Reciente

martes, 16 de junio de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 129

Capítulo 129. Preparación para la Guerra (4)


"¿Así que los puntos focales sólo pueden ser sentidos a través de los sentidos?"

Como Yeon-woo deseaba, lo primero que hizo después de evolucionar a Shanon fue preguntarle sobre los puntos focales. En el pasado había sufrido por ellos.

[Correcto. Escogiendo una de las muchas posibilidades. A menos que puedas leer el futuro, tienes que confiar en tus sentidos. Obviamente, los sentidos de los que estamos hablando son diferentes de los cinco sentidos físicos que tenemos.]

Se refería al sexto sentido. A diferencia de los cinco sentidos, es algo que abarca las cosas intangibles. 

Yeon-woo ha tenido ese tipo de sexto.

En su tiempo en África. Cuando su espalda se sentía fría por alguna razón, o cuando a veces tenía migrañas, había una alta probabilidad de que algún peligro estuviera cerca.

Así que Yeon-woo pensó que su sexto sentido estaba bastante desarrollado.

Sin embargo, Shanon hablaba de un sexto sentido más agudo que eso.

Una decisión basada en el sentido. En cierto modo, estaba más cerca de predecir el futuro.

[Por lo general, esto es fácil de entender para la gente de tu nivel, aunque supongo que será un poco difícil para ti... Me sorprendí completamente cuando supe que recién empezaste a aprender artes marciales.]

Shannon asintió comprensivamente.

Desde su punto de vista, el crecimiento y la dirección de Yeon-woo ha sido diferente de los demás. Mientras que otros crearon su propio camino a partir de la construcción de una base, el método de Yeon-woo estaba construyendo aleatoriamente dejando huecos.

Normalmente, un crecimiento como ese está destinado a caer. Sin embargo, la torre de crecimiento de Yeon-woo parecía constante y sólida.

[Cuanto más pisos subas. Cuanto más jugadores hábiles te encuentres. Hay más posibilidades de que conozcas a individuos que usen puntos focales. Así que te recomiendo que lo aprendas rápido.]

"¿Hay alguna manera de aprenderlo más rápido?"

[Sí.]

Los ojos de Yeon-woo brillaron.

"¿Cuál es?"

Shanon asintió como si fuera evidente.

[Lucha más, y experimenta más.]

"Eso es obvio..."

[Y memoriza todos los patrones.]

Yeon-woo exclamó con asombro. Las palabras de Shanon tenían sentido. Si no puedes entenderlos, sería mejor memorizarlos. Es algo que hacía frecuentemente.

[Memorizar es lo mejor en estas situaciones. Si continúas memorizando, podrás aplicarlo cuando sea necesario.]

Yeon-woo se rió junto con Shanon. Se dio cuenta de lo que Shanon estaba tratando de decir.

"¿Y puedes enseñarme esos patrones?"

[Correcto. Eres muy listo, maestro. Los subordinados están hechos para ser usados en estas situaciones.]

Shanon se levantó lentamente, y agarró a su oscuro Rompedor de Espadas.

[Ya que estamos en este tema, vayamos directamente al grano. Parece que tienes prisa.]


***


Pero el entrenamiento con Shanon no fue capaz de durar mucho tiempo. Mientras aprendía sobre los puntos focales, recibió la orden de reunirse.

Yeon-woo, Phante, Edora y la Legión Extranjera se movieron al centro.

Y en ese momento.

Thump.

Thump.

Yeon-woo se agarró su pecho, que de repente latía rápidamente. Su columna vertebral se había vuelto rígida. Incluso su Circuito de Maná circulaba extrañamente. 

Sus Ojos Dracónicos se abrieron y miraron al cielo.

Cuando lo miró, Yeon-woo se dio cuenta de por qué su cuerpo se comportaba de esta manera.

Una atmósfera pesada cubría el ambiente, y ellos se encontraban en medio de todo.

Escamas rojas, un mentón firme, ojos como ranuras verticales y un cuerpo de 30 metros.

'... Dragón'.

La Reina del Verano había vuelto a su forma original.

La razón del nombre del clan Dragón Rojo, y la segunda persona más vieja de la Torre después de AllForOne. Esa persona estaba liberando su aura.

Miedo al Dragón.

De las muchas habilidades que tienen los dragones, es un aura que influye negativamente en los jugadores.

Yeon-woo trató de encontrar su calma de nuevo.

La razón por la que su corazón latía rápidamente, probablemente se debe a que el dragón en su interior había reaccionado a la presencia de otro dragón.

Pero no podía revelar eso. Yeon-woo se calmó lo mejor que pudo. Afortunadamente, los Ojos Dracónicos se estabilizaron y su Circuito Mágico se calmó.

Sin embargo, estar en un área donde se encuentra el Miedo al Dragón, es algo preocupante, tanto que Yeon-woo tuvo que esforzarse.

Afortunadamente, ella no estaba mirando en su dirección.

Con ojos verticales que causaban escalofríos, estaba mirando al cielo.

Era un cielo muy negro. Parecía que ella observaba la luna brillante. Entonces, lentamente levantó la parte superior de su cuerpo y abrió sus alas.

[... Se está abriendo.]

Con la voz de la Reina del Verano.

Un gran portal verde se abrió a lo largo del cielo.


***


Y en ese momento.

"No hay obtendrán nada por ayudarme. Más bien serán etiquetados como traidores. Por última vez, les daré la oportunidad de que se vayan. Después de esto, no aceptaré ninguna petición para abandonar."

El Dios del Sable estaba hablando con sus subordinados.

Junto con los Madodan en el centro, otras 9 legiones como los Shindodan y Jindodan estaban presentes.

Estaban a punto de cruzar la línea, así que aquellos que quisieran retirarse deberían hacerlo ahora, él no los detendría. Eso significaba que el Dios del Sable todavía tenía la capacidad de razonar, a pesar del deseo de salvar a su hijo.

Y ese aspecto suyo sólo conmovía más a sus subordinados, que notaban como el Dios del Sable se esforzaba para no actuar de forma irracional.

Sus palabras no pudieron ahuyentar a nadie. En cambio, lo miraban con ojos llenos de determinación. El Dios del Sable apretó los dientes. Podía sentir hasta en los huesos que no había vivido en vano.

"Sus vidas, las aceptaré con gusto."

Los ojos del Dios del Sable comenzaron a brillar.

"Entonces vamos."


**


Madodan, Shindodan y Jindodan atacaron primero a los Hogumdan, que vigilaban al Dios del Sable según las órdenes del Dios de la Espada.

"¡Ustedes... Chicos...!"

Los labios del líder del equipo de Hogumdan temblaban ante la espada bajo su barbilla. Su mirada parecía estar preguntando si sabían el significado de lo que estaban haciendo.

"Si no lo supiéramos, no habríamos empezado desde el principio."
 
Pero el líder del equipo de Madodan movió su espada sin dudarlo.

La cabeza del líder del equipo de Hogumdan rodó por el suelo.

Hasta hace unas horas, eran compañeros que estaban bebiendo juntos. Esperaba sentirse un poco culpable, pero sorprendentemente, no sintió nada.

Pensó que podría ser porque estaba preparado para morir.

Había vivido como su espada, así que no sería malo morir por él.

El líder del equipo de Madodan miró a su alrededor.

Excepto algunos miembros, todos estaban reunidos a su alrededor. Como si hubieran terminado, sus ropas estaban manchadas de sangre.

"¿La ubicación del objetivo?"

Objetivo. Se refería a Leonte.

"Actualmente el honorable Dios de la Espada. Mejor dicho, el Dios de la Espada lo está protegiendo en su oficina."

"¿La posibilidad de que se separen?"

"No por ahora. No sé de qué están hablando, pero parece que tardará mucho."

El líder de Madodan chasqueó su lengua.

"Entonces, ¿Lo único que podemos hacer es atacar al Dios de la Espada? Será difícil."

Habría sido fácil encargarse de Leonte. Pero con el Dios de la Espada, las cosas se complicaron.

En Cheonghwado, el Dios de la Espada es el equivalente al miedo.

Pero, por supuesto, no se iban a rendir.

"Envía la señal."

El vice líder dio la señal. Boom. Fuegos artificiales rojos se extendieron por el cielo. 

La señal representaba que todo estaba listo, así que debían comenzar.

Y como habían planeado con antelación, las otras legiones que estaban esperando, hicieron sus movimientos.

¡Kwakwang!

"¡Fuego!"

"¡Una bomba! ¡Fuego en el ático de suministros!"

"¡El Dragón Rojo ha atacado!"

La estrategia era simple. Planeaban crear el caos en su base. Entonces, mientras todos estaban ocupados pensando que se trataba de un ataque del Dragón Rojo, el Dios del Sable y Madodan atacarían el lugar donde se encontraba Leonte.

Afortunadamente, la primera parte del plan parecía ser un éxito.

Mientras el fuego se elevaba sobre la base, se podían escuchar los gritos de los jugadores.

Gritaban que trajeran agua y que el Dragón Rojo atacaba.

Cada una de las legiones planeaba andar por los alrededores y aumentar la confusión.

Se necesitaría mucho tiempo para que se dieran cuenta de lo que estaba pasando.

Mientras tanto.

El Dios del Sable salió lentamente de donde se estaba quedando.

Con su caja de hierro sobre su espalda. Y su aura creando un torbellino a su alrededor.

El Neidán de las Cuatro Bestias Legendarias giraban a su alrededor. Había recuperado la fuerza de sus viejos tiempos. No, incluso ahora era más fuerte.

Había activado su carta de triunfo. Tenía el efecto de maximizar el potencial de su maná por cierto período de tiempo.

Normalmente sólo se usa en tiempos de extremo peligro por sus efectos secundarios autodestructivos.

Sin embargo, eso no le importaba al Dios del Sable. Haría cualquier cosa para derrotar al Dios de la Espada.

Y el efecto de eso era inmenso.

El maná llenaba su cuerpo. La energía de las Cuatro Bestias Legendarias que no había podido digerir se mezclaba con ellas.

Sentía que podía destruir cualquier cosa que se cruzara en su camino.

Con su poder, no sólo sentía que podía destruir al Dios de la Espada, sino también a todos los otros Dioses Marciales, incluyendo a Leonte.

Pero sabía que si dejaba llevar por sus instintos, todo podría salir mal. Así que trató de mantener su razonamiento mientras caminaba.

Sus sentidos, que se volvieron más sensibles, le indicaron dónde se escondía Leonte.

Así que el Dios del Sable se dirigió sin dudarlo a esa dirección. Madodan lo siguió.

Mantuvo un ritmo rápido, resultaba difícil de seguir.

Vieron a algunas personas, pero rápidamente sucumbieron ante el Dios del Sable.

Pronto, llegaron al lugar donde se podía sentir el maná de Leonte.

"¡Dios del Sable-nim!"

"No deberías estar aquí..."

La seguridad alrededor de la residencia del Dios de la Espada estaba más descuidada de lo normal debido al repentino caos.

Sólo podían sorprenderse de la repentina llegada del Dios de la Sable y de Madodan. Pero antes de que pudieran actuar, el Dios del Sable blandió su arma.

Fueron aplastados con su nuevo poder.

Decenas de jugadores sedientos de sangre fueron derrotados. Sólo quedaron Leonte y el Dios de la Espada.

Leonte apenas pudo cruzar sus brazos y bloquear el ataque. Su ropa se convirtió en harapos, y sus ojos estaban llenos de voluntad.

<< Nota: Harapo - ropa o trozo de tela roto, sucio y muy desgastado. >>

"¡Dios del Sable!"

"Sólo entrega la piedra. Entonces salvaré tu vida."

"¡Cuántas veces diré que no la tengo! ¡Esa cosa! ¡No la tengo....!"

Leonte se sintió injustamente atacado, porque realmente no la tenía.

Pero detuvo sus palabras. El Dios de la Espada extendió su mano y lo interrumpió. Con su máscara de león, miró al Dios del Sable. Sobre su máscara, se podían observar arrugas en su frente.

[¿Realmente tienes que ir tan lejos?]

El Dios de la Espada se dio cuenta de la condición del Dios del Sable. La digestión del Neidan de las cuatro Bestias Legendarias, y el fortalecimiento de su maná. El Dios del Sable no era el Dios del Sable que conocía.

Comparando sólo su aura, parecia igualar al Dios de la Espada.

"Entrega la piedra ahora. Entonces te daré mi vida si quieres."

[Como siempre he dicho. Todos los Dioses Marciales son iguales. A menos que sea voluntariamente, no pueden obligar a otro Dios Marcial a hacer algo.]

El Dios de la Espada habló sobre la moral, pero el Dios del Sable resopló.

"No es eso. No intentes encubrirlo. Esa piedra, ¿No es algo que también necesitas? Estabas hablando de eso con ese idiota hace un momento. ¿Estoy equivocado?"

Los ojos de Leonte temblaban. El Dios del Sable había adivinado correctamente la verdad. Había estado hablando de la piedra con el Dios de la Espada.

[... Así que lucharás por ella hasta el final.]

"Ya estoy aquí, no tiene sentido volver atrás."

[Si sigues siendo insistiendo, no hay nada que pueda hacer.]

Bajo su máscara de león, los ojos del Dios de la Espada se entrecerraron. Y cuando levantó su mano, sus espadas se arremolinaron a su alrededor.

Luego.

La atmósfera tembló y se volvió borrosa. Poco después, el espacio a su alrededor se desgarró y apareció una nueva escena.

Rodeando al Dios de la Espada y al Dios del Sable había miles de jugadores sosteniendo sus espadas.

[Incluso con esto. ¿Vas a continuar?]

El Dios de la Espada preguntó con una mirada fría.