Reciente

miércoles, 29 de julio de 2020

La Villana Vive Dos Veces - Capítulo 4

Capítulo 4. Cuando La Caza Termina, El Perro Es Hervido (4)





"Tenemos que derribar a Lawrence de alguna manera. Sin embargo, la brecha de poder es demasiado grande. Mis subordinados y yo solo sabemos de asuntos militares, no tenemos ni idea de cómo reducir esa brecha."


Artizea lo miró sin comprender.


El rostro de Cedric, que ella había pensando que era como una estatua, se había convertido en un sol abrasador.


No levantó la voz. Sin embargo, para Artizea fue como si hubiera rugido.


"Sé que eres una mujer muy inteligente."


"..."


"No tuviste la perspicacia necesaria para elegir correctamente a quien servir, pero creo que estabas cegada por el afecto hacia tu familia. A pesar de que hiciste muchas maquinaciones horribles, sé que fue por Lawrence."


"..."


"La única persona que puede revertir esta situación eres tú. Marquesa Rosan, necesito tu ayuda."


Cedric inclinó la cabeza.


Pero como si pensara que eso no fuera suficiente, se puso de rodillas, colocó las manos en el suelo y dobló la espalda hasta que su frente casi tocó el suelo.


Artizea se sobresaltó.


Ella agitó sus extremidades. Si no fuera por el mayordomo que la sostuvo se hubiera caído, ya que apenas podía mantenerse sentada.


Cedric levantó la cabeza. Sus pupilas negras eran como brasas ardientes.


"Ya no tienes el afecto de Lawrence ni el de tu familia. ¿Al ver alrededor del imperio no te arrepientes de cómo ha caído en ruinas?"


"..."


"Sé que solo eras una conspiradora que seguía órdenes, no un demonio. A diferencia de Lawrence. ¿Nunca pensaste en hacer algo bueno con el poder que tenías?"


Artizea sacudió la cabeza. 


Pensaba que no tenía derecho a arrepentirse. 


La gente tenía razón.


Si existiera una bruja que hubiera hecho un pacto con el diablo, esa sería ella. 


Aunque hubiera cambiado de opinión, no tenía lengua para hablar ni manos para escribir.


Ni siquiera podía pensar correctamente con su cuerpo cansado y dolorido.


"Marquesa Rosan, todavía tiene una mente brillante. Puede escribir sosteniendo una pluma con la boca, o puede señalar las palabras con la ayuda de otra persona. Mientras viva, puede lograr cualquier cosa si tiene la determinación y la voluntad de hacerlo. Te necesito."


Artizea lo miró por un rato, su visión se volvió borrosa.


Era gracioso.


Nunca había escucho a Lawrence, la persona a la que había dedicado su vida, decir que la necesitaba.


Ella conocía a Cedric.


Como enemigo, lo conocía mejor que nadie en el mundo.


El resentimiento en su corazón debería ser más ardiente que un valle de lava. La gente a su alrededor esperaría que la matara con ferocidad.


Pero él estaba arrodillado ante ella. Todo por una buena causa.


Sin embargo, Artizea sólo pudo volver a sacudir la cabeza. 


Sólo era buena persuadiendo a los demás para conseguir favores, conspirar, asesinar y maquinar. No dominaba las estrategias tácticas.


Artizea no podría lograr algo de lo que Cedric no era capaz.


Incluso si ella fuera una estratega verdaderamente brillante, no había forma de superar el actual desequilibrio entre poderes.


"Ya veo."


Cedric pareció entender rápidamente por qué Artizea sacudió la cabeza.


"Incluso usted no puede hacer nada al respecto."


Él dijo sombríamente.


Las lágrimas cayeron de los ojos de Artizea.


Había decidido desde la primera vez que sus manos se mancharon de sangre, que no se arrepentiría de nada hasta el día de su muerte. 


Todas las cosas que había hecho, no pueden ser perdonadas sólo porque se arrepienta después.


Incluso si los muertos le guardaban algún resentimiento, para ella con quien ellos deben estar resentidos es con el destino de haber nacido en este mundo.


Nadie es inocente en el mundo después de nacer.


No. Incluso un bebé recién nacido es un pecador por haber nacido.


Como ella. Y también como Lawrence.


Aún así, ella se arrepintió.


De hecho, los arrepentimientos acumulados en lo profundo de su corazón se juntaron como una enorme roca que golpeó su corazón.


"Siento haber sido imprudente con mis palabras."


Cedric se puso de pie.


"No puedo darle un mejor alojamiento debido a las malas condiciones del campamento militar, pero pronto te enviaré al campo con algunos de mis hombres. Espero que puedas vivir en paz el resto de tu vida."


Artizea lo miró, incapaz de decir algo y derramando lágrimas.


Esa noche ella estaba acurrucada en la tienda de campaña, pensando para sí misma, en una forma de arreglarlo todo. 


En la situación actual, no había ninguna manera.


Pero la verdad era que Artizea tenía un método.


 Se arrastró lentamente y se sentó.


No quería usar este método. Porque era una pecadora.


Artizea no creía que Lawrence fuera el culpable de sus pecados.


Ella solo quería morir y pudrirse, abrazando todo el mal que había hecho por Lawrence. 


Pero…


'No hay ningún plan, pero hay un método'.


Si el equilibrio de poder estaba demasiado inclinado para ser revertido, entonces solo debe regresar el tiempo antes de que el equilibrio de poder se inclinara.


Artizea se mordió lo que le quedaba de lengua, luego comenzó a dibujar un círculo mágico con la sangre.


Desde hace tiempo, la magia había desaparecido de este mundo.


Sin embargo, el método para usar la magia sigue siendo transmitido.


Círculos mágicos precisos dibujados con sangre, y sacrificios humanos.


De hecho, la razón principal de la desaparición de la magia no se debía a los sacrificios humanos, sino al hecho de que habían pocas personas que podían dibujar con precisión un círculo mágico.


Los caracteres de los círculos mágicos están escritos en una lengua antigua.


Incluso si alguien pudiera copiarlos, nadie podía activarlos a su antojo.


Pero Artizea podía.


Era una de las pocas personas que podía escribir fácilmente los caracteres antiguos de esa lengua muerta.


 Había estudiado los círculos mágicos para utilizarlos en actos malvados.


Aunque la hemorragia no se detuvo, Artizea se mordió la lengua muchas veces y también se mordió el interior de su boca para sangrar aún más.


Tenía que dibujar un círculo mágico de tamaño considerable con la sangre derramada.


Dibujó el círculo mágico durante toda la noche.


No habría segundas oportunidades, así que tenía que dibujarlo correctamente en esta única ocasión.


A mitad de camino, su visión se volvió borrosa, y tuvo que morderse la lengua con más fuerza para mantenerse despierta.


Antes del amanecer finalmente logró terminar, y se desplomó sobre el círculo mágico debido a la gran pérdida de sangre.


'Es un sacrificio humano adecuado'.


Artizea cerró los ojos impotente.


El círculo mágico que le quitaría la vida comenzó a brillar en azul.


Cedric, que se dio cuenta de que algo extraño estaba pasando en la tienda de campaña, se apresuró a entrar y la miró con asombro.


Pero el círculo mágico ya había comenzado a funcionar y no requería ningún otro sacrificio.


Se produjo un destello de luz que le impidió acercarse.


'Espero que tus deseos se hagan realidad en tu próxima vida'.


Ese fue el último pensamiento de Artizea.


La magia pronto se convirtió en un pilar de luz que se extendió hasta los confines del cielo e iluminó el cielo nocturno.


***


Cuando abrió los ojos, ya estaba amaneciendo.


Artizea movió los pies debajo de la manta y luego movió sus manos.


Por último, se tocó la lengua con un dedo.


Trató de hablar en voz alta. Su voz salió fuerte y clara.


"¿Cometí algún error en la magia?"


Los caracteres antiguos escritos en el círculo mágico significaban << A cambio de la vida de Artizea Rosan, el tiempo regresará. >> Por esa razón, Artizea pensó que iba a morir.


Pero ahora estaba viva. 


No había heridas ni dolor en su cuerpo. Sin embargo, la enorme roca formada por sus arrepentimientos seguía golpeando su corazón.


Sintiéndose extraña, levantó la mano.


La luz de la luna se filtró a través de la ventana y tiñó sus uñas de azul.


Artizea se miró las uñas en silencio, se quitó las sábanas y se bajó de la cama.


Luego encendió la lámpara y salió a mirarse en el espejo.


"He regresado."


En el espejo había una chica de cabello rubio brillante y ojos turquesa.


 Se tocó la mejilla con la punta de los dedos. Sentía que su propia cara no era suya.


'¿Mi cara se veía así?'


Se dio cuenta de que nunca se había preocupado por sí misma.


Solo se había visto unas cuantas veces en el espejo. Porque odiaba que su cara fuera diferente a la de Lawrence y Milera.


Milera solía decir a menudo que era tan fea que ni siquiera quería mirarla. 


Lawrence raramente la miraba directamente.


Sin embargo, entre hermanos era normal no fijarse en la belleza del otro. Aunque Artizea estaba obligada a hacerlo ya que estaba a cargo de la imagen de Lawrance para los eventos sociales.


Artizea se dio la vuelta y regresó a su dormitorio.


No tenía planes de regresar ella misma. Su objetivo era darle a Cedric otra oportunidad.


Sin ella, el poder de Lawrence se debilitaría mucho.


Miraila tenía una excepcional habilidad para manipular al emperador, pero poseía una personalidad impulsiva. 


No importa cuánto esfuerzo pusiera en sus maquinaciones, siempre dejaría algún rastro.


Desde el principio, Lawrence no era del tipo de persona que conspiraba.


Además, originalmente era el único que desconfiaba de Cedric.


En ese entonces, como era sobrino del emperador y aún no había destacado, Artizea lo mantuvo bajo control atándolo de manos y pies.


Si ella no hubiera hecho nada, Cedric podría haber preservado su poder hasta el momento decisivo.


Incluso después de todo el daño que le hizo, sobrevivió hasta el final y se resistió a Lawrence.


'Pero he regresado'.


Ya sea que se tratara de un fallo en el círculo mágico o de algún otro problema, debe haber una razón por la cual ha sobrevivido.

 

「 Necesito tu fuerza.」


Artizea recordó el momento en que Cedric había inclinado la cabeza ante ella.


Sintió un peso en su pecho y colocó suavemente su mano sobre su seno izquierdo.


'A cambio de haberte arrodillado ante el diablo, conseguiste que el diablo se ensucie las manos por ti'.


Fue como una promesa.


Artizea fue a su escritorio.


En el fondo del cajón del escritorio estaba su diario. Lo sacó y abrió el diario en la última página.


< 2 de junio de 482 en el Calendario Imperial. >


Hace ocho días, Artizea cumplió 18 años.


Aún faltaban casi dos años para su vigésimo cumpleaños, cuando heredaría el título de Marquesa Rosan.