Reciente

lunes, 20 de julio de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 160

Capítulo 160. Palacio del Rey Mono (4)


'¿Qué?'

Shanon continuó gritando con frustración.

[Las 72 Artes es sólo una parte de lo que el Rey Mono aprendió. ¡Es una pequeña parte de lo que necesitó para hacer esta nueva pieza!]

'¡......!'

Entonces, Yeon-woo se dio cuenta de lo que estaba mirando. Estaba frente al 'todo' del Rey Mono. 

Recordó qué otro apodo tenía el Rey Mono. 

El Gran Sabio del Cielo.

El poder que convirtió al Rey Mono en el Gran Sabio del Cielo estaba literalmente delante de él.

Si sólo quedaran marcas de breves movimientos, no se habría dado cuenta.
 
Pero estos eran los rastros de la larga lucha de Sun Wukong y resultaba fácil de seguir con sus ojos.

[Realmente, ¿Tiene esto sentido?]

[Es más sorprendente cuanto más lo miras. Creo que entiendo cómo el Rey Mono luchó contra los dioses y los demonios. ¿Cómo podría existir algo así?]

Shanon y Hanryeong no sabían qué decir, estaban cautivados por los rastros del Rey Mono.

Sintieron un profundo respeto por sus destrezas, y además, se dieron cuenta de lo difícil que sería obtener semejante poder.

Incluso ahora, continuaron observando los rastros del Rey Mono en un intento de descubrir algo. 

Con la combinación de la Percepción Extrasensorial y los Ojos Draconianos, continuaron observando los rastros. 

Sin embargo, Yeon-woo no pudo estaba tan cautivado como ellos. 

Apenas acababa de convertirse en maestro, así que no podía sólo podía entender una parte. 

Sabía que era increíble. Por lo que veía, tenía un alto nivel, incluso se sorprendió observando algunas secciones. Había mucho de lo que podía aprender. 

Pero como un niño de guardería no podía entender la ciencia detrás de los cohetes, Yeon-woo no podía comprenderlo. 

'Supongo que es mejor que la Espada Yin'.

Era mejor que la Espada Yin. Además, probablemente podría aprender algo si estudiaba lo básico.

Así que Yeon-woo no trató de entender la herencia del Rey Mono. En cambio, trató de memorizarla. Para poder aprenderla más tarde. 
 
Pero había algunas secciones que entendía automáticamente con su Conocimiento del Dragón, así que pudo crecer de nuevo. 

'Esto no son artes marciales, magia o alquimia. ¿Esto es una Habilidad? No. Está usando magia pero... no puede limitarse a ese término... va mucho más allá...'

Se sentía que su mente se estaba expandiendo.

Era como si estuviera mirando un nuevo horizonte. 

Yeon-woo se quedó perdido durante un momento. 

Y algo le vino a la mente.

'Tal vez... ¿La Espada Yin también?'


***


[Es otra bifurcación en el camino.]

Rebecca habló con una voz molesta mirando las tres bifurcaciones delante de ellos. 

Ya habían pasado horas desde que entraron en la mazmorra. Y en ese tiempo, se habían encontrado con varias bifurcaciones. 
 
A menos que alguien fuera estúpido, sabría que la mazmorra estaba intrincadamente enredada como un laberinto.

No podían encontrar el camino correcto.

Tal vez si pudieran extender su conciencia, sería mejor, pero el vestigio del Rey Mono se precipitaba hacia ellos si lo hacían, así que no podían hacer nada.

Nadie había dicho nada, pero todos sentían que iban en círculos. 

'Parece que estamos perdidos'.

A diferencia de los demás, que estaban limitados en la ampliación del alcance de su conciencia, Yeon-woo ya tenía una idea general de la estructura de la cueva.

Entrecerró los ojos.

'¿Debería tomar la delantera?'

Había dudado en dar un paso adelante.

No sabía lo que Kindred y el Ejército del Demonio estaban planeando, así que tuvo que controlar sus acciones. Además, había estado concentrado memorizando bien la herencia del Rey Mono.

Pero si esto continuaba, la historia cambiaba. Incluso si quería descubrir lo que el Ejército del Demonio estaba tramando, no podría hacer nada si su grupo deambulaba por la cueva como si estuvieran atrapados en un laberinto.

'Tambien, la estructura del laberinto ha cambiado poco a poco'.

Esa era la razón por la que iban en círculos. 

'Y no sé qué está haciendo la persona de atrás'. 

Yeon-woo dirigió su conciencia hacia atrás. Detrás del grupo, que no había notado nada, había un montón de murciélagos mezclándose con la oscuridad. 

Sol Luna. Ella había dicho que quería vivir, por lo que no participaría, pero los seguía en secreto usando su habilidad con los murciélagos. 

Rebecca y Victoria no la habían notado. Estaban concentradas en lo que sucedía delante de ellas, así que no tenían tiempo de mirar atrás. 

Sol Luna estaba aprovechando de eso. 

Probablemente planeaba tomar las 72 Artes para ella. Y moviéndose de esa manera, tampoco estaría en peligro por el Vestido del Rey Mono. 

Yeon-woo la dejó tranquila porque no representaba una amenaza, pero estaba planeando hacer algo pronto.

Eventualmente, Yeon-woo tomó una decisión.

[Yo...]

Y en el momento en que Yeon-woo trató de decir algo.

[¡Kyaaak!]

[¡Krr!]

Los gritos de los Monstruos Excéntricos comenzaron a escucharse a través de su Brazalete Negro. Luego, regresaron al brazalete.

Significaba que habían enfrentado algo fuerte y habían perdido. 

'¿Qué es eso?'

Yeon-woo sintió escalofríos en su espalda. Dejó de caminar. 

Y en ese momento.

[¿Qué intentabas decir...?]

Rebecca le dijo a Yeon-woo con una voz molesta como de costumbre, pero Yeon-woo le agarró la muñeca y la haló. 

Rebecca perdió el equilibrio y se tambaleó. Estaba a punto de gritarle a Yeon-woo para preguntarle qué estaba haciendo. 
 
Pero sintió que algo se elevaba desde donde estaba, y sintió un frío en la espalda. 

Una espina de sombra robusta y afilada. 

¡Boom!

Yeon-woo blandió su Daga de Carshina que estaba emitiendo Aura. El Aura explotó y la espina también. 

[¿Esto... es...?]

[El vestigio del Rey Mono parece haber comenzado a querer atraparnos en serio.]

Yeon-woo apretó los dientes. Había medios físicos. Así que, a medida que se acercaban al origen, sus métodos de ataque se diversificarían. 

Los ojos de Rebecca temblaron. 

Este ataque. Ni siquiera ella lo había leído. Una apóstol del dios de la caza. Su habilidad simbólica no se había activado. 

Desde que había entrado en la cueva, sentía como si estuviera atada con cadenas, y estaba cansada. 

Pero un jugador de los pisos inferiores lo había leído. Ya que había sido capaz de salvarla del ataque. 

Rebecca apretó los dientes ante el hecho de que era menos útil que ese jugador. 

Por supuesto, ella sabía que Yeon-woo era diferente de otros jugadores. 

Ella no escuchó los detalles, pero se enteró que los otros jugadores que subían la Torre, se sorprendían de lo que Yeon-woo podía hacer.

Pero ella tenía la reputación de un jugador Alto Ranker. No podía entender por qué no sentía los mismo que Yeon-woo. Su orgullo estaba herido. 

Pero Rebecca no dejó que el orgullo se interpusiera en su camino. Organizó sus pensamientos y usó Telepatía. 

[Caín.]

[Sí.]

[De ahora en adelante, tú tomarás el mando.]

Kahn y Victoria se voltearon hacia ella como si le preguntaran que estaba haciendo. Pero Rebecca se mantuvo firme. 

[Ahora mismo, Caín lo hará mejor. Así que tú te encargas.]

[Entendido.]

Yeon-woo asintió con la cabeza. Que ella lo haya sugerido había sido lo mejor para Yeon-woo.

'Tiene un carácter fuerte, pero es una buena persona'.

Su opinión sobre Rebecca cambió. Era inusual que los Altos Rankers admitieran sus límites. 

La gente como ella podía hacerse más fuerte. Era necesario salvar a este tipo de personas. 

Desde entonces. 

Yeon-woo y Rebecca cambiaron de lugar. De ese modo, él empezó a dirigirlos.

Yeon-woo no dudó. Cada vez que había una bifurcación en el camino, se dirigía directamente sin ninguna pausa.

[¡Hey, tú!]

Victoria estaba a punto de decirle algo a Yeon-woo.

[No. Confía en él. La decisión del Cabecilla es absoluta cuando se despeja una mazmorra.]

Rebecca defendió a Yeon-woo. Kahn no dijo nada. 

Rebecca concentró su conciencia en Yeon-woo. Todos sus sentidos estaban enfocados en él. Su juicio le decía que podía confiar en ese tipo. 

Y Yeon-woo nunca decepcionó la absoluta confianza de Rebecca.

¡Boom! ¡Booboom!

Cada vez que el vestigio del Rey Mono aparecía, lo veía con su conciencia y usaba a Aura para destruirlo.

Como si Yeon-woo conociera la mazmorra de antemano, los guió sin problemas a través de la cueva.

Y el camino parecía correcto. Su velocidad no se podía comparar con la de Rebecca. 

'Se sorprenderán por el hecho de que nos movemos tan rápido. Así que, tendrán que reaccionar de forma imprevista'.

Quería saber cómo reaccionaría el Ejército del Demonio. Por lo tanto intentó hacer algo, esperando que mordieran el anzuelo. 

Entonces Yeon-woo y su grupo llegaron al final del laberinto.

[Creo que es aquí.]

[Sí. La señal pasa por este sitio.]

[Es muy grande.]

Cuando llegaron al final del laberinto, estaban parados frente a una puerta de hierro de unos 30 metros de altura.

Había diferentes patrones en la puerta. Eran caracteres e imágenes misteriosas. Era difícil saber lo que significaban debido al deterioro ocasionado por el paso de los años.
 
Pero Yeon-woo era diferente. Ya que sabía exactamente lo que era. La última parte de la herencia del Rey Mono. Usó su Conocimiento del Dragón para memorizarla instantáneamente. 

[Ha logrado aprender la forma completa de la herencia del 'Rey Mono'. Karma adicional será provisto..]

[Has adquirido 3.000 Karma.]

[Has adquirido 2.000 Karma adicionales.]

Yeon-woo nombró a la herencia el 'Cosas del Cielo' y la guardó cuidadosamente en su cerebro. 

Mientras tanto, los otros miembros del grupo estaban enfocando su conciencia en los caracteres de la puerta. 

Eran caracteres que nadie entendía.

[¿Victoria esto es...?]

Rebecca le pidió a Victoria que lo interpretara, y Victoria tradujo lentamente los caracteres rúnicos. 

Hierro Divino Celestial.

Bastón Mágico, Ru Yi Bang

[Sí. Este es el Bastón Mágico.]

[No pensé que en realidad...]

Rebecca exclamó maravillada. 

El Bastón Mágico era un arma que simbolizaba al Rey Mono. Se decía que podía extenderse hasta el infinito, y que tenía un poder sagrado excepcional en su interior. 

Se sorprendieron cuando vieron la herramienta del Dios de la que sólo habían escuchado hablar. Además, de que la puerta de hierro en sí misma, fuera el Bastón Mágico. 

Cuando Kahn tocó la puerta, sus parpados se movieron. 

[Pero creo que esto es sólo una parte. ¿Dónde están las otras?]

Por un momento, Victoria quedó atrapada en la pasión de un erudito. Rebecca cortó fríamente sus pensamientos.

[Haz esa estúpida investigación más tarde. Ahora mismo, recuperemos el cuerpo de Kindred. ¿Cómo crees que abrimos esta puerta?]

[He estado buscando una manera desde antes.]

Victoria intentó varios métodos pero las runas se dispersaban en el aire en cada ocasión. Frunció el ceño. 

[Hierro Divino...]

Hierro Divino de los dioses. Este era un hierro legendario que podía sellar a dioses y demonios. Tenía una gran resistencia. Así que, por supuesto, la magia rúnica seguía fracasando Victoria. 

Tampoco podían intentar abrirla por la fuerza. Kahn usó toda su fuerza, pero ni siquiera se movió. Él no podía entener como había hecho Kindred para pasar esta puerta. 

Yeon-woo se movió a través de ellos y se paró frente a la puerta. 

Su conciencia ya había examinado varias veces la puerta de hierro. Intentó buscar defectos con sus Ojos Dracónicos, pero no pudo encontrar ninguno. 

Completamente impecable. ¿Era realmente posible que existiera algo así en el mundo?

Había algo más en su mente.

'Hierro Divino...'

Inconscientemente frotó su Brazalete Negro con su mano izquierda. 

Cuando le mostró a Edora el brazalete, ella dijo que podría estar hecho de Hierro Divino después de examinarlo con su Perspicacia.

Yeon-woo estaba considerando la posibilidad.

Y justo en ese momento, como si el brazalete hubiera leído el pensamiento de Yeon-woo, se estremeció ligeramente.

 Yeon-woo todavía con dudas, puso su mano en la puerta.

Entonces.

La puerta que parecía que no se movería se abrió de golpe. 

Los otros miembros miraron a Yeon-woo atónitos, pero él simplemente se encogió de hombros. 

Y dirigió su conciencia hacia adentro. 

Haciéndole honor a su nombre de 'Palacio', el lugar tenía aspecto de salón.

Y como si fueran sirvientes saludando a su Rey, había estatuas extravagantes ordenadas debajo de una plataforma.

Cada una de ellas estaba intrincadamente tallada con la cara de un mono. 

Y a lo largo de las paredes, había grandes estatuas de piedra alineadas como si estuvieran de guardia.

El Rey Mono era conocido por ser el rey de los monos yokai. Esto parecía copiar la forma en que gobernaba. 

<< Nota: Yokai - espectro, espíritu, demonio. >>

Eran sólo estatuas, pero la incertidumbre del grupo no se detuvo, como si pudieran sentir que esas estatuas eran reales. No se atrevían a entrar descuidadamente. 

Además, parecía que las estatuas podrían superar a Kahn y Yeon-woo. Tampoco se quedaban cortas en comparación con Rebeca. 

Más que nada.

'El vestigio del Rey Mono desapareció repentinamente'.

No podían encontrar el vestigio sombrío que intentó devorarlos. El grupo se sentió en peligro. 

[¡Allí! ¡Kindred!]

Pero cuando Victoria trató de seguir los rastros de la magia hasta Kindred. 

Rebecca y Kahn se movieron de forma diferente. 

El cuerpo de Kindred estaba en el centro hacia la derecha. Y frente a él, había una estela de unos 30 metros. 

<< Nota: Estela - es la denominación de un monumento, usualmente monolítico con inscripciones, en forma de lápida o pedestal, que se erige sobre el suelo. >>

Las pequeños caracteres inscritos en la parte delantera de la misma detuvieron a los dos en su camino. 

72 Artes. El poder del Rey Mono estaba aquí.

[Lo encontré.]

Entonces, Kahn dio un gran paso adelante con una voz temblorosa. A diferencia de Rebecca, que desconfiaba del vestigio del Rey Mono, la atención de Kahn sólo estaba en la estela. 

[¡Si tan sólo tuviera eso Doyle podría.....!]

En el momento en que Kahn avanzó como si estuviera poseído. 

[¡Jajaja! ¡Tomaré las 72 Artes!]

Sol Luna de repente apareció en el aire. 

Antes de que Rebecca y Victoria pudieran hacer algo, ella se rió mientras volaba hacia el monumento de piedra pasando la puerta de hierro. 

Entonces.

[¿Quién se atreve a despertar el sueño eterno del Rey?]

Con el sonido de una Telepatía, un viento negro surgió repentinamente y desgarró a Sol Luna en pedazos. Ella ni siquiera pudo defenderse. 

Kahn se detuvo inmediatamente después de observar eso, pero la atmósfera dentro del salón ya había cambiado drásticamente. 

Creak-

Cientos de estatuas giraron sus cabezas al mismo tiempo.

Todas las miradas se enfocaron en ellos.

Vestigios emanaron desde las estatuas. 

Un tremendo poder circuló alrededor del salón como una tormenta. 

La mazmorra se estremeció.