Reciente

jueves, 7 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 221

Capítulo 221. La Lanza y el Cofre del Tesoro (1)


Yuirel estaba esperando en las afueras de la zona con un grupo de Hadas de las Cavernas. Tan pronto como el equipo de expedición salió, solicitaron al Hada del Cielo para la purificación.

Pero el efecto de la purificación no se produjo. Según el Hada del Cielo, no fue porque la rama del árbol del mundo fuera ineficaz, sino porque no estaban bajo la maldición en primer lugar.

El Hada del Cielo estaba confundida, pero Seol Jihu tenía una buena idea de por qué. No estaba completamente seguro, pero Roselle probablemente tenía algo que ver.

"¿Cómo es posible?"

Yuirel tenía mucha curiosidad. No sólo habían escapado ilesos, sino que no estaban afectados por la maldición.

Seol Jihu preparó cuatro tazones de fideos de banquete para el Hada del Cielo, que lo miraba con ojos brillantes antes de explicar brevemente lo que había pasado dentro.

"Roselle La Grazia..."

Yuirel escuchó atentamente la historia de Seol Jihu, pero sólo tenía una cosa como su principal preocupación.

"¿Crees que nos tratará como invitados si entramos?"

Seol Jihu dijo que no estaba seguro de eso.

En primer lugar, fue gracias a Flone que el equipo de la expedición pudo conocer a Roselle. Si no tenían el collar o a Flone con ellos, entonces el estado de alerta de la Etapa 2 de la Estela de Evaluación se habría activado y causado que el equipo de la expedición cayera en una crisis mucho más grave.

Sería otra historia si pudieran despertar por su cuenta como lo hizo Teresa.

"Entonces tendremos que seguir restringiendo a nuestra gente para que no entre en la zona".

Después de soltar una risa amarga, Yuirel preguntó.

"He escuchado bien tu interesante historia. ¿Vas a volver de inmediato?"

"Sí, eso es lo que planeamos hacer."

"Me siento un poco triste ahora que nos estamos despidiendo."

Yuirel añadió mientras entrecerraba los ojos.

"Los fideos del banquete, eso es."

"Fue un encuentro divertido. Me encantaría volver a verte la próxima vez."

Después de revelar francamente sus pensamientos internos, Yuirel extendió su mano. Seol Jihu no dudó en tomarla.

Sólo después de estrechar la mano de Yuirel, el equipo de la expedición pudo finalmente prepararse para su viaje de regreso a casa.

'Ahora que lo pienso'.

Había hecho una conexión con la Federación.

Seol Jihu sonrió satisfecho, pensando que aunque no había sido una expedición fácil, era una de la que había ganado mucho.

Justo antes de partir, se volteó a mirar en dirección a la Pagoda de los Sueños.

El bosque estaba...

"…."

... Todavía brillando en una mezcla azul y dorado.

Como todas las cosas, la expedición no terminó hasta que realmente terminara.

Dylan siempre había enfatizado que el fin de una expedición no era cuando lograban su objetivo, sino cuando regresaban a salvo a su base.

De la misma manera, Seol Jihu los instó a no relajar su cautela hasta que llegaran a Haramark antes de comenzar su marcha.

La velocidad de la marcha de regreso sólo podía ser mucho más lenta ya que habían metido toda la herencia en sus bolsas. Sin embargo, cada bolsa mágica redujo el volumen de la herencia en por lo menos de una décima a una vigésima parte del volumen original, de modo que no había problema en llevarlos de vuelta.

El equipo de la expedición marchó felizmente mientras tarareaba con rostros brillantes y esperanzados. Sólo detuvieron su marcha cuando dejaron la región fronteriza.

El sol aún no se había ocultado. Aún era muy pronto para levantar el campamento, pero tenían una clara razón para detenerse.

Cualquiera que fuera el trabajo, los cálculos tenían que ser exactos. No debía haber ningún error, especialmente cuando se trataba de distribuir las mercancías.

Seol Jihu finalmente dijo las palabras que todos habían estado esperando.

"Acamparemos aquí por hoy".

"Maldición. Esta tiene que ser la primera vez que he tenido que consumir maná mientras marcho."

Phi Sora se quejó mientras dejaba caer sus bolsas.

Seol Jihu se rió.

"Habría sido más fácil si hubiéramos traído porteadores."

"Bueno, creo que sé por qué no lo hicimos."

Mirando las bolsas, Phi Sora sonrió antes de empezar a estirar su cuerpo. Tenía una cara seria como la de un atleta a punto de comenzar una importante competición.

... En realidad, ella quería apurarse y sumar las recompensas de la expedición para confirmar su parte de la cuota.

Entonces, el equipo de la expedición rápidamente estableció un campamento y comenzó a ajustar cuentas.

Estaban preparados para tomar mucho tiempo dado el gran volumen de la riqueza. Pero gracias a Roselle ordenando los tesoros y a todos trabajando juntos, los cálculos progresaron a un ritmo rápido.

Primero, las monedas de oro. Mejor dicho, los huevos de oro. Kazuki los pesó en una balanza y descubrió que cada cuenta pesaba unos 70 gramos.

Considerando que el peso medio de las monedas de oro en el Paraíso rondaba una onza, cada huevo valía 2,5 monedas de oro.

Había 800 de esos huevos de oro en total. O 2.000 de oro en términos de monedas.

Como el equipo de la expedición tenía un total de ocho miembros, cada individuo podía recibir 250 monedas de oro. Si se convertía en dinero en efectivo, cada uno de ellos recibiría 126.500.000.000 won.

<< Nota: 126.500.000.000 won son alrededor de 103.000.000 millones de dolares. >>

Por supuesto, es necesario tener en cuenta que los precios de mercado son completamente diferentes entre el Paraíso y la Tierra, pero el hecho de que sigue siendo una cantidad asombrosa no cambia.

Lo importante es que se trataba del cálculo de sólo una de las siete partes de la riqueza.

El equipo de la expedición se saltó la cena y continuó calculando su botín, pero nadie se quejó.

La clasificación de las gemas resultó ser un poco más difícil. Sin embargo, con Kazuki y Marcel Ghionea mostrando su aguda visión como Arqueros, el final comenzó a ser evidente.

Mientras tanto, Seol Jihu abrió las cajas más pequeñas para comprobar su contenido. Las cajas eran más livianas de lo esperado y en su interior había artículos envueltos en suave algodón.

Por ejemplo, la última caja que abrió contenía una escultura de cristal con forma de ave. Era definitivamente hermosa de contemplar, pero la tenue luz que emitía la hacía parecer extraordinaria.

Mientras Seol Jihu le daba la vuelta, tratando de averiguar qué era, Flone habló.

[Es una ofrenda.]

"¿Una ofrenda?"

[Sí. Contiene un poder sagrado. No mucho, pero probablemente esté alrededor de una ofrenda de grado superior.]

"Vaya. ¿No es una ofrenda de grado superior extremadamente rara?"

[¿De qué estás hablando? Las ofrendas a los dioses sólo deben ser de grado supremo, o al menos de grado superior.]

De cualquier manera, Seol Jihu estaba extremadamente emocionado. Aunque no era suficiente para desear la completa recuperación de Seo Yuhui, sería de ayuda.

"¡Oye! ¡Seol! ¡No te entretengas y ayúdame aquí!"

Chohong, que estaba contando las monedas de plata, gritó y le hizo señas con la mano. Seol Jihu se acercó rápidamente.

El tiempo pasó rápidamente mientras estaban ocupados clasificando la mercancía. El sol se ocultó y la luna salió, luego la noche se convirtió en un brillante amanecer.

El equipo de expedición finalmente terminó los cálculos.

"... Nunca esperé durante todo mi tiempo en el Paraíso que llegara un día en el que estuviera calculando en unidades de monedas de oro."

Kazuki se levantó de su asiento, limpiándose el sudor de su frente. Luego, le pasó un pedazo de papel a Seol Jihu.

"Es el registro final de la cuenta. Echa un vistazo."

Seol Jihu recibió rápidamente el papel. En él había varias categorías y números escritos con una letra clara.


『 1. 18 lingotes de oro (600g por pieza, total de 10,8kg = unas 386 monedas de oro)
     2. 800 huevos de oro (70g por pieza, total de 56kg = unas 2.000 monedas de oro)
     3. 1.200 trozos de plata (800g por pieza, total de 960kg = unas 31 monedas de oro)
     4. 56.000 monedas de plata (31g por pieza, total de 1.736kg = unas 56 monedas de oro)
     5. 5.400 gemas (rubí, zafiro, esmeralda, ópalo, amatista, perla, topacio, peridoto; 675 piezas cada uno)
     6. 20 ofrendas
     7. Otros
    *Peso de una moneda de oro promedio: 28g
    *Peso de una moneda de plata promedio: 31g』


"Guaoo..."

Las puntas de la boca de Seol Jihu se enroscaron más alto cuanto más leía. Una risa naturalmente estalló.

"Entonces, ¿Cuánto es en total? En monedas de oro."

Teresa se metió entre los dos hombres guapos y preguntó.

"No lo sé".

Kazuki respondió rotundamente.

"Mi cerebro estaba a punto de explotar intentando calcular el valor del quinto elemento de la lista. Este es mi límite."

"Supongo que sí".

Teresa estuvo de acuerdo y miró a Seol Jihu, que se reía con alegría.

"¿Cuándo deberíamos distribuir esto?"

Seol Jihu sonrió ampliamente y miró a los miembros.

"¿Qué les parece ahora mismo?"

Una fuerte ovación estalló. Se hicieron los cálculos. Y cuando llegó el momento de la esperada distribución, todos liberaron la emoción que habían embotellado durante toda la marcha.

"¡Yoohoo~!"

Chohong hizo un baile y chocó sus pies con los de Hugo.

"¡Aaah~ssa! ¡Gaviota de Busan! ¡Gaviota de Busan!"

<< Nota: Gaviota de Busan - hace referencia a una especie canción alegre. >>

Phi Sora también se volvió loca, aplaudiendo mientras hacía un baile. Teresa la copió, diciendo que era un baile intrigante.

Seol Jihu estalló en risas, mirando a las dos mujeres.

Realmente fue un momento divertido.

Mientras tanto, Kazuki miraba en silencio al equipo de la expedición que lo celebraba desde un paso de distancia.

"... ¿Estás seguro de que estás bien con esto?"

Habló después de un momento de confusión. Seol Jihu, que había estado llorando de risa, parpadeó los ojos.

"¿Sobre qué?"

"La distribución".

Kazuki se mordió los labios.

"Esta expedición. Aunque reclamaras una porción mayor, no habría nadie que se opusiera. Más bien, no tendrán nada que decir en absoluto."

El clamor se detuvo abruptamente. Las miradas de todos se centraron en Seol Jihu y Kazuki. Algunos de ellos incluso lanzaron miradas de resentimiento.

No había forma de evitarlo. No había nada más delicado que el tema de la distribución. Especialmente porque había terminado la expedición y porque fue el cabecilla quien sacó a relucir el tema.

Aún así, nadie abrió la boca sin pensarlo. Fue porque nadie podía negar que las palabras de Kazuki eran razonables.

Kazuki continuó con firmeza.

"Por supuesto, pusiste algunas condiciones adicionales como conservar todas las ofrendas. Pero sigo pensando que la distribución actual es demasiado injusta."

"¡Pero incluso los porteadores reciben la misma porción que todos los demás, excluyendo los artefactos...!"

María gritó apresuradamente.

"No habría dicho nada si fuéramos porteadores".

Kazuki la interrumpió.

"Se pone cierta expectativa en cada miembro de un equipo de expedición. Excluyendo a Seol y a la Princesa Teresa, llevarse el botín de esta expedición según el acuerdo original es prácticamente comer gratis."

No estaba equivocado. Para decirlo sin rodeos, Teresa al menos había escapado de la pesadilla por su propia voluntad. No estaba mal decir que los otros miembros no hicieron nada durante la expedición.

"No hay necesidad de lamentarlo. No es raro que sea mayor la distribución de los miembros con mayores contribuciones."

Seol Jihu se puso a pensar. Esto sería algo bueno para él.

Lo importante es si lo aceptaba o no. Seol Jihu comparó los beneficios de recibir una mayor distribución o mantenerla igual.

Y la respuesta llegó inmediatamente a él. Seol Jihu sonrió.

"¿Lo que dijiste es tu opinión como un cabecilla?"

"¿Así que estás diciendo...?"

"Gracias por la opinión, pero tendré que negarme."

La inquieta María levantó la cabeza y Kazuki parecía haber recibido un golpe.

"El acuerdo sobre la distribución ya estaba finalizado antes del inicio de la expedición. Cambiarlo después de que todo termine es como cambiarlo para mi propia conveniencia."

Si bien eso fue lo que dijo, también tenía razones de fondo para ello.

No quería sembrar la discordia y parecer codicioso cuando sólo era una 'parte' de la herencia entera. Porque eran personas con las que quería estar en el futuro, quería compartir todo lo que pudiera con ellas.

Kazuki preguntó.

"¿No estás frustrado? Tu contribución en esta expedición fue de más del 80% como mínimo."

"No, en absoluto".

Seol Jihu sacudió su cabeza. De acuerdo con el razonamiento de Kazuki, lo correcto sería que toda la herencia se le diera a Flone en su lugar.

"Si hay este tipo de expediciones, también hay otras. Habría sido otra historia si alguno de ustedes hubiera evadido a propósito sus obligaciones, pero ¿No fue la situación de la expedición lo que hizo que no pudieran contribuir?"

Después de expresar claramente su posición, Seol Jihu sacudió el papel con su dedo.

"La distribución de la recompensa será la misma que antes. No recibiré más comentarios."

"Oooooh..."

Una pequeña ovación surgió de su firme declaración.

"... Está bien."

Kazuki miró fijamente a Seol Jihu antes de encogerse de hombros.

"Si eso es lo que piensas, entonces está bien."

Tan pronto como Kazuki se retractó de su sugerencia, María vino corriendo hacia él.

"¡Opppaaa!"

Ella lo abrazó fuertemente y gritó.

"¡Oppa es el mejor! ¡Creí en ti, Oppa!"

"Ah... Claro".

Seol Jihu sonrió amargamente. Fue en ese momento.

"Espera un minuto".

Teresa levantó la mano y se acercó como si la conversación no hubiera terminado.

"En realidad, creo que lo que dijo Kazuki es correcto."

Seol Jihu no lo demostró en su cara, pero se sintió incómodo. Acababa de decir que no recibiría más comentarios, pero ¿Por qué tenía que seguir con eso?

"¿Qué te parece si lo hacemos así?"

Esta fue la opinión de Teresa. Ella mencionó la existencia de Flone y afirmó que ella también tenía que ser parte de la distribución.

Él no había imaginado que ella sacaría a relucir a Flone, así que Seol Jihu se quedó atónito.

[¡...!]

Flone no había hablado, pero parecía sorprendida.

Seol Jihu era muy listo, así que entendió lo que Teresa estaba sugiriendo.

No fue sólo por su comportamiento anormal. No sólo lo había dicho Seol Jihu, Roselle también había mencionado en muchas ocasiones que había un legítimo sucesor de la herencia.

*Murmurar*

El campamento se volvió ruidoso. Seol Jihu no pudo rechazar la sugerencia por su cuenta esta vez.

La sugerencia de Teresa fue completamente acertada. De hecho, la expedición se formó gracias a Flone, y ella fue la que más contribuyó de todos.

Además, el momento de la sugerencia fue óptimo. Justo después de que Kazuki sugiriera la redistribución de las asignaciones, la mayoría de ellos estuvieron de acuerdo, pensando, 'Claro. Ella es la verdadera dueña de la herencia de todos modos'.

Por supuesto, eran plenamente conscientes de que incluir a Flone en la distribución equivalía a aumentar la parte de Seol Jihu.

Después de un tiempo, los votos fueron emitidos.

El resultado fue a favor, excepto una persona.