Reciente

martes, 21 de julio de 2020

No Quiero Ser Amada - Capítulo 67

Capítulo 67. El Placer del Deseo


Escenas del pasado continua...

Igor frunció el ceño y se burló. Deseaba que su madre revelara sus verdaderas intenciones. Tal vez, de esa manera, no la despreciaría tanto. Despreciaba la falsa imagen que ella intentaba mostrarle, una madre que rechazaba el mal y renunciaba a su trono para que su hijo pudiera vivir. Esta era la imagen que ella quería mostrar. Pero era falsa. Era su ambición. El mundo era su teatro y ella la protagonista de la obra. 

Igor y la mujer con la que se casaría se convertirían en presas en la palma de sus manos. 

"¿Estás satisfecha, madre? Te las arreglaste para mantener atados mis extremidades, mis manos y mis pies. ¿Estás pensando en tu propio beneficio?"

"¿Qué quieres decir? Rihannan es una buena chica. Ella es la mejor pareja para ti, Igor. No sé por qué sigues distorsionando mis palabras."

"Eso es exactamente lo que pensé que mi madre diría."

Igor se burló y chasqueó la lengua. Luego, caminó hacia la puerta. Y entonces la vio... vio a Rihannan parada en la puerta, con la cara pálida. 

Supuso que ella había escuchado su conversación, así que se sentía avergonzado, pero... esto era algo que ella sabría pronto, y ahora que vivía en el palacio, tendrá que darse cuenta de que este mundo no era un cuento de hadas con un final feliz. 

"Es algo que deberías saber de todos modos. Es bueno. Ahora no hay nada que ocultar. Tendrás que elegir pronto. ¿Me darás todo de ti, o permanecerás como Reina?"

Su cara estaba pálida como un fantasma. Esta revelación fue demasiado repentina para ella, Igor lo sabía, pero era lo mejor. Con el tiempo, ella entendería por qué dijo esto y por qué nunca debería confiar en la Reina.


***


La ceremonia de la boda terminó y llegó la noche. El rey y la reina recién casados se consumarían en matrimonio durante su primera vez. Igor pensó que esta costumbre era desagradable. Estas viejas y tradicionales costumbres, que casi habían desaparecido, permanecieron en Arundell. Su reino vecino, Crichton, eligió erradicar las costumbres también. Los nobles no debían interferir en la fornicación de la realeza, pero en Arundell no era el caso.

Igor rechinó los dientes. "Cuando tenga más poder, eliminaré esta vieja costumbre."

Estaba furioso porque no se podía hacer nada por su parte. 

Sabiendo los planes ocultos de su madre, consideró a esos nobles como nada más que bestias que disfrutaban viendo actos íntimos de placer y amor. Por lo tanto, tenía la intención de celebrar su primera consumación del matrimonio y echarlos rápidamente. Aunque eso no significaba que no tuviera sus propios pensamientos sexuales. 

Sabía que la primera vez de una mujer era dolorosa y Basil, en particular, le aconsejó que considerara a su novia en la primera noche.

Él haría eso. Cuando cerraba los ojos en la oscuridad, soñaba con ella. 

Perdido en sus pensamientos, su deseo reprimido se fue calmando poco a poco mientras se quitaba la ropa.  La miraba, acariciaba su suave piel lentamente y acariciaba su mejilla. Ella era hermosa y mucho más suave de lo que imaginaba. La sensación de su suave piel aferrándose a él le encantó. Estaba seguro de que se convertiría en prisionero de su belleza. Ella le quitaba el aliento. Su forma desnuda era cautivadora como una sirena. Él se inclinó hacia adelante y presionó sus labios profundamente contra su suave piel. Tenía un aroma dulce. No era perfume, sino su aroma natural.

'¿A sí como huelen las mujeres?'

Su mente se mareó y sintió calor. 

El momento en que besó sus picos montañosos se sumió en el placer del deseo. 

Pero era sólo un sueño y ese sueño nunca pudo convertirse en realidad.