Reciente

miércoles, 6 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 205

Capítulo 205. Un Alma como Amuleto de la Suerte


Evaluar la importancia de las cosas; significaba distinguir entre lo que es importante y lo que no lo es, para establecer las prioridades.

En realidad, lo que más quería Seol Jihu era entrenar. Como acababa de avanzar al Nivel 5, quería aprender rápidamente las habilidades propias de un Alto Ranker. También quería volver a armonizar su mente, cuerpo y técnica, que no había progresado en mucho tiempo.

Pero había algo que incluso más importante: transformar el Carpe Diem de un equipo a una organización.

Para ello, debía trasladarse a Eva, donde prometió reunirse con Hao Win, pero Jang Maldong había puesto tres condiciones que debía cumplir antes de eso.

Como ya había conseguido una organización influyente, esa condición se cumplió.

El hecho de que Jang Maldong le dijera a Seol Jihu que organizara el equipo antes de extender la influencia de Carpe Diem significaba tener una base sólida y no es nada demasiado difícil.

Pero Seol Jihu no tuvo más remedio que aceptar la fría realidad con la condición de conseguir suficientes fondos para la expansión.

En realidad, a Seol Jihu nunca le faltó dinero desde su llegada al Paraíso. Excepto cuando trató de reclutar a los hermanos Yi.

Había amasado una gran riqueza, pero es otra historia si la situación no se produce a escala individual, sino organizativa.

Jang Maldong había criticado una vez a los Terrícolas por jugar a la inmobiliaria en el Paraíso. Es decir, el comercio de tierras era tan popular aquí como en la Tierra.

Estrictamente hablando, la tierra del Paraíso no era para comprar o vender. Todo el territorio de una ciudad estaba bajo la jurisdicción permanente de la Familia Real a cargo de la ciudad.

Sin embargo, algunas Familias Reales reservaban tierras para sí mismas y para el sustento de los Paradisíacos, emitiendo permisos de transacción de tierras para los terrenos restantes, permitiendo a los Terrícolas comerciar con ellas.

Mientras que el permiso sólo daba a los Terrícolas derechos parciales sobre la tierra, estos derechos también incluían el derecho a construir edificios.

En otras palabras, las Familias Reales sólo negociaron el derecho a la propiedad de la tierra, y los Terrícolas tenían derecho sobre los edificios construidos en dicha tierra.

Esto no sería tan malo si no fuera porque los ricos y poderosos tenían un control total sobre el Paraíso. Las organizaciones influyentes de cada ciudad adquirieron grandes regiones de tierra de las Familias Reales y ganaron dinero revendiéndolas a otros Terrícolas.

Es por eso que conceptos como edificio en venta y alquiler mensual existían en el Paraíso.

Las Familias Reales se quedaron sin palabras al presenciar estos eventos. Habían firmado un contrato de arrendamiento a largo plazo por la tierra a precios razonables, pero los compradores de la tierra se divertían mucho jugando con el dinero.

Por supuesto, este era otro problema de los Terrícolas.

'Si tan sólo pudiéramos echarlos a todos...'

En cualquier caso, la necesidad de dinero no cambió, así que Seol Jihu se devanó los sesos durante mucho tiempo.

'Todavía tengo los Huevos de Oro, así que deberíamos estar bien por ahora. No, la renta mensual es mala idea.'

Alquilar un edificio y pagar una cantidad mensual por su uso podría ser factible durante unos meses, pero rápidamente se toparían con una pared. En realidad, a Seol Jihu le preocupaba el hecho de que fuera difícil vender la mayoría de los artículos de valor que poseía.

El método más seguro consistía en comerciar directamente con la administración de la Familia Real para recibir un contrato de arrendamiento a largo plazo y construir un edificio ellos mismos.

El problema consistía en que el precio de la tierra no era barato, y el precio añadido de construir un edificio fácilmente tenía un costo total a mil millones.

'Debí haber aceptado cuando dijo que me ayudaría'.

Seol Jihu ahora lamenta haber rechazado la oferta de Hao Win para ayudarlos a trasladarse. Había hablado con valentía, queriendo hacerlo él mismo, pero ahora se dio cuenta de que no se trataba más que de una bravuconada.

'¿Debería buscar un lugar en las afueras de la ciudad?'

La preocupación de Seol Jihu se profundizó.


*


Flone fue la primera en notar las preocupaciones de Seol Jihu. Recientemente, había pasado la mayor parte del tiempo junto a Seol Jihu. Para ser precisos, pasaba más y más tiempo en el collar.

Aunque vagaba alegremente cuando fue liberada, no había mucho que ver en un espacio limitado. Cuando no había nada nuevo, su interés por salir se redujo naturalmente.

Su aburrimiento era tan insoportable que ella empezaba a sentirse descontenta con Seol Jihu por sólo deambular por los mismos lugares todos los días.

Pero debido a que el humor de Seol Jihu estaba casi permanentemente abatido, le resultaba casi imposible expresar su descontento.

Podía ver a simple vista que su cara estaba llena de preocupación.

Incluso hoy, había pasado bastante tiempo frente al tablero de anuncios de la plaza, suspirando por su corazón. Luego regresó a casa antes de agarrar su cabeza y rodar en su cama gruñendo.

Finalmente, Flone preguntó, incapaz de soportar verlo tan angustiado.

[¿Qué pasa? ¿Estás preocupado por algo?]

Seol Jihu no reaccionó.

Flone inclinó su cabeza antes de arrancar una rama de árbol y golpearlo con ella. Sólo entonces Seol Jihu levantó la cabeza.

"... Eso duele."

[¿Por qué frunces el ceño? ¡Mejor que lo digas ahora!]

Al escuchar la intimidante voz de Flone, el abatido Seol Jihu abrió la boca.

"Es por el dinero. Necesito dinero, pero no tengo..."

Borrando el final de su discurso, apretó los dientes antes de gritar: "¡Estúpido dinero, dinero, dinero!"

Flone inclinó la cabeza y preguntó.

[¿Dinero? ¿No puedes ir a buscarlo?]

Seol Jihu sonrió de forma aburrida.

"Necesito una buena cantidad. Bueno, cada cantidad cuenta, así que es cierto que podría ahorrar lo suficiente hasta que finalmente cumpla mi objetivo. Sólo que no sé cuánto tiempo tomará..."

No es como si Carpe Diem siempre tuviera una misión, y aunque la tuviera, sería imposible cumplir sus objetivos sólo con las recompensas por completar la misión.

Seol Jihu se revolcó un poco más en la cama y murmuró.

"Necesito una forma de hacer lo suficiente de una sola vez..."

[No, quise decir...]

Flone habló como si estuviera frustrada.

[Iba a preguntarte sobre esto de todas formas. Ya que dijiste que necesitabas dinero, ¿Por qué no ir a buscarlo?]

"¿...?"

Al notar que algo pasaba, un signo de interrogación apareció en la cabeza de Seol Jihu.

Flone señaló el collar.

[¡Esto, quiero decir! ¡Esto! ¡El secreto del abuelo!]

Seol Jihu finalmente dejó de rodar.

[¿Recuerdas que el Abuelo dijo que escondió toda la riqueza de la familia antes de ir a la villa del emperador?]

[No te sorprendas. ¡Dijo que este collar tiene las coordenadas de la riqueza oculta!]

¿Fue cuando escuchó por primera vez sobre el avance del ejército Parásito? Apenas recordando lo que escuchó en la Gran Montaña Rocosa, Seol Jihu se levantó de su cama.

"¡La herencia!"

[¡Si!]

Seol Jihu se giró hacia Flone. Cuando dio un paso adelante con sus ojos ardientes, Flone se encogió.

[¿Q-Q-Qué? Me estás asustando.]

"Flone..."

Seol Jihu agarró con fuerza las caderas de Flone. De repente, Flone se retorció, diciéndole que la soltara.

"Por favor, realmente necesito... Ah, ¿Puedo tenerlo?"

[Sí, de todas formas no tiene dueño.]

"Pero es tu herencia".

[No me importa. Estoy muerta de todos modos. Siéntete libre de usarla como quieras.]

Seol Jihu se quedó aturdido. A veces, Flone hablaba de estar muerta con indiferencia. Bueno, tal vez tampoco debería importarle tanto, ya que ella no lo consideraba un gran problema.

[Aunque eso es sólo si puedes encontrarlo.]

Seol Jihu estaba a punto de saltar de felicidad antes de ser derribado por las palabras de Flone. De repente tuvo la sensación de que no sería tan fácil.

[El Abuelo dijo que escondió su riqueza en cinco lugares diferentes.]

"¿Las dividió? ¿Por qué?"

[¿Qué quieres decir? ¿Qué idiota esconde toda su riqueza en un solo lugar?]

Cuando Flone le preguntó, Seol Jihu se quedó sin palabras.

[El Abuelo fue súper cuidadoso, ¿Sabes? ¡Incluso ese codicioso emperador dejó de intentar encontrar estos lugares!]

Cierto, estaban hablando de la riqueza de toda la familia Rothschear. Como los Rothschears eran famosos por su inmensa riqueza, Seol Jihu sólo podía imaginar cuánto había escondido el Abuelo de Flone.

[Dijo que los separó por tipo... hnnn.]

Gimiendo como un cachorro, Flone escapó de las manos de Seol Jihu y voló hacia la pared. Había un enorme mapa colgando allí.

[¡El primer lugar está aquí!]

Corriendo rápidamente hacia adelante y revisando el mapa, la expresión de Seol Jihu se hundió. Esto se debió a que el dedo índice de Flone estaba apuntando al corazón del Imperio.

"... ¿No dijiste que los escondió fuera del Imperio?"

[Ya sabes lo que dicen, es difícil observar lo que hay debajo de tu nariz.]

Seol Jihu se mordió los labios.

"Ese lugar es un poco... La Reina Parásito está allí. Si vamos, puedo prometerte que estaremos muertos antes de llegar. Absolutamente."

[¿En serio? Qué lástima. Los documentos importantes y los registros de cuentas están enterrados en ese lugar...]

Flone murmuró decepcionada, pero la expresión de Seol Jihu se volvió un poco más brillante. Por supuesto, no sabría su verdadero valor hasta que los viera, pero estos documentos no le parecían tan importantes ahora. Después de todo, no es como si fuera a vivir en el Imperio.

[Entonces el siguiente es...]

El dedo de Flone se deslizó por el mapa.

Seol Jihu juntó sus manos y rezó fervientemente.

'Por favor, no dejes que esté en el territorio de los Parásitos'.

Sin embargo, el dedo índice de Flone señaló el territorio de los Parásitos otra vez. Aunque ya no estaban en el territorio del antiguo Imperio, se trataba de una zona trasera que estaba muy alejada del territorio humano.

[Aquí es donde se entierran las antigüedades y las ofrendas].

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de golpe.

"¿Ofrendas? ¿Tu abuelo también guardaba ofrendas por separado?"

[Por supuesto. La familia Rothschear sirvió a la Diosa de la Castidad (Castitas) de las Siete Virtudes. Estábamos a cargo de la celebración de las Ceremonias cada temporada.]

"Entonces la calidad de esas ofrendas debe ser asombrosa."

[Eso no hace falta decirlo. A la Diosa de la Castidad le gustaban mucho los artículos con poder sagrado, así que recuerdo que el abuelo siempre hacía peticiones especiales en el templo].

Seol Jihu tragó mucho.

Este lugar estaba en una situación diferente a la del primer lugar, y la herencia enterrada en el mismo era difícil de abandonar.

Aunque estar dentro del territorio de los Parásitos aún lo preocupaba, no es que no hubiera una forma de evitarlo.

Ya que el Paraíso es redondo, ¿No podría llegar allí de alguna manera...?

[Oh, además aquí es donde el oro, la plata y otros tesoros están enterrados.]

Seol Jihu detuvo sus pensamientos y miró el mapa de nuevo. Este lugar también estaba en el territorio de los Parásitos, pero seguía siendo la zona fronteriza.

Quizás Seol Jihu se había vuelto un poco más atrevido después de estar en la villa del emperador antigua, porque sentía que este lugar no estaba tan fuera de su alcance.

[Si quieres llevar todo de vuelta, probablemente necesitarás unos diez carruajes grandes.]

Flone habló con orgullo, claramente queriendo presumir de la riqueza de su familia.

'¿Tanto...?'

[¡Los tesoros de ese lugar podrían estar formando una montaña! ¿Entonces? ¿Entonces?]

Flone habló, apresurándose a pedir su reacción.

Seol Jihu la miró fijamente antes de...

"Hic".

... Llorar.

Flone se sorprendió.

[¿¡Estás llorando!? ¿¡Por qué estás llorando!?]

"No es nada".

Seol Jihu sacudió su cabeza inmediatamente.

"Sólo estoy feliz, mis preocupaciones se resolvieron en un instante..."

[Las cosas deben haber sido difíciles para ti hasta ahora. Quiero decir, eso es lo que parecía.]

Flone le dio una suave palmada en la cabeza a Seol Jihu. Él se limpió las lágrimas antes de asentir con la cabeza.

"Soy feliz. Realmente lo estoy. Ahora puedo encontrar un lugar al que llamar hogar, comprar una nueva lanza, una nueva armadura, y..."

[¿Lanza?]

"Sí. La que solía usar se rompió durante la guerra."

Ni siquiera recordó cuando se rompió. Pero cuando despertó, la lanza no estaba en ningún lugar. Más tarde le dijeron que la lanza estaba completamente destrozada, y no había necesidad de mencionar su armadura.

[Genial. ¿Entonces qué pasa con este lugar?]

Seol Jihu resopló mientras seguía el dedo de Flone. Este es el único lugar que no estaba en el territorio de los Parásitos.

"Espera".

Algo en el lugar resultaba extraño. No era el territorio de los Parásitos, sino una región fronteriza...

Con la Federación.

[Los artículos de valor de la familia Rothschear están enterrados en este lugar, por lo que debe tener un arma que te atraiga.]

De repente se puso curioso, Seol Jihu preguntó.

"¿Tu familia era una familia de comerciantes?"

[... ¿Qué?]

Flone respondió un poco tarde. Parecía un poco enfadada.

"De repente sentí curiosidad. Con lo ricos que eran, me preguntaba si fueron famosos como comerciantes de armas".

[¿Comercianteess de Armaaaass?]

Su voz se volvió instantáneamente aguda.

[¡No puede ser! ¿Dices que la familia Rothschear se hizo famosa a través de la venta de armas?]

Flone saltó.

[¿¡Malvado!? ¿Cómo puedes decir algo así? ¿Crees que es posible que una familia a cargo de las Ceremonias sean comerciantes?]

Seol Jihu se quedó sin palabras, viendo cómo Flone actuaba como si hubiera sido insultada enormemente.

Aunque no podía entender por qué estaba tan enojada, se disculpó por haberla ofendido.

"Lo siento, no estoy al tanto de estas cosas..."

[Realmente no sabes nada, ¡Eh! Bien, te lo diré sólo una vez, ¡Así que escucha!]

Flone gritó como una niña que hace pucheros y continuó.

[Los Rothschears son una de las cuatro familias profundamente arraigadas, que fundaron el Imperio. También es un ducado, que sólo los contribuyentes fundadores del Imperio pueden llegar a ser.]

"¿Cuatro familias?"

[¡Gorgonu, coronado como el emperador y conocido como el Corazón del Imperio! ¡Rhetinhen, el Escudo del Imperio! ¡Monpansha, los Ojos y la Cabeza del Imperio! ¡Y Rothschear, la 'Lanza del Imperio'!]

Los ojos de Seol Jihu se abrieron de par en par.

[¡Lo que está enterrado aquí es el artefacto sagrado de nuestra familia!]

"Espera, quieres decir..."

[¡Eso es! ¡Hablo de la Lanza de la Pureza, que la Diosa Castitas ha otorgado a nuestro patriarca fundador! ¿Pensaste que estaba hablando de algunos artículos para vender en una subasta?]

La mandíbula de Seol Jihu se cayó.

¿Un arma otorgada por un dios?

No podía ni siquiera imaginar lo poderosa que sería un arma de esa magnitud.

[Por supuesto, sé que la familia Gorgonu del emperador no tenía rival en mi época, ¡Pero aún así!]

"¡Oooh! ¡Rothschear! Ooooooh!"

Seol Jihu dio un ferviente aplauso. Finalmente ella obtuvo la reacción que deseaba, Flone "hmph" antes de poner sus manos en la cintura y presumía con el pecho.

[Está bien si lo sabes ahora. De todas formas, ¿Dónde quieres ir?]

La codicia llenó los ojos de Seol Jihu mientras miraba el mapa. Se enfrentaba a preocupaciones agradables, que consistía en elegir qué lugar ir primero.

Su cabeza le decía que eligiera el dinero, pero su corazón gritaba por la lanza.

'Un artefacto del Imperio... y uno que fue otorgado por un dios...'

Al tragar su saliva, Seol Jihu miró al orgulloso Flone que flotaba.

"Flone, este lugar no sólo tiene la lanza, ¿Verdad?"

[Ey, ¿Cómo podría?]

"¿Verdad? Debe tener algo más, como adornos, un poco de oro y plata."

[Probablemente. El abuelo los dividió en categorías, pero dudo que lo haya separado completamente, ¿Pero por qué?]

Seol Jihu se lamió los labios.

"Nada. Pero, ¿Cuánto crees que habrá?"

[No hay forma de averiguarlo hasta que lleguemos nosotros mismos. Pero no te hagas demasiadas ilusiones. Dudo que vaya a haber mucho.]

"¿Pero no debería al menos tener por lo menos la mismo que la villa del emperador?"

[¿Eh? ¿De qué estás hablando?]

Flone resopló y agitó su mano.

[Obviamente tendrá más que eso.]

'Como pensaba'.

Los ojos de Seol Jihu brillaban. Frotándose las manos, preguntó de nuevo.

"Entonces, ¿Cuánto más o menos?"

[Yo diría que al menos unas cuantas cajas de monedas de oro.]

¡Cough! ¡Cough!

Seol Jihu tosió fuerte.

'¡Querido Dios!'

¿¡Una pequeña fracción de la riqueza familiar eran unas cuantas cajas de monedas de oro!?

No había necesidad de dudar más. Seol Jihu fijó su próximo destino a ese lugar.

Aunque todavía había un lugar del que no había escuchado, podía hacerlo más tarde.

'Esto es suficiente por ahora'.

En el momento en que se decidió.

"Jejejeje".

Los signos de dólar aparecieron en las pupilas de Seol Jihu, que empezaron a girar como una máquina de casino.

[¿¡...!?]

La sonriente Flone se estremeció sorprendida.

[¿Qué pasa? No pongas esa cara. Es aterrador y extraño.]

"Flone..."

Seol Jihu ignoró su petición y la miró con profundo afecto.

"¿Eres mi amuleto de la suerte? ¿O una encarnación de la misma dama de la suerte?"

[¿De qué estás hablando de repente? Vete. ¡Fuera!]

Flone se dio vuelta rápidamente, tratando de escapar. Pero incapaz de contener su felicidad, Seol Jihu...

"¡FLONE!"

... Extendió sus brazos y se abalanzó.

[¡Aaaaaaa!]

Flone gritó.

"¡Hurra!"

[¡No me toques! ¡No puedes hacerle eso a una doncella...!]

"¡Hurra Flone!"

[¡Uaaaang, te mataré!]

Gritos y risas continuaron sonando en la habitación durante mucho tiempo. Afortunadamente, nadie más estaba en la oficina de Carpe Diem.