Reciente

domingo, 28 de junio de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 141

Capítulo 141. Eclosión (7)


Sus ojos tranquilos comenzaron a llenarse de confusión por primera vez.

[Mi hijo, ¿Todavía está vivo?]

Preguntó incrédulo.

El Dios del Sable estaba en la colección y cuando recuperó la conciencia, miraba hacia el exterior ocasionalmente. Así que de alguna manera supo lo que pasó después de su muerte, y renunció a la esperanza de que su hijo pudiera vivir.

Con Cheonghwado destruido y el Dragón Rojo sin poder moverse libremente debido a la condición de la Reina del Verano. No había nadie que protegiera a su hijo.
 
Pero la causa de todo esto le afirmó que su hijo aún estaba vivo.

No podía creerlo.

Pero podía sentir la sinceridad de Yeon-woo.

Yeon-woo descruzó sus brazos y habló.

"Si no me crees, sígueme."

[......]

Yeon-woo no espero una respuesta y se fue.

El Dios del Sable lo miró fijamente y lo siguió en silencio.


***


Yeon-woo llegó a un centro médico ubicado dentro de la aldea. En ese lugar, Hanbin estaba en un profundo sueño después de ser atendido. Su cara envuelta en vendas estaba extremadamente demacrada.

[... Bin.]

El Dios del Sable se sumió en la tristeza viendo a su hijo en ese estado.

Su hijo había vivido ahogado en las dr#gas porque su dolor era demasiado intenso. El hecho de que se le interrumpiera bruscamente y encima se le torturara, sin duda lo dejaría en ese estado.

Y aunque la Tribu de un Solo Cuerno lo atendía, no soportaban su terquedad. Así que su hijo vivía en constante ansiedad.

Más que nada, su padre, a quien había usado como su carta ganadora, se había ido. Ahora, no tenía ningún lugar en el que confiar, así que resultaba evidente que se derrumbaría.

Sin embargo, el Dios del Sable estaba agradecido de que su hijo estuviera vivo.

A pesar de que caminaba por un camino distorsionado, y hería a los demás. El Dios del Sable se hizo de la vista gorda ante eso, puesto que seguía siendo su hijo especial.

[Cuando...]

"¿Cuándo lo traje?"

El Dios del Sable asintió en silencio con la cabeza.

"Antes de que la guerra comenzara. Lo saqué a escondidas cuando Bahal me dijo que me encargara de él porque se tenía flojera"

[Como esperaba. Dragón Rojo no tenía planes de mantener a mi hijo con vida.]

El Dios del Sable apretó los dientes. Luego se dio la vuelta a la cabeza y miró fijamente a Yeon-woo. Sabía exactamente quién los había puesto en esta situación.

Pero eso fue sólo por un momento.

Tuvo que inclinar su mirada. Se dio cuenta de quién tenía la ventaja. Con su hijo al lado de Yeon-woo, tenía que ceder.

Y Yeon-woo lo tomó con mucha naturalidad.

"Deberías estar agradecido con Chirpy."

[¿Chirpy?]

"Uno de los descendientes de la Fénix que mataste."

[¿......?]

El rostro del Dios del Sable estaba lleno de preguntas. ¿El bebé del Fénix?

"Porque dijo que lo mantuviera vivo."

[¡......!]

"Que no había necesidad de poner a otros en la misma situación que ella. Preguntando si había necesidad de tomar vidas innecesarias."

[......]

El Dios del Sable no pudo decir nada.

La voz de Yeon-woo sonaba tan fría como siempre.

"Ya que salvó a tu hijo, hazle una reverencia o lo que sea cuando lo veas."

[Yo...lo haré.]

El Dios del Sable no pudo decir nada más que eso. En el mundo de la Torre, los jugadores hacían cosas indescriptibles a los demás para conseguir lo que querían.

Lo típico es devolver el daño recibido con una venganza aún mayor. Pero Chirpy había limitado esa venganza sólo al Dios del Sable.

Él sabía lo difícil que es eso.

El Dios del Sable se quedó sin palabras. Y estaba completamente agradecido con la descendiente de la Fénix por ello.

Así que el Dios del Sable se inclinó aún más.

Alguna vez fue el Alto Rankers más orgulloso de la Torre. Ahora, dejó todos los rencores y cedió.

[Saludo Maestro.]

Eso fue suficiente.

Junto con otros materiales del Artículo de Fortalecimiento, Yeon-woo le dio el resto de la energía oscura al Dios del Sable.

[El Espíritu Familiar ha evolucionado con éxito. El segundo Caballero de la Muerte ha nacido.]

[Has logrado algo que no es fácil de conseguir. Karma adicional será provisto.]

[Has adquirido 3000 Karma.]

[Has adquirido 2000 Karma adicionales.]

[El Caballero de la Muerte ha jurado lealtad a ti. De ahora en adelante, estará ligado a la 'Desesperación del Rey Negro' y se convertirá en tu caballero y tu espada.]

[¿Elegirás un nombre?]

"Hanryeong."

Era el verdadero nombre del Dios del Sable.

[El nombre del Caballero de la Muerte se ha establecido como 'Hanryeong'.]

[La lealtad ha aumentado en 15.]

[El control ha aumentado en 5.]

[El cuerpo físico de Hanryeong (Caballero de la Muerte) no puede manejar su 'rango'. Las estadísticas están siendo reajustadas.]

[Todos las estadísticas han disminuido en 21.]

[Todos las estadísticas han disminuido en 17.]

…..

[Las estadísticas de Hanryeong (Caballero de la Muerte) han sido reajustadas. Pero el 'rango' de su alma es el mismo, y su potencial es el mismo. Con el crecimiento de su existencia, su 'rango' anterior perdido puede ser recuperado. Se aconseja un rápido crecimiento.]

[Mi cuerpo, se siente un poco pesado.]

El Dios del Sable, no, Hanryeong, quien se convirtió en Caballero de la Muerte con una armadura negra, murmuró.

Incluso con la energía oscura infundida, su cuerpo era definitivamente menos poderoso que cuando era Alto Ranker.

Así que el sistema había reajustado las estadísticas de acuerdo a ello.

Pero Yeon-woo no estaba muy preocupado.

Como dijo el panel, mientras su rango no desapareciera, sería capaz de recuperar la capacidad que tenía antes. Estaba claro que crecería más rápido que Shanon.

Además, para Yeon-woo, era mejor que las estadísticas fueran reajustadas.

Si las de estadísticas Hanryeong eran demasiadas altas para Yeon-woo, podría ser incontrolable en un momento importante. Quería evitar el riesgo de ser apuñalado por la espalda por su propio Espíritu Familiar.

Shanon suspiró ligeramente mirando a Hanryeong. Se sentía decepcionado de no haber podido absorber a Hanryeong, y sentía que tendría que trabajar más duro para mantenerse por delante de él.

Hanryeong se movió para acostumbrarse a su nuevo cuerpo y luego volvió a mirar a Yeon-woo.

[Tengo algo que pedirle al Maestro.]

"Habla".

[Me gustaría que recuperases mis Nueve Sables.]

"¿Es por tu habilidad?"

[Sí.]

Hanryeong asintió con la cabeza.

Las dos habilidades que simbolizaban al Dios del Sable, Tumba de Nueve Sables y Remolino de Sables, necesitaban cumplir con estrictas condiciones para ser usadas.

Necesitaba sables robustos.

El Remolino de Sables un enorme tornado cada vez que los sables se movían. Sin las armas apropiadas, sería imposible. 

Lo mismo ocurría con la Tumba de las Nueve Espadas.

Por eso, cuando Hanryeong solía andar desafiando a jugadores, retaba a los que tenían sables fuertes y tomaba sus sables.

Después de llegar a cierto nivel, no necesitaba hacer eso.

Pero ahora, había regresado a los viejos tiempos.

[Los sables anteriores que tenía fueron destruidos por el Dios del Sable. Para activar algunas habilidades, necesito muchos sables, y cuanto más fuerte es el sable, más amenazante la habilidad.]

"Deben haber varios sables utilizables en el Intrenian, así que úsalos por ahora. Trataré de conseguirte sables más fuertes en el futuro."

[Gracias.]

Hanryeong asintió con la cabeza y entró en el subespacio que Yeon-woo abrió. Luego, lentamente sacó su caja de hierro con los sables que podía usar dentro de ella.

Clink. Clink.

Yeon-woo lo miró en silencio, y concentró su conciencia en Chirpy, que estaba mirando a través de sus ojos.

'Gracias'.

Chirpy asintió en silencio.

Su firme mirada ya no parecía la de un bebé débil que anhelaba a su madre.

Se estaba convirtiendo en una adolescente que quería volar más alto.


***


Desde el día siguiente.

Yeon-woo se esforzó con su entrenamiento individual.

¡Kwang! ¡Boom!

Cada vez que balanceaba a Vigrid, el aire se dividía.

La Lluvia de Fuego con el Fuego Sagrado añadido, causaron un desastre. E incluso derribó completamente un acantilado y lo destrozó.

Una nube de polvo se elevó desde las rocas. Era una escena que hacía que uno se estremeciera.

Pero Yeon-woo, con sus Ojos Dracónicos abiertos, no le dio una segunda mirada y continuó moviéndose.

Buscó algo a lo largo de las fallas y levantó su cabeza cuando sintió una sensación escalofriante.

Y despertó la Autoridad del Dragón.

Su piel cambió y las escamas de color azul oscuro cubrieron la parte superior de su cuerpo. Las escamas crecieron hasta su barbilla mientras buscaba su objetivo con sus sentidos fortalecidos.

En condiciones normales, tendría que esconderse.

El oponente es alguien contra quien no podía luchar.

Su oponente es alguien a quien no podía vencer ni siquiera con todas sus fuerzas, y que ponía a prueba sus límites.

Además, Yeon-woo sabía muy bien que tenía que revelar todo lo que tenía para ser más fuerte.

Sus 360 núcleos se abrieron completamente, y su Circuito de Maná circuló, haciendo emerger sus alas de fuego.

Blandió a Vigrid cubierta de fuego una vez más. Apretando su agarre con toda su fuerza, y usando las mejores habilidades que tenía simultáneamente.

[Bendición del Espíritu Azul]

[Fuego Sagrado]

[Lluvia de fuego]

*Retumbar*

Concentró todo su maná en un solo lugar, y con la Bendición del Espíritu Azul, usó la Lluvia de Fuego que había aumentado su competencia hasta 7%.

Este ataque fue acompañado con el sonido de una fuerte explosión, como si el mundo fuera a colapsar. La Lluvia de Fuego se precipitó.

Pero su oponente apartó la Lluvia de Fuego con su mano como si no fuera nada, suspirando.

A pesar de su amenazador poder, fue un resultado desvastador. Su oponente, el Rey Marcial, sólo sonrió.

El Rey Marcial se rió, pensando que se había hecho más fuerte, y golpeó hacia adelante.

Era la misma fuerza que cuando destruyó Kuram. Pagong, uno del Puño de Ocho Extremos.

Yeon-woo se dio cuenta de que no tenía ninguna oportunidad si se enfrentaba al Rey Marcial de frente, y giró su cuerpo como un trompo.

Whoosh. Las alas de fuego giraron para envolver su cuerpo. Y voló más allá del centro del Pagong para esquivarlo.

Al mismo tiempo, se movió rápidamente, activó Shunpo, apareciendo justo detrás del Rey Marcial y apuñaló con Vigrid profundamente.

"¡Bien!"

El Rey Marcial exclamó e hizo girar su cuerpo. Apartando a Vigrid hacia un lado, atacó a Yeon-woo.

Yeon-woo retrocedió rápidamente, agitando sus alas. Justo cuando el Rey Marcial llegó hasta él, Aegis salió de Intrenian para bloquearlo.

Incluso si el Marcial era fuerte, no podía romper a Aegis. Y como 6 placas diferentes estaban girando alrededor, él disminuyó la velocidad.

Yeon-woo no perdió esa oportunidad y atacó el punto ciego del Rey Marcial.

El Rey Marcial se dio cuenta de lo que estaba haciendo y le respondió. Los Puños de Ocho Extremos se desplegaron unas tras otro.

*Retumbar*

¡Bang!

¡Boom!

Ambos Puños de Ocho Extremos chocaron entre sí. Vigrid confrontada por un puño.

Yeon-woo empuñaba a Vigrid con todas sus fuerzas.

La sangre goteaba de sus labios mordidos, y sus Ojos Dracónicos estaban inyectados en sangre. Su Circuito de Maná estaba caliente por haber sido usado en exceso.

Pero el Rey Marcial no lo dejó escapar. Respondió a los ataques de Yeon-woo uno por uno sin siquiera pestañear, y continuó arrinconándolo. Sus ataques pusieron a prueba sus límites y casi le quitan la vida.

Cada vez que eso sucedía, Yeon-woo llevaba su Cuerpo de Dragón y evitaba el peligro. Luego, se concentró en buscar una oportunidad para atacar.

Desde lejos, Phante y Edora sacudieron sus cabezas mirando la escena.

Definitivamente estaban entrenando. Pero su entorno se estaba destruyendo.

Los acantilados se derrumbaban y las colinas se convirtieron en llanuras. El río que fluía se había secado hace mucho tiempo por el calor.

Si no hubieran puesto Jinbup a su alrededor, el área exterior de la Torre habría sido un desastre.

"... Se ha convertido en un monstruo aún más grande."

Phante dejó escapar un profundo suspiro.


***


"... Perdí."

Yeon-woo se desplomó en el suelo con una expresión llena de cansancio.

El agotamiento y la impotencia dominaban todo su cuerpo. Su caliente Circuito de Maná estaba completamente vacío, como nunca antes hubiera albergado maná.

Ya había pasado una semana desde que el Rey Marcial se ofreció como compañero de entrenamiento.

Yeon-woo planeaba subir a la Torre inmediatamente después de recuperarse.

Sin embargo.

|¿Discípulo? Deberías ser evaluado por tu profesor antes de irte, ¿Verdad?|

Yeon-woo asintió con la cabeza a lo que dijo el Rey Marcial justo antes de irse.

Resultaba difícil negarse a su maestro, que quería comprobar cuánto había aprendido. Además, quería constatar cuánto se había fortalecido con el Cuerpo de Dragón.

Así que empezó a entrenar tranquilamente.

'Pero no sabía que terminaría así'.

El Rey Marcial hizo que Yeon-woo mostrara sus capacidades al máximo.

El Rey Marcial no habló. Sólo lo presionó con su inmensa fuerza y lo dejó indefenso.

Su vida hubiera estado en peligro si no lo diera todo. El Rey Marcial realmente atacó a Yeon-woo como si fuera a matarlo.

Así que él mostró todas sus cartas.

Yeon-woo podía entender completamente sus límites y saber qué hacer cuando se encontraba con ellos.

Y fue capaz de mostrar una mayor fuerza que antes.

Por otra parte, pensó profundamente si podía revelarse de esa manera.

Todavía no había mostrado el poder del Brazalete Negro, que era su última carta, pero incluso mostrar el poder de la especie de los Dragones Yeon-woo lo consideraba mucho.

Pero Yeon-woo rápidamente abandonó esos pensamientos.

Pensó en como se comportó el Rey Marcial cuando le dijo que dejaría la Tribu de un Solo Cuerno. Aún recordaba sus palabras sobre la relación entre un maestro y su discípulo.

También sintió un alivio.

Aunque seguía siendo un poco incómodo, el Rey Marcial no lo investigó. Sólo se concentró en destruirlo durante el combate.

Por ende, Yeon-woo pudo probar cómodamente sus límites. Creció gracias a eso, y aunque sólo había pasado una semana, ya tenía más experiencia.

Ahora los ojos de Yeon-woo estaban mezclados con algo más que respeto cuando miraba al Rey Marcial.

El deseo de ganar.

No como un discípulo a un maestro, sino de un jugador contra otro. El deseo de vencerlo con sus habilidades.

El Rey Marcial pudo adivinar los pensamientos de Yeon-woo y se rió.

Estaba satisfecho cada vez que veía a su inteligente discípulo entender más de lo que enseñaba.

Pero al mismo tiempo, se sentía un poco amargado.

No tenía nada más que enseñarle.

Pensando en eso, cruzó sus brazos y levantó una esquina de su boca.

"Caín."

"Sí."

"Ahora, puedes irte."

Cuando su maestro le dijo que ahora tenía lo suficiente para seguir hacia adelante, Yeon-woo agrandó sus ojos y se inclinó.

Con un corto adiós diciendo gracias.