Reciente

sábado, 30 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 335

Capítulo 335. Promesa (5)


El rayo de luz que salió de la boca de Templanza Furiosa envolvió completamente a Bondad Retorcida y atravesó el cielo. Mirando desde lejos, uno pensaría erróneamente que un pilar gigante de luz se erigía en el cielo.

"¡KIAAAAAAAAAA!"

Un grito agudo que parecía desgarrar el tejido del espacio hizo erupción. Fue el grito de Bondad Retorcida, sin duda alguna.

Para reiterar, Templanza Furiosa bajo la Manifestación Divina no es un oponente que pueda ser despreciado. Dejando a un lado que tiene un efecto secundario único y comparando sólo la diferencia de energía, no estaba muy lejos de Bondad Retorcida. Además, Bondad Retorcida había sido atacada sin ser capaz de hacer los preparativos adecuados.

Pronto, cuando el pilar de luz se desvaneció lentamente, lo que Seol Jihu presenció fue a Bondad Retorcida balanceándose como una rama que se agita con el viento.

No se desplomó en línea recta. Intentaba desesperadamente estabilizarse, pero caía constantemente como una mariposa con un ala rota.

Tak. Su pie izquierdo tocó el suelo, e inmediatamente se balanceó en un gran movimiento.

¡Chiiik! Vapor blanco se elevó de su cuerpo caliente.

"Keeeeeeu-"

Su estado miserable era un acontecimiento impresionante, pero su rostro jadeante resultaba más extraordinario.

Su anterior expresión digna no se veía por ninguna parte. Sus orgullosas pupilas habían desaparecido dejando sus ojos en blanco; parecía que se había vuelto loca.

En ese momento, su cuerpo, que se balanceaba lentamente, se detuvo. Bondad Retorcida se había equilibrado en el suelo. Su cuerpo medio inclinado tembló, y sus ojos volvieron a enfocarse.

"¡Kuk, kuhuk, kuhuuuk!"

¿La lesión que sufrió fue tan grave?

Bondad Torcida tosió como si incluso respirar fuera difícil.

"Kuuhhhhh..."

Pronto, finalmente se las arregló para enderezar su espalda. 

¡Kwang!

Pero, lo que vio después fue un gigante rompiendo el muro de tierra y acercándose hacia ella.

Levantando su pierna, Templanza Furiosa pateó a Bondad Retorcida como si fuera un balón de fútbol.

¡Pang! Antes de que pudiera recuperarse, Bondad Retorcida salió volando. Esparciendo una gran cantidad de sangre fresca en el aire, rápidamente atravesó el cielo y se convirtió en un punto al instante.

Volando sin parar, atravesó docenas de árboles, rocas y otras características del terreno antes de chocar con un gran acantilado. Solo entonces, se detuvo.

¡Koong! La espalda de Bondad Retorcida se curvó como un arco. Corrientes de sangre salieron de su nariz y boca.

"¡Cough! ¡Cough! ¡Wuuuuuuk!"

Tosiendo violentamente, abrió los ojos de golpe. Tal vez debido al poderoso impacto, su débil conciencia se aclaró.

Koong, koong, koong, koong. Levantó los ojos en cuanto escuchó el estruendo de la tierra. Mirando al gigante que se acercaba a ella, su cara se retorció de rabia.

"¡Tuuuuuuuuuu...!"

Una voz grave sonó, y sus pupilas se agitaron con ella.

Ahora que las cosas habían llegado a esto, Bondad Retorcida decidió que se trataba de una situación de vida o muerte. Aunque no estaba segura de lo que había pasado, consideró que Templanza Furiosa ya no estaba de su lado.

"¡Tonto! ¿No sabes que estos insectos están jugando contigo?"

Viendo a Templanza Furiosa, que ya había acortado la distancia y estaba moviendo su mano hacia atrás, ella agarró sus espadas gemelas.

"¡Bien! ¡Si eso es lo que quieres, te seguiré la corriente con tu farsa!"

Una alarmante onda expansiva salió de Bondad Retorcida. Con sus espadas gemelas, se lanzó hacia adelante como un rayo. En un instante, las espadas gemelas chocaron con el titánico y altísimo puño.

"¡Euuuuuuuuuuuu!"

"¡Krrrrrrrrrrr!"

Las dos energías entraron en un feroz tira y afloja. El cúmulo de luz que se extendía en todas las direcciones iluminaba los alrededores como si el sol hubiera descendido. Las características del terreno que no podían soportar las energías en conflicto se convirtieron en polvo y se dispersaron.

Finalmente, el área circundante se convirtió en un extraño paisaje que carecía de un solo punto de referencia e incluso bloqueaba todos los sonidos.

A medida que este feroz choque, continuó, las espadas gemelas de Bondad Retorcida avanzaron muy ligeramente. En el momento siguiente, Bondad Retorcida soltó un rugido y agitó sus brazos.

Mientras las espadas gemelas que se cruzan en diagonal, la energía de Templanza Furiosa se separó, revelando un hueco.

La feroz energía que llenaba los alrededores se desvaneció de la nada. El titánico cuerpo del gigante se inclinó, y Templanza Furiosa dio un paso atrás.

¡Bondad Retorcida había reprimido sorprendentemente a Templanza Furiosa con su fuerza!

Y sin perderse esta oportunidad, ella se precipitó como un tigre.

¡Slash! El grueso brazo de Templanza Furiosa fue cortado como tofu.

"Una humilde criatura de la Dimensión Espiritual se atreve a competir conmigo."

Bondad Retorcida se disparó hacia el cielo. Aunque planeaba aprovechar este impulso para decapitar a Templanza Furiosa, antes de que ella usara su espada larga, sus ojos se abrieron de golpe.

'¡...!'

Antes de que ella usara su espada larga, sus ojos se abrieron de golpe.

El cuerpo de Templanza Furiosa se había expandido antes de que se diera cuenta, y parecía que iba a explotar en cualquier momento.

¡Woooong, wooong!

Un aura explosiva fluyó de su cuerpo también. Bondad Retorcida abrió rápidamente sus alas y voló de regreso.

Al mismo tiempo, el cuerpo de Templanza Furiosa se expandió aún más e irradió una luz cegadora.

¡Kwang, kwang, kwang, kwang, kwang, kwang, kwang!

La luz salió disparada en todas direcciones como estrellas fugaces y expltó sin distinguir nada.

"¡Eeeeeeuuuuu!"

Fue claramente un ataque desesperado, de vida o muerte, descuidando la seguridad de su usuario. Dada la identidad de Templanza Furiosa como Darkshini, no saldría ileso después de usar tanta energía de una sola vez.

Sin embargo, un ataque que pusiera la vida de su usuario en riesgo valiosamente llevaba un inmenso poder. Incluso Bondad Retorcida no tuvo más remedio que apretar los dientes y apartarse del camino.

Lo mismo se aplicó al equipo de la expedición. Las secuelas del ataque del insensato Templanza Furiosa inundaron sus alrededores. Aunque sólo fue una pequeña repercusión, incluso esto tuvo el poder suficiente para aniquilar a varias docenas de personas con facilidad.

"¡Cuidado!"

Cuando la onda expansiva rompió el muro de tierra, Seo Yuhui inmediatamente se esforzó por crear una barrera. Ella es una leyenda del Paraíso y también una de los dos únicos del Nivel 8. Digna de su título de Sumo Sacerdote, se las arregló para bloquear la onda expansiva.

Sin embargo, incluso eso fue sólo temporal. Pronto, la barrera comenzó a temblar notablemente.

"¡Hagan... algo...!"

Seo Yuhui apretó sus dientes mientras sudaba profusamente.

Philip Muller rápidamente cantó un hechizo. Un círculo mágico salió flotando de su libro y rodeó al equipo de la expedición en un instante.

Sólo después de retirarse vía Teletransporte el equipo de la expedición dio un suspiro de alivio.

'Uf...'

Seol Jihu también se relajó un poco, pero se quedó sin palabras cuando miró al frente.

El cielo y la tierra temblaban por la torrencial lluvia de luz. Después de bombardear toda la zona, la luz explotó en su totalidad y creó una nube de humo en forma de hongo.

Seol Jihu no podía apartar sus ojos de esta escalofriante escena. En cierto modo, este es el momento perfecto para matar a Bondad Retorcida.

Sin embargo, pronto borró este pensamiento de su cabeza.

'Es imposible...'

Una batalla entre dos seres divinos estaba ocurriendo.

La batalla de vida o muerte de dos dioses estaba más allá de la comprensión de cualquier ser mortal. No sólo el cielo y la tierra, sino incluso el mismo espacio se estaba desgarrando.

El mundo estaba literalmente explotando. Interferir en una batalla de semejante escala estaba fuera de discusión. Un movimiento equivocado o un accidente insignificante podía decidir fácilmente el destino.

Fue entonces.

¡Pang! Junto con una poderosa explosión, Seol Jihu vio como Bondad Retorcida fue derribada.

"¡Keeeeuk!"

Ella cayó al suelo. Terminó siendo golpeada justo cuando estaba a punto de escapar del alcance del ataque de Templanza Furiosa.

Apenas puso levantarse, frunció el ceño ante el dolor abrasador que atravesaba su cuerpo.

Esto no podía continuar.

No es que Bondad Retorcida creyera que perdería. Sin embargo, Templanza Furiosa estaba atacando implacablemente sin importarle las consecuencias mientras ella se encontraba en una posición en la que no tenía más remedio que esquivar.

Tenía que pensar en el equipo de la expedición, y lo más importante, tenía que tener en cuenta que el Árbol del Mundo estaba creciendo a un ritmo aterrador.

Desfavorable. La situación era simplemente demasiado desfavorable.

'Esto no puede continuar'.

Había llegado el momento de que tomara una decisión. Aunque sabía que no debía, la situación la obligaba a hacerlo.

En el momento en que lo pensó en su subconsciente, los ojos de Bondad Torcida se ensancharon.

'¿Forzada? ¿Estoy siendo forzada?'

Nunca había sentido nada como esto. No sólo desde el momento en que recibió su divinidad, sino desde el momento en que salió de su huevo.

Koong, koong, koong. Templanza Furiosa entró en acción sin darle la oportunidad de descansar.

'¡Malditaaaa seaaaa!'

Al final, Bondad Retorcida llegó a una conclusión.

Tiró la espada larga en su mano izquierda hacia el cielo y en dirección contraria soltó la espada larga de la mano derecha. Las espadas gemelas que dejaron sus manos se movieron como si tuvieran una mente propia.

Pronto, algo místico sucedió.

Las espadas largas se derritieron y se convirtieron en líquidos parecidos a la sangre. Luego, se expandieron como una gota de pintura en un vaso de agua, y dos círculos mágicos llenos de símbolos incomprensibles fueron creados a partir de ellas.

El gigante corriendo pasó por los dos círculos mágicos al mismo tiempo que Bondad Retorcida levantaba su brazo izquierdo en alto.

"¡Vengan! ¡Seis Dominios del Reino del Deseo!"

¡Zzwwooooongg!

Se escuchó el sonido del espacio siendo cortado. A continuación, el círculo mágico giratorio que estaba en el aire, chorreando sangre, irradiaba una aterradora luz. Entonces, rayos de color sangre cayeron desde los vértices del hexagrama.

"¡KUAAAAAAAAAK!"

El gigante, atacando como un toro furioso, finalmente se detuvo. Una corriente eléctrica de color rojo sangre fluyó a través de la luz que envolvía su cuerpo, y convulsionó como si se hubiera electrocutado.

"¡Keheuk!"

De la misma forma, sangre brotó de la boca temblorosa de Bondad Retorcida.

Esta vez, el círculo mágico en el suelo se volvió rojo. Dividiéndose a la izquierda y a la derecha como un monstruo que abre la boca, ¡Comenzó a chupar al gigante como un agujero negro!

"¡Kua, kua, kuaaa, kuaaaaaa!"

Templanza Furiosa luchó desesperadamente, pero ya estaba siendo succionado por sus piernas.

"¡Heeeeeeeeu!"

Bondad Retorcida también lo dio todo, poniendo más de su energía en sus dos manos.

"¡Regresa a la Dimensión Espiritual, pequeña sabandija!"

Al final, el círculo mágico devoró más de la mitad del cuerpo del gigante. Lo importante es que el agujero negro sólo aspiraba la oscuridad interna.

De hecho, lo que Bondad Retorcida intentaba hacer consistía en separar a la fuerza las dos energías fusionadas dentro de Templanza Furiosa.

Abriendo los Seis Dominios del Reino del Deseo donde reside un sexto dios de rango celestial para atrapar a la divinidad, y luego abriendo la puerta del Reino Espiritual para devolver el verdadero cuerpo del Darkshini. Con esto, la energía divina que perdió su lugar debe naturalmente volver a su estado original.

La suposición de 'Bondad Retorcida' fue acertada.

Una vez que la oscuridad fue absorbida completamente, el aura de Templanza Furiosa perdió drásticamente su cohesión. Se fue haciendo más pequeña poco a poco, y finalmente se convirtió en un pequeño objeto esférico que cayó al suelo.

Sólo entonces Bondad Retorcida bajó sus brazos.

Entonces, cuando los círculos mágicos desaparecieron por completo, el mundo recuperó su silencio. Lo único que quedaba eran montones de cenizas.

Como mirar un panorama después de una guerra nuclear.

'De ninguna manera...'

La mandíbula de Seol Jihu cayó.

Él estaba un poco escéptico mientras observaba la situación, pero Templanza Furiosa realmente había perecido y regresado a su origen.

¡Bondad Retorcida había triunfado al final!

Por supuesto, ella tampoco estaba en su mejor condición.

"¡Keuk!"

Tambaleándose de lado a lado, Bondad Retorcida cayó sobre una de sus rodillas. Su cuerpo estaba en un estado lamentable que sería erróneo describirla como algo menos grotesco. Estaba sangrando por todas las superficies de su cuerpo.

Además, su piel se había agrietado como una tierra en sequía, haciéndola parecer que estuviera hecha de sangre.

En cierto modo, era de esperar. Había tomado prestado el poder de los Seis Dominios, que venían del Reino del Deseo, uno de los Tres Reinos del Samsara. Y encima de eso, había abierto con fuerza la puerta a la Dimensión Espiritual.

Cada uno de ellos era un hechizo que iba más allá del nivel de una gran magia, así que ni siquiera una existencia de su nivel sería capaz de ignorar el aterrador retroceso.

Por supuesto, estaba preparada para los efectos secundarios desde que decidió recurrir a este método.

"... Ha."

La amargura apareció en la cara de Bondad Retorcida mientras se limpiaba la sangre de su boca.

'Pensar que sería presionada hasta este punto...''

La situación actual es algo que no podía haber previsto.

¿Quién era Bondad Retorcida?

¡Era la única Comandante del Ejército que la Reina Parásito trataba con respeto! Ser llamada la Comandante del Ejército más fuerte no es un simple título. Desde su nacimiento, ella estaba en una categoría diferente a los demás.

Pertenecía a la raza Dragón, una de las razas medio dioses del universo. ¡Incluso entre los Dragones del Paraíso, ella había sido la más fuerte! ¡Sobrevivió hasta que no quedó nadie más!

'¿Cómo terminé de esta manera...?'

Comprobando tranquilamente su condición incluso en esa situación, Bondad Retorcida hizo un juicio preciso.

'Con este cuerpo, ya no es posible hacer nada en el Reino de los Espíritus'.

Concretamente, tenía que elegir entre dos opciones. La primera consistía en destruir el Árbol del Mundo antes de que alcanzara la edad adulta, y luego escapar. La segunda consistía en ignorar el Árbol del Mundo y asesinar al equipo de la expedición. O mejor dicho, a Seol Jihu, por lo menos.

No necesitaba pensar por mucho tiempo.

Después de apenas levantarse, miró a Seol Jihu a lo lejos. Sabía que destruir el Árbol del Mundo ayudaría a derribar la Fortaleza Tigol.

Sin embargo, la balanza de la 'Bondad Retorcida' juzgó que Seol Jihu tenía mucho más peso que el Árbol del Mundo.

En realidad, ella no sabía por qué.

Pero habiendo luchado contra Seol Jihu, había una cosa de la que podía estar segura.

¿Qué pasaría si ella dejara escapar a este hombre?

Bondad Retorcida se mordió el labio inferior.

No podía entender qué planes increíbles realizaría en el futuro, y cuánto crecería para obstaculizar los planes de los Parásitos.

Así que se decidió por esa opción. Sin embargo, no es como si no tuviera dudas.

Había revelado casi todas sus cartas disponibles. Todavía tenía una última carta de triunfo que no había usado, pero esto también significaba que al revelar esta carta se quedaría sin recursos.

Si el oponente sacaba otra carta inesperada...

'No'.

Bondad Retorcida apretó sus dientes y sacudió la preocupación que se elevaba en su mente.

'Debo matarlo. Esa es la elección correcta sin importar lo que pase'.

Tenía la fuerte sensación de que no podía dejar que este hombre se acercara a la Reina.

Reforzando su determinación, Bondad Retorcida abrió sus alas.

Seol Jihu recobró el aliento mientras la veía volar lentamente hacia arriba.

—Lo admito.

Aunque estaban a una distancia considerable, la voz de Bondad Retorcida se escuchó claramente en su oído.

—No creí que me arrinconarían hasta este punto. Así que, puedes estar orgulloso.

Seol Jihu frunció el ceño.

'¿Puedo estar orgulloso?'

Francamente, el equipo de la expedición tampoco estaba en un estado fantástico. Ya habían alcanzado su límite cuando subyugaron al Unicornio. En otras palabras, todos habían sobrepasado sus límites para resistirse a Bondad Retorcida.

Pero a pesar de que la mayoría de los miembros estaban en un estado de aturdimiento, su situación había mejorado.

Templanza Furiosa les había dado mucho tiempo, y estaba claro que Bondad Retorcida estaba agotada. Incluso podría ser posible matar a otro Comandante del Ejército.

Eso es lo que pensaba Seol Jihu.

—¿Qué sucede?

Pero una voz vivaz le hizo cosquillas en el oído.

—¿Pensaste que eras el único con una carta de triunfo?

'¿Qué?'

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de golpe. Fue entonces.

Una luz brillante surgió del cielo distante.

Envuelta por la luz, el cuerpo de Bondad Retorcida se expandió. Sin embargo, esto no sucedió como con Templanza Furiosa. Sin una tormenta violenta, la luz tomó forma instantáneamente, sin hacer ruido.

Esto mostró el perfecto grado de control que Bondad Retorcida tenía sobre su divinidad.

La forma final fue la de un Dragón Óseo.

Desde la cabeza hasta la cola, un Dragón de casi 10 metros de largo hecho de huesos apareció.

"¡Mierda! ¿¡Otra liberación de Divinidad!?"

María gritó.

Ella solo estaba parcialmente en lo correcto. Debido a que Bondad Retorcida ya tenía el control total de su divinidad, liberar su poder no haría que su divinidad aumentara de forma explosiva.

Pero, el problema radicaba en el hecho de que ella reveló su verdadero cuerpo.

Aunque Bondad Torcida luchó en un cuerpo humano hasta ahora, su verdadero ser era un Dragón.

Los humanos y los dragones tenían cuerpos fundamentalmente diferentes. Ahora que se transformó, es natural que su rendimiento cambiara.

"¡KUOOOOOOOO!"

Bondad Retorcida miró al cielo y rugió.

Rugido de Dragón, una habilidad que exige obediencia de todos los seres vivos, sonó.

"¡Euuuuu!"

"¡Keeuuu!"

Los miembros del equipo de la expedición se taparon los oídos cuando el mundo parecía rugirles. Al final, cayeron sobre sus traseros después de mucha lucha.

A continuación, los ojos huecos del Dragón Óseo destellaron.

"¡KEUUUAAAAH!"

Philip Muller, que se preparaba para usar Teletransporte, gritó abruptamente de dolor.

"¡Señor Philip Muller!"

Seol Jihu gritó, pero no había nada que pudiera hacer. Philip Muller estaba convulsionando en el suelo, crepitando con electricidad de color sangre.

Pero ese no fue el final. Regresando su mirada al enemigo, Seol Jihu sintió una energía aterradora reuniéndose en la distancia.

El dragón que flotaba en el aire abría la boca hacia el equipo de la expedición. En su interior, un inestimable flujo de luz se comprimía en una esfera.

—¡Esto es todo! Dijo Bondad Retorcida.

Para cuando Seol Jihu se dio cuenta de lo que era, un enorme rayo de luz ya estaba saliendo de la boca del Dragón Óseo.

¡Kwaaaaaaaa!

El rayo de luz no tocaba el suelo, pero por donde pasaba se encendía con llamas colosales. El aliento de luz se abalanzó hacia el equipo de expedición como para incinerarlos junto con toda la zona circundante.

El rayo atravesó cientos de metros en un instante.

Seol Jihu ni siquiera pensó en esquivarlo.

Seo Yuhui se puso delante de él y lanzó una barrera.

"¡No!"

Y Baek Haeju lo abrazó.

Seol Jihu no percibió a ninguno de ellas.

Sólo miró al rayo de luz que se acercaba con una mirada de asombro.

Fue entonces.

¡Whiiiiish!

Un viento feroz sopló.

Un aleteo le hizo cosquillas a Seol Jihu.

Abriendo los ojos que cerró inconscientemente, Seol Jihu tensó sus ojos.

Sólo había parpadeado una vez.

Pero había algo delante de él que no estaba antes.

Aunque se volvió translúcido, si no estaba viendo mal, era el Pequeño Polluelo.

Cierto, el Pequeño Polluelo estaba volando más allá de Seo Yuhui.

'Tú...'

El rayo de luz se acercó más. Frente a este aliento devastador, el Polluelo extendió sus diminutas alas.

Al mismo tiempo, cinco colores tiñeron su pequeño cuerpo, y abrió su pequeño pico.

"¡PIAAAAAAAAK!"

El Polluelo translúcido rugió.