Reciente

viernes, 31 de julio de 2020

I Raised A Black Dragon - Capítulo 74

Capítulo 74.  Una Condición


Tan pronto como Park Noah abrió la boca, ambos hablaron al mismo tiempo. Le tomó un poco de tiempo entender la situación, pero primero, señaló a Adrian con el dedo.

"¿Ministro de Magia?"

"¿Te fuiste conmigo sin saberlo? Soy el actual jefe del Ministerio de Magia."

La conversación que ella tuvo temprano con el personal de la cafetería pasó por su mente.

|No lo sé. Dice que está en unas largas vacaciones. He escuchado que han perdido el contacto...|

"......"

'Entonces, el sonido que me ponía de los nervios, ¿Eran llamadas de emergencia al ministro por el ataque al ferrocarril?' Park Noah se quedó atónita y lo miró fijamente. Su mirada culpable se dirigió hacia el suelo.

"Vaya... Qué negligencia del deber..." Ella murmuró consternada.

"Estaba de vacaciones. No estaba de servicio."

"No puedo creer que el acosador sea el ministro del imperio..."

Park Noah sabía que se trataba de una figura extraordinaria, pero nunca se imaginó que sería un funcionario del más alto rango del Imperio.

Inmediatamente ella agarró a Kyle Leonard por el brazo y comenzó a contar todas las fechorías del rubio.

"Señor, él me acosó. Me siguió desde el tren a Battuanu, irrumpió en mi cabina, intentó golpearme, me siguió cuando llegamos, y anoche incluso abrió la puerta mientras dormía!"

"¡También te tomaste mi leche!"

A su lado, Muell dio un fuerte grito. Antes sus miradas llenas de resentimiento, Kyle Leonard asintió cansado.

"Sí, sí. Ya veo. Es un poco... Espera. ¿Dónde abrió la puerta anoche?"

La alerta se notó rápidamente en la cara del investigador. Agarró uno de sus hombros y le dio vuelta a Park Noah. Ella dio una vuelta en el mismo lugar y luego se detuvo de nuevo, completamente mareada. Sólo entonces se dio cuenta de que la estaba examinando y dijo rápidamente.

"No pasó nada."

Su expresión rígida se relajó un poco. Kyle Leonard hizo que ella se inclinara un poco agarrándola por la túnica y preguntó en voz baja.

"¿Qué le dijiste a los oficiales sobre tu identidad? Estoy seguro de que Park Noah no..."

"Dije que tenía amnesia. Parecían creerlo."

Kyle Leonard suspiró, soltando su agarre.

"Iba a agarrar a esa sanguijuela y entregarla a las fuerzas de seguridad. Luego, te iba a llamar, pero de repente ese jefe de seguridad me atrapó. No me vine voluntariamente a revelar mi identidad."

"Parece que hay un montón de cosas mezcladas". Kyle Leonard murmuró y de alguna manera, parecía satisfecho. Encontrándolo un poco extraño, Park Noah lo miró fijamente a la cara. De repente, Adrian interrumpió su conversación..

"¿Desde cuándo son tan unidos? Por lo que recuerdo, ustedes solían pelearse."

"No somos cercanos."

Kyle Leonard respondió inmediatamente mientras Park Noah asentía con la cabeza profundamente. Pronto ella se dio cuenta de su error. Mientras grababa un mensaje de voz antes, había llamado 'querido' al investigador. Adrian se encogió de hombros.

"Un nuevo amante nació, eh, ¿Es ese tipo? ¿Los enemigos de ayer se convierten en los amantes de hoy? Eso es asombroso." Fue puro sarcasmo.

Cuando Park Noah miró a Adrian, se sintió muy agraviada viendo su amarga mirada. ¿Estos eran... los persistentes y desagradables sentimientos de un antiguo novio al encontrarse con su ex novia?

Sin embargo, no era asunto suyo. Park Noah le sonrió inocentemente a Adrian. "Señor acosador, quien es el mejor en la negligencia del deber. Si te lo digo, ¿Irías a trabajar ahora?"

"¿Qué se supone que debo hacer en este caso, Ellie?"

"¿Por qué me preguntas eso?"

Los ojos verdes de Adrian se dirigieron hacia el niño de cabello rizado. Oh, es cierto. Park Noah recordó un hecho que había olvidado por un momento: una de las razones por las que Adrian la acechaba. 'Él sabe que Mu es un dragón. Si va a la ciudad imperial y se lo cuenta al emperador...'

Park Noah rápidamente entregó al niño a Kyle Leonard y caminó hacia Adrian. Lo agarró por el cuello, acercándolo a ella.

"Señor acosador. Si lo arruinas, le diré a Mu que te queme hasta el suelo."

"Es lindo amenazar. Pero no puedes."

"Has estado diciendo eso desde la última vez, ¿Por qué estás tan seguro?"

"Nuestra Eleonora, te has vuelto tan gentil desde que perdiste la memoria. Me habrías matado en el momento en que me acerqué a ti anoche."

El temperamento de Park Noah llegó a su punto máximo. Estaba echando humo. De todos modos, si notó o no que su expresión se había vuelto sombría, Adrian se apresuró a hablar en un tono suave.

"Sólo prométeme una cosa y mantendré mi boca cerrada. Lo digo en serio."

"...¿Qué promesa?"

"Cuando vengas a Tezeba, sigue reuniéndote conmigo."