yo."

Las palabras del Negro Seol Jihu tenían un gran significado oculto.

Seol Jihu quería preguntar cómo era su relación con la familia, pero decidió no hacerlo.

Fue porque la pregunta no tenía sentido para ninguno de los dos.

"De todas formas, intenta fijar tu objetivo en ser más rápido. 1.672 días es, honestamente, demasiado. En mi caso, no habría tardado más de un minuto."

"Asumiendo que la tercera prueba no existe". El Negro Seol Jihu murmuró en voz baja, haciendo que Seol Jihu estallara en risas.

"Un minuto es demasiado exagerado. Pero no estoy seguro de cuanto tiempo pueda proponerme como objetivo, porque desconozco el tiempo que tardé en subir al tercer pico."

"No te tomó tanto tiempo. Tal vez unos cuarenta minutos."

"Genial, entonces te mostraré un genial truco de magia: reducir 1.672 días a dos horas. Ah, siento que vamos a encontrar otra caja de bento si bajamos. Puede que no sea una mala idea comer algo de pollo frito primero."

Seol Jihu dijo alegremente cuando comenzó a caminar de regreso.

Fue entonces.

El cuerpo del Negro Seol Jihu estaba emitiendo una luz tenue. Empezando desde abajo, su cuerpo estaba siendo cubierto por la débil luz y se volvía translúcido.

"¿Qué pasó? Desde cuando..."

"Desde el momento en que pasaste la tercera prueba y subiste a la cumbre."

El Negro Seol Jihu se encogió de hombros.

"No se puede evitar. Esos eran los términos del contrato que hice con Gula. Que saldría una vez que pisaras la cumbre con tus propias fuerzas. Bueno... aquí es más o menos donde termina mi trabajo."

Al escuchar esto por primera vez, Seol Jihu contuvo la respiración.

Por supuesto, esperaba que este momento llegara eventualmente.

El Negro Seol Jihu era sólo un remanente del pasado futuro o Visión Futura.

No podía seguir viviendo en el presente con el actual Seol Jihu.

Lo sabía, pero...

"Pero..."

Seol Jihu habló con dudas.

"Es demasiado repentino."

"¿Qué quieres decir con repentino?"

"Todavía hay habilidades que quiero aprender."

"Ya te he enseñado todo. El resto, lo puedes aprender por tu cuenta, así que no te comportes de esa manera."

El Negro Seol Jihu sonrió amargamente.

"¿No es hora de que hagas las cosas por tu cuenta?"

Seol Jihu cerró la boca. No sabía qué decir.

El Negro Seol Jihu se mordió los labios.

"De todos modos, voy a desaparecer pronto, pero quiero que te quedes aquí un poco más. También... Hmm, qué debería decir..."

Parecía que el Negro Seol Jihu tampoco tenía mucho que decir.

"Hombre, esto es molesto. No puedo decir nada que cause problemas con la ley de causalidad..."

Se quejó antes de continuar.

"Usa tus puntos de contribución para aprender Doble Lanza y Berserk. Recuerdas lo que dije en ese entonces, ¿Verdad? Insistir en aprender todo a través del entrenamiento es ser inflexible. También, deberías intentar evolucionar tu Cultivo de Maná a la Técnica de Maná. Eso no significa que debas aprender una Técnica de Maná de Flujo Inverso como yo. Ten cuidado, mucho cuidado, cuando uses Mil Truenos. Y..."

"......"

"Veamos... no tengo nada que decir sobre nuestra familia. Ah, no hagas llorar a Yuhui. En cuanto a Haeju, asegúrate de... bueno, supongo que eso es irrelevante. Nunca pierdas contra Sung Shihyun. Eun Yuri ha sido una buena elección. Ella es del tipo que prospera por su cuenta, así que puedes confiar más en ella. Ten cuidado con Yun Seohui. Y Kim Hannah... ah, ella también cambió."

El Negro Seol Jihu murmuró y luego se rió de repente.

"Supongo que es inútil que te diga estas cosas, eh. El camino que has recorrido es muy diferente al mío."

Luego miró directamente a Seol Jihu.

"...Ya sabes."

Bajó la voz y luego continuó mientras dudaba.

"Digo esto porque acabo de pensarlo. ¿Recuerdas que te dije algunas cosas duras usando las pruebas como excusa? Probablemente fui tan duro contigo porque... estaba celoso... ah..."

Fue entonces.

Al Negro Seol Jihu le temblaban ligeramente los ojos.

Sus pupilas perdieron el enfoque, su boca se abrió ligeramente, y luego su expresión se desvaneció.

Se balanceaba lentamente, casi como alguien que desaparecería en cualquier momento.

"¿Estás bien?"

"...Ah, sí, estoy bien..."

El Negro Seol Jihu extendió su mano mientras apretaba sus sienes.

"Mi mente se quedó en blanco de repente..."

Antes de que alguien se diera cuenta, la luz había avanzado por los pies de Seol Jihu y se movía alrededor de su pecho.

Estaba consumiendo al Negro Seol Jihu más rápido de lo esperado.

El negro Seol Jihu se tambaleó,

Dejó escapar un ligero suspiro y luego miró fijamente a Seol Jihu.

"...¿Lo sabías?"

"¿Eh?"

"La vida es como un tren."

Esto aparentemente salió de la nada.

"No quiero decir que el mundo se mueva en paralelo. Quiero decir que tu vida y mi vida están conectadas como un tren. Para ti, este momento puede ser el presente, pero para mí, es el pasado. Y si el pasado cambia, tanto el presente como el futuro cambian."

El Negro Seol Jihu se rió torpemente después de mirar la cara de Seol Jihu.

"Un poco extraño, ¿Eh? Aún así, trata de entender lo que digo."

"Yo."

"No parece que me quede mucho tiempo, y tú te has quedado conmigo por mucho tiempo... Argh, qué diablos estoy diciendo..."

Era hora de separarse.

"De todos modos, hay algo que realmente he querido decir..."

El Negro Seol Jihu parecía no estar acostumbrado a estás situaciones. Se rascó la mejilla con vergüenza y se acercó lentamente a Seol Jihu.

"Te tomaste tu tiempo, pero nunca te rendiste y subiste a la cima con tu propia fuerza."

Con una respiración profunda, habló alto y claro.

"Tú también has recorrido un camino completamente diferente al mío. Por eso..."

El Negro Seol Jihu se detuvo frente a Seol Jihu.

Levantó sus manos y las puso sobre los hombros de Seol Jihu.

Luego, abrazó suavemente a Seol Jihu, que no sabía qué decir.

"Gracias."

Un pequeño susurro sonó en los oídos de Seol Jihu.

Seol Jihu giró la cabeza inconscientemente.

El Negro Seol Jihu también lo miraba fijamente.

"Es verdad. Estoy muy agradecido."

Y él estaba sonriendo.

No era la sonrisa burlona que tenía habitualmente, sino una sonrisa suave y gentil.

Tal vez porque la luz había subido por encima de su cuello y abarcaba su rostro, su sonrisa se veía radiante.

"Uf, finalmente lo dije. Supongo que no soy el adecuado para esto. Entonces, ¿No tienes nada que quieras decirme?"

Seol Jihu abrió su boca y luego la cerró.

'No, yo debería ser el que esté agradecido. Nunca habría llegado a la cumbre por mi cuenta. Yo debería ser el que diera las gracias. Por varias cosas'.

"...Supongo que no. De todos modos, esto es todo. Buena suerte, amigo, supérame."

Tenía que decirlo. Tenía que hacerlo. Pero por alguna razón, sus palabras flotaban dentro de su boca.

"¡Oh, claro! ¡Hay otra cosa que he estado queriendo decir! Acabo de recordarlo."

En ese momento, el Negro Seol Jihu habló como si acabara de recordar algo.

Miró a Seol Jihu y sonrió.

"Deja de fumar, bastardo. Sabes que no es bueno para ti."

Él se rió.

Entonces, justo cuando Seol Jihu estaba a punto de sacar las palabras que tenía en la garganta...

En esa fracción de segundo, la luz engulló completamente al Negro Seol Jihu y se disparó hacia el cielo.

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron.

"¡Espera...!"

Inclinó la cabeza hacia arriba.

Sin embargo, la luz que era el Negro Seol Jihu hace un momento ya estaba desapareciendo en el cielo distante como una pequeña mancha.

Pronto, estalló en una luz feroz como un fuego artificial e iluminó el cielo.

Casi como la luz de una vela que estaba a punto de apagarse.

Mientras la luz se desvanecía lentamente, las pupilas de Seol Jihu temblaban ligeramente.

"Ah..."

Cuando cerró los ojos, los recientes acontecimientos pasaron por su cabeza.

Habían pasado cuatro años y cinco meses desde su primer encuentro.

En cierto modo, desde que entró en el Paraíso, la persona con la que había pasado más tiempo era su yo alternativo.

Pero durante estos 1.672 días, Seol Jihu nunca pensó que el Negro Seol Jihu fuera él mismo.

Los dos eran muy diferentes.

Seol Jihu le temía al Negro Seol Jihu, se molestaba con él y a veces se enojaba tanto que quería matarlo. Pero también...

"......"

...Le gustaba.

Fue alguien que le enseñó apasionadamente como Jang Maldong.

Era alguien que lo apoyaba con devoción.

Era alguien que se quedaba a su lado y lo cuidaba cuando las cosas eran difíciles.

...Cierto.

Durante el tiempo que estuvieron juntos, el Negro Seol Jihu fue como un hermano mayor confiable y como un amigo de la infancia cercano e irremplazable.

|¿Qué piensas de quedarte en este lugar un poco más?|

|¿No sería mejor obtener una puntuación perfecta en las tres pruebas ante de irte?|

Seol Jihu sintió que aún podía escuchar la voz del Negro Seol Jihu.

Creía que el Negro Seol Jihu estaría a su lado si abría los ojos, diciendo que era una mentira, burlándose de él por ser tan crédulo, diciéndole que se apresurara para reiniciar las pruebas, y pidiéndole que viera si las cajas de bento tenían pollo frito.

Pero cuando Seol Jihu abrió los ojos, todo lo que pudo observar fue una simple alerta.

[Habilidad Innata, 'Nueve Ojos que Miden el Futuro', que desapareció temporalmente ha...]

Seol Jihu cerró los ojos sin leer toda la alerta. Apretó sus labios temblorosos, casi como si estuviera reteniendo algo.

¿Cuánto tiempo pasó?

El frío viento de principios de invierno rozó la cima de la montaña.

Después de estar parado por mucho tiempo como una estatua de piedra, Seol Jihu se limpió los ojos sudorosos.

Hizo rodar la roca y volvió a bajar con dificultad.

Aunque pasó las pruebas, volvió al punto de partida.

Luego, apretando los dientes, comenzó a empujar la roca hacia arriba.

En un lugar que carecía de compañía.

Completamente solo.