Reciente

sábado, 9 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 252

Capítulo 252. Si Corres Mientras Estás Borracho (1)


El Palacio Real de Eva estaba lleno de actividad desde temprano en la mañana cuando la familia real recibió la noticia del conflicto interno después de años de paz.

Como si le hubiera alcanzado un rayo en un cielo despejado, Sorg Kühne se despertó apresuradamente. Y cuando vio a un grupo de Terrícolas siendo arrastrados uno tras otro, se quedó sin palabras.

Los miembros de Pattaya Real estaban atados y mostrando expresiones de aturdimiento, docenas de miembros demacrados de la Federación expresaban su ira detrás de ellos, y un joven permanecía en silencio dentro de este alboroto.

Era cierto.

Sorg Kühne estaba medio dudando cuando recibió la noticia. Pero ahora que veía la verdad con sus propios ojos, Sorg Kühne fue golpeado por una emoción indescriptible.

Si tuviera que describirla, sería una... delicia.

'Ese Terrícola...'

Él es real.

Hace sólo unos meses declaró que sacaría los males profundamente arraigados de Eva, pero los había sacado por completo. Nadie se atrevía a tocar la alianza de organizaciones de Eva, pero este joven los había agarrado por el cuello y les había dado un puñetazo en la cara.

"Está aquí, señor administrador."

Sorg Kühne apenas recobró sus sentidos cuando un soldado trajo a una mujer. Mirándola, él inmediatamente notó que los bordes de sus párpados estaban rojos.

Sorg Kühne miró fijamente a la mujer, que tenía una capucha bajada profundamente. Kim Hannah se inclinó respetuosamente.

"Nos avergonzamos de causar tantos problemas el mismo día que nos mudamos."

"Me has tomado por sorpresa. Pensar que atacarían el primer día..."

"Admitimos que lo que hicimos fue un poco duro. Pero todo fue para seguir la voluntad de Su Alteza Real y proteger la ley de Eva. Tenía que hacerse."

Kim Hannah mencionó la ley, apelando sobre su caso.

Este incidente ya había ocurrido. La forma en que se maneje el asunto de ahora en adelante, determinará la intensidad de las consecuencias. Antes de eso, Kim Hannah necesitaba preparar una colina secreta en la que apoyarse.

Sorg Kühne no era un tonto, entendiendo completamente las intenciones de Kim Hannah. El administrador real tenía la autoridad para cumplir sus expectativas.

"Ya he escuchado la historia detrás."

Sorg Kühne dijo con una voz ronca.

"¿Confío en que usted tiene pruebas sólidas?"

"Perdonamos... mejor dicho, detuvimos a diez miembros. Liberamos a todas las razas extranjeras cautivas en la casa de subastas y las trajimos aquí."

"Um..."

En ese momento, el soldado intervino con cuidado.

"Acabamos de recibir un informe sobre un sótano en el edificio de Real Pattaya."

"¿Sótano?"

"Sí. Um, aparentemente tenía cadáveres de razas extranjeras en exhibición..."

La expresión de Sorg Kühne se distorsionó. Pero pronto, recuperó la compostura y asintió con la cabeza.

"No hay nada más que considerar entonces. Los conflictos internos que conducen a la violencia están prohibidos, pero es una historia diferente si se llevan a cabo con fines legales. Dependiendo de cómo enmarquemos el incidente..."

Mientras Sorg Kühne murmuraba para sí mismo, los ojos de Kim Hannah parpadeaban con luz.

Sorg Kühne pasó junto a ella y se detuvo frente a Seol Jihu, que estaba sentado de rodillas en silencio.

"Por favor, váyase."

Aparentemente surgieron palabras casuales. Seol Jihu miró a Sorg Kühne.

"Este lugar es donde los criminales vienen. Los que no son criminales no pertenecen aquí. Hemos escuchado tu testimonio, así que puedes irte ahora."

Sorg Kühne lo miró fijamente por un momento.

Entendiendo su intención, Seol Jihu se puso de pie. Como estaba siendo tratado como un testigo y no como un criminal, no estaba atado en primer lugar.

Después de hacer una reverencia, Seol Jihu se dio la vuelta y se dirigió a la puerta. Sorg Kühne miró fijamente la espalda del joven mientras se alejaba.


|Una de las razones por las que intento trasladarme a Eva es para mejorar la relación de la humanidad con la Federación.|

|El personaje principal de ese juego dijo esto: el mal es el mal.|

|Menor, mayor, medio... no hay diferencia. El nivel es arbitrario. La definición es confusa. Si tengo que elegir entre un mal y otro, prefiero no elegir nada.|

|Significa que no dejaré que ninguno de los dos lados se salga con la suya.|


Seol Jihu había cumplido su promesa.

Aunque Sorg Kühne nunca hizo una promesa con el joven, sabía que esto era un asunto del que él estaba obligado a ocuparse.

Decir 'buen trabajo' o 'bien hecho' no significaba nada. Tenía que luchar con él, recibir el golpe por él, y proteger su espalda cuando no estaba mirando. Sorg Kühne sabía esto mejor que nadie.

Eva había sufrido durante mucho tiempo una enfermedad, pudriéndose lentamente desde el núcleo. Pero finalmente, una gracia salvadora había aparecido.

Si perdía esta oportunidad, se arrepentiría toda una vida.

Sorg Kühne apretó sus puños.

'Ahora que lo pienso, durante el incidente de Haramark...'

Sorg Kühne investigó el informe de inteligencia antes de llamar a un soldado.

"Ve y hazle una visita al Gremio de Asesinos."


*


La luz se filtraba desde el primer piso del nuevo edificio de Carpe Diem. Seo Yuhui y Jang Maldong esperaron toda la noche sin dormir. Por otro lado, los hermanos Yi debieron quedarse dormidos por la fatiga mientras estaban acostados en el sofá.

"¿No has dormido?"

"¿Cómo puedo hacerlo cuando mi cerebro está bien despierto?"

Jang Maldong sonrió amargamente, y luego preguntó.

"¿Qué ha pasado?"

"Arreglamos el asunto por el momento".

Por el momento. Significaba que sólo habían completado el primer paso de una serie de procesos importantes.

"Atacamos la casa de subastas, liberamos las razas extranjeras de la Federación, y atacamos a Pattaya Real en el proceso de rescate de un niño Hada del Cielo ya vendido."

"... Ya veo."

Con eso, los dos se callaron. Ambos parecían tener mucho que decir y mucho que escuchar. Pero Jang Maldong se masajeó el puente de su nariz y asintió con calma.

"Debe haber sido duro. Ve a dormir un poco".

"... Sí, usted también debería dormir un poco, Maestro."

Seol Jihu subió tranquilamente las escaleras sin explicar cada pequeño detalle. Sólo entonces los otros miembros se dispersaron uno por uno.

Chohong y Hugo siguieron a Seol Jihu, quejándose de la falta de sueño, mientras que María y Phi Sora bajaron al sótano, diciendo que irían a las aguas termales.

Sólo Marcel Ghionea se quedó y se sentó en el sofá. Girándose hacia la entrada, sacó una ballesta blanca.

Jang Maldong le miró de forma extraña mientras él parecía listo para luchar, y sintiendo su mirada, Marcel Ghionea habló.

"Es sólo para estar seguro."

"¿...?"

"Aplastamos a Pattaya Real más allá de la recuperación. Pero eso no significa que no haya otras organizaciones en Eva."

Jang Maldong dijo, "Ah".

Un Arquero tenía que tener en cuenta todas las posibilidades, sin importar cuán improbables fueran. En este sentido, Marcel Ghionea merecía su título de Arquero de Acero.

"Estoy bien. Me he quedado despierto durante cuatro noches sin dormir. Debería ir a dormir un poco, Maestro."

Jang Maldong sonrió.

"Buen trabajo. Te dejo con ello entonces."

Marcel Ghionea cargó la ballesta con pernos y respondió con calma.

"No hay problema."


*


Cuando Seol Jihu abrió los ojos, el sol ya estaba en medio del cielo. Pero incluso después de despertarse, Seol Jihu se quedó en la cama por un tiempo.

Acostado, las cosas que hizo anoche pasaron rápidamente por su mente. Aunque sólo habían pasado unas pocas horas desde entonces, los recuerdos de anoche se sentían como un sueño.

De repente, levantando la parte superior de su cuerpo, Seol Jihu miró sus manos.

Anoche, había matado a gente con sus manos. Varias personas.

'... Es lo mismo'.

Todavía no sentía nada. A pesar de que mató a otros seres humanos, no se sintió ni una pizca de culpa o tormento.

Seol Jihu estaba completamente calmado, tanto física como mentalmente, tanto que sintió que era extraño.

Pero si había algo que permanecía en su mente, era Sombat La-ongmanee.

Por supuesto, Seol Jihu pensó que La-ongmanee merecía todo lo que le había hecho. Pero al mismo tiempo, sabía que habitualmente no habría llegado tan lejos.

Algo dentro de él se había roto, casi como si hubiera sido poseído.

'Visión Futura definitivamente no se activó'.

Esta habilidad tuvo el efecto secundario de hacerle perder la memoria durante el tiempo en que la habilidad estaba activa. Pero recordaba claramente los eventos de anoche.

'Tal vez se deba a la influencia de la Visión Futura...?'

'¿Tengo un trastorno bipolar o algo así?' Murmurando en su interior, Seol Jihu suspiró y miró a su alrededor.

Luego, hizo una expresión de perplejidad. Se dio cuenta de que parte de la razón por la que se sentía tan fuera de lugar.

Su habitación era demasiado diferente de la que tenía en Haramark.

'Me tomará un tiempo acostumbrarme'.

Seol Jihu se rió ligeramente antes de apretar los puños. Luego, saltó de la cama blanda y caminó hacia adelante sobre la alfombra aún más blanda.

Aunque caminaba de manera algo majestuosa, vaciló en el momento en que abrió la puerta.

La compleja y grandiosa estructura interna del nuevo edificio lo abrumó instantáneamente. En el viejo edificio, todo lo que tenía que hacer era salir del dormitorio y sentarse en el sofá.

'Deberías haber construido este lugar con moderación, Kim Hannah'.

Mirando por todas partes, Seol Jihu finalmente encontró un mapa y subió a la cafetería del décimo piso.

Inesperadamente, alguien más ya estaba allí.

Kim Hannah estaba leyendo un informe mientras tomaba café con su ropa de trabajo habitual.

"¿Acabas de despertar?"

Kim Hannah preguntó sin quitar los ojos del informe. Seol Jihu hizo una pausa, luego imitó la voz de Jang Maldong lo más posible.

"¿Durmió bien, Señorita Kim Hannah?"

"Oh, eres tú, Maestro Jang."

"Mmm."

"Muy bien, ya basta de jugar. Si estás levantado, date prisa y siéntate. Puedes hacerte el payaso más tarde."

Kim Hannah seguía bebiendo su café de manera elegante, sin darle a Seol Jihu ni una sola mirada.

Seol Jihu se encogió de hombros y se acercó. Sólo entonces Kim Hannah bajó el papel de su mano, dándole una mirada compasiva.

"¿Realmente necesitas hacer eso justo después de despertar?"

"Bueno, quiero decir... ¿Qué estás leyendo?"

Incapaz de dar una buena respuesta, Seol Jihu cambió de tema. Kim Hannah sacudió su cabeza, y luego volvió a mirar el periódico.

"El reporte de inteligencia del Gremio de Asesinos".

Una sonrisa de satisfacción se extendió por su rostro.

"Sorg Kühne. Ese viejo se ocupó de este problema de manera fantástica. Casi siento que he recibido un regalo inesperado."

"¿Qué dice?"

En lugar de responder, Kim Hannah le dio el papel. Seol Jihu lo tomó inmediatamente.

El titular decía esto:

『El Alboroto de los Crímenes y Actividades Ilegales, La Casa de Subastas VIP y Pattaya Real.』

El reporte detalló las actividades ilegales llevadas a cabo por la casa de subastas VIP, y la brutalidad del líder de Real Pattaya, Sombat La-ongmanee.

También contenía una cita de Sorg Kühne, 'Todos los terrícolas arrestados y mantenidos en cautiverio serán ejecutados de acuerdo con la ley de Eva. La familia real de Eva no tolerará ninguna actividad ilegal que afecte negativamente a la ciudad o incluso a todo el Paraíso".

Pero una cosa que sorprendente fue que el nombre de Carpe Diem no se podía encontrar en ninguna parte.

"Nuestro nombre..."

"Lo omitió a propósito."

Kim Hannah lo explicó claramente.

"La opinión pública se decide a menudo por el primer artículo que se publica. No hay ninguna mentira en este reporte, y también es fácil de respaldar diciendo que la gente que cometió crímenes está equivocada."

Seol Jihu inmediatamente entendió el significado más profundo.

¿Y si el reporte retratara a Seol Jihu como un héroe? ¿Y si informaba la verdad exactamente como sucedió?

Su fama podría aumentar, pero al mismo tiempo, algunas personas lo verían de forma hostil.

'Me enteré de eso durante ese incidente en Haramark'.

Había una mayor posibilidad de que eso ocurriera con este incidente específico. Anteriormente, sus atacantes habían intentado manchar su nombre inmediatamente después de que regresara victorioso de una gran batalla contra los Parásitos. Esta vez, Seol Jihu había atacado a otros Terrícolas.

Kim Hannah continuó.

"En pocas palabras, está asumiendo el papel de saco de boxeo. Si la familia real Eva dice públicamente que está cumpliendo con su ley, ¿Quién va a presentar una objeción?"

"Bien, tendré que agradecer a Sir Sorg Kühne."

"Puedes dar las gracias por cortesía, pero considerando lo que has hecho por él, no sería suficiente aunque te lo agradeciera cien veces. De todas formas, me alegro de que lo entiendas. Me preocupaba que te enojaras porque te robaran tu logro".

Seol Jihu se rió.

"¿Logro? Por favor."

Kim Hannah dio una sonrisa insípida.

"La gente se enterará de que estábamos detrás de esto de todos modos. Las otras organizaciones ya lo saben, estoy seguro."

Kim Hannah entonces sacó varios papeles de su bolso.

"¿Quieres ver? Es la noticia del periódico que salió antes del mediodía de hoy. Es mayormente sobre ti."

Seol Jihu agitó la cabeza.

"¿Qué sentido tiene?"

"¿Oh? ¿No te importa?"

"¿Por qué lo haría?"

Seol Jihu se encogió de hombros.

"Que ladren todo lo que quieran. Tengo mucho que hacer, y estoy ocupado cuidando de mi propia gente. Sería una pérdida de tiempo preocuparse por la gente que me odia."

"Ooh~"

"No es que haya cometido algún crimen contra la humanidad o alabado a los Parásitos. La gente que habla mal de mí probablemente sólo está descontenta conmigo. Déjalos tranquilos. Voy a seguir haciendo lo mío."

Viendo a Seol Jihu hablar tan fluidamente, Kim Hannah sonrió levemente.

Seol Jihu había cambiado mucho después de pasar por tantas pruebas. El líder de una organización tenía que ser audaz e inquebrantable.

Aunque Kim Hannah tenía sus preocupaciones, le gustaba más el Seol Jihu actual, en el pasado no sabía ni por dónde empezar.

"Tengo curiosidad por saber en qué estás pensando."

"Tenemos que ir a golpearlos, por supuesto."

Seol Jihu habló simplemente.

"Ayer me enteré de lo mal que está Eva. Y también que Haramark tiene un estándar bastante alto. Incluso si no hubiera participado ayer, habría estado bien mientras la Señorita Phi Sora estuviera allí."

"Bueno, la Señorita Phi Sora es el mejor trabajo del Maestro Jang y el pasado as de una organización de Scheherazade. Siendo honesta, no sé qué hace ella en este equipo."

Seol Jihu no podía responder a esta pregunta porque él mismo no sabía el por qué.

"De todos modos, no estás equivocada en eso, pero ¿Cómo?"

"¿Cómo que cómo?"

Cuando Kim Hannah le preguntó, Seol Jihu la miró de forma extraña.

"Con el desastre que han estado haciendo en Eva, dudo que estén limpios cuando los registremos. Mientras encontremos una sola fechoría..."

"¿Y si no lo conseguimos?"

Kim Hannah lo interrumpió y habló tranquilamente.

"Jihu, es cierto que no están calificados para ser una organización. Pero eso no significa que sean unos completos idiotas."

Dejó su taza de café y dio un golpecito en el reporte con su dedo.

"Considerando las circunstancias internas de la Familia Real Eva, realmente se están intensificando esta vez. Apuesto a que ese viejo, Sorg Kühne, tomó estas decisiones por su cuenta sin siquiera decirle a la reina. Está preparado para ser reprendido. Aunque, tal vez esto no es algo por lo que sería reprendido."

"…."

"Piensa en ello. Hicisteis estragos bajo la pretensión de cumplir la ley, y el más alto administrador real, que ha estado esperando su momento, finalmente tomó medidas. Las organizaciones no se atreverían a tentar a la suerte."

"Mm, no lo sé. Siento que no se quedarán quietos".

"¿Quién dijo que se van a quedar quietos? Estoy segura de que están echando humo ahora mismo mientras están confundidos. Pero como los gobernantes de esta ciudad, no serán tan 'cumple o muere' como tú. Al menos, no por ahora."

Seol Jihu asintió amargamente con la cabeza.

"Harán todo lo posible para cubrir sus huellas mientras recogen toda la información posible. ¿Crees que continuarían con sus actividades ilegales como si nada hubiera pasado? No lo creo. Serán más reservados o detendrán sus operaciones por un tiempo."

En otras palabras, irrumpir en el edificio de su organización como anoche para adquirir pruebas sería poco probable que funcionara. A menos que fueran idiotas, era más probable que colocaran trampas y esperaran. Si eso sucediera, Carpe Diem sería el que estaría en una situación difícil.

Reconociendo que esto tenía sentido, Seol Jihu cruzó los brazos.

"Ahora que lo pienso, ¿No dijiste que sólo podíamos preocuparnos por nuestro próximo movimiento después de aplastar a Real Pattaya?"

"Me sorprende que te acuerdes."

Kim Hannah miró hacia otro lado sutilmente.

"¿Estás seguro? Acabas de regresar. ¿No quieres descansar un poco?"

"¿De qué estás hablando? ¿Cómo puedo tener tiempo para descansar? Yo empecé esta pelea, y no hay forma de que el otro lado se quede quieto. Tú eres la que me dijo que fuera hasta el final."

Seol Jihu hablaba como si sólo pudiera descansar una vez que todo terminara.


|... Tú, definitivamente lo prometiste. Nunca te perdonaré si de repente te contentas, te rindes a mitad de camino, o mueres tú solo sin permiso.|


La promesa que hicieron en la posada de Scheherazade, Kim Hannah había preguntado sólo para ver si se acordaba. Lo hiciera o no, su actitud no cambió.

Eso era lo que más le gustaba a Kim Hannah.

"Bien, si eso es lo que piensas, entonces podemos ponernos a trabajar de inmediato."

"¿Trabajar? ¿Tienes una buena idea?"

Cuando Seol Jihu preguntó, la sonrisa de Kim Hannah se hizo más intensa.

"Sí, sí."

Sus ojos se enroscaron en forma de media luna antes de brillar con una luz astuta.

"No es que haya sólo un par de organizaciones. Tratar con ellas una por una es demasiado trabajo. Ya que estamos haciendo esto, ¿No crees que será mejor ponerles un cebo y derribarlas de un solo golpe?"

Los ojos de Seol Jihu brillaron. Inclinándose hacia adelante, preguntó en voz baja.

"¿A qué te refieres?"