Reciente

lunes, 18 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 323

Capítulo 323. Batalla Inmediata (2)


El equipo de expedición decidió un curso de acción.

El Árbol del Mundo sólo crecía en un área específica del Reino de los Espíritus. Y actualmente, los cinco Espíritus Reyes estaban cautivos en ese lugar.

Si todo iba bien, estarían resolviendo dos problemas difíciles al mismo tiempo. Sin embargo, incluso un niño sabría que las cosas no resultarían tan fáciles.

Los Parásitos intentarían obstaculizar sus planes sin duda alguna, y la clave del éxito consistía en superar efectivamente el plan de los Parásitos.

Seol Jihu aceleró la marcha por si acaso, pero el equipo de la expedición se ralentizó con el paso del tiempo. No por su voluntad, sino por una intervención externa.

El Pequeño Polluelo, que lideraba el equipo de la expedición con sus apresurados pasos, se detuvo de repente.

"¿Qué sucede?"

"... Ya están aquí."

El Polluelo se quejó, y luego suspiró.

"¡Maldita sea! ¡Todavía nos queda mucho por hacer antes de llegar al centro...! ¡Eso fue demasiado rápido...!"

El sorprendido Seol Jihu miró a su alrededor. Ahora que el Pequeño Polluelo lo mencionó, sus alrededores estaban extrañamente tranquilos.

Estaba tan tranquilo, que parecía lúgubre. Además, un zumbido resonaba en sus oídos.

La vibración estaba llena de la energía negativa yin que sintió cuando las Sombras Nocturnas estaban masacrando a los Espíritus.

"Parece que el enemigo está haciendo su movimiento."

El Pequeño Polluelo murmuró rápidamente.

Al mismo tiempo, el zumbido de sus oídos se detuvo. Justo cuando los alrededores recuperaron su silencio...

"¡Ya vienen!"

Una neblina comenzó a aparecer a su alrededor menos de un segundo después. La neblina se volvió gradualmente azul y cambió a la forma del fuego fatuo.

"No los subestimen. ¡Sus números no se pueden comparar con los de la última vez!"

Como dijo el Pequeño Polluelo, las fuerzas enemigas que surgían a su alrededor eran incontables. Eran tantas que Seol Jihu pensó que todas las Sombras Nocturnas del Reino de los Espíritus se habían reunido.

Presionados por el gran número de Sombra Nocturna, el equipo de la expedición inmediatamente entró en acción.

Antes de que Seol Jihu diera la orden, el equipo creó una formación defensiva circular alrededor del Mago y los dos Sacerdotes.

"¡Oooh-!"

En ese momento, Audrey Basler gritó. Fue porque un gran número de Sombras Nocturnas de repente surgieron desde las cercanías y se precipitaron hacia ellos simultáneamente.

Mientras Audrey Basler se sorprendió por el inesperado ataque, Philip Muller, que estaba en alerta máxima, se movió rápidamente.

"——. ———. ——. ———."

Cantando un hechizo en un instante, apuntó su largo bastón de roble en su dirección.

Mientras abría los ojos cerrados un poco...

"Bala."

Su gruesa túnica se agitó en un gran movimiento, y una barrera arqueada apareció en frente.

Las Sombras Nocturnas que chocaron contra la barrera rebotaron antes de explotar en el aire.

Ese no fue el final. Philip Muller retrajo su bastón, e inmediatamente abrió su libro. Las páginas se voltearon automáticamente como si fuera soplado una brisa. El libro se detuvo en algún lugar del medio, y Philip Muller inclinó su mirada hacia arriba.

"Avar・Ava・Avaritia."

Docenas de círculos mágicos giratorios aparecieron en el aire. Pronto, los giros se detuvieron, y las formas geométricas dentro de los círculos mágicos brillaron en un color pálido.

En el siguiente momento, las docenas de círculos mágicos se iluminaron, disparando varios hechizos mágicos.

¡Boom, boom, boom, boom!

Mientras los hechizos mágicos llovían, las Sombras Nocturnas gritaban en agonía. Un solo hombre bombardeando instantáneamente a un grupo tan grande de monstruos hasta la muerte hizo que los miembros de la expedición se animaran.

Por supuesto, dado el gran número de enemigos, un buen número de Sombras Nocturnas con suerte atravesaron las explosiones. Sin embargo, estos monstruos fueron rápidamente eliminados por Agnes.

En un ataque de rabia, ella arrasó con los enemigos que venían volando desde todas las direcciones. Mientras extendía los brazos y abría la palma de la mano, hilos plateados salían constantemente de las puntas de sus dedos.

Sorprendentemente, los hilos liberados se enrollaron alrededor de las Sombras Nocturna gaseosas y las ataron. Luego, cuando Agnes sacudió su brazo ferozmente, se rompieron en pedazos y dejaron de existir.

¡Qué poder tan aterrador!

La mandíbula de Seol Jihu cayó ligeramente.

'Sabía que eran fuertes, pero esto...'

Seol Jihu no pudo ocultar su sorpresa por el hecho de que las verdaderas habilidades de Philip Muller y Agnes masacraron fácilmente a un ejército tan grande.

La mayoría de los otros miembros tuvieron reacciones similares, pero los dos miembros que aniquilaron al enemigo tenían expresiones de insatisfacción.

"Cada pelea me deja con más preguntas..."

Philip Muller cerró su libroy murmuró para sí mismo.

"Estoy de acuerdo. Ciertamente son suficientes para matar a los jóvenes Espíritus, pero no son nada comparados con los Siete Ejércitos. Casi me siento mal comparándolos."

Agnes parecía pensar lo mismo.

Y Seol Jihu no pensaba distinto.

No había nada malo con las batallas agradables y fáciles. El problema es que estas batallas no deberían ser tan fáciles dada la naturaleza de la expedición.


|El pequeño trozo de divinidad que no pude digerir, un remanente, si se quiere. De todos modos, resulta que poner este remanente en el plexo solar tiene el mayor efecto. Gracias a ello, mis subordinados también pudieron fortalecerse.|


De acuerdo con Diligencia Eterna, el ejército de un Comandante consistía en miembros de la raza del Comandante que absorbían los restos de divinidad que el Comandante no podía digerir.

Incluso un diminuto fragmento de divinidad seguía siendo divinidad. Dado que llevaban el poder divino, debían ser varias veces más fuertes de lo normal.

'¿Por qué son tan débiles?'

Para Seol Jihu, que apenas podía enfrentarse a un solo vampiro incluso con la ayuda de Flone, no tuvo más remedio que estar de acuerdo con las opiniones de Agnes y Philip Muller.

'También es extraño que veamos Criaturas Espirituales cuando el Comandante es una Bestia Mítica...'

Seol Jihu se rascó la cabeza, sin saber qué hacer.

Esa no era su única preocupación. Un gran número de enemigos habían aparecido de repente en su camino.

Esto sólo podía significar una cosa, quien dirigía a las Sombra Nocturna había notado su presencia. De otra manera, tantas Sombras Nocturnas no podrían haber aparecido al mismo tiempo.

"¿Qué es eso?"

En ese momento, Hugo gritó.

Seol Jihu salió de sus pensamientos y sus ojos se abrieron de par en par. Un extraño fenómeno estaba ocurriendo en el lugar donde las Sombras Nocturnas habían explotado como fuegos artificiales.

Los que murieron anteriormente estaban siendo succionados.

En aquel entonces, no podía ver bien porque estaban en medio de una batalla y sólo lo notó en una Sombra Nocturna. Pero esta vez, con tantos de ellos muriendo al mismo tiempo, el fenómeno resultó más fácil de visualizar.

Había otra cosa que era diferente esta vez. Fue que las Sombras Nocturnas que se desmayaron por la explosión no volaron muy lejos como la primera vez.

Se estaban reuniendo en un área cercana, en el aire a un metro del suelo. Mientras un número aterrador de figuras nebulosas se agrupaban, toda el área parecía estar resplandeciente.

"Eso es..."

Mientras Chohong arrugaba su frente, una flecha atravesó el aire con un agudo estampido sónico.

Sintiendo que algo estaba muy mal, Kazuki siguió su instinto y disparó una flecha.

Sin embargo, la flecha pasó a través del gas, y el grupo esférico de gas se hizo más grande y azul.

Un gran ceño fruncido se formó en el rostro de Kazuki.

"Es demasiado tarde."

Fue como dijo.

La esfera de gas mutó en una fracción de segundo. Creció en tamaño como para tomar una cierta forma.

¡Crackle! Entonces, un intenso resplandor azul estalló, y una figura surgió. Era un monstruo con forma de bestia que se parecía a un caballo con un cuerno cónico en la frente.

Exacto, casi como un unicornio blanco.

'¿Unicornio?'

Cuando los pensamientos de Seol Jihu llegaron a este punto, el largo hocico de la bestia se abrió.

"Ya veo, fueron todos ustedes."

Sonó una voz desagradable.

... No, la sensación desagradable no fue sólo por su voz.

Desde el momento en que el enemigo apareció, Seol Jihu sintió que algo estaba mal. Sin duda, parecía un hermoso unicornio con aire sagrado, pero una parte del enemigo se sentía incómodamente sombría. Seol Jihu se sentía bastante reacio en llamarlo 'Unicornio'.

Su brillante cabello blanco, al igual que su melena, su cuerno y su cuerpo. Había algo en ellos que se sentía oscuro. Era inexplicablemente desagradable, incómodo y repugnante. 

"Tan predecible, tan esperado, tan evidente. Así que la perspicacia de la Reina es realmente increíble."

Seol Jihu frunció el ceño. Lo que murmuró en voz baja hizo que pareciera que la Reina Parásito sabía que el equipo de expedición entraría en el Reino de los Espíritus.

En ese caso, esta extraña criatura tenía que haber estado esperando la llegada del equipo de la expedición. 

"Bien, muy bien. Me estaba cansando de estar atrapado en este lugar mientras no hacía nada más que cazar débiles Espíritus fugitivos. Esto es perfecto. Veamos."

El Unicornio asintió con la cabeza y miró al equipo de expedición desde el aire con una expresión bastante arrogante.

"Oh. Dos ejecutores y... ¿Hmm?"

Sus ojos permanecieron indiferentes incluso cuando vio a Baek Haeju. Pero al descubrir a Seo Yuhui, se iluminaron de repente.

Terminó de escanear al equipo de la expedición antes de poner una cara de orgullo.

"¡Keuhuhu, este maldito cuerpo! ¡Se ha emocionado instantáneamente!"

Seol Jihu dudó de sus oídos.

"Simplemente no puedo entender esta raza. Las mujeres son todas iguales. ¿Por qué obsesionarse con las doncellas puras?"

Había estado murmurando para sí mismo durante un tiempo. Seol Jihu no podía entender por qué se refería a su propio cuerpo en tercera persona y lo llamaba 'cuerpo maldito'.

Pero sin considerar los pensamientos de Seol Jihu, el Unicornio alardeaba mientras daba miradas lujuriosas. Los miembros femeninos del equipo de la expedición, como Seo Yuhui y Phi Sora, se estremecieron.

Los ojos del enemigo en forma de media luna eran bastante extraños. Cuando su cruda mirada escudriñaba los cuerpos de las chicas, escalofríos recorrieron sus espaldas como si hubiera orugas arrastrándose sobre ellas.

"¡Euuuuuu!"

Al no poder soportar la desagradable sensación, Phi Sora se frotó los brazos y retorció su cuerpo. Al observar esto, el Unicornio se rió como si fuera adorable.

"Pareces una mujer sana. ¡Genial! Te daré especial cuidado y atención, hembra humana."

"Joder."

Phi Sora gruñó.

"¿Qué demonios estás diciendo, caballo de mierda?"

"Oh, agresiva. Me encanta. No te preocupes. Puede que parezca un Horus, pero mi miembro es largo y fornido."

El Unicornio respondió con una sonrisa.

"Lo espero con ansias. ¡Una vez que pruebes mi cosa, no podrás escapar del placer de tu estómago abultado!"

"¿Qué?"

Los ojos de Phi Sora se abrieron de golpe. Pero antes de que gritara de rabia, Seol Jihu intervino.

"¿Eres el Comandante del Cuarto Ejército de los Parásitos, Templanza Furiosa?"

"¿Hmm?"

Con alguien indeseado interfiriendo de repente, el alegre Unicornio frunció el ceño. Sin embargo, después de observar cuidadosamente a Seol Jihu, parpadeó sus ojos y exclamó.

"Oh, ya veo. Tú eres el que la Reina mencionó..."

"¿Tú convocaste a las Sombras Nocturnas?"

El Unicornio no respondió. Aunque mostró interés en Seol Jihu por un momento, eso fue todo.

"Bueno, ya es suficiente charla. Vayamos directamente al asunto."

"¿Qué asunto?"

Los ojos de Seol Jihu se entrecerraron. Tenía la sensación de que el Unicornio había cambiado el tema a propósito.

"¿Necesito explicarme?"

Pero eso no era lo importante.

"Tienen que seguir avanzando, y yo tengo que detenerlos. El ganador se lleva todo. Muy simple."

Tan pronto como terminó esta frase, la tenue y neblinosa energía que lo rodeaba se aclaró instantáneamente. Entonces, la aterradora presión que el Unicornio estaba emitiendo se reveló y presionó al equipo de expedición.

"¡No tengan miedo! Este bastardo es el líder de un grupo de debiluchos. ¿Qué tan fuerte puede ser?"

Phi Sora gritó con mucho ánimo, como para quitarde encima la presión. Sin embargo...

"¡Puaajajajajaja!"

El Unicornio se rió con su cabeza inclinada hacia atrás.

"Divertido. Muy divertido".

Mostrando sus dientesen una sonrisa, miró a Phi Sora con una mirada de lástima.

"Verdaderamente una mujer idiota. Gritando tan triunfalmente después de derrotar a la basura que es sólo una parte de este cuerpo, una energía remanente que yo, ¡Liberé!"

En esa última palabra, su voz vibró repentinamente, causando que los miembros de la expedición se estremecieran.

El aura del Unicornio dio un giro completo. Ahora daba un aura escalofriante que hacía que sus pieles se estremecieran.

Por un lado, Seol Jihu levantó nerviosamente su guardia contra el Cuarto Comandante del Ejército que finalmente reveló su plena presencia. Por otro lado, inclinó la cabeza con curiosidad.

'¿Una parte de su cuerpo? ¿Restos de energía?'

Recordó las extrañas palabras del Unicornio. Aunque era difícil de precisar, parecía un poco diferente del Primer Comandante del Ejército.

Diligencia Eterna había compartido la divinidad que no podía absorber con los miembros de su raza y los trataba como sus subordinados.

Pero este Unicornio, cómo decirlo, en lugar de formar un ejército o un batallón de subordinados, los trataba como 'basura'.

"Jajajajaja. Me habría decepcionado si les dieran problemas. ¡Esto es fantástico!"

"Ya que tienes una boca tan asquerosa, ¡Debes tener la habilidad de respaldarla!"

Una voz vigorosa resonó en los oídos de Seol Jihu repetidamente.

No sólo el aura era diferente. El Unicornio era mucho más grande que cuando apareció por primera vez.

'Espera'.

Seol Jihu no se equivocó. El Unicornio estaba de pie cuando apareció por primera vez, pero ahora se había vuelto más voluminoso y estaba parado en el suelo con cuatro patas.

"Puede que no lo sepas..."

El golpeteo de sus pezuñas resonó con fuerza.

'¡Mierda!'

El cerebro de Seol Jihu enviaba frenéticamente señales de advertencia, causando que reforzara su agarre de la Lanza de la Pureza por reflejo.

"Yo, con el cuerpo de una Bestia Mítica, soy..."

Al momento siguiente, el Unicornio resopló mientras sus pupilas negras parpadeaban de azul.

"¡La Criatura Espiritual más fuerte de la Dimensión Espiritual!"

Poco después, el unicornio levantó la cabeza como si un jinete tirara con fuerza de sus riendas.

"Ahora entonces..."

Al mismo tiempo, abrió bien la boca y gritó con una voz atronadora.

"¡Te mostraré el poder de un Darkshini!"

<< Nota: Darkshini - También conocido como Amanojaku en el folklore japonés. Es un yokai de la contradicción y perversidad. >>