Reciente

lunes, 8 de junio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 343

Capítulo 343. Regreso (1)


Sung Shihyun observaba el campo de batalla con indiferencia.

Parecía un poco enfadado.

No, no estaba enojado. Más bien, las líneas entre sus cejas indicaban frustración.

Finalmente, cerró los ojos y sacudió la cabeza como si no pudiera soportar observar más.

No se le podía culpar.

Los espectadores en las gradas siempre esperan que el juego sea lo suficientemente intenso como para levantarse de la emoción todo el tiempo.

Y por supuesto, si están del lado del equipo perdedor.

"Jodida mierda..."

Insultarían de esa manera.

Así es exactamente como Sung Shihyun se sentía en este momento, especialmente como un humano que desertó al lado de los Parásitos.

Era como un juego de azar. Había estado apostando a los 'impares' cuando el resultado había sido 'par' cientos de veces seguidas. Pero ahora que finalmente había apostado todo lo que le quedaba en 'par', terminó siendo un 'impar'.

"En serio, no lo entiendo. ¿Por qué el Árbol del Mundo renació de repente? ¿Qué pasa con la luz y la oscuridad? ¿Qué imbécil dejó que las cosas se echaran a perder?"

[Sung Shihyun.]

La imbécil, o mejor dicho, la que estaba a cargo de la situación, le habló.

[Tendrás que ayudar.]

Sung Shihyun se mordió la lengua y miró al cielo.

"¿Debemos seguir adelante? O..."

[Nos retiraremos.]

"... Una sabia decisión."

Sung Shihyun dio un profundo suspiro y asintió con la cabeza.

"Bueno, ¿Cómo puedo ayudar exactamente?"

[Castidad Vulgar está en peligro. ¿Puedes conseguirle algo de tiempo?]

Confundido, Sung Shihyun inclinó su cabeza.

Esperaba órdenes de rescatar a los Comandantes del Ejército o crear una ruta de escape para ellos. Se había preparado para decirle a la Reina que no podía hacer ambas cosas.

Pero obtener tiempo no es algo que esperaba escuchar.

La Reina Parásito parecía haber tomado una decisión importante.

'En este punto, supongo que sería difícil salir ileso sin intentar algo arriesgado'.

Sung Shihyun pensó y asintió.

"Por supuesto, pero no puedo demorarme mucho tiempo. Sabes sobre mi condición actual, ¿Verdad?"

[Sí. Me disculpo por presionarte demasiado.]

"Por favor, no te disculpes. No hiciste nada malo. Es su culpa por no estar a la altura de tus expectativas."

Sung Shihyun dijo sarcásticamente antes de levantarse y desempolvar su ropa. Agarró la espada de su cintura y preguntó abruptamente.

"Su Majestad, ¿Me permitiría matar a una o dos personas en el camino? También ayudará a Blackie."

[¿Blackie?]

"Quiero decir Humildad Desagradable. Creo que puedo darle un golpe al enemigo antes de retirarnos."

[¿Eso afectará tu capacidad para cumplir mis órdenes?]

"Por supuesto que no. En este momento, nadie sabe que estoy de parte de los Parásitos. Y están muy ocupados luchando..."

La Reina Parásito puso una expresión renovada.

Ahora que decidió jugar su carta de triunfo, no sería una mala idea aprovecharla.

Sus posibilidades eran buenas, especialmente para el primer golpe.

[Muy bien, adelante. Estaré esperando con ansias.]

"Por favor, hazlo."

Mirando el campo de batalla, Sung Shihyun dijo con una astuta sonrisa.

"Volveré con buenas noticias que pueden apaciguar tu ira."

¡Pop! Con el sonido del aire explotando, Sung Shihyun desapareció sin dejar rastro.

Fue visto corriendo por la colina, luego desapareció de nuevo y reapareció al pie de la colina.

Aunque no parecía haber hecho ningún esfuerzo para correr, como doblar las rodillas o incluso despegar los pies del suelo, ya había llegado al campo de batalla.

Ese ha sido el efecto de la habilidad representativa de un Guerrero Ranker Único de Nivel 7, Movimiento Etéreo.

Sung Shihyun lo había usado varias veces seguidas.


***


La Estrella del Orgullo, el Ejecutor de Superbia, estaba lleno de emoción por primera vez en mucho tiempo.

No estaba entusiasmado con la guerra, pero le gustaba haber revertido la situación.

Los Caballeros de la Muerte ya habían sido exterminados, y la Humildad Desagradable apenas resistía, incluso después de haber abierto su divinidad.

—¡Keuk!

Humildad Desagradable rápidamente tiró de las riendas y el caballo espectral levantó sus patas.

Una enorme mano de luz destrozó el lugar donde las piernas del caballo acababan de estar.

Sin embargo, antes de que la Humildad Desagradable pudiera siquiera relajarse, el caballo espectral se detuvo repentinamente.

La tierra estaba hirviendo y un vapor blanco cubría su vista. Una mano carmesí había agarrado las patas del caballo.

El calor comenzaba a derretir los cascos del caballo. Sorprendido, la Humildad Desagradable balanceó su espada hacia el suelo.

La mano carmesí liberó rápidamente las piernas del caballo, pero cuando giró los ojos, la mano de la luz le dio una bofetada en todo el cuerpo.

El caballo chirrió lastimosamente mientras Humildad Desagradable salía volando y caía al suelo.

Temblando, el Comandante abrió rápidamente los ojos.

Su caballo estaba rodeado de Valkirias.

En el momento en que observó docenas de lanzas atravesando su caballo, supo lo que acababa de pasar.

—¡Keuaaaaa!

Enfurecido, la Humildad Desagradable se precipitó hacia el enemigo. Primero cortó las Valkirias, luego inmediatamente levantó su espada y la golpeó contra el suelo.

¡CRACK! El suelo se agrietó y se hizo añicos a su alrededor.

Las ondas de choque ocasionadas por la espada pasaron por el lugar donde Cinzia acababa de estar y explotó cuando llegó al acantilado.

Realmente tenía una fuerza titánica. Sin embargo, incluso antes de que pudiera recuperar el aliento, Humildad Desagradable tuvo que levantar su escudo.

Lidiar con los Espíritus Lords de la Luz y la Oscuridad, además de la Estrella de la Pereza ya es bastante difícil. Pero no eran los únicos que lo rodeaban.

¡Tang, tang, tang, tang, tang, tang! Flechas encadenadas se dirigían hacia el escudo de Humildad Desagradable al unísono, bloqueando su movimiento.

La Estrella de la Ira no dejó escapar esta oportunidad y se acercó por el costado con la gran espada.

Humildad Desagradable detuvo el ataque con un hábil movimiento de su espada larga, luego golpeó con fuerza.

Sin embargo, la Estrella de la Ira soltó su espada y se enrolló.

Con una increíble agilidad impropia de su gran estatura, se precipitó rápidamente hacia el enemigo, atacándolo.

"¡Dowaryaaaa!"

Humildad Desagradable tropezó cuando la Estrella de la Ira chocó contra él.

Al mismo tiempo, flechas encadenadas volaron hacia Humildad Desagradable como una red y se enrollaron alrededor de todo su cuerpo.

Inmóvil, Humildad Desagradable sintió un escalofrío correr por su columna vertebral. Una vez más, las energías que no podían ser ignoradas llegaron desde el cielo y el suelo. Se le acercaron con la clara intención de aplastarlo.

De repente, sus ojos huecos se volvieron azules.

¡KWAAAAAAA!

Liberación de la Divinidad.

El estallido de energía retiró todas las cadenas. También cubrió la luz y la oscuridad.

Aunque estaba fuera de peligro, la Humildad Desagradable no parecía feliz.

Había estado repitiendo estos mismos procedimientos durante bastante tiempo.

Por supuesto, en otros aspectos, mantener su posición contra dos semidioses y tres Ejecutores, estando bajo la influencia restrictiva del Árbol del Mundo es algo asombroso.

Pero por increíble que sea, no cambiaba el hecho de que estaba en desventaja.

La duración de su divinidad se acortaba cada segundo, y liberarla encima de eso ponía mucha presión en su cuerpo. Humildad Desagradable sabía que podía hacer esto sólo unas pocas veces más.

La Estrella del Orgullo, por otro lado, se estaba divirtiendo mucho. Su cara se llenó de emoción cuando se dio cuenta de que estaba a punto de capturar al Comandante del Ejército.

Ya sea fama o puntos de contribución, no le faltaría nada si tuviera éxito. Incluso alcanzar el nivel 8 ya no sería un sueño.

Soñando con un futuro prometedor, la Estrella del Orgullo volvió a la realidad. Colocando otra flecha en su arco, miró a Humildad Desagradable, que estaba inmóvil.

"¿Por qué no se mueve?", se preguntó.

Fue entonces cuando se dio cuenta de la presencia que se acercaba rápidamente. Un Terrícola con un yelmo de hierro y con una capa flotante, corría hacia ellos a una velocidad considerable.

"¡Te ayudaré!"

"... ¿Qué?"

Antes de que pudiera decir algo, el hombre se precipitó como el viento hacia la Humildad Desagradable e intentó atacarlo por el costado.

Por supuesto, la Humildad Desagradable no iba a quedarse mirando.

El Comandante del Ejército blandió su espada, y el hombre fue inmediatamente arrojado al suelo.

"¡Arrgh!"

"¡Ah, oye, imbécil!"

La Estrella del Orgullo gritó al hombre que ahora se acercaba volando a su dirección mientras esparcía su sangre por el aire.

"Aunque estés sediento de puntos de contribución, no metas la nariz donde no de..."

Se detuvo de repente.

Un vago sentimiento de sospecha lo invadió.

Tal vez la codicia del hombre había adormecido sus temores, pero gritar '¡Te ayudaré!' justo antes de un ataque sorpresa, es definitivamente extraño.

Por encima de todo, el movimiento de la espada del hombre llamó su atención. No podía decir si era intencional o no, pero notó que la espada del hombre se dirigía hacia su cuello mientras volaba.

Dudó durante mucho tiempo, pero se apresuró a actuar.

La Estrella del Orgullo se alejó sin querer del hombre y disparó una flecha. Justo antes de que la cadena de la flecha envolviera al hombre...

"... Maldición."

¡Pop! Se escuchó un sonido explosivo.

Las cadenas se golpearon entre ellas en lugar de atar al hombre.

"Veo que tu percepción es tan rápida como siempre."

Aturdido, la Estrella del Orgullo miró hacia atrás. En ese momento, observó una fila de dientes perfectamente blancos, estaban visibles a través de una sonrisa.

"¿Sabes qué?"

Sintiendo el peligro, el cuerpo del Arquero se movió automáticamente.

Al mismo tiempo, los pensamientos, 'no está de nuestro lado' y '¿puede ser...?' cruzaron su mente.

Sin embargo, la espada del enemigo era mucho más rápida que él. Fue su error permitir que el hombre se acercara sin sospechar que podía ser un enemigo.

"De todos los Ejecutores, ¡Siempre te he odiado más!"

¡Swish!

Ese fue el final.

La cabeza de la Estrella del Orgullo se separó de su cuerpo y voló por los aires.

El hombre aterrizó en medio del asombro de todos.

"¡Oh!"

Plantando sus pies firmemente en el suelo, blandió su espada hacia el cielo.

Fue un acto simple, pero las ondas de choque masivas y el qi de espada se precipitaron hacia adelante.

La luz y la oscuridad se alejaron rápidamente.

"... Hombre, ellos también son perceptivos."

El joven murmuró mientras se quitaba el casco.

El rostro que se reveló, sonrió ante la Humildad Desagradable.

"¿No estás agradecido?"

—...Lo estoy. Escuché tu voz en mi cabeza y me preparé de antemano.

"Sí, sí, buen tiro. Yo también tengo un corte de luz. Ese tipo es muy listo, así que no estaba seguro de poder acercarme a él... ¿Hmm?"

Sung Shihyun rápidamente se hizo a un lado. Un fuerte golpe sonó junto al cuerpo sin cabeza del Arquero.

"¡Sung Shihyuuuuun!"

La Estrella de la Ira echaba humo de la furia con su espada clavada en el suelo.

"Bastardo. Me preguntaba por qué no te he visto en tanto tiempo. Pero ¿Por qué...?"

"¿Por qué crees? ¿No lo ves?"

Sung Shihyun resopló y señaló su cuerpo.

La Estrella de la Ira se quedó sin habla.

En ese sitio, una larga herida estaba en proceso de curación. Semejante habilidad regenerativa significaba sólo una cosa; Sung Shihyun había aceptado la autoridad de la Reina Parásito en su cuerpo.

"Tú..."

"Ah, lo que sea. No tengo nada que decirte."

Sung Shihyun dijo rotundamente y dirigió su mirada a Cinzia.

"Ha pasado un tiempo, ¿Hmm? Quinta."

"......"

"¿La Sexta no está contigo? ¿Dónde está mi primitiva gatita con gafas?"

Sung Shihyun preguntó juguetonamente, mirando a su alrededor.

Una mirada de desconcierto y confusión se podía observar en la cara de Cinzia. Suspiró y se frotó las sienes.

"Te fuiste por tanto tiempo, que sospeché que este podría ser el caso, pero realmente lo hiciste, pequeña mierda."

"Jajajaja. Te lo advertí, ¿Recuerdas? Sigue jugando conmigo y recurriré a los Parásitos."

"¿Te prometieron algo bueno? ¿Algo digno de renunciar a la vida en la Tierra?"

"Sí, lo hicieron. Además, la vida en la Tierra está sobrevalorada de todos modos. Un montón de imbéciles siempre intentan secuestrarme cada vez que vuelvo. ¿Quisieras volver si estuvieras en mi lugar?"

"¿Qué?"

"Ah~ No importa. Nada de eso importa ahora. Estoy muy ocupado ahora mismo. Tengo que ir a cumplir las órdenes de la Reina".

"¿Reina? ¿Te refieres a la Reina Parásito?"

"Sí. Ah, nos retiraremos pronto. Así que digamos que nos despedimos aquí."

"¡Tuuu!"

La Estrella de la Ira gritó.

Mientras Sung Shihyun se reía, el cara de Cinzia se desvanecía. El Sung Shihyun que ella conocía era una basura y un lujurioso, pero sus habilidades eran reales.

Siempre hacía lo que decía que haría. Al igual que esta vez, cuando realmente estaba con los parásitos.

"Te lo dije, nos estamos retirando. Pero en realidad somos nosotros los que les hacemos un favor. Admito que tienen una ventaja, pero ¿Creen que los Parásitos caerán tan fácilmente? ¿En serio?"

Sung Shihyun miró hacia atrás a Humildad Desagradable con una sonrisa.

"Oye, Blackie. La Reina quiere que aguantes un poco más. He quitado uno de ellos para ti, así que ¿Puedes hacerlo?"

—Por supuesto. Has sido de gran ayuda.

La Humildad Desagradable respondió, y al mismo tiempo, los Caballeros de la Muerte comenzaron a levantarse del suelo. También, el caballo espectral había sido invocado de nuevo.

"Entonces me voy. Hay un lugar aún más peligroso al que debo ir."

—Asumo que estás hablando de Castidad Vulgar. Continúa. Yo me encargaré de estos tipos.

"Por supuesto, lo harás."

Sung Shihyun saltó sin dudarlo. Empezó a subir como si hubiera escaleras en el aire antes de mirar a Cinzia y agitar su mano.

"Adiós, Quinta. Te veré en la cama la próxima vez. Con la sexta, por supuesto."

Incapaz de contener su ira, el hombre corpulento lanzó su gran espada. Pero Sung Shihyun ya había desaparecido sin dejar rastro, y la espada no atravesó nada más que el aire vacío.

Cinzia se mordió los labios, cautelosa de Humildad Desagradable que recuperó su compostura.

Sung Shihyun ya había pasado el acantilado y estaba cruzando la pared de la fortaleza.


*


Mientras tanto.

—¡AHHHHHHHHHHHH!

Las llamas y los gritos se arremolinaban violentamente dentro de la fortaleza.

Ropa y cabello en llamas se arremolinaban alrededor de Castidad Vulgar, que había liberado su divinidad. El equipo de la expedición no tenía motivos para entrar en la barrera ardiente.

Las cosas eran muy diferentes a cuando lucharon contra los Comandantes del Ejército en el Reino de los Espíritus.

Esta vez, los Parásitos estaban acorralados, tenían la ventaja. Cuanto más tiempo aguantaran, más ventajosa sería su situación.

Momentos después, las furiosas llamas se apagaron. Castidad Vulgar sabía que estaba en desventaja y fue lo suficientemente lista para no desperdiciar toda su energía de inmediato.

Había formado la barrera para prevenir ataques conjuntos de sus enemigos, la Estrella de la Lujuria, la Estrella de la Avaricia, Roselle, y el Espíritu Arcus; pero no pudo mantenerla más tiempo del necesario.

Pero el hecho de que las llamas se habían ido significaba que se le podían acercar de nuevo.

Los ojos de Seol Jihu se iluminaron. Inmediatamente, se precipitó hacia Castidad Vulgar usando Trueno Flash.

Y no fue sólo Seol Jihu. Baek Haeju, Agnes y Hoshino Urara también participaron en el ataque desde diferentes ángulos.

—¡Kyaah!

Castidad Vulgar reveló sus colmillos. Sus ojos se encontraron con los de Hoshino Urara mientras ella saltaba desde el frente.

"¿Ueh?"

Con una mirada aturdida, Hoshino Urara cayó al suelo. Pero todavía quedaban tres, así que Castidad Vulgar preparó rápidamente el siguiente movimiento.

Un humo brillante salió de su cuerpo. A simple vista, el humo parecía como nubes blancas, pero en realidad era un gas venenoso que derretía todo lo que tocaba.

Sin embargo, Seol Jihu no detuvo su Trueno Flash. Creyó en sus camaradas.

"¡Luxu - Lu - Luxuria!"

"¡Avar - Ava - Avaricia!"

Una membrana semiesférica envolvió a Seol Jihu, y un fuerte viento se llevó el humo. Seol Jihu aprovechó esta oportunidad para hacer una estocada, rebosante de qi de espada dorado, hacia Castidad Vulgar.

¡Pzzzzzzt! El cabello de Castidad Vulgar se enrolló alrededor de la lanza justo a tiempo para detenerla. También detuvo la lanza de Baek Haeju y los hilos de Agnes.

—¡Uaaaargh!

¡Pzzzzzzt! El cabello de Castidad Vulgar se enrolló alrededor de la lanza justo a tiempo para detenerla. También detuvo la lanza de Baek Haeju y los hilos de Agnes.

—¡Uaaaargh!

Viendo la punta de la lanza balanceándose justo frente a sus ojos, Castidad Vulgar gritó de pánico. Una vez más liberó su divinidad.

—¿......?

Ella esperaba que la liberación enviara a sus enemigos a volar. Pero de alguna manera, el trío seguía en pie. Incluso sintió que se habían hecho más fuertes.

'¿Cómo...?'

Castidad Vulgar no pudo ocultar su sorpresa.

¡Whiiiiiiish!

Fue entonces cuando se dio cuenta de que el espacio que la rodeaba estaba distorsionado. Su energía estaba siendo reducida por una poderosa fuerza.

Cuando vio a Roselle con la frente empapada de sudor y las manos extendidas hacia delante, se dio cuenta de que la bruja la había atrapado a ella y a su energía dentro de una barrera.

Castidad Vulgar apretó los dientes e intentó romper la barrera.
En ese momento, el ave fénix se elevó de repente al cielo, extendiendo sus alas y abriendo su pico.

Castidad Vulgar tembló de miedo cuando vio una bola de fuego carmesí formándose en su pico.

Ella estaba empezando a darse cuenta de que la razón por la que Templanza Furiosa y Bondad Retorcida perdieron, parecía que no había sido simple mala suerte.

Fue entonces.

—¿Hmm?

Roselle, que estaba dedicando toda su energía a mantener la barrera, de repente giró la cabeza.

Seol Jihu también dirigió su mirada en la misma dirección.

Una línea blanca se trazó verticalmente en el medio de la enorme barrera de hielo que Roselle hizo.

¡Crack!

Antes de que se dieran cuenta, la barrera se hizo pedazos y se formó un agujero en el medio.

Seol Jihu se estremeció.

Podría haberse equivocado, pero algo parecía haber entrado por ese agujero.

Pero no podía ver nada inusual.

Mientras Seol Jihu trataba de encontrarle sentido a la situación, el color desaparecía de la cara de Baek Haeju.

De repente retiró su lanza y se dio la vuelta. Con los ojos abiertos, ella lanzó su lanza directamente al agujero.

Sin embargo.

"¡Ah!"

Boom. Con una pequeña explosión, su lanza atravesó el aire vacío.

—¿Qué?

El fénix debe haber visto lo mismo que Baek Haeju, ya que también arrojó fuego hacia la barrera de hielo.

Sin embargo, el fuego, que volaba con un tremendo impulso, se dividió en pedazos como si hubiera sido cortado por una espada.

Viendo esto, la duda de Seol Jihu se convirtió en certeza. Inmediatamente corrió sin dudar.

Planeaba apuntar al punto en el que las llamas se dividieron, pero entonces... ¡Boom! Escuchó otra explosión.

El fuego se fusionó en uno de nuevo.

'¿Desapareció?'

Seol Jihu se estremeció con el ceño fruncido.

Philip Muller, distraído parpadeando sus ojos en vez de cantar hechizos, enfocó su vista.

De repente, por alguna razón desconocida, una campana de alarma sonó dentro de la cabeza de Seol Jihu.

No había tiempo para dudar. Aunque todavía no podía ver nada con sus ojos.

¡Whoosh!

Seol Jihu siguió su 'Intuición' y se lanzó hacia Philip Muller. Tan pronto como levantó la Lanza de la Pureza, una espada blanca apareció, cortando el aire.

¡Clang!

Sonó un estruendo metálico.

Seol Jihu contuvo la respiración ante el increíble peso que sentía en sus manos.

Apenas levantó la cabeza, vio su lanza bloqueando una espada blanca y el rostro de un joven que sostenía la espada.

Podría haber jurado que este hombre no estaba aquí hace un segundo. Todo se sentía irreal.

"... ¿Eh?"

Pero el joven parecía tan sorprendido como Seol Jihu.

"¿Leíste el Movimiento Etéreo? ¿Y bloqueaste mi Colmillo Blanco?"

Aturdido, Sung Shihyun miró hacia abajo.

Seol Jihu apretó los dientes y miró hacia arriba.

Los ojos arrogantes del primero se encontraron con los ojos ardientes y dignos del segundo.

Y así.

"¿Tú eres...?"

"¡......!"

Se podría decir que las miradas de los dos jóvenes estaba creando chispas en el aire.