Reciente

miércoles, 6 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 203

Capítulo 203. Promesa de Chohong (1)


La noticia de que Seo Yuhui dejaba la unidad de cuidados intensivos se difundió rápidamente, pero el Templo de Luxuria permaneció en silencio. Parecía que fue ayer cuando se enojaron por tener que encontrar a los autores, sin embargo, de repente se quedaron en silencio, como si un cubo de agua fría se vertiera en una parrilla ardiente.

Era bastante sospechoso dado que el momento coincidía con la noticia publicada por el Gremio de Asesinos, y cualquiera que fuera al menos un poco conocedor de los métodos del Paraíso sabría que había algún tipo de intriga, pero nadie se atrevió a decir algo tan precipitado.

El Templo de Luxuria era una organización de Sacerdotes sanadores y constituía la segunda unión más poderosa después del Gremio de Mago. Nadie quería estar en su contra y con razón.

Su influencia era tan grande que incluso el Gremio de Asesinos les temía, evitando publicar el hecho de que intentaron tomar a Seol Jihu por la fuerza.

"No entiendo a noonim".

Jang Maldong miró a Chohong, que estaba sentada en el sofá, refunfuñando y fumando constantemente.

"Debería haberse enterado de lo que pasó. ¿No debería tomar las medidas necesarias para arreglar esta situación? No es como si nos conociéramos desde hace sólo unos días."

Recientemente, Chohong había estado quejándose sin parar. No le gustaba esto, no le gustaba aquello. Se quejaba tanto que se formaban costras en los oídos de todos.

"¿No debería al menos traer a esos hijos de perra que nos amenazaron y forzarlos a disculparse? Ah, sólo pensar en ello me hace enojar de nuevo."

Jang Maldong resopló.

Una clase que fue tratada como nobles junto con los Magos, disculpándose

No había una regla que dijera que no podían. Incluso los Sacerdotes especializados en la sanación tendrían que inclinar sus cabezas ante algunas personas.

El problema es que nunca harían algo así con un equipo pequeño como Carpe Diem. No a menos que fueran tan influyentes y grandes como Sicilia.

"¡Uaaaaah-!"

Incapaz de contener su ira, Chohong gritó una vez más.

Jang Maldong quería decirle que se callara, pero se contuvo. Sabía lo mal que se sentía ser dominado por el enemigo.

Jang Maldong suspiró antes de decir.

"No la culpes a ella. No será capaz de hacer nada aunque quisiera."

"¿Qué significa eso? ¡Es la Ejecutora de la Lujuria! ¿No está en el Templo de Luxuria?"

Chohong levantó el pulgar y refutó, pero Jang Maldong sacudió gravemente la cabeza.

"Ella solía ser".

"¿No regresó durante la guerra?"

"Para ser precisos, se retractó de su retirada. Ella no recuperó toda la influencia que tenía cuando estaba en la flor de la vida. En primer lugar, dejó todas esas cosas cuando se retiró..."

No terminó de decir, 'Sería difícil recuperar la autoridad que ella dejó', pero Chohong entendió lo que quería decir y se rascó la cabeza.

"Cielos~ Qué pena para alguien cuyo nombre es una leyenda en sí mismo."

"Bueno, dado el valor de su nombre, no es como si hubiera perdido a todos sus seguidores. Pero su habilidad como Ejecutora ha sido sellada, y no puede usar ninguna de sus habilidades como Sacerdote Ranker Único, así que es el objetivo perfecto para la gente que sólo busca beneficios".

"Cielos, que desastre."

Cuando Jang Maldong sonrió amargamente, Chohong se mordió los labios.

En realidad, Chohong sabía en qué situación se encontraba Seo Yuhui e incluso simpatizaba con ella hasta cierto punto. Después de todo, ella también había entrado en el Paraíso como una Marca Roja y experimentó todo tipo de sucios planes para subir a su posición actual.

Hubo momentos en los que tuvo que dar las gracias cuando debería recibirlas, y también hubo momentos en los que tuvo que disculparse cuando debería haber recibido una disculpa.

"Este jodido mundo. Supongo que es mi culpa por no ser lo suficientemente fuerte."

Chohong se tragó su ira antes de mirar de lado a lado y hablar en voz alta.

"¿Y a dónde se fue?"

Jang Maldong cruzó sus brazos y señaló el edificio más allá de la ventana.

"Dijo que visitaría a nuestro vecina".

...
...

Al mismo tiempo.

"¿Eh?"

Seo Yuhui, que regresó a casa, estaba mirando a un visitante con una cara nerviosa.

"¿Qué dijiste...?"

Cuando ella preguntó cuidadosamente.

"¿Qué tengo que hacer para restaurar las habilidades de Noona?"

Seol Jihu repitió lo que acaba de decir sin titubear.

Seo Yuhui cerró suavemente los ojos.

"Así que te lo dijo".

Le había suplicado a Jang Maldong que mantuviera este asunto en secreto, pero sabía que Seol Jihu no lo habría dejado escapar sin una explicación adecuada, dado el incidente que acababa de ocurrir.

Seo Yuhui agitó su mano con una sonrisa incómoda.

"Eso es algo de lo que debo ocuparme. Estoy agradecida de que te preocupes por mí, pero no tienes que molestarte con eso."

Y con eso, ella puso una mirada de pena.

"Lo siento, por mi culpa..."

Seol Jihu sacudió la cabeza, viendo que Seo Yuhui no pudo terminar su frase.

"Creo que soy la causa de este incidente."

"No, no hiciste nada malo."

Seol Jihu sacudió su cabeza una vez más.

"No hablo de los Sacerdotes que irrumpieron en la oficina de Carpe Diem. Hablo de que te atacaron."

Seo Yuhui miró fijamente al joven, que estaba expresando claramente sus pensamientos. Ella se quedó sin palabras cuando escuchó por primera vez lo que sucedió y pensó que Seol Jihu estaría gravemente angustiado, pero parecía bastante tranquilo.

Debe haber olvidado el asunto o se estaba aguantando.

Debe haber olvidado el asunto o estar aguantando.

O tal vez tenía otra idea.

De todas formas, no parecía que fuera a echarse atrás.

"No tengo problemas para llevar a cabo mis actividades diarias..."

"No si consideras tus factores externos".

Seo Yuhui suspiró en secreto con Seol Jihu siendo tan inflexible. Ella pudo notar que Seol Jihu había tomado una decisión. Incapaz de ganar contra Seol Jihu, Seo Yuhui confesó.

"Bien, parece que ya lo has escuchado, pero te lo contaré con más detalle. La mayoría de mis habilidades han sido selladas por el retroceso de la Ceremonia que celebré. No puedo decirlo con seguridad, pero actualmente soy igual a un Sacerdote de Nivel 1 o 2."

'¿Sacerdote de nivel 1 o 2?'

Seol Jihu tragó con fuerza. Seo Yuhui estaba en peor estado de lo que imaginaba. Al mismo tiempo, la admiraba por ser capaz de permanecer tan tranquila e imperturbable.

Algo terrible podría haberle pasado, pero no pudo notar ni un solo indicio de hostilidad o resentimiento por parte de ella.

"Es fácil para mí sanar. Sólo tengo que hacer ofrendas a la Diosa Luxuria."

La respuesta que Seol Jihu había estado esperando finalmente salió.

"¿Ofrendas?"

Seol Jihu inclinó su cabeza. Esperaba que sus meridianos estuvieran bloqueados o que su circuito de maná se rompiera, pero ¿Ofrendas? Era un concepto completamente nuevo para Seol Jihu.

"Los Sacerdotes se diferencian de otras clases por lo estrechamente relacionados que están con sus dioses".

Seo Yuhui explicó suavemente como un maestro educando a un niño, sólo entonces Seol Jihu recordó que todos los Sacerdotes llevaban ofrendas y un altar.

María lo hace, y también lo hacía Alex. En parte es para preparar los hechizos de antemano.

'Pero fundamentalmente porque los Sacerdotes toman prestada la autoridad de sus dioses directamente, así que tienen que pagar el precio cada vez. ¿Es eso?'

Mientras Seol Jihu luchaba por recordar lo poco que sabía sobre la clase de Sacerdote, la explicación de Seo Yuhui continuó.

"Aparte de la condición de mi cuerpo y el costo que pagué por la Ceremonia, pedí prestado y usé más poder divino del que se me permitió. Mis habilidades fueron selladas por ello."

"¡Ah!"

La mandíbula de Seol Jihu cayó. Estaba claro cómo restaurar las habilidades de Seo Yuhui, tenía que pagar la cantidad equivalente de ofrendas al poder que Seo Yuhui tomó prestado en ese momento.

"Di todas las ofrendas que reuní hasta ahora, pero no recuperé tanto como pensé."

Seol Jihu se tomó un momento para organizar sus pensamientos antes de hablar.

"¿Qué son exactamente las ofrendas?"

"Mm. Los dioses tienen sus propias preferencias en cuanto a las ofrendas, pero Luxuria-nim no es realmente exigente. Sin embargo, le gustan más las ofrendas con poder sagrado".

Seol Jihu hizo una pregunta.

"Entonces, ¿Cuánto poder sagrado debe tener una ofrenda para restaurar completamente tu poder?"

"Mmm..."

Seo Yuhui cruzó sus brazos e inclinó su cabeza.

"Si tengo algo como los Recuerdos de Moirai, creo que podré recuperar mi fuerza de una sola vez..."

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par.

'Recuerdos de Moirai...'

Era un artículo que se vendía en la Zona Neutral por Puntos de Supervivencia. Seol Jihu recordaba claramente este artículo ya que es el artículo más caro de los disponibles en la Tienda VIP.

Seo Yuhui vio la cara de Seol Jihu y sonrió suavemente.

"Está bien. Las ofrendas son la manera más rápida de restaurar mi poder. No es la única manera. Aunque tomará más tiempo, también puedo recuperarme visitando al templo y rezando."

Seol Jihu se decidió cuando escuchó este comentario de Seo Yuhui.

Con este incidente, vio claramente el lado oscuro del Paraíso y aprendió muchas cosas. No todos los humanos estaban en el mismo lado. Algunos eran enemigos ocultos, que no dudarían en girar sus lanzas si eso los beneficiaba.

En otras palabras, no podía garantizar que fuera seguro permanecer en el lado de los humanos. Incluso el Templo de Luxuria podría estar comprometido.

Debido a esto, Seol Jihu habló.

"Tengo una petición para ti, Noona."

"¿Hm? ¿Qué es?"

¿Qué lo puso tan serio? Seo Yuhui parpadeó sus ojos con curiosidad.

"Dijiste que puedes recuperar tu fuerza visitando al templo y rezando, pero no creo que sea una buena elección."

"…."

"Por supuesto, estoy seguro de que tienes tus propias ideas sobre este tema, y estoy seguro de que tienes muchas personas apoyándote también. Pero, no puedo evitar pensar que ir al Templo de Luxuria será como marchar a territorio enemigo. Podrías ser atacada de nuevo pronto."

Seo Yuhui no confirmó ni negó las sospechas de Seol Jihu. Seol Jihu tomó su silencio como una señal de acuerdo.

"Seré directo. ¿No te unirás a Carpe Diem por un tiempo?"

"... ¿Eh?"

Los ojos de Seo Yuhui se abrieron de par en par. Parecía que esto estaba completamente fuera de sus expectativas.

El Muro de Hierro. Seol Jihu sabía cómo se llamaba Seo Yuhui en el Paraíso. Añadió rápidamente, para que ella no lo malinterpretara.

"No quiero presionarte o forzarte de ninguna manera. No lo mencionaré de nuevo si dices que no."

"Espera. No seré de ninguna ayuda ahora mismo..."

"No espero ninguna. No estoy tratando de reclutarte. Sólo piensa en Carpe Diem como un lugar para descansar mientras te recuperas".

Seol Jihu hizo una pausa por un momento antes de continuar suavemente.

"Es sólo que estoy demasiado en deuda contigo. Quiero pagarte sin importar lo que pase."

Los labios de Seo Yuhui se apretaron. La forma en que sus ojos parpadeaban incesantemente, parecía estar más que un poco nerviosa.

Seol Jihu se quedó pensativo. 'Trabajemos juntos para encontrar ofrendas. Es la forma más segura y rápida de recuperarse'. Había muchas cosas que quería decir, pero se tragó sus palabras.

Revelar sus sentimientos honestos parecía ser la mejor opción. Así que eso es lo que hizo.

"Te protegeré".

Fue entonces.

Los ojos de la nerviosa Seo Yuhui se abrieron un poco. Respiró hondo, y su cuello blanco como la nieve se volvió rojo como un río que refleja una puesta de sol.

Tosiendo sin sentido, Seo Yuhui murmuró en voz baja.

"... Veo que tus repentinas decisiones aún no han cambiado."

Después de un momento de silencio, Seo Yuhui tranquilamente recobró el aliento. Ella realmente parecía que estaba luchando por calmarse.

"Me darás algo de tiempo para pensar, ¿Verdad?"

"¡Claro!"

Seol Jihu respondió como si fuera la respuesta más obvia.

De todas formas, no esperaba que ella respondiera inmediatamente, y en su perspectiva, Seo Yuhui parecía tener dudas.

¿Él estaba siendo desconsiderado e insolente?

La intención de Seol Jihu estaba clara. En lugar de quedarse en un lugar rodeado de enemigos, le decía a Seo Yuhui que confiara en él y recibiera protección completa.

No eran sólo palabras sin sentido considerando que el Carpe Diem es el mejor equipo en Haramark. El problema es que si Seo Yuhui se unía a Carpe Diem, Seol Jihu haría aún más enemigos.

El significado de acoger a Seo Yuhui en el Paraíso. Seol Jihu no sabía esto, ya que sus pensamientos estaban principalmente en pagar su deuda con Seo Yuhui de acuerdo con la Regla de Oro.

Pronto, se escuchó el sonido de Seol Jihu levantándose.

"Me voy a ir ahora."

Seo Yuhui abrió los ojos con gran agitación.

"¿Hm? Ah, ¿Te vas?"

Seol Jihu inclinó su cabeza. A Seol Jihu le preocupaba que su oferta la hiciera sentir incómoda, pero ella parecía extrañamente feliz.

"Sí, y..."

De pie, Seol Jihu continuó.

"No te preocupes demasiado. Encontraremos a los culpables."

Seo Yuhui sonrió suavemente.

"No te esfuerces demasiado. No serán oponentes fáciles."

"Por supuesto, no planeo apresurar esto en absoluto."

Con una brillante respuesta, Seol Jihu se inclinó antes de darse la vuelta. Y pronto... Tak, en el momento en que sonó el sonido de la puerta cerrándose, la brillante sonrisa de Seo Yuhui se volvió majestuosa.

Cuando exhaló el aliento que había estado conteniendo, el enrojecimiento que había estado suprimiendo lentamente aumentó y se extendió. Su cara se enrojeció en un instante, Seo Yuhui puso sus manos sobre sus mejillas para enfriarlas.

'¿Qué hago...?'

Poseída por un grave conflicto interno, las palabras del pasado del joven cruzaron repentinamente por su mente.


|Te protegeré.|


Cerrando los ojos, Seo Yuhui puso su mano sobre su pecho izquierdo. Podía sentir claramente los latidos de su corazón.

'¿Por qué tuvo que decir eso de repente...?'

Aunque parecía estar avergonzada.

'Cielos...'

Seo Yuhui tuvo que hacer todo lo posible para evitar que las comisuras de su boca se curvaran.