Reciente

sábado, 16 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 308

Capítulo 308. Preparaciones (1)


'Me lo imaginaba'.

Dado que permaneció encerrada en una celda sin un solo rayo de luz, no era tan absurdo que quisiera salir por cualquier medio.

Pero Hoshino Urara era un criminal del Aviso Rojo que cometió un grave delito. Debido a la naturaleza de su crimen, no podía ser liberada tan descuidadamente.

Para estar cualificado para tomar la decisión, uno tendría que ser la reina de Eva, el administrador real, o el representante del socio real de Eva.

'Aquí es donde Adam Galaev debe haberse quedado atascado'.

Habría tenido que pedir la ayuda de Evangeline Rose para liberar a Hoshino Urara, por lo que debe haber estado en un aprieto por su constante negativa.

Pero Seol Jihu era diferente. Era la figura indiscutible número uno entre los Terrícolas de Eva. Tanto el administrador real como la reina de Eva confiaban en él.

Si Seol Jihu pedía que Hoshino Urara fuera liberada, había una buena posibilidad de que lo consideraran seriamente.

Por supuesto, en el mejor de los casos, Hoshino Urara tendría que decir la verdad antes de tener que recurrir a eso.

Esa fue la razón por la que trajo a Kim Hannah. Como ella pudo obtener la información que él quería de Jung Sua, pensó que ella podría hacer lo mismo esta vez.

"Kim Hannah."

Seol Jihu le dio a Kim Hannah una mirada insinuante. Pero Kim Hannah estaba sorprendentemente con una expresión de preocupación.

Con la forma en que normalmente se ocupaba de asuntos como este, lo que esperaba escuchar eran las palabras, 'Sí, Representante'. Pero ahora, sólo se estaba mordiendo los labios con los ojos entrecerrados ligeramente.

"¿Qué pasa?"

Cuando Seol Jihu preguntó, Kim Hannah exhaló un ligero suspiro.

"Va a ser un poco difícil."

Seol Jihu se sorprendió. Nunca había visto a Kim Hannah tan desconfiada antes.

"Estamos en una situación de desventaja. Tenemos algo que perder, pero ella no. Además..."

Kim Hannah sacudió la cabeza y continuó.

"Hoshino Urara es una loca del demonio. Era de esa manera conocida incluso antes de la masacre indiscriminada por su excentricidad."

"¿Realmente?"

"Sí. Has escuchado de las Seis Locas, ¿Verdad? Demonio del dinero, Doncella de la Matanza, Asesina de Haramark, Halcón de Guerra y Desorden Explosivo Intermitente. Entre ellas, Hoshino Urara es famosa por ser una forma evolucionada de Claire Agnes. Porque el detonante de esta chica está siempre encendido."

Seol Jihu quería preguntar por qué dejó convenientemente fuera a una de las locas, pero decidió no hacerlo.

"¿Así que nuestra única opción es pedir ayuda a la familia real?"

"Creo que es el método más fácil y que requiere menos tiempo."

Seol Jihu miró a la mujer tendida en el suelo con insatisfacción.

'... Supongo que no hay otra opción'.

Al final, giró y se fue.


*


"¡Inaceptable!"

Sonó una fría palabra de mando.

Seol Jihu miró de frente y se sobresaltó. Había ido a buscar una audiencia con la Reina para pedir la liberación de Hoshino Urara pero fue rechazado firmemente.

"Hoshino Urara es un criminal de Aviso Rojo que ha cometido graves pecados contra la ciudad de Eva. Como mató tanto a Paradisíacos como a Terrícolas, puede ser visto como un peligro aún mayor. ¿Cómo pueden plantear la cuestión de la liberación de esta terrorista cuando no sabemos cuándo y dónde volverá a alborotar?"

Ella continuó.

"Entiendo el motivo, pero yo soy la reina de Eva. Debo priorizar la seguridad de mi pueblo por encima de todo. Por eso, no puedo conceder el permiso real."

Incluso dio un argumento razonable.

Seol Jihu miró fijamente a Charlotte Aria sentada en su trono irradiando furia, y luego se giró sigilosamente hacia el administrador real. Sorg Kühne estaba tan sorprendido como Seol Jihu, su cara claramente decía, '¿Comió algo malo, Su Majestad?'

La respuesta normal de la reina habría sido, 'Mm~ Está bien, Jihu~ Haz lo que quieras~'

Pero hoy, su reacción fue diferente a la habitual, casi como si estuviera amargada por algo.

"Su Majestad, esta es la petición del Representante Seol. Debe tener su razón para pedir la liberación de Hoshino Urara. Tal vez el asunto debería ser considerado más cuidadosamente..."

Sorg Kühne se inclinó apresuradamente.

Normalmente, Charlotte Aria estaría apoyando a Seol Jihu. Se sentía como si los papeles estuvieran invertidos.

"Mm. De hecho, las contribuciones del representante Seol deben ser tomadas en cuenta."

Charlotte Aria cerró los ojos y deliberadamente fingió pensar. Suspiró al momento siguiente antes de hablar como si no lo pudiera evitar.

"Si insistes, lo reconsideraré. Como sabes, Hoshino Urara es una persona muy peligrosa. Mi corazón late con fuerza, imaginando a un criminal de Aviso Rojo caminando por Eva."

"Sí."

"Pero lo que dices también tiene sentido. Ciertamente no es el momento de discutir. Parece que debemos llegar a un compromiso."

"¿Compromiso?"

Charlotte Aria asintió con la cabeza en un gran movimiento.

"Dadas las circunstancias, puedo permitir la liberación de Hoshino Urara. Pero también se le encomendará el deber de tranquilizar mi corazón."

"¿Qué quieres decir exactamente con eso...?"

"Es simple. Debes pasar por el palacio todos los días y buscar una audiencia conmigo. Entonces darás un informe sobre las acciones y condiciones de Hoshino Urara."

Charlotte Aria entonces enfatizó que no debe faltar ni un solo día.

Seol Jihu inclinó su cabeza. No sonaba irrazonable, pero algo se sentía mal. Entonces, tiró un cebo.

"Entiendo. Pero ya que Su Majestad está ocupada investigando la disciplina de la Dama Roselle, ¿Puedo informar al administrador real en esos días?"

"¡No! ¡No puedes!"

Charlotte se quejó, aunque se trataba de una sugerencia razonable.

"Debes informarme. ¡Debes hacerlo!"

"…"

Seol Jihu miró fijamente a Charlotte Aria. El administrador real hizo lo mismo.

Sintiendo las interminables miradas de los dos hombres, Charlotte Aria desvió sus ojos.

"No, yo..."

Luego murmuró con voz prolongada, recuperando su habitual actitud tímida.

"Yo... Ya sabes... Él no ha venido a verme recientemente... Y no está ni siquiera cuando voy a Valhalla..."

En otras palabras, estaba disgustada y aprovechó la oportunidad para tramar que Seol Jihu fuera a verla más.

"Uf..."

El administrador real soltó un largo suspiro mientras veía a la reina inmadura mover sus pulgares. Sorg Kühne se lamentó, preguntándose cómo podía mezclar un motivo oculto tan egoísta con el gobierno.

"Ustedes dos pueden hacer lo que quieran. "

Sin embargo, Sorg Kühne consideró en alta estima la recién descubierta habilidad de la reina para mezclar una mentira con una verdad.

Después de un corto silencio, Sorg Kühne se giró hacia Seol Jihu y le preguntó.

"¿Es realmente la única manera?"

"Sí."

Seol Jihu se mordió el labio.

"Otras alternativas son torturarla o persuadirla para que revele la información, pero no se sabe si funcionará. El mayor problema es el tiempo. Cada segundo es importante."

La cara del administrador se tornó severa ante la petición de Seol Jihu. Aunque liberar a un criminal de Aviso Rojo normalmente sería imposible, la situación requería exactamente eso.

Había una parte de él que estaba de acuerdo con el gran esquema que Seol Jihu estaba tratando de dibujar.

|Después de estabilizar a Eva, planeo mejorar la relación de la humanidad con la Federación.|

Recientemente Seol Jihu había estado tratando de cumplir su segunda promesa. No podía arruinarla, incluso si no podía ayudarlo.

Sorg Kühne cerró suavemente sus ojos y recordó su primer encuentro. Luego, pensó en el estado actual de Eva.

Poco después.

"... No hay forma de evitarlo."

Después de un largo silencio, Sorg Kühne asintió seriamente con la cabeza.


*


Se decidió la liberación de Hoshino Urara.

La decisión de liberar a un criminal de Aviso Rojo no tiene precedentes en Eva. No es de extrañar que se produjera una gran conmoción en la prisión.

Debido a una persona.

"¡Deprisa! ¡Rápido!"

Hoshino Urara movió sus pies con emoción después de observar a Sorg Kühne parado frente a la puerta de acero. Su emoción era comprensible, porque probablemente ella no esperaba mucho.

El parpadeo de los ojos de Hoshino Urara alcanzó el clímax una vez que Sorg Kühne puso la llave en el agujero.

"Juajuajuajua, ¡Finalmente me voy de esta prisión!"

Se echó a reír cuando sus pupilas se volvieron locas.

"¡Jajajajajaja! En el momento en que salga de aquí, ¡Calvo! ¡Tú eres el primero!"

Sorg Kühne se estremeció y sacó la llave de nuevo.

"¡No! ¡Espera! ¡Sólo estaba bromeando! ¡Lo juro! ¡Seré una persona amable y virtuosa! ¡Me convertiré en una santa!"

Cuando volvió a poner la llave.

"Jojojojo, ¡Bromeando, mi trasero! ¡Hijos de perra! ¿Se atreven a atraparme en este lugar? ¡¡Se atreven!! ¡Jajajaja, ha llegado el momento de exigir mi venganza! ¡Que comience el festival de la sangre!"

Cuando sacó la llave.

"¡Lo siento! ¡Lo siento! ¡Por favor, déjame salir de aquí! ¡Ofreceré mi cuerpo y mi alma a Eva! ¡Todos saluden a Su Majestad la Reina! ¡Salud! ¡Viva!"

Al ponerla de nuevo.

"¡Muere! ¡Muere! ¡Te dejaré probar la verdadera miseria! ¡Uryaryaryarya!"

Sacando de nuevo la llave.

"¡Saludo! ¡Saludo!"

"…"

Sorg Kühne se volteó hacia Seol Jihu sin decir una palabra.

"Sólo abre."

Chohong no pudo soportarlo más y murmuró con frustración.

"Mira el número de Altos Rankers aquí. Recapturarla no será un problema."

"... Confiaré en ti."

Al final, Sorg Kühne puso la llave y la giró. ¡Clunk! El sonido de la apertura de la cerradura sonó. Mientras la puerta de acero se abría lentamente, el cuerpo entero de Hoshino Urara se hizo visible.

"... ¿Te mataría llevar algo de ropa?"

Oh Rahee comentó mientras giraba su espada larga, pero Hoshino Urara no se movió. Sólo la comisura de sus labios se enroscó ligeramente.

Entonces, de repente, extendió sus brazos como un mago de teatro ante su público.

"¡FUEERAAA!"

Salió disparada de la celda inmediatamente después, pero fue capturada por los miembros de Valhalla que estaban esperando. No pudo manejar a Marcel Ghionea, Kazuki y Oh Rahee simultáneamente.

"Uaang."

Arrojada al suelo, Hoshino Urara lloriqueaba.

"Tan cruel. Recapturándome tan pronto como salgo."

"Deja de actuar."

Chohong miró hacia abajo con su escalofriante mirada mientras la apuntaba con su Espina de Acero.

Hoshino Urara levantó su barbilla y dio una mirada tímida.

"Das miedo~"

"Mhm, sigue parloteando. Veamos si puedes decir eso con unos pocos dientes caídos."

"Ups, lo siento."

Ella inmediatamente bajó la cabeza.

"Me quedaré aquí, así que suéltenme. No me escaparé, lo prometo."

Ella se retorció en el suelo y suplicó.

Una vez que Seol Jihu dio la señal, las manos y los pies que la presionaban se movieron.

"Gracias, gracias."

Hoshino Urara se levantó, y luego se estiró mientras retorcía su cuerpo. Parecía que realmente era una Arquera Alto Ranker mientras su cuerpo se doblaba flexiblemente.

"¡Auu, auuu! ¿Es porque estoy fuera de la celda? El aire golpea diferente."

"... Maldición. Considérate afortunada."

Sorg Kühne gruñó, aparentemente molesto viendo a una criminal estirarse tan tranquilamente.

"¡Si no fuera por la urgente situación en la que estamos! ¡Si no fuera por el Representante Seol! ¡Hubieras tenido que pasar el resto de tu vida pudriéndote en la cárcel!"

"¿QUÉ?"

"Será mejor que cooperes con Valhalla lo mejor que puedas. Obviamente debes cuidar lo que haces. Si escucho que cometiste otro crimen, ¡Personalmente te sacaré la cabeza!"

Hoshino Urara dejó de torcer su pelvis ante la amenaza. Miró de reojo a Sorg Kühne, y luego sonrió.

"Dios mío. ¿Vas a sacar qué? ¿Tienes siquiera la fuerza?"

"¿Qué?"

Hoshino Urara sonrió y se tocó su cabeza.

Sorg Kühne por reflejo también se frotó su cabeza.

Hoshino Urara se rió.

"No hay nada que tirar, ¿Eh?"

Sorg Kühne parpadeó aturdido. Un momento después, se puso furioso.

"¡Pequeña...!"

"¡Administrador! ¡No dejes que te afecte!"

Mientras Kim Hannah calmaba al indignado Sorg Kühne, Seol Jihu sacó apresuradamente a Hoshino Urara de la prisión.

"Hmm-"

Ella cerró los ojos con fuerza, aparentemente cegada por la primera luz del sol que había visto en mucho tiempo.

"Ahh~ El olor de la libertad~ Delicioosoo."

Sacó la lengua y lamió el aire como para probarlo. Después de mirar alrededor, encontró una sirvienta que pasaba y sonreía.

"¡Qué adorable!" (Está hablando en Japonés)

La sirvienta se encogió.

"Yo soy una mujer japonés~" (Está hablando en Japonés)

"¿Perdón?"

"¿Conoces a Nico Nico Ni~?" (Está hablando en Japonés)

<< Nota: Nico Nico Ni - es un personaje de anime. >>

"¿¡Por qué estás haciendo esto!?"

La asustada sirvienta huyó a toda prisa.

"¿Onee-san? ¡Haz lo mejor que puedas!" (Está hablando en Japonés)

Hoshino Urara aplaudió con fuerza.

"... ¿Está mentalmente enferma?"

El silencioso Kazuki murmuró.

Fue como él dijo. Permanecer encerrada debe haberla afectado, ya que Hoshino Urara no descansó ni un momento.

Seol Jihu podía sentir su energía agotarse sólo por estar a su lado.

"¿Estaba demasiado emocionada? Estoy empezando a tener hambre."

Después de correr por un tiempo, Hoshino Urara se giró parpadeando sus ojos.

"¿Alguien quiere alimentarme?"

Ella caminó con pasos rápidos, agarrando el brazo de Seol Jihu y levantándolo en alto. Entonces, ella gritó.

"¡Siii!" (Está hablando en Japonés)

"…"

Seol Jihu sacudió su mano con calma.

"... ¿Estás bien?"

Oh Rahee le dio una mirada rara y compasiva.

"¿Por qué lo preguntas?"

"Bueno, tu cara está diciendo, 'Sáquenme de aquí'."

Seol Jihu suspiró y agitó la cabeza.

"... Vamos."

Seol Jihu comenzó a caminar mientras arrastraba a Hoshino Urara, que se quejaba de su estómago vacío.

"¡Dueleee!" (Está hablando en Japonés)


*


La primera impresión que Seol Jihu tuvo de Hoshino Urara fue 'ruidosa'. Alternativamente, sería 'agitada' o 'desenfocada'.

Balbuceaba una y otra vez mientras comía, movía los hombros sin parar. Fue hasta el punto que Seol Jihu quiso abrir la boca y comprobar si tenía un motor.

"¡Burrrrp-!"

Pero debe seguir siendo humana, ya que se calmó un poco después de comer hasta saciarse.

"Ah~ Qué bien. Salir de la prisión, comer comida deliciosa. ¿Es esto felicidad? Debería cambiar mi forma de vida."

Seol Jihu miró fijamente a la habladora Hoshino Urara.

¿Sintió su mirada? Ella le devolvió la mirada con una sonrisa.

"Cielos~ ¿Qué estás mirando? No te preocupes. Mantengo mis promesas."

"Más te vale."

"Por supuesto. Ahora que estamos en este tema, vamos a shimai. Ya sabes, ocuparnos de las cosas complicadas. Estás tratando de ir a ese lugar, ¿verdad, Oppa?"

Seol Jihu asintió en silencio. Hoshino Urara aplaudió.

"¡Perfecto! Entonces funciona. Vayamos juntos."

"¿Juntos?"

"Sí. Verás, volver a ese lugar es lo que más quería hacer si salía de prisión. No saber lo que me pasó me estaba volviendo loca."

"¿Qué te ha pasado?"

Seol Jihu pidió una explicación más detallada.

Hoshino Urara se inclinó hacia delante con un movimiento exagerado y frunció el ceño.

"Hmm. Oppa, mira mi cara un momento."

"¿...?"

"En el frente, ves mis ojos, nariz y labios, ¿Verdad?"

"Sí."

"Y ves mi oreja al lado."

"Obviamente."

"Pero, ¿Qué sentirías si vieras mis ojos, nariz y labios como si me miraras de frente?"

Cuando Seol Jihu frunció el ceño, Kazuki, que estaba escuchando desde el costado, levantó las cejas.

"Eso no tiene sentido."

"Claro, no tiene sentido".

Hoshino Urara abrió los ojos y respondió.

"Esa fue la sensación que tuve cuando encontré ese lugar, ¿Sabes? El paisaje no cambió sin importar desde qué ángulo mirara. ¡Todavía no puedo creerlo!"

"¿Así que entraste en ese lugar?"

"¡Por supuesto! Entré, preguntándome qué podría ser ese lugar. Y, mm, como debería decir esto."

Hoshino Urara se quejaba como si le costara mucho trabajo encontrar las palabras.

Al ver esto, Kazuki preguntó.

"¿Tus sentidos se han vuelto medio débiles?"

"¡Ah! ¡Correcto! ¡Esa era la sensación!"

Hoshino Urara se regocijó.

"Caminaba sin sentir que estaba caminando. Respiraba sin sentir que estaba respirando. ¿Pero cómo conoces esa sensación, Oppa?"

Kazuki no respondió.

"De ninguna manera. Un mundo Astral. Sólo me enteré por el maestro Ian."

"¡Ooooooh! Así es. ¡Lo que sea! ¡Ese Mago dijo lo mismo que yo!"

Hoshino Urara miró fijamente a Kazuki, que se sumergió en su propio pensamiento, y se encogió de hombros.

"De todos modos, mi mente se volvió loca mientras estaba perdida y vagando por ese lugar. Cuando salí, estaba en Eva."

[Así que estabas poseída.]

Flone, que estaba escuchando desde el interior del collar, murmuró.

"Oh, sí."

En ese momento, Hoshino Urara dejó la cuchara que ella sostenía.

"Acabo de recordar más. Lo que te acabo de decir seguro no ha sido suficiente, ¿Verdad? Acércate más."

Ella le hizo un gesto mientras se inclinaba hacia adelante.

"Escuché esto de ese Mago. Dijo que había una manera de atravesar ese lugar. ¡Esto es información de calidad real!"

"... ¿Cuál es el método?"

"Dijo que tienes que encontrar una Sacerdote. Bueno, probablemente no sea suficiente dado el número de Sacerdotes que hay. Afortunadamente, conozco la cara de la Sacerdote".

Seol Jihu se rió suavemente.

"¿Qué, por qué te ríes? Estoy diciendo la verdad, ¿Sabes? Todavía lo recuerdo claramente. Salí y había un Sacerdote delante de mí."

Seol Jihu giró su mirada. Oana Halep y su hermano mayor estaban comiendo por casualidad al otro lado de la cafetería.

"Esa chica es una bruja de cabello blanco. Su cara es como una pizarra en blanco pero también tenía un poco de sensualidad. ¿Entiendes lo que quiero decir? ¡Ah, oye, presta atención! ¿A dónde miras?... ¿Hmm?"

Hoshino Urara giró la cabeza siguiendo la mirada de Seol Jihu. En el siguiente momento, sus ojos se abrieron de par en par.

Hoshino Urara giró la cabeza siguiendo la mirada de Seol Jihu. En el siguiente momento, sus ojos se abrieron de par en par.

"¿Eh? Sí, esa Sacerdote se parecía a ella. Ojos delgados y..."

"Esa es la persona indicada."

"¿¡Ah!?

Hoshino Urara se levantó por la sorpresa.

"¡Vaya! ¡Sí! Eres la chica de entonces, ¿Verdad?"

"Sí, lo soy."

Oana Halep sonrió tímidamente y agitó su mano.

"Hola."

"¡Yo! ¡Hola!"

Hoshino Urara respondió alegremente, y luego volvió a sentarse.

"Cielos, deberías habérmelo dicho antes. Qué vergüenza."

"Nunca tuve la oportunidad."

"Guao. De todos modos, veo que estás preparado. Bien, eso es bueno. Me gustaría ir ahora si quieres. ¿Qué te parece?"

Hoshino Urara apretó sus puños mientras se movía arriba y abajo con entusiasmo.

Seol Jihu estaba más que feliz de escuchar esto pero sacudió su cabeza.

"Planeamos irnos tan pronto como sea posible, pero no ahora."

"¿Por qué?"

"Todavía tenemos que preparar algunas cosas. ¿No necesita recuperarse también, Señorita Hoshino Urara?"

Al escuchar esto, los ojos de Hoshino Urara miraron al aire vacío. Ella debe estar revisando su Ventana de Estado.

"... Tienes razón. Mi nivel físico es un desastre. Así, no me llamaría a mí misma un Nivel 5, y mucho menos un Nivel 6."

"Descansa por ahora. Nos iremos tarde o temprano, así que concéntrate en tu recuperación hasta entonces."

Hoshino Urara silbó.

"Kya~ Mira la forma en que hablas. Oppa, tienes buenos modales. Soy muy afortunada. Conocer a un hombre que es tan atento y considerado."

Hoshino Urara envió una mirada confusa.

"¿Qué debo hacer? Me está empezando a gustar Oppa cada vez más."

Puso sus manos sobre sus mejillas y gritó, "¡Kyaa!"

"¿Qué te parece? ¿Quieres hacerlo esta noche conmigo?"

Seol Jihu se levantó, ignorándola por completo. No parecía que ella tuviera la idea de huir. Como Chohong iba a vigilarla de cerca, no tenía razón para seguirle el juego.

"Ve a descansar. Deberías intentar volver a ponerte en forma antes de que nos pongamos en marcha."

"¡Bueno!"

Hoshino Urara se levantó y saludó.

Seol Jihu dejó la cafetería mientras se masajeaba las sienes.

'Qué día tan agotador. Lo que queda ahora es...'

Pero ahora, finalmente tenía una red de seguridad para contrarrestar el plan de la Reina Parásito.

Y fue alrededor de estos momentos que uno de los titanes del Paraíso visitó Valhalla.

Para conocer a su representante.

Este visitante era un Terrícola que no esperaba en lo más mínimo.