Reciente

lunes, 1 de junio de 2020

Second Life Ranker - Capítulo 119

Capítulo 119. Mercenarios (3)


Pero Yeon-woo no podía mostrar su ira en este momento.

Yeon-woo se rió y habló.

"Siento llegar tarde. Quería venir de inmediato, pero no pude."

"No importa si llegas tarde o no. Lo único que importa es que ahora estamos juntos."

Bahal tocó el hombro de Yeon-woo con su mano.

Bahal recibió a Yeon-woo como si fueran muy cercanos, y todos los jugadores que estaban mirando se sorprendieron.

"¿Bahal-nim y el Acaparador son cercanos?"

"Cuando visitó el Distrito Exterior de la Torre. Escuché que Bahal lo buscó personalmente. Pero no pensé se hubieran conocido tanto."

"Si tiene una relación tan cercana, ¿Por qué no vino antes?"

"Hm. Es una persona interesante."

Continuaron hablando entre ellos.

Pero Yeon-woo sabía por qué Bahal le daba la bienvenida de esta manera. La razón es simple.

'Probablemente es para elevar su posición dentro del Dragón Rojo'.

El Acaparador es muy conocido en todo Dragón Rojo. Algunos lo consideraban un novato del que debían deshacerse de inmediato. Pero también significaba que valía mucho. 

Un novato que asesinó a un Semi Ranker. 

El discípulo del Rey Marcial. 

Un individuo con prestigio.

¿Que pasaría si esa persona se cambiara de Cheonghwado a Dragón Rojo, con los hijos del Rey Marcial a su lado? No solo sus fuerzas se incrementarían, también podrían obtener información sobre Cheonghwado.

Evidentemente, la persona que estaría manejando todo esto sería Bahal.

'Su posición aumentará. Además, le debe haber gustado el presente'.

Eso es favorable para Yeon-woo. Puesto que cuanto más grande sea la bienvenida, más fácil sería conseguir un lugar dentro del Dragón Rojo.

"Pero, ¿Está bien que los hijos del Rey Marcial vengan? Él estará disgustado."

Phante sólo se encogió de hombros y habló.

"Ha pasado un tiempo desde que dejé de escuchar a mi padre."

"¿En serio? Supongo que es cierto. He escuchado que ambos son tan talentosos que incluso la Tribu de un Solo Cuerno no puede tocarlos. De todos modos, bienvenidos."

Bahal tenía una gran sonrisa, y llevó al grupo Yeon-woo al interior.

"Así que, entremos ahora. Estábamos en una reunión. Hay un montón de gente para presentarte."


***


Como dijo Bahal, había unos 10 Rankers en la sala de estrategia esperándolos. En el centro de ellos había un jugador con un aura fuerte. No parecían tener ninguna intención de suprimir su energía. Yeon-woo entrecerró los ojos hacia ellos.

'81 Ojos'.

Si Cheonghwado tenía sus 5 Dioses Marciales, el Dragón Rojo estaba liderado por 81 Rankers alrededor de la Reina del Verano.

Son los 81 Ojos.

Es una palabra de la leyenda, donde un dragón tiene decenas de ojos en una púpila. 

También lideraban poderes independientes, teniendo sus propios escuadrones de combate.

'Hay muchas caras conocidas'.

Yeon-woo pudo reconocer a algunos de ellos del diario.

'Draconiano Blanco, Bestia de Fuego, Resplandor, Corona Anaconda, Escuadrón de Lobos, Banda Anillo Rojo... hay mucho. ¿Planean revertir la situación del piso 11?'

Yeon-woo observaba sus caras, pero cuando llegó a la última cara, se sorprendió. Había una persona completamente inesperada en este lugar.

Una mujer hermosa con un largo cabello azul que llegaba hasta sus hombros. Aunque su cabello estaba teñido de azul en lugar de rojo, y solo vestía una ropa casual, Yeon-woo podía saber su verdadera identidad a simple vista.

"¿Qué pasa, Hyung-nim?"

"... Nada."

Parecía que ella no quería revelar su verdadera identidad, así que Yeon-woo fingió no darse cuenta. Sus pensamientos se volvieron un desastre.

'¿Qué está haciendo esa persona aquí?'

Ella detesta los pisos inferiores porque considera que son lugares para los insectos. Sin embargo, estaba presente.

Yeon-woo se dio cuenta de que la guerra en el piso 11 resultó más grande de lo que pensaba.

Bahal presentó al grupo de Yeon-woo.

"Les presento al Acaparador y a dos de los hijos del Rey Marcial de la Tribu de un Solo Cuerno. Aunque no les interesen los pisos inferiores, han escuchado de ellos, ¿Verdad?"

Algunos asintieron con la cabeza. Algunos mostraron interés, pero a la mayoría no parecía importarle.

'No. ¿Es porque no están interesados en las acciones de Bahal?'

Al igual que Leonte, las personas de Arthia son consideradas traidoras. Por eso, no son bien recibidos en las nuevas organizaciones a las que se unieron. 

Ese parecía ser el caso de Bahal. Sin embargo, se conoce que es favorecido por la Reina del Verano debido a su talento e ingenio.

"Todos ustedes no parecen muy interesados. Pero cambiarán de opinión al ver esto."

¡Tahk!

Bahal puso un montón de papeles sobre la mesa. Los Rankers naturalmente dirigieron su atención hacia los papeles.

"¿Saben lo que es esto?"

"¿Qué es?"

Bahal sonrió.

"Donde Cheonghwado colocó sus tropas."

"¡......!"

"¡......!"

"¿Eso es cierto?"

Los Rankers con expresiones despreocupadas cambiaron a una de sorpresa.

Raúl, el jefe del Escuadrón de Lobos, que había estado peleando con Cheonghwado esta mañana, se levantó de su asiento y preguntó de nuevo.

"Por supuesto. ¿Quieres comprobarlo?"

Bahal le tiró el mapa que sostenía a Raúl.

Raúl lo agarró rápidamente y lo abrió.

Un mapa detallado del piso 11. Una 'X' roja estaba marcada en varios lugares.

Raúl sabía aproximadamente dónde estaban las fuerzas de Cheonghwado, pero no conocía los lugares exactos.

"... ¿Como obtuviste esto?"

"De nuestro amigo."

Bahal le dio una suave palmada en el hombro a Yeon-woo.

Este fue el regalo que Yeon-woo le dio a Bahal. Memorizó el mapa que había visto cuando entró en la oficina del Rey Marcial con sus Ojos Dracónicos, y lo había copiado exactamente.

Por supuesto, excluyó la información que dañaría a la Tribu de un Solo Cuerno.

Pero esto bastaba para ayudar al Dragón Rojo. Esto iba a cambiar la marea de la guerra.

"¿Qué piensas?"

Raúl se estremeció ante la pregunta de Bahal y tosió ligeramente.

"... Creo que necesitaremos confirmarlo primero. Podría ser una trampa de Cheonghwado, ¿Verdad?"

Raúl entrecerró los ojos hacia Yeon-woo y Phante. Bahal asintió.

"¿No deberías ir a comprobarlo con tu equipo?"

"Iré a confirmarlo ahora mismo, señor."

Raúl salió rápidamente de la sala de estrategia. Parecía emocionado.

Si el mapa fuera real, podrían cambiar las cosas.
Bahal miró a su alrededor.

"Si el mapa es real. Entonces han hecho una gran contribución para nosotros. ¿Qué piensan todos ustedes? Si no hay objeciones, me gustaría recompensarlos con un estatus razonable y recompensas."

Nadie dijo nada. Pero todos estaban prestando mucha atención.

Bahal interpretó el silencio como una aprobación.

"Todos están de acuerdo. Caín."

"Sí, señor."

Yeon-woo se adelantó e inclinó la cabeza.

"El puesto de líder del segundo equipo de la Legión Extranjera está vacío. Me gustaría que te hicieras cargo. ¿Qué piensas?"

Los ojos de Yeon-woo brillaron. La Legión Extranjera estaba compuesta por mercenarios. Es una gran legión de más de 3.000 personas, y es difícil unirse en ella.

Ser un líder de semejante equipo significaba que estarías a cargo de cientos de jugadores. Colocar a un extraño en esa posición es algo inaudito.

Así de inestimable es el regalo que trajo Yeon-woo, y lo apreciado que es su talento.

Yeon-woo lo aceptó con agrado, porque sería capaz de hacer más cosas con una posición más alta.

'Me quedaré aquí y haré mi camino'.

Ya sea el Dios del Sable, Leonte, Bahal... Yeon-woo los atraparía si tuviera la oportunidad.

'Esta es una guerra, donde las espadas y las flechas se mueven constantemente. No será raro si algo sucede'.

Una zona de guerra puede ser un lugar lleno de miedo y tensión para algunas personas. Pero para Yeon-woo, es tan cómodo como su propia casa.

Pasó la mitad de sus veinte años en una peligrosa zona de guerra. Incluso con la adición de las habilidades y el maná, esto seguía siendo lo mismo.

¿Dios del sable? ¿Leonte? ¿Bahal?

No importaba lo fuerte que sean, Yeon-woo estaba seguro de que los superaba en la guerra.

Por eso planeaba moverse sigilosamente y quitarles la vida.

'Jeong-woo. Espera un poco. Es aburrido con sólo Bild, ¿Eh? Te enviaré a los otros chicos pronto.'

La primera persona sería el Dios del Sable. Luego Leonte. Y por último, Bahal.

Ya había elegido el orden. Incluso creó un plan detallado. El mapa había sido sólo el primer paso.

'Esa mujer me pone nervioso, pero no debería importar. No, está bien. En realidad es lo mejor. Ya que se vuelve más confuso a medida que el tablero del juego se agranda'.

Los ojos de Yeon-woo brillaban con fuerza.

'Pero primero, necesito aumentar la confianza de Bahal hacia mí'.

Ocultando sus pensamientos. Yeon-woo inclinó su cabeza.

"Haré lo mejor que pueda."


***


"Se los digo por adelantado, no confío en ustedes. Es mejor si intentan permanecer bajo mi control."

La persona que los llevó a la Legión Extranjera por orden de Bahal se llamaba Amber.

'Jefe de los Draconianos Blancos, Búho Venenoso, Amber.'

Yeon-woo investigó la información del Dragón Rojo en el diario. También era el jefe de Shanon.

Así que Amber estaba mirando a Yeon-woo como si fuera a matarlo.

Su voluntad de matar a Yeon-woo por haber asesinado a su subordinado se podía sentir. Cuando tuviera la oportunidad, lo haría.

Yeon-woo pensó que su vida sería incómoda por su culpa. Sin embargo, había esperado algo como esto, así que no se preocupó demasiado por ello.

Amber fulminó con la mirada Yeon-woo, que ni siquiera respondió. Luego, abrió de una patada la puerta del segundo equipo de la Legión Extranjera.

¡Bang!

La puerta casi se rompe.

Había alrededor de 250 personas. Debe haber estado en su tiempo libre. Dejaron de fumar cigarrillos o de apostar. Dirigieron sus miradas en su dirección.

Se podía sentir un aura feroz en ellos.

"Este es su nuevo líder de equipo, Caín. Además, los nuevos miembros Phante y Edora. Salúdenlos como quieran."

Amber frunció el ceño a Yeon-woo y se fue.

"¿Líder de equipo?"

"Escuché que alguien sería enviado."

"¿Pero no es desconocido? Es la primera vez que lo veo."

"¿No está la Tribu de un Solo Cuerno con Cheonghwado? ¿Está bien que cambien de bando en este momento?"

Los miembros del equipo entrecerraron los ojos a Phante, Edora y Yeon-woo. Estaban escaneando al nuevo líder del equipo y los nuevos miembros de su equipo.

Los mercenarios son salvajes. Como luchan a cambio de dinero, siempre suelen poner sus vidas en juego. Su primera prioridad es el establecimiento de una jerarquía entre ellos.

Algunos de ellos miraban a la bonita Edora fijamente. Edora frunció el ceño porque no le agradaba. Pero a Yeon-woo no le importaba cómo los miraban y caminó lentamente hacia el centro. 

 Naturalmente, las miradas de los presentes lo siguieron. Algunos entrecerraron sus ojos como si estuvieran pensando en algo.

"Oye. Esa máscara, ¿No es el Acaparador?"

"¿Qué?"

"Creo que tienes razón. La máscara negra que hace que parezca un fantasma, y esa armadura. Y los hermanos de la Tribu de un Solo Cuerno que lo siguen. Es el Acaparador, ¿Verdad?"

Las palabras comenzaron a difundirse entre ellos, haciendo que todos fruncieron el ceño. Algunos de ellos sacaron sus espadas.

La mayoría fueron víctimas que sufrieron cuando Yeon-woo acaparó todas las piezas ocultas del piso 11. También había jugadores que formaban parte de la Alianza de Clanes que fue destruida por Yeon-woo.
 
Al encontrarse con Yeon-woo, el sufrimiento de los viejos tiempos surgió en su mente.

"Hyungnim. ¿Supongo que te volviste más popular cuando no estábamos cerca?"

Phante se rió viendo a Yeon-woo.

Yeon-woo tenía una expresión de enfado detrás de la máscara. Había esperado que esto sucediera, sin embargo, le seguía pareciendo molesto.

Entonces, unos cuantos mercenarios se levantaron sosteniendo sus hachas y espadas, mostrando una intención asesina.

"Mira, líder de equipo. ¿Queremos hablar contigo?"

Mirándolos, Phante sacudió la cabeza.

"Cielos. Seguro quieren suicidarse."

Edora asintió con la cabeza estando de acuerdo.