Reciente

jueves, 30 de julio de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 171

Capítulo 171. Conjunto (5)


Yeon-woo sacó su Daga de Carshina. 

Era una daga que había usado bien desde sus días de novato en el Tutorial.

Si no tuviera la opción de 'Voluntad del Usuario' ya la habría desechado. 

Sólo tenía una calificación D+, y la cuchilla estaba extremadamente desafilada por el uso. Su entrenamiento en el piso 20 había sido demasiado intenso.

Pero estaba acostumbrado a ella, así que intentó arreglarla para usarla. 

Normalmente, Yeon-woo la habría tirado sin ninguna duda. Tenía muchas otras armas en el interior del Intrenian, y probablemente podría hacer una mejor arma que esta. 

Pero no podía deshacerse de la Daga de Carshina. 

Probablemente porque todavía tenía sentimientos persistentes por ella. Se había encariñado. Seguramente se debía a que era una daga que había usado en el Tutorial. 

Así que Yeon-woo estaba decidido a tratar de arreglar la daga aunque le costara un poco de trabajo. 

Incluso tenía buenos materiales ahora, especialmente el Pedazo de Cola de Serpiente.

Era resistente, y tenía un rasgo de veneno.

Pensó que combinaría con la Daga de Carshina por alguna razón. 

[Ojos Dracónicos]

Abrió sus ojos y observó las fallas a lo largo de la daga. 

Luego, separó la cuchilla del mango y ajustó la hoja en la mesa con una herramienta. Cuando estaba bien colocada, bajó el martillo con fuerza. 

Después de repetir el martilleo varias veces, la cuchilla se dividió en 5 piezas. Puso cada uno de ellas en el fuego y las vio enrojecerse con el calor. 

Observó silenciosamente el proceso y luego sacó el Pedazo de Cola de Serpiente, extendiéndola sobre una mesa.

Yeon-woo continuó sacando cosas de Intrenian. Había minerales que había obtenido como piezas ocultas, y de ellos, había algunos Orihalcon que logró obtener. 

<< Nota: Orihalcon - Es el término con que se designa a un metal legendario mencionado en antiguos escritos griegos. >>

El Orihalcon era extremadamente resistente, por lo que era bastante costoso.

Lo tomó por el medio y lo puso en el fuego. 

Luego, esperó a que se derritiera. 

El Orihalcon no se derritió fácilmente, así que no se olvidó de mezclar su Fuego Sagrado en el fuego también. 

Con esto, Henova, que intentaba ignorar a Yeon-woo, no pudo concentrarse en lo que estaba haciendo y lo observó.

Había estaba molesto con Yeon-woo. Pero cuando Yeon-woo se disculpó, se sintió mejor. 

No pudo encontrar la oportunidad de hablar con Yeon-woo por su orgullo. 
 
Pero cuando Yeon-woo empezó a sacar esos materiales, su mirada se centró inmediatamente en ellos. 

Tenía curiosidad por saber cómo los había conseguido.

Yeon-woo sonrió ligeramente viendo a Henova lo estaba mirando de reojo. Si tenía curiosidad, simplemente podía preguntar. Realmente era una persona orgullosa. 

Quizás por esa razón, se burlaba de él con tanta facilidad. 

Ya que Yeon-woo había sido el que cometió el error, decidió iniciar la conversación.

"Uh, Henova."

"¡Hmph! ¿Qué?"

Henova rápidamente giró la cabeza, fingiendo que no estaba mirando, y resopló. Pero Yeon-woo no se había perdido el más mínimo movimiento. 

Yeon-woo apenas contuva su risa y habló. 

"Quiero hacer una daga. ¿Podría pedir ayuda?"

"¿Cómo puede alguien a quien le enseñé metalurgia no ser capaz de hacer algo tan simple como eso?"

"Es porque me faltan la destreza. Puedo arreglar cosas o hacer artículos simples, pero crear algo es un ámbito completamente nuevo".

Yeon-woo puso algo de énfasis en sus palabras. 

"¿Pero no eres mi maestro de metalurgia? Y también eres un excelente artesano. Por supuesto que necesito tu ayuda."

Twitch, Twitch. La oreja de Henova se movieron hacia arriba y hacia abajo. Su oreja estaba ligeramente roja. Parecía que estaba avergonzado. 

Henova que se alegró de escuchar las palabras 'maestro' y 'excelente artesano', tosió ligeramente. 

Ejem! Bueno, si tú lo dices. Bien. Entonces, ¿Por qué tienes curiosidad?"

"En realidad, tengo algunos buenos materiales esta vez."

"¿Hm? ¿Materiales?"

Yeon-woo se dio cuenta de que Henova estaba empezando a acercarse y comenzó a preparar el cebo.

"¿Te gustaría ver?"

"Múestralos."

Yeon-woo sacó los Pedazos del Caparazón de Tortuga y la Ira del Dragón del Vacío, junto con algunos minerales. 

Momentáneamente, la expresión de Henova cambió. 

"Tú, ¿Esto es...?"

"Esto es lo que obtuve como recompensa de la Tortuga del Abismo y el Dragón del Vacío. Y estos minerales son..."

Henova había escuchado aproximadamente lo que Yeon-woo hizo en el piso 11 de Edora y Phante. 

Pero estaba sorprendido porque no esperaba que esto sucediera. 

Minerales como los Orihalcons no eran tan difíciles de conseguir. Podrían ser caros, pero se podían conseguir.

Pero los Pedazos del Caparazón de Tortuga y la Ira del Dragón del Vacío  eran diferentes. Estos no tenían precio.

Porque eran cosas que no podías conseguir a menos que mataras a las Bestias Legendarias. 

Pero Yeon-woo los puso despreocupadamente delante de él. Por supuesto, los de Henova ardieron por algo como esto. Incluso sentía un hormigueo en los dedos.

"¡Mmm! ¿Qué... qué vas a hacer con esto?"

Henova trató de ocultar su emoción y preguntó con la voz más seria que pudo. Pero no pudo evitar que su voz temblara un poco.

Yeon-woo sonrió ligeramente viendo que Henova había mordido el anzuelo. Estaba agradecido de llevar una máscara en momentos como éste.

"Quiero renovar mi equipamiento en general."

La mirada de Henova se hundió.

"Renovar, dices."

"Sí. Ha pasado un tiempo, y he cambiado mucho también."

"Supongo. Es el momento de hacerlo."

El equipamiento de un jugador sufre desgaste, era como un consumible o los neumáticos de un automóvil.

No importa que tanto un jugador cuidara su equipamiento, su durabilidad seguiría disminuyendo, y estos se volverían inadecuados para el jugador.

Así que los jugadores normalmente renovaban su equipamiento cada 5 pisos en promedio. 

Se deshacían de los equipamientos que no necesitaban. Luego, encontraban nuevas alternativas que se adecuaran mejor a sus atributos y habilidades. 

Ya que Yeon-woo no había renovado su equipamiento ni una sóla vez, lo estaba haciendo un poco tarde.

Por supuesto, el equipamiento de Yeon-woo era mucho mejor que el que tenían los jugadores de los pisos inferiores. 

La Daga de Carshina y el Ojo del Rey Goblin del Tutorial eran un poco obsoletos ahora, pero Yeon-woo todavía los usaba bien. 

'Mis métodos de batalla son muy variados... Aunque tenía la intención de mi árbol de habilidades fuera de esta manera...'

Esto era lo que Yeon-woo pretendía desde el principio. 

Yeon-woo había planeado despertar su Cuerpo de Dragón de todas formas, así que intentó aumentar su fuerza con eso en mente. Se centró en su destreza, movimiento y sentidos. 

Debido a que se había entrenado en el ejército en África, sabía cómo autoevaluarse racionalmente. 

Por supuesto, nunca pensó que la Desesperación del Rey Negro acabaría en su regazo. 

Sin embargo, Yeon-woo era fuerte porque no dependía de sus artefactos, y en cambio, entrenaba.

Pero ahora, sentía la necesidad de un cambio.

Cuando aprendió Aura en el piso 20, su cuerpo había pasado por un inmenso crecimiento. 

Necesitaba algo que lo sustentara. Sentía que su cuerpo necesitaba algo más...

También quería hacerlo antes de desafiar el piso 21.

"...Eso es lo que sucede."

Yeon-woo le explicó a Henova el motivo del cambio.

Henova probablemente sería capaz de darle una respuesta.

"Hm."

Henova se mantuvo serio durante mucho tiempo mientras fumaba con su pipa.

Yeon-woo esperó a que Henova terminara de organizar sus pensamientos. Y después de unas horas, Henova retiró lentamente la pipa de su boca para hablar.

"Así que estás diciendo que tienes mucho dinero y quieres cambiar todo de pies a cabeza, ¿Es eso cierto?"

"Sí."

"¿Y quieres hacer algo de eso con tus propias manos?"

"Sé que es codicioso, pero creo que eso será lo mejor para mí."

Henova estalló en risa.

"Es una buena idea. Crear algo por tu cuenta."

Yeon-woo también tenía el deseo de hacer un artefacto por su cuenta. 

Cualquier jugador que aprendiera metalurgia desearía lo mismo.

Además, para aprender ingeniería mágica, debía entrenar su metalurgia también. 

"Por eso me diste tanto dinero."

Henova miró a Yeon-woo como si estuviera atónito.

"No puedo negarlo."

"Maldita sea..."

Henova soltó maldiciones ante las palabras de Yeon-woo, pero sonrió ligeramente.

Sabía que Yeon-woo revelaba sus pensamientos internos, significaba que confiaba en él. Por eso, Henova no se sentía mal del todo.

Entonces entrecerró los ojos. 

"De todas formas, ¿Quieres haga el cambio de todo?"

"Sí."

"¿Sabes lo que estás diciendo?"

"Sí. Lo sé."

Yeon-woo asintió fuertemente con la cabeza.

Henova agitó la cabeza.

"No, no sabes lo importante que es esto."

Hacer un nuevo equipamiento que se adapte a un jugador. Puede parecer simple, pero en realidad, era totalmente inaudito.

Significaba que un jugador estaba revelando todo sobre sí mismo.

Atributos, estadísticas, árbol de habilidades, estilo de combate, su físico, nivel de maná y planes de crecimiento futuro....

También, significaba que estaba revelando sus fortalezas y debilidades al artesano elegido.

En otras palabras, si el artesano elegido decidía traicionarlo. o si la información se filtraba, estabas acabado.

Henova se refería a eso.

El jugador que recibía más atención en la Torre en este momento era Yeon-woo. Aunque después del piso 50, recibiría más atención, la mayoría de la gente ya sabía su nombre.

A pesar de eso, la información que se sabía de Yeon-woo era relativamente poca.

Sólo se sabía que era hábil en las artes marciales y que dominaba en batalla. Pero los asuntos relacionados con su árbol de habilidades eran prácticamente desconocidos.

Había muchos lugares que pedían información sobre Yeon-woo. 

Henova señaló eso, porque quería que Yeon-woo lo pensara un poco más. Consideraba, que Yeon-woo no sabía cuánta atención estaba recibiendo como novato. 

Pero.

"No. Lo sé muy bien."

Yeon-woo habló con firmeza. No podía creer en otra persona que no fuera Henova.

Y por su expresión, Henova pensó en alguien más.

Un niño pequeño que tenía absoluta confianza en él.

"...Bien. Te ayudaré. Pero seré el encargado. Tú me ayudas desde un lado. Si te quedas sin hacer nada, te romperé la cabeza en pedazos con el martillo."

Bajo su máscara, Yeon-woo se rió.

"Confío en ti."

Y.

Desde ese día, el fuego en la herrería de Henova no se extinguió.