Reciente

martes, 9 de junio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 344

Capítulo 344. Regreso (2)


"... Hace tiempo que no conozco a un tipo que aprendiera la Intuición."

Sung Shihyun murmuró sorprendido.

"Ni siquiera Haeju pudo aprender esa habilidad. Parece que la tuya es de un nivel bastante alto también."

Él también miró a Philip Muller, cuyos ojos se ensancharon por el shock.

Después de mostrar un leve indicio de lamento, se desvaneció como el humo antes de aparecer junto a Castidad Vulgar un segundo después.

—Tú...

"Vamos, tu caballero de brillante armadura está aquí para salvarte. Deberías mirarme con ojos soñadores llenos de emoción."

Sung Shihyun se rió.

Los hombros tensos de Castidad Vulgar se relajaron, y ella dejó escapar un suspiro de alivio.

Sung Shihyun. Aunque tenía problemas para controlar su divinidad en este momento, como la Comandante del Séptimo Ejército probablemente había sido derrotada, era la carta más fuerte de los Parásitos.

—Gracias. Démonos prisa.

"No, espera un poco, chica. Hace tiempo que no los veo. Déjame al menos decir 'hola'."

Sung Shihyun giró su mirada, riéndose.

Seol Jihu observó cuidadosamente al hombre que apareció de la nada. Por lo que parece, parecía estar del lado de los Parásitos. Pero es claramente un ser humano.

Seol Jihu miró a su alrededor para estar seguro, y algunos parecían estar muy sorprendidos.

Agnes y Philip Muller no podían cerrar sus mandíbulas. Los rostros de Baek Haeju y Seo Yuhui eran especialmente llamativos.

"Yo."

Sung Shihyun dijo con una sonrisa radiante.

"¿Aquí es donde todos estaban? Ha sido un bu..."

Se detuvo en el medio de su frase y giró su espada larga hacia la izquierda como un relámpago.

¡Clang!

La cuchilla golpeó un pico de hielo que brotó del aire y se dirigió a su cabeza.

Mientras apretaba su espada, aparecieron grietas en el hielo antes de que se rompiera en miles de pedazos.

"¿Quién hizo eso? Apuesto a que eres de esas personas que atacan a alguien cuando se está transformando."

Sung Shihyun entonces miró a Eun Yuri, que estaba flotando en el aire como él.

Sus ojos fruncidos se ampliaron hasta formar un círculo.

Siendo escaneadas desde la cara hasta los pies con una mirada tan evidente, tanto Roselle como Eun Yuri sintieron escalofríos en sus espaldas.

Sentían una sensación peculiar similar a la de un gusano arrastrándose sobre su piel.

Sung Shihyun no pudo ocultar su sorpresa.

"Tantas que son mi tipo. Muy bien, ya lo he decidido. Te dejaré ser la Cuarta."

—¿Cuarta?

"Debes haber escuchado el dicho; a un héroe le gustan muchas mujeres. Para alguien como yo, tener varias concubinas es un hecho."

—...Así que estás diciendo.

Roselle tenía el ceño fruncido. Parecía como si hubiera sido muy insultada.

—¿He sido elegida para ser tu Cuarta concubina?

"¡Oh! Así que no eres sólo una cara bonita. Me gustan las mujeres inteligentes."

Roselle parecía aturdida, pero Sung Shihyun siguió parloteando, sin importarle lo más mínimo.

"Estás más que cualificada para competir por el puesto de esposa. Por eso eres la Cuarta. Para que conste, la Tercera es la princesa de Haramark. Ustedes dos pueden divertirse resolviendo esto."

Roselle miró fijamente al joven parlanchín y le preguntó.

—Puedo maldecirte, ¿Verdad?

"Por supuesto, adelante. Es más que bienvenido. Eso me hace más apasionado."

Sung Shihyun siguió hablando.

—Este es nuestro primer encuentro, aunque te ves totalmente normal... puedo decir qué clase de persona eres, mejor dicho, eras.

Roselle suspiró en silencio mientras miraba al joven sin palabras. Cruzó los brazos y lo miró con lástima.

—Un hombre talentoso y competente, que carece de carácter y se alimenta de su propio orgullo. He visto a mucha gente igual, y sus finales son a menudo similares. Vagan sin poder encontrar un lugar para sí mismos, hasta que son usados como trapo y luego finalmente son desechados. Ah, qué vida tan lamentable y estúpida.

"No, te equivocas."

Sung Shihyun se rió.

—¿En serio?

"Sí. Porque no me desecharon. Me fui por mi cuenta."

Sung Shihyun miró hacia abajo.

Su mirada permaneció en Chung Chohong y Phi Sora por un momento. Luego, se giró hacia Seo Yuhui, Baek Haeju y Agnes; les sonrió una por una.

"¿No es así? Primera, Segunda... Ah, no te he visto en mucho tiempo, Sexta."

Sung Shihyun agitó su mano.

'... Un hombre irremediable'.

Agnes apretó los dientes.

Las otras dos no reaccionaron.

Seo Yuhui parecía aturdida como si hubiera recibido una gran conmoción. Mientras que la cara de Baek Haeju destellaba entre el rojo y el púrpura, como si estuviera tratando de controlar su ira.

Sung Shihyun se regocijó al verlas.

"¿Me extrañan? Apuesto a que sí. Pero qué pena, ya he recurrido a los Parásitos."

Su sonrisa radiante realmente provocaba la necesidad de golpearlo.

"Ven, deberías haberme tratado mejor cuando tuviste la oportunidad. ¿Qué, realmente pensaban que no acudiría a los Parásitos? ¿En serio?"

Seol Jihu se sorprendió viendo al joven sonriente.

Parecía ser Sung Shihyun, uno de los legendarios Terrícolas. Aunque Seol Jihu había escuchado su nombre varias veces antes, estaba emitiendo una sensación diferente a la que Seol Jihu había esperado.

Para ponerlo en palabras, Seol Jihu sentía que estaba mirando a un niño que pedía atención.

"Entonces, ¿Cómo se siente?"

Sung Shihyun preguntó. La respuesta que esperaba parecía estar en la línea de: '¿Por qué están haciendo esto?' o '¡Lo sentimos! Por favor, deja eso y vuelve con nosotros!'

Baek Haeju tragó Respiró profundamente, y su cara enrojecida se atenuó rápidamente.

Luego, miró a Sung Shihyun con sus fríos ojos.

"No importa."

"¿Qué?"

"Así es. Ya sea que desertes hacia los Parásitos o no, ¿Qué diablos tiene que ver conmigo?"

"Ooh~ Qué movimiento tan fuerte. Pero puedo decir que estás enojada por tu voz."

"Eso es lo que esperas. Pero estamos hablando de un tipo que no tiene nada más que su fuerza. Nunca esperé nada de ti, así que no tengo nada por lo que decepcionarme o enfadarme."

"......"

"Esto es perfecto. He querido matarte en más de un par de ocasiones. Gracias por ir a los Parásitos. Ahora puedo matarte con orgullo."

Sung Shihyun se mordió los labios, tal vez porque obtuvo una respuesta que no esperaba.

"Tu temperamento no se ha ido a ninguna parte, eh. Bueno, eso es lo que te hace encantadora."

Murmuró en voz baja antes de mirar a Seo Yuhui, a quien designó como Primera.

"¿Piensas de la misma manera, Yu...?"

Puso una amarga expresión sin terminar su pregunta mientras Seo Yuhui lo miraba con ojos llenos de asco y lástima.

Ella estaba claramente repugnada. Incluso se cubrió la boca con la mano.

"... Repugnante."

Se quitó la mano de la boca y finalmente soltó una palabra.

Seol Jihu se quedó sin palabras. Fue la primera vez que Seo Yuhui mostraba tanto asco y repugnancia.

"Eso es duro. No puedo hacer nada al respecto si de verdad te sientes así..."

Debe haber sido impactante para Sung Shihyun también, ya que se rascó la cabeza con fuerza.

"Bueno, qué lástima."

Se encogió de hombros. Luego, la comisura de su boca se curvó.

"No importa cuánto lo odien. Al final, terminarán embarazadas de esta basura irremediable y asquerosa de hombre. Así que sean buenas y llévense bien, ¿De acuerdo?"

Una intención asesina surgió del cuerpo de Baek Haeju. Sin embargo, Sung Shihyun se estremeció como si sólo de pensar en ese futuro imaginario lo hiciera sentir eufórico.

"¡Ah! ¡Lo mismo ocurre con la linda pelirroja de allí también!"

La 'linda pelirroja', a quien Sung Shihyun acaba de señalar, levantó la ceja.

"¿Estás diciendo que soy la Séptima?"

"Bingo. Estaba debatiendo entre tú y la chica de la maza, pero tú eres mejor a mis ojos."

"Ah~ ¿En serio? Al menos sabes quién es guapa. Por desgracia para ti, tengo un alto nivel de exigencia. Y a ti te falta mucha cualificación."

"No te preocupes. Una doncella presumida como tú es exactamente mi tipo. ¡Jejejeje!"

Sung Shihyun sonrió.

Phi Sora frunció el ceño y se dio la vuelta después de escupir en el suelo.

"Guaoo. He escuchado los rumores, pero esta es la primera vez que los rumores no fueron exagerados."

Casi todos sentían lo mismo observando a Sung Shihyun.

Baek Haeju fingía estar tranquila a simple vista, pero su garganta temblaba notablemente.

Sin embargo, se contuvo una vez más. Sabía muy bien por qué Sung Shihyun estaba diciendo todo esto.

Provocar al enemigo es su punto fuerte y su especialidad. Estar en el extremo receptor de esa provocación es agravante, pero reaccionar a ella es lo mismo que caer en su plan.

—Espera, déjame rebajarme al mismo nivel que ese hijo de perra.

'¿Hmm?'

Seol Jihu, que buscaba una apertura para atacar a escondidas, parpadeó confundido. La voz de Baek Haeju había sonado repentinamente dentro de su cabeza.

Transmisión mental, ¿Verdad?

"Me importa una mierda cómo te sientes, pero desafortunadamente para ti..."

Baek Haeju se acercó a Seol Jihu antes de que él pudiera terminar de pensar. Entonces, sus ojos comenzaron a parpadear aún más rápido. Fue porque Baek Haeju se aferró a él y cruzó su brazo con el suyo.

"Ya tengo un hombre."

La risa de Sung Shihyun se desvaneció, aunque aún mantenía su sonrisa.

"¿Oh? ¿Cuándo aprendió mi Segunda a coquetear? ¿Qué, quieres que me ponga celoso?"

"No, sólo estoy diciendo la verdad."

"Ah, no vayas demasiado lejos. ¿Cómo puede ser mejor que yo? Si quieres engañarme, al menos deberías traer a un tipo que esté en la misma liga."

Sung Shihyun se burló, pero Baek Haeju no pestañeó. Más bien, la sonrisa en su rostro sólo se hizo más gruesa.

"Supongo que tienes razón. Está en una liga completamente diferente a la tuya. Me siento mal incluso comparando a los dos."

"¡Ah!"

"Sabes, mi novio entró en el Paraíso mucho más tarde que tú. Pero es mucho más famoso que tú."

La sonrisa de Sung Shihyun se desvaneció. Recordó cómo la Reina Parásito constantemente mencionaba a cierto Terrícola después de que se cambiara de bando.

"Es más capaz que tú, su personalidad es decente, es guapo, y su habilidad en la cama es... Ah, supongo que no sé sobre el último ya que nunca lo he hecho contigo. Aunque, dudo que seas especial comparado con él."

<< Cirk: a este momento de mi vida le llamo felicidad... (─‿‿─)>>

'¿Ella es normalmente así?'

Seol Jihu se sorprendió un poco viendo a la fría y burlona Baek Haeju.

Ella es mejor provocando a la gente de lo que Seol Jihu pensaba.

Incluso el constantemente sonriente Sung Shihyun estaba mirando con los ojos entrecerrados.

"Oh sí, ¿Quieres que te diga algo más? Incluso Yuhui, con quien te encaprichaste en el pasado, está loca por mi novio."

"... ¡Jajajaja!"

Sung Shihyun se echó a reír.

"Entiendo que estás tratando de hacerme enojar, pero eso es llegar demasiado lejos. ¿Habilidad en la cama? ¿Yuhui está loca por él? ¿A ambos les gusta el mismo tipo? ¡Jajajajaja! Si vas a inventar algo, al menos hazlo..."

Sin embargo, no pudo terminar de hablar cuando Seo Yuhui sonrió brillantemente y se aferró al brazo izquierdo de Seol Jihu. Ella se apoyó suavemente en su hombro y le dio una dulce sonrisa.

Entonces, ella habló.

"Ella está diciendo la verdad."

Su expresión mostraba una felicidad genuina.

La sonrisa en el rostro de Sung Shihyun se desvaneció sin dejar rastro.

"Tú... ¿Quién demonios eres?"

"¿Hmm? ¿Qué quieres decir?"

"No sabía que eras una perra de doble cara. ¿No te asqueabas cada vez que tocabas a un hombre?"

"Oh, por favor. Estaba disgustada contigo, pero este hombre es mi novio. Por supuesto, está bien."

"......"

"Oh sí, ¿Recuerdas las Bestias Espirituales y la preciosa medicina que me diste como regalo?"

Seo Yuhui sonrió.

"No tenía mucho uso para esos regalos, así que los guardé en mi almacén. Pero terminé dejando que mi novio se comiera todo. Está bien, ¿Verdad?"

"... ¿Qué?"

"No debería importar, ¿Cierto? Fue un regalo, después de todo."

Seol Jihu tosió.

'¿Normalmente Noona también es así?'

No sabía cuánto odiaba Seo Yuhui a Sung Shihyun, pero ahora que la miraba, no perdía con Baek Haeju.

Eso no era todo.

Roselle, que escuchaba en silencio, se lamió los labios. Pronto, descendió del cielo, dio vueltas alrededor de Seol Jihu, y luego envolvió suavemente los brazos de Eun Yuri alrededor de la cara de Seol Jihu.

—Lo siento, eres libre de enamorarte de mí, pero también tengo un compañero con el que prometí mi futuro...

La marca de belleza debajo de su ojo resaltaba mientras sonreía coquetamente.

Phi Sora fue sensata. Con una sonrisa, extendió sus brazos y abrazó a Seol Jihu por detrás.

"Beeeeh~"

No se olvidó de sacar la lengua y burlarse de Sung Shihyun.

Sin espacio para caber, Agnes deambulaba antes de toser ligeramente y agarrar suavemente la manga de Seol Jihu.

"Eh..."

Rodeado por cinco mujeres en un instante, Seol Jihu puso los ojos en blanco. Entendió por qué lo hacían, pero no pudo evitar sonrojarse.

"......"

Por otro lado, el rostro de Sung Shihyun era un espectáculo para contemplar. Su cara se había puesto tan rígida que se rompería si alguien la golpeara ligeramente.

Por otra parte, las mujeres que designó como integrantes de su harem se aferraban a otro hombre y se burlaban de él. Tenía sentido que reaccionará de esta manera.

Aunque era sólo un producto de su imaginación que aún no se había realizado, Sung Shihyun estaba lleno del deseo de lograr este sueño en un futuro cercano.

Si Teresa, a quien designó como el tercera integrante del harem, estuviera presente, eso sí que habría puesto el clavo en el ataúd.

"... Está bien."

Sung Shihyun de repente salió de su estado de aturdimiento y murmuró.

"Eso me enojó."

Con un murmullo silencioso, miró a Seol Jihu con los ojos llenos de intención asesina. Si las miradas pudieran matar, las suyas habrían hecho pedazos a Seol Jihu miles de veces.

"Todos ustedes realmente están abusando sólo porque bromeé un poco..."

Una voz escalofriante salió.

"Iba a irme en paz por los viejos tiempos... Ustedes se lo buscaron."

Se aferró a la espada mientras los amenazaba como si su orgullo estuviera gravemente herido.

"Bien. Tanto si dicen la verdad como si mienten, mataré a ese pequeño hijo de perra. Veamos si pueden reírse entonces."

En el siguiente momento, Sung Shihyun balanceó ferozmente su espada.

Desde el camino de la espada, un vacilante qi de espada en forma de media luna se disparó.