Reciente

viernes, 5 de junio de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 340

Capítulo 340. ¡Congélate, Mundo! (4)


"¡Ata...!"

Cuando Castidad Vulgar estaba a punto de gritar, '¡Ataquen!', se estremeció por instinto.

"... ¿Eh?"

Ella no sabía por qué se estremeció de repente o por qué se acobardó.

No hubo ningún cambio en el entorno delante de ella.

El Árbol del Mundo seguía ardiendo, y también la Fortaleza Tigol.

"......"

Ella sólo sintió que algo estaba fuera de lugar muy ligeramente.

No, ¿Debería decir que algo se sentía diferente?

Es como si la realidad delante de ella no fuera cierta.

Anormal y un tanto desarmónico. Cierto, casi como si dos mundos se cruzaran uno encima del otro.

Cuando sus pensamientos llegaron a este punto, Castidad Vulgar respiró hondo.

"¿El Mundo... Astral...?"

La sensación de separación entre la realidad y lo que estaba frente a ella se fortaleció rápidamente. Para cuando su sospecha se convirtió en convicción.

[Mi, mi...]

"¿......"

[Qué risa tan desagradable.]

Una fría y burlona voz de repente se escuchó... Chak, junto con otro sonido.

"......"

Castidad Vulgar levantó su cabeza sorprendida, abriendo bien los ojos.

El paisaje frente a ella cambió rápidamente.

Su cara se puso pálida. Estaba flotando en el aire hace un momento, pero ahora estaba cayendo sin saberlo. Antes de que pudiera mover las alas que se habían detenido inadvertidamente, sus pies aterrizaron en el suelo.

"¡......!"

Una pizca de confusión se mezcló en su expresión aturdida.

Los pilares de fuego que habían bordado la fortaleza habían desaparecido antes de que ella lo notara.

El Árbol del Mundo tampoco estaba ardiendo.

El paisaje estaba exactamente igual a cuando llegó.

Casi como si hubiera tenido un sueño.

¿Qué fue lo que pasó?

Ella miraba a su alrededor aturdida.

[Esa es la expresión perfecta.]

Castidad Vulgar levantó su mirada ante la repentina voz.

Una mujer delgada de cabello largo estaba sentada en la cima del árbol marchito. Con las piernas cruzadas y la barbilla apoyada en el dorso de la mano, esta mujer miraba a Castidad Vulgar con una expresión alegre.

Castidad Vulgar se quedó momentáneamente sin palabras porque sentía la extraordinaria energía que emanaba esta mujer.

Sus ojos se encontraron con las pupilas de la mujer que estaban tan tranquilas como el océano.

[¿Qué sucede?]

Sus coquetos ojos estaban curvados en forma de media luna.

[¿Tuviste un lindo sueño?]

Ella habló burlonamente.

Castidad Vulgar salió de su aturdimiento en un instante. Luego, apretó los dientes.

Aunque no estaba segura de los detalles, sabía perfectamente que había sido engañada por esta maldita muchacha.

"¡Perra...!"

Castidad Vulgar extendió su brazo con los ojos abiertos.

¡Kwaaaa!

Una columna de fuego salió disparada de su palma y se dirigió hacia el árbol muerto.

Pero justo cuando el feroz fuego estaba a punto de alcanzarla.

¡Chwaaaa!

Se dividió en ocho direcciones como si una barrera invisible estuviera bloqueando su camino.

Castidad Vulgar frunció el ceño mientras la sonrisa de la mujer se hizo más profunda.

[Jujujuju.]

Con una risa, la mujer desapareció de repente.

*Parpadear*

Un hechizo de rango alto que intercambiaba dos espacios entre sí.

Castidad Vulgar se sorprendió de que un hechizo de ese nivel se activara sin ningún canto.

A continuación, mientras la sorprendida Castidad Vulgar se giraba apresuradamente hacia un lado.

¡Clang!

Una espina gigante de hielo se levantó de repente del suelo y atravesó su estómago.

"¡Aaaaack!"

¡Koong!

Castidad Vulgar escupió una bocanada de sangre mientras se estrellaba contra el muro de la fortaleza.

Cough, Cough

Las pupilas de Castidad Vulgar temblaban débilmente mientras tosía con fuerza.

Ella no entendió la situación por un momento.

[¿Por qué finges estar sufriendo?]

La mujer aterrizó en el suelo ligeramente.

[Ese fue un simple saludo. Seguramente no morirás por eso, ¿No?]

Cuando la mujer preguntó con una cara sonriente, los labios de Castidad Vulgar temblaron. 

Había otra cosa de la que estaba segura. 

Esta mujer no era humana.

Estaba desbordando una poderosa energía que no debería ser acumulable en la vida de un ser humano normal.

...

En este momento, los otros comandantes del ejército se percataron de que algo andaba mal. Habían sacrificado dos ejércitos para permitir que Castidad Vulgar se abriera paso rápidamente.

Debería haber tenido tiempo más que suficiente para destruir la zona central de la fortaleza, pero no hubo noticias de ella.

"¿Qué está pasando...?"

"......"

Paciencia Explosiva y Caridad Aborrecible se dieron la vuelta simultáneamente.

...


Mientras tanto.

"Tú..."

Sintiendo una formidable presión presionándola lentamente, Castidad Vulgar preguntó respirando profundamente.

"¿Quién... quién eres?"

[¿Quién soy...? ¿Importa eso en esta situación?]

La mujer se encogió de hombros mientras jugueteaba con un pequeño bloque de hielo en su mano izquierda.

[Bueno, ya que una vez fuiste una acompañante de lujo en el Imperio, hay una posibilidad de que hayas escuchado mi nombre.]

"¿¡Qué has dicho!?"

Castidad Vulgar preguntó bruscamente.

Acompañante de lujo en el Imperio.

Este era un término comúnmente usado antes de la invasión de los Parásitos cuando el Imperio dominaba el Paraíso.

En aquel entonces, las súcubos no eran más que criaturas insignificantes que cazaban los humanos.

<< Nota: Las súcubos se dicen que son demonios femeninos. También que son demonios que usan la apariencia de una mujer, para seducir hombres. >>

Debido a su excepcional apariencia y su habilidad en las relaciones sexuales, a menudo se capturaban para entregarlas a miembros de alto estatus del Imperio como esclavas.

Por eso se les llamaba acompañantes de lujo. También es por eso que Castidad Vulgar detestaba a los humanos.

El hecho de que esta mujer conociera este término sólo podía significar que era una humana de la época del Imperio.

"¡Imposible! ¡Nunca he visto una Maga de tu nivel en el Imperio!"

[Lo siento.]

La mujer sonrió brillantemente.

[Esta dama no es alguien de hace unas docenas de años, sino de hace cientos de años.]

"¿Qué?"

La mujer se rió antes de suspirar abruptamente.

[De todos modos.]

Mirando alrededor, ella chasqueó su lengua.

[Un Nigromante, Una Banshee, Una súcubo y un Muerto Viviente, me sorprende. Esta reina tuya de alguna manera se las arregló para reunir a las criaturas más sucias.]

Entonces, el bloque de hielo en la mano de la mujer se derritió. La flor de hielo que estaba atrapada en su interior se materializó, y la mujer arrancó una pequeña esencia transparente del centro.

Cuando introdujo la esencia de hielo en sus pequeños labios.

[¡Hm!]

Su aura cambió instantáneamente.

A medida que su ya poderosa energía comenzó a emitir un frío extremo, la temperatura del área circundante se reducía.

Un frío, tan amargo que podía arañar la carne, comenzó a emanar de ella.

[Quería evitar usar algo como la energía anti-maldad, pero supongo que no importa ya que este no es mi cuerpo.]

"¿No es tu cuerpo...?"

Castidad Vulgar murmuró antes de decir "Ah."

"¡Manifestación del Alma!"

Finalmente se dio cuenta.

Un titán de otra dimensión estaba tomando prestado el cuerpo humano de esta mujer para hablar.

¿Por qué no se dio cuenta antes? Debería haber sido evidente por el hecho de que su voz estaba sonando, pero no salía de sus cuerdas vocales.

Fue entonces.

[Mejor me preparo para saludar a los nuevos invitados que vienen.]

El cuerpo de la mujer brillaba con una luz tenue.

Un sombrero de bruja apareció en su cabeza, y su traje se convirtió en una larga túnica violeta.

Se formó un orbe brillante delante de los ojos de la mujer antes de transformarse en un largo objeto parecido a una escoba y volar justo debajo del trasero de la mujer.

[Bienvenido al banquete, mi querida primer invitada.]

Con un guiño, la bruja se sentó suavemente en la escoba.

La escoba flotante dio uno giros en el aire mientras volaba a la distancia.

La mandíbula de Castidad Vulgar se abría lentamente mientras miraba hacia arriba desconcertada.

Los dedos izquierdo y derecho de la mujer que volaba formaron mudras.

Ella tenía la boca abierta al mismo tiempo y cantando.

"——. ———. ——. ———."

Un trío compuesto de tres hechizos simultáneamente.

Por el movimiento de sus diez dedos en el aire como si estuviera tocando el piano, y la forma en que movía sus labios repetidamente, parecía que estuviera haciendo un hermoso recital.

Al observar esto, un nombre cruzó por la mente de Castidad Vulgar.

Hace cientos de años, durante la Época Dorada del Imperio, hubo una mujer que se decía que reinaba de forma suprema entre los incontables Magos del Imperio.

Cantando simultáneamente tres hechizos simultáneamente en perfecta armonía e incluso llegando a amplificar el poder de los mismos, esta Maga conocida como la Bruja de los Sueños había llevado en una ocasión al Imperio al borde de la destrucción.

"... ¡Eso no puede ser!"

Castidad Vulgar gritó en negación y liberó su energía.

¡Clang! El cristal de hielo se rompió y su cuerpo se liberó.

Con el ceño fruncido por el dolor que se extendía desde su estómago, rápidamente señaló hacia el aire.

"¡Deténganla!"

Al escuchar su grito agudo, las súcubos agitaron sus alas rápidamente y volaron hacia adelante desde todas las direcciones.

Mientras tanto, la comisura de la boca de la bruja se enroscó ligeramente en una sonrisa mientras miraba con uno de sus ojos parcialmente abierto.

A continuación, mientras las súcubos la rodeaban por todos lados, la mujer extendió su brazo como la directora de una orquesta.

Luego.

¡Pang!

Algo sorprendente sucedió.

Las súcubos que se precipitaban fueron destrozadas sin poder hacer nada.

Mientras tanto, los cantos de la bruja y los dedos no se detuvieron.

Castidad Vulgar murmuró con un jadeo exasperado.

"Recital... Roselle..."

La expresión de Roselle cambió, como si se preguntara cómo una humilde súcubo sabía su nombre.

La furia surgió dentro de Castidad Vulgar al observar su mirada arrogante, pero un repentino y agudo vendaval hizo que se estremeciera.

¡Whiiiiiish!

Un torbellino gigante que emitía energía fría sopló alrededor de la bruja.

La furiosa tormenta se redujo rápidamente en tamaño hasta que se comprimió lo suficiente como para caber en las palmas abiertas de la bruja.

En ese momento, Castidad Vulgar notó que dos ejércitos se acercaban y murmuró sin darse cuenta.

"No."

Fue porque podía sentir una fuerte intención asesina en el pequeño orbe que estaba en la mano de la bruja.

[Yuri, dijiste que querías caminar por el Sendero de Maná, ¿Correcto?]

A pesar de todo.

[Mira de cerca.]

Eun Yuri, no, Roselle, que estaba pidiendo prestado el cuerpo de Eun Yuri susurró.

[¡Este es el arte supremo de los Magos que persiguen el Sendero de Maná!]

Viendo que también dos Comandantes del Ejército volaban hacia ella, Roselle sonrió.

"¡¡No vayan!!" 

Mientras Castidad Vulgar gritaba con urgencia, Roselle levantó la mano en alto.

[¡CONGELAR!]

¡Crack!

El orbe se agrietó, y la energía extremadamente fría que estaba atrapada en su interior entró en erupción.

En todas las direcciones, un total de cuarenta y ocho rayos de energía se extendieron. El espacio que atravesaron se agrietó y las áreas cercanas se congelaron.

Mientras los rayos avanzaban, abarcando todo el campo de batalla, Roselle gritó con fuerza.

[¡MUNDO!]

El último movimiento característico de Roselle, Final Solo, estalló.

Una voz con un poderoso maná hizo eco, mezclándose con los rayos. Entonces, las frías energías se extendieron mientras desgarraban violentamente el espacio y se transformaron en ondas de choque.

¡Paaaaaaaaat!

Así, se extendieron a lo largo y ancho.

En un instante, el cabello de Castidad Vulgar revoloteó salvajemente.

¡Kwang!

Aunque acababa de salir del muro de la fortaleza, seguía siendo empujad.

"¡Kyaaaaaaaaa!"

Finalmente, no pudo soportar el fuerte vendaval y gritó mientras se cubría la cara.

"¿¡Qué!?"

Paciencia Explosiva, que se acercaba, también fue expulsada de vuelta.

"¡Mierda...!"

Caridad Aborrecible se detuvo apresuradamente y trató de regresar.

Sin embargo, ya era demasiado tarde.

Como una furiosa y feroz tormenta que lo barre todo, una energía con temperatura bajo cero cubrió el cielo.

Las nubes se congelaron, la nieve irrumpió y el granizo cayó. La tierra también se congeló. Dondequiera que la onda expansiva helada hubiera pasado, se congeló.

En poco tiempo, la tierra se convirtió en un tranquilo campo de nieve. Incluyendo la fortaleza, el frío amargo envolvió todo dentro del campo de batalla.

Fue como si docenas de poderosos hechizos de ventisca se usaran simultáneamente, como si el mundo se hubiera congelado de verdad.

Pero lo realmente sorprendente es que los miembros de la Federación y la humanidad no se vieron afectados. A pesar del repentino giro de los acontecimientos, el hielo no les afectó en lo más mínimo.

El maná sobrehumano de Roselle es sorprendente, pero su control sobre el mismo es como un arte divino.

Con un solo hechizo, había silenciado temporalmente a los Parásitos que se extendían como un incendio forestal.

Incluso la Reina Parásito estaba muy sorprendida por esta visión.

Ella incluso estaba medio parada. Estaba tan sorprendida que su trasero ya no tocaba el trono y su cuello se estiraba hacia la imagen cubierta de escarcha.

[Que...]

Ella estaba completamente sin palabras.

Había recibido una premonición de gran peligro. Pero aún quedaba algo de esperanza. Por eso presionó a los Comandantes del Ejército y ordenó un ataque total.

Esperaba tener éxito cuando Castidad Vulgar atravesó el muro de la fortaleza y llegó a la zona central, pero...

[Esto es...]

Una poderosa bruja había aparecido de la nada y obstruido su plan bien elaborado.

Podía tolerar que distorsionaran su plan casi completo una o dos veces. Pero ahora estaba simplemente estupefacta por los incidentes absurdos que ocurrían en cada momento crucial.

Por supuesto, no había terminado todavía.

Los Comandantes del Ejército sólo fueron empujados hacia atrás por la repentina tormenta de frío. Todavía estaban vivos.

La tormenta debe haber exterminado a los miembros más débiles de los ejércitos, pero los más poderosos deben salir del hielo en cualquier momento.

Incluso si no fuera el caso, el ejército podría simplemente reponerse en el acto.

Cierto, la guerra no había terminado todavía.

Pero el problema es que el ataque anterior retrasó la caída de la zona central de la Fortaleza Tigol en unas pocas docenas de segundos.

Se podría decir que sólo fueron unas pocas docenas de segundos.

Pero lo que acaba de suceder definitivamente no podría describirse como 'sólo' unas pocas docenas de segundos.

Esos segundos son suficientes para modificar la historia y el futuro de la Federación y de la humanidad. Por lo tanto de todo el Paraíso.

[....]

La Reina Parásito levantó su miraba con una expresión de asombro.

Pronto.

[... Yo.]

Sus ojos que estaban observando los cuerpos celestes se cerraron lentamente, como si estuvieran previendo lo que sucedería en un futuro cercano.

[¿Me equivoqué otra vez...?]

Dentro del gran salón vacío, la voz hueca de la Reina sonó.

Mientras tanto.

El caos que se produjo en la Fortaleza Tigol se extinguió rápidamente.

"¿Qué pasó...?"

Un Hada del Cielo, que lloraba de rodillas, miraba a su alrededor con cara de perplejidad.

Entonces.

"... ¿Ah?"

Una pequeña chispa de luz bajó del cielo hacia ella. Por reflejo, persiguiendo el movimiento de la luz, el Hada del Cielo bajó la cabeza.

La luz brillante llegó directamente al dorso de su mano y se filtró dentro. Entonces, su fuerza repentinamente abandonó su cuerpo y sintió que algo resonaba dentro de ella.

"¡Ah... Ah...!"

Los ojos del Hada del Cielo se agrandaron.

Era una sensación familiar.

¿Cómo podía olvidar esa sensación?

El Hada del Cielo levantó cuidadosamente sus manos mientras temblaba por la resonancia temporal.

"¿Mi poder está regresando...?"

Era el poder de los Espíritus.

Al momento siguiente, el Hada del Cielo levantó su mirada con gran dificultad.

"¡...!"

No fue sólo ella.

Incontables luces brillantes bajaban del cielo, iluminando el mundo entero. Balanceándose desde el cielo, encontraron a sus maestros y cayeron sobre sus manos.

No sólo las Hadas del Cielo, sino también las Hadas de las Cavernas.

"Ah... Ah..."

Respirando con dificultad por la emoción que sentía en su interior, el Hada del Cielo se volteó hacia el Árbol del Mundo en la distancia.

Luego movió su mirada hacia el cielo sobre él. Las oscuras nubes que llenaban el cielo se habían dispersado, y una luz brillaba desde la grieta en el cielo.

No, la luz estaba descendiendo.

No estaba alucinando.

La luz estaba realmente bajando.

¡Kwaaaaaaaa!

Desde el cielo dividido, un cúmulo de luz se precipitó hacia abajo. La luz envolvió al árbol muerto, y pronto se formó un gran pilar de luz que conectaba el árbol con el cielo.

Bien, lo que todos en el Mundo Medio anhelaban estaba sucediendo al fin.

Era el renacimiento del Árbol del Mundo

"¡Ah...!"

Y el regreso del Rey.