Reciente

sábado, 16 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 314

Capítulo 314. La Víspera (3)


Aunque fuera un cumplido, Eun Yuri frunció el ceño. 

No importaba si fuera interesante. Lo que importaba era si se podía hacer.

"Esto es urgente, Maestra."

"Hmm. Si estás preguntando un sí o un no..."

Roselle se frotó su delgada barbilla con la punta de la mano.

Eun Yuri se concentró en la boca de Roselle, suprimiendo su palpitante corazón.

Roselle La Grazia fue una maestra increíble y una extraordinaria bruja. Si pudieran pedirle prestada su fuerza para la próxima guerra, equivaldría a obtener mil tropas y caballos.

Pronto, mientras Eun Yuri sudaba internamente por la ansiedad, los labios de Roselle se abrieron en una sonrisa.

"... Sí."

La cara de Eun Yuri se iluminó.

"Debería ser posible, si sólo estamos viendo el resultado."

Roselle continuó con una voz monótona.

"Pero para obtener el fruto llamado resultado, tendremos que pasar por un proceso inevitable. Es decir tendremos que superar cuatro dificultades."

"¿Cuatro? ¿Tantas?"

"Sí. Dos de las cuatro pueden hacerse con nuestras fuerzas, pero las otras dos deben dejarse a la voluntad del cielo."

Después de decir esto, Roselle miró fijamente a Eun Yuri.

"Entonces, ¿Todavía quieres intentarlo?"

"Sí."

Eun Yuri respondió sin dudarlo.

Roselle cerró la boca y miró de nuevo.

"Oh Dios, tienes unos ojos tan hermosos. Ardiendo de pasión, es casi como si estuviera mirándome a mí misma de joven."

Ella se rió mientras asentía.

"Está bien. Mi preciosa discípula quiere ayudar a su querido esposo, que se va a la guerra. Esta maestra se subirá las mangas y la ayudará."

"No, no es eso en absoluto."

Eun Yuri negó firmemente la acusación.

"Es sólo que, se veía tan abrumado. Como si se fuera a caer si nadie lo sostiene."

"Sí, sí, lo entiendo. Me encantaría escuchar más sobre las historias de este joven amor, pero ya que el tiempo es corto, vayamos al grano."

Roselle levantó cuatro dedos.

"Primero están los problemas que no podemos resolver. Uno de ellos es, obviamente, el renacimiento del Árbol del Mundo. Si este asunto no se puede lograr, ni siquiera yo puedo hacer nada al respecto."

Todo el plan se basaba en el renacimiento del Árbol del Mundo. Como este punto era bastante obvio, Eun Yuri asintió de inmediato.

"El segundo problema es conseguir el permiso del renacido Árbol del Mundo."

"¿Permiso?"

"Sí. Una vez que el Árbol del Mundo revive, recuperará el control total sobre el camino que conecta con su avatar en el Mundo Medio. Así que tendremos que explicarle nuestras circunstancias y pedirle permiso para tomar prestado el camino."

En pocas palabras, necesitaban el permiso del Árbol del Mundo para usar el camino.

"Estos dos son los problemas sobre los que no tenemos control. Ahora, ¿Hablaremos de los problemas que podemos tratar de resolver?"

Eun Yuri arregló su postura.

"Como dije antes, la idea de la Señorita Eun Yuri es interesante. Pero incluso si de alguna manera tenemos éxito, no se sabe si puedo utilizar toda mi fuerza en el Mundo Medio."

"¿Por qué?"

"Porque el Mundo Astral es un espacio donde se superponen dos mundos. Al estar en ese mundo, la mitad de mí estaría en un mundo y la otra mitad en el otro. Así que aunque use toda mi fuerza en el Mundo de los Sueños, sospecho que sólo la mitad de mi fuerza llegará al Mundo Medio."

"Pero Maestro..."

"Lo sé. Lo que la Señorita Eun Yuri está diciendo no es simplemente el Mundo Astral. Es verdad que el resultado no está claro si podemos usar el camino del Árbol del Mundo. Eso es lo que hace que el resultado sea desconocido."

Roselle se aclaró la garganta después de explicar su razonamiento.

"No conocer el resultadon eso significa que no podemos estar seguras. No apuestes por la incertidumbre. ¿Has escuchado ese dicho?"

"…"

"¿No necesitaremos cambiar esta incertidumbre por certeza?"

"¿Es eso algo que podemos hacer?"

"Vaya, estás realmente llena de preguntas hoy. ¿No digo siempre que deberías pensar por ti misma antes de hacer preguntas?"

Eun Yuri se mordió el labio inferior por el regaño de su maestra.

Roselle apoyó su barbilla en la parte superior de su puño cerrado y dijo.

"Recuerda. Cuando te enfrentes a un problema difícil..."

"Piensa con sencillez", es lo que dijiste.

"Exactamente. Cuando intente resolver un problema, siempre busque la simplicidad. Ahora, ¿Qué se debe hacer para que pueda utilizar toda mi fuerza en el Mundo Medio?"

"Necesitamos tomar la mitad del Mundo Astral que está descansando en el Mundo de los Sueños y llevarlo al Mundo Medio."

"Pero eso es imposible dada la naturaleza del Mundo Astral, así que tendrás que idear un método diferente..."

Roselle miró a Eun Yuri sigilosamente.

"Ahora pensemos, ¿Qué escuelas de magia había de nuevo...?"

Le dio una pista. Después de reflexionar sobre ello, Eun Yuri exclamó en voz baja.

"¡Manifestación del alma!"

"Exactamente."

Roselle sonrió.

"Aunque sólo soy una voluntad, Roselle La Grazia ciertamente existe en este mundo y es similar a un dios que creó el Mundo de los Sueños. Si la Señorita Eun Yuri puede aprender magia de la manifestación del alma a un nivel suficientemente alto, convocarme completamente no sería un sueño."

Ella levantó las manos antes de continuar.

"Por supuesto, puede ser un desperdicio de tu esfuerzo, pero esta maestra piensa que el valor principal de un Mago es preparar lo que puede, en lugar de dejar algo a la suerte. ¿Qué piensa usted?"

Los ojos de Eun Yuri se iluminaron.

"¡Si!"

Escuchando la enérgica respuesta de Eun Yuri, Roselle sonrió con satisfacción.

"Bien. Entonces pongamos tu estudio de la Senda de Maná en espera. A partir de hoy, te enseñaré sobre la manifestación del alma. Permíteme darte una advertencia justa. No es una disciplina fácil, así que mejor prepárate."

Roselle se dio la vuelta después de ofrecer una severa advertencia. Entonces, miró a una chica de cabello rubio, que las miraba sin comprender, y habló.

"¿Charlotte?"

"¿Hmm?"

"Ya que las cosas han llegado a esto, estarás en autoestudio hasta nuevo aviso. Este es un asunto urgente, así que espero tu comprensión."

"Está bien, estoy bien. No te preocupes."

Charlotte Aria hizo todo lo posible para responder con indiferencia, pero no pudo ocultar la expresión de decepción en su rostro. Aunque fuera tonta, podía entender que Roselle quería decir: 'Enseñarle individualmente será más eficiente, así que no nos moleste'.

"Gracias. Luego para el cuarto y último problema..."

Roselle se detuvo, cuando miró de nuevo a la triste Charlotte Aria.

"... Espera."

Después de pedirle a Eun Yuri que esperara, Roselle se acercó despacio. Luego le habló suavemente a la abatida Charlotte Ari.

"¿Por qué estás tan abatida?"

"¿Hmm? No, yo..."

Charlotte Aria murmuró con voz entrecortada.

"¿Tú.?"

"Es sólo que tanto la Maestra como Yuri son increíbles."

"¿Porque somos increíbles? ¿Es eso cierto?"

"…"

"¿En serio?"

Cuando Roselle preguntó de nuevo.

"Yo..."

Ella respondió cuidadosamente.

"Yo también quiero ayudar, pero no entendí nada de lo que hablaron ustedes. Además, no se me ocurre una buena idea como la de Yuri."

"Ah."

Roselle sonrió.

"Hmm, él debe ser muy feliz. Tener dos hermosas y adorables damas que lo aman y lo cuidan."

"¡No! ¡No es eso!"

Charlotte Aria agitó sus manos despectivamente de forma nerviosa.

Roselle preguntó, riéndose de su reacción que no había sido muy diferente a la de Eun Yuri.

"Charlotte, ¿No estás en condiciones de ayudarlo? Eres la reina de un reino, después de todo."

"Lo soy, pero, ¿Cómo puedo decir esto?"

La voz de Charlotte Aria se volvió más silenciosa a cada segundo.

"Soy inútil, no conozco bien las cosas. Incluso he confiado los asuntos del gobierno al administrador real."

Ella debe estar avergonzada porque no pudo mirar a los ojos de Roselle.

"Hnng."

Con un zumbido nasal, Roselle observó a la reina con una mirada renovada.

'Vaya, vaya'.

Roselle exclamó internamente después de leer sus pensamientos.

Estrictamente hablando, era difícil decir que Charlotte Aria fuera más excelente que Eun Yuri. No era simplemente una cuestión de talento. Lo que Roselle enfatizó más en sus enseñanzas era la actitud en la investigación de la disciplina de uno.

Charlotte Aria era muy inferior a Eun Yuri en este sentido. Aunque imitaba bien lo que se le mostraba, carecía del espíritu pionero para lograr algo por su cuenta.

No es que le faltara el deseo de mejorar, pero cada vez que intentaba algo nuevo, se asustaba y le temía.

Aunque Eun Yuri comenzó a aprender más tarde, dada la naturaleza de los dos estudiantes, era natural que la motivada Eun Yuri se adelantara a Charlotte Aria.

Pero eso no significaba que estos términos fueran malos. No sería extraño para un discípulo con más antiguedad estar celoso de un discípulo con menos antiguedad después de ser superado. Pero en lugar de estar celosa, Charlotte Aria estaba llena de admiración por Eun Yuri.

Roselle no tenía previsto decir nada sobre esto. No es algo malo para sus dos discípulas estar en buenos términos, y Charlotte Aria era una persona no competitiva por naturaleza.

Correcto, así es como ella usualmente se comportaba.

Así que también debería haber sido igual esta vez, pero por los pensamientos internos de Charlotte Aria, Roselle podía sentir una emoción electrizante que no existía antes.

Estaba segura. La Reina de Eva ardía ferozmente con un espíritu competitivo contra Eun Yuri.

'¿Qué pasó...?'

No le llevó mucho tiempo a Roselle averiguar por qué.

'Seol Jihu'.

Era porque todos los pensamientos de Charlotte Aria apuntaban en una dirección.

'Tal vez...'

Los ojos de Roselle se iluminaron.

"Charlotte."

"... ¿Hmm?"

Ella apretó las gordas mejillas rellenas de grasa de Charlotte Aria y levantó su cara.

Roselle habló en voz baja con ojos llenos de expectativas.

"Escucha atentamente lo que voy a decir, Charlotte."

Charlotte Aria abrió los ojos y asintió aturdida.


*


El carruaje de ocho caballos que llevaba a Seol Jihu y Agnes llegó a Eva.

Agnes expresó su sorpresa después de observar el imponente edificio en el centro de la ciudad.

"Parece que te has gastado algo de dinero."

"Te sorprenderías aún más cuando descubras cuántas monedas de oro se utilizaron para construir este lugar."

Seol Jihu refunfuñó mientras recorría el jardín lleno del refrescante olor de las flores.

"Kim Hannah estaba a cargo del diseño. Resulta que incluso invitó a un Alquimista."

"La Señorita Zorra lo hizo, ¿Por qué un Alquimista?"

"No estoy exactamente seguro, pero aparentemente se necesitaba su ayuda para construir las aguas termales. Realmente, me sentí como un esposo viendo a su esposa enloquecida con sus tarjetas de crédito."

Por supuesto, no era una declaración justa considerando cuántas monedas de oro hizo Kim Hannah para él, pero Seol Jihu no podía entenderlo.

"¿Aguas termales? Ah, Eva es una región volcánica..."

Los ojos de Agnes brillaron mientras asentía con la cabeza.

"Has captado mi interés. Las aguas termales que necesitaron la ayuda de un Mago para ser construidas..."

"Ambas aguas termales están abajo, una para los hombres y otra para las mujeres. Eres libre de ir cuando quieras. Estoy seguro de que te encantará."

Seol Jihu habló claramente cuando abrió la puerta.

"Hablando de eso, debes estar cansada del viaje en carruaje. Te llevaré a las aguas termales, así que, ¿Por qué no te metes conmigo?"

"Deja las tonterías."

Seol Jihu se mordió los labios, habiendo sido rechazado rotundamente.

"Jajaja. Bien, hay muchas habitaciones de huéspedes, así que puedes tomar la que quieras. ¿También...?"

Seol Jihu se detuvo cuando observó el vestíbulo del primer piso.

No se le podía culpar. Había una mujer de cabello corto en el suelo con los brazos y piernas extendidos.

Seol Jihu no conocía a ningún miembro de Valhalla que hiciera algo que careciera de mucho sentido común. Ni siquiera Chohong y Hugo harían algo como eso.

"... ¿Señorita Hoshino Urara?"

Tan pronto como dijo su nombre, la parte superior del cuerpo de Hoshino Urara se levantó. Miró a Seol Jihu y abrió la boca de par en par.

"¡OOOOOOH!"

Luego cambió a una de cuclillas y se movió hacia Seol Jihu como un caballo loco. Sin embargo, su actuación duró poco.

"¿¡AAAAHH!?"

Cuando vio a la persona parada detrás de Seol Jihu, ella gritó aterrorizada. Agitando sus brazos y piernas en el aire, ella rodó hacia atrás.

Después de alguna manera de rodar, fijó su postura y mostró una cara aturdida.

"…"

"…"

Un silencio indescriptiblemente incómodo se extendía entre las dos mujeres.

La primera en actuar fue Hoshino Urara. Sus labios temblaron antes de ponerse de rodillas respetuosamente. Ella incluso puso sus manos sobre sus rodillas.

Su expresión también estaba tranquila y ordenada. Cinco segundos fue todo lo que tardó la loca para transformarse en una dama de una familia distinguida.

"¿Has vuelto?"

Al escuchar que la voz aguda se había convertido en una voz tranquila y plateada, Seol Jihu dudó de sus sentidos.

Hoshino Urara se volvió... ¿Dócil? 

Luego habló refiriéndose a Agnes.

"Ha pasado un tiempo. Gracias por venir. Aunque este puede ser un lugar humilde, por favor considéralo tu hogar y ponte cómoda."

Ella se inclinó educadamente hasta que su frente casi tocó el suelo.

Seol Jihu, que se frotaba los ojos con incredulidad, se giró lentamente hacia atrás. Entonces, se sorprendió una vez más.

Era porque Agnes caminaba hacia adelante con un rostro que decía claramente, 'Dios, odio esto'.

"¿Señorita Agnes?"

"¿Dijiste que había una fuente termal abajo?"

"Um, deberías buscar una habitación primero."

"No hay necesidad de guiarme. Estaré bien por mi cuenta. Entonces discúlpame."

Caminó rápidamente y desapareció.

La mandíbula de Seol Jihu cayó.

¿Agnes estaba evitando a alguien?

Hoshino Urara esperó a que Agnes desapareciera de la vista antes de comenzar a hablar locamente.

"¡Oppppaa!"

Gritando, agarró las manos de Seol Jihu e hizo un escándalo.

"¿¡Estás loco!? ¿Hmm? ¿Por qué está esa persona aquí? ¿¡Por qué la trajiste aquí!?"

"Para la expedición. No fue fácil invitarla, ya sabes."

"¡Dios! ¡Me voy a volver loca! ¿¡Sabes quién es esa!? ¿¡Quieres morir, Oppa!? Debes querer morir, ¿Cierto?"

"¿Por qué? Es una grandiosa persona."

"¡Grandioso mi trasero!"

Hoshino Urara saltaba como si se volviera realmente loca.

"Mierda, acaba conmigo, destrúyeme completamente. ¿Cómo puedes estar tan ciego?"

Señalando la dirección en la que Agnes desapareció, Hoshino Urara agitó su mano y murmuró.

"No debes saberlo, Oppa, así que te lo diré. ¿Has escuchado sobre la Guerra Civil de Haramark?"

"Sí, algo así."

"Sí, yo estaba presente."

"Bien. ¿Y?"

"Y, ¿Dices? ¡Oppa, yo estaba mirando! ¡Esa persona capturó a los miembros de la organización enemiga, eh! ¡Abrió el estómago de un tipo, sacó sus intestinos como un fideo! Entonces ella..."

Hoshino Urara aclaró repentinamente su garganta, luego levantó su dedo medio y lo pasó por su cara. Parecía estar imitando a Agnes levantando sus gafas.

Continuó con una sonrisa, "¡Come! ¡Toma! Mastícalo bien y trágalo! Es el órgano de tu subordinado! Se ve delicioso, ¿No? ¡Debe serlo! ¡Jiji-Jijiji!"

Hoshino Urara se rió mientras mostraba sus dientes y sacudía la cabeza con locura.

"¡Eso fue lo que hizo!"

Luego, ella se puso abruptamente seria.

"¡Te lo digo! ¡Todo esto es verdad! ¡Lo juro por mi madre!"

"…"

"Eso no es todo. Sirvió cadáveres en bandeja de plata en una cena de negociación, también organizó una exposición de cadáveres para mostrar a las organizaciones enemigas. En fin, esa es una mujer loca. ¡No encontrarás una mujer más loca en ningún otro lugar!"

Seol Jihu parecía desconcertado. Quería decir algo, pero no parecía que mintiera por la expresión de terror que tenía.

Pero también resultaba difícil imaginar a Agnes, que era sinónimo de seriedad y solemnidad, riéndose maniáticamente, con un '¡Jiji-Jijiji!'.

'Ella es una buena persona para mí'.

Seol Jihu agitó la cabeza.

Miró a Hoshino Urara, que estaba rechinando los dientes nerviosamente, y preguntó.

"De todos modos, ¿Por qué estabas acostada en el vestíbulo?"

"Ah, mi cuerpo se recuperó, pero no pude encontrar a Oppa. Me preguntaba cuándo ibas a regresar. Me estaba aburriendo."

"Sin embargo, no sabías si me aparecería hoy."

"Bueno, me imaginé que volverías en unos pocos días. Debo haber estado acostada de esa manera durante tres o cuatro días ya. Ah, excepto por las veces que estuve comiendo."

Seol Jihu no le había pedido a Hoshino Urara que lo hiciera de verdad.

"Cielos."

Seol Jihu no supo qué decir cuando de repente dijo "Ah."

"¿Has visto a Yuhui Noona?"

"¿Yuhui Noona? Ah, ¿Esa Unni con las tetas grandes?"

Hoshino Urara dijo que mientras ponía sus manos en el pecho y dibujaba un gran círculo. Entonces, ella sacudió la cabeza.

"No, no la vi."

"Ya veo."

Seol Jihu se preocupó. Le tomó casi diez días hacer su viaje a Haramark y regresar, pero Seo Yuhui no había regresado todavía. Era difícil de creer que ella escapara.

'¿Las cosas no van bien...?'

Se sintió incómodo, pensando que la había agobiado con una petición difícil.

'Estoy seguro de que volverá pronto'.

Pero Seol Jihu decidió confiar en Seo Yuhui y esperar.


*


Las nubes de la guerra comenzaron cubrir el aire.

Aunque se desconocía si la Federación filtró la información a propósito, hubo rumores infundados de que los Parásitos levantarían pronto un ejército a gran escala.

Los movimientos de la humanidad se desordenaron. Con la Familia Real Eva reuniendo activamente su ejército, los rumores fueron tratados como una verdad.

Como la organización más cercana a la guerra, el aire de Valhalla también se volvió más pesado.

Los miembros parecían saberlo intuitivamente, con Seo Yuhui ausente durante tanto tiempo y Seol Jihu trayendo de repente a Agnes.

Su intuición se convirtió en convicción cuando Philip Muller volvió a visitar a Valhalla después de ocuparse de sus asuntos.

Por lo tanto, habían preparado todo lo que podían antes de comenzar la expedición. Ahora sólo quedaba una cosa por hacer, esperar a una, no, dos personas.

No fue hasta el mediodía de aquel día que la esperada Seo Yuhui finalmente regresó.

Seol Jihu, que esperaba ansiosamente como un cachorro, corrió al primer piso tan pronto como supo del regreso de Seo Yuhui.

"¿Noona?"

"¡Jihu!"

"¿Por qué tardaste tanto?"

Viendo a Seo Yuhui parada en la entrada, Seol Jihu voló y se abalanzó como una abeja.  Enterrando su cara en su atractivo pecho, comenzó a olerla como un perro que percibe el olor de su amo.

"¡Estaba preocupado!"

"¡Qué! ¡Lo siento, lo siento! Tomó más tiempo del que esperaba. ¡Jajaja! ¡Me hace cosquillas!"

Disfrutando el aroma de Seo Yuhui por un momento y frotando su áspera mejilla en su suave piel.

"¡Cosquillas! ¡Dios!"

Seol Jihu se estremeció cuando vio a alguien parada detrás de Seo Yuhui, sosteniendo una lanza de color jade.

"…"

Una mujer con una túnica tradicional blanca lo miraba fríamente con ojos tan tranquilos como un lago congelado.