Reciente

jueves, 7 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 220

Capítulo 220. La Herencia de Roselle La Grazia (2)


Su petición no podría ser más absurda que la de derrocar el Imperio. Pensando que no haría daño escucharla, Seol Jihu aceptó.

"Por supuesto, en cualquier momento."

"Gracias. Entonces..."

Roselle expresó su gratitud, y luego levantó lentamente las manos.

Seol Jihu abrió los ojos y soltó un pequeño jadeo. El hermoso interior del palacio no se veía por ninguna parte, y sólo podía ver todo destruido.

El vapor blanco se elevaba de los escombros, y resultaba evidente quien había sido. Después de todo, sólo Roselle y el equipo de la expedición estaban en el palacio.

"Ah, estoy en medio de la remodelación del lugar."

Roselle habló rápidamente, notando la mirada nerviosa en la cara de Seol Jihu.

"La impactante noticia me hizo querer un cambio en mi entorno."

Cubriéndose la boca y riéndose, Roselle agitó su mano y restauró el palacio dorado destruido.

"Por aquí, por favor."

Seol Jihu de alguna manera estaba recorriendo el palacio, manteniéndose tenso todo el tiempo.

Miró fijamente a Roselle, que iba delante. Después de unos cinco minutos, ella inició la conversación.

"Qué lástima, ¿Verdad?"

"¿...?

"Terminé de esta manera después de charlar tan enérgicamente..."

Bueno, fue divertido al principio, pero Seol Jihu no quiso ridiculizar a Roselle de ninguna manera.

"Para nada".

Después de todo, ella había hecho un esfuerzo interminable para lograr su objetivo.

Mientras soñaba durante varios cientos de años, para empezar.

¿Qué tan claro debe haber sido su propósito para no ser afectada por tanto tiempo?

En todo caso, su inquebrantable fortaleza mental es algo a respetar y copiar.

En ese momento, Roselle abrió la boca.

"¿Sabes lo que es la brujería?"

Fue una pregunta repentina y aparentemente aleatoria. Pero al darse cuenta de que tenía algo que ver con lo que iba a sacar a relucir, Seol Jihu escuchó atentamente.

Roselle no debía esperar una respuesta ya que continuó con calma.

"La magia se refiere al acto de usar el maná, un poder único de los humanos, para llevar a cabo hazañas incomprensibles. La brujería es la técnica de manifestar todo tipo de fenómenos tomando prestado el poder de las existencias sobrenaturales u otros poderes místicos".

Continuó explicando clara y concisamente.

"Lo que denomino, brujería, es una nueva disciplina que combina estas dos cosas."

Luego giró la cabeza y le sonrió a Seol Jihu.

"También es la razón por la que me llamaron bruja."

Seol Jihu reflexionó sobre lo que dijo antes de preguntar.

"¿Quiere decir, que usted, Dama Roselle, fundó la disciplina de la brujería?"

"Sí. Cuando estaba viva, el Imperio me trató como una hereje."

Roselle habló como si no fuera gran cosa, y Seol Jihu tenía una expresión desconcertada.

"¿Por qué? ¿La brujería no es una disciplina también?"

"El Imperio como nación se construyó con la magia como su base."

Roselle respondió con una rigidez sin precedentes.

"Una nación de magia, por magia y para la magia. Sólo permitieron a su gente seguir el camino de un Mago. Todas las demás disciplinas eran objetivos a eliminar."

Roselle se mordió furtivamente el labio.

"La brujería fue especialmente perseguida. No sólo sus practicantes no adoraban a los dioses del Imperio, sino que la adoración individual de los ídolos se consideraba un sacrilegio durante ese período..."

Seol Jihu finalmente vio por qué Roselle estaba tan resentida con el Imperio. Aunque no podía estar seguro, parecía que Roselle sufrió algo parecido a una caza de brujas cuando estaba viva.

¿No era por eso que quería erradicar el Imperio, cuyos cimientos estaban basados en la magia?

"Déjame decir esto en caso de que me estés malinterpretando. No odio la magia. Ya sea magia o hechicería, creo que ambas son disciplinas fascinantes. Simplemente odio el énfasis único del Imperio en la magia."

"Mm. ¿Entonces no podrías haber dejado el Imperio y tomar el asilo en otro lugar?"

"¿Dónde? La influencia del Imperio se extendía por todo el continente. ¿Qué nación me habría aceptado? Mi única opción habría sido vivir en el exilio en un escondite donde nadie pudiera encontrarme."

Roselle dio un pequeño suspiro.

"Mientras nazcas como ciudadano del Imperio, debes seguir sus leyes. Bueno, no creo que eso esté mal. Pero, no podría abandonar la brujería. Por una razón."

Roselle dudó durante mucho tiempo, luego aparentemente se decidió y habló.

"Verás, no soy una habitante nativa de este mundo."

"... ¿Perdón?"

Seol Jihu se sorprendió por su impactante confesión.

"Lo diré de otra manera. Ciertamente nací y crecí en el Paraíso, pero el ancestro no es de este mundo. Era una habitante de otro mundo pero fue desterrada al Paraíso después de verse envuelta en un incidente."

Roselle se encogió de hombros.

"Aunque sea difícil de creer, es verdad. Los registros dejados por nuestro ancestro lo dicen claramente".

Seol Jihu se dio cuenta de que esto no era algo para sorprenderse. Pensando en ello ahora, estaba en la misma posición.

'Aún así, otro mundo...'

De repente, intrigado, Seol Jihu preguntó.

"¿Cómo se llama ese mundo?"

"Mm. Los registros dicen que se llama Plano del Salón."

"Plano del Salón... ¿Entonces cómo terminó tu ancestro siendo desterrada al Paraíso?"

"Mi ancestro parecía haber sido tanto el héroe como la santa de ese mundo. Uniendo las manos con tres camaradas, superó todo tipo de obstáculos y dificultades para salvar a la humanidad. Es realmente un cuento de hadas".

Roselle explicó lentamente como si estuviera contando un cuento popular a un niño.

"Pero la historia posterior del cuento de hadas fue terriblemente cruel."

"¿...?"

"Una vez que todo terminó, el Mago del grupo reveló su lascivo deseo por la Reina de las Hadas. No sólo secuestró a la Reina de las Hadas, sino que también secuestró al Héroe, con quien estaba comprometida, y los mantuvo cautivos en su base".

Seol Jihu se sorprendió. La historia que estaba llena de esperanzas y sueños se convirtió de repente en una tragedia.

"La Santa Grazia, que luego se enteró de lo sucedido, condujo sus tropas a la base de los traidores para rescatar a sus dos camaradas. Desafortunadamente, el rescate terminó en un fracaso. No sólo sus tropas fueron derrotadas de manera abrumadora, sino que el viaje dimensional fue dirigido con fuerza hacia la Santa. En esencia, fue desterrada de su mundo."

Seol Jihu se dio cuenta tarde de su error. Terminó preguntando más de lo necesario porque estaba intrigado.

Sonriendo tímidamente, habló.

"Lo siento".

"No, esta es una de las razones por las que me rebelé contra el Imperio".

Una de las razones de la repugnancia. Tan pronto como Seol Jihu escuchó estas palabras, se le ocurrió una conjetura.

"Señora Roselle, ¿Quería regresar al Plano del Salón?"

"... Eres muy perceptivo."

Roselle sonrió suavemente.

"Sí. Pero en lugar de desear ir, probablemente quería escapar de la realidad. También tenía curiosidad y no me gustaba mucho este mundo".

"…."

"Pero los viajes dimensionales no son fáciles, ¿Sabes? Más bien, es algo que los simples mortales no se atreverían a soñar."

Ella tenía razón. Los Terrícolas pudieron entrar al Paraíso a través del poder de los dioses del Paraíso. En otras palabras, uno tendría que tener un poder a la par de los dioses para poder lograr algo similar.

"Llegué a una conclusión después de una larga deliberación. Que si no podía dejar este mundo injusto, lo cambiaría yo misma. Por el bien de las generaciones futuras, proporcionaría un clima donde cualquiera puede compartir su conocimiento y comprensión de cualquier disciplina. Y para ello, el Imperio, que se construyó a sí mismo en el camino de la magia, tenía que ser destruido."

Las cejas de Seol Jihu se levantaron.

Cambiar el mundo.

Esas palabras resonaban continuamente en sus oídos.

"Por eso intenté combinar la magia y la hechicería. Porque en ese momento, deseaba un nuevo y formidable poder que nadie más tenía. Por supuesto, otras personas me dijeron que estaba loca e hicieron lo posible por detenerme, pero..."

"¡Es increíble!"

Seol Jihu no pudo ocultar su admiración. Roselle parpadeó, haciendo una pausa a mitad de la frase.

"¿Perdón?"

"¡Así que intentaste algo que nadie más ha hecho nunca y lograste ser pionera en un campo independiente!"

Lo que Roselle dijo fue realmente importante para Seol Jihu. Estaba luchando por convertirse en un Verdadero Alto Ranker, y sentía que finalmente había encontrado una pista.

Eso no fue todo. Los dos eran sorprendentemente similares en más de un sentido.

Seol Jihu también quería cambiar el Paraíso, expulsando a los Parásitos y a una parte de la humanidad en el proceso.

Pero viendo lo nerviosa que estaba Roselle, Seol Jihu se rascó la cabeza.

"Ah, ¿Dije algo grosero...?"

"No... yo... no esperaba que pensaras realmente que... nunca he visto semejante reacción."

Roselle tartamudeaba mucho.

"... Mis disculpas. En el pasado, todos tuvieron otro tipo de reacción cuando dije esto".

"¿Qué dijeron?"

"Que estaba lleno de mí misma."

"…."

"También he escuchado 'perra loca', 'loca', 'vete a la mierda', y 'cielos~ chica, ¡me estás volviendo loco!'."

Seol Jihu no estaba seguro de los otros, pero sentía que sabía quién decía la última línea.

"Esta es la primera vez que me han elogiado. Lo que digo es que fue muy bonito".

Roselle miró a Seol Jihu, luego aclaró su garganta y se dio aires.

"Kuhum. ¡Sí! ¡Es realmente increíble! Un milagro otorga el puente conocido como la oportunidad a aquellos que se esfuerzan. Con la providencia del cielo, fui capaz de abrir un nuevo reino. No entiendes lo profundamente conmovida que estaba cuando me topé por primera vez con el Origen..."

"¿Origen?"

"El origen es..."

Roselle rápidamente cerró la boca en medio de su discurso.

"El origen es..."

Ella dudó. No parecía que dudara en decírselo. Más bien, el concepto parecía demasiado difícil e ilimitado para que ella lo explicara con palabras simples.

Después de mucho tiempo.

"La ocultación del sol y la puesta de la luna".

Roselle abrió la boca en silencio.

"Cuando la luna sale, el sol se oculta. El agua fluye hacia abajo. Los principios fundamentales y las causas de los fenómenos naturales del mundo se conocen como el Origen."

Parecía más seria y cuidadosa que nunca.

"En realidad, ni siquiera yo sé mucho sobre el Origen. Por supuesto, estoy orgullosa de mi logro al entrar en contacto con él como una simple mortal, pero desde la perspectiva de todo el universo, ya había puesto un pie en la puerta."

Seol Jihu se sintió repentinamente aliviado de no haber elegido el camino de un Mago. Fue porque no entendió nada de lo que Roselle acaba de decir.

"Sólo obtuve la cualificación más básica para explorarlo..."

Roselle de repente dejó de pasear. Seol Jihu notó que su entorno se había oscurecido. Debieron llegar a un destino específico mientras estaban absortos en su conversación.

"Esto es..."

El lugar parecía una especie de cámara real, y Roselle subía una escalera que llevaba a un altar.

"El manantial de la sabiduría sin fondo y la prueba de que he tocado el borde del Origen."

Un orbe del tamaño de un puño flotaba por sí mismo en el altar cuadrado, irradiando el delicado brillo de una luciérnaga.

Roselle se puso de pie frente al altar y acarició la esfera brillante. A continuación, se giró hacia Seol Jihu y reveló la identidad de la luz con una voz sonrojada.

"Llamo a esto la Eterna Luz de la Sabiduría".

Luego continuó.

"He pensado mucho en ello, de verdad."

"…."

"Sólo tuve dos deseos en mi vida: el viaje dimensional y la caída del Imperio. Pero no logré cumplir ninguno de los dos".

Uno era un deseo que no podía cumplir, y el otro era un deseo que no podía ser cumplido.

Roselle inclinó la cabeza hacia arriba y miró fijamente al techo.

"¿Cómo puedo decir esto...? Hace mucho tiempo que no sentía esta sensación de pérdida. Llegué a emplear un recurso para convertirme en una existencia inmortal, todo para esperar y esperar..."

El odio profundamente arraigado de Roselle había servido como una fuerza motriz que le permitió perseverar. Pero con Seol Jihu diciéndole la verdad, su odio no tenía a dónde ir.

Si tuviera un cuerpo vivo, la conmoción la habría dejado en cama, enferma.

"La caída del Imperio es una verdad innegable. Ya no hay razón para que yo exista. Pero..."

Roselle miró fijamente en blanco antes de abrir la boca.

"También odio la idea de desaparecer en vano."

Con una expresión amarga, acarició la Eterna Luz de la Sabiduría.

"Quiero decir, ¿No te sentirías de la misma manera? La línea de sangre de Grazia termina en mi generación. La desaparición del nombre en el Paraíso y en el Plano del Salón sin dejar rastro, es demasiado frustrante".

"…."

"Dediqué mi vida, sacrificando mi mente y mi cuerpo para lograr lo que hice."

Miedo a perder el fruto de años de trabajo y esfuerzo. Con eso, Roselle cerró la boca.

Seol Jihu también mantuvo su silencio. No queriendo desaparecer en las nieblas de la historia. Seol Jihu pudo empatizar con esto.

"Así que me decidí. Ahora que las cosas han llegado a esto, al menos dejaré atrás la prueba de que yo, Roselle La Grazia, existí en este mundo. Dejaré un rastro de la Casa de Grazia."

Después de un largo silencio, Roselle miró fijamente a Seol Jihu.

"Así que, sólo tengo una petición para ti."

Finalmente llegó al punto.

"¿Puedes traerme a alguien con talento en esta disciplina?"

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par ante su inesperada petición.

"¿Disciplina?"

"Sí, alguien que puede aceptar la Eterna Luz de la Sabiduría. En pocas palabras, alguien que se convierta en mi sucesor."

Seol Jihu miró inconscientemente al orbe de la luz. Una poderosa atracción pareció absorberlo, así que rápidamente desvió su mirada.

'No lo sé...'

Su petición esta vez fue mil veces más fácil que algo tan absurdo como pedir la destrucción del Imperio, pero ¿Cuántas personas entenderían el valor de este orbe de luz? Después de todo, ni siquiera Seol Jihu estaba tan seguro.

"Si alguien acepta esa luz. Mmm, cómo debería decir esto. ¿Esa persona se convertirá en diferente de un Mago ordinario?"

"¿Diferente?"

La voz de Roselle se elevó de inmediato. La forma en que sus mejillas se pusieron rojas, casi parecía que Seol Jihu la había insultado. Pero sabiendo que Seol Jihu no quería hacerle nada malo, solo resopló.

"Será más correcto decir que son distintos".

Habló con firmeza como si no valiera la pena mencionarlo una segunda vez.

"Por supuesto, no puedo decir que el reino que he conseguido sea el mejor. Pero el Ojo del Cielo, que puede vislumbrar el Origen, es un poder innato con el que sólo unos pocos elegidos nacen, y el Tercer Ojo, que puede incluso ver a través de este cielo, es un poder más allá del cielo. No hay necesidad de mencionarlo. Al menos, cuando hablamos de las capacidades humanas".

Era otra cosa que no tenía sentido. Seol Jihu se culpó por preguntar algo que no debería haber dicho.

"Ya que la Eterna Luz de la Sabiduría es afectada en gran medida por el linaje de uno, las cualidades innatas afectan en gran medida su afinidad con él. Pero eso no significa que cualquier persona pueda adquirir esta habilidad a través del esfuerzo. Incluso los pocos que tienen talento deben esforzarse durante toda la vida sólo para tener la oportunidad de captarlo."

Ella parloteó, y luego miró de reojo.

Cuando Seol Jihu mencionó lo genial que era, poniéndola en un pedestal, ella encorvó sus hombros y sacudió su cabeza. Luego, con orgullo hinchaba su pecho.

"Volviendo al punto principal, mi sucesor estaría en una posición diferente. Él o ella sólo necesitaría tomar mi maestría en brujería por completo. Con mi ayuda, no debería ser demasiado difícil."

Justo cuando Seol Jihu estaba a punto de preguntar, '¿Qué hay de mí?'

"Por supuesto, me alegraría si él o ella tuviera un talento natural, pero me encantaría que esta persona fuera trabajadora y se esforzara constantemente por estudiar esta disciplina."

Pero después de escuchar lo que ella dijo a continuación, se tragó sus palabras.

Había un dicho que decía que tener mucho es tan malo como tener poco.

Estaba luchando por alcanzar el reino del que le habló Jang Maldong, por lo que no confiaba en poder digerir la Eterna Luz de la Sabiduría.

Lo más importante es que quería ser pionero de un nuevo reino, en lugar de seguir las huellas de un reino que alguien más había creado.

'Espera.'

En ese momento, Seol Jihu de repente pensó en algo y se estremeció.

'¿No se está acercando?'

Pronto se abriría la Zona Neutral de Marzo, que en la actualidad atrae una atención sin precedentes del Paraíso.

Si Seol Jihu pudiera reclutar a un Terrícola talentoso, podría tener como compañero al único Brujo del Paraíso.

Fue entonces cuando Seol Jihu se dio cuenta de la gran fortuna que había conseguido.

"Parece que nuestros intereses coinciden".

Roselle sonrió, habiendo leído los pensamientos de Seol Jihu.

"Aceptarás la petición de esta joven, ¿Sí?"

"Sí. Pero puede tardar un poco."

"Puedes tomarte tu tiempo".

Roselle respondió con una sonrisa amarga.

"Ya he esperado cientos de años. Esperar unas pocas docenas más no será un problema".

"No, no tienes que esperar tanto tiempo. Unos meses como mínimo y unos años como máximo..."

"Será mejor para mí cuanto más rápido seas. De todos modos, me alegro."

Roselle parecía aliviada.

"¿Así que una vez que encuentre al sucesor, sólo tengo que traerlos aquí?"

"Sí, pero..."

Roselle miró fijamente el collar que colgaba del cuello de Seol Jihu.

"¿No sería mejor para nosotros mantenernos en contacto?"

"¿Hay alguna manera de que podamos hacer eso?"

"¡Claro!"

Roselle gritó con una expresión brillante y alegre.

"La brujería tiene como fundamento el poder de la creación. ¡Puede lograr todo tipo de cosas maravillosas!"

Dirigiéndose hacia Seol Jihu, puso su mano en su collar antes de quitárselo. Una vez que un leve rastro de luz empañó momentáneamente la joya, sonrió furtivamente.

'¿Qué hizo?'

"No te preocupes. No soy tan descarada como para entrar a la fuerza cuando ya hay una dama en la casa."

"¿Perdón?"

Seol Jihu preguntó como siempre. Roselle se rió, y luego miró hacia abajo.

"Parece que tus camaradas han terminado de empacar la herencia."

"¿Ya?"

"Sí, se quejan de que no vuelvas. Algunos también están preocupados."

Bien, ya que tienen todo lo que hay que tener, tenía sentido que quisieran dejar este lugar lo antes posible.

"¿Volverás ahora?"

"Sí, por favor".

Consiguió lo que vino a buscar, así que Seol Jihu asintió con la cabeza. Roselle se inclinó educadamente.

"Gracias por escuchar mi petición irrazonable".

Ella luego continuó con ojos sonrientes.

"Gracias a ti, pasé un rato refrescante y alegre por primera vez en mucho tiempo."

"No creo."

"No, de verdad. No estoy tratando de adularte. El sabor de un elogio sincero es realmente..."

Ella se alejó, y luego habló con una sonrisa radiante.

"Ah, claro. Renuncié al collar, así que por favor, perdóname si aparezco en tus sueños de vez en cuando."

"¿Qué significa eso?"

Seol Jihu hizo una pregunta, pero Roselle no respondió. Simplemente puso una expresión extraña.

"Jejeje, tus camaradas se están poniendo ansiosos".

Roselle levantó lentamente sus brazos.

"Entonces, hasta la próxima vez que nos encontremos, rezo por tu bienestar."

Su voz de ensueño fluía como la música. Y antes de que Seol Jihu pudiera decir algo.

"Espero que hayas tenido un gran sueño."

Las manos de Roselle se juntaron rápidamente.

¡Chak!


*


Los ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par.

'¿Eh...?'

Las cosas se sintieron diferentes que cuando despertó de la pesadilla. Se sentía renovado como si acabara de dormir bien. Cuando su visión borrosa se enfocó, Seol Jihu tragó con fuerza.

El mismo sonido de sorpresa se escuchó a su alrededor.

El equipo de la expedición estaba otra vez en medio del bosque. Viendo que la Estela de Evaluación había parpadeado, se dio cuenta de lo que debe haber pasado.

El equipo de expedición se había dormido y soñado sin saberlo.

Incluso Flone.

No podía decir si lo que vio fue un sueño o una realidad.

"Ah, mierda".

Chohong, que se frotaba la frente soñolienta, se levantó rápidamente. Las bolsas esparcidas a su alrededor, las miró con dudas.

"Por favor... por favor..."

Suplicando seriamente, desató el nudo de una bolsa. Una gran sonrisa se extendió inmediatamente por su cara. Agarró un puñado de oro y se echó a reír.

"¡Mira! ¡No fue un sueño! ¡No fue un sueño! ¡Jajajajaja!"

"Joder, creía que tenía otra pesadilla..."

María dio un gran suspiro de alivio y comenzó a revisar las bolsas una por una.

"¿Dónde has estado?"

Hugo le dio un codazo a Seol Jihu, que estaba sentado en un aturdimiento, y le preguntó.

"Oh, no es nada. Acabo de tener una charla con ella".

Seol Jihu finalmente se levantó y miró a Chohong y María, que estaban mirando las bolsas.

"¿Todo bien?"

"¡Sí! ¡Nos aseguramos de que no quedara ni una pizca de oro!"

Hugo se golpeó el pecho y respondió. Seol Jihu tenía el presentimiento de que podía confiar en estas palabras por completo.

Hugo se rió mientras masajeaba los hombros de Seol Jihu.

"¡Seol, nunca he visto una fortuna como esta en toda mi vida! ¡Decirte que te unieras a Carpe Diem en ese entonces fue la mejor decisión que tomé! ¡Mira todo este dinero!"

La emoción de Hugo no había disminuido ni un poco.

'¿Dinero?'

Seol Jihu sonrió.

Cierto, el dinero no era malo.

Pero el verdadero premio gordo estaba en otra parte.

Seol Jihu agarró con fuerza el collar y miró alrededor del bosque. Puede que se equivoque, pero el bosque parecía haberse vuelto más brillante.

No, estaba seguro de que así fue.

La niebla se había ido, y también la espantosa luz azul. El área ya no estaba oscura y húmeda, sino fresca.

Seol Jihu se dio la vuelta. Frente a la brisa fresca que soplaba contra su cara, una sonrisa alegre se extendió por su rostro.

"Salgamos de este bosque ahora."

El equipo de expedición respondió más fuerte que nunca.