Reciente

jueves, 7 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 222

Capítulo 222. La Lanza y el Cofre del Tesoro (2)


Seol Jihu sintió que María temblaba en su abrazo. Chohong rápidamente le dio una patada en el trasero.

"Escucha, ¿Qué vas a hacer? Date prisa y decide."

"Tienes que estar de acuerdo si posees conciencia..."

Hugo se lo restregó, sabiendo cómo se debe sentir María.

"Ob..."

"¿Ob?"

"Obbviawwnte... De accuuerdo..."

Como hablaba con los dientes apretados, el grupo necesitó un tiempo antes de poder entender lo que decía.

Así de fácil, Flone obtendría una parte del botín. Como estaba plenamente justificado, era un método limpio que anulaba cualquier controversia.

Seol Jihu se rió, sin saber que su parte del botín aumentaría de esta manera.

Teresa le guiñó un ojo en secreto, mientras María lloraba. Debió estar más que un poco molesta mientras lloraba a mares.

Seol Jihu se echó a reír mientras daba suaves palmadas a la llorona María.

"Las cosas terminaron así. Pero nunca pensé que usted sería el primero en mencionarlo, Señor Kazuki."

"Bueno, traté de hacer lo mejor, pero esta es la primera vez que sentí pena por tomar mi parte del botín en una expedición".

Kazuki respondió rotundamente, y luego miró a Seol Jihu.

"Ahora que has asegurado las finanzas, ¿Te mudarás a Eva de inmediato?"

"Sí".

"Y harás una organización en Eva."

"Probablemente".

"¿Tendrá equipos afiliados una vez que su organización se desarrolle?"

"¿Eh...? ¿Equipos afiliados?"

Seol Jihu preguntó. No entendía por qué Kazuki le hacía de repente todas estas preguntas enigmáticas.

"¿Por qué lo preguntas?"

Kazuki se rió.

"No hay ninguna razón".

"¿...?"

"Es sólo que, desde la perspectiva de un equipo, pensé que no sería malo trabajar bajo un líder que es justo en la resolución de los asuntos personales."

Luego se dio la vuelta y comenzó a embolsar el botín que estaba fuera. En ese momento, la llorosa María preguntó.

"Oh sí, Oppa, ¿Qué vas a hacer con el cofre del tesoro?"

"¿Cofre del tesoro?"

"Sí, sí. La lanza es tuya. Pero también hay un cofre del tesoro que no se ha abierto."

Seol Jihu dijo "¡Ah!". Estaba tan concentrado en ajustar cuentas que se había olvidado de la lanza y del cofre del tesoro.

"¿Nadie abrió el cofre del tesoro todavía?"

"No se abre".

Marcel Ghionea intervino.

"No podemos ver ninguna cerradura. No cederá aunque intentemos abrirlo con fuerza. Parece que está hecho para absorber los golpes".

[Hmph, por supuesto.]

Flone debe haber estado escuchando mientras su voz sonaba en la cabeza de Seol Jihu.

[Las técnicas secretas de la familia están ahí. ¿Cómo pudo abrirse tan fácilmente?]

Flone parecía saber cómo abrirla, así que Seol Jihu decidió echar un vistazo a la lanza y al cofre.

El anuncio de Seol Jihu debió conmover a Chohong y Hugo mientras presentaban los artículos respetuosamente. Lo primero que le llamó la atención fue obviamente el artículo largo y envuelto en tela.

"Quítate la tela y echa un vistazo. No soy un experto en discernir el valor de las armas, pero parece extremadamente valiosa incluso a simple vista. Se puede saber sólo por su aspecto."

Las palabras de Marcel Ghionea elevaron las expectativas de Seol Jihu un poco.

'Lanza, lanza...'

Como esta lanza era uno de sus principales objetivos para esta expedición, no pudo evitar sentir curiosidad por ella.

¡Ba-thump! ¡Ba-thump! Su corazón latía con fuerza.

Seol Jihu hizo todo lo posible para calmar los latidos que sacudían todos sus órganos y agarró con cuidado la tela.

Respiró profundamente. Entonces, tan pronto como desenvolvió la tela, la lanza finalmente se reveló.

Y Seol Jihu...

"…."

... Miró la lanza.

"... ¡¡Ah!!"

Una exclamación de asombro estalló un poco más tarde.

'Bonita...'

Su primera impresión de la 'Lanza de la Pureza', fue que era 'bonita'. Sabía que no es una descripción apropiada para un arma, pero la apariencia externa de la lanza realmente se jactaba de una belleza cautivadora. Tanto es así que la confundió con la figura de una mujer atractiva.

Después de tragar en voz alta, Seol Jihu observó cuidadosamente la lanza.

Primero, la lanza era extremadamente larga. La cuchilla de la lanza reflejaba la luz de la luna y emitía una luz embrujadora, la larga asta de la lanza, parecida a una rama de sauce, superaba los 2 metros y 40 centímetros.

Era mucho más alta que Seol Jihu.

La lanza tenía un tono blanco transparente. En realidad, sin exagerar, su claridad la hacía completamente transparente. Realmente parecía como si hubiera sido creada por el tallado del hielo.

Aparte de eso, había dos elementos que le llamaron la atención.

El primero, es que tenía una cuchilla en la punta de la lanza que medía unos 50 centímetros de largo. Un poco más abajo, a ambos lados tenía dos cuchillas en forma de media luna )(.

No importa cómo la mirara, se parecía a la alabarda de media luna usada por el señor de la guerra de los Tres Reinos, Lü Bu.

Lo segundo es que tenía siete ranuras circulares en la parte superior del asta de la lanza. Insertar las joyas que guardó en su bolsa sin duda haría que se viera aún mejor.

'Así que esta es la lanza...'

La Lanza de la Pureza, que la Diosa de la Castidad, Castitas, se dice que ha otorgado a la Casa Rothschear.

Atrajo completamente la atención de Seol Jihu.

Tragó, y examinó la lanza.

"¿Por qué no das un golpe?"

Marcel Ghionea lo sugirió oportunamente, y Seol Jihu rápidamente agarró la lanza con una expresión de fascinación.

"¡...!"

Seol Jihu se estremeció. En el momento en que agarró la lanza, la energía fría invadió su cuerpo y llegó a sus huesos.

Aunque el frío desapareció en un instante, fue suficiente para despertar su conciencia.

Pronto, agarró su mente y levantó la lanza, pero se sorprendió una vez más.

'¿Es pesada?'

Una pesadez que superaba su imaginación más salvaje se podía sentir en sus manos. No...

'No es que sea pesada'.

¡Whoosh, whoosh! Se aseguró una vez que despertó su maná y le dio con fuerza un par de golpes.

En lugar de pesadez, era más correcto llamarlo resistencia. Correcto, la Lanza de la Pureza se estaba resistiendo a él.

Ya sea apuñalando o cortando, la cuchilla de la lanza se desviaba de su objetivo. Como estaba ahora, no podía ser llamada un arma adecuada.

Aparte de su belleza, tampoco parecía tener un poder especial.

Activaba sus Nueve Ojos para estar seguro, pero ni siquiera la 'Observación General' podía ver su información.

Los ojos de Seol Jihu se entrecerraron.

La Estrella de la Lujuria, Seo Yuhui.

Y la Estrella de la Pereza, Taciana Cinzia.

Esta fue sólo la tercera vez que no podía visualizar la ventana de estado con el color verde.

Tenía una idea. Estos tres compartían un punto en común: que recibieron el poder de un dios.

Con esto, Seol Jihu se convenció de que esta lanza tenía un poder divino. Pero también estaba seguro de que la lanza no servía actualmente.

'¿Hay alguna ceremonia que deba hacer para ser reconocido como su dueño...?'

¿Qué debería hacer para sacar la fuerza original de la lanza?

Los ojos de Seol Jihu se dirigieron instintivamente al cofre del tesoro sellado. Por alguna razón, sintió que la solución a su problema estaría allí.

Sin embargo, fue como dijo Marcel Ghionea.

"¡Keuk!"

El cofre se negó a abrirse, por mucho que intentara abrirlo. Para cuando se rindió por el agotamiento, Seol Jihu escuchó una risa repentina.

Cuando miró su collar, la risa se detuvo inmediatamente.

[¿Ves la insignia en el medio, verdad? Intenta poner tu collar a su lado.]

"... Podrías habérmelo dicho antes."

[Lo siento, lo siento, fue demasiado divertido ver como te esfuerzas por abrirlo...]

Seol Jihu se mordió los labios antes de ponerse de rodillas y colocar el collar junto a la insignia de la Casa Rothschear.

A continuación, una misteriosa luz parpadeó de repente de la insignia.

¡Clunk!

Y el cofre se abrió, así de fácil.

"¡Oh! ¡Se abrió!"

"¿Qué? ¿Qué, qué?"

El equipo de expedición se amontonó y se asomó al cofre.

Pronto.

"¿Eh? ¿Qué diablos...?"

María se alejó con una mirada muy decepcionada. Pero quizás estaba justificada porque el contenido del cofre era mucho más pequeño comparado con su tamaño.

Dentro había dos libros deteriorados y una pequeña caja de madera.

Caracteres que nunca habían visto antes fueron escritos en los libros descoloridos, pero la sincronización debe haber surtido efecto ya que pronto se movieron y cambiaron al lenguaje de la Tierra.

Phi Sora frunció el ceño.

"¿Corazón Justo? ¿Técnica de la Lanza de Cuchilla Media Luna? ¿Qué es toda esa estupidez?"

[¿Qué has dicho?]

Flone se enfadó.

Seol Jihu apartó los ojos del libro y recogió la caja de madera.

Click.

Una vez abierta, una luz roja se filtró suavemente por el hueco. Lo que apareció debajo fue algo completamente inesperado.

Hugo soltó una risita vacía.

"... ¿Qué diablos es eso? ¿Un huevo?"

Como Hugo dijo, un huevo ovalado estaba colocado en la caja de madera. Para ser más precisos, la superficie lisa del pequeño huevo, que parecía un jade rojo, desprendía una delicada luz escarlata.

'Cielos'.

Dejando los dos libros a un lado, Seol Jihu sólo podía suspirar ya que no tenía ni idea de cómo se relacionaban el huevo y la Lanza de la Pureza.


|Castitas, la Diosa de la Castidad, otorgó a la familia el artefacto sagrado, la Lanza de la Pureza, que albergaba el espíritu elemental, Arcus. De este modo, la familia pasó a llamarse la Lanza del Imperio...|

|Se dice que están protegidos por un mítico Fénix guardián que simboliza la alegría.|


Eso fue lo que estaba escrito en los registros históricos.

"Lanza del Imperio, ¿Tengo que despertar al Espíritu Arcus y ser reconocido?"

Seol Jihu se lamentaba de su situación actual.

[¿Eh? ¿Lo sabías?]

La voz de Flone sonó.

"¿Qué quieres decir con que lo sabía?"

[Lo acabas de decir. Que tienes que conseguir el reconocimiento del Fénix.]

"¿Eh...? ¿No dije Espíritu Arcus?"

[¿Qué quieres decir? El Espíritu Arcus es un Fénix.]

'¿Qué?'

Seol Jihu tuvo que reorganizar sus pensamientos debido a la confusa refutación de Flone.

'Eso significa, ¿Que los dos son lo mismo?'

Más preguntas inundaron su cerebro, pero decidió hacer primero la pregunta más urgente.

"Flone, ¿Sabes cómo despertar este Espíritu Arcus?"

[Tienes que incubarlo.]

Seol Jihu se aturdió. Esto ha sido una serie de sorprendentes acontecimientos. Un Espíritu no era un ave, así que, ¿Cómo se suponía que iba a incubarlo?

[Usa eso.]

El collar sonó, señalando el huevo rojo.

Seol Jihu parpadeó.


*


La distribución de bienes terminó. Seol Jihu dividió el botín basado en la regla que había establecido antes de la expedición, y obtuvo una porción adicional por Flone.

Se llevó a casa cuatro lingotes de oro, 178 huevos de oro, 267 trozos de plata, 12.444 monedas de plata, 1.200 gemas y 20 ofrendas. La Lanza de la Pureza y el contenido del cofre del tesoro también eran de su propiedad.

Aunque sus camaradas sólo recibieron la mitad de lo que obtuvo Seol Jihu, eso no cambió el hecho de que se trata de una cantidad increíble.

Una vez que el difícil acuerdo terminó, una cena tardía y un pequeño festival estalló. El equipo de la expedición comió y bebió hasta la saciedad y charló con entusiasmo.

"¡Equipamiento asegurado!"

Hugo habló con una cara seria y severa.

"Voy a saltar a Scherezade en el momento en que regrese a Haramark. Iré a la casa de subastas y me pondré el equipamiento adecuado para un Alto Ranker. Con artículos de grado superior y nada menos".

"¡Ja!"

Chohong se burló.

"¿Artículos de grado superior para Nivel 5? Muy gracioso."

"¿Qué tiene eso de gracioso?"

"En primer lugar, ni siquiera sabes si habrá alguno en venta, y bueno, digamos que lo hay. ¿Vas a gastar todo el dinero que has ganado? ¿Por qué no intentas ahorrar al menos un poco?"

"¿Por qué te quejas si me gasto mi propio dinero?"

"Bueno, tienes razón."

Chohong aceptó de inmediato, y luego sonrió.

"Pero, como un Alto Ranker, es un poco desagradable ver a un parlanchín de Nivel 4 hablando de artículos de Alto Ranker."

"¿Qué dices?"

Hugo la miró furioso. Sin embargo, rápidamente sonrió y se giró hacia un lado. Tan pronto como vio a Seol Jihu sentado en el otro lado, calentándose junto a la hoguera, se abalanzó sobre él.

"¡Seooooool!"

"¿¡...!?"

De repente, al ser abrazado por una gran figura, Seol Jihu se asustó.

"¿Qué?"

"¡Seol! ¡Seooooool!"

Hugo estaba decidido.

"Lo siento, no me tires a la basura, Huaaang."

Se aferró a la cintura de Seol Jihu y fingió llorar.

"Siempre te escucharé a partir de ahora. No me tires a la basura~ Huaaaang..."

Luego, él abruptamente dejó de hablar.

Teresa se cubrió la boca y se echó a reír.

Chohong tenía la boca cerrada, mirando a Hugo como si fuera a matarlo. Sus mejillas se enrojecieron cuando empezó a temblar.

Hugo sonrió.

"¡No dije que este fuera el sueño de alguien!"

"Hijo de perra..."

"¿Eh? ¿Qué fue eso? ¿Quieres que entre en más detalles?"

"¡Keuk!"

Chohong apretó los dientes. Hugo soltó a Seol Jihu.

"No te pongas descarada ahora. Si lo haces, ¡bum! ¡Yo sólo...! ¿Sabes?"

Sorprendentemente, Chohong se quedó en silencio a pesar de que su cara se retorcía de furia.

Seol Jihu se rió, viendo como se desarrollaba la escena. Por otro lado, sintió una extraña sensación de déjà vu. Sintió que había experimentado una situación similar.

'En mi sueño'.

Seol Jihu miró a María, que estaba ocupada haciendo sus cuentas.

Esa noche, el equipo de la expedición se divirtió hasta que se durmió.

Después de confirmar que María se había quedado dormida, les dijo a los dos vigilantes nocturnos que estuvieran atentos antes de usar las bolsas que contenían la herencia como cama.

A la mañana siguiente, casi gritó en cuanto se despertó.

Las bolsas estaban bien.

Pero María debió despertarse antes que Seol Jihu, ya que estaba en cuclillas cerca, observando de cerca las bolsas.

Con los ojos inyectados en sangre.