Reciente

sábado, 16 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 306

Capítulo 306. Dando Vueltas y Vueltas (1)


Tenían una nueva pista. Resumiendo el hallazgo, Evangeline Rose y Adam Galaev compartían el mismo objetivo. Pero en el proceso de lograr ese objetivo, sus opiniones no coincidían. No pudieron comprometerse y se separaron.

Adam Galaev continuó buscando cooperación después, pero Evangeline Rose parecía haberse negado. Ahora, Evangeline Rose estaba muerta, y Adam Galaev había desaparecido.

Con esto, su 'objetivo final' parecía estar enterrado, pero no es como si no hubiera ninguna pista.

La mujer Sacerdote de Invidia, con la que Adam Galaev se puso en contacto y la 'chica' mencionada en su última carta. Kim Hannah supo por casualidad la identidad de la primera.

Aparentemente, era la chica de la diadema blanca que Seol Jihu conoció en el Banquete. Por lo tanto, Seol Jihu ordenó inmediatamente su búsqueda. Ya que sólo buscaba a alguien, la red de información de Valhalla podía hacerlo fácilmente.

Tong Chai trajo la noticia exactamente cuatro días después.

El hermano y la hermana habían estado viajando entre muchas ciudades desde que partieron de Eva. De Eva a Caligo, de Caligo a Grazia, de Grazia a Nur, y luego de Nur a Odor.

La ciudad donde fueron vistos por última vez fue la ciudad suroeste de Odor.

Supuestamente, se alojaban en una posada llamada Posada Luna de Ensueño. Como el Gremio de Asesinos tenía una sucursal en Odor, Seol Jihu envió un mensajero para transmitir su deseo de conocerlos.

Como parecían ser vagabundos que no se quedaban mucho tiempo en un lugar, Seol Jihu quería llamarlos a Eva o hacer que se quedaran en Odor. Después de todo, Seol Jihu habría desperdiciado su tiempo y esfuerzo si se hubieran ido para cuando él llegara a la ciudad.

El Gremio de Asesinos parecía haber tenido éxito al hacer contacto con ellos. Sin embargo, la respuesta que obtuvo fue un duro 'no'.

El nervioso Seol Jihu sugirió al Gremio de Asesinos que le preguntaran de nuevo, diciendo que deberían mencionar que se reunieron con Seol Jihu en el Banquete. Sin embargo, el Gremio de Asesinos respondió lo mismo, informando: 'Aún así se negaron'.

Aparentemente, un hombre corpulento de aspecto asustadizo, que parecía ser el guardián de la chica de la diadema blanca, se negó con firmeza. No pudieron entender por qué el hermano y la hermana se negaron a reunirse.

Al final, Seol Jihu decidió ir a Odor en persona. No quería forzar a la gente a reunirse con él, pero no podía evitarlo debido a la urgencia de la situación.

Seol Jihu llegó a Odor antes del amanecer. Afortunadamente, los dos no habían dejado la ciudad todavía. Valió la pena pedir prestado el carruaje más rápido a la Familia Real Eva y cabalgar todo el día.

La Posada Luna de Ensueño era una posada abandonada cerca de la puerta sur de Odor. Después de tomar una habitación en el mostrador, Seol Jihu se dirigió al segundo piso.

'La segunda habitación de la izquierda, ¿No?'

Seol Jihu estaba lleno de sentimientos encontrados cuando subió las escaleras. Aunque se apresuró en llegar , no parecía que sería bienvenido. No sólo llegaba por su propia voluntad, sino que también a mitad de la noche.

'Tal vez debería esperar un poco y encontrarme con ellos por la mañana'.

De esa manera, no se toparía con: '¿Qué hora crees que es?' Por supuesto, probablemente no podría evitar escuchar: '¿No te dijimos que no queremos conocerte?'

Pero su preocupación se convirtió en duda en el momento en que subió al segundo piso.

Era de noche. Una luz tenue se filtraba desde el final del oscuro y vacío pasillo. Venía del espacio debajo de la puerta de la segunda habitación a la izquierda del pasillo.

'¿Están despiertos?'

Seol Jihu se acercó con pasos silenciosos. Suavemente puso su oído en la puerta pero no pudo escuchar a nadie hablando. Justo cuando se preguntaba si debía llamar...

"Entra."

Una voz fluyó.

Seol Jihu apartó su oreja sobresaltado. Podía escuchar una risa desde adentro.

"Puedes entrar. Ah, los otros huéspedes deberían estar durmiendo, por lo que deberías abrir y cerrar la puerta en silencio."

'¿Ella lo sabía?'

¿No eran un Guerrero y un Sacerdote?

Seol Jihu miró fijamente la puerta antes de abrirla con cuidado. Lo primero en entrar en su línea de visión fue una chica de cuerpo frágil cuyo cabello blanco iluminado por la luna le llegaba hasta la cintura. Estaba sentada en una vieja silla, mirando fijamente a una ventana que reflejaba la luz de la luna.

Ella giró lentamente la cabeza una vez que Seol Jihu cerró la puerta en silencio. La Sacerdote sonrió con una expresión traviesa que contrastaba con sus pupilas huecas e insensibles.

"Hola."

Seol Jihu finalmente observó la bonita diadema blanca en la cabeza de la chica.

"Ha pasado un tiempo desde la última vez que nos vimos."

"Ah, sí, es un placer volver a verte."

Seol Jihu, que perdió el hilo de su pensamiento sin darse cuenta, salió de su aturdimiento con dificultad y dijo.

"Lo siento. Ya te negaste a reunirte conmigo, pero he venido hasta aquí."

"No, yo debería ser la que se disculpe."

La chica sacudió la cabeza con calma.

"Me enteré después de que Oppa se negó. Como si fuera un gran problema reunirnos sólo una vez."

Ella movió su cabeza hacia un lado mientras fruncía el ceño .

Cuando Seol Jihu giró la cabeza siguiendo su mirada, vio a un hombre corpulento, que por lo menos era una cabeza más alto que él. Estaba apoyado en la pared con los brazos cruzados, mirando a Seol Jihu con una expresión sombría. Aunque sólo estuviera mirando, su cara naturalmente aterradora le hacía parecer imponente.

Seol Jihu no sabía qué hacer y se conformó con asentir cortésmente. Entonces, el fornido hombre bajó la cabeza en silencio de una manera que no quedaba claro si se trataba de un saludo o no.

La Sacerdote miró de un lado a otro entre los dos hombres con una cara sonriente antes de levantarse lentamente de su silla.

"Lo siento, deberíamos haber ido a verte considerando cómo nos salvaste en el Banquete."

"No, en absoluto. Me alegra escucharte decir eso incluso cuando vine aquí sin ser invitado."

"Jujuju, no te preocupes por eso. Soy el tipo de persona que siempre devuelve favores."

La chica sacó dos sillas y ofreció a los dos hombres que se sentaran.

Aunque Seol Jihu se sentó enseguida, el hombre corpulento no lo hizo. Ni siquiera se movió de la pared.

"No le hagas caso. Oppa tiene el hábito de estar parado cuando tiene mucho en qué pensar."

Seol Jihu miró fijamente la silla vacía. Si ese fuera el caso, no podría entender por qué sacó dos sillas en primer lugar.

Justo cuando estaba a punto de pasar por alto el asunto, la chica preguntó.

"¿La linda Unni no se va a sentar?"

"¿...?"

Para que conste, Seol Jihu vino a Odor solo. Cuando miró a la chica como si preguntara de qué estaba hablando, ella exclamó encantada.

"¡Guao, eres tan hermosa! Tu color de cabello es similar al mío también."

La chica lo miraba, pero no a su cara. Ella estaba mirando debajo de su cuello.

Cuando un cierto pensamiento cruzó por la mente de Seol Jihu, el humo negro salió de su collar y tomó forma instantáneamente.

"¿Flone?"

[Lo sabía.]

Flone apareció de repente. El hombre corpulento trató de moverse al mismo tiempo, pero la chica levantó la mano y le hizo una señal para que se detuviera.

"Está bien, Oppa."

"…"

"Yo también tengo miedo, pero no parece una mala persona. Sólo tiene un profundo resentimiento."

La cara de Seol Jihu se desvaneció. La chica estaba demasiado tranquila y silenciosa. No fue una reacción normal, sin importar cómo lo pensara.

Desde el principio fue extraño, ambos estaban despiertos a esta hora y hablaban como si lo estuvieran esperando. Era como si supieran que vendría aquí esta noche.

[Debes tener cuidado.]

Flone advirtió de repente, abrazando a Seol Jihu como si fuera a protegerlo. Lo que dijo después fue incluso más inesperado.

[Está poseída.]

"... ¿Eh?"

Esa chica, está poseída.

'¿Poseída?'

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par.

"No, no, no estoy poseída."

La chica agitó su mano negando torpemente la realidad.

"Porque mis pensamientos y mi cuerpo siguen siendo controlados por mí."

[¿No estás poseída? No me lo creo. Puedo verlo claramente con mis ojos.]

Flone gritó. Parecía furiosa.

[Puedo deshacerme de eso si se está forzando a ti.]

"Gracias por la amable oferta, pero..."

[¡Lo sé! Una parte de ella se ha apoderado de tu cuerpo. ¿Por qué entregaste tu mente y tu cuerpo a un espíritu tan lujurioso?][1]

"¡Flone!"

Seol Jihu dio una severa advertencia, sintiendo que Flone estaba fuera de lugar con su comentario. Aunque no estaba muy seguro de lo que estaban hablando, creía que la gente tenía sus propias circunstancias. Al igual que Yi Seol-Ah y Phi Sora.

"Me gustaría preguntarte algo también."

Sin embargo, a la chica no pareció importarle mucho todo eso. En todo caso, parecía intrigada.

"¿Por qué la Fantasma Unni está con Oppa?"

[No lo estoy poseyendo como ese espíritu lujurioso. Hay un medio separado que uso como mi hogar.]

"Aún así. El resentimiento que tiene Unni es demasiado aterrador. Es tan grande que el espíritu lujurioso en mi interior está conteniendo su aliento aterrorizado. Disculpaque diga esto, pero Unni ciertamente sería catalogada como un espíritu vengativo."

[¿Qué intentas decir?]

La chica sonrió a la respuesta brusca de Flone.

"No lo sé. No es bueno que un espíritu vengativo tan aterrador siga a un humano. En términos generales, claro."

Al escuchar esto, Flone se estremeció.

"Pero, estoy segura de que hay una buena razón para ello. Una historia de fondo que sólo ustedes dos conocen".

[….]

"A mí me pasa lo mismo."

Flone se quedó en silencio ante el perfecto contraataque de la chica.

[... No siento ningún resentimiento de ese espíritu lujurioso hacia ti.]

Después de un breve momento de silencio, una voz gruñona y tenue sonó.

[Sólo siento un deseo repugnante. Por eso me enfadé.]

"No es que no tuviera resentimiento. Simplemente se ha calmado."

La chica sonrió dulcemente, y luego añadió de manera brusca.

"Por supuesto, no digo que haya hecho algo para ganarme su resentimiento. El malhechor podría ser alguien que conozco. Tal vez el malhechor es uno de mis antepasados y tuve la mala suerte de tener que soportar el resentimiento del espíritu. Después de todo, los fantasmas que nacen del resentimiento no discriminan entre las personas."

[Euk.]

Flone se vio obligada a cerrar la boca completamente. Parece que se quedó sin palabras.

Al ver esto, la chica finalmente le quitó los ojos a Flone y se volteó hacia Seol Jihu.

"¿Fantasma?"

"No hay nada de qué asustarse."

La chica habló con elocuencia.

"¿Fue cuando tenía diez años...? Mis ojos se abrieron de repente en medio de mi sueño. Pude ver algo extraño en el techo. Nunca había visto nada parecido."

Los ojos de la chica se volvieron borrosos como si estuviera teniendo un sueño.

"Cayó y presionó sobre mi cuerpo. Estaba tan asustada que me eché a llorar. Mis padres vinieron corriendo enseguida."

"…"

"Ese fue mi primer encuentro con el espíritu lujurioso. Debe haber sido muy impactante en mi juventud, puesto que todavía lo recuerdo vívidamente hasta hoy."

"¿Fue entonces cuando fuiste poseída?"

Preguntó Seol Jihu después de escuchar tranquilamente su historia. Se preguntaba por qué Adam Galaev se refería a esta chica como una excelente asistente, y esto parecía estar relacionado.

"No fui poseída de inmediato."

La chica sacudió la cabeza.

"Resistí todo lo que pude. Mis padres y mi hermano mayor hicieron todo lo posible para ayudarme. Lo he intentado todo, desde rezar a Dios hasta quemar palitos de incienso. Aunque ninguno de ellos fue efectivo."

"... Eso debe haber sido duro."

Seol Jihu habló con dificultad.

"Empezaba a odiar a cualquiera que hiciera que el espíritu se aferrara a mí. Cada vez que abría los ojos, lloraba de pena..."

La chica confesó abiertamente sus emociones de entonces.

"El espíritu lujurioso aparecía cada noche para atormentarme. Fue muy aterrador. Aquellos fueron días verdaderamente agonizantes. Si Oppa no hubiera estado para mí, me habría vuelto loca hace mucho tiempo."

Seol Jihu miró hacia la pared. El hombre corpulento estaba silenciosamente parado en ese sitio, como lo había estado cuando entró en la habitación. Desde el momento en que la chica le hizo una señal, él estuvo parado sin interferir.

"Pero lo que más me dolió fue que mi familia fuera herida."

"¿El espíritu también dañó a tu familia?"

"Los accidentes, tanto pequeños como grandes, comenzaron a ser más frecuentes. Esa era la única conclusión lógica."

La chica exhaló un pesado suspiro.

"Así que finalmente me di por vencida."

"¿Dejaste de resistirte?"

"Sí. El espíritu lujurioso me susurró amenazas al oído todas las noches. 'Terminará si me aceptas'. 'Tu familia no tendrá que ser lastimada nunca más'. Esto duró varios años."

"Durante varios años..."

"Después del séptimo año, ya no pude soportarlo más. Fue tan insoportablemente difícil que me rendí y dejé de resistirme. Cuando tenía 17 años, no rechacé el espíritu lujurioso y dejé que hiciera lo que quisiera con mi cuerpo."

Continuó su historia con una voz monótona.

"Pero..."

Entonces, de repente empezó a hablar lentamente.

"Cómo decirlo, acepté el espíritu en la desesperación, pero..."

La comisura de la boca de la chica se enroscó lentamente y muy ligeramente.

"Realmente, se sintió increíble."

Las finas cejas de la chica se enroscaron en forma de media luna mientras sonreía de forma extraña.

"Fue una experiencia verdaderamente mágica. Tanto que me arrepentí de no haberla aceptado antes."

Seol Jihu sintió un escalofrío en su espalda, enfrentándose a las pupilas huecas de la chica que hablaba de su secreto.

[Entiendo la decisión que tomaste, pero, ¿Estás bien?]

Flone habló con una voz compasiva.

[No es fácil para un ser vivo aceptar un fantasma en su cuerpo. Tu cuerpo debe haber cambiado de alguna manera, como ser capaz de ver cosas que antes no podías.]

"Si estás hablando de los Ojos Espirituales, tienes razón. Pero no es eso me hiciera la vida imposible. Además, he estado viendo el espíritu lujurioso desde que tengo memoria, así que realmente el rango se amplió."

[¿No fue incómodo?]

"Me sorprendió al principio, pero me acostumbré a ello."

La chica respondió sonriendo de oreja a oreja. Sus sonrisas no parecían realmente sonrisas.

"De todos modos, después de eso, los accidentes que le ocurrieron a mi familia desaparecieron como si nunca hubieran existido. Estoy satisfecha con eso."

"... ¿Cómo llegaste a entrar en el Paraíso?"

"Los accidentes desaparecieron, pero también nuestra fortuna familiar. Nuestros padres gastaron mucho dinero por mi culpa. Fuimos introducidos en el Paraíso a cambio de deshacernos de una de las mayores deudas que teníamos."

"…"

"No tienes que mirarme de esa manera. Es como el dicho, la vida es una serie de coincidencias."

La chica se encogió apáticamente de hombros, pero su historia sólo puede ser descrita como desafortunada.

"¿Por qué el espíritu...?"

"Si me preguntas por qué el espíritu lujurioso se apegó a mí, no tendré suficiente tiempo aunque hable hasta el amanecer. Se remonta a la época de mi abuelo, incluso a la historia de la familia rumana."

La chica dijo "Ah" y luego cerró la boca.

"Hablé demasiado. Mis disculpas. En realidad, me pareció raro cuando abriste la puerta y entraste. Pude sentir el aura de un fantasma, que no estaba en ti antes. Pensé que algo similar te había sucedido."

La forma en que hablaba apresuradamente, parecía estar haciendo sutiles insinuaciones de que no quería explicar más.

Finalmente recordando la razón de su viaje, Seol Jihu dejó de lado sus preguntas y se aclaró la garganta.

"Me gustaría preguntarte algo si te parece bien."

"Adelante. Cualquier pregunta está bien."

La chica respondió de inmediato. Parecía preguntarse por qué había venido Seol Jihu también.

"¿Conoces a un mago llamado Adam Galaev?"

"Ah... Él."

La chica reflexionó un rato antes de asentir.

"Sí. Oppa y yo lo ayudamos una vez mientras estábamos en Eva."

"¿Ha venido a buscarte después de eso?"

"Sí. Aunque sólo fue una vez."

"¿Puedes decirme de qué hablaste en ese entonces?"

"Claro. No es nada importante. Sólo vino a pedir ayuda."

La chica cruzó los brazos y continuó.

"Dijo que necesitaba ir a algún lugar y que necesitaba mi poder."

Va a algún sitio. Los ojos de Seol Jihu se iluminaron en cuanto escuchó esto. Casi gritó Eureka.

"Me pidió que fuera su explorador."

Pero eso fue hasta que escuchó esto.

"¿Explorador?"

"Extraño, ¿No? Pedirle a una Sacerdote que sea un explorador."

"¿Puede explicarlo con más detalle?"

"Mm- Como debería explicar esto..."

La chica inclinó su cabeza contemplando.

"Me dijo varias cosas en ese entonces, pero eran tan complejas y enredadas que no podía entenderlas realmente. También ha pasado un tiempo, ¿Está bien si te digo lo que recuerdo?"

"Por supuesto."

"Me alegro. Según esa persona, su destino estaba en una situación muy especial."

"¿Situación especial?"

"Sí. Incluso el más capaz de los Arqueros se perdería si entraran en ese lugar hasta que finalmente se quedara en trance."

Seol Jihu se centró en su explicación.

"Dijo que no era sólo la gente. Ya sea un ser humano o un alma, cualquier raza o criatura viviente, dijo que nadie podía navegar por ese lugar."

"¿Por qué?"

"No estoy segura. Mencionó algo sobre las leyes que se distorsionaron y una parte de otro mundo manifestándose sobre el Mundo Medio. No tenía ni idea de lo que estaba diciendo."

La chica se lamió los labios.

"De todos modos, dijo que es necesario ver los dos mundos simultáneamente para evitar perderse en ese lugar. Sólo así podrías llegar al centro del espacio deformado. Y también..."

La chica prolongó sus palabras mientras levantaba su delgado dedo índice.

"Dijo que potencialmente encajo en la condición."

Con su pálida mejilla, ella sonreía de forma extraña.