Reciente

miércoles, 1 de julio de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 144

Capítulo 144. Tres Nornas (3)


"Aquí, aquí tienes."

La mano de Bister temblaba mientras colocaba la taza de café.

Aunque se trataba de un jugador excepcional que había convertido a la Guardia Nocturna en uno de los clanes del inframundo más fuertes fuera de la Torre, le temía a Yeon-woo.

Por eso, antes de que Yeon-woo viniera, le preguntó a sus subordinados si habían cometido algún error.

Afortunadamente, sus subordinados dijeron que ni siquiera habían mirado en esa dirección, y mucho menos tocado la herrería de Henova.

Yeon-woo les había dejado una terrible impresión con el ataque del pasado.

Así que Bister no pudo levantar la mirada hasta que Yeon-woo tomó tranquilamente su taza de café.

Como Yeon-woo había crecido aún más, Bister no tenía ningún pensamiento de rebelarse. 

Incluso cuando se encontró con Yeon-woo por primera vez, se asustó. Ahora, que había escuchado sobre los recientes incidentes de Yeon-woo, sabía que no era alguien a quien pudieran tocar. 

Yeon-woo bebió un poco de café mirando a su alrededor. Definitivamente el lugar estaba diferente de cuando había venido y terminó haciendo un desastre.

"Ha cambiado mucho."

"Gra... gracias a ti, hemos sido capaces de... mejorar."

Yeon-woo sonrió ligeramente al escuchar a Bister diciendo palabras en las que ni siquiera creía.

Yeon-woo bajó en silencio la taza de café y miró a Bister. Bister inconscientemente enderezó su postura.

"Ya que estaremos aburridos si esto se alarga, iré directo al grano."

"Ade, adelante."

Bister asintió con la cabeza con una expresión de nerviosismo. 

"Quiero encontrar a alguien."

"¿Quién.....?"

"Braham".

"¿Bra, Braham? ¿Estás hablando del 'Exilio'?"

"Correcto."

Braham era originalmente parte del clan Elohim. Sin embargo, después de ser expulsado por razones desconocidas, siempre tuvo que vivir con la palabra exilio como etiqueta. 

Pero el problema era que a Braham le gustaba. Era un tipo interesante cuanto más lo analizaba. 

De los Ocho Clanes, Elohim era famoso por ser exigente en la aceptación de miembros. 

Había una cosa que ellos querían. 

La especie.

Miraban qué tipo de sangre tenías, si era pura o mezclada, y asignaban rangos basados en eso. Además, tenían la creencia de que algunas personas nacían con más 'sangre superior' que otras.

La especie de los Dragones y la especie de los Gigantes estaban en la categoría de especies sobrenaturales.

Debido a que ellos creían en cierta jerarquía establecida, miraban con desprecio a los jugadores que se esforzaban por subir la Torre.

En otras palabras, eran como la nobleza de la Torre.

Braham había sido expulsado de ese clan. 

Algunas personas dijeron que ocupaba una alta posición en Elohim siendo el descendiente de una especie superior. 
 
Pero a donde quiera que Braham iba, se reía de su origen, diciendo que era inútil, y llevaba su etiqueta de 'Exilio' como si fuera una insignia de honor.

Sin importar lo que hiciera, tenía un espíritu libre, y odiaba estar encerrado. Por su cínica personalidad, se le notaba fácilmente en cualquier lugar que estuviera.

"4 días. Por favor, dame sólo 4 días. Entonces me pondré en contacto contigo."

Bister sabiamente no preguntó por qué estaba buscando a Braham. Era un tipo inteligente que sabía cómo comportarse si quería vivir mucho tiempo.

"Bien. Entonces contáctame con esto tan pronto como lo encuentres."

Yeon-woo sacó un artefacto en forma de anillo del subespacio y se lo arrojó a Bister.
 
En el Intrenian, además de los materiales para hacer la Piedra Filosofal, había métales preciosos y muchos artefactos eficientes.

Este anillo era un dispositivo de comunicación que permitía a las personas comunicarse sin importar lo lejos que estuvieran. 

Era bastante costoso y de uso limitado, por lo que no se conseguía fácilmente.

Yeon-woo pudo regalarlo simplemente porque no era suyo en primer lugar. Por supuesto, había eliminado todos los rastros que indicaban que pertenecía al Dragón Rojo.

"Y este es el pago."

Después del anillo, Yeon-woo colocó una bolsa en la mesa. Sonaba pesada.

Bister abrió cuidadosamente la bolsa y se sorprendió. En su interior, había monedas de oro y plata.
 
Un dispositivo de comunicación y una paga de esa cantidad. Vio a Yeon-woo bajo una nueva luz.

Además, la ubicación de Braham no sería muy difícil de encontrar.

Había pedido 4 días en el peor de los casos, considerando que Braham estuviera ocultando su ubicación. Pero en realidad, 1 día sería suficiente. 

"No necesitas darme tan..."

"Sólo tómalo. Así de rápido quiero que lo encuentres. Y espero que protejas a Henova en el futuro también."

"Gracias. Lo usaré inteligentemente."

Bister se levantó y se inclinó.

En ese momento, la calculadora en su cabeza hacía cálculos rápidamente. Para ellos, Yeon-woo era como el Ángel de la Muerte, pero definitivamente se trataba de un hábil jugador que se haría más famoso con el tiempo. 

Juzgó que sería mejor olvidar el pasado y establecer una relación con Yeon-woo para que su clan pudiera seguir creciendo.

Por esa misma razón, Yeon-woo había mostrado su riqueza y la voluntad de continuar haciendo este tipo de intercambios en el futuro. 

Dándose cuenta de que Bister rápidamente entendió lo que estaba tratando de decir, Yeon-woo se puso levantó lentamente.

Era un tipo listo, así que no necesitaba decirle que mantuviera la boca cerrada.

'Ahora hasta que Braham sea encontrado y las armas que pedí estén terminadas, puedo concentrarme en subir a los pisos'.

Yeon-woo giró la cabeza para mirar por la ventana. Su mirada se fijó en la Torre.


***


[Este es el piso 16, la puerta de la 'Rueda de la Vida'.]

Yeon-woo pudo sentir las miradas sobre él.

'¿Debería haber terminado la prueba cuando estuve aquí?'

En el momento en que llegó, sintió que los dueños de las miradas se movían con prisa hacia algún lugar.
 
Probablemente se dirigían a los templos.

Yeon-woo ya había hecho un desastre en el templo de Skuld. Evidentemente los sumos sacerdotes y los sacerdotes estarían muy nerviosos ahora que había vuelto.

Él no estaba arrepentido, pero era un poco molesto.

Cuando sacaron a Hanbin, se fue rápidamente porque podría ser localizado por Cheonghwado.

Ahora, viendo cuánta gente desconfiaba de él, pensó que sería difícil terminar esta prueba. 

Sin embargo, eso no cambiaba la situación.

Yeon-woo organizó sus pensamientos y se dirigió hacia el tercer camino, el templo de Skuld. 

No tenía ninguna razón. No podía dirigirse a ningún otro lugar debido a la regla que establece que una vez que eliges un camino, no puedes ir a ningún otro.

Pero entonces.

[No puedes dirigirte al templo del futuro (Skuld). La dueña del templo no permite tu entrada.]

Había un problema. 

El templo del futuro, no, la diosa Skuld, estaba rechazando a Yeon-woo.

'¿Tengo que abrirme camino?'

De esta manera, no podría terminar su prueba. Movió su mano para agarrar a Vigrid que estaba en su espalda, pero escuchó una voz detrás de él.

"Este es el territorio sagrado de un dios. Por favor, absténgase de la violencia."

Se volteó y observó a alguien inclinándose educadamente con una túnica blanca. 

Resultaba difícil observar su cara debido a la capucha, pero tenía la voz de una mujer. 

Una túnica con una rueda de oro. Era la túnica que simbolizaba a la diosa del pasado, Urd. 

"¿Tú?"

"Llego tarde. Soy una apóstol de la diosa Urd, Hepburn." 

Los ojos agudos de Yeon-woo brillaron a través de su máscara. 

Al escuchar el nombre de Urd, algo le vino a la mente. 

|Fuera de. Tres diosas. Sentadas. Tengan cuidado. De la más antigua.|

El mensaje de algún demonio que Laplace le había entregado.

Todavía no sabía el nombre del demonio. No estaba interesado, y no quería saberlo.

Sin embargo, no podía ignorar el hecho de que la apóstol de Urd viniera en persona.

Un apóstol es el representante de un dios. Como los dioses no podían abandonar el piso 98, sus apóstoles actuaban en su lugar, y podía considerarse que estaba hablando con la propia Urd. 

Afortunadamente, Hepburn no parecía tener ninguna enemistad con Yeon-woo. Pero incluso si la tenía, no había nada que pudiera hacer al respecto.

El poder de un apóstol dependía de su dios. Como era una apóstol de Urd, una Diosa sólo relacionada con el destino, probablemente era débil.
 
 Sin embargo, ella probablemente poseía el poder de un Ranker.

Yeon-woo pensaba que se podía comparar con un Ranker promedio. 

No había razón para sentirse intimidado a menos que ella fuera un Alto Ranker.

Hepburn lo sabía muy bien. Por eso, su actitud fue muy respetuosa.

"Entonces. ¿Por qué la apóstol de Urd está aquí?"

Pero Yeon-woo aún pensaba, que el hecho de que la apóstol de Urd viniera no podía ser algo bueno. 

Es obvio que tenía que ser cauteloso con ella.

Hepburn habló con voz tranquila.

"La diosa quiere conocerte."

"¿Yo?"

"Sí."

"¿Está tratando de hacerme daño?"

"¿No sabes que no tenemos el poder de hacer eso? Y la diosa realmente quiere conocerte. Pero si eso es difícil de creer, lo juraré en el nombre de Dios."

Jurar en el nombre de Dios. Eso significaba que estaban listas para lidiar con las consecuencias de romper su promesa. Cuanto mayor sea la presencia de la Diosa, peores serán las consecuencias.  

Yeon-woo no podía adivinar lo que Urd y Hepburn estaban pensando.

Sin embargo, no podía negarse ahora.

El camino al templo de Verdandi probablemente también estaba bloqueado. Para terminar la prueba, no tenía otra opción que acudir al templo de Urd.

La molestia surgió en su mente.

Incluso si se trataba de una Diosa, odiaba que esta situación estuviera siendo presionada por otros.

Y no podía saber lo que pensaban, así que podía ser utilizado fácilmente.

En el mundo de la Torre donde te devoran si parpadeas, hacer un acto semejante es como un suicidio.

Por supuesto, Yeon-woo las había molestado primero. Pero consideraba que había hecho algo justo.

Así que Yeon-woo puso maná en su Brazalete Negro. Entonces, la sombra de Hepburn se movió y se elevó. 

Hepburn retrocedió rápidamente pero una guadaña ya se encontraba en su cuello. 

Un lado de su capucha fue cortado, revelando su cara oculta.

Piel blanca y pura. Orejas afiladas. Un rostro distorsionado por la conmoción, pero aún así hermoso.

Y un cabello que caía como una cascada de oro.

"¿Alto Elfo?"

Yeon-woo abrió los ojos con sorpresa. 

El cabello dorado significaba que había heredado la sangre divina de la diosa de la belleza, Freya. 

Los Altos Elfos son los antepasados de los elfos y los elfos oscuros. Además, debido al hecho de que no podían tener hijos fácilmente, su población se redujo rápidamente.

Así que eran difíciles de encontrar dentro de la Torre, y se sabía que los que quedaban tenían al menos mil años de antigüedad.

Pero eso no significaba que retiraría la guadaña de sombra del cuello de Hepburn. 

Seguía tratándose de la apóstol de Urd.

En cambio, Yeon-woo pensaba que esto había sido lo mejor.

Ya que un apóstol es parte del dios, si moría, el dios se vería afectado. Y si una especie como un Alto Elfo moría, entonces el nivel del dios caería rápidamente. Así de valiosa era como rehén.

Se podían sentir los espíritus que siempre seguían a los Altos Elfos a su alrededor, pero su Monstruo Excéntrico no se movía.

Hepburn frunció el ceño como si no le agradara la actitud de Yeon-woo. 

"¿Qué estás haciendo?"

"Incluso si juras por el nombre de Dios, no puedo confiar completamente en ti. Cuando esto termine, te dejaré libre. Si no tienes la intención de hacerme daño, entonces yo tampoco te atacaré, ¿Verdad?"

Hepburn frunció aún más el ceño, y pronto se alejó con una cara tranquila como si nada hubiera pasado.

"Te llevaré a donde está la diosa. Por favor, síganme".

Hepburn dijo esas palabras y se fue. El Monstruo Excéntrico en su sombra se movió con ella.

¿Estaba diciendo que lo descubriera él mismo? 

Yeon-woo se rió ligeramente y usó Shunpo hacia donde Hepburn desapareció.