Reciente

miércoles, 29 de julio de 2020

La Villana Vive Dos Veces - Capítulo 3

Capítulo 3. Cuando La Caza Termina, El Perro Es Hervido (3)




Artizea una vez destruyó el terraplén del Río Ava para tenderle una trampa a Cedric.


En ese entonces, Cedric regresaba de controlar la situación en la frontera occidental del imperio por orden del Emperador Gregor.


El Emperador le notificó a través de un emisario imperial que devolviera el mando y control de comandante en jefe del ejército y que se diera prisa en regresar a la capital solo. 


Fue entonces cuando Artizea destruyó el terraplén.


Varias ciudades y aldeas fueron barridos.


Se estimó que el número de personas directamente afectadas solo sería de unos 30.000 como máximo. Los arrozales también se vieron perjudicados, pero ya que este fue un buen año de cosecha, no había peligro de que todo el país se viera sumido en la hambruna.


En cualquier caso, lo más beneficioso habría sido dejar el Río Ava y volver a la capital según las órdenes del Emperador.


Pero Cedric no lo hizo. Opto por usar el ejército para minimizar los daños de la inundación.


Sin embargo, como no regresó, sino que actuó como comandante en jefe del ejército,  despertó la sospecha del Emperador.


Artizea hizo esto porque sabía que Cedric era este tipo de persona. Lo mismo ocurrió cuando Artizea descubrió y culpó a un pueblo de ser rebeldes en el territorio del Gran Duque Evron, o cuando ingenio un plan para deshacerse del Gran Duque Roygar, e incluso cuando la epidemia se propagó. 


Aún sabiendo lo que podría sucederle, al final siempre opto por salvar a las personas. 


Esto le costó su posición y terminó convirtiéndose en un fugitivo.


“Por favor, tome un poco de té.”


El mayordomo habló educadamente y le dio a Cedric una taza de hierro.


Luego se sentó al lado de Artizea y le llevó a la boca una taza de té fuerte, llena de azúcar y leche.


Cedric se sentó frente a Artizea, mientras bebía té. Como si fuera la hora del té.


Artizea lo miró en blanco, pensando en la voluntad de Licia.


Si alguna vez te encuentras con Cedric, por favor dile que Licia vivió y murió sin arrepentimientos. 


En el fondo, Licia no deseaba que Artizea y Cedric se volvieran a encontrar, ya que eso significaría que fue finalmente derrotado y llevado de vuelta a la capital.


Pero ahora la situación era exactamente opuesta a lo que pensaba en ese momento.


Hoy, años más tarde, Cedric y sus fuerzas seguían con vida.


Fue Artizea quien cayó. 


Artizea fue llevada al campamento de Cedric y ahora estaba cara a cara.


En estas circunstancias, Licia si habría querido que le transmitiera el mensaje.


Pero Artizea no podía cumplir la promesa que le había hecho a Licia. Porque no era capaz de hablar.


Cedric se puso de pie cuando el mayordomo terminó de verter todo el té en la boca de Artizea.


"Salgamos."


“...?”


Artizea despertó de sus pensamientos y lo miró con incredulidad.


Cedric se le acercó y la levantó suavemente.


Artizea luchó por liberarse de su agarre, a diferencia de cuando lo hizo Venia. Esta vez se sentía avergonzada.


Pero no pudo resistir la fuerza de los brazos de Cedric.


La levantó en sus brazos y al salir de la tienda, los caballeros vestidos con uniformes militares se le acercaron apresuradamente .


Los caballeros estaban todos sucios debido a su constante huida.


"Su Gracia."


“Gran Duque.”


¿Adónde lleva a la mujer malvada?"


"Tengo asuntos pendientes."


"La transportaremos."


Los caballeros extendieron sus manos. Cedric se giró hacia un lado, evitando sus manos.


"No hablen de las personas como si fueran objetos."


“¿Qué está diciendo? Su Gracia está siendo demasiado amable con el diablo.”


“Quédense aquí. Iré solo.”


“De ninguna manera.”


Los caballeros estaban asustados.


"La Marquesa Rosan, no tiene brazos ni piernas, no podría hacerme daño."


“¡No puede estar tan seguro!” 


"Esa bruja es capaz de causar un desastre solo con su lengua."


"Desafortunadamente, la Marquesa Rosan tampoco tiene lengua."


Dijo Cedric, chasqueando la lengua.


Atravesó a zancadas el campamento militar. Luego montó a Artizea en el caballo y se subió detrás.


Debido a que no tenía sus extremidades intactas, no podía montarla en la parte de atrás, así que está era la forma más fácil de llevarla.


Artizea se estremeció. Nunca antes había estado tan cerca de un hombre.


El calor de su pecho contra su espalda hizo que la temperatura de su cuerpo se elevara.


Cedric cabalgó fuera del cuartel.


Estaba lloviznando.


Mirando las montañas y los arroyos, Artizea se dio cuenta de que esta era la región de Barquee perteneciente al Gran Duque Roygar.


Barquee era el granero de la parte oriental del Imperio.


No se podía comparar con las vastas llanuras del occidente, pero la abundancia de agua y el clima templado, permitían que todo tipo de cereales y frutas fueran cultivados aquí. 


El mejor vino del Imperio también se producía aquí. 


Pero ahora no quedaban rastros de ello.


El humo se elevaba de la tierra carbonizada. Mientras montaban a caballo, solo podía ver restos de casas.


Había cadáveres por todas partes, siendo la gran mayoría cadáveres de hombres.


La ciudad también fue destruida.


Solo quedaban los escombros de las murallas, y los sobrevivientes, agachados debajo de las paredes de sus hogares destruidos, los miraban a los dos con un destello en sus ojos.


Artizea miró la escena aturdida, sin entender lo que había sucedido.


Lo que había sucedido mientras estaba en prisión.


No debería haber ocurrido una guerra en Barquee.


"Esto ocurrió porque se descubrió que un nativo de Barquee planeó un intento de asesinato contra Lawrence junto al Gran Duque Roygar hace 12 años."


Artizea se quedó sin aliento, los latidos de su corazón se aceleraron.


Esta fue una masacre innecesaria.


Lawrence ya era el emperador y tenía al ejército imperial a su disposición.


El poder imperial era sólido y más fuerte que nunca. Artizea fue quien lo hizo posible.


Lawrence tenía que mantenerse limpio. Así que tales cosas siempre habían sido responsabilidad de Artizea.


Esa fue la tarea que Miraila le impuso a Artizea y cumplió fielmente con su deber.


Así que ahora, sin ella, Lawrence podría haberse convertido en el emperador perfecto.


¿Le parece sorprendente y chocante? Es lo que usted también solía hacer, Marquesa Rosan."


Cedric dijo en voz baja.


"Esto era necesario o innecesario. Sé que eso es lo que piensas para ejecutar tus maquinaciones. Tal vez esto es algo que Lawrence consideró necesario."


“…”


"¿O cree usted, Marquesa Rosan, que su juicio es absoluto y el de Lawrence no?"


Artizea se quedó sin palabras.


"Si es así, no es de extrañar que haya sido expulsada."


Dijo Cedric, con un cambio de tono.


***


Luego, Cedric formó una pequeña tropa separada y se movió de un lugar a otro. Artizea fue llevada en el caballo del mayordomo y se movió con la pequeña tropa.


Había muchos otros lugares que habían sufrido un destino terrible.


Nadie se hizo cargo de las plagas de langostas, de las secuelas de las guerras civiles, ni de la restauración de los terraplenes.


Tampoco existía el granero.


Cada camino estaba desbordado de gente errante e infectado de enfermedades contagiosas. Los cadáveres que no habían sido recogidos estaban esparcidos por todas partes.


La política del imperio no fue un desastre solamente en el último año o en los últimos dos años.


El Emperador Gregor era egocéntrico y egoísta, un hombre que ponía su autoridad por delante de la vida de su gente.


La lucha por la sucesión terminó por arruinar al país, Artizea tomó la iniciativa para que sucediera..


Artizea pensaba que una vez que Lawrence se convirtiera en el emperador, sería capaz de restaurar el imperio.


Había esperanza para el Imperio cuando Licia era Emperatriz.


Incluso después de su muerte, hubo un esfuerzo por parte de Artizea de hacer algo para cambiar la situación mientras estuvo junto a Lawrence.


Pero ahora la familia imperial parecía haberlo abandonado todo.


Artizea ya había entendido lo que Cedric estaba tratando de decirle.


En lugar de condenarla con su boca como hizo Venia, parecía querer mostrarle las consecuencias de lo que había hecho.


"Miraila está muerta."


El día en que llegaron a la aldea de los rebeldes al otro lado de la cordillera norte, él dio la noticia.


Artizea estaba demasiado exhausta para sorprenderse por la noticia.


“Escuché que seguía regañando a Lawrence sobre el tema de las mujeres.”


En la aldea de los rebeldes, solo quedaban las tumbas, con miles de sombras proyectadas por las cruces de madera.


En realidad, esta aldea no era un lugar donde verdaderamente vivían rebeldes.


Fue el lugar al que huyeron las personas cuando el Emperador Gregor mató a los padres de Cedric, acusándolos de traición.


Más tarde, la verdad salió a la luz y el imperio lo reconoció. La lista de buscados de aquellos que huyeron también fue levantada.


Aún así, no dejaron la aldea donde vivían, confiando y apoyándose entre sí.


Licia era de esta aldea, y la familia de Venia también vivía escondida aquí.


Cedric, quien no tenía más parientes consanguíneos, encontró consuelo entre los aldeanos.


Artizea lo sabía.


Esto fue algo terrible.


Artizea acababa de enterarse sobre la construcción de estas tumbas.


‘¿Cedric hizo todas estas tumbas por sí mismo? ¿Me trajo aquí con la intención de hacerme reflexionar?'


Artizea pensó.


Después de quedarse en silencio por un largo tiempo en la colina con vistas a toda la aldea, Cedric la llevó de vuelta al campamento militar.


"Creo que usted nunca se imaginó que Lawrence acabaría siendo así, Marquesa Rosan." 


"..."


"Sabía que era muy malo y sucio. Pero si yo hubiera comenzado a luchar por el trono, estaba convencido de que la derrota habría sido peor que la muerte."


Artizea estaba ansiosa por otro asunto.


'¿Por qué no pregunta sobre Licia? ¿Por qué no pregunta cómo murió la santa, que trató de protegerlo a toda costa?’


Tanto es así que Miraila fue asesinada por el tema de las mujeres. Cedric ya debería saber como Lawrence trataba a las mujeres.


Entonces, lo normal es que culpara a Artizea por apartar a Licia de su lado y forzarla a casarse con Lawrence.


Pero no lo hizo. Su rostro rígido se parecía a una estatua pública erigida en la plaza de un pueblo.


"Pero no esperaba ver tal tiranía. ¿Por qué demonios está haciendo esto? Ahora que el Imperio Crates le pertenece. ¿No tiene el deseo de proteger a su gente, de salvar y convertir este lugar en algo grandioso?"


En cualquier caso, Artizea no podía responder porque no tenía lengua.


Bajó la mirada. Solo quería saber. ¿Por qué Lawrence era así?


Diseña un plan.”


Luego levantó la cabeza con asombro ante las palabras de Cedric.