Reciente

viernes, 22 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 327

Capítulo 327. Despertar, la Última Resistencia (1)


"¡Jajajaja! ¡Sí! ¡Eso es! ¡Esa es la cara que quería ver!"

El Unicornio que estaba al borde de la muerte, se rió emocionado. Como un burro en la piel de un león, se aprovechó del poder del otro Comandante para mantener su cabeza en alto.

Sin embargo, la risa del Unicornio no duró mucho tiempo.

Por una simple razón.

"¡Bien! ¡Bondad Retorcida! Enseña a estos traidores, impertinentes inse-"

Thwack.

Fue mandado a volar en medio de su discurso y cayó contra el suelo de forma horrible, no por alguien del equipo de expedición, sino por su compañera Comandante del Ejército, Bondad Retorcida.

'¿Ella lo atacó?'

Seol Jihu dudaba de sus ojos.

Templanza Furiosa salió de su aturdimiento y también se quedó mirando con la boca abierta.

"¿Qué significa esto?"

"Cierra la boca."

Una voz fría contestó. Cuando Bondad Retorcida miró hacia abajo de forma escalofriante, el Unicornio se encogió rápidamente.

"¿Un debilucho como tú se atreve a darme órdenes?"

"... ¡Maldita sea! ¡No te estoy dando órdenes! ¡Estaba hablando como un compañero aliado, que también sirve a la Reina!"

"¿Aliado?"

Bondad Retorcida levantó la vista. Parecía como si acabara de escuchar el chiste más divertido del siglo.

"Tú..."

Mirando a Templanza Furiosa, ella estalló en risas.

"Parece que no tienes la más mínima idea del por qué la Reina te mandó a este lugar."

"¿Qué quieres decir?"

"¡Qué ridículo! ¿Realmente tienes las agallas para hablar en tu lamentable estado? Tus acciones están plagadas de egoísmo, así que ¿Cómo puedes llamarte a ti mismo un aliado sin sentir vergüenza?"

"¡Maldita lagartija...! ¡Vine aquí a conquistar este reino bajo la orden de la Reina!"

"Jajaja, no me importa si estás lastimado en la boca, habla bien. Yo soy la que invadió y conquistó el Reino de los Espíritus, no tú. ¿Te das cuenta de lo ridículas que son esas palabras cuando todo lo que has hecho es limpiar los enemigos restantes?"

"¡Keuk!"

El Unicornio cerró la boca. Su cara se puso púrpura de rabia, pero no pudo encontrar las palabras para contestar.

"Eso no es todo. Si hubieras reconocido tus límites y formado un ejército como la Reina sugirió, te habría reconocido como un aliado. Pero..."

Bondad Retorcida se detuvo un momento, miró de un lado a otro entre el equipo de la expedición y el Unicornio, luego resopló.

"Trataste de imitarme y terminaste mal. Es por eso que estás en un estado tan patético, criatura insignificante de la Dimensión Espiritual."

"…."

"Con una debilidad tan evidente, ¿No te da vergüenza llamarte a ti mismo Comandante del Ejército?"

Bondad Retorcida chasqueó su lengua y sacudió su cabeza.

"La Reina te mantiene a su lado sólo porque tiene en alta estima tus ideas experimentales. De lo contrario, ella te habría reemplazado hace mucho tiempo. Ten algo de vergüenza."

El Unicornio bajó la cabeza ante el continuo aluvión de críticas. En lugar de estar de acuerdo y reflexionar sobre ellas, evidentemente fue forzado en un sentido de inferioridad.

Bondad Retorcida sacudió su cabeza como si no tuviera ninguna expectativa en primer lugar.

"De todos modos, el Reino de los Espíritus está ahora dentro de mi jurisdicción. No te metas sin mi permiso. Mejor dicho, tal vez no sería malo si lo hicieras. De esa manera, finalmente tendría una razón para ejecutarte."

Después de amenazar al moribundo Unicornio, Bondad Retorcida desvió su mirada a un lado.

El equipo de la expedición estaba observando en silencio a los dos Comandantes del Ejército.

Huir era obviamente imposible.

No dijeron una sola palabra, cansados de la corta pero feroz batalla reciente. Ahora que Bondad Retorcida había hecho su aparición, sabían que luchar sería lo mismo que golpear una roca con un huevo.

Pero no tenían intención de rendirse fácilmente.

A fin de reunir las fuerzas para luchar, cada aliento era de suma importancia.

"Hmm."

Cuando sus ojos se encontraron con el formidable enemigo que tenían delante, la tensión que sentían se multiplicó por lo menos una docena de veces.

Sin embargo, para su sorpresa, Bondad Retorcida no se movió inmediatamente. Miró fijamente al equipo de la expedición e inclinó la cabeza.

"... No se ven muy bien."

Entonces, ella descendió repentinamente y se sentó en el suelo.

¿Qué hacía sentada en lugar de pelear?

Todos contenían la respiración ante la acción inesperada del enemigo.

"Descanso."

Una bomba explotó en el momento siguiente. No, su tono era demasiado calmado para llamarlo 'bomba', pero ciertamente estremeció al equipo de expedición.

"¿Qué dijiste?"

Incluso el Unicornio que mantenía la boca cerrada después de la intimidación de Bondad Retorcida, habló conmocionado.

"¿Descanso? ¿Finalmente te volviste loca...? ¡Aaaaack!"

Gritó antes de que pudiera terminar de hablar. Bondad Retorcida había agitado su mano como si tuviera demasiada flojera para lidiar con la situación. Entonces, el estómago del Unicornio explotó y derramó sus órganos internos.

"¡Tuuuuuu!"

El Unicornio gritó indignado, pero rápidamente se calló cuando se percató que la mano de Bondad Retorcida se movía ligeramente.

"... Qué lástima. Si hubieras dicho otra palabra, podría haberte matado de una vez por todas."

Parecía que no bromeaba cuando dijo que lo ejecutaría.

El Unicornio golpeó su cabeza contra el suelo y apretó los dientes con violencia. Aunque esto normalmente sería una escena cómica con la que su audiencia estallaría de risa, nadie lo encontró divertido con Bondad Retorcida siendo la protagonista del espectáculo.

Podían sentir una sensación de autoridad absoluta en sus palabras. Una autoridad que le permitía decir o hacer lo que quisiera.

¿Esta es la majestuosidad de un ser absoluto?

"Ahora que lo pienso..."

Bondad Retorcida ignoró completamente al Unicornio que hacía sonidos de dolor y dijo mientras miraba al equipo de la expedición.

"Ustedes los humanos son una especie engorrosa que requieren varios tipos de sustento para vivir."

"Está bien. Descansen. Durante este tiempo, puedes comer o incluso dormir."

Al decir esto, Bondad Retorcida levantó su rodilla izquierda y puso su mano sobre ella.

"No se preocupen. Mientras no intenten desaparecer de mi vista, no tocaré ni un pelo de su cuerpo hasta que se recuperen completamente. Juro por mi nombre y por el honor del Dios Dragón."

Seol Jihu y el resto de los miembros de la expedición fruncieron el ceño.

Tal vez sintiendo la mirada de todos, Bondad Retorcida inclinó su cabeza hacia atrás entre risas.

"Les digo que coman, duerman, se recuperen y luchen contra mí cuando estén completamente preparados."

Con eso, levantó las manos encogiéndose de hombros.

"Ya que vine hasta aquí, ¿Por qué no puedo disfrutar un poco? Con algunos de ustedes como si estuvieran en sus últimos momentos, no podré presumir aunque los aniquile a todos."

En cierto modo, esta audacia suya demostraba su fe en sus propias habilidades. Tal vez fuera la cortesía de una experta que no ha podido encontrar su rival en mucho tiempo.

Pensándolo de esa manera, su acción no parecía del todo absurda. 

"¿Qué harán? No me importa pelear con ustedes en este momento si eso es lo que quieren."

Seol Jihu casi termina asintiendo con la cabeza.

La oferta de 'Bondad Retorcida' sin duda beneficiaba al equipo de la expedición. Pero la razón por la que dudó en aceptarla fue por la indescriptible inquietud que sentía en su interior.

Seol Jihu, que estaba prestando mucha atención a la situación actual, sintió una sensación de incongruencia en sus palabras. Aunque ciertamente podía decir que el enemigo estaba mostrando amabilidad, de alguna manera se sentía alterada y distorsionada.

En lugar de hacerles un favor, parecía que estaba buscando algo más.

'... No lo entiendo'.

Destrozando su cerebro y dudando, los ojos de Seol Jihu se estrecharon repentinamente.

'¿Qué es?'

No podía entender la verdadera intención de Bondad Retorcida, si es que había alguna. Pero viendo la expectativa disimulada en sus alegres pupilas, tomó una decisión.

Luchar.

No estaba seguro de que fuera la elección correcta. Podría ser que Bondad Retorcida les estuviera dando una oportunidad.

Pero tenía la fuerte sensación de que sería demasiado tarde una vez que aceptara la oferta de Bondad Retorcida. Este sentimiento siniestro le decía que incluso si lograban su objetivo y volvían a la Fortaleza Tigol, todo terminaría.

Así que cuando se decidió, Seol Jihu apretó la Lanza de la Pureza que tenía en la mano.

Los ojos de Bondad Retorcida se iluminaron.

"... Todos."

Sabiendo que tenían pocas posibilidades...

"Prepárense para la batalla".

Seol Jihu levantó su voz y dio la orden.

Los miembros de la expedición no dijeron nada. Sólo se escucharon los sonidos de sus armas alzándose.

"Oh..."

Los ojos de Bondad Retorcida se enroscaron. Parecía sorprendida, pero no dijo mucho y se encogió de hombros con una sonrisa.

"Muy bien, entonces..."

Parada, ella se sacudió el trasero.

"Veamos."

Revelando sus dientes con una sonrisa, ella les hizo señas.

"Vengan."

En el momento en que ella dio un paso.

¡Whish!

Un fuerte vendaval sopló abruptamente hacia adelante.

Apareciendo detrás de Bondad Retorcida como un fantasma, Oh Rahee descendió su espada larga de color sangre. Concentrando toda su energía en este movimiento, había actuado con una velocidad verdaderamente monstruosa.

Pero lo que resultó aún más sorprendente fue que Bondad Retorcida la esquivó simplemente inclinando ligeramente su cabeza hacia un lado. Sin mencionar que ella todavía estaba mirando al resto del equipo de la expedición.

La espada larga que no dio en el blanco volvió a atacar con una velocidad increíble, pero esta vez, fue bloqueada por su brazo.

Las cejas de Oh Rahee se movieron. Ella estaba usando el qi de espada, pero ni siquiera un rasguño apareció en el brazo de Bondad Retorcidad.

"¡Haaaaaa!"

Sin embargo, Oh Rahee no se detuvo. Considerando que un ataque sorpresa sería la única solución, ella frenéticamente balanceó su espada larga.

Su espada rápidamente destelló a una velocidad aterradora.

Sin embargo, Bondad Retorcida era inquebrantable. Caminando tranquilamente hacia adelante, sólo movió su brazo para detener o bloquear la ráfaga de ataques de Oh Rahee.

Oh Rahee continuó persiguiendo a Bondad Retorcida mientras la atacaba, pero su expresión se desvaneció lentamente. No podía creer lo que estaba viendo.

"Piérdete."

Bondad Retorcida la ahuyentó como si fuera una mosca.

Lo que Oh Rahee vio a continuación fue una larga y gruesa cola que golpeó sus costillas.

¡Puk! Junto con el sonido de su cuerpo reventando, Oh Rahee fue enviada volando hacia la izquierda como una bala. Su cuerpo arqueado, atravesó el aire como un destello de luz hasta estrellarse contra el suelo.

Su espada larga también giró en el aire antes de caer al suelo.

En el siguiente momento.

"¡Uaaaaah!"

"¡¡Valhalla!!"

Los miembros del equipo de la expedición se apresuraron a avanzar simultáneamente. Por otro lado, Bondad Retorcidad caminaba lentamente. El contraste mostraba claramente la diferencia entre el poder de ambos lados.

En ese momento, Bondad Retorcida dobló abruptamente sus rodillas y bajó su centro de gravedad. Entonces, en el momento en que se despegó del suelo, Chohong, que iba en cabeza, abrió los ojos.

Un poderoso vendaval sopló repentinamente contra ella. En el momento en que dijo "Ah", Bondad Retorcida apareció delante de ella.

¡Pang!

Ella no golpeó o chocó contra Chohong. La presión del viento provocada por el avance de Bondad Retorcidad fue todo lo que se necesitó para hacer volar a Chohong mientras gritaba.

En ese instante, los ojos de Bondad Retorcida se movieron en todas las direcciones. Antes de que pasara un segundo, extendió sus brazos. Hoshino Urara y Hugo, que estaban a punto de golpear con sus armas, no pudieron emitir ni un solo grito cuando fueron derribados.

Hilos impregnados de poder sagrado entraron rápida y sigilosamente usando esta apertura, pero Bondad Retorcida esquivó el ataque levantando su pierna hacia atrás en un gran movimiento.

Al mismo tiempo, movió rápidamente su cola y cogió una flecha que estaba a punto de atravesar su sien. Luego, la lanzó hacia atrás usando su cola.

Volando de vuelta más rápido de lo que inicialmente lo hizo, la flecha atravesó fácilmente la barrera de Seo Yuhui y perforó el estómago de Agnes.

"¡Aaaack!"

Hilos impregnados de poder sagrado entraron rápida y sigilosamente usando esta apertura, pero Bondad Retorcida esquivó el ataque levantando su pierna hacia atrás en un gran movimiento.

Al mismo tiempo, movió rápidamente su cola y cogió una flecha que estaba a punto de atravesar su sien. Luego, la lanzó hacia atrás usando su cola.

Volando de vuelta más rápido de lo que inicialmente lo hizo, la flecha atravesó fácilmente la barrera de Seo Yuhui y perforó el estómago de Agnes.

"¡Aaaack!"

Surgió un dolor agudo. Sintiendo que le arrancaban el estómago, Agnes chirrió mientras estaba siendo empujada hacia atrás.

No importaba cuanto se retorcieran o apretaran sus armas, no se movían como si estuvieran atascadas dentro de una roca.

Bondad Retorcida chasqueó su lengua.

"Realmente debes estar cansada, Emperatriz Sagrada."

Entonces ella levantó sus manos en un instante. Baek Haeju y Phi Sora fueron levantadas junto a sus armas, hasta darse un cabezazo por encima de la cabeza de Bondad Retorcida.

Ambas perdieron el control de sus armas y cayeron al suelo mientras goteaban sangre.

Fue entonces cuando Bondad Retorcida soltó un respiro.

Mientras Bondad Retorcida bajaba lentamente sus brazos extendidos y su pierna aún levantada como una patinadora artística, se veía hermosa como una diosa de la guerra.

Seol Jihu se quedó inmóvil siguiendo sus instintos y la miró con la boca abierta.

Él no tenía otra opción. Habiendo logrado cierto nivel de éxito en las técnicas y la experiencia de combate, sabía lo increíble que eran sus movimientos.

No pudo observar ni un solo movimiento inútil. Había combatido a varias personas usando sólo los movimientos que necesitaba. Para Seol Jihu, había sido como mirar agua totalmente clara, sin impurezas.

"¿Qué te parece?"

Bondad Retorcida le dio una sonrisa seductora.

"¿Fue suficiente para demostrar la clara diferencia en nuestras habilidades?"

"…"

"Pero admitiré que acabas de pasar por una feroz batalla."

Bondad Retorcida asintió con la cabeza y habló con una voz suave que no le encajaba.

"Si quieres descansar, puedes hacerlo. Esperaré pacientemente. Para que conste, tus camaradas están todos vivos."

Ella decía que no los había matado a propósito.

La cara de Seol Jihu se retorció.

Estaba diciéndole que aceptara esta oferta, pero sus instintos la rechazaron ferozmente. Además, sus pupilas habían estado poniéndolo nervioso desde hace un tiempo. La mirada de Bondad Retorcida estaba llena de una expectativa encubierta, a pesar de que podía matarlo en cualquier momento.

Como si hubiera algo que ella quisiera ver.

Entonces, una inexplicable repulsión surgió del fondo de su corazón, y Seol Jihu apretó los dientes con fuerza.

Mientras encendía su espíritu de lucha, la suave sonrisa en la cara de Bondad Retorcida se hizo más gruesa.

"Jajajaja. Ya veo. Pensé que era la situación perfecta para que funcionara, pero parece que cambiar el curso no es tan fácil."

Después de murmurar palabras que resultaban difíciles de entender, ella bajó su postura de nuevo.

"Bien. Si ese es el camino que tu constelación insiste en tomar, ¡Demuéstrame que tienes lo que se necesita!"

De esa manera, las cortinas se levantaron, a la tercera de las cuatro batallas más brutales y desesperadas de la vida de Seol Jihu en el Paraíso.