Reciente

miércoles, 1 de julio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 365

Capítulo 365. Nivel 7, Y (2)


Phi Sora salió de la oficina con las Botas Celestiales de Pneuma y un trozo de la fruta en la mano.

Seol Jihu le pidió que se la comiera en el acto y le comentara sobre sus efectos, pero Phi Sora se dirigió a las aguas termales, diciendo que se la comería más tarde cuando estuviera en su mejor condición.

Seol Jihu pasó a su última tarea, la formación de equipos.

Hubo, por supuesto, algunas dificultades.

"¡No!"

Hugo aceptó con gusto estar en el Equipo 2 porque deseaba hacer equipo con Kazuki desde que estaba en Haramark. Pero Chohong, que había sido nominada por Phi Sora, se negó rotundamente.

"Estoy muy decepcionada de ti, Seol. ¿Cómo puedes hacerme esto? ¡Has cambiado!"

"¿De qué estás hablando?"

"¡Tú y yo hemos pasado por muchas cosas juntos! ¿Pero ahora dices que me echarás a un lado? ¡No puedes hacerme eso! ¡Yo también soy un Nivel 6!"

"Espera, no te echaré a un lado."

"Lo que sea. ¡No iré! ¡No lo haré!"

Chohong se negó rotundamente a mover los equipos, así que Seol Jihu no tuvo más remedio que pedir la comprensión de los demás.

Afortunadamente, Phi Sora se retractó de su nominación, diciendo tranquilamente, "Está bien, no planeo forzar a nadie a unirse a mi equipo."

Sin embargo, ella tomó otro miembro fundador en lugar de Chohong, la única Sacerdote entre los miembros oficiales, María.

Con eso, los equipos estaban completamente formados.

El equipo principal dirigido por el Lancero Némesis de Nivel 5, Seol Jihu, consistía en lo siguiente:

Nivel 7 Sicario, Hoshino Urara.

Nivel 6 Alto Templario, Chung Chohong.

Y la Maga de Nivel 4, Eun Yuri, que subió de nivel de una sola vez desde el Nivel 1.

Por ahora sólo eran cuatro, pero con Flone y el Polluelo incluidos, deben considerarse como seis.

El siguiente fue el Equipo 1, dirigido por la Duque General de Nivel 6, Phi Sora, que estaba formado por los siguientes cuatro miembros:

El Gran Francotirador de Acero de Nivel 5, Marcel Ghionea.

La Sacerdote Principal de Nivel 5, Maria Yeriel.

Rastreadora de Nivel 3, Yi Seol-Ah.

Guardia de Nivel 3, Yi Sungjin.

Por último, el Equipo 2, dirigido por el Arquero de Nivel 6, Ayase Kazuki, consistía en otros dos miembros:

Caballero Imperial de Nivel 6, Oh Rahee.

Campeón Bárbaro de Nivel 5, Richard Hugo.

Aunque todavía no tenían suficientes miembros, Seol Jihu terminó de formar el equipo con la condición de tener prioridad para recibir nuevos miembros.

Esta información se transmitió a todos los miembros a través de la reunión o a través de Kim Hannah. A cada equipo se le asignó una oficina en un piso y se le hizo organizar reuniones dirigidas por los líderes de los equipos.

"Haaa..."

Sólo entonces Seol Jihu se sentó en la silla de su oficina y suspiró.

Con esto, la cantidad mínima requerida de organización se completó.

Sólo quedaba una cosa por hacer ahora.

Seol Jihu examinó lentamente los artículos colocados en su escritorio.

Lo primero que captó su atención fue la bolsa que contenía los Elixires Divinos.

Los compró cuando estuvo en la Zona Neutral y los guardó hasta ahora.

Si simplemente subieran sus estadísticas en una etapa, los habría bebido hace mucho tiempo. Sin embargo, los efectos de los Elixires Divinos son muy superiores, elevando las respectivas estadísticas en un rango entero.

Si los bebía después de subir sus estadísticas a Alto (Alto), podría alcanzar el rango Pináculo instantáneamente.

Y si de alguna manera lograba alcanzar el rango Pináculo por su cuenta, sería capaz de ir más allá de ese rango.

Por supuesto, no estaba todavía en ese nivel.

Fue lo mismo para el Cuadrado Mágico de Armonía.

<< Nota: El Cuadrado Mágico de Armonía lo obtuvo en el capítulo 294 a través de la batalla contra el Homúnculo. En ese momento, estaba haciendo el Tutorial Especial junto a Eun Yuri. >>

Permitir a su usuario utilizar la energía de flujo inverso era tentador, pero el resto de sus efectos resultaban preocupantes. Debido a que estaba hecho con una fórmula imperfecta, no había forma de saber qué le sucedería una vez que lo usara.

No podía cargar con otro factor inestable cuando aún tenía que equilibrar su mente, su técnica y su cuerpo.

Además, los Nueve Ojos que Miden el Futuro también mostraba el artículo en un tono rojo.

No era amarillo, sino rojo.

En un caso como este, no habría problema en interpretar Escape de Inmediato como 'ni siquiera acerques tus manos'.

Por eso, Seol Jihu guardó sin remordimientos la caja de cristal con un aura negra.

Luego, miró hacia abajo a un orbe del tamaño de un puño.

[Estigma Divino]

[—Un estigma especial entre los muchos creados para el cuerpo humano. Contiene un rastro de divinidad.
—Será enviado inmediatamente a un lugar de prueba en el momento en que lo presente como una ofrenda.
—Si puedes soportar las pruebas dadas por el dios al que sirves, se te dará el poder a la par de un Santo.
—Aunque será una prueba extremadamente dolorosa y difícil, el estigma creado en el proceso seguramente retornará como un fuerte poder.]

Seol Jihu se abstuvo de usar los dos artículos anteriores, pero el Estigma Divino era diferente.

No se atrevió a usarlo cuando estaba en un nivel bajo y carecía de habilidad, pero ahora era un completo Alto Ranker.

Como si eso no fuera suficiente, el reino de los Rankers Únicos también estaba cerca.

"Hmm...."

Seol Jihu miró fijamente al estigma antes de coger un cuchillo.

Tomó una rebanada de la fruta del árbol del mundo y la lanzó a su boca.

No sabía como una fruta, como escuchó de muchos de los otros.

Se derritió tan pronto como tocó su lengua, y un líquido helado que hizo que sus entrañas se enfriaran se deslizó por su garganta.

[Consumiste la fruta del Árbol del Mundo.]

[Se aplicará un efecto beneficioso aleatorio al usuario.]

[¡El potencial innato de tu cuerpo ha aumentado!]

"Jajaja."

Una risa se escapó de la boca de Seol Jihu tan pronto como vio los mensajes.

No esperaba que su mente, su técnica y su cuerpo se equilibraran. Pero los demás miembros, obtuvieron un cambió aptitud, sus habilidades subieron de rango, o sus estadísticas físicas aumentaron.

Así que sólo teniendo su potencial innato aumentado...

¿Le estaba diciendo que entrenara como un loco?

A pesar de estar un poco decepcionado al principio, Seol Jihu pronto cambió de opinión.

Tal vez esto fue algo bueno.

Aunque no podía estar seguro, el aumento total no debería ser pequeño, puesto que aparte del fruto del Árbol del Mundo, también se añadía la técnica de acupuntura de Jang Maldong.

Seol Jihu debía afrontar una dura prueba, por lo que este cambio podría significar que su cuerpo evolucionaría más mientras soportaba la prueba.

Seol Jihu tenía ahora otra razón para retrasar el uso de los Elixires Divinos.

Guardando la bolsa y la caja, Seol Jihu puso el estigma en su bolsillo.

Respiró hondo como un general que está a punto de comenzar la batalla decisiva de una guerra.

Y finalmente, ese día llegó.


*


"¿Cómo está la situación con las ofrendas?"

"Estamos reuniendo tantas como podemos. No te preocupes por eso. Tomaremos medidas tan pronto como la Señorita Seo Yuhui regrese."

"¿Y el señor Park Woori y Yoo Yeolmu?"

"Ayer hablé con ellos a través del cristal de comunicación. Park Woori vendrá a Eva pronto. Debe trabajar en el equipo de inteligencia, así que necesita aprender el oficio con experiencia práctica. El señor Yoo Yeolmu dijo que necesitaba entrenar un poco más antes de entrar a un equipo."

"Colócalo en el Equipo 2 cuando venga. Ya se lo he comunicado al Señor Kazuki, y no seas tacaña en apoyarlo porque es un nuevo miembro. Si el Señor Kazuki pide algo, gasta el dinero generosamente."

"Sí, lo entiendo."

Kim Hannah respondió con una voz clara.

Seol Jihu asintió con la cabeza y pasó la página del documento que estaba leyendo.

Estaba haciendo una inspección minuciosa antes de salir para la prueba.

"¿Dónde está la señorita Baek Haeju?"

"No ha vuelto de la Tierra todavía."

"¿Lo mismo con los hermanos Halep?"

"Sí. Ellos regresaron a la Tierra unos días después de llegar a Eva. No he sabido nada de ellos desde entonces."

"Puede ser difícil con la señorita Baek Haeju, pero mantén a los hermanos Halep cerca cuando regresen. Hazles saber que hay algo que necesito decirles."

"Trataré de acomodarlos tanto como sea posible."

"Gracias. Lo siguiente es... Oh sí."

Seol Jihu miró de reojo mientras pasaba una página.

"¿Has intentado llamarlos?"

"...Esto, ¿Verdad?"

Kim Hannah sostuvo un cristal de comunicación con una sonrisa y continuó hablando.

"Por supuesto. Los hermanos Pavlovici están vivos y en buen estado. Deberías haberme dicho antes que los tenías a ellos."

"¿Por qué?"

"La inteligencia no es algo que surge de la nada. Necesitas que algunas personas arriesguen sus vidas en el frente. Son perfectos para el trabajo."

"No los hagas trabajar demasiado. Son los únicos enlaces de conexión que tenemos por el momento."

Seol Jihu sonrió suavemente.

"A menos que haya un asunto apremiante, eso es lo que voy a hacer primero cuando regrese."

"Cielos, ya puedo escuchar los gritos de esas lamentables almas."

"No tienes ni idea de cuánto gritaba internamente cuando estuve encerrado en el palacio de Haramark. Ya es hora de que también pueda escuchar sus gritos."

"Sembrar el viento y cosechar el torbellino, ¿Verdad?"

"Será un poco más fuerte que un torbellino. Piensa en tifones. De todos modos, esto es todo. Cuida de la organización mientras no estoy."

Seol Jihu sacudió el grueso documento y extendió sus brazos.

Kim Hannah se mordió los labios después de dejar su cuaderno.

"¿Te vas ahora mismo?"

Seol Jihu no respondió.

Simplemente tomó la Lanza de la Pureza, despertó al Pequeño Polluelo que dormía, y se puso la capa de color marino que Vidalif le regaló.

"......"

En realidad, Kim Hannah ya sabía que algo había cambiado dentro de Seol Jihu.

Viéndolo trabajar día tras día después de regresar al Paraíso, ella podía adivinar que estaba firmemente decidido a hacer algo.

Debe haber cambiado de opinión durante el viaje a Hawái. Pero ella no tenía ninguna duda de que Seol Jihu lo había pensado mucho.

"¿Te parece bien?"

Kim Hannah sonrió maliciosamente cuando vio a Seol Jihu empacar sus pertenencias.

Seol Jihu parpadeó.

"¿Bien con qué?"

"Dejándome Valhalla a mí. ¿No estás preocupado?"

"Oh, ¿Eso? Eres la única a la que puedo pedírselo. Además, está el Maestro Jang y otros dos líderes de equipo."

"Hey, ¿No me estás subestimando demasiado?"

"Haz lo que quieras si deseas poner tu nombre junto a la vieja Alianza de Eva. ¿Cómo es que Sombat La-ongmanee murió?"

Seol Jihu se rió mientras colocaba la Lanza de la Pureza en su hombro.

Kim Hannah respiró profundamente y sacó la lengua.

"Beh. ¿Por qué tienes que ser tan salvaje?"

"Estoy bromeando, estoy bromeando. ¿Por qué iba a matarte?"

Seol Jihu se rió, y luego dijo.

"Especialmente cuando todo lo que tengo que hacer es usar el deseo."

Kim Hannah se estremeció.

"Ah, no puedo esperar a ver a mi pequeña Jinah. Ella se va a parecer a ti y a mí, será muy linda..."

"Hey, hey."

Cuando Seol Jihu la miró de forma lasciva, Kim Hannah retrocedió inconscientemente.

"Estoy demasiado ansioso. Tal vez debería hacer a Jinah antes de irme. Entonces tampoco tendrás otra opción que ser una buena esposa."

Kim Hannah cerró los ojos, lamentando profundamente la broma que hizo.

Viendo a la muda Kim Hannah, Seol Jihu se rió y levantó al Pequeño Polluelo somnoliento.

"Levántate. Tenemos que ir al templo."

"Uue... ¿Finalmente vamos?"

"Sí. Te daré mucho poder sagrado."

"Oh, ya era hora."

"¿Qué quieres decir? ¿No comiste hasta llenarte la última vez?"

"¿Lo hice? De todos modos, ¿Qué tiene? Me estás alimentando por tu cuenta y todo..."

"De todos modos. Imagino que probablemente no podré alimentarte por un tiempo, un largo tiempo. Así que prepara tu estómago y come todo lo que puedas."

El Pequeño Polluelo inclinó su cabeza, pero Seol Jihu dejó la oficina sin decir nada más.

Jang Maldong, Kazuki y Phi Sora lo esperaban frente al edificio.

"Los veo luego, chicos."

No necesitaba decir mucho porque ya les había avisado.

"...Cuídate."

Jang Maldong habló solemnemente como siempre.

"Lo haré. Cuida de Valhalla mientras no estoy."

Seol Jihu se despidió con una sonrisa y luego se dio vuelta.

"...¡Regresa rápido! ¡No te vayas por mucho tiempo!"

Después de la despedida de Phi Sora, Seol Jihu caminó hacia el templo de Gula.

Seol Jihu se puso a pensar en silencio durante el paseo.

Recordando el pasado, la guerra anterior había sido demasiado agotadora.

El solo hecho de prepararse para la guerra agotó su energía.

Después de experimentarlo una vez, ahora estaba seguro.

Había un límite en lo que podía hacer.

Necesitaba a alguien de confianza que pudiera ayudarlo.

Tal vez sería mejor describir a esa persona como alguien que lo siguiera sin necesidad de ser guiado.

Eun Yuri era un buen ejemplo.

Por eso, Seol Jihu había pasado las últimas semanas dedicando tiempo a reformar la organización.

Estableció equipos y dio autoridad independiente a los líderes de los equipos.

Ahora Valhalla funcionaría bien incluso si él.

Con ese trabajo terminado, llegó el momento de reformarse a sí mismo.

'¡Qué desastre!'

Lo que más sintió en la guerra, fue lo impotente que era.

Cuando había peligro, confiaba en los milagros, la suerte y sus camaradas, en lugar de su propia habilidad.

Si tenía que darse una puntuación, sería cero de cien sin duda.

¿Y si el Pequeño Polluelo no desbloqueaba los poderes de la Lanza de la Pureza?

¿Y si Marcel Ghionea no lograra entregar las juncias y la semilla al Árbol del Mundo?

¿Y si Eun Yuri no hubiera convocado a Roselle para proteger el Árbol del Mundo?

Había demasiados factores que escapaban de su control. Esta era una clara señal de que carecía de poder.

Con la forma en que estaban las cosas, no podía llamarse a sí mismo representante.

Por ende, no podía convertirse en el Sol, una estrella que emitía luz por sí misma.

Necesitaba poder.

El tipo de poder que le permitiría superar cualquier dificultad sin depender de ayuda externa o milagros.

Después de entrar en el templo, Seol Jihu inclinó su cabeza frente a la estatua de piedra.

[Finalmente estás aquí.]

La voz de Gula sonó en su cabeza.

'Tuve que ocuparme de algunas cosas, así que me retrasé'.

[No te culpo. Es necesario ocuparse de lo que hay que hacer...]

Gula se detuvo en medio de su consolación.

[Esta aura...]

Ella prolongó sus palabras, sintiendo la energía emanada del bolsillo de Seol Jihu.

[¿Así que finalmente te decidiste?]

'Sí'.

[¿Cómo vas a usarlo? ¿Ahora mismo? ¿En tu estado actual?]

'No'.

Seol Jihu agitó la cabeza.

'Primero avanzaré al Nivel 7. Después usaré el Estigma'.

Gula se sorprendió interiormente por la declaración de Seol Jihu.

[No recomendaría eso.]

'......'

[Cuanto más poder busques, mayor será la prueba. Deberías saber esto también.]

'Lo sé'.

[No has aprendido completamente tus habilidades de Nivel 5, así que avanzar al Nivel 7 de una sola vez... Es demasiado peligroso. Tendrás que soportar tres pruebas. No morirás, dada la naturaleza del espacio especial, pero el fracaso no es el problema. Tu mente podría romperse...]

'Sung Shihyun'.

Seol Jihu soltó el aliento que había estado conteniendo, y Gula dejó de hablar.

'El nuevo Comandante del Primer Ejército de los Parásitos, es fuerte. Dejando a un lado su carácter, es increíblemente fuerte'.

[......]

'Bruja de los Sueños, Roselle La Grazia, acumuló fuerzas durante cientos de años y la Estrella de la Avaricia, Philip Muller, es conocido como el Mago más fuerte entre los Terrícolas. Sin embargo, bloqueó sus ataques en conjunto con un solo movimiento de la espada. No, no importaba bloquearlo, lo superaba. Apenas lo detuvimos con la ayuda de Yuhui Noona'.

[......]

'Y eso fue cuando su poder estaba todavía inestable'.

Seol Jihu se mordió el labio inferior.

'La guerra terminó hace bastante tiempo, pero esa escena aún está viva en mi mente. Más que el descenso de la Reina Parásito'.

[......]

'Quiero ser más fuerte. No, debo fortalecerme. Como están las cosas ahora, perderé aunque luchemos mil veces'.

[......]

'Para cuando algo similar inevitablemente ocurra de nuevo en el futuro...'

Seol Jihu bajó su cabeza aún más.

'Necesito el poder que me permita ocuparme de ello por mi cuenta para no depender de un despertar o de la suerte'.

Seol Jihu transmitió sus firmes pensamientos.

'No importa cuán grande sea esta tribulación, la superaré y obtendré el poder que necesito'.

[...Mmm...]

Gula levantó la cabeza y miró hacia el espacio exterior.

La luz de la estrella ondulaba en el centro de los cuerpos celestes.

Brillaba tan intensamente que incluso un pequeño empujón podría hacer que estallara con fuerza.

[Hasta Baek Haeju redujo el número de pruebas a dos después de escuchar nuestra explicación. Y si mi memoria no me falla, después de todo, se arrepintió de no reducir el número a uno.]

Gula habló en voz baja.

[Puede que lo hayas dicho sin saber lo dolorosas que serán las pruebas...]

'Yo...'

Seol Jihu estaba a punto de decir algo cuando de repente sintió un suave toque acariciando su cabeza.

Abrió los ojos por reflejo y miró hacia la estatua de piedra.

Aunque sólo era una estatua, la diosa de cabello largo parecía estar mirándolo profundamente.

[Pero si lo deseas con fuerza...]

Después de un corto silencio, Gula continuó.

[No tengo elección.]

La determinación en la mirada de Seol Jihu se reforzó.

Inmediatamente después.

[Bien.]

La voz de Gula resonaba en su cabeza.

[De ahora en adelante, Seol Jihu irá más allá de Lancero Salvador de Nivel 6...]