Reciente

viernes, 3 de julio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 367

Capítulo 367. El Que Espera (1)


"Kkeu..."

Un gruñido escapó de los dientes apretados de Seol Jihu.

Sus dos manos temblaban notablemente mientras empujaban la roca hacia arriba.

Seol Jihu sacó cada onza de energía de su cuerpo y la concentró en sus manos.

Sin embargo, la roca permaneció inamovible.

No importaba cuánta fuerza usara, la roca permanecía fija en su lugar como si estuviera pegada al suelo.

Las pupilas inyectadas en sangre de Seol Jihu se debilitaron.

Le picaron los ojos y su visión se volvió borrosa.

Quería quitar una mano de la roca y frotarse los ojos, pero no podía hacer ni siquiera eso.

No importaba subir la montaña, incluso quedarse quieto era muy difícil de soportar.

Si quitaba la mano por un segundo, la roca rodaría y lo aplastaría sin duda alguna.

Ya había muerto varias veces de la misma manera.

Sin embargo, la fuerza humana no era ilimitada. El simple hecho de estar parado se volvía más y más insoportable con el paso del tiempo.

"¡Euuuuu, heuuuuuuu...!"

Al darse cuenta de lo que sucedería pronto, un grito bestial escapó de la boca de Seol Jihu.

Empujó hacia adelante con los brazos que se sentían como si estuvieran explotando a causa de toda la sangre que fluía.

Por supuesto, la roca permaneció inmóvil, y fue su cuerpo el que resultó empujado hacia atrás.

"¡Keuk!"

Seol Jihu bajó la cabeza.

Ddddk. Gotas de sudor cayeron de su cabello empapado. De la misma manera, el sudor fluía por la parte superior de su cuerpo expuesto como si fuera lluvia.

Se había quitado la camisa hace mucho tiempo, exponiendo su piel desnuda y sus músculos. No sólo estaba interfiriendo, sino que la capa extra que también llevaba encima lo estaba sofocando.

Esta situación invariable era tan frustrantemente sofocante que quería que su corazón explotara. Tal vez de esa manera, las cosas se sentirían un poco más refrescantes.

"¡......!"

De repente, los ojos de Seol Jihu se agrandaron.

Había perdido el equilibrio mientras perdía momentáneamente la concentración.

Su mano izquierda, empapada de sudor, se deslizó por la superficie de la roca.

Aunque rápidamente entró en razón, su brazo izquierdo ya se había apartado de la roca.

Al mismo tiempo, la roca rodó hacia abajo como si hubiera estado esperando el momento oportuno.

"Ah."

Desde la cara hasta los pies, una sensación de pesadez aplastó su cuerpo.

Seol Jihu se aturdió y su visión se volvió borrosa en un instante.

...Una vez más, no pudo superar su límite.

¡Crack! ¡Craaaack!

Un escalofriante sonido sonó.

Pronto, la roca llegó al fondo de la montaña, dejando un rastro de sangre fresca.

Todo lo que quedó tras su paso fue un cuerpo moribundo chorreando sangre, con la carne desgarrada y los huesos aplastados.

El cuerpo pisoteado convulsionaba esporádicamente.

Ni siquiera se escuchó un grito.

Aunque la estadística de resistencia de Seol Jihu se había elevado a Intermedio, su cuerpo no era capaz de soportar la roca.

Seol Jihu miró fijamente sin rumbo.

Poco después, su cuerpo comenzó a volverse translúcido.

Y a medida que el cuerpo desaparecía por completo, se reformaba en la parte inferior de la montaña.

Ahora estaba en el mismo sitio en que se encontraba cuando entró por primera vez en este lugar.

Aunque revivió de inmediato, Seol Jihu no abrió los ojos. Se quedó quieto, sudando profusamente, en el campo cubierto de maleza.

¿Cuánto tiempo pasó?

Aunque sólo eran veinte minutos en el Paraíso, habían pasado tres horas y veinte minutos en este lugar.

Una vez más, Seol Jihu subió la montaña.

Por supuesto, el resultado no fue diferente.

La roca aumentaba gradualmente su tamaño y se hacía 1.5 veces más grande antes de llegar a la mitad del camino.

La montaña se hacía más empinada a medida que se acercaba a la cima, así que con la roca volviéndose más pesada, los músculos de Seol Jihu alcanzaban su límite pronto.

Por eso no pudo seguir subiendo.

Incluso si daba un paso adelante con gran dificultad, la roca sólo se volvía más pesada.

Él se encontró con una serie de límites.

'Maldita sea'.

La situación era tan mala que Seol Jihu pensó que estaban jugando con él.

Pero la roca no era lo único extraño.

Lo primero que sintió Seol Jihu después de venir a este lugar fue la ausencia de la necesidad de comer y beber.

Y si moría durante la prueba, sólo reviviría en el punto de partida.

Cuando estaba comenzando, estaba feliz, pensando que era el ambiente perfecto para el entrenamiento.

Pero eso fue todo.

Aunque no sintiera hambre o sed, su mente aún se cansaba.

Lo mismo ocurría con el dolor.

La primera vez que murió, Seol Jihu gritó a todo pulmón.

Se había acostumbrado a ello después de morir cientos de veces. Sin embargo, lo que sintió la primera vez que fue aplastado hasta morir por una roca, aún estaba vivo en su mente.

El único consuelo era que su estadística de Resistencia había aumentado en una etapa debido a las repetidas muertes.

Seol Jihu sonrió amargamente antes de fruncir el ceño a causa del dolor en sus brazos.

Era tan doloroso y agotador que quería morir.

Pero lo más agotador era que no sabía el propósito de las pruebas.

No había un objetivo claro

No sabía por qué estaba haciendo esta tarea.

Dejando a un lado el objetivo de 'colocar la piedra en la cima de la montaña', no podía entender lo que esto significaba.

Podría haber sido mejor si hubiera al menos diferentes pruebas para elegir, pero empujar una roca hasta la cima de una montaña durante 100 días seguidos sin un propósito visible, bastaba para causar una enfermedad mental incluso en las mentes más fuertes.

Si Seol Jihu no hubiera desarrollado el temperamento de 'Autocomando' a través del entrenamiento de Jang Maldong, se habría vuelto loco hace mucho tiempo.

Sin embargo, no era como si no hubiera progreso.

El sitio donde se había detenido en ese momento era diferente del que se había detenido inicialmente.

Había avanzado al menos un poco.

Pero sólo estaba unos veintiséis pasos adelante.

Aún tenía un largo camino por recorrer.

A este ritmo, se desconocía si iba a superar la primera prueba.

El final se sentía tan fuera de su alcance que Seol Jihu bajó la cabeza.

Justo cuando cerró los ojos, mirando la sangre y el sudor que empapaban el camino de la montaña...

'...¿Eh?'

Antes de que se diera cuenta, el peso que aplastaba sus brazos parecía haberse aligerado un poco. Las palmas de sus manos, que ardían con un dolor desgarrador, se calentaron a medida que la sangre circulaba por ellas.

¿Qué pasó?

¿Sus manos se resbalaron de nuevo mientras no estaba prestando atención?

Pensando en 'qué pasaría si', Seol Jihu levantó la cabeza. Su mandíbula cayó.

Afortunadamente, sus manos aún estaban firmemente pegadas a la roca.

No se habían resbalado. En su lugar, había un mensaje delante de él.

[Su estadística de fuerza aumenta de Intermedio (Intermedio) a Intermedio (Alto).]

Una fuerza surgió en las pupilas de Seol Jihu. Este fue el segundo mensaje de aumento de estadísticas que apareció desde que entró en el Camino del Alma.

"¡Vamos...!"

En el siguiente momento, Seol Jihu empujó la roca con emoción.

Las cosas eran diferentes que antes.

La roca subió perfectamente, como si la percepción inconsciente de Seol Jihu sobre sus propios límites lo hubiera limitado todo este tiempo.

"¡Bien, bien...!"

Gritó con pura emoción, pero estaba asustado por dentro.

Había logrado este resultado después de cien días de dolor y penurias. ¿Y si no podía pasar la primera prueba?

Por mucho que se ilusionara, la decepción también sería inmensa.

Por eso, Seol Jihu subió la roca con prisa.

No obstante, la realidad era cruel.

Cuanto más se acercaba a la cima, la roca se hizo más y más grande hasta que finalmente se convirtió en el doble de su tamaño original.

El peso que sentía en sus manos era docenas de veces mayor comparado con el que sentía al principio.

"¡Uek!"

Finalmente, la roca se detuvo en la ladera de la montaña.

"Por favor, por favor..."

No se movió ni siquiera ante la súplica desesperada de Seol Jihu. La roca se mantuvo fría en su lugar. Seol Jihu había llegado a un límite una vez más, con sólo unos treinta pasos adelante.

La expresión de Seol Jihu se atenuó.

Trató de empujar hacia adelante, negándose a rendirse, pero al esforzarse demasiado sólo hizo que su mano se resbalara.

"¡Ah!"

Mientras se apartaba reflexivamente del camino, la roca rodó por la montaña como una avalancha.

Ahora tenía que bajar la montaña y empezar de nuevo.

"...Haa..."

Seol Jihu soltó un suspiro desde el fondo de su corazón.

Por un momento, miró aturdido hen el camino de la montaña que había recorrido antes de caer al suelo.

Sus piernas se habían rendido de repente.

Sintió que había terminado de correr un maratón sólo para que le dijeran que tenía que hacer otra ronda.

Por supuesto, no hace falta decir que la situación actual era mil veces peor.

"......"

Seol Jihu no se levantó por mucho tiempo.

Recordó el dicho, que se hace más difícil cuanto más te acercas al final.

Empatizó con este dicho más que nunca antes.

De repente, no quería volver a levantarse.

Observó el amanecer cien veces antes de poder llegar a este punto.

Ni siquiera podía imaginar cuánto tiempo le llevaría subir la distancia restante.

"...Joder..."

Una tosco insulto se escapó de su boca.

Mientras estaba sentado, sin querer hacer nada, de repente tuvo un pensamiento.

'¿Debería intentar subir?'

Seol Jihu echó un vistazo al primer pico.

Todavía no había subido allí.

Sólo ahora pensó en subir sin la roca.

El mensaje decía que empujara la roca, pero ¿No estaría bien saber lo que había en la cima?

Seol Jihu no esperaba pasar la prueba de esta manera. Simplemente quería saber cuál era el propósito de esta prueba.

'...Vamos a intentarlo. Tal vez me proporcione una pista'.

Seol Jihu se levantó después de mucha deliberación y se tambaleó por la empinada ladera de la montaña.

Aunque dio todo tipo de excusas para justificar la subida de la montaña, en realidad fue porque no sentía que pudiera soportar volver a bajar y pararse frente a la roca una vez más.

Por el bien de su cordura, necesitaba un cambio de ritmo.

Entonces, Seol Jihu subió paso a paso, y cuando finalmente llegó a la cima...

Tres alertas golpearon sus oídos.

[Se anula la restricción de las Habilidades de Clase y Otras Habilidades.]

[Se anula la restricción de maná.]

[Todos los artefactos son desellados.]

"¿Eh?"

Un grito de asombro se escapó de la boca de Seol Jihu.

La felicidad surgió en su sombrío rostro.

Sus habilidades y artefactos eran utilizables de nuevo.

Además, su maná había regresado.

La fuerza entró en sus miembros mientras sentía una poderosa energía circulando por su cuerpo.

'Así que pasar la primera prueba levanta todas las restricciones'.

Descubrir esto valió el esfuerzo de subir todo el camino.

Seol Jihu asintió con la cabeza antes de inclinarla en la confusión.

Sus habilidades habían vuelto, pero...

'¿Por qué no regresó mi Habilidad Innata?'

Pensando en ello ahora, era extraño.

Los mensajes decían que sus Habilidades de Clase, Otras Habilidades y artefactos estaban restringidos. Sin embargo, no decía lo mismo para su Habilidad Innata; los Nueve Ojos que Miden el Futuro. Decía claramente que desaparecería temporalmente.

Era sospechoso sin importar cómo lo pensara.

Como ya había subido al primer pico, Seol Jihu pensó que también subiría los otros. Entonces, caminó hasta el sendero que se extendía por encima de la primera ladera de la montaña.

El segundo camino no era tan diferente. Todo lo que tenía que hacer era subir.

Pero si tuviera que describir la diferencia en detalle, sería simplemente que el segundo camino era un poco estrecho y tenía innumerables intersecciones en el medio.

'¿La segundo prueba es un laberinto o algo parecido?'

Mientras subía con dudas, sintió de repente un gran temblor.

Entonces, vio una roca rodando rápidamente desde el segundo pico.

No, no era una sola roca. Al menos una docena estaba rodando hacia abajo, una por una.

Seol Jihu se estremeció por reflejo antes de parpadear sus ojos y despertar su maná. Ahora que recuperó su maná, no tenía razón para temer a las rocas o evitarlas.

Seol Jihu esperó a que la primera piedra llegara antes de golpearla con toda su fuerza.

¡Boom!

La roca explotó de un solo golpe.

Como era de esperar, el poder del maná de rango Alto (Alto) bastaba para hacer añicos una roca del tamaño de una oficina en pequeños pedazos.

Mientras los pequeños trozos de roca revoloteaban en el aire, Seol Jihu movía sus puños uno tras otro.

¡Kwang, kwang, kwang, kwang! Seol Jihu movió sus manos sin parar.

Golpeó con los puños cubiertos de maná como para descargar su frustración acumulada.

Destruir las rocas le dio una sensación de éxtasis y libertad que no se podía describir con palabras.

Pero cuando destruyó la décima piedra, nuevos temblores surgieron de izquierda a derecha.

Las rocas caían de las docenas de intersecciones que se extendían en todas las direcciones.

'Así que no era un laberinto'.

Seol Jihu sonrió y saltó.

Al pisar ligeramente una roca que acaba de rodar, expulsó el maná que rodeaba su cuerpo.

¡Paat! Un destello de luz atravesó la pendiente en un instante.

"¡Jajajaja!"

Seol Jihu se rió.

Sabía que no debía confiar en el maná, pero era demasiado divertido.

Esperaba que la segunda prueba fuera aún más difícil que la primera, por lo que no pudo contener su felicidad al saber que la segunda prueba sería pan comido.

Seol Jihu atravesó el camino en un parpadeo y alcanzó el segundo pico.

Inmediatamente echó un buen vistazo a su alrededor.

"¿¡......!?"

Fue entonces.

"¿Eh? ¿Eh?"

De repente, se estremeció, no pudo sentir su maná.

En lugar de desaparecer de nuevo, la sensación en sí misma no se transmitía.

Sentía como si estuviera flotando en el aire.

Incluso cuando tragó, no pudo sentir el movimiento de su manzana de adan.

No podía sentir su respiración, y todo el sonido se hizo distante.

Eventualmente, su visión se volvió borrosa antes de oscurecerse por completo.

Los cinco sentidos habían perdido su función.

Seol Jihu no sabía qué hacer en la repentina oscuridad.

[Eu... eu...]

Un gemido sonó en su cabeza.

Seol Jihu miró de un lado a otro, sobresaltado, antes de fijar su mirada en un solo lugar. Este lugar era el único que estaba iluminado en medio de la oscuridad, casi como si un foco estuviera brillando sobre él.

Un hombre de complexión fuerte estaba en el suelo, gimiendo.

Seol Jihu miró fijamente los lentes rotos del hombre antes de darse cuenta de quién era.

'¿Hyung?'

¿Por qué vio de repente a Seol Wooseok aquí?

No sabía lo que estaba pasando pero se negó a quedarse quieto.

Justo cuando intentaba acercarse a él para preguntarle si estaba bien...

"Retrasado."

Los ojos de Seol Jihu se agrandaron.

¿Qué acaba de decir?

"¿Por qué diablos me atacaste? Especialmente si vas a ser noqueado por un solo puñetazo. ¿Realmente pensaste que me darías una paliza como cuando éramos jóvenes?"

Seol Jihu sacudió su cabeza con locura.

Su boca se movió sola.

"¿Por qué diablos apareciste aquí de todos modos? Es tan embarazoso."

¡Puk! Luego pateó a Seol Wooseok.

Su cuerpo también se movía por sí mismo.

[Jihu... Por favor...]

"Vete a la mierda, ¿Quieres? Justo cuando estaba teniendo suerte... Hey, has ahuyentado toda mi suerte."

Seol Jihu escupió en el suelo y se dio la vuelta. Seol Wooseok se mordió el labio mientras veía a Seol Jihu alejarse.

Seol Jihu miró todo esto aturdido antes de sacudir la cabeza.

No, no es así.

No dije esto...

Mientras su mente estaba en caos, de repente sintió una mirada.

Seol Wooseok lo miraba fijamente con rabia. Lágrimas de sangre rodaban por sus mejillas mientras lo miraba ferozmente.

¡Tsssst!

En el siguiente instante, los ojos de Seol Jihu se abrieron de golpe.

Una enorme bola de fuego se encendió repentinamente dentro de su corazón.

El fuego se extendió en un instante y prendió fuego al cuerpo de Seol Jihu.

"¡Kuaaaaaaaaah!"

Un grito horroroso resonó.

Como una bruja siendo quemada en la hoguera, Seol Jihu sintió un dolor indescriptible al ser quemado vivo.

Ese no fue el final.

Después de retorcerse de dolor por unos diez minutos...

[Gracias a Dios, Oppa. Es la decisión correcta, es la decisión correcta. De verdad, gracias.]

Una nueva voz sonó antes de que el fuego se apagara.

[Vamos a solicitar una prohibición permanente primero. Podemos dejar que papá y mamá lo sepan después. Ah, el Gran Hermano también.]

[¡No te preocupes! ¡Iré contigo!]

Seol Jihu luchó por controlar su cuerpo, pero su cabeza se volteó por sí sola.

A través de sus ojos llorosos, vio a una alegremente sonriente Seol Jinhee.

[¿Tienes hambre? ¿Quieres pasar por un área de descanso y comer?]

[Patatas asadas y calamares a la parrilla, ¿Verdad? Está bien, está bien. Volveré pronto, así que espera unos minutos...]

'No, no lo hagas'.

Seol Jihu abrió su boca inconscientemente.

'No, no...'

Porque sabía lo que pasaría después.
.
Como para probar que tenía razón, el escenario cambió de inmediato.

[¡Oppa! ¡Oppaaaaa!]

Seol Jinhee corría hacia él.

Sus brazos estaban llenos de la comida que compró en el área de descanso. Mientras corría para alcanzarlo...

[Oppa... ¡Ah, aaack!]

Se tropezó y cayó con fuerza.

Las papas asadas se derramaron, y la sopa de pastel de pescado también se derramó.

[¡Oppa! ¡No te vayas! ¡Oppaaaaa...!]

"Jejejeje, operación exitosa."

Su boca se movió por sí sola otra vez.

"Debería ser capaz de conseguir un buen dinero con esto, ¿Verdad? Jejeje, sólo lo duplicaré un par de veces y le compraré algo mejor."

Seol Jihu pisó el acelerador mientras tarareaba alegremente.

En el siguiente momento, su cara sonriente se retorció fuertemente.

"¡Uaaah, uaaaah!

Seol Jihu gritó internamente y buscó a su hermana menor.

Seol Jinhee estaba arrodillada en el mismo lugar, mirando aturdidamente el auto mientras se alejaba.

[...Op...]

La expresión de Seol Jinhee se enfrió de repente.

Apretó los dientes, tembló de pies a cabeza y derramó lágrimas de sangre.

Luego, ella miró con rencor al llorón Seol Jihu.

"Kuk-"

Cuando Seol Jihu se encontró con sus ojos, de repente no pudo respirar.

Una frialdad fluyó en su corazón.

La tormenta de escarcha se arremolinó y se filtró en todo su cuerpo.

El dolor físico es una cosa, pero aún más insoportable es el dolor mental.

Un poder irresistible estaba hurgando en su cerebro, sacando todos sus recuerdos dolorosos.

"Kkeuk... kkeuk..."

Ahora, su voz uniforme no salió correctamente.

'Lo siento... lo siento...'

Seol Jihu retrocedió y se quedó sin fuerzas.

Sus brazos cayeron, y su cabeza también.

Las lágrimas fluían por su cara sin parar.

Pronto, sus ojos llorosos se desenfocaron y se volvieron borrosos.

Mientras lloraba sin parar, la parte superior del cuerpo de Seol Jihu comenzó a inclinarse.

Cayendo hacia adelante poco a poco, lentamente comenzó a caer de cara.

Seol Jihu se había desmoronado, ya no podía soportar el dolor.

Entonces, Seol Jihu vio a alguien a través de su visión borrosa.

Una mujer lo miraba con una expresión de tristeza.

Él estaba familiarizado con su rostro.

En ese instante, Seol Jihu pensó en alguien.

Incluso sabiendo que eso no era posible.

"S..."

Habló, a pesar de que lo sabía.

"Seon..."

Como para responder a su llamada, la mujer dio un paso hacia él.

Seol Jihu levantó los ojos ligeramente.

Sin embargo, su rostro bañado en lágrimas se desvaneció en un instante.

La oscuridad se acercó rápidamente.

Seol Jihu no se dio cuenta, pero se acercó a la mujer como si fuera a desmoronarse.

"Seonhwa..."

Extendió su mano y dijo su nombre.

"Seonhwa..."

Entonces, justo antes de que su cabeza tocara el suelo.

Su mano temblorosa y sin rumbo...

Tak.

...Fue agarrada por una mano suave.