Reciente

jueves, 2 de julio de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 145

Capítulo 145. Tres Nornas (4)


[Has elegido transitar el camino del templo del pasado, Urd.]

Yeon-woo siguió a Hepburn, pasando por el camino derecho. 

A diferencia del templo de Skuld, el camino al templo de Urd estaba inclinado, subiendo una colina.

No podía observar a los creyentes que se dirigían al templo.

A diferencia de los otros dos templos donde los jugadores confesaban sus preocupaciones sobre el presente y el futuro, el templo de Urd manejaba el pasado, por lo tanto, tenía menos popularidad.

Además, debido al incidente con el templo de Skuld, el número de jugadores que visitaban el piso 16 había disminuido repentinamente.

Gracias a eso, Yeon-woo pudo llegar tranquilamente al templo.

El templo de Skuld tenía un techo alto de mármol, mientras que el de Urd tenía un techo redondo en forma de arco.
 
A pesar de ser la más antigua de las tres diosas, era humilde y sencilla.

"Es un visitante que la diosa invitó. Abran las puertas."

Los discípulos frente al templo vieron a Hepburn y abrieron rápidamente las puertas.

Vieron la guadaña de sombra en el cuello de Hepburn, pero nadie comentó nada al respecto. Más bien, no se encontraron con sus ojos, como si fuera una falta de respeto hacia ella.

Un apóstol es el avatar del dios. Estaba claro que esto se consideraba cierto viendo cómo la trataban.
 
Así que Yeon-woo siguió a Hepburn por un pasillo y se paró frente a una gran puerta. 

La puerta de 4 metros de altura demostraba la personalidad sencilla de Urd, no tenía nada especial, aparte de la decoración de la rueda de oro en ella.

Pero Yeon-woo notó otra cosa más desde el momento en que la vio. La puerta era pesada.

No, tal vez era lo que estaba detrás de la puerta.

Wooong, Woong

Chiiing

Justo en ese momento, como si estuvieran de acuerdo con Yeon-woo, el Brazalete Negro y Vigrid resonaron ligeramente. Además, también pudo sentir el cambio de Aegis en el subespacio en el que estaba.

Un inmenso poder se escondía.

Era diferente de lo que sentía con el Rey Marcial o la Reina del Verano.

"Lo sientes. Definitivamente."

Hepburn miró a Yeon-woo con ojos misteriosos.

Yeon-woo entrecerró los ojos.

"¿Qué estás diciendo?"

"De vez en cuando, tenemos gente similar. Gente que siente lo que hay detrás de la puerta cerrada. La mayoría de esas personas son personas muy sensibles, o tienen un buen sentido común. O..."

Los ojos dorados de Hepburn brillaban.

"Tienen experiencia con el poder sagrado."

Yeon-woo no podía entender lo que Hepburn estaba diciendo.

"¿Qué hay detrás de esto?"

"Un dios."

"¿Qué?"

¿Había un dios aquí? ¿Detrás de la puerta?

Los dioses no podían escapar del piso 98. Las Tres Nornas siempre dejaban su conciencia en el piso 16 porque no querían estar encerradas en el piso 98, pero no podían descender completamente su cuerpo.

Pero Hepburn decía que había un dios detrás de esto.

Yeon-woo la miró de forma interrogante, pero Hepburn se inclinó educadamente, como infiriendo que lo sabría si entrara.

"Desde este punto, es el territorio sagrado en el que se encuentra la Diosa. No recibí el permiso para entrar, así que no puedo acompañarte."

El territorio sagrado era el territorio de un dios.

Como Yeon-woo tenía el poder absoluto usando su Territorio del Dragón, un dios podía usar su poder en la sección delimitada como territorio sagrado.

Yeon-woo dudó, no le agradó la situación, pero se puso delante de la puerta.

Incluso si entraba, no se interrumpiría la comunicación con el Monstruo Excéntrico en la sombra de Hepburn.

No, en realidad, pensaba que hubiera preferido hacer esto.

Tenía curiosidad sobre la existencia de un dios. Así que sería capaz de saberlo si se encontraba con Urd. Con eso en mente, abrió la puerta.

Creak...

La oscuridad lo rodeó. Estaba tan oscuro que no podía distinguir nada, pero Yeon-woo avanzó sin dudarlo. 

¡Bang!

La puerta se cerró y lo aisló del exterior. Luego, se adentró más en la oscuridad.

En la oscuridad interminable, que parecía no tener fin. El poder que había percibido afuera de la puerta, se sentía ancho, alto y profundo.

Sin poder saber dónde estaban los límites de ese poder, Yeon-woo sintió que se había convertido en una pequeña e indefensa existencia como una luciérnaga.

Cuando lo percibió en el exterior, pensó que se trataba de un poder que no podía ser comprendido.

Pero ahora, delante de dicho poder, ni siquiera podía comprenderlo.

'Esto es... un dios'.

Yeon-woo reflexionó. La diosa que estaba presente se encontraba realmente en otro nivel.

Pensó en Hermes, a quien había conocido en la Tesorería del Olimpo. En ese entonces, no había sido capaz de sentir su presencia en absoluto. Pero ahora, fue todo lo contrario.

No, en realidad, lo que estaba sucediendo era lo correcto. Hermes había sido considerado con el débil Yeon-woo, pero Urd no sintió la necesidad de hacerlo.

Para un dios, un humano es sólo un simple microbio.

Así como un grano de arena arrasado por las olas no puede ser encontrado, o como la luz de una luciérnaga no puede ser vista frente al Sol. Su existencia era demasiado insignificante.

Incluso si ella lo soplaba suavemente con la boca, él pensaba que se desintegraría.

No, antes de eso, ¿No se comería su existencia? 

Yeon-woo sentía que estaba en peligro crítico, que desaparecería como una vela sin darse cuenta de lo que estaba pasando.

Inmediatamente activó su Circuito de Maná al máximo. Usó sus 360 núcleos, y extendió sus alas de fuego alrededor para proteger su cuerpo. 

Concentró toda su atención en sus sentidos, para evitar desaparecer.

También, bloqueó cualquier influencia externa con su maná.

[Voluntad de Combate]

Yeon-woo maximizó su conciencia tanto como pudo y se concentró en una sóla cosa.

No sabía exactamente dónde estaba la Diosa. Sin embargo, Yeon-woo pensó que nada de eso importaba. 

Estaba en un territorio sagrado. Es el lugar donde un dios establece su voluntad, y donde se encuentra. Así que desde cualquier parte, sentía una mirada.

Y, como si estuviera en lo cierto, una voz firme atravesó la cabeza de Yeon-woo.

[Eres un niño muy tenaz. Bueno, supongo que debes tener eso para hacer un desastre en el templo de la más joven.]

Una voz burlona. No, más bien era un tono de frialdad.

Yeon-woo se puso más nervioso.

Pensaba mover inmediatamente a la sombra que estaba con Hepburn si algo salía mal.

La intención de Yeon-woo era evidente para Urd.

[No sé por qué desconfías tanto de mí. Prometí que no te haría daño, y no pienso hacerlo. Sin embargo, sólo te mantienes en guardia.]

"Porque desconozco lo que estás pensando."

[Considerando que eres un sucesor del poder del Dragón Antiguo, eres bastante cauteloso. Ellos no suelen ser nada sin su orgullo. No entiendo cómo obtuviste ese poder.]

"......"

El sucesor del Dragón Antiguo. Hablaba sobre el poder de Kalatus que obtuvo de su hermano.

Como una diosa que observa el pasado, Urd pudo mirar todos los caminos que ha tomado hasta ahora.

Yeon-woo decidió ignorar sus palabras, y preguntó directamente.

"¿Por qué me llamaste?"

La prueba del piso 16 es muy simple. Haces una pregunta a un sacerdote, y ellos te transmiten las palabras de la diosa. Eso es todo.

Aunque es fácil, la respuesta de las diosas puede ser importante para el futuro del jugador. Así que todos actuaron con cuidado en esta prueba.

Sin embargo, nadie se había reunido con una diosa. Su hermano había elegido a Verdandi en el piso 16, y había pasado inmediatamente después de escuchar sus palabras.

Así que Yeon-woo sólo podía sospechar de Urd, que había venido en persona.

[Supongo que quieres irte tan pronto como puedas.]

Yeon-woo no respondió.

Urd continuó con una voz cínica, como si no importara.

[Solo que.]

"¿Solo... qué?"

Fue un comentario completamente inesperado. Yeon-woo frunció el ceño bajo la máscara.

Y las risas de Urd se hicieron más fuertes.

[Sí... Solo que... Como puedes notar, casi no hay visitantes en este templo. La gente de aquí me considera inútil casi todo el tiempo. Escuché que alguien había atacado el templo de la más joven cuando estaba aburrida, así que me interesé.]

"......"

[Aunque no podamos movernos, un dios es un dios. No es común observar a un jugador atreverse a destruir un templo. Incluso quienes nos odian no intentan tenernos como enemigos. Pero tú los pateastes a todos.]

Yeon-woo mantuvo la boca cerrada.

[Así que quería verte una vez. Y escuché que no has terminado la prueba del piso 16, así que estuve esperando aquí pensando que volverías. De esa forma nos conocimos. Eso es todo.]

[La prueba ha terminado.]

[Has tenido éxito conociendo a la diosa Urd. Has conseguido un logro que no es fácil de conseguir. El Karma adicional está siendo recompensado.]

[Has adquirido 5000 Karma.]

[Has adquirido 3000 Karma adicionales.]

……

[El Karma total está siendo sumado.]

[¿Registrarás tu nombre en el Salón de la Fama?]

Los ojos de Yeon-woo se agrandaron ante los mensajes inesperados. 

Todavía no sabía lo que Urd estaba pensando.

[He visto muchos humanos. Todos lamentaban algo de su pasado. Los que vienen a verme son iguales.]

Gente que no podía vivir su presente y futuro porque no podían dejar atrás su pasado.

[Querían una sola cosa, escapar del pasado. Me preguntaron cómo hacerlo. Querían mejorar de alguna manera sus vidas.]

La vida es un presente creado por las capas del pasado, y estos presentes se combinan para hacer el futuro.

El presente y el futuro justificaban la vida.

En otras palabras, la vida significa esperanza.

[Pero. Eres muy diferente.]

Yeon-woo pensó que Urd estaba sonriendo.

Solo entonces, pensó que sabía el motivo de la llamada de Urd.

[No te arrepientes. Y al mismo tiempo, estás nadando hacia un pasado más profundo. En el proceso, te sigues culpando sin cesar. Al final, no hay un 'tú'. Sólo tu hermano muerto.]

"......"

[Te preguntas a ti mismo, si puedes hacerlo. Tu hermano cerró los ojos con tanta tristeza, que no puedes llevar una vida feliz por la culpa, así que continúas empujándote hacia la desesperación. Y te haces sufrir.]

Las venas brotaron de su puño cerrado. 

[Y sospechas. Tu hermano fue traicionado por sus amigos de confianza. Entonces, ¿Puede sucederme lo mismo? ¿Puedo confiar en la gente que me rodea?]

"......"

[Estas personas parecen diferentes a ellos, pero tu hermano también pensaba lo mismo. La traición puede llegar en cualquier momento. Por esa razón, sigues siendo cauteloso con ellos. ¿No es así?]

Yeon-woo apretó los dientes.

[Sospecha y sospecha aún más.]

La voz de Urd se volvió más fuerte en su cabeza.

[No confíes, y desconfía aún más.]

La oscuridad que lo rodeaba, retumbó y provocó en Yeon-woo una ola de sentimientos como si estuviera siendo atacado.

Era la locura de alguien siendo atrapado por su pasado.

[Los que están contigo pueden darte la espalda en cualquier momento. Si quieren. Si no encajas en sus objetivos. Pueden cortarte el cuello en cualquier momento. Golpea antes de que seas golpeado. Muévete antes de que ellos se muevan. Mastícalos. Entonces no te lastimarán. Entonces no tendrás dolor.]

Yeon-woo aumentó la potencia de su fuego tanto como pudo. Para evitar hundirse en las olas de la locura.

Sólo por estar expuesto a ellas, sentía que iba a desaparecer.

[Puede que quieras preguntar. Por qué tienes que hacer esto. ¿No es obvio?]

La locura de Urd resultaba de alguna manera familiar.

[No digas que no lo sabes. No lo evites.]

Urd conocía la mente de Yeon-woo. Y escogió un lugar de su memoria.

África.

[¿No es así como has vivido hasta ahora? La vida que viviste, siempre ha sido igual. Incluso si el olor de la sangre y el fuego se extendía en ese campo de batalla infernal. Aquí no será diferente. Sin embargo, sólo lo estás reprimiendo.]

Un evento del pasado apareció ante sus ojos. Urd había obligado a su cerebro a reproducir un recuerdo que había escondido.

Quería alejarlo, pero el vídeo delante de sus ojos no se detuvo.

En ese lugar, Yeon-woo se movía a través de una montaña. Hambre y sed. Cansancio de una larga batalla. Balas que perforaron sus costados. Sus camaradas, que habían desaparecido mientras se desmayaba. Tenía que sobrevivir de alguna manera, y moverse en medio del territorio enemigo.

Confió en ellos hasta el final. Su odio hacia aquellos que traicionaron su confianza hizo que su cuerpo se moviera.

Se movió de nuevo. Entonces, se encontró con ellos en el proceso. Mató, y volvió a matar. 

Probablemente desde entonces apareció. Siempre moviéndose dentro de la mente de Yeon-woo. El monstruo que le susurraba como un demonio.

[Así que sácalo.]

Yeon-woo despertó del ensueño. Sintió que despertaba de una pesadilla.

Urd estaba tratando de atarlo a su pasado.

Entonces de repente...

Sintió que podía mirar a Urd más allá de la oscuridad.

Definitivamente estaba sonriendo, revelando sus dientes.

[El monstruo, que aún está dentro.]

Dentro de su corazón.

Con la misma expresión de esos tipos.