Reciente

viernes, 8 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 236

Capítulo 236. La Verdadera Naturaleza de Flone


El líder se levantó para ponerse de pie y prestar atención.

"¿Q-Q-Qué te trae por aquí...? Cielos, ¡He estado teniendo una vida impecable! ¡Después de ese incidente, me lavé las manos de esos asuntos y ni siquiera me he acercado a la Federación...!"

"... ¿Qué diablos está diciendo?"

El hombre actuaba de manera servil. Él seguía inclinándose y confesando incluso sin que nadie se lo pidiera.

Kim Hannah miró a Seol Jihu mientras caminaba hacia el líder que balbuceaba disparates.

"¿Conoces a este tipo?"

"Sólo un poco".

"Interesante".

Kim Hannah comentó como si fuera un asunto trivial y se sentó en una silla.

"Deja de ser tan vergonzoso y siéntate. Me estás volviendo loca".

A pesar de que Kim Hannah dijo esto, el líder no pudo apartar sus ojos del joven que se acercaba lentamente y sólo logró recomponerse después de que Seol Jihu se había sentado.

"Estás vivo, eh".

Cuando Seol Jihu le habló, respondió con un, "Ah. Sí. Así es", antes de sentarse cuidadosamente.

"Honestamente me sorprendió en ese momento. Intentamos dormir un poco después de correr todo el día, pero los chicos que se durmieron primero de repente soltaron terribles gritos... ¡Ugh!"

Como si sólo el recuerdo lo aterrorizara, el líder tembló. Su bajo vientre comenzó a sacudirse en respuesta, lo que fue una visión bastante desagradable para los ojos.

"Era extraño, no importaba cómo lo pensara. Viendo a los chicos que estaban bien hace un día, cayendo de repente como moscas, pensé que estaba perdiendo la cabeza."

Seol Jihu asintió.

"Te entiendo. También lo descubrimos por casualidad."

"Sí, sí. Cuando revisé mis recuerdos en esa alarmante situación, de repente recordé a las niñas Hombre Zorro. Y pensé, 'Ah, las dos estaban afligidas por una maldición. Moriremos si nos quedamos dormidos'."

Seol Jihu no podía dejar de maravillarse por dentro. El líder no lo había comprendido por completo, pero como Kazuki había dicho antes, tenía una increíble percepción de la situación.

Seol Jihu sintió que podía describir con precisión al líder con 'INGENIO 100'.

"Así que resistí mi somnolencia, corrí hasta Eva, y pedí la purificación del Templo de Invidia... ¡Je je!"

El líder se rió tontamente antes de poner una cara seria. No era el momento de recordar agradablemente los recuerdos del pasado.

"Por cierto, ¿Qué los trae a los dos aquí?"

"Ah, ¿No te lo dije?"

Kim Hannah habló tranquilamente.

"Me uní a Carpe Diem".

El líder se quedó sin aliento.

"¿Q-Qué? ¿Por qué me dices esto sólo ahora?"

"Te dije que veníamos a ver algunos terrenos. Pensé que con el ingenio del Señor Park Dongchun Ahjussi, lo entendería."

<< Nota: Ahjussi - palabra utilizada para referirse a señor mayor o por lo menos mayor que el interlocutor. >>

"Ah..."

El líder, no, Park Dongchun sólo siguió abriendo y cerrando la boca. No había forma de evitarlo.

Tan pronto como Kim Hannah presentó su carta de renuncia, subió a un carruaje para Haramark y se confinó en el edificio a partir de entonces.

Había vivido la vida de una encerrada, incluso haciendo sus ejercicios matutinos en el primer piso. Sólo recientemente comenzó a salir.

No era de extrañar que su paradero no se hubiera extendido a Eva todavía.

'Deben ser bastante cercanos...'

Seol Jihu, que había estado escuchando a los dos conversar, hizo una pregunta.

"Quizás pueda saber tu nombre..."

"Sí, sí. Soy Park Dongchun. Dirijo una organización de buenos para nada llamada los Comerciantes Dongchun."

"¿Eres coreano? Pensé que eras japonés."

"Ah, sí, tienes razón. Vivo en Japón por mi familia, pero nunca he olvidado mi patria."

Park Dongchun habló mientras se reía torpemente. Seol Jihu también sonrió y extendió su mano.

"Soy Seol Jihu".

"Cielos, por supuesto, ¡Lo sé! ¿Cómo no puedo conocer al más grande héroe de guerra...? ¡Es un honor conocerlo de esta manera!"

Park Dongchun agarró la mano de Seol Jihu con ambas manos y bajó su cabeza.

Justo cuando Seol Jihu se sentía incómodo por lo mucho que bajaba la cabeza, Park Dongchun levantó los ojos y le preguntó amablemente.

"Entonces, ¿Carpe Diem está aquí para comprar tierras?"

"Ahjussi".

Kim Hannah inmediatamente lo interrumpió.

"¿Por qué tienes tanta curiosidad por todo? No somos criminales ni nada."

"Oh, no es eso."

"Si estamos aquí para hacer negocios, entonces concéntrate sólo en el negocio. Nada bueno saldrá de poner tu nariz donde no pertenece."

Ella tenía razón. Como este también era una de sus creencias, Park Dongchun se quedó en silencio.

"Conoces mi estilo, ¿Verdad? Hagamos esto limpiamente. Muéstranos la tierra."

Kim Hannah se levantó de su asiento, su cola de caballo se balanceaba al hacer gestos con su barbilla.

"¿Qué quieres decir con limpiamente. Usas todo tipo de trucos sucios y despreciables..."

Park Dongchun se quejó antes de levantar de mala gana su cuerpo obeso.

No sabía por qué, pero la idea de que había sido engañado no desaparecía.


*


'¿Qué será?'

Park Dongchun se devanó los sesos todo el tiempo que los guió a la tierra que había seleccionado previamente.

Carpe Diem, el equipo más antiguo y grande de Haramark, venía a Eva. Fue un gran acontecimiento.

La cuestión es que no tenía ni idea del por qué.

Si estaban comprando tierra, lo más probable es que planearan establecer una organización, pero no tenían ninguna razón para dejar Haramark, que era prácticamente su tierra natal.

'Esto me está volviendo loco.'

Incluso si quería deshacerse de todos sus pensamientos y concentrarse en los negocios, su ingenio le complicaba la mente.

¿Así se sentía estar parado frente a una gigantesca tormenta?

Sentía que debía vender la tierra, pero también sentía que no debía hacerlo.

Fue la primera vez que Park Dongchun sintió algo así.

'Esto no se siente bien. Por si acaso...'

Después de pensar durante mucho tiempo, Park Dongchun dio vuelta sus pasos. El lugar al que llegaron estaba en el centro de la ciudad.

Kim Hannah miró a su alrededor y habló como si le sorprendiera.

"Es mejor de lo que esperaba. La tierra es bastante grande..."

"Hmhm. Por supuesto. En términos de ubicación, no hay ningún otro lugar como este en Eva. El hecho de que este lugar esté en el centro de la ciudad dice mucho sobre su valor."

Park Dongchun aclaró su garganta antes de continuar.

"La familia real tiene los derechos sobre la tierra, pero ha sido arrendada por varias décadas, de modo que su liquidez está garantizada. Y como pueden observar, no hay edificios alrededor de la tierra. Todo está al menos a una cuadra de distancia, lo que significa que no hay problema si quieren levantar varios edificios."

Después de decir eso, Park Dongchun intentó interpretar en secreto sus reacciones.

"Bueno, su defecto es que no se ha conservado, pero eso no debería ser un problema puesto que vas a construir sobre él, ¿Verdad?"

En realidad, los edificios estaban muy viejos y desgastados, hasta el punto que parecían ruinas. Incluso parecían casas encantadas de las que salían fantasmas.

"Eso no es todo. El sótano..."

"Sí, sí, lo entiendo. Pero..."

Quitándose las gafas de sol, Kim Hannah levantó las manos para interrumpirlo.

"Empieza a hablar".

"... ¿Eh?"

"¿Me tomas por una persona fácil de convencer? No hay forma de que dejes una parcela tan grande de tierra situada en un lugar ideal a solas."

Algo en el sitio ciertamente se sentía mal. A pesar de estar en el centro de la ciudad, estaba algo alejado del resto de la ciudad.

"Iba a sacar el tema, eres tan impaciente."

Con una amarga sonrisa, Park Dongchun continuó su explicación.

La conclusión fue que la casa frente a ellos se llamaba 'La Casa de los Fantasmas' y es considerada como una maldita casa embrujada.

La razón de esto es que todos los que se mudaron murieron horriblemente en sólo 3 o 4 meses sin excepción.

Las causas de muerte también fueron diversas.

Una persona sana que sufre de repente una enfermedad desconocida y muere miserablemente, una persona que es brutalmente asesinada por una pequeña pelea, una persona que sufre de depresión y se ahorca, varias muertes repentinas sin ninguna razón identificable...

Después de que docenas de personas murieran de esta manera, nadie se atrevió a acercarse a la zona.

"Ah~"

Kim Hannah soltó una exclamación después de escuchar su historia.

"¿Así que lo que dices es que la tierra por la que pagaste un buen dinero para comprarla se volvió inútil, así que quieres ofrecerla a nosotros ya que aparecimos en el momento perfecto?"

"No, no. Cielos, ¿Por qué lo dices así? No es como si nos conociéramos desde hace un día o dos. Sólo te la mostré porque estaba a la venta, eso es todo. No es como si sólo tuviera este terreno. ¡Si no te gusta, podemos ir a otro!"

Park Dongchun se apresuró a inventar una excusa. Pero como si estuviera renuente a dejar pasar esta oportunidad, miró a Seol Jihu mientras se frotaba las palmas de las manos.

"También fue porque pensé que sería diferente para Seol Jihu-nim, el héroe que derrotó al Primer Comandante del Ejército de los Parásitos... ¡Jeje!"

Puede ser una coincidencia las dos primeras veces, pero a partir de la tercera vez, definitivamente tenía que haber una razón detrás de ello. Seol Jihu miró fijamente al edificio.

"¿Has intentado solicitar la purificación del Templo de Invidia?"

"En realidad, una vez contraté a un Sacerdote Alto Ranker con la condición de que pudiera vivir en este lugar durante medio año por la mitad de su precio si podía resolver el problema. Pero cuando regresé después de un mes, lo encontré muerto con el estómago abierto y su equipamiento desparramado por todas partes..."

"También debe haber existido la opción de derribar todo el lugar."

"Lo he intentado, pero los trabajadores empezaron a lesionarse uno tras otro..."

Park Dongchun detuvo el final de su sentencia.

Seol Jihu se puso a pensar.

"Definitivamente hay algo ahí. Podría ser un fantasma. Espera. ¿Un fantasma?

Seol Jihu miró reflexivamente hacia abajo a su collar. Acababa de tener una buena idea.

"¿Puedo echar un vistazo rápido al interior?"

"¿Eh? ¡Ah, por supuesto! ¡Tómese el tiempo que quiera! Si tiene alguna intención de comprarlo, puedo hacerle una oferta más baja que el precio de mercado. También considero un poco incómodo el lugar."

Al observar que Seol Jihu parecía interesado, Park Dongchun sonrió ampliamente y asintió rápidamente con la cabeza.

Pero no parecía que fuera a entrar con él.

"Oye. No estarás pensando en comprar este lugar, ¿Verdad?"

De repente se escuchó una voz aguda.

Seol Jihu se detuvo antes de tratar de explicar. Fue porque vio a Kim Hannah hacer un gesto secreto a su collar mientras levantaba las cejas.

Y entendiendo sus intenciones, Seol Jihu sonrió amargamente.

'¿Ve al mundo entero como un objetivo para sus estafas?'

Ahora tenía una idea de por qué muchos se daban golpes en los dientes al escuchar su nombre.

"Sólo estoy echando un vistazo".

"¿Estás loco? ¿Por qué mirarías esa casa siniestra? Sólo tienes que ir a otro lugar."

"Ay, no hay forma de que los fantasmas existan en este mundo. Son sólo rumores."

[¿Eh? ¿Pero estoy aquí?]

Podía escuchar a Flone murmurar, pero Seol Jihu la ignoró y continuó hablando.

"En cualquier caso, echaré un vistazo. Y dijo que nos dará un precio más bajo. No tenemos mucho dinero después de todo."

"Vaya, todo depende de ti, ¿Eh?"

Escuchando el reproche que no era un reproche, Seol Jihu caminó hacia adelante. Parado frente a la entrada, Seol Jihu susurró en voz baja.

"Flone".

[¡Claro! ¡Espera aquí un momento!]

Como si hubiera estado escuchando desde el principio, Flone desapareció rápidamente dentro de la casa.

Seol Jihu vagaba por la casa, fingiendo inspeccionarla cuidadosamente mientras esperaba a Flone.

'En realidad es un buen terreno'.

Había mucha luz solar y, sobre todo, su gran tamaño le gustaba. La oficina le parecía demasiado estrecha con la incorporación de nuevos miembros.

Sería divertido levantar unos cuantos edificios grandes y vivir felizmente juntos.

El rostro de Seol Jihu se convirtió en una sonrisa mientras fantaseaba sueños de color rosa.

Sin embargo, pronto se despertó de sus sueños porque Flone no salió, no importa cuánto tiempo esperara.

'¿Pasó algo?'

Por supuesto, no pensaba que le pudiera pasar nada a Flone, pero aún así existía la posibilidad de que ocurriera algo así.

'No parece ser peligroso'.

Después de activar sus Nueve Ojos, Seol Jihu decidió entrar.

Dar vueltas constantemente alrededor del perímetro de la casa se vería extraño, y lo más importante, estaba empezando a preocuparse por Flone.

Kiiik...

Un chirrido oxidado sonó cuando abrió la puerta cubierta de polvo. Su vista se limitó en el momento en que la puerta se cerró detrás de él.

Era extraño.

Afuera estaba la luz del día y había ventanas, pero adentro estaba completamente oscuro.

Eso no era todo.

Un extraño escalofrío recorrió la habitación. Tuvo la misma sensación que si entrara en una casa con todas las ventanas abiertas en pleno invierno.

Cough, Cough.

Inhalar el polvo en el aire hizo que Seol Jihu tosiera. De repente sintiéndose tenso, hizo circular su maná dentro de él.

Incluso si se trataba de un fantasma, sólo era un espíritu maligno.

Con el poder de Soma, creado para cazar el mal, no tenía nada que temer. Después de hacer circular suficiente maná, Seol Jihu caminó lentamente hacia adelante.

Kiik... kiik...

Cada vez que daba un paso, un sonido inquietante sonaba por todo el lugar.

"Es raro, demasiado raro".

Sentía que la sensación de inquietud se hacía más fuerte cuanto más entraba.

El simple hecho de respirar el aire húmedo le hacía sentir desagradable, y el aura de malicia mezclada en el aire afectaba constantemente sus sentidos aunque sólo hubiera estado dentro durante un corto periodo de tiempo.

La sensación de que encontraría algo detrás si miraba hacia atrás.

La sensación de que encontraría a alguien mirándolo de reojo cuando se despertara.

La sensación de que encontraría a alguien mirándolo de reojo cuando se despertara.

Seol Jihu estaba convencido.

Esta casa no era adecuada para que vivieran personas.

'Flone...'

Mientras miraba alrededor del lugar con la intención de salir rápidamente, vio una escalera que conducía al segundo piso.

Y cuando Seol Jihu observaba el moho en la barandilla...

"¡...!"

... Se detuvo en su camino.

Un escalofrío se apoderó de su cuello.
Hacía tanto frío que se le puso la piel de gallina en toda la espalda.

Había algo allí.

Arriba había algo que no era humano. Estaba seguro de ese hecho.

Seol Jihu apretó fuertemente su Lanza de la Pureza sólo por instinto. Aún no podía blandirla correctamente, aún así hacía circular su maná.

'¡Peligro!'

¡En el momento en que levantó ambos brazos e inclinó la cabeza para mirar hacia arriba!

Los dos ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par.

"¡Keuk!"

Casi gritó. Su mirada se fijó en algo más arriba de las escaleras que conducen al segundo piso.

Sus dos ojos estaban cosidos como las costuras de una pelota de béisbol, su nariz se estaba descomponiendo, e incluso su boca estaba cosida. Una figura con el cabello caído que no podía ser vista como un humano lo miraba desde lo alto de las escaleras.

Estaba arrodillado...

"¿...?"

Seol Jihu parpadeó los ojos varias veces.

¿Sus brazos estaban levantados? ¿Como si fuera un niño castigado?

Fue cuando Seol Jihu inconscientemente dudó de sus ojos.

¡Slap!

De repente, sonó una bofetada. Junto a la bofetada, la cara mal formada se giró.

[¿Estás loco?]

Una voz familiar siguió. Levantando su mirada un poco más alto, Seol Jihu finalmente pudo ver a Flone.

[Estás loco, ¿Verdad?]

Mientras se materializaba, Flone miraba fijamente al fantasma después de haberlo abofeteado.

[Oye, ¿Ser un fantasma es una broma? ¿Eh?]

El fantasma arrodillado se estremeció.

[¡Dios mío! Esto es increíble.]

Flone continuó hablando como si realmente lo encontrara ridículo.

[Bien, déjame preguntarte algo entonces. ¿Cuánto tiempo has sido un fantasma?]

[¿Un par de décadas? ¿Un siglo? ¿Por eso te haces el testarudo?]

[Oh, y ahora me estás ignorando completamente.]

[Bien. Estás tomando mis palabras como mierda, ¿Eh?]

El fantasma sacudió locamente su cabeza.

[¡Oye! Te parezco divertida, ¿No? ¿Eh?]

[Dilo. Me estás despreciando porque todo lo que hice fue crear resentimiento mientras estaba encerrada por cientos de años, ¿Verdad?]

Seol Jihu, que miraba desde abajo con la cara inexpresiva, aprendió por primera vez que un fantasma puede parecer injusto por haber sido acusado falsamente.

[¿Vas a seguir ignorándome? Si eres un fantasma, ¡Al menos mira a los demás directamente a los ojos cuando hablan!]

Se estremeció y levantó la cabeza. Luego...

[¿Eh? ¿Qué estás mirando? ¿Tienes algún problema conmigo? ¿Eh, idiota?]

Viendo a Flone levantar su mano, bajó rápidamente su cabeza de nuevo. El fantasma de la costura se asustó y lloró de pena.

[¿Lloras? ¿Son lágrimas? Vaya, eres increíble. Oye tú, levántate.]

[Atención. Descansa. Atención.]

[Pequeño bastardo, ¿Estás loco?]

[Rueda a la izquierda. Rueda a la derecha. Izquierda, derecha, arrástrate hacia adelante, arrástrate hacia atrás.]

¡Pum, pum, bang, bang!

Flone dando órdenes y un fantasma recibiendo un castigo disciplinario. No podría ser más extraño que esto.

Finalmente, el fantasma que estaba tendido en el suelo, habló entre sus sollozos mientras miraba a Flone.

¡Euup, euup!

Al escucharlo decir algo, Flone se inclinó hacia adelante con los brazos cruzados.

[¿Qué? ¿Lo sientes? ¿Te irás en silencio, así que por favor déjame ir?]

Flone resopló.

Metiendo las dos manos en sus bolsillos, ella preguntó arrogantemente.

[¿Tu vida de fantasma termina si te disculpas?]

¡Euup, euup!

[Guao, realmente eres increíble. El orden de los rangos aquí es realmente un espectáculo.]

Flone estiró su cuerpo y giró su cabeza de un lado a otro. Después, comenzó a patear al fantasma de las costuras.

[Levántate. No estás aquí solo, ¿Verdad?]

[Escucha atentamente lo que voy a decir.]

[Todos debajo de mí y encima de ti. Los quiero aquí.]

[Tienes exactamente 30 segundos. Si no los traes en 30 segundos, destruiré toda tu esperanza de ascender o deambular. ¿Me escuchas?]

Entonces...

[Comienza.]

Tan pronto como sus palabras terminaron, el fantasma de las costuras salió disparado.

Viendo que se alejaba rápidamente por las paredes como una araña, Seol Jihu estaba seguro de que intentaba frenéticamente llevar a cabo la orden de Flone.

[¿¡Eh!? ¿Por qué estás aquí?]

Como si acabara de descubrir a Seol Jihu, Flone bajó las escaleras como el agua. Su aura feroz de antes desapareció sin dejar rastro, reemplazada por la mirada de una niña inocente.

[¿Cuándo llegaste aquí?]

Se acercó a Seol Jihu y se comportó de manera agradable. Seol Jihu apenas volvió en sus cabales y soltó una pequeña sonrisa.

"Estaba preocupado porque no saliste..."

[Ah, por eso.]

"Estás bien, ¿Verdad?"

[Sí, sí. Hay fantasmas aquí, pero no hay nada de qué preocuparse. Comparados con los fantasmas de la villa del emperador antigua, estos gamberros no son nada.]

Flone respondió con una voz brillante, y luego movió sus dedos.

[En realidad, traté de ser amable al principio, pero había algunos que no sabían su lugar. Mi viejo temperamento salió accidentalmente.]

'¿Temperamento?'

¿En serio?

Sabía que su comportamiento frente a sus compañeros era una fachada, pero ¿También lo tenía frente a él?

¿Significaba esto que la verdadera naturaleza de Flone era la que había visto hace un momento?

Mientras que su cabeza estaba llena de muchos pensamientos, Flone retrocedió.

[Ahora, ahora. Espera afuera por si acaso. Saldré en cuanto termine de ocuparme de esto.]

Sintió que ella lo obligaba a irse por alguna razón, pero Seol Jihu dejó que lo echaran de la casa sin decir nada.

Tak.

Sólo después de apoyar su espalda contra la pared su cuerpo tembló.

Entonces se dio cuenta de algo inesperado. En su vida, Flone no era la flor de la sociedad de la clase alta.

'Definitivamente era la gángster de la sociedad de la clase alta'.

Seol Jihu asintió con la cabeza y exhaló el aliento que había estado conteniendo.