Reciente

viernes, 8 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 226

Capítulo 226. Soy Un Huevo (2)


[Normalmente, tienes que intercambiar puntos de contribución por el poder divino...]

En un instante, la superficie del huevo se tiñó de blanco.

Seol Jihu miró vacía el huevo blanco que brillaba como una perla luminosa.

[Pero lo haré sin precio sólo esta vez, ¿De acuerdo?]

Luxuria se rió mientras veía al despistado Seol Jihu de forma encantadora.

Pronto, la luz que llenaba el huevo se apagó lentamente.

Mejor dicho, estaba siendo absorbida.

Como si el huevo estuviera inhalando la luz, el grupo de luz se extinguió lentamente hasta que finalmente desapareció en el centro.

Eso fue todo.

Seol Jihu agarró el huevo mientras caía.

No es que el huevo no haya sufrido ningún cambio. Primero, su superficie era más brillante y suave que antes. Ahora, parecía más un jade que un huevo.

Puede que sólo sean ideas suyas, pero sintió que el huevo se calentaba.

Su mano, que estaba sosteniendo el huevo, se sentía caliente.

Seol Jihu parecía un poco decepcionado.

No es que esperara un efecto increíble, pero al menos esperaba que eclosionara de inmediato.

[La prueba comenzó en el momento en que le di el poder divino.]

Una suave voz despertó la mente de Seol Jihu.

'¿No después de que eclosione?'

[Por supuesto. Estoy segura de que has escuchado hablar de casos en los que no se concedió ni una sola Autoridad al maestro de la lanza, ¿Verdad?]

Eso significaba que el Espíritu Arcus podría negarse a eclosionar por completo.

Seol Jihu se preguntó.

'¿Qué clase de espíritu difícil es éste?'

De todos modos, había cumplido el requisito mínimo.

Seol Jihu expresó cortésmente su gratitud. Gula siempre tenía la cabeza en las nubes cuando explicaba las cosas, pero Luxuria hablaba con claridad. A Seol Jihu le gustaba mucho eso de ella.

[Una vez que el Espíritu Arcus despierte, tendrás que venir al templo mucho más a menudo.]

'¿Por el poder divino?'

[Sí. Serás responsable de su crecimiento en el momento en que te conviertas en su maestro.]

"…."

Ahora, inesperadamente, también se le confió el cuidado de este niño.

Como si eso no fuera suficiente, aparentemente tenía que intercambiar los puntos de contribución que había reunido para alimentar su poder divino.

Seol Jihu suspiró.

'... ¿Debería venderla y comprar otra buena lanza?'

Incluso tuvo un pensamiento embarazoso.

[No, no puedes. Te lo dije, el Espíritu Arcus se convertirá en un poderoso aliado y socio, pero no sólo por su Autoridad. Usar puntos de contribución para un compañero de por vida no es una pérdida en absoluto.]

'Comprendo su punto de vista...'

Seol Jihu se mordió los labios y guardó el huevo en su bolsillo.

[Puedes intercambiar puntos de contribución por el poder divino dondequiera que vayas, pero...]

Luxuria se rió y levantó la voz alegremente.

[¡Pero espero que mi bebé venga más a mi templo!]

Seol Jihu sonrió torpemente.

'No soy un bebé'.

¿Un hombre sano de 26 años, un bebé?

Por supuesto, puede ser un bebé a los ojos de un dios, pero Seol Jihu no pudo evitar hacer una objeción por vergüenza.

[Jujuju.]

Luxuria soltó una risa indescifrable.

[Para mí, aún eres un lindo bebé. Lo fuiste en ese entonces, y lo eres ahora.]

Seol Jihu inclinó su cabeza.


*


Volviendo a las raíces, Sinyoung comenzó con un negocio llamado Farmacéutica Soonyang. Aunque era sólo una empresa de tamaño medio, cuando el director general Yun Seojin fue invitado al Paraíso por casualidad, su vida cambió por completo.

Estar emocionado por un nuevo comienzo duró sólo un momento. No obstante, su disposición como hombre de negocios, que convirtió un pequeño negocio familiar en una empresa mediana, no fue a ninguna parte.

Al acumular puntos de contribución, podía llevar los artículos del Paraíso a la Tierra.

Lo que significa que el Paraíso era rentable.

En el momento en que se dio cuenta de esto, el Presidente Yun Seojin se movió rápidamente.

Decidió fundar una nueva empresa que se basó en el Paraíso.

De todos los productos que el Paraíso tenía para ofrecer, lo que le llamó la atención fue la medicina.

El Paraíso no sólo tenía todo tipo de medicina mística, sino que también tenía pociones y otras dr#gas hechas con hierbas y alquimia.

Había todo tipo de ingredientes de los que nunca había escuchado antes. Para el Presidente Yun Seojin, el Paraíso era una verdadera reserva de tesoros.

Su primer producto fue una medicina líquida que consistía en una versión diluida de una poción que aumentaba la concentración.

La presentó como una bebida deportiva y la distribuyó no sólo en farmacias sino también en tiendas. El resultado, un éxito masivo.

Aunque disminuyó el efecto a más de la mitad, la bebida inmediatamente aclaró la mente y elevaba la concentración durante unos 10 minutos. Para los consumidores, era un producto bastante refrescante.

Los padres de los estudiantes estaban aún más entusiasmados. Incluso, casi explosivamente emocionados.

Debido a su efecto instantáneo, las historias del producto se difundieron por Internet como un incendio forestal, y las ventas experimentaron un gran aumento.

El Presidente Yun Seojin no se detuvo ahí. Estableciendo Soonyang y estableciendo Sinyoung, comenzó su negocio en el Paraíso de verdad.

Por supuesto, no podía revelar la existencia del Paraíso de acuerdo con el juramento, pero eso no planteó un problema.

De hecho, eso era lo que quería.

Todo lo que tenía que hacer era establecer un instituto de investigación y decir que sus investigadores tuvieron éxito en el desarrollo de nueva medicina.

Ahora, Sinyoung se enorgullecía de su nombre en las altas esferas de las empresas farmacéuticas de Corea, y con cientos de empleados sólo en su sede, era un conglomerado completo.

Según los medios de comunicación, si no fuera por la Corporación Comercial Soyoung, la Ciencia Hayeon, el Instituto Haesol, y Belleza Vivien, Sinyoung se clasificaría como el número uno entre todos los conglomerados.

Volviendo al tema principal, Sinyoung fue la primera organización que adoptó el concepto de 'empresa' en el Paraíso.

Aunque no parecía que se adaptara a un lugar como el Paraíso, por la forma en que Sinyoung operaba, naturalmente tenía una jerarquía interna en la empresa y un departamento que evaluaba a sus empleados.

*Murmurar* *Murmurar*

El vestíbulo del primer piso de Sinyoung estaba inusualmente ocupado hoy. Bastante gente estaba reunida frente al tablero de anuncios, revisando el anuncio de la compañía.

El título decía esto: Transferencia de Personal.

Fue inusual en cierto modo. El desempeño de los empleados sólo afectaba realmente si obtenían ascensos, y los despidos en el Paraíso eran prácticamente inexistentes. Esto se debía a que tenían que gastar una cantidad considerable de puntos de contribución para comprar un sello cada vez que contrataban a un nuevo empleado.

Por supuesto, el anuncio publicado en el vestíbulo no era sobre un despido, pero una transferencia de personal podría ser similar a una, dependiendo de donde se transfiera.

Clack, clack.

Cuando se escuchó el sonido de los tacones altos, tres o cuatro personas paradas en el centro se giraron. Viendo quién estaba caminando detrás de ellos, se estremecieron y se tambaleaban a un lado.

La multitud reunida frente al tablero de anuncios se dividió como el Mar Rojo.

Una mujer con cola de caballo y un traje gris bien arreglado atravesó a la multitud.

Parándose frente al tablero de anuncios, leyó el anuncio sin pestañear.

Su mirada se detuvo en medio de la lista de seis nombres.

….
—Transferencia de personal
….
Jefa Kim Hannah → Transferida al Equipo de Ataque
….

Un toque de amargura se reflejó en su cara cuando vio su nombre. Pero como sólo duró un momento, nadie notó el cambio de su expresión.

"Felicidades por su promoción".

Detrás de ella, sonó una voz astuta.

Kim Hannah se dio vuelta en silencio.

Un hombre bien vestido la miraba con una sonrisa.

"... Director de Recursos Humanos."

"Sí, Jefa Kim. ¿O debería llamarte Gerente Kim ahora?"

Kim Hannah miró fijamente al director, que entablaba una conversación amistosa.

¿Felicidades? Kim Hannah era una no-combatiente especializada en negocios. Dejar el equipo de reclutamiento, que tenía una fuerte voz en la empresa, y ser trasladada al equipo de ataque no es algo por lo que se deba felicitar.

Cualquiera que supiera aunque sea un poco de lo que estaba pasando diría que era demasiado cruel. Sin embargo, la expresión de Kim Hannah no cambió en lo más mínimo.

De hecho, ella se inclinó con una leve sonrisa.

"Gracias, director."

El director le dio una suave palmada en el hombro a Kim Hannah con una suave sonrisa.

"Buena suerte ahí. Hablé bien de ti, así que no me hagas quedar mal."

"Haré lo mejor que pueda".

"Bien, más te vale. Bueno, no dudo que lo harás fantástico, Gerente Kim. Ah, ¿Puedes apurarte en organizar tus deberes anteriores para el traslado? Tenemos un nuevo jefe que llegará pronto."

Kim Hannah tragó en secreto antes de sonreír.

"Por supuesto, no veo por qué no."

Aunque los dos estaban sonrientes, sus ojos no eran nada amistosos. De hecho, ambos parecían estar cansados el uno del otro.

"Shin Hansung ha estado esperando por años."

"Lo entiendo".

Kim Hannah se inclinó cortésmente antes de darse la vuelta. El director miró fijamente mientras Kim Hannah se alejaba sin un solo indicio de agitación.


*


"¿Cómo fue?"

Una voz alegre sonó tan pronto como la puerta del departamento de planificación, situada en el piso más alto de Sinyoung, se abrió.

Como el director había experimentado esto varias veces antes, simplemente se inclinó y respondió.

"Su expresión no cambió en lo más mínimo".

"Oh, ¿En serio?"

Yun Seohui parecía bastante contenta, sentada frente a su escritorio. Ella habló nuevamente.

"Me pregunto en qué estará pensando. Dudo que la Jefa Kim no lo sepa. Después de todo, es conocida como una zorra."

"Oh, estoy segura de que entiende la situación, pero también sé que está llena de agallas. Puede que intente aguantar."

"Entonces es su trabajo, director. Ssegurarse de que no lo haga."

Hablando claramente, Yun Seohui se estiró.

"Aaaaah~ Nuestra Jefa Kim~ Si tan sólo reprimiera un poco su ambición~"

Riéndose para sí misma, bajó los brazos antes de mirar al director. Ella esperaba que él dijera 'Estoy de acuerdo' o algo por el estilo, pero director se quedó sorprendentemente callado.

"¿Qué pasa?"

"… Yo…"

El director parecía estar en conflicto, pero apenas pudo disimular sus pensamientos.

"Puede que sea presuntuoso por mi parte, pero ¿Por qué no dejarla aguantar un poco más? Si ella trata de hacerlo."

"¿...?" 

"Es difícil encontrar a alguien tan talentosa como la Jefa Kim. Además, no estaría mal mantener un vínculo de conexión directa con Seol Jihu..."

El director borró el final de su discurso.

Una gruesa sonrisa se extendió por el rostro de Yun Seohui.

"Entonces no sería diferente de cómo hemos estado haciendo las cosas."

"…."

"Debes sentir mucho apego por ella. No te culpo. Tú eres el que la formó, después de todo."

"No, en absoluto".

"La Jefa Kim es competente. Es alguien con talento, no hay duda de ello".

Yun Seohui estuvo de acuerdo. Entonces, continuó hablando.

"Sinyoung tiene muchos individuos competentes. Incluso los empleados del fondo son elegidos meticulosamente, ¿No?"

Lo que Yun Seohui quiso decir fue simple. No podía negar que Kim Hannah era competente, pero eso no significaba que perderla dejaría a Sinyoung con un agujero sin cubrir.

Yun Seohui habló mientras bajaba lentamente su brazo.

"También, sobre ese vínculo de conexión. ¿No acordamos eso la última vez?"

El nuevo método que Yun Seohui eligió para reclutar a Seol Jihu fue realmente claro.

Ya que no podía tocarlo, lo haría venir a ella.

Al igual que cuando recibió a Sung Shihyun.

La causa de este repentino cambio de planes fue el rápido crecimiento de Seol Jihu.

Al principio, planeó buscar la oportunidad adecuada para reclutarlo. Por eso puso a Kim Hannah, su mejor reclutadora, para encargarse de él.

Pero debido a que Seol Jihu creció a una velocidad que superó con creces su imaginación más salvaje, Sinyoung no tuvo más remedio que chuparse los dedos y mirar.

Un buen ejemplo fue el reciente incidente sobre una organización desconocida que intentó manchar su reputación. Las Tríadas, Sicilia, el Gremio de Asesinos y la Familia Real de Haramark se habían levantado para ayudarlo.

Lo importante es que Kim Hannah era la responsable de que Sinyoung siguiera siendo un espectador.

Kim Hannah presentaba periódicamente informes sobre Seol Jihu, y siempre había adjuntado excusas para retrasar que Sinyoung entrara en contacto con él.

Mientras tanto, Seol Jihu superó las expectativas de todos y elevó su valor personal, reuniendo camaradas y haciendo conexiones. Además, en la guerra, puso el clavo en el ataúd.

Yun Seohui no era una tonta.

Evaluando de nuevo justo donde Sinyoung se había equivocado, descubrió que había muchas discrepancias entre los logros de Seol Jihu y lo que Kim Hannah reportó.

No se necesitaba ser un genio para averiguar por qué Kim Hannah se esforzó tanto para evitar que Sinyoung hiciera contacto.

Sólo que Kim Hannah lo había escondido bien y evitó que Yun Seohui lo descubriera.

Cancelar el plan de Kim Hannah a través de su autoridad e ir personalmente al café fue una especie de ultimátum. Yun Seohui le había dado a Kim Hannah la oportunidad de arreglar la situación.

Sin embargo, Kim Hannah no tomó ninguna acción, así que Yun Seohui hizo su propio movimiento.

"La habría dejado en paz por un poco más de tiempo si no tratara de tomar prestado el poder de Seora".

Yun Seohui se rió. Entendió por qué la gente quisiera llenar otro bolsillo, pero incluso eso tenía un límite.

Seol Jihu probablemente se convertiría en uno de los titanes del Paraíso en el futuro. 

Él había crecido mucho en menos de un año. ¿Qué pasaría si Kim Hannah apoyara abiertamente a Yun Seora en un año o dos, cuando Seol Jihu se hubiera convertido en un Ranker Único?

Entonces, las cosas estarían realmente fuera de su control.

"Es mejor actuar ahora, que dejar que las cosas se compliquen."

"Pero si la persigues, Seol Jihu podría no considerarlo de buena manera..."

"¿Oh? ¿Qué quieres decir con eso?"

Yun Seohui abrió los ojos e inclinó la cabeza.

"¿Pensé que la Jefa Kim saldría con sus propios pies?"

Cuando el director sonrió amargamente, Yun Seohui continuó.

"Bueno, puede que no piense bien, pero dudo que saque su arma e intervenga". Además, es mi trabajo manejar la ley de causalidad del Señor Seol Jihu. No es el suyo, director."

El director todavía insistió.

"Sí, ciertamente tienes razón. Pero tenemos que considerar que la Jefa Kim deje Sinyoung y forme una organización con Seol Jihu..."

"Director".

Yun Seohui cortó suavemente al director.

"¿Por qué te preocupas tanto? ¿Organización? ¿Crees que es tan fácil registrarse como una organización? ¿Tanto que se puede hacer en un solo día?"

"No, en absoluto".

"Aunque hagan una organización... Bueno, ¿A quién le importa? Hasta donde yo sé..."

Yun Seohui arrastró el final de su discurso mientras sus ojos se curvaban como una luna creciente.

"... La Jefa Kim tiene muchos enemigos a su alrededor."

Su fría voz hizo temblar al director. Debido a que su cara sonreía dulcemente, la discrepancia era aún más escalofriante.

El director cerró la boca instintivamente. Sintió que acababa de percibir una línea que nunca debería cruzar.

Yun Seohui debió permitir su insolencia sabiendo su lealtad. Pero al final del día, incluso un perro de caza es un perro. Tenía que actuar correctamente si quería que su dueño lo alimentara.

"Lo entiendo".

Justo cuando el director se inclinó y se dio la vuelta.

"Oh, por cierto, director."

Yun Seohui lo detuvo como si se le hubiera ocurrido algo.

"¿Ha investigado la organización que trató de manchar al Señor Seol Jihu?"

"Ah, ese incidente, ¿Quieres decir?"

El director frunció el ceño.

"Mis disculpas, pero no estamos seguros. El equipo de información sigue trabajando en ello, pero no han hecho ningún progreso..."

"Mm. Debe ser difícil. Sigue adelante con ello. Esta es una tarea muy importante".

"¿Lo es?"

Una luz parpadeó en los ojos del director cuando Yun Seohui lo denominó una tarea 'muy importante'.

"Por supuesto, será útil mientras se trata de la ley de la causalidad. Y también..."

Yun Seohui dio un bocado a su helado usando la pequeña cuchara que estaba agarrando con su dedo índice y pulgar.

Sus encantadores labios se cerraron mientras se encogía de hombros despreocupadamente.

"Conoces mi personalidad, ¿Verdad? Realmente odio que alguien toque mis pertenencias sin permiso."

Como el director había vigilado a Yun Seohui desde una edad temprana, asintió con calma con la cabeza.

"Sí, por supuesto. Visitaré el equipo de información de nuevo."

"Gracias. Debes estar ocupado. Ya puedes irte."

Yun Seohui agitó su mano con una sonrisa encantadora.


*


Después de regresar a la oficina, Seol Jihu estudió el huevo cuidadosamente.

Acababa de alimentarlo con el poder divino de Luxuria, pero se mantuvo firme incluso cuando lo empujó un par de veces, lo incubó y lo usó como bola de boliche para golpear un montón de clavos.

"¡Ooh! ¡Otro golpe!"

[¡Hey! ¿¡Qué estás haciendo!?]

El juego de Bowling con el huevo resultó ser muy divertido, así que lo hizo unas cuantas veces antes de que Flone lo agarrara y le diera un golpe en la espalda.

De todos modos, el huevo se negó a moverse sin importar lo que hiciera.

'Bueno, supongo que no puedo hacer nada'.

Saldrá del cascarón cuando quiera.

Murmurando para sí mismo, Seol Jihu saltó a su cama. Después de tomarse una eternidad para convencer a Flone de presentarse al equipo, sin saberlo se quedó dormido.

Por eso no pudo verlo.

El huevo que estaba sentado junto a su cabeza se movía furiosamente.