Reciente

miércoles, 6 de mayo de 2020

The Second Coming of Gluttony - Capítulo 195

Capítulo 195. El Paraíso y la Tierra (1)


Después de avanzar a Alto Ranker, Seol Jihu decidió no usar el Estigma Divino. Esto se debió a que cambió su plan de crecimiento siguiendo el consejo de Jang Maldong. Renunció a la idea de un crecimiento rápido para evitar desperdiciar sus preciosos elixires y decidió avanzar lentamente, un paso a la vez.

Primero, decidió centrarse en la recuperación. Restablecer sus estadísticas caídas se convirtió en su principal prioridad por ahora. Después de todo, aunque la caída fuera sólo temporal, dejarla como estaba durante mucho tiempo podría llevar a una caída permanente.

Por lo tanto, restableció su régimen de entrenamiento con una carrera ligera. Fue entonces cuando se dio cuenta de por qué Jang Maldong hacía tanto hincapié en el descanso.

Ahora que había descansado mucho, su cuerpo se había recuperado hasta el punto de poder soportar un duro entrenamiento. Y así, comenzó a recuperarse rápidamente.

Por supuesto, su rápida recuperación fue en gran parte gracias a la dedicación de Seo Yuhui. Aunque Seol Jihu no tenía ni idea, Seo Yuhui era la persona más rica del Paraíso en lo que se refiere a la medicina.

Invitaba a Seol Jihu a cenar cada tres o cuatro días, alimentándolo con comida hecha con todo tipo de ingredientes preciosos que acelerarían su proceso de curación. Gracias a esto, Seol Jihu se veía más saludable cada día, y recuperó su masa muscular, volumen sanguíneo y piel incluso mientras estaba acostado en su cama.

Hoy fue igual.

Seo Yuhui apareció tan pronto como terminó el entrenamiento de Seol Jihu y le dio una magnífica comida que haría que cualquiera que viera babeara.

Nom, nom, nom, nom.

Mientras Seo Yuhui miraba a Seol Jihu comer mientras sudaba, sus ojos mostraron signos de distracción.

¿Debería decirlo?

Después de deliberar durante mucho tiempo, cuidadosamente rompió el silencio.

"Um... Jihu."

Seol Jihu, que tenía la nariz enterrada en su tazón, se dio vuelta.

"¿Sí?"

"Mm... um..."

Seo Yuhui dudó un poco.

"El regalo que me diste. ¿De dónde lo obtuviste?"

"Oh, del Centro Comercial Moderno. Compré el tuyo en Victoria's Secret. Sus tamaños son precisos y tienen más selección de tallas. Sus diseños también son bonitos".

'¿El mío?'

Seo Yuhui se contuvo de expresar sus dudas. Instantáneamente pensó, '¿Realmente lo hizo?' Pero otro pensamiento, 'De ninguna manera', rápidamente puso al anterior a dormir.

Poco sabía que su corazonada estaba en lo cierto.

En cualquier caso, Seol Jihu inclinó su cabeza como si preguntara, '¿Qué pasa?'. Y Seo Yuhui no podría cuestionar a alguien con una mirada tan inocente.

"Ya veo. Eso debe haber sido difícil. Es difícil encontrar esa talla."

"No, en absoluto. Conozco la mayoría de las tiendas de lencería extranjeras que están en Corea como la palma de mi mano."

Seol Jihu presumía de su conocimiento.

"Ya veo. Es increíble".

Seo Yuhui apenas dijo unas pocas palabras. Haciendo caso omiso de los sentimientos de Seo Yuhui, Seol Jihu sonrió ante su cumplido. Luego, de repente preguntó.

"¿Por qué lo preguntas? ¿No te queda bien? ¿O no es de tu gusto?"

"Mm. No, no es eso. Puede que esté un poco apretado, aunque..."

En ese momento, la confianza que rebosaba en el rostro de Seol Jihu se desmoronó.

"No puede ser."

'¿No hay manera?'

¿Qué se supone que significa eso?

"Tuve especial cuidado al elegir el tuyo. Consideré todas las opciones y compré el mejor..."

Un murmullo nervioso sonó.

Seo Yuhui cerró suavemente los ojos. En verdad, tenía razón. Aunque el sostén estaba un poco apretado, no estaba tan mal como para molestarla.

Además, todo lo demás estaba perfecto. El color y el diseño no eran demasiado llamativos, y tenía un excelente soporte que disminuía la carga sobre sus hombros.

Es por eso que ella había estado queriendo preguntar.

'¿Dónde lo compraste?', '¿Cómo supiste mi talla?', y cosas por el estilo. Sobre todo, lo más importante, '¿Por qué me regalaste ropa interior?'.

"Lo siento, debería haberte preguntado antes de comprarlo."

¡Querido Dios! Él sólo dijo que debería haber preguntado antes de comprarlo.

Seo Yuhui miró fijamente al sombrío Seol Jihu con incredulidad. No pudo evitar pensar, '¿Está coqueteando?'

"¿Cómo lo preparó ella...? Le enseñó algo de sentido común..."

Al final, bajó la cabeza y murmuró para sí misma. Un profundo suspiro surgió del fondo de su corazón y escapó de su boca.

'¿Cómo puedo hacer un hombre de él?'


*


Los otros miembros del Carpe Diem comenzaron a regresar mientras Seol Jihu se concentraba en su entrenamiento de recuperación.

El primero en regresar fue Marcel Ghionea. Regresó al Paraíso exactamente dos semanas después de que se fue, como lo prometió. Los siguientes en regresar fueron los hermanos Yi. Y casualmente, el día que Seol Jihu restauró sus estadísticas, llegaron los últimos miembros del equipo.

La última persona en regresar no fue Hugo, sino Chohong. Llegó tarde en la noche después de viajar por Europa y trajo regalos para todos.

Chohong tomó el regalo que Seol Jihu le dio a cambio, luego subió alegremente a desempacar en su habitación. Y pronto, salió corriendo con una expresión apagada.

Phi Sora, que estaba bebiendo cerveza en el sofá, vio a Chohong mirando a Seol Jihu, que estaba felizmente hablando con Hugo. De su rostro pensativo, Phi Sora se dio cuenta de que había recibido el mismo regalo que ella.

"Oye, el regalo que me has dado es de muy alta calidad. Se ajusta perfectamente a mi entrepierna, y también es muy suave".

"¿Verdad? ¿Verdad? Eres un Guerrero, así que traté de buscar uno que sea elástico".

Por lo que parece, Hugo parecía haber conseguido uno también.

En silencio, Phi Sora vio a Yi Sungjin que estaba sentado en el lado opuesto.

"Yi Sungjin".

Cuando ella gritó su nombre, Yi Sungjin la miró.

"... Sí."

Respondió con bastante indiferencia.

"¿También tú..."

"Sí, ropa interior".

Yi Sungjin murmuró antes de terminar su frase. Las cejas de Phi Sora se levantaron.

"¿Tú también?"

Yi Sungjin asintió con la cabeza.

"Bueno, sólo dije gracias y la tomé. Aunque no parece que sea el único que recibió un regalo así."

"Espera, quieres decir..."

Phi Sora frunció el ceño. De repente pensó en Yi Seol-Ah.

'No, de ninguna manera'.

Era una chica, por no hablar de una estudiante de secundaria. No podría ser tan descerebrado como para regalarle eso a un adolescente de 18 años, ¿Verdad?

"Noona consiguió un par de zapatos deportivos".

Su sospecha se extinguió inmediatamente.

"¿zapatos?"

"Sí, un par de zapatos para correr. Dijo que no estaba seguro sobre Noona y sólo compró unos zapatos..."

Yi Sungjin explicó con calma.

Así que no era un completo y descerebrado pedazo de basura. Al menos no cruzó esa línea.

Phi Sora respiró un suspiro de alivio. No estaba segura de por qué se sentía así.

En ese momento, Chohong finalmente habló después de guardar silencio.

"Oye, ¿Fuiste a conseguir tu ascenso en la clase?"

Seol Jihu se estremeció. Había planeado guardar silencio por ahora y presumir por la mañana. No esperaba que alguien más lo mencionara primero.

"¿Por qué estás tan sorprendido? Después de todo, eras un Nivel 4. Es obvio que subirías de nivel después de lo que lograste en esa guerra. ¿Y qué? ¿Lo hiciste?"

Seol Jihu asintió con la cabeza un poco de pena.

"Sí, lo hice".

Entonces, Hugo se estremeció por alguna razón. Chohong preguntó de nuevo.

"Lo sabía. Entonces, ¿Cuál es el nombre de tu clase?"

Seol Jihu enderezó su espalda y su cuello.

"Nada. Sólo Lancero Némesis."

"¿Eh? ¿Lancero qué?"

Chohong parpadeó. Sabía la mayoría de los nombres que un Guerrero recibía cuando subían de nivel, pero era la primera vez que escuchaba de un Lancero Némesis.

Mirando a su alrededor, Chohong encontró a Jang Maldong sentado tranquilamente en el sofá y le preguntó.

"Anciano, nunca había escuchado de esa clase antes. ¿Es una clase designada?"

'¿Clase designada?'

"Debe ser".

Jang Maldong respondió con calma.

"Oye, abre tu ventana de estado. Déjanos ver el nombre de tu clase."

Chohong se acercó a Seol Jihu dudando un poco. Cuando Seol Jihu abrió su ventana de estado con una cara confusa, los miembros de Carpe Diem se reunieron a su alrededor.

"Es verdad..."

Chohong chilló, su cabeza se acercó a la Ventana de Estado. Parecía bastante envidiosa.

"¿Qué es una clase designada?"

"Una clase designada es, Ummm... algo similar a una clase única. ¿Cómo digo esto?"

"Es una clase única que los dioses otorgan a los Terrícolas especiales".

Phi Sora explicó viendo que Chohong no podía.

"Implica un poco más de trabajo por parte de los dioses ya que están hechas teniendo en cuenta la disposición y el comportamiento del Terrícola. Además..."

Se detuvo un momento antes de continuar.

"Una clase designada es relevante porque es la etapa antes de que un Terrícola sea aceptado como Ejecutor".

"¿Un Ejecutor?"

"Incluyendo a los muertos y a los vivos, los Terrícolas que han sido elegidos como Ejecutores han tenido clases únicas. Por lo que sé, no hay excepciones".

Phi Sora explicó con calma, lo que no correspondía a su personalidad habitual.

"En pocas palabras, es una clase que es observada cuidadosamente por los dioses. Sin embargo, recibir una clase designada no significa que te convertirás en un Ejecutor".

"…."

"Tomen a Claire Agnes, como ejemplo. Aunque no sabemos qué pasará cuando se convierta en Nivel 7".

"¿No tienes que ser de Nivel 6 para recibir una clase designada?"

Chohong, que estaba escuchando en silencio, irrumpió de repente. Phi Sora se encogió de hombros.

"Ese ha sido el caso hasta ahora, así que no lo sé. No es como si hubiera un libro de reglas que diga estrictamente que tienes que ser de Nivel 6. Tal vez le corresponde a los dioses decidir. Es un Irregular, después de todo."

"Pero incluso entre los irregulares... ¡Argh!"

Murmurando con incredulidad, Chohong de repente gimió y se rascó la cabeza con fuerza. Sintiendo que la atmósfera se puso pesada de repente, Seol Jihu habló tranquilamente.

"Así que no es gran cosa. No sabemos qué pasará en el futuro."

Luego Seol Jihu le dio un codazo al pobre Marcel Ghionea.

"Por cierto, ¿Qué pasó con usted, señor Ghionea? ¿Se ha convertido en un Alto Ranker?"

"Cuando volví, pasé por si acaso. Me dijeron que me faltaban puntos de contribución".

Marcel Ghionea respondió con calma.

"¿Puntos de contribución? ¿No obtuviste algunos de esta guerra?"

"No".

El Arquero sacudió lentamente su cabeza.

"Los puntos de contribución se ganan a través de un sistema basado puramente en el rendimiento. No se dan sólo porque hayas participado en una guerra. Como el nombre lo indica, depende de cuánto hayas contribuido."

Tenía sentido, así que Seol Jihu asintió rápidamente con la cabeza en señal de aceptación.

"Debido a que fui llevado cautivo después de que los Siete Ejércitos aparecieron, no pude lograr mucho..."

"Lo mismo digo".

Hugo también murmuró abatido.

"Me falta experiencia y puntos de contribución. Ira, ese cabrón. Me dijo que primero mejorara mi inteligencia".

Cuando Hugo apretó los puños, Chohong expresó su profunda simpatía.

"Tiene sentido. ¿Cómo podría alguien con fideos en el cerebro ser capaz de manejar ser un Alto Ranker?"

"¿Qué has dicho? ¿Y quién es la que pasó de ser una Sacerdote a un Guerrero por su cerebro de pájaro?"

"Gracias. Próximo Nivel 4, por favor..."

"... ¡Perra!"

"Hombre, deberías estar avergonzado de ti mismo. Entraste en el Paraíso mucho antes que Jihu y ya te ha superado."

"¡Él te alcanzó a ti también!"

"Al menos no me superaron. ¿Y no sabes que en el Nivel 5 es donde se supone que debes quedarte atascado?"

"…."

Hugo se estremeció como si no tuviera nada más que decir. Estaba prácticamente al borde de las lágrimas.

Chohong sonrió antes de poner su brazo sobre los hombros de Seol Jihu.

"De todas formas, nuestro líder es ahora un Alto Ranker. No podemos dejarlo pasar tan fácilmente, ¿Verdad?"

"¿Qué planeas esta vez?"

Cuando Jang Maldong preguntó preocupado, Chohong resopló.

"¿No es obvio? ¡Una fiesta de celebración! Ha pasado mucho tiempo. ¡Bebamos hasta que se nos caiga la nariz!"

"Mocosa, no es que seas tú la que ha subido de nivel. Sólo estás usando esto como una excusa"

Jang Maldong dio en el blanco.

"Ey, no necesito una fiesta de celebración. Es vergonzoso."

Cuando Seol Jihu se rió torpemente, Chohong lo jaló del brazo.

"¡Mejor que no nos abandones! ¡Hoy será por mi cuenta!"

Al escuchar esto, la cabeza de Hugo se levantó de un disparo.

"¿En serio?"

"Sí, ¿Por qué?"

"Ahoras no te puedes arrepentir."

"¿Crees que soy como tú? Además, el héroe de hoy no eres tú".

"Cometiste un error. ¡Un gran error!"

Hugo salió furioso por la puerta, gritando sobre la oportunidad de venganza. Chohong chasqueó su lengua antes de tirar del brazo de Seol Jihu y gritar.

"¡Está bien! ¡Vámonos!"

La oficina se volvió rápidamente ruidosa. Mientras los otros miembros seguían a Seol Jihu y Chohong, Jang Maldong también se levantó con una sonrisa irónica.


*


Era tarde en la noche, pero Come, Bebe y Disfruta seguía siendo muy animado.

Cuando Seol Jihu entró, el bar se quedó en silencio. Pero eso sólo duró un momento. Pronto, el bar se volvió aún más ruidoso con la gente hablando entre ellos.

Seol Jihu podía observar a la gente levantarse de sus asientos para verlo, pero se acercó a la mesa que Hugo tomó sin pestañear. Pero cuando vio todas las botellas de licor que llenaban la mesa, se detuvo.

Incluso Phi Sora parecía abrumada. Por supuesto, Chohong era quien estaba más sorprendida.

"Tú, demente..."

"Es tu culpa, ¿Verdad?"

Hugo se rió mientras abría una botella.

"Toma la cuenta y llora un río~"

"Cabrón, te juro que si no te tomas todo esto..."

"Uuuuuhuh. No te preocupes, las terminaré aunque tenga que beber noche y día durante cuatro días seguidos. No huyas."

"Joder, bien. Vamos a morir los dos hoy. ¡Comamos, bebamos y muramos!"

Chohong se subió las mangas y se sentó en una silla.

Así como así, comenzó una fiesta para celebrar el avance de clase de Seol Jihu.

Todo el mundo estaba allí. Y con historias de la guerra sirviendo como un fantástico condimento, Seol Jihu bebió y disfrutó hablando sin darse cuenta del tiempo que pasaba.

Había miradas agudas sobre su espalda, pero no les prestaba atención y se concentraba en hablar.

Y para cuando llegó la mañana siguiente...

"Bro, ahora estoy pensando en esto, y sabes, ¿No debería todo el mundo en este bar inclinarse ante ti y darte las gracias?"

Hugo, que había bebido docenas de botellas, estaba más borracho que nunca. Puso una botella en su mano y habló.

"Hombre, ¿Me equivoco? Si no fuera por ti... ¿Sabes? ¡Estoy en lo cierto!"

"No, en absoluto. Todos lucharon duro juntos, tanto los Terrícolas como los Paradisíacos".

"¡Perooo! Si no estuvieras allí, ¡Whoosh! ¡Todos los que están aquí habrían sido barridos!"

"Vale, vale, lo entiendo. Así que cálmate."

Hugo hablaba más fuerte incluso con su lengua atada. Independientemente de si tenía razón o no, Seol Jihu lo detuvo de la vergüenza.

"¡Cerebro de fideos tiene razón! Deberías haber estado presente en las festividades de la posguerra. La persona que prestó un servicio distinguido estaba medio muerta, ¡Pero estos hijos de perra estaban de fiesta en las calles despreocupados!"

"¡Essss cierto! ¡Es lo que estoyyy tratando de decirr!"

Cuando Chohong se acercó, Hugo asintió con la cabeza y golpeó la mesa con fuerza.

"Cabrón, ya estás borracho".

Chohong resopló y se burló.

"Además, en la guerra te derribaron después de un solo golpe."

"¡Por favor, perra!"

¡Thud! Hugo golpeó la mesa con ambas manos. Como si eso no fuera suficiente, luego pisó la mesa que estaba llena de botellas de licor, miró a Chohong como si fuera a matarla viva, y gruño.

"¡Si me convirtiera en un Alto Ranker! ¿¡Sabes!? ¡Me hubiera encargado de ese estúpido Diligencia Eterna! ¿Pero qué? ¡Eres una perra!"

Ni siquiera podía formar oraciones correctamente, y aún así divagaba sin parar. Su cara estaba roja, y con lo fuerte que gritaba, Chohong aplaudió mientras se burlaba de él llamándolo perro borracho ladrador.

Jang Maldong suspiró.

"Uff..."

Viendo que sacudía su cabeza, Seol Jihu también sonrió amargamente.

Fue entonces.

"¡Yo! ¡Si eso es lo que vas a decir! ¿¡Eh!? Si no fuera por nuestro Seol aquí, ¿¡Eh!? ¡Mejor que...!"

"Maldito infierno."

En ese momento, una voz desconocida irrumpió con una maldición. Seol Jihu dirigió su mirada hundida hacia el lugar de donde provenía la voz.

"Ya no puedo soportar escucharlos a todos ustedes."

Un grupo de cuatro hombres de veintitantos años estaba sentado alrededor de una mesa, mirándolos fijamente.

"Dejen de jactarse, cierren la boca y beban en silencio".