Reciente

miércoles, 29 de julio de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 170

Capítulo 170. Conjunto (4)


Yeon-woo sonrió amargamente cuando se dio cuenta de lo que Henova estaba tratando de hacer. 

'Está planeando venderlas'.

Mirarlas sólo lo enojaría, así que probablemente quería deshacerse de ellas. Y se debió enojar aún más al escuchar que Yeon-woo había regresado.

'Su ardiente personalidad nunca se irá a ninguna parte.'

Sonrió para sí mismo y escuchó la voz frustrada de Shanon.

[¡Maestro! ¡Deja de sonreír y ve! ¡Enano! ¡Ese tipo va a venderlo a gente rara! ¡Ahhhh! ¡Está a punto de ser vendida! ¡Corre!]
 
Shanon había sido el más emocionado cuando Henova estaba diseñando su espada. 

Henova era uno de los 5 mejores artesanos de la Torre. Debido a que su nombre estaba relacionado con Arthia, no estaba en una situación favorable, pero todavía había gente que quería una de sus armas. 

Y lo mismo sucedía con Hanryeong. Aunque anteriormente tenía sables increíbles, las armas de Henova podían igualarlas. 

Por lo tanto, quería usar los 9 sables que Henova había hecho. Pero viendo como intentaba venderlas, estaba a punto de enloquecer.

Eventualmente Yeon-woo usó Shunpo para llegar frente a la herrería inmediatamente. 

La subasta se estaba calentando.

"¡250.000!"

"265.000!"

"Estos locos bastardos. 300.000!”

Como un arma hecha por uno de los cinco mejores maestros estaba justo delante de los jugadores, éstos intentaban conseguirla a cualquier precio, aunque tuvieran que usar los ahorros de toda la vida. 

Para la gente que estaba afuera de la Torre, conseguir semejante artículo era imposible. Pero a medida que el precio aumentaba. 

"¡500.000!"

La atmósfera se enfrió rápidamente.

Todo el mundo miró hacia la persona de la voz.

500.000 puntos bastaban para mantener a un pequeño clan en funcionamiento. Se preguntaban qué clase de loco bastardo estaba tratando de molestarlos. 

Y todos se sorprendieron al observar la máscara de Yeon-woo.

"¡Aca, Acaparador!"

"¿Por qué está aquí...?"

"¿Te has olvidado? El Acaparadores alguien cercano a Henova."

"Mier, mierda. ¿Qué podemos hacer cuando aparece una serpiente donde sólo hay orugas?"

Los jugadores comenzaron a alejarse ante la cantidad astronómica. 

Gracias a eso, la cara de Henova se llenó de disgusto. 

Miró fijamente a Yeon-woo, y Yeon-woo le sonrió. 

"¡Tú...!"

Mientras Henova rechinaba los dientes, un jugador alzó su mano en el aire.

“¡6... 600.000!”

"¡Eh! ¿Tienes el dinero?"

"¿Cómo va a...?" 

La persona que había ofertado ese precio estaba segura de que nadie podía pagar una cantidad mayor. 

Sin embargo.

"1.000.000."

"¡Oh Dios mío!"

Todos palidecieron por la cantidad que Yeon-woo había gritado despreocupadamente. Mantuvieron su boca abierta por un breve momento.

Yeon-woo preguntó arrogantemente mientras miraba a su alrededor.

"No hay más, ¿Verdad? Entonces lo tomaré como vendido."

"......"

"......"

Henova rechinó los dientes de nuevo, y sacó otra arma. Era un sable que Hanryeong había pedido.

"Entonces esto..."

"1.000.000."

"...Diablos."

Yeon-woo gritó 1.000.000 de puntos antes de que Henova terminara de hablar. 

Los jugadores se volvieron aún más pálidos. 

Después de eso, Yeon-woo continuó gritando la ridícula cantidad una y otra vez. 

Los jugadores preguntaron si eso era posible.

Pero Yeon-woo sólo sacó algunas joyas del Intrenian disimuladamente. 

Como era un almacén subespacial que el Dragón Rojo apreciaba, estaba lleno de cosas valiosas. 

Por supuesto, aunque tuviera mucho dinero en el Intrenian, no era prudente gastar tanto dinero.

La cantidad que estaban pagando representaba dos tercios de la riqueza total del Intrenian. 

Pero Yeon-woo lo sabía. 

Que Henova devolvería lo que había recibido multiplicado por diez veces más. 

No, estaba bien incluso si no lo devolvía. 

El agradecimiento que Yeon-woo sentía hacia Henova no tenía precio. 

Henova fue un amigo y un padre para su hermano pequeño. Así que, si lo pedía, podía fácilmente darle todo el Intrenian sin ninguna duda. 

Por eso, Yeon-woo anunció esas ofertas sin pretender ahorrar, y Henova rechinó los dientes porque las cosas no estaban saliendo como quería.  

"Maldito bastardo."

"Gracias por el cumplido."

"¡Llévatelo, maldito bastardo!"

Henova le lanzó todas las armas que tenía a Yeon-woo. 

Quería que Yeon-woo recogiera todas las armas del suelo, pero esta vez, Yeon-woo volvió a destruir sus esperanzas. 

Yeon-woo extendió su mano para envolver las armas con maná. Entonces, el Rompedor de Espadas y los sables se movieron lentamente hacia los brazos de Yeon-woo. 

Después de que él se dio cuenta de su conciencia, podía levantar fácilmente objetos ligeros. 

"¡Eeeeeek!"

Henova pisó el suelo fuertemente varias veces porque las cosas no salieron como había planeado y regresó a la herrería de nuevo. 

La multitud miró a Yeon-woo, lamentando su descortesía.

Sin preocuparse por ellos, sacó el Rompedor de Espadas de su vaina. 

Shiingg-

Sentía una agradable sensación en su mano.

Brillaba como la luna y era afilada como el diente de una bestia.

"Guaoo."

"¿Cómo puede alguien hacer eso....?"

La gente exclamó con asombro.

No podían cerrar la boca. 

Incluso a Yeon-woo, que acababa de empezar su práctica con el manejo de la espada, le parecía un objeto asombroso. 

Cuando la miró con sus Ojos Dracónicos, casi no tenía fallas.

[De ninguna manera...incluso si es un enano, un enano.....¿Eso es posible? ¿Puedes hacer eso en un día? Se ve fácilmente sobre la calificación S.]

Shanon gritó conmocionado. Parecía alguien que había visto un milagro. 

[La Suave y Retorcida Espada de Henova]

[Clasificación: Espada larga de dos manos]

[Calificación: S~SS]

[Descripción: Una espada que Henova pasó noches haciendo.]

[Su suave cuchilla puede fácilmente hacer retroceder a los oponentes, y el peso del filo puede incluso romper la armadura de un enemigo.]

[*Suave Viento Que Fluye]

[Con la bendición del viento, cuanto más balancees, más aceleras. Está fuertemente influenciada por la agilidad de su propietario, y a medida que el ataque se acelera, su poder de ataque aumenta significativamente.]

[Los enemigos atrapados en la red de ataques estarán confundidos y su poder de ataque disminuirá.]

[*Viento Retorcido]

[Con la maldición del viento, empuñando la espada, se crea una fuerte ráfaga de viente. Puede crear 12 tormentas consecutivas, y las posibilidades de que la armadura del oponente se arruine aumentan.]

[¡Ahhhhh! ¡Esa una locura! ¿Qué hacías dejando esto aquí tanto tiempo?]

Han-ryeong parecía estar de acuerdo. 

[...Es al menos una obra maestra.]

Bajo circunstancias normales no habría sido completada ni siquiera en medio año. ¿Había Henova pasado toda la noche haciendo esto?

[Esos locos bastardos, ¿Ofrecieron qué? ¿600.000? ¿Están ciegos, o están tratando de estafarlo? ¡Por eso es que están viviendo fuera de la Torre!]
 
Shanon parecía que estaba listo para usar su nueva espada en cualquier momento. Yeon-woo rápidamente lo detuvo, pero una intención asesina emanaba de su sombra. 

Todos los jugadores se pusieron pálidos. Algunos incluso mojaron sus pantalones y cayeron sobre sus traseros. Otros huyeron rápidamente de la vista de Yeon-woo.

Yeon-woo se quedó parado en el mismo lugar durante un rato.

Entonces, Hanryeong habló con una voz temblorosa.

[Señor...]

'¿Qué?'

[¿Es posible que... compruebe alguna de mis armas?]

También quería mirar rápidamente sus sables. 

Yeon-woo sonrió amargamente. Luego, puso el Rompedor de Espadas y los sables en el Intrenian. 

Entonces, dos sombras se extendieron y también entraron en el subespacio. 

Probablemente estarían ocupados por un tiempo. 

Yeon-woo sacudió su cabeza y abrió la puerta de la herrería.

¡Tang! ¡Tang! ¡Tang!

Henova estaba martillando algo de metal frente al fuego.

"¡Diablos! ¿Por qué estás aquí?"

"Soy un cliente que ha gastado 10.000.000 millones en artículos. Creo que estás siendo demasiado grosero con tu cliente."

"Este bastardo otra vez..."

Henova realmente quería lanzarle el martillo en su mano. 

Yeon-woo sonrió amargamente. Inconscientemente se había burlado de Henova. Era como si tuviera una habilidad pasiva para eso. 

Al final, se inclinó.

"Lo siento."

La mano de Henova se detuvo en el aire mientras intentaba lanzar el martillo. Su frente estaba arrugada. 

"¿Qué?"

"Lamento no dar noticias sobre mí. Podría haberte avisado que iba a retrasarme... fue mi error."

"......"

De esta manera, le resultaba difícil lanzarle el martillo. Dejó el martillo y se metió la pipa en la boca. 

Mientras inhalaba el humo, un silencio se hizo presente.

"Yo..."

Fue Henova quien rompió ese silencio. 

"Ya no quiero perder a nadie."

"......"

"No quiero sentirme angustiado por esas cosas, y tener que pasar por eso otra vez."

Yeon-woo mantuvo su boca cerrada.

"Sólo tenlo en cuenta."

Con esas palabras, agarró de nuevo su martillo.

¡Tang! ¡Tang! ¡Tang!

Yeon-woo lo miró en silencio durante un momento, y se puso a su lado frente al fuego. 

Él también tomó un martillo.

Poco tiempo después, el sonido producido por dos martillos podía ser escuchado en la herrería. 

¡Tang! ¡Tang! ¡Tang! ¡Tang! ¡Tang!