Reciente

viernes, 8 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 227

Capítulo 227. Princesa Zorra, Príncipe Conejo (1)


Seol Jihu abrió los ojos al amanecer. Encendió el fuego para hervir agua y después de prepararse una taza de café caliente, leyó el periódico de información que el Gremio de Asesinos le entregó.

El horario de Seol Jihu para ese día estaba fijado. Planeó presentar a Flone al resto del equipo por la mañana y luego salir a Scheherazade por la tarde.

Sólo se sentiría cómodo después de conocer el paradero de Kim Hannah.

Sólo que comer era lo primero. Seol Jihu comenzó a preparar el desayuno.

Él volvió a salir para encender el fuego una vez más y colocó una olla de arroz encima. La comida del Paraíso también se ajustaba a sus gustos, pero había momentos en los que se le antojaba el arroz.

Después de preparar 6 porciones de arroz, Seol Jihu se puso a pensar profundamente mientras sacaba todo tipo de ingredientes de cocina que había traído de la Tierra.

'¿Debería pedirles que me acompañen...?'

Recientemente, la atmósfera dentro de Carpe Diem era un espectáculo. Todo el mundo se acostaba de espaldas, riéndose todo el día.

A veces salían, pero sólo era para visitar el templo para comprobar su dinero o para beber alcohol en el bar.

Por supuesto, era natural que se tomaran un descanso, especialmente ahora que la expedición había terminado, pero resultaba evidente lo que pensaban dentro de sus mentes.

Estaba claro como el día que todo lo que estaban pensando era, '¿Qué debo hacer con mi dinero para gastarlo adecuadamente?'. Así que si les preguntaba si querían acompañarlo a Scheherazade, seguro que aceptaban de inmediato. Después de todo, la mayor casa de subastas del Paraíso estaba en su capital, y ningún guerrero podía negar su codicia por el equipamiento.

Seol Jihu se recordó que debía sacar el asunto en algún momento de la mañana antes de entrar en la oficina con los platos de lo que había cocinado.

Después de colocar los platos llenos de verduras de tres colores sazonadas con aceite de sésamo fragante y espolvoreadas con semillas de sésamo, veinte huevos fritos, además de salchichas cuidadosamente cortadas y salteadas en ketchup, la mesa tenía un aspecto impresionante.

Sentado en el sofá, Seol Jihu sonrió con entusiasmo.

"Gracias por la comida".

En el momento en que cogió dos huevos fritos con sus palillos y estaba a punto de metérselos en su boca abierta...

"¿...?"

De repente sintió una mirada y se congeló. Aún sosteniendo los huevos fritos, volteó sigilosamente sus ojos.

Un momento después, Seol Jihu pudo observar la mitad de un huevo rojo en la esquina inferior del pasillo que conducía a las habitaciones privadas. Su postura de 45 grados hizo que pareciera que estaba asomando la cabeza para espiarlo en secreto.

Sus ojos se encontraron. No, no había forma de que el huevo tuviera ojos. Pero aunque no entendía cómo, sentía que sus miradas chocaban.

'¿Eh? ¿Salí con el huevo de la habitación?'

Mientras dudaba de sí mismo.

El huevo rebotó con un, ¡Tong!

Los ojos de Seol Jihu se abrieron mucho y los huevos fritos se deslizaron de sus palillos.

Tong, tong, tong, tong. Del suelo al sofá y del sofá a la mesa. Antes de que Seol Jihu saliera de su asombro, el huevo había aterrizado suavemente como una pluma en la mesa llena de comida.

Luego rodó y se detuvo justo frente a Seol Jihu. Después de eso, se inclinó ligeramente hacia atrás, casi como si levantara la cabeza para mirarlo.

"…."

Al ser testigo de tan extraño fenómeno, Seol Jihu se quedó sin palabras. Cuando apenas recuperó el sentido, habló.

"Tú, ¿Qué eres? ¿Viniste aquí por tu cuenta?"

El huevo rebotó de arriba a abajo.

"No, espera, ¿Qué pasó exactamente? ¿Te han despertado? ¿Aunque todavía no has salido del cascarón?"

*Rebota* *Rebota*

"¿Qué ha pasado?"

*Rebota* *Rebota*

"Deja de rebotar y di algo. Ah, no tienes boca. Esto me está volviendo loco."

*Rebota* *Rebota*

"¿Qué? ¿Qué es lo que quieres?"

Como si estuviera frustrado, el huevo siguió rebotando durante un tiempo antes de rodar junto a un plato. Luego empujó el tazón de arroz caliente y humeante.

"... ¿Arroz? ¿Quieres un poco de arroz?"

Tan pronto como Seol Jihu compartió algo de su arroz en el plato, rápidamente saltó sobre el plato.

Munch, munch.

'¿Eh?'

La mandíbula de Seol Jihu cayó al suelo.

No se pudo evitar. Un huevo. ¿Comía arroz? ¿Aunque era una cosa sin boca?

Seol Jihu acercó su cara frente a él. Miró con cuidado el huevo que comía arroz, pero como había pensado, no pudo ver una boca.

Sólo que cada vez que comía, se formaba una abolladura circular en el centro del huevo, en la que entraba el arroz. Su superficie se ondulaba cada vez que masticaba, y cuando tragaba, se podía escuchar.

'Pensé que necesitaba ser alimentado con el poder divino intercambiado con puntos de contribución...'

¿Era quizás omnívoro? ¿Comió algo bueno?

Mientras Seol Jihu estaba desconcertado, el huevo continuó comiendo seriamente. Seol Jihu continuó mirando mientras los platos que había preparado cuidadosamente se vaciaban.

Finalmente, el huevo dejó de actuar cuando terminó toda la comida.

Seol Jihu miró fijamente al huevo rojo, expresando claramente su incredulidad a través de sus ojos. ¿Cómo entró toda esa comida dentro del pequeño huevo?

"Buurrp-"

"¿¡...!?"

Seol Jihu estaba tan sorprendido que tuvo hipo.

"Tú. acabas de eructar, ¿Verdad? ¡Eructaste!"

Lo preguntara o no, el huevo lo ignoró. Entonces, como si hubiera terminado con su asunto, rebotó. Aterrizó en un marco de ventana iluminado por el sol y se inclinó 90 grados hacia atrás.

Parecía que estaba tomando una siesta después de comer hasta saciarse.

Seol Jihu parpadeó sus ojos por un rato.

El huevo dejó de responder después de eso. Sin embargo, cuando Seol Jihu comenzó a irritarlo tratando de hablarle constantemente, rebotó de rabia y se fue del lugar.

Ocurrió un evento inesperado, pero Seol Jihu siguió con lo que había planificado para la mañana. Llamó a todos para una reunión, diciéndoles que iba a presentar a un nuevo miembro.

La respuesta del equipo fue tranquila. Fue porque habían escuchado sobre ello durante la expedición a la Pagoda de los Sueños.

Por supuesto, no lo sabían todo, sólo que era un buen fantasma.

"Sungjin no se despertó."

Jang Maldong dijo mientras salía de su habitación, cerrando la puerta tras él. Yi Seol-Ah se levantó con la cara adormecida.

"Yo, lo despertaré..."

Ella tenía su voz ronca.

"Está bien. Sólo déjalo."

Jang Maldong sacudió la cabeza.

"Intenté despertarlo, pero empezó a suplicar por su vida mientras estaba medio dormido."

Chohong sonrió con satisfacción.

"Debiste haber sido más suave con él. ¿Qué tan duro lo entrenaste para que te suplicara por su vida? Vas a matarlo a ese ritmo."

"Pero, él mismo lo quería."

Jang Maldong soltó una tos seca y se sentó en el sofá.

Mientras varios ojos se posaban sobre él, Seol Jihu cerró la boca y miró a su alrededor. Le había dicho a Flone que se materializara, pero de repente no se la veía por ningún lado.

Flone asomaba la cabeza desde la esquina del pasillo, como lo había hecho el huevo. Seol Jihu corrió de prisa y la jaló del brazo.

"Ah, ¿Por qué te escondes otra vez? Ven rápido."

[Eeeek.]

"Lo prometiste. Incluso he preparado todo."

[Eeeeeek. Noooooo.]

Aunque se negó con sus palabras, se dejó arrastrar. Se dio cuenta de que estaba haciendo un berrinche porque se sentía tímida.

Después de arrastrarla con algunas disputas, finalmente presentó a Flone a sus compañeros de equipo.

Aunque todos habían escuchado sobre ella, era la primera vez que la veían, así que todos la miraban con curiosidad.

Su comportamiento vacilante fue sólo momentáneo. Flone enderezó elegantemente su cuello y después de poner suavemente su mano en su pecho, empezó a hablar.

[Esta humilde chica ofrece a todos los presentes los más cuidadosos saludos.]

Una voz clara y elegante sonaba en la cabeza de todos.

[Esta chica es la hija menor de la Lanza del Imperio, la Casa Rothschear, Flonecia Lusignan La Rothschear. Es mi mayor honor conocer a los caballeros de Carpe Diem, reconocidos por su valentía.]

Seol Jihu se frotó los ojos y se tocó los oídos. ¿De dónde salió esta heroína de una novela romántica desbordante de dignidad? ¿Y por qué sonaba como si estuviera leyendo un libro de literatura?

[Les ruego que llamen a esta chica Flone.]

Flone hizo una cortés reverencia y terminó su saludo.

Oooooh-

Una pequeña ovación estalló seguida de aplausos.

Habían estado un poco nerviosos al escuchar que era un fantasma, pero su elegante apariencia junto con sus elegantes modales se ganaron la simpatía de todos al instante.

También fue porque todos eran veteranos experimentados en el Paraíso lo que les hizo pensar, 'Claro, podría haber fantasmas'.

Por supuesto, no era el caso de todos.

Yi Seol-Ah, que no había sido informada de antemano, tenía un rostro temeroso, mostrando claramente su repulsión. Como si no pudiera olvidar los fantasmas que vio durante el Tutorial, mostró signos de estar aterrorizada.

Pero sin embargo, viendo que la atmósfera general, Flone dio un suspiro de alivio.

"Valentía... Eso es un elogio excesivo, pero le agradezco. Este anciano se llama Jang Maldong."

Cuando Jang Maldong extendió su mano, Flone estrecho su mano con dignidad.

[Me siento honrada de escuchar su respuesta. He escuchado mucho sobre el Maestro Jang.]

Mientras Flone hablaba agradablemente como una dama de una familia distinguida, Jang Maldong mostró una sonrisa encantada en su rostro.

"Hoho, qué fina dama eres."

[No, no, me estás avergonzando.]

Intrigados por la escena de Jang Maldong dándole la mano a un fantasma, el resto del equipo luchó por darle la mano a ella también.

"Uh, encantada de conocerte... ¿Flanaria...? De todas formas, soy Chung Chohong."

[Sí. Puedes llamarme Flone.]

"Claro, Flone. Es más fácil de recordar. Oye, tú eres la que nos ayudó durante la guerra, ¿Verdad?"

[Si estás hablando de volar, entonces sí.]

'Debería haberla presentado antes'.

Seol Jihu estaba encantado de ver a Flone hablando con sus compañeros, que estaban reunidos a su alrededor.

Chohong se rió e hizo una pregunta.

"Ahha. Realmente hay algo que quiero saber. ¿Cómo terminaste quedándote con Seol?"

El ambiente era definitivamente genial.

"Ah, ¿Eso? Te lo diré. ¿Conoces el Bosque de la Negación, verdad? ¿Recuerdas el fantasma dentro de la tumba?"

"¿El fantasma dentro de la tumba...?"

Los ojos de Chohong se abrieron de par en par. Simultáneamente, Hugo, que había estado riendo, enamorado de la belleza de Flone, se congeló de repente.

Habían escuchado que era un fantasma, no un espíritu maligno.

"Seol... es ella..."

Hugo preguntó con cara de duda.

"¿Ese espíritu maligno lleno de resentimiento...?"

"Sí."

"¿El que... destrozó... el equipo de Samuel...?"

Y luego.

"¡Si!"

El momento en que Seol Jihu afirmó con un rostro brillante.

"¡Heuk!"

Chohong soltó la mano de Flone y convulsionó mientras se desplomaba hacia atrás.

"¡Ahhhh!"

Hugo salió corriendo, gritando.

"¡Mamá!"

No sabía por qué, pero incluso Phi Sora agitó sus brazos y salió corriendo.

Tan pronto como se mencionó el Bosque de la Negación, todos salieron disparados a velocidades vertiginosas.

Con la cara aturdida, Seol Jihu miró a los dos que abrieron la puerta de una patada para escapar y a Chohong, que todavía estaba convulsionando en el suelo.

'¿Qué... si todos ustedes simplemente se escapan...?'

Preocupado de que los sentimientos de ella fueran heridos después de que apenas había reunido el coraje, Seol Jihu se volteó para mirar a Flone. Luego puso una cara extremadamente desconcertada.

Flone, se estaba riendo. Como si la situación causada por su aparición fuera graciosa, sus labios se curvaron. Y girándose para mirar a Yi Seol-Ah, que temblaba y la miraba con lágrimas en los ojos, los ojos de Flone comenzaron a brillar.

"Flo..."

Antes de que Seol Jihu pudiera decir algo, Flone puso una cara traviesa.

[¡Whooooo~!]

Cuando ella flotó hacia Yi Seol-Ah con los brazos extendidos, ésta hizo grito estridente.

"¡Kyak! ¡Kyaaa! ¡Kyaaaaah!"

[Ooh jejejeje.]

Yi Seol-Ah agitó salvajemente sus brazos, corriendo desesperadamente por su vida, mientras que una sonriente Flone la perseguía. Jang Maldong, que estaba presenciando todo esto, parecía haber recibido un choque cultural.

Seol Jihu miró con desgana la oficina que había caído repentinamente en el caos. La casi conmovedora escena que se desmoronó repentinamente fue demasiado para él.

|He escuchado que la hija menor de la Casa Rothschear es una marimacho mimada.|

Recordando las palabras de Roselle, Seol Jihu cubrió su cara con las manos.

"Ella es como Gasparin".

El hecho de que al menos Marcel Ghionea se haya mantenido en calma fue algo reconfortante.

"No parece tenerle miedo, Señor Ghio."

"Es Ghionea. Y al final sólo es un fantasma".

Marcel Ghionea lo corrigió con calma antes de soltar una pequeña risa.

"Y es vergonzoso tener miedo de un fantasma como hombre."

Luego hizo una pregunta como si de repente recordara algo.

"Oh, claro. Líder, ¿No irás a Scheherazade hoy?"

"¿Scheherazade?"

Estaba a punto de mencionarlo, así que escuchar a Marcel Ghionea mencionarlo antes de que pudiera, hizo que Seol Jihu preguntara con cara de sorpresa.

"Sí. La casa de subastas de la capital es la más grande. En realidad, Chohong y Hugo están impacientes por usar su dinero. Dijeron que la Señorita María también vendría."

[¿Scheherazade? ¡Yo voy! ¡Yo también quiero ir!]

Flone de repente irrumpió entre ellos.

"¡Hieeek!"

El asustado Marcel Ghionea realizó un baile mientras se retiraba apresuradamente.

"…."

Seol Jihu sólo se rió.

Después de darse por vencido, todo parecía divertido.

La mañana de la tormenta finalmente pasó.

Alrededor del mediodía, cuando el equipo se había calmado, María visitó la oficina como Marcel Ghionea había dicho.

"Oh~ Jojojo~!"

María se veía significativamente diferente de antes. Llevaba un par de gafas de sol negras con un chal de piel alrededor de su cuello, y sobre su cuerpo había un abrigo de aspecto caro.

Y para colmo, ella llevaba un bolso brillante de Saint Laurent.

Nadie podía forzar un cumplido al mirar a una chica de 18 años vestida como una rica esposa de mediana edad.

"Tú, ¿Qué es todo eso?"

Fue hasta el punto que Chohong le preguntó, desconcertada.

"¿Ah~ esto?"

María abrió las dos manos como si hubiera estado esperando. Había anillos de joyería incrustados con diamantes y otras gemas de colores en sus diez dedos.

"Es sólo que, ya sabes, sólo vendí un lingote de oro y lo convertí en efectivo. Un total de 10 millones de dólares, además de exactamente 1.987 dólares, fueron depositados en mi cuenta bancaria."

Después de sacudir un poco más sus dedos, María se quitó las gafas de sol y sonrió.

"Así que me mudé a una nueva casa, compré un nuevo coche y supongo que derroché un poco."

Enroscó sus labios y cubriéndose con la mano, se rió.

"Oh~Jojojojo~ Jojojojojo~ Jojojojojojo~Jojojojo~!"

'¿No cansa reírse de esa manera?'

Mientras Seol Jihu la miraba con ojos incómodos, Chohong sonrió y preguntó astutamente.

"Oye, debes sentirte bien después de ganar mucho dinero."

"¡Por supuesto! Me siento increíble."

"Entonces, ¿Qué te parece si pagas el almuerzo de hoy? ¿Genial?

"No."

María rápidamente respondió de forma solemne y se negó rotundamente. Su voz era firme.

"Sabía que serías así. Esa naturaleza tacaña tuya no desapareció."

Chohong sacudió la cabeza.

Riéndose interiormente, Seol Jihu se levantó de su asiento.

"Vamos. He llamado a un carruaje."

Un momento después, los seis individuos y un alma subieron a un carruaje que se dirigía a Scheherazade.


**


"Oh, Noonim. ¿Acabas de llegar?"

Un joven de cabello rizado se levantó de su asiento para saludarla afectuosamente.

"Sí. Llegué un poco tarde."

Kim Hannah contestó tranquilamente y sonrió. Observó al joven sentado en lo que había sido su escritorio no hace mucho tiempo.

"Te queda bien".

El joven de cabello rizado, Shin Hansung, se rió torpemente y se rascó el cuello.

"No estoy seguro. No sé qué pasó de repente..."

Él evitó su mirada y se encogió de hombros.

"De todos modos, ¿Por qué llegaste tan tarde? Pensé que vendrías inmediatamente después de hablar con el director de Recursos Humanos."

"Tenía mucho que hacer".

"Todavía. Como no viniste ni siquiera después de esperar un par de días, me adelanté y me di cuenta de lo que tenía que hacer por mi cuenta. No necesitas enseñarme más".

"Oh Dios. ¿Estás siendo considerado conmigo?"

"Como quieras pensarlo. ¡Oh, claro!"

Shin Hansung abrió un cajón y sacó un cristal de comunicación. Una luz tenue se arremolinaba dentro del cristal. Un destello pasó por los ojos de Kim Hannah.

"¿Dónde está conectado este cristal? No tenía ninguna etiqueta y seguía sonando, así que me preguntaba si debía contestar o..."

Tak. Kim Hannah le arrebató el cristal de su mano antes de que Shin Hansung terminara de hablar.

"¿N-Noonim?"

Los ojos de Shin Hansung se abrieron de par en par. Se estremeció al ver la expresión de Kim Hannah.

Después de chasquear sus labios, dejó escapar un profundo suspiro.

"... Noonim."

"…."

"Sé lo que debes estar sintiendo ahora, pero no creo que nuestros superiores hayan tomado una decisión precipitada."

Kim Hannah se quedó en silencio. Simplemente miró fijamente a Shin Hansung con un rostro calmado.

"Seré franco contigo. Noonim, te quedas callada sólo porque tienes algo de lo que eres culpable. Ni siquiera intentaste explicarte".

"¿Dije algo?"

Porque estaba apretando los dientes, una voz forzada salió.

"Esto es mío. Es un cristal de comunicación personal".

Después de eso, ella dio vuelta a su cuerpo.

"¡Noonim!"

Shin Hansung gritó apresuradamente.

"No estás realmente planeando dejar a Sinyoung, ¿Verdad?"

Pero Kim Hannah no respondió. No miró hacia atrás ni detuvo sus pasos.

"¡Tú también lo sabes! Si renuncias así, incluso antes de dejar Scheherazade..."

Continuó caminando con sus tacones altos, apretando fuertemente el cristal de comunicación.

En sus ojos ligeramente enrojecidos, el profundo resentimiento brotó como lágrimas.


**


Mientras tanto, al mismo tiempo.

"¡Estamos aquí!"

"¡Oh, Scheherazade!"

El equipo de Carpe Diem llegó a Scheherazade.

"¿Y ahora qué? ¿Ir directamente a la casa de subastas?"

"No. Es demasiado pronto. ¿No sabes que los apogeos de las casas de subastas ocurren por la noche?"

"Ay, Presidente Chung, ¿Cuál es la preocupación? Podemos ir a echar un vistazo ahora mismo y visitarlo de nuevo por la noche."

"Ah, ¿Por qué tienes tanta prisa? Lo que quiero decir es que encontremos un lugar lujoso donde quedarnos, cenemos en un buen restaurante y vivamos la vida un poco."

Con cada uno de ellos llevando sus mochilas, tuvieron un acalorado debate antes de recurrir a Seol Jihu.

"¡Hey, Seol! ¿Qué quieres hacer?"

"¿Yo?"

Mirando hacia el alto edificio que se eleva en el centro de la ciudad, dirigió su mirada hacia abajo. Puso su mano en su bolsillo y sacó un cristal de comunicación.

"Yo…."

Se alejó y apretó con fuerza el cristal transparente.

Era la entrada del Príncipe Conejo para rescatar a la Princesa Zorro del peligro.