Reciente

domingo, 10 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 253

Capítulo 253. Si Corres Mientras Estás Borracho (2)


Kim Hannah habló con una sonrisa todavía en su cara.

"Espera."

"¿...?"

"Todos los demás están durmiendo. Les pediré que vengan a la sala de reuniones cuando se despierten. Pueden venir entonces. Sabes dónde está la sala de reuniones, ¿Verdad?"

"¿Necesitamos tener una reunión? Sólo dímelo."

Kim Hannah se rió, y luego miró fijamente a Seol Jihu. Al momento siguiente, Seol Jihu sintió una sensación indescriptiblemente extraña.

La astucia que Kim Hannah mostró contra las organizaciones de Eva pareció caer sobre Seol Jihu. La forma en que lo mirada fríamente, Kim Hannah casi comenzó a dar miedo.

"Tú."

"¿Qué pasa?"

Cuando Seol Jihu apenas logró preguntar.

"... No."

Kim Hannah retrajo su mirada y aplanó sus cejas.

"No es nada. De todos modos, hablemos más tarde. Necesito unos días para ver cómo se desarrollan las cosas y organizar mis pensamientos."

Con eso, tomó su taza de café y se levantó.


*


¡Tang, tang!

"¡Estos malditos bastardos!"

Park Dongchun se abalanzó sobre una mesa, expresando su frustración.

"¡¡Deben pensar que son una especie de héroes siendo tan audaces!!"

Resoplando fuerte y sus gordas mejillas temblorosas, Park Dongchun estaba claramente enfurecido.

"Un simple equipo se atreve a desafiarnos, la alianza de organizaciones... Bieeennn. Si tanto quieren morir, ¡Concederemos su deseo!"

"Tranquilo".

Una mujer lo interrumpió. Aunque la voz sonaba tranquila, se podía sentir un leve indicio de frustración. Park Dongchun dirigió su mirada con una mirada indignada.

El Consejo Real a menudo tenía siete representantes participando. Como Sombat La-ongmanee, el líder de Real Pattaya, murió de forma lamentable, debería haber seis personas presentes.

Pero hoy, había siete personas en la sala de reuniones, como antes.

"¿Crees que puedo permanecer callado en esta situación?"

Park Dongchun gritó.

"¡La casa de subastas VIP fue arrasada! ¡Los guardias fueron asesinados y ni siquiera  Pattaya Real se salvó!"

De repente, se agarró la nuca y frunció mucho el ceño.

"Obviamente nos están provocando. ¡Quieren pelear! ¿¡Nos miran con desprecio, la Alianza de Eva!?"

Park Dongchun miró a su alrededor como si buscara alguien que estuviera de acuerdo. La sala de reuniones estaba en silencio. Mientras todos tenían expresiones frías, parecían dudar también.

"¿Pelear? Oh, por favor."

La mujer sentada a la cabeza de la mesa rompió el silencio con un comentario despreocupado.

"De todas formas no debería ser usted quien lo diga, Señor Dongchun."

Park Dongchun se estremeció. Pero luego reveló sus dientes y gruñó.

"¿Crees que vendí esa tierra sólo para obtener alguna ganancia? ¡Tenía mis propios pensamientos! ¡¿Quién hubiera pensado que un grupo tan pequeño de personas, que ni siquiera han terminado de registrarse como organización, harían algo así en su primer día en Eva?!"

Eso era cierto. El Consejo Real sospechaba que Carpe Diem tenía una razón para venir a Eva y creía que harían algo para sacudir el estatus actual.

El problema fue que todo fue muy rápido.

"Incluso el administrador real anda por ahí, haciendo un desastre... ¡Maldita sea!"

Park Dongchun recobró el aliento, y luego murmuró en un tono provocativo.

"¿No puedes hacer algo?"

"¿Qué quieres decir?"

Cuando una fría réplica regresó, Park Dongchun apretó los dientes.

"No finjas que no lo sabes. Te estoy preguntando si puedes hacer algo sobre esta situación. Estoy preguntando si puedes ayudar."

Al escuchar las palabras casi descaradas de Park Dongchun, la mujer resopló atónita.

"¿Qué quieres que haga en esta situación?"

Y su respuesta inmediatamente hizo que Park Dongchun frunciera el ceño.

"Jajaja, ¿Así que sólo vas a mirar?"

Su tono sarcástico hizo que la mujer entrecerrara los ojos.

"¡Hmph! ¡Es obvio lo que estás pensando! Estás tratando de..."

"Deténgase, deténgase".

Cuando la atmósfera comenzó a calentarse, un hombre de piel marrón y de mediana edad se metió en el asunto. Era el jefe del Cártel de Ochoa, Omar García.

"¿No estamos aquí para discutir y llegar a una solución que funcione para todos? Si empezamos a pelear entre nosotros, sólo estaremos ayudando a la Zorra."

Luego se giró hacia Park Dongchun y habló.

"Por favor cálmese, Líder Park. Entiendo cómo se siente, pero todos estamos en la misma situación. Todos nos estamos conteniendo."

Omar García fue el que recibió la mayor pérdida del incidente de anoche. Como la caza y el comercio de esclavos eran sus principales fuentes de ingresos, la destrucción de la casa de subastas VIP lo afectó mucho.

Park Dongchun soltó una tos seca y se sentó de mala gana. Mientras Park Dongchun comenzaba a enfriarse, Omar García reanudó lentamente la conversación.

"Real Pattaya se puso en contacto conmigo anoche, pero era demasiado tarde. Para cuando mis subordinados llegaron, los guardias ya estaban rodeando el edificio. La Familia Real fue más rápida".

"No me importa lo que hagan, sólo no se dejen atrapar. ¿No lo dejé claro?"

La mujer sentada a la cabeza de la mesa habló con agudeza.

"El administrador real hizo las cosas por su cuenta, y convirtiendo esto en un problema, pidió una audiencia con la reina. Es sólo cuestión de tiempo que ella se entere. Y cuando eso ocurra, seguro que me llamará para confirmar la verdad."

Murmurando infelizmente, miró a los representantes de la sala y los criticó.

"¿Has pensado en lo difícil que me harán las cosas? Aunque Eva perdió su antigua gloria y se empobreció por la prolongada guerra, la reina cree que, sigue siendo una ciudad hermosa y sin crimen. ¿Qué piensan que va a decir cuando se entere de la verdad? ¿Cómo se atreve a hablar de esa manera cuando ustedes son los que causaron el problema?"

La mujer miraba en una dirección específica, mientras que Park Dongchun evitaba sigilosamente su mirada.

"De todos modos, me he quedado sin ideas. El administrador real está manejando el asunto personalmente, diciendo que actúa en nombre de la Reina. Nada de lo que podamos hacer cambiará la ley, y el administrador real ya ha suprimido los pequeños métodos que podrían estar a nuestra disposición."

Al escuchar esto, Omar García se quejó. La mujer continuó.

"Parece que esta vez ha decidido aceptar las consecuencias. Por ahora, debemos permanecer callados y cuidar nuestros propios intereses. Debemos hacerlo."

Enfatizó el último punto, tomando una decisión unilateral.

"También..."

Luego, esperó un breve momento antes de lamerse los labios. Mirando alrededor de la habitación y observando las caras de los otros representantes, dijo con vacilación.

"Pronto, me pondré en contacto con todos ustedes sobre algo".

Omar García, que hasta ahora tenía una mirada amarga, abrió bruscamente los ojos. No fue el único. Los otros representantes también le dieron miradas de sorpresa.

La mujer que raramente se presentaba a las reuniones a menos que pasara algo grande, decía que se pondría en contacto con ellos primero.

"¿A qué te refieres con 'pronto'...?"

"Una semana como mínimo, dos semanas como máximo."

La mujer dio una breve respuesta a la pregunta de Omar García.

"Para entonces, se tomará la decisión sobre cómo tratar a los miembros de Real Pattaya actualmente encarcelados..."

La mujer se mordió los labios, aparentemente queriendo decir más, pero se detuvo y sacudió la cabeza. Estaba claramente indicando que volvería a hablar de esto más tarde.

En realidad, era bastante obvio cómo se trataría a las razas extranjeras rescatadas y a los miembros capturados de Real Pattaya. Además, no importaba lo que pasara, no podían esperar que la situación actual cambiara mucho.

"... Así que..."

Sin embargo, Omar García sonrió mientras asentía lentamente con la cabeza.

"Así que sólo tenemos que aguantar dos semanas."

"…."

"Entiendo. Es cierto que nuestro descuido es parte del problema, e íbamos a esperar y observar los próximos tres meses de todos modos."

"Recomiendo que hagan eso también."

"Grandioso. Entonces el Cártel de Ochoa hará todo lo posible por ser cuidadoso y no molestarte."

Drrk. Sonó el sonido de una silla siendo arrastrada.

La mujer se levantó de la cabecera de la mesa y se fue con grandes zancadas, con su sedoso cabello negro revoloteando en el aire. Mientras cruzaba la habitación, Omar García le echó un vistazo a su bien formado trasero.

"Estaré esperando su llamada."

La mujer se detuvo.

"... Suena como si estuvieras malinterpretando esto."

La mujer giró la cabeza un poco.

"La razón por la que participo ocasionalmente en estas reuniones es para vigilarlos a todos ustedes. Hoy, he venido a darles a todos una advertencia. Lo mismo ocurre con el motivo por el que me pondré en contacto con ustedes más tarde."

"Por supuesto, por supuesto. Lo entiendo perfectamente."

Omar García sonrió brillantemente. Después de decir, 'no se dejen atrapar', ahora decía que era 'para vigilarlos'. Omar García encontró la disparidad entre los dos significados un poco divertida, pero no lo demostró externamente.

El sonido de los pasos continuó hasta que la puerta se cerró por completo. Después de un breve momento de silencio, Omar García extendió sus brazos.

"¿Deberíamos levantarnos también?"

Él habló con una expresión mucho más relajada que antes.

"Estoy seguro de que no necesitan que se los recuerde, pero mantengámonos en secreto por una o dos semanas, ¿De acuerdo?"

Con eso, dirigió su mirada a Park Dongchun, que estaba sentado en su silla con una expresión severa.

"Ah, Líder Park, te has reunido con el líder de Carpe Diem durante la venta de la tierra, ¿Verdad? Oh, no estoy tratando de culparte ni nada, así que no te preocupes."

Omar García habló mientras agitaba la mano.

"Estaba pensando, que tal vez deberías reunirte con él. Después de todo, ya se conocen."

"No puedo hacerlo. Sólo pensar en su cara me hace molestarme. Estoy seguro de que empezaré a soltar maldiciones si lo veo."

"Sólo ve. Es demasiado pronto para negociaciones o intercambios de todos modos. Sólo menciona la idea".

"... Tsk."

Park Dongchun estaba reacio, pero asintió con la cabeza como si no tuviera otra opción.

"Genial, si necesitas algo, eres libre de cooperar con Hwaru Blanco."

La única mujer que quedaba en la habitación suspiró gravemente.

"Entiendo. Ya que soy culpable, haré lo que pueda. Hasta la próxima vez."

Park Dongchun se levantó indefenso. Tang. En el momento en que cerró la puerta detrás de él, la ira que manchaba su rostro desapareció por completo.

Después de mirar a su alrededor a izquierda y derecha.

'¡SÍ! ¡Quería encontrarme con él de todos modos!'

Se alegró por dentro y corrió con entusiasmo.


*


Kim Hannah solicitó oficialmente una reunión dentro de dos días. Su actitud pareció cambiar repentinamente en la cafetería, pero Seol Jihu pensó que era su imaginación y no le prestó demasiada atención.

Como no había mucho que hacer, Seol Jihu se quedó encerrado en su habitación, centrándose en la cultivación del maná.

Una vez que empezó, solía pasar de tres a cuatro horas, pero hoy, tuvo que interrumpir su entrenamiento. Debido a que un huésped inesperado había llegado al edificio.

"Cielos~ He escuchado los rumores, pero este es un edificio impresionante. Pensamos que hicimos un buen trabajo con el nuestro, pero ahora casi quiero reconstruirlo."

El hombre que hizo una observación espontánea mientras miraba las grandes lámparas de cristal que colgaban del techo era Hao Win. Intercambió saludos con Seol Jihu antes de ser llevado a la sala de recepción por Kim Hannah.

"Me sorprendí mucho cuando recibí la noticia esta mañana."

Hao Win fue al grano en cuanto se sentó en el cómodo sofá de cuero.

"Ya que tú estabas detrás, asumo que sabes de qué noticias estoy hablando. Pero ya sabes, cómo decirlo, fuiste un poco demasiado salvaje... O..."

Hao Win se tragó sus palabras. Seol Jihu sonrió sin decir nada.

"Estoy seguro de que tuviste tu razón. De todas formas, no tiene sentido preocuparse por lo que ya ha pasado."

Hao Win hizo una pausa, y luego se recostó en el sofá.

"Pero estoy un poco decepcionado."

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par.

"Al final del día, soy el que te convenció para que te mudaras a Eva. No elegí a Eva sólo para dejar Haramark. Tenía mis propios planes."

Seol Jihu se dio cuenta de su error.

"Señor Hao Win."

Intentó decir algo, pero Hao Win levantó la mano.

"Por supuesto, no estás obligado a seguir mi plan, Seol."

"…"

"Pero, Seol, ¿Recuerdas lo que hablamos en el palacio de Haramark?"

Seol Jihu asintió en silencio con la cabeza.

"Hice un juramento para hacerte Rey, y tú lo aceptaste. En la Zona Neutral, éramos amigos. Pero ya que aceptaste mi oferta, creo que tengo la cualificación para llamarme tu socio. O más bien, pensé que la tenía."

Hao Win se mordió los labios.

"No somos sólo nosotros pensamos esto. Las organizaciones de Eva probablemente tienen la misma idea. Como nos mudamos al mismo tiempo, nos verán como una sola entidad. En otras palabras, tus acciones afectan directa e indirectamente a las Tríadas."

"…"

"Ahora, dije todo esto, pero el punto principal es que hubiera sido bueno que me llamaras por el cristal de comunicación antes y me lo hicieras saber. De esa manera, habría sido capaz de prepararme para el día siguiente y tal vez incluso ayudarte. Como tu amigo y tu compañero".

Aunque Hao Win parecía estar tranquilo y tener tacto, Seol Jihu tuvo la sensación de que tenía muchas emociones reprimidas en su interior. Hao Win no estaba siendo franco, dada su relación, pero Seol Jihu pudo ver que estaba decepcionado.

"Tienes razón. Al menos debería haberte contactado. Estaba demasiado alterada en ese momento..."

Seol Jihu prolongó el final de sus palabras, dando una amarga sonrisa. No pensó que admitiría que actuó por impulso.

"Realmente no vine aquí para escuchar tus disculpas."

Hao Win juntó sus dedos.

"Sólo quiero que confíes un poco más en las Tríadas. Es cierto que nos echaron de Haramark, pero me preocuparía si nos menosprecias demasiado."

Toc, toc.

"Permiso."

Seo Yuhui entró en la habitación con té, aliviando un poco la pesada atmósfera. Seol Jihu y Hao Win se tomaron un rápido descanso para relajarse, intercambiando pequeñas charlas que no estaban relacionadas con el asunto en cuestión. Entonces, Seol Jihu de repente sintió curiosidad.

"Por cierto, dijiste que tenías planes, ¿Verdad?"

"Mn, aunque me vi obligado a tirarlos por la ventana esta mañana."

"Tengo curiosidad. ¿Puede hablarme de ellos?"

"No es mucho".

Hao Win habló como si realmente fuera un asunto trivial.

"Planeé hacer una película de obra maestra contigo, haciendo una broma divertidísima sobre las ocho organizaciones de Eva. Saldríamos a bailar Pen Pineapple Apple Pen al final. Maldición, además era un escenario tan bueno..."

<< Nota: Pen Pineapple Apple Pen - es una canción con una baile bastante extraño. La canción tiene el ritmo de un 'electro' o algo parecido. >>

Viendo a Hao Win hablar lamentablemente, Seol Jihu reflexionó sobre el asunto.

"Eso también suena bien. ¿Cuánto tiempo pensabas esperar para empezar a filmar esta película?"

"Medio año como mínimo, un año como máximo."

"Así que de 6 a 12 meses..."

 Seol Jihu sacudió la cabeza.

"Es demasiado largo".

"¿De verdad? Pensé que era perfecto".

"Dudo que los Parásitos se sienten a esperar durante ese tiempo."

"Bueno, no puedo discutir eso."

Hao Win aceptó fácilmente, y luego habló.

"Ahora que estamos en este tema, quiero preguntar. ¿Cuál es tu próximo plan?"

"No tenemos nada concreto. Pero seguro que..."

Seol Jihu puso más fuerza en su voz.

"Voy a ir hasta el final".

"Todo el camino, ¿Quieres decir que no hay espacio para la negociación o el compromiso?"

"No. Me decidí después de mirar alrededor de Eva."

Tak. Seol Jihu dejó su taza de té y sonrió.

"Voy a barrer cada insecto que esté royendo el Paraíso. No dejaré ni uno solo."

Hao Win no respondió. No estaba ni de acuerdo ni en desacuerdo.

Sólo miró fijamente al sonriente Seol Jihu con sus ojos abismales.