Reciente

jueves, 14 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 295

Capítulo 295. Una Pista Inesperada (2)


El Tutorial terminó.

Marcel Ghionea llevó a los sobrevivientes que pasaron por el Área 1 a un lugar con un escenario, muy parecido a un teatro.

Seol Jihu no los acompañó. Aunque fue un Ayudante durante el Tutorial, era hora de volver a su papel de director.

Él era el responsable de activar la Sincronización y explicar el objetivo de la Zona Neutral a todos los participantes del Área. Pero le confió esta función a Kim Hannah.

Porque la fatiga que se había estado acumulando dentro de él finalmente explotó cuando entró en la Zona Neutral.

Era natural, considerando la cantidad de trabajo que tuvo que soportar antes de la activación de la Zona Neutral, además del hecho de que acababa de luchar con un monstruo atroz durante horas en un Tutorial que pensó que iba a ser fácil.

Así que después de delegar su trabajo a Kim Hannah, se dirigió a la habitación del director.

'Así que había un lugar como este'.

La habitación del director se parecía a una sala de monitorización secreta que se veía a menudo en las películas. Cada cristal de comunicación dentro de la torre estaba conectado a esta habitación, para que el director pudiera vigilar todas las partes de la Zona Neutral. Mirando alrededor, Seol Jihu sonrió. Había descubierto un polluelo dormido en el sofá.

"Oye, tú, ¿Cómo has estado?"

"... ¿Pyak?"

Cuando Seol Jihu lo levantó, el polluelo se retorció en su agarre, infeliz por haber sido despertado. Con una sonrisa, Seol Jihu se sentó en el sofá y se inclinó hacia atrás. El polluelo bostezó y se acurrucó sobre el pecho de Seol Jihu.

En ese momento, uno de los muchos monitores de la habitación mostraba a Kim Hannah hablando frente a una multitud. Seol Jihu miró, acariciando las suaves plumas del polluelo con sus dedos.

—Tendrá que reunir 1.000 Puntos de Supervivencia durante su estancia de 3 meses en la Zona Neutral...

La explicación de Kim Hannah fue más directa que la de Cinzia. Anunciando adecuadamente el período establecido y especificando los objetivos, ayudó a los participantes a aprender la dirección que debían tomar para abordar el problema en cuestión.

Su explicación fue simplemente perfecta, pero Seol Jihu no le prestó mucha atención. No sólo conocía la mayor parte de la información, sino que también estaba distraído por Seo Yuhui y por cómo se veía en su traje.

Por otro lado, no pudo evitar reírse cuando la cámara mostró a Hugo con su traje excesivamente ajustado y a Yi Sungjin con su cara de tonto.

Con los ojos entrecerrados y los labios sonrientes, Seol Jihu continuó mirando hasta que finalmente comenzó a quedarse dormido. No pasó mucho tiempo antes de que se durmiera, sentado en el sofá.


*


'... ¿Hmm?'

Cuando abrió los ojos de nuevo, Seol Jihu se dio cuenta de que estaba en una situación extraña. Estaba sentado con su pierna en una mesa y una taza de té en su mano, estaba dentro de un jardín. Un par de manos le masajeaban los hombros hábilmente por detrás.

"…"

Él ni siquiera tuvo que preguntar. No era la primera vez que visitaba este lugar, así que no estaba sorprendido. Seol Jihu habló tranquilamente, disfrutando del sabor del té en su boca.

"Este té sabe muy bien."

"Gracias".

Como esperaba, una voz de ensueño vino por detrás de él.

"Lo preparé especialmente para ti, respetado Visitante-nim."

Escuchando la suave voz, Seol Jihu sonrió. Él sabía por qué ella lo llamó a este lugar. Seol Jihu aclaró su garganta.

"Kuhum, no me llamaste cuando realmente te necesitaba."

"Oh Dios. Estaba bastante ocupada. Estaba muy ocupada con la enseñanza de Charlotte Aria. Jujuju."

"Aún así, ¿Cómo pudiste dejarme sin más? Honestamente, estaba un poco molesto."

"Awww, lo siento. ¡Te lo ruego, por favor no te enojes conmigo!"

Roselle le dio una palmada en el hombro a Seol Jihu con afecto.

Seol Jihu se rió suavemente. Ni en un millón de años habría adivinado que la aterradora bruja que una vez intentó destruir el Imperio...

De todas formas, como no quería arriesgar su vida irritándola, Seol Jihu decidió dejar de actuar y hacerle la pregunta por la que tenía mucha curiosidad.

"Estoy sorprendido. No esperaba que me llamaras tan pronto."

"Y nunca pensé que me emocionaría tanto. De hecho, incluso perdí la compostura mientras observaba. Incluso dije algunas maldiciones. Jujujuju."

"¿Maldiciones?"

"Sí. La verdad es que no recuerdo nada, pero Charlotte Aria me informó de ello."

Roselle sonrió.

" '¡Maldita sea! ¡Qué talento! ¿Dónde diablos ha estado todo este tiempo?' fue lo que aparentemente dije. También me contaron que estaba saltando por la euforia. Aunque, sospecho que Charlotte Aria podría haber exagerado un poco."

Parecía que Roselle sentía pena de que Eun Yuri no tuviera experiencia con la magia hasta ahora.

"¿Es tan increíble?"

Seol Jihu dejó su taza y se dio la vuelta.

"¿Un genio, tal vez?"

"... Un genio."

De repente, Roselle se quedó en silencio. Miró al cielo con sus manos aún sobre los hombros de Seol Jihu. Después de un momento de silencio, Roselle respondió.

"Bueno, no estoy segura."

"¿No estás segura?"

"Porque este tipo de normas son subjetivas, particularmente en un caso como este. No hay un estándar absoluto para evaluar a una persona. Así que la evaluación es siempre relativa."

"Mm... Supongo que tienes razón."

Seol Jihu fingió estar de acuerdo mientras se preguntaba cómo sería el talento de Eun Yuri comparado con el de Roselle. Pero pensó que sería descortés preguntar.

Por supuesto, lo hizo porque sabía que Roselle podía leer su mente.

"Vaya, qué astuto eres."

Como esperaba, Roselle leyó la mente de Seol Jihu y se rió.

"Lo siento, pero si quieres compararla conmigo, es otra razón para postergar mi juicio."

"¿Por qué?"

"Me enorgullezco de los logros de mis últimos años. Porque me conozco bien, no tengo otra opción que usar estándares más estrictos."

En otras palabras, aunque Roselle reconocía que Eun Yuri tenía un don, no podía decidir con seguridad si el talento de Eun Yuri superaba el suyo en este momento.

Incluso con eso, Seol Jihu estaba satisfecho. Para Roselle, la orgullosa e incomparable genio, contemplar este asunto seriamente, significaba algo.

"Lo comprendo."

Seol Jihu se mordió los labios.

"Si ese es el caso, ¿Qué te parece si le das un mes o algo así? Tiene que esperar hasta que la Cámara del Despertar se active para recibir su clase. Planeé que se concentrara en el entrenamiento físico mientras tanto."

"No."

Roselle sacudió la cabeza.

"Estoy de acuerdo en que necesita entrenamiento físico. Los magos necesitan estamina para mantener hechizos más fuertes por más tiempo. Pero..."

Hizo una pausa por un segundo antes de continuar.

"No veo ninguna razón para esperar. El entrenamiento tiene lugar en el sueño, así que no tendremos que preocuparnos de entrometernos en el tiempo de entrenamiento del otro. Y no me importa si es un Arquero, un Sacerdote o un Guerrero. No importa cuál sea su clase, está destinada a recorrer el camino de la magia."

Seol Jihu abrió los ojos ante la declaración de Roselle. Sus ojos, que aún estaban fijos en el cielo, se oscurecieron.

"Sí. Exacto. ¡Ese genuino, abrumador e innato sentido del maná! Eso es puro talento y nada menos."

Roselle anunció con confianza.

"No tengo dudas. La decisión es suya, pero si decide no estudiar magia, será una gran pérdida para el mundo".

'... ¿Acabo de escuchar un gran cumplido?'

Después de pensarlo un momento, Seol Jihu asintió. Decidió que sería mejor seguir el consejo de la experta.

"Entonces..."

Seol Jihu dijo, inclinando una taza de té que ahora estaba ligeramente fría.

"Las cosas comenzarán a ponerse ocupadas de ahora en adelante."

Por supuesto, no para Seol Jihu, sino para Eun Yuri.


*


Al día siguiente.

Cuando despertó, Seol Jihu se dio cuenta de que estaba en la cama. Parece que alguien lo movió desde el sofá. Había ropa bien doblada al lado de la cama.

Sonriendo, Seol Jihu se levantó de la cama. Se duchó, se puso la ropa y salió de la habitación. Luego vio a Eun Yuri comiendo sola en una mesa de una de las cafeterías. No parecía muy entusiasmada con la comida, pero su cara se iluminó cuando vio a Seol Jihu acercarse.

"Hola."

"Buenos días. ¿Dormiste bien?"

"Lo hice, por primera vez en mucho tiempo. Mi habitación era muy bonita."

"Ah, te refieres a la habitación del primer lugar. Es una bonita habitación, la mejor de la Zona Neutral, de hecho."

No había recibido ningún informe oficial todavía, pero no había ninguna duda en su mente de que Eun Yuri había sido la mejor.

"Con el fin de aprovechar al máximo esa habitación..."

Seol Jihu se detuvo y puso una expresión de amargura. Notó que la cuchara de Eun Yuri se movía más rápido que nunca como si su apetito hubiera vuelto de repente.

Como un gatito, ella desconfiaba de todo, pero ahora que la gata madre estaba presente, parecía que se sentía lo suficientemente segura como para enterrar su cabeza en el tazón de comida.

"... ¿Por qué no comiste antes?"

"Me sentí incómoda comiendo sola".

Eun Yuri miró de reojo. Seol Jihu rápidamente entendió lo que quería decir. Algunas personas estaban observando a Eun Yuri desde fuera de la cafetería, agarrando sus estómagos hambrientos.

Ahora que lo pensaba, todavía era su primer día en la Zona Neutral. La gente con cero puntos de supervivencia no podía permitirse una comida.

"Deberías haber llamado a Park Woori o a Yoo Yeolmu."

Eun Yuri no respondió. Ella siguió comiendo a toda prisa, temiendo que su gata madre se fuera.

Seol Jihu continuó, "Escucha mientras comes. Ahora que has llegado a la Zona Neutral, supongo que ya has aprendido lo básico de Kim Hannah".

"De acuerdo."

Eun Yuri tragó una cucharada de arroz mientras se limpiaba la salsa de la comisura de su boca.

"No te preocupes. Definitivamente cumpliré mi promesa."

Seol Jihu agitó la cabeza.

"Bueno, eso también, pero lo más importante, ¿Recuerdas que te dije que Valhalla te ayudaría tanto como fuera posible?"

"Sí."

Eun Yuri respondió sin dudarlo.

"Haré lo que digas."

Seol Jihu entrecerró los ojos, mirándola de forma renovada.

"Mm. En realidad, quería escuchar lo que tenías en mente."

"Honestamente, quiero aprender magia correctamente..."

Eun Yuri murmuró.

"Pero no creo que eso vaya a ser fácil dadas las circunstancias. Así que pensé que sería mejor hacer lo que me dijeron."

Seol Jihu estaba eufórico al escuchar eso. Le preocupaba que a Eun Yuri no le interesara la magia, pero por lo que parece, se había preocupado por nada.

Todo parecía marchar bien, pero no era sólo maná lo que Eun Yuri tenía que entrenar.

'La estamina es todo'.

Esperaba que Eun Yuri aumentara sus habilidades físicas aprovechando al máximo las oportunidades disponibles sólo en la Zona Neutral. Seol Jihu ya había ideado un plan maestro, llamado 'Operación Princesa Creadora'.

Esperó a que Eun Yuri terminara de comer y la llevó a la tienda VIP. Le entregó la nota del Guía a María, que trabajaba como empleada de la tienda, y compró las 60 botellas de la Competencia Especial.

Luego reunió a Eun Yuri, Park Woori, y Yoo Yeolmu en la plaza para presentarle a un hombre al trío. El hombre, no era otro que el mejor entrenador de todo el Paraíso.

"Encantado de conocerlos. Mi nombre es Jang Maldong."

Jang Maldong habló solemnemente, agitando su bastón hacia adelante y hacia atrás ligeramente. Park Woori y Yoo Yeolmu parecían claramente nerviosos. Sus cuerpos estaban rígidos por la tensión.

Jang Maldong escudriñó cuidadosamente a los tres. De repente, sus ojos parpadearon.

"Parece que tienes un gran cuerpo. ¿Eres un atleta?"

Se refería a Eun Yuri.

"Estoy especialmente impresionado con su flexibilidad y resistencia."

"... Sí."

"Como pensaba. Un cuerpo como el tuyo no puede hacerse de la noche a la mañana. Es el fruto de un entrenamiento constante desde una edad temprana. Supongo que es gimnasia rítmica o baile práctico... No, pero tu postura de pie es recta. Así que tiene que ser ballet o danza moderna."

Eun Yuri asintió ligeramente. Seol Jihu estaba simplemente asombrado por la perspicacia de Jang Maldong. Había descubierto la especialidad de Eun Yuri con sólo mirar la forma de su cuerpo.

"Y tú. Tu método es un poco torpe, pero puedo decir que has estado entrenando."

Yoo Yeolmu sonrió tímidamente. Park Woori parecía estar esperando su turno, pero Jang Maldong pasó su mirada por delante de Park Woori, chasqueando su lengua y sacudiendo la cabeza sin decir una palabra.

"Lo haré breve."

Al terminar la inspección, Jang Maldong dijo.

"Nunca soy el que interfiere en las decisiones de los demás. Vine a petición del representante Seol. Pero si es posible, me gustaría dedicar mi tiempo a algo más valioso."

'Váyanse si quieren. No los detendré. Eso es lo que intentaba decir'.

"Se los advierto ahora. Mi entrenamiento será muy difícil, y no tengo planes de forzarlos a hacerlo. Si no están preparados para un desafío, les recomiendo que se vayan ahora."

Park Woori y Yoo Yeolmu gritaron para expresar su entusiasmo. No necesitaban escuchar más. No vinieron obligados al Paraíso sino por elección.

Y francamente, no podían dejar pasar la oportunidad de aprender de Jang Maldong, un entrenador que muchos Terrícolas soñaban tener.

'... Eso es probablemente lo que están pensando ahora mismo.'

Seol Jihu sonrió amargamente mientras veía a Jang Maldong llevar al trío al tablero de anuncios.

Agnes, Kazuki, Marcel Ghionea, e incluso el propio Seol Jihu había derramado lágrimas. El infame régimen entrenamiento de que hizo llorar a todos los Terrícolas famosos en el Paraíso sin excepción. Seol Jihu se preguntó, '¿Cuánto tiempo durarán esos tres contra ese entrenamiento?'

Su pregunta fue contestada por la noche.

Cerca del final del entrenamiento, Seol Jihu regresó a la plaza sólo para ser recibido con un fuerte llanto. Con una apariencia demacrada y desgastada, Park Woori se sentó a llorar como un bebé.

Lo mismo sucedió con Yoo Yeolmu. El hombre corpulento estaba respirando de forma irregular con lágrimas en los ojos. No era tan ruidoso como Park Woori, pero Seol Jihu pudo notar que sus labios temblaban.

Y Eun Yuri estaba...

'¿Ella no está aquí?'

"¿Ella adónde se fue?"

"De vuelta a su habitación, supongo."

Jang Maldong dijo que mientras veía a Yoo Yeolmu ayudando a Park Woori a levantarse del suelo.

"A diferencia de esos dos, ella entrenó hasta el final. Así que la mandé a casa temprano."

Sorprendido al escuchar que Eun Yuri había seguido hasta el final, Seol Jihu preguntó inmediatamente.

"¿Cómo estaba ella?"

"Tenaz."

Jang Maldong hizo una clara evaluación.

"Ella es excepcionalmente competitiva. Tiene un cierto aire de desesperación, aunque no sé nada de sus circunstancias."

Después de eso, Seol Jihu se apresuró a la habitación del primer lugar. La puerta estaba medio abierta. Llamó dos veces a la puerta por cortesía antes de entrar en la habitación.

Inmediatamente, sus mandíbulas cayeron. La habitación estaba hecha un completo desastre. Todos los adornos alrededor de la habitación y los artículos que obtuvo del Tutorial mezclados en el suelo como basura.

Eun Yuri estaba tirada en el suelo. Con ojos soñolientos, miraba fijamente al techo, moviendo los dedos. Cada vez que su dedo índice se movía, un adorno se deslizaba por el aire.

"... ¿Qué estás haciendo?"

¡Tak! El adorno se cayó.

"Entrenamiento..."

Eun Yuri respondió en voz baja.

"Entrenamiento de maná..."

Seol Jihu sonrió amargamente. Pensar que se ahogaría en más entrenamiento después de un día de entrenamiento con Jang Maldong. No podía creer lo que veía.

"¿Estás bien? Escuché que terminaste tu régimen de entrenamiento."

"Pensé que moriría..."

"Entonces toma un descanso."

"Mi cuerpo está descansando. Sólo estoy moviendo mi maná..."

Eun Yuri gimió.

"Sólo pensé, que sería un desperdicio, no aprovechar la Competencia Especial, hasta el final."

'... Ya veo'.

Como un compañero maniático de entrenamiento, Seol Jihu entendió lo que trataba de decir. Con la eficiencia del entrenamiento aumentando ocho veces el ritmo normal, sería un desperdicio no entrenar hasta el final.

"Al menos deberías hacerlo en la cama. De esa manera descansarás más."

"Iba a hacerlo, pero me desplomé, de camino a la cama."

"…"

"Lo siento, ¿Pero podrías, moverme hasta la cama?"

Seol Jihu, sonriendo suavemente, levantó a Eun Yuri y la dejó en la cama. Ahora parecía un buen momento. Seol Jihu vio a Eun Yuri luchando por acomodarse en la cama antes de finalmente hablar de nuevo.

"Señorita Eun Yuri."

"¿...?"

"¿Y si te dijera que hay un método de estudiar la magia mientras se duerme?"

Eun Yuri no respondió. La mirada en su rostro le indicaba a Seol Jihu que estaba claramente confundida.

"Puedo decir que vas muy en serio con esto."

Seol Jihu continuó casualmente.

"Si vas a hacerlo, es mejor que lo hagas bien, ¿No?"

Sacó algo de su bolsillo. Era un anillo que llevaba el maná del collar, igual que el gancho de cabello que le dio a Charlotte Aria.

"En la cafetería dijiste que ibas en serio con lo de aprender magia".

Los ojos de Eun Yuri brillaron.

"¿Conoces a un buen maestro?"

Incluso su voz sonaba animada de nuevo.

"No en la Zona Neutral, pero hay una manera de que puedas conocerlo ahora."

Las cejas de Eun Yuri se movieron. Con una leve sonrisa, Seol Jihu tomó suavemente la mano izquierda de Eun Yuri. Él no se molestó en explicar con detalle. Ese sería el trabajo de Roselle.

"Sólo piensa en esto como una recompensa por completar el infernal entrenamiento del Maestro Jang. Una recompensa sólo para usted, Señorita Eun Yuri."

"¿Sólo para mí...?"

En ese momento, Eun Yuri abrió bien los ojos, sorprendida. Incluso se estremeció un poco.

"Espera."

"Shh. Quédate quieta."

"Espera. ¿Qué estás...?"